Está en la página 1de 1

Las ráfagas de ondas de radio

procedentes del espacio


Introducción: Durante años, misteriosas ráfagas de ondas de radio procedentes de miles
de millones de años luz de distancia han dejado sin habla a los científicos en la Tierra.
Con una duración de tan solo unas milésimas de segundo, las ráfagas –llamadas ráfagas
rápidas de ondas de radio o FRB, por sus siglas en inglés– aparecen aleatoriamente en el
cielo y se detectan con frecuencia escondidas entre compilaciones de datos meses o
años después de haber alcanzado la Tierra.
Hasta ese momento los científicos no han sido capaces de descubrir qué son esos
estallidos centelleantes, sugiriendo diferentes causas como agujeros negros que se
evaporan, objetos de gran densidad que colisionan o resplandores de estrellas muertas,
entre otros culpables.
Desarrollo: Siempre que suceden fenómenos desconocidos, la existencia de los
extraterrestres o alienígenas aflora. Sin embargo, no es una opción que se contemple en la
actualidad, ya que existen otras opciones más verosímiles. Además de la posibilidad que
contempla el agujero negro de masa estelar, otro caso que podría darse es el de dos
estrellas que se tapan entre ellas, como si fuera un eclipse.
Y si CHIME pudo hacer estas detecciones antes de que estuviera en pleno
funcionamiento, los investigadores esperan que el nuevo radiotelescopio les ayude a
encontrar respuestas sobre estas misteriosas señales.

Conclusión: El equipo de CHIME cree que esta dispersión es indicativa de poderosos


objetos astrofísicos en la fuente de las ráfagas.

Boceto

También podría gustarte