Está en la página 1de 4

ESCOLINOS 19 MARZU

Sección: axenda
TEATRU INFANTIL N’ASTURIANU EN COLUNGA
El sábadu 23 de marzu El Callejón del gato va representar la obra «La neña de les
trences al revés»

Esta fin de selmana va tener llugar el Saltitiricol, el XII Salón del Títere de Colunga, y
dientro d’esti les neñes y neños que quieran esfrutar teatru n’asturianu van poder ver
«La neña de les trences al revés». Esta obra ta basada nun cuentu homónimu de la
escritora Iris Díaz Trancho, que foi espublizáu hai diez años na editorial Trabe con
ilustraciones de Sara Rosado. Cuenta la hestoria de Thana y Deva, dos neñes africana y
europea respectivamente, qu’entren en contactu gracies a la lluna y les sos trences
cuasi máxiques, y qu’atalanten que nun son, en verdá, tan estremaes.
Esti tema tien evidemente muncha actualidá, y poro nun sorpriende la decisión d’El
callejón del gato d’adaptalo a formatu de títere. Según rellata Ana Eva Guerra, de El
Callejón del Gato, a Escolinos, «ye una propuesta pensada pa neñes y neños dende los
cuatro años y propón, como’l testu d’Iris, un cantu a l’amistá, per enriba de les
diferencies y la distancia».

La representación, que dura 45 minutos, va tener llugar el sábadu 23 na Sala Loreto de


Colunga a les 17:00, y en rematando la función los neños que querian va poder quedar
a un taller de títeres qu’imparten los mesmos responsables de El Callejón del Gato.

Sección: Esto presta


METÁ LLUZ Y METÁ SOLOMBRA: EL DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA
Sobre la poesía como oficiu de tiniebles, y les sos aplicaciones a la educación

[semeya d’arquivu de Berta Piñán?]

Cuando, a la fin de los años 90, la UNESCO decidió fixar un Día Mundial de la Poesía pa
cellebrar esta disciplina, a lo primero optó pola fecha del 23 d’abril. Sicasí, la
coincidencia col Día del Llibru y con Sant Jordi fixo que’l muérganu dependiente de la
ONU resolviere movelu al 21 de marzu.

Nesta fecha asocede’l equinociu de primavera, esto ye, los díes y les nueches tienen el
mesmu llargor, pero los díes son más prometedores. Nel calendariu tradicional
empecipia la parte del añu conseñada a los mozos, mentes que los vieyos esperen otra
vegada que s’anicie’l tiempu de les solombres. Esta escoyeta nun ye estraña, puesto
que n’Europa’l Día Mundial de la Poesía llámase Primavera de los Poetes. L’envís d’esta
efeméride, según la propia UNESCO en 1999, tien muncho que ver col renacimientu de
les llingües minorizaes:

«El principal oxetivu d'esta acción ye sofitar la diversidá llingüística al traviés de la


espresión poética y dar la oportunidá a les llingües amenaciaes de ser un vehículu de
comunicación artística nes sos comunidaes respeutives». Los poetes sedríen asina, en
daqué sentíu, tresmisores de lluz o, como dicía meyor nel so ensayu’l poeta llaniscu
Martín López-Vega, «obreros de la lluz». Por embargu, la visión inocente de la UNESCO
que-y da al poeta esi papel primaveral y apolíneu quiciabes nun concase cola realidá
de la poesía: non namás porque el poeta, como afirmaba Bolaño, sía menos un
aventureru qu’un cortesanu, sinón porque la xera de la llume desixe esculpir
igualmente nes solombres, y asina lo amuesen Junichiro Tanizaki, o Charles Baudelaire
o Anne Sexton.

D’esti mou, por casualidá seique, el Día Mundial de la Poesía coincide con una méta de
lluz y otra de tiniebla y, de fechu, «tiniebles» llámase en delles estayes del territoriu
asturfalante a la función relixosa que tien llugar demientres el Xueves Santu, cuando se
apaguen toles veles de la ilesia y llueu s’arma estrueldu con xostros de carbayu. L’oficiu
de tiniebles ye la poesía. L’estrueldu de la madera chocando no más escuro ye la
poesía. O quiciás la poesía sía les lluces qu’atapecen, o les persones callaes que
remanecen na ilesia, o quésiyo.

En cualesquier casu, queda esclariao qu’esta fecha ye una bona oportunidá pa


cellebrar los dones de la poesía, qu’acordies cola UNESCO «contribúi a la diversidá
creativa al cuestionar de manera siempres anovada la manera en qu'usamos les
pallabres y les coses, y les nueses maneres de percibir ya interpretar la realidá. Por
cuenta de les sos asociaciones y metáfores y a la so gramática singular, el llinguaxe
poéticu constitúi, pos, otra faceta posible del diálogu ente les cultures».

Nel casu asturianu la poesía ye, como saben bien los escolinos, una de les armes
fundamentales na vindicación y normalización de la llingua, y poro les actividaes pa
esti día tienen munchu interés. Una bona escoyaza de poemes, un taller d’escritura
creativa o un conciertu de poemes musicaos ye una bona manera de trabayar estos
aspectos col alumnáu. Dende Escolinos encamentamos, por exemplu, la llectura del
poema «Lección de gramática», de la escritora Berta Piñán, quien amás ta acabante de
llanzar la so primera novela, Como la muda al sol d’una llagartesa (Hoja de Lata, 2018).

¿Cómo se diz en uolof la palabra frontera, la palabra


patria? ¿Y en soniké? ¿Cómo-y llamáis al desamparu?
Si queréis dicir en bereber, por exemplu, “yo tuvi una casa
nun arrabal de Rabat” ¿ponéis nesti orde la frase? ¿Cómo
se conxuguen en bambara los verbos que lleven al norte,
qué axetivos-y cuadren a la palabra mar, a la palabra muerte?
Si tenéis que marchar, ¿ye la palabra adiós un sustantivu?
¿Cómo se pronuncia en diakhanké la palabra exiliu? ¿Hai que
xuntar los llabios? ¿Duelen? ¿Qué pronomes usáis pal qu’espera
na playa, pal que regresa ensin nada? Cuando señaláis p’allá, pa contra
casa, qué alverbiu escoyéis? ¿Cómo se diz na vuestra, na nuestra llingua
la palabra futuru?

También podría gustarte