Está en la página 1de 30

Teoría de la Modernidad

Es una categoría que hace referencia a los procesos sociales e históricos que tienen
sus orígenes en Europa a partir de la emergencia ocasionada desde el
Renacimiento. El movimiento propone que cada ciudadano fije sus metas según su
propia voluntad. Esta se alcanza de una manera lógica y racional, es decir,
sistemáticamente dándole sentido a la vida. Por cuestiones de manejo político y de
poder, se trata de imponer la lógica y la razón, negándose a la práctica de los
valores tradicionales o impuestos por la autoridad.

La Modernidad es un periodo que principalmente antepone la razón sobre la


religión. Se crean instituciones estatales que buscan que el control social esté
limitado por una constitución y a la vez se garantizan y protegen las libertades y
derechos de todos como ciudadanos. Surgen nuevas clases sociales que permiten
la prosperidad de ciertos grupos poblacionales y causan la marginalidad de otros.
Se industrializa la producción para aumentar la productividad y desarrollar la
economía. Se caracteriza por ser una etapa de actualización y cambio permanente.

La Modernidad surge en el siglo XV después de que se provocaran cambios


emblemáticos a nivel mundial como: la Conquista de América por los europeos, el
desarrollo de la imprenta, la Reforma Protestante, el Renacimiento y la Revolución
Científica. En términos sociales e históricos, no se llega a la Modernidad con el final
de la Edad Media en el siglo XV, sino tras la transformación de la sociedad
preindustrial, rural, tradicional, en la sociedad industrial y urbana moderna que se
produce con la Revolución industrial y el triunfo del capitalismo.

La superación de la sociedad industrial por la sociedad postindustrial se ha dado


en llamar posmodernidad. La crisis de la modernidad comenzó hacia el final de la
Primera Guerra Mundial cambiando la mentalidad y las conciencias así como otros
profundos cambios sociales que derivaron en cambios políticos.

La Modernidad promueve transformaciones en la organización de las naciones. Se


secularizaron los estados para dar paso al poder republicano, la racionalidad
administrativa y la industrialización. Además, con la aparición de los Estados nación
se deben reorganizar los territorios y se procede a la creación de la urbe, para
conseguir un desarrollo industrial capitalista y un progreso económico y
tecnológico.

Debido a la creación de la urbe el poder republicano debe establecer una


constitución que encierra el conjunto de leyes que controlan la sociedad. Para que
se facilite este control se crean tres poderes estatales que ejerzan las leyes en la
ciudadanía: el poder ejecutivo, el poder legislativo y el poder judicial. Cada uno de
estos posee una función específica: el primero se encarga de dictar las leyes que
conforman la constitución, el segundo de aprobar dichas leyes, y el tercero de
administrar la justicia en la sociedad mediante la aplicación de la constitución.

La racionalidad administrativa permite que nazca una nueva clase social: la


burguesía; misma que trabaja en las diferentes entidades públicas y colabora con
el Estado para ejercer y hacer cumplir la constitución, es decir, las leyes que
demuestran el poder del estado mediante el orden y el control.

La industrialización es el proceso que busca expandir la economía de un lugar


específico mediante el desarrollo industrial. Comenzó con el modelo T de Henry
Ford, el cual operativiza la producción de bienes comerciales (transformar la
materia prima en productos terminados), permitiendo un ahorro de tiempo y un
incremento en las ganancias. La industrialización, representó un cambio
tecnológico y económico significativo para el Estado; en cambio, para la población
una oportunidad utópica de bienestar y prosperidad; puesto que su remuneración
económica y sus condiciones laborales no eran ecuánimes. Este sector de la
población conformó al proletariado: clase social encargada de la producción
masiva de bienes comerciales en las fábricas.

La Modernidad en el plano educativo viene a ser lo que Gustav Wyneken llamaría


"un fenómeno típico de una época de transición: una época de disolución y nueva
formación", en la que las exigencias de la industrialización y las ideas renacentistas
convierten a la educación en una oportunidad para acceder a una mejor calidad de
vida. Esta visión trae consigo la ruptura de esquemas tradicionales de transmisión
del conocimiento dando lugar a lo que posteriormente llamarían "sociedad de la
información".

la superioridad del mundo moderno respecto del pasado y del presente


descubierto y colonizado, así como su tendencia hacia la crisis. La subjetividad es
una relación exclusiva del sujeto consigo mismo, caracterizada como la tendencia
ineluctable hacia la libertad, que se consigue por obra del ejercicio de la reflexión.
A juicio de Habermas (1985:29), la subjetividad permite indicar cuatro aspectos
distintivos:

a) individualismo: como la capacidad de hacer valer pretensiones individuales


b) derecho a crítica: el mundo moderno exige que aquello que se reconozca,
se justifique
c) autonomía de acción: al mundo moderno pertenece que reconozcamos la
autoría de nuestros actos

b)
d) filosofía idealista: lo que equivale a que en la Edad Moderna, la filosofía
se sabe reconocer a sí misma, por medio de la reflexión

Los acontecimientos necesarios para la institución del principio de la subjetividad,


son la Reforma de Lutero, el movimiento Ilustrado y la Revolución Francesa. Con el
auge del Protestantismo, se instituye la dominación de un sujeto que se atiene a
sus propias opciones de selectividad. Por otra parte, la Declaración de los Derechos
del Hombre como parte integrante del Código Napoleónico, incluye el principio de
libertad como constitutiva de la estructura del Estado.

Además, el principio de la subjetividad, condición a las manifestaciones de la


cultura moderna, cuestión que se manifiesta en la hegemonía de la ciencia
objetiva, que libera al sujeto cognoscente produciendo un efecto emancipador en
el ser humano. Por otra parte, los conceptos morales de la Edad Media, se
redefinen en torno a la medida de la libertad subjetiva de los sujetos. El arte
moderno se reordena en torno al principio de la autorreflexión expresiva. En
síntesis, en la modernidad el Estado, la religión, la ciencia, la moral y el arte se
transforman en expresiones del principio de la subjetividad: "se trata de la
estructura de autorelación de un sujeto cognoscente que se vuelve sobre sí mismo
como objeto para aprehenderse a sí mismo como en la imagen de un espejo"
(Habermas 1985:31).

Es indudable que la subjetividad en el pensamiento hegeliano posee características


omnipotentes, al tiempo que se desenmascara como unilateral. Al estar dotada de
las propiedades suficientes para producir libertad subjetiva en el sujeto y de
erosionar los principios religiosos, se modifica substancialmente el principio
unificador de la sociedad, quedando radicado únicamente el sujeto, núcleo
gravitante de la totalidad de la filosofía hegeliana. Si la verdadera forma de la
realidad exige como su fundamento a la libertad, ésta, la libertad, requiere de
auto-conciencia y del conocimiento de la verdad. A su vez, la auto-conciencia y el
conocimiento de la verdad constituyen la esencia del sujeto. Luego, la verdadera
forma que asume la realidad debe ser concebida como sujeto.
DIFERENCIA ENTRE MODERNIZACION, DESARROLLO E INDUSTRIALIZACIÓN
Es el avance de una cosa antigua a lo moderno y su causa es la presión social y
necesidad del hombre.
La modernización es un proceso socio-económico industrial es decir que este es
aquel crecimiento social en la que la economía se basa del trabajo al nivel de la
sociedad y por lo consiguiente la comunidad sea integra de acuerdo al desarrollo
de la misma.
El inicio de la revolución industrial fue en Inglaterra (último tercio del siglo XVIII -
primer cuarto del siglo XIX) y después se dio en otros varios países. Ya en el siglo
XIX, Inglaterra, Alemania, Francia y los Estados Unidos tenían una fuerte industria
pesada y se convirtieron en potencias industriales.
Aplicación masiva de inversiones en capital y tecnologías Contaminación
Ampliación de los activos nacionales y capital físico Menos áreas naturales
Desarrollo de las infraestructuras estratégicas Excesos de concentraciones urbanas
Mas rápida y estable base de empleos permanentes y salarios mas dinámicos No
hay planificación de ubicación industrial
Características: .Actividad rural y doméstica (el proceso de trabajo desarrollado en
los hogares de las pequeñas comunidades, sin concentración fabril). .Especializada
en el sector textil (lana y lino), producción orientada a el mercado intrarregional.
.Organización dependiente directa del capital mercantil, surtidor de materias
primas y encargado de la comercialización de los productos.

La crisis de la modernidad y su transformación en pensamiento único tras la caída


del muro de Berlín (1989) ha ido provocando un debate cada vez mayor en la
materia. Sumado al aumento del interés por la ecología y otras revoluciones
paradigmáticas (femenina, política, etnicismos, etc), ya no se entiende
modernización como un telos, una suerte de paraíso industrial, sino que es
analizado críticamente también siendo abandonados en muchos lados la idea de
un desarrollo homogéneo. La devastación de África, el estancamiento de
Latinoamérica y el atrincheramiento de parte de Asia son ejemplos de aquello, sin
contar las propias crisis internas que viven los países del primer mundo. En las
teorías actuales se pueden citar los trabajos de Immanuel Wallerstein y su teoría de
sistema-mundo que entiende la tendencia a globalizar procesos sin resolver las
desigualdades y riesgos sociales. Muchas de estas tesis son tomadas por
movimientos anti-globalización y ecologistas y también pueden ser empalmadas
por tesis más agresivas contra el capitalismo como las de Michael Hardt o Antonio
Negri.

Características Fundamentales de la Teoría de la Modernización

Las características fundamentales de la teoría se pueden resumir de la siguiente


manera:

1. Identificación del desarrollo con el desarrollo económico y éste con el


crecimiento medido a través de la renta per cápita
2. El subdesarrollo es un fenómeno de atraso relativo motivado por la
existencia de los círculos viciosos.
3. Importancia de la industrialización.
4. El papel del Estado y de la planificación como elementos centrales del
desarrollo.
5. El ahorro externo a través de ayuda, crédito o inversiones directas como
activador del proceso de desarrollo a través de la inversión.

A partir del planteamiento del crecimiento por etapas, la teoría de la


modernización se ve reforzada con la formalización de modelos dinámicos
postkeynesianos. Las doctrinas de los círculos viciosos y los modelos neoclásicos
de cambio estructural, que constituyen para algunos autores las primeras
heterodoxias, así como el debate entre crecimiento equilibrado y desequilibrado,
completan la descripción detallada de la teoría de la modernización. 2
El período anterior a los años treinta del siglo XX, es comúnmente denominado
como el período de la exclusión social y del Estado oligárquico, en referencia a los
amplios poderes concentrados en un pequeño círculo de la población.

Durante las primeras tres décadas del siglo XX, se agudizaron las demandas
sociales de vastos sectores de la población como el inicio de un proceso de
modernización en el que el crecimiento de las ciudades potenció el desarrollo de
una serie de movilizaciones sociales que culminaron con el desmembramiento del
orden oligárquico tradicional. El país fue escenario de la acción de un amplio
movimiento social de carácter multiclasista en el que se entremezclaron grandes
marchas cívicas, las «marchas contra el hambre», así como propuestas de nuevas
políticas y reformas de carácter económico y social junto a directrices para una
nueva constitución política.

En este marco social, la diversidad de formas familiares que se arraiga desde los
inicios del Estado-nación chileno ha sido tratada por algunos autores como «el
desorden de la familia».

La modernización política se manifiesta en los siguientes niveles: A nivel de


población, sistema político y subsistema gubernamental.

Cuenta con tres características:

- La Igualdad: Se basa en el paso que se da de una condición generalizada de


súbditos a una condición de personas cada vez más unidas entre sí, a este punto lo
acompaña el derecho a voto y a la participación política.

- La Capacidad: Se refiere a la "capacidad" de las autoridades, cuando esta


aumenta para poder dirigir los negocios públicos, controlar las tensiones sociales y
afrontar todas las demandas de los miembros de sistema.

-La Libertad: Se refiere a la independencia de la personas para elegir su ideología,


religión, etc.
- La Diferenciación: Hay una mayor y notable integración de las instituciones y
organizaciones.

CAMBIO HISTORICO SOCIAL Y LAS CONTRADICCIONES DE LA SOCIEDAD

El grado de la independencia de una sociedad es la condición para el desarrollo En


las sociedades clasistas la condición para el desarrollo fue la contradicción interna
entre fuerzas productivas y relaciones sociales de producción condicionadas por la
realidad del espacio geográfico, esta condición interna tuvo que hacer frente a la
contradicción externa, el desarrollo de otros pueblos, a mayor relación y
contradicción con más pueblos el avance se impulsa de toda la región; una
sociedad somete a las demás, asimilando sus avances de los pueblos dominados
por el independiente. En el sistema capitalista, si analizamos a las grandes
potencias, como Inglaterra, Francia, Alemania, entre otras, encontramos que tienen
un gran desarrollo, pero para lograrlo tuvieron una condición que nosotros aún no
la tenemos, la independencia, estos países nunca fueron colonia de otra metrópoli
por lo menos cuando analizamos desde los tiempos feudales hasta el período
capitalista; además contaron con una burguesía nacionalista, progresista, que hizo
su proyecto nacional de desarrollo en la cual incluyeron a su pueblo, como fuente
de mano de obra, aunque con míseros salarios los consideraron como
compatriotas, a los principales talentos científicos tecnólogos, los incluyeron en su
clase capitalista, así se desarrollaron.

Siendo la ley fundamental la contradicción en toda transformación, la dinámica del


proceso histórico de los hombres es impulsado por sus contradicciones generadas
en su seno. En las sociedades preclasistas esta contradicción es entre las fuerzas de
la naturaleza contra las fuerzas sociales; en las sociedades clasistas, la
contradicción se da entre las fuerzas sociales, esta parte del desarrollo incesante de
la ciencia (superestructura) que se materializa en las fuerzas productivas o
tecnología, altera a las relaciones sociales de producción, enriqueciendo a la
minoría y empobreciendo a la mayoría, esas modificaciones de riqueza y pobreza
altera el orden de la superestructura, que a su vez desordena a la base económica;
toda esta acción y reacción es producto de la contradicción entre los grupos
sociales, que unos son propietarios de los medios de producción y los otros viven
sin propiedad de esos medios de producción, que a raíz de eso las contradicciones
se profundizan entre los grupos con alta solvencia económica y poder político,
frente a los grupos carentes de ello.
En sociedades clasistas los sectores empobrecidos se convierten en progresistas,
cuya contradicción se desarrolla en diversos grados y formas, con los sectores que
buscan mantener su poder económico y político. De manera inevitable la
profundización de la contradicción conlleva a la sustitución de la vieja sociedad por
una nueva y más avanzada, expresándose el desarrollo de la historia. Las
sociedades tienen diversos grados de desarrollo en un mismo tiempo pero en
diferentes espacios

Simultáneamente en el mismo tiempo se expresan diversos grados de desarrollo


distintas sociedades, con la existencia de organizaciones humanas más avanzadas
que otras, las sociedades atrasadas muchas veces son invadidas y colonizadas, pero
estas cogen los elementos más desarrollados y así no tienen que pasar por el
período que les faltó. Verbigracia, Un grupo humano de la comunidad primitiva al
relacionarse con una sociedad de características feudales, la sociedad primitiva no
llegará a descomponerse, para pasar al esclavismo y así después ingresar al
feudalismo; esta interrelación le permitirá dar el salto de la primitiva al feudalismo,
la mayor mundialización o globalización los hizo el sistema capitalista por sus
intereses de mercado integraron la mayor parte del planeta.

El hombre como ser social establece relaciones sociales al margen de su voluntad,


en un tiempo y espacio, estas relaciones están sustentadas en el tipo de propiedad
de los medios de producción, la cual caracteriza a la estructura económica sobre la
cual se desenvuelven la ideología y sus instituciones. Esta se relaciona a la ley de
cada uno de las cinco FES fundamentales, para ubicar en la generalidad de la
sociedad y luego hacer estudios de la particularidad.

Los hechos y acontecimientos de la historia tienden a repetirse, pero en otros


contextos, en condiciones similares que generó al hecho anterior. Por ejemplo las
guerras siempre se repiten, en la comunidad primitiva el enfrentamiento era con
palos y piedras, en el esclavismo con catapultas, ballestas, en el capitalismo
mercantil con las primeras armas de fuego, en el capitalismo financiero con armas
químicas y bacteriológicas; la guerra se repite pero las condiciones han variado,
estas condiciones se refieren al contexto económico, social, político, ideológico,
científico, tecnológico y cultural.

En el largo proceso histórico existen períodos cíclicos de orden y desorden. Al


instalar un nuevo sistema social, al mismo tiempo se desordena el viejo sistema,
esta es una gran ola; y una vez instalado el nuevo sistema con el tiempo se
convierte en viejo, en este proceso de envejecimiento se dan las pequeñas luchas,
que son las pequeñas olas, pero estas son el preludio de la gran ola de
transformación, del gran salto, que se materializará con un gran desorden que
permitirá implantar el nuevo sistema.

El análisis económico es fundamental en la historia, pues aquí se da la acción


transformadora de los humanos y la acción política e ideológica de los grupos
sociales, unos orientados a la conservación y otros a la transformación; en este
análisis se debe utilizar todo los elementos de la superestructura, entre ellos al
arte, pues esta expresa sus intereses de los diversos grupos sociales en su
coyuntura. Al estudiar la historia se puede partir desde cualquier punto de la
sociedad, ya sea de la base económica o de la superestructura, pero en última
instancia lo principal es la base económica, tal como menciona Engels, en su carta
a J. Bloch el 22 de septiembre de 1890:

Según la concepción materialista de la historia, el factor que en última instancia


determina la historia de la producción y la reproducción de la vida real. Ni Marx ni
yo hemos afirmado nunca más que esto. Si alguien lo tergiversa diciendo que el
factor económico es el único determinante, convertirá aquella tesis en una frase
vacua, abstracta absurda.

La política es la actividad vinculada a la organización y dirección de los grupos


humanos en base al poder económico de los individuos que dirigen; desde sus
orígenes de la organización social, la autoridad del individuo estaba basada en
última instancia en el poder económico, muestra de ello fue el matriarcado y el
patriarcado. En las sociedades clasistas el poder los grupos sociales que ostentan el
control político del Estado, utilizan para mantener el sistema imperante, y frente a
la crisis que generan en los sectores populares, sus ideólogos expresan algunas
ideas. En todo caso, siempre será un modelo perfectible”, añaden sus voceros más
inteligentes. Pero el modelo no ende a librarse de sus taras sino, más bien, a
acentuarlas”. Pero su reemplazo una vez cumplido su ciclo es inevitable.
CONCEPTO DE ESTRUCTURA SOCIAL MODELOS DE PRODUCCIÓN Y
FORMACIÓN ECONÓMICA SOCIAL

Es una sociedad humana en determinado grado de su desarrollo histórico, un


sistema social íntegro, único, específico, que se fundamenta en un tipo dado de
relaciones de producción en el grado de desarrollo de las fuerzas productivas que
surge, funciona y crece acorde a leyes objetivas. Una formación económico social
(también formación social histórica) Tipo histórico de sociedad basado en
determinado modo de producción y aparecido como un eslabón en el desarrollo
progresivo de la humanidad, que pasa del régimen de comunidad primitiva, a
través del régimen esclavista del feudalismo y del capitalismo a la formación
comunista. También se define como la combinación peculiar de modos de
producción y relaciones sociales en un ámbito espacio-temporal más o menos
amplio (por ejemplo: el Antiguo Régimen europeo, o el Egipto de los faraones). El
término es propio del vocabulario del materialismo histórico.

La formación económico social está condicionada por el desarrollo de las fuerzas


productivas y mantiene una tensión bidireccional con la superestructura político-
ideológico-cultural que precisa para su funcionamiento (es decir, la condiciona, no
la determina, y es influido por ella). Se justifica y legitima por su correspondiente
ideología dominante (a veces impuesta, pero siempre asumida como referente del
consenso social) que actúa de lubricante de las relaciones sociales.

El concepto fue utilizado originalmente por Karl Marx en El Capital. Más tarde fue
recuperado por historiadores de orientación marxista de mediados del siglo XX,
conscientes de la imposibilidad de aplicar a la realidad histórica el funcionamiento
ideal y puro de los principales modos de producción definidos conceptualmente
como esclavismo, feudalismo, capitalismo, comunismo. También se intenta
contrarrestar el determinismo económico presente en la mayor parte de las
corrientes marxistas donde la superestructura se encuentra subordinada a la "base
económica".

La noción formación social proviene de una reconocida contribución realizada por


Marx en la Introducción general a la crítica de la economía política (1857).
Afirmaba, que la ley económica fundamental de las formaciones económico-
sociales está regida por la ley fundamental del modo de producción dominante, al
interior del territorio analizado. Asimismo, la ley económica fundamental del modo
de producción capitalista -la producción de plusvalor- es la finalidad directa y
móvil determinante de la producción. Según este criterio, en cualquier forma de
sociedad existe un modo de producción dominante que impone sus reglas sobre
las restantes formas económicas pretéritas o arcaicas, modificando así sus
particularidades y características.

Es aquí donde se puede reconocer la génesis de la reconceptualización de los


modos de producción y su articulación: la formación económico-social. La tradición
académica marxista francesa contiene el desarrollo más acabado de esta categoría,
durante la década de 1970, a partir del texto Para leer El Capital, de Althusser y
Balibar (1974). La aplicación de este marco conceptual ha sido criticada desde la
antropología debido a su sesgo funcionalista y positivista, dado que las sociedades
precapitalistas son analizadas como una totalidad social dentro de la formación
económica actual o presente. Además, no identificaba las transformaciones
sufridas a raíz del avance del frente agrario capitalista.

Pareciera, entonces, que se tratara de una mera coincidencia espacial y que la


superposición de modos de producción con el tiempo iría dando lugar a la forma
de organización dominante. Se pierden, así, las particularidades que no obedecen a
las normas de acumulación típicamente capitalistas, como se analizará con los
procesos de subsunción. Por su parte, estas interpretaciones, un tanto estáticas y
generalizantes de la articulación de los modos de producción, responden a una
visión evolucionista, propia del siglo XIX, y a su relectura estructuralista durante la
década de 1970.

Ahora bien, si se revisa esta perspectiva, se podría hablar de refuncionalización de


relaciones de producción preexistentes orientadas a las reglas de la reproducción
ampliada de capital, manteniendo formas domésticas de reproducción no
necesariamente capitalistas. A partir de diversos estudios provenientes de la
antropología económica, se lo comienza a denominar proceso de subsunción,
como se explicará de manera detallada más abajo.

Este capítulo desarrollará centralmente la idea de formación social. Se estructura


en dos secciones. En la primera, se realiza una breve presentación del concepto
núcleo, enlazada con la categoría de acumulación originaria, para luego revisar su
relación con los distintos tipos de fronteras (ya sean estatales y agropecuarias), en
el marco del surgimiento del estado-nación moderno. En la segunda parte, se
construye un puente entre esta noción y el concepto de subsunción, con el
propósito de marcar las diferencias con el modelo teórico de articulación de
modos de producción.

Sintéticamente, se puede afirmar que la categoría formación social de fronteras


expresa particularidad y totalidad de esferas productivas diversas, dentro de un
espacio sin límites precisos o estáticos, a partir de la siguiente idea: distintas
relaciones de producción que se estructuran de acuerdo con su funcionalidad a las
normas de reproducción sistémica, y no como distintos modos de producción
articulados entre sí.

Su objetivo es caracterizar territorios heterogéneos de alta complejidad social, en


donde se despliegan particulares relaciones de producción capitalistas expresadas
en la conjunción de situaciones de construcción de fronteras políticas, productivas
y culturales.

En efecto, la categoría posee rasgos territoriales que no se rigen exclusivamente en


función de la consolidación de las fronteras estatales, sino también gracias a la
lógica de apropiación del espacio con cada extensión de las fronteras internas y
agropecuarias. Así, el avance de las fronteras de los estados nacionales y las
fronteras productivas se han combinado, reproduciendo formas espaciales
particulares que se caracterizan por la generación de economías de enclave,
apropiación diferencial de la tierra y procesos de subsunción de las economías
domésticas a los requerimientos del capital.
El movimiento de la Sociedad

En el transcurso de la historia tuvieron su surgimiento los primeros grupos y las


primeras sociedades con fines en común, en un espacio y tiempo delimitado, al
servirse de aquello a lo que tenían acceso en su medio natural inmediato: los
productos de la agricultura, la pesca o la caza; sin embargo, en el decursar del
tiempo se desarrollaron técnicas y herramientas para el mejor desempeño de sus
actividades, luego denominadas relaciones técnicas de producción.
Posteriormente, se da paso a la producción, ya no solo de productos de necesidad,
sino de consumo, lo cual trae relaciones intergrupales y entre comunidades con la
finalidad de ofrecer unos productos y adquirir otros de difícil acceso.

Las fábricas y los comercios, en un inicio, eran locales y nacionales, pero poco a
poco se da paso a la internalización. No era necesario crear ni implementar
estrategias para incursionar en el mercado y atraer a los clientes, pues estos
estaban ahí y los productos eran necesarios. A partir del crecimiento de las
industrias y posteriormente de las empresas, que frente a la progresiva demanda
se diversifican y especializan en diferentes productos y servicios, tiene lugar el
monopolio, en el cual determinadas marcas se posicionan en el mercado y en la
mente del consumidor.

A mediados del siglo XX, la ciencia y la tecnología se desarrollaron aceleradamente


junto con el crecimiento poblacional, lo cual trajo aparejado el incremento y la
variedad de los productos. Crece la oferta frente a la demanda, aspecto que
propicia la competencia entre unas empresas y otras. Se rompen los monopolios y
las empresas deben salir a la conquista de los clientes, además de lograr
persuadirlos y retenerlos. Ante esta necesidad de competitividad en el mercado, se
construyen los principios conceptuales en torno a las formas de producción,
comercialización y relaciones laborales; este elemento va diferenciar unas épocas
de otras y a las distintas sociedades.

A raíz de esto tiene lugar el surgimiento de los primeros estudios sobre economía
política: por un lado, la economía mercantilista o capitalista; y por otro, la
socialista, los cuales se mantienen en pugna hasta la actualidad. Sin embargo, lo
más apropiado sería la integración y complemento de ambos sistemas, a partir de
sus fortalezas y el compromiso de responsabilidad social para con los miembros de
las organizaciones encargados de hacerlas: los trabajadores.

En los primeros siglos, las actividades de trabajo estaban ligadas a la recolección


de productos de la naturaleza, lo cual no requería mayor estructuración; sin
embargo, frente al crecimiento poblacional y la interacción entre grupos, surge la
estructuración de las primeras sociedades. Se expande el consumo de diversos
productos ante la creciente demanda que conlleva de manera intrínseca la
producción, que en principio se encontraba ligada a la adquisición de productos
que cubrían las necesidades básicas emergentes, y posteriormente a productos
capaces de facilitar y agilizar las tareas diarias.

En este escenario comercial creciente, competitivo, y de ganancias y acumulación


de riquezas y capital, se plantea la necesidad de establecer un sistema económico,
señalado por los economistas franceses del siglo XVIII, denominados fisiócratas.
Posteriormente, surgen los aportes de Adam Smith, quien publicó en 1776 su obra
Investigación sobre la naturaleza y causa de la riqueza de las naciones, la cual
constituyó el punto de partida de la economía como disciplina científica, y además
sentó las bases de la escuela clásica del pensamiento económico. Smith creía que
la regulación gubernamental debía ser mínima para el buen funcionamiento de la
economía, en tanto que una mano "invisible" se encargaba de regular el mercado.

Las sociedades se van a ir caracterizando en función del proceso de producción y


comercialización adoptado. En esta época, las personas eran consideradas
máquinas de producción, vistas como objetos, una visión mecanicista frente a los
intereses y la creciente ambición de quienes estaban al frente de las industrias. La
ambición desmedida de los industriales los va deshumanizando y se transita a la
explotación de la mano de obra, por lo cual las relaciones laborales de este siglo se
caracterizan por un esclavismo laboral, con jornadas de trabajo de diez, doce y
hasta dieciocho horas, a las cuales se llegaba mediante "negociaciones" entre el
trabajador y el empresario. No obstante, el obrero siempre se encontraría en
desventaja, al someterse a las largas jornadas, altas exigencias y condiciones
laborales desfavorables, que atentaban contra su dignidad y salud.

La industrialización, por lo tanto, promueve el fortalecimiento del capitalismo


como régimen económico fundado en el predominio del capital como elemento
de producción y creador de riqueza, un conjunto de capitales o capitalistas
considerado como entidad económica. Este sistema requiere que se invierta en
mayor equipamiento y materia prima capaz de incrementar la producción y
satisfacer las necesidades del mercado, pues los recursos económicos pasan a ser
primordiales. Sin embargo, esta previsión de capital e inversión conlleva al
abaratamiento de los productos; así, lo primero en sacrificarse es la mano de obra,
y junto con ella las injusticias sociales que se van gestando de manera gradual en
el modelo de producción industrial en todas las regiones.

El aporte teórico de los dos pensadores anteriores se conoce como "economía


política burguesa", fundamentos sobre los cuales Carlos Marx, a inicios del siglo
XIX, realiza una crítica al capitalismo por constituir una economía de mercado,
donde solo contaba la propiedad privada; contraria a su propuesta de una
economía socialista, en la cual la propiedad debía ser considerada social y colectiva
(Morales, 2007). Este autor defendía que el capital terminaba siendo una fuerza
determinante en la sociedad cuando un reducido grupo de personas -los
capitalistas- poseen la mayor parte de los medios de producción, y un grupo
mayoritario de personas -los trabajadores- reciben poco más que unos medios de
subsistencia como pago por la manipulación de los medios de producción, solo
beneficiarios de sus propietarios Por lo tanto, Marx sostenía que el comunismo
podía ser un nuevo modelo revolucionario de producción.

Poco a poco los cambios se tornaron más acelerados, lo que obligó a las
organizaciones a cambiar sus estructuras y hacerlas más funcionales; de estructuras
piramidales pasaban a estructuras matriciales, con lo cual se pretendía dinamizar
las relaciones entre departamentos y hacer la gestión más operativa. Los cambios
suscitados en esta época trajeron consigo, inexorablemente, la innovación, referida
en su mayoría a los productos, pues en la gestión y las relaciones laborales aún
permanecían los viejos paradigmas de lo tradicional, ya que no resultaba fácil
adaptarse a los nuevos cambios del entorno.

A raíz de lo anterior, se puede señalar que las relaciones sociales de producción se


fueron gestando, en principio, como una necesidad de supervivencia de la
población y posteriormente la satisfacción a las demandas que cubrían sus
necesidades básicas, seguido del consumo de productos suntuarios, lo cual dio
como resultado el desmedido enriquecimiento y ambición de los empresarios o
industriales, en detrimento del trabajador, que recibía un trato injusto.

El socialismo surge como una crítica al capitalismo frente a las injusticias hacia los
trabajadores, a través del enriquecimiento desmedido de los empresarios que
veían en este un recurso más o parte de su capital de producción, al explotarlo con
largas jornadas de trabajo y salarios ínfimos, con los cuales se le imposibilitaba
salir de su situación de miseria. Proponía la propiedad social colectiva y el paso de
una economía capitalista a una economía socialista en beneficio de los
trabajadores.

Los dos sistemas de producción, tanto el capitalista o burgués, como el socialista, a


través de sus momentos protagónicos y de sus pensadores, realizaron aportes
significativos al establecimiento de paradigmas sociales que marcaron su influencia
en las relaciones laborales, en las cuales se fue dignificando al trabajador mediante
el logro de varias conquistas por un trato digno y equitativo que les ha permitido
mejorar sus condiciones de vida.
TEORÍA DEL TRABAJO SOCIAL CON GRUPOS

El Trabajo Social con Grupos puede definirse como aquella especialidad dentro del
Trabajo Social que se orienta a recuperar y fortalecer, mediante la interacción
grupal y la realización de actividades de grupo, las capacidades sociales de los
ciudadanos, para aumentar su enriquecimiento personal y su funcionamiento
social. Es decir, mediante la estructura social básica de socialización, el grupo, se
busca fortalecer las habilidades necesarias para mejorar las posibilidades de
inclusión social de aquellas personas que, por diversos motivos, adolecen de la
capacidad relacional básica para poder llevar a cabo una vida personal, familiar,
laboral, en el contexto actual.

El Trabajo Social con Grupos es una disciplina científica, que se ubica en el ámbito
de las ciencias sociales, y cuyo objeto de estudio puede subdividirse en tres áreas:
el análisis de las funciones básicas que el grupo juega en la vida social, el análisis
de los retos para la inclusión social que se derivan de las condiciones de vida en las
sociedad contemporáneas, y el desarrollo y aplicación de técnicas de grupo
específicas que permitan reforzar las posibilidades de integración de aquellas
personas que se encuentran en situaciones de dificultad. Dado que interiorizamos
un conjunto de comportamientos y modos de interpretación a través de un largo
proceso de socialización en el que los grupos juegan un papel fundamental, es
precisamente mediante el trabajo con grupos como podemos intervenir para
reforzar una situación de precariedad en la que se encuentra un ciudadano
determinado. En este sentido, la disciplina puede abordarse en dos fases, tal y
como se realiza en el plan de estudios del Grado en Trabajo Social: en primer lugar,
las principales teorías que se han desarrollado sobre la dinámica de grupos y el
Trabajo Social; en segundo lugar, los modelos de aplicación práctica de las
dinámicas grupales en el ámbito del Trabajo Social con Grupos. Esta asignatura,
por lo tanto, tiene un particular interés, ya que sirve para sentar las bases teóricas
necesarias para abordar en profundidad una de las principales especializaciones
profesionales del Trabajo Social: el Trabajo Social con Grupos.
 
La asignatura “Teoría del Trabajo Social con Grupos” contribuye al desarrollo de las
siguientes competencias en el estudiante:
 
-         Razonamiento crítico y pensamiento creativo
-         Valorar las necesidades y opciones posibles para orientar una intervención.
-         Intervenir con personas, familias, grupos, organizaciones y comunidades, desde la
perspectiva del Trabajo Social con Grupos.
-         Interactuar con personas, familias, grupos, organizaciones y comunidades para
promover su desarrollo y mejorar sus condiciones de vida, utilizando para ello los
modelos de Trabajo Social con Grupos, y haciendo un seguimiento regular y
pormenorizado de los cambios que se producen al objeto de preparar la
finalización de la intervención.
-         Promover el desarrollo y la independencia de las personas, identificando las
oportunidades para formar y crear grupos, utilizando la programación y las
dinámicas de grupo para el crecimiento individual y el fortalecimiento de las
habilidades de relación interpersonal.
-         Preparar a las personas, familias, grupos, organizaciones y comunidades,
aportando información que les permita expresar sus opiniones, y participar con
ellos en las reuniones de toma de decisiones, al objeto de auxiliarles in situ en la
defensa de sus intereses.
-         Facilitar la inclusión de los grupos de personas marginadas, socialmente excluidas,
desposeídas, vulnerables y en riesgo.
-         Habilidad para coordinar grupos de trabajo.
  
El Trabajo Social con Grupos es una de las tres grandes áreas de especialización del
Trabajo Social, junto con el Trabajo Social con Casos, y el Trabajo Social con
Comunidades, y comparte con ellas el acervo teórico de la disciplina como tal. Para
abordar con la profundidad necesaria el área del Trabajo Social con Grupos, en el
Grado de Trabajo Social se han programado tres asignaturas: dos específicas del
ámbito del Trabajo Social con Grupos (“Teoría del Trabajo Social con Grupos”, y
“Modelos de Trabajo Social con Grupos”), y una en la que se analizan las técnicas
de diagnóstico, evaluación e intervención en las tres áreas señaladas del Trabajo
Social (“Técnicas de diagnóstico, intervención y evaluación social”). Por ello, junto a
la asignatura “Teoría del Trabajo Social con Grupos”, que se imparte en el segundo
semestre del primer año del Grado, en el segundo semestre del tercer curso del
Grado de Trabajo Social los estudiantes completan su formación con las
asignaturas “Modelos de Trabajo Social con Grupos”, y “Técnicas de diagnóstico,
intervención y evaluación social”.
 
El conjunto de especialidades del Trabajo Social más próximas con nuestra
asignatura pueden englobarse bajo la denominación “Ámbitos de intervención del
Trabajo Social”. Podemos destacar las siguientes especializaciones:
 
-         Trabajo Social con Casos: su objetivo es facilitar la comprensión de la naturaleza
del Trabajo Social individual, y sus relaciones con las diversas ciencias sociales.
Analiza las aportaciones de las principales corrientes teóricas constitutivas junto
con los principios y valores éticos fundamentales que conforman la profesión,
ligados al ámbito de los derechos humanos. Asimismo, se desarrolla el proceso
metodológico del Trabajo Social con Casos. El Trabajo Social con Grupos está muy
relacionado con el Trabajo Social con Casos, y es el diagnóstico profesional del
trabajador social el que establece una u otra metodología para fortalecer
habilidades y competencias en los ciudadanos.
-         Trabajo Social con Familias: se centra en el estudio de una metodología
sistematizada como herramienta de intervención con familias desestructuradas o
con problemas sociales. Se analizan problemas de exclusión que afectan al entorno
familiar y a las relaciones inter-intra-personales mediante las aportaciones de
diversas ciencias sociales. Asimismo, se facilitan conocimientos con objeto de
estudiar la familia como un sistema abierto, diseñando planes de intervención
directa e indirecta con familias. Dado que las familias son también grupos, la
relación entre ambas disciplinas es muy estrecha.
-         Trabajo Social con Comunidades: analiza los nuevos y viejos problemas que
afectan a las comunidades y a los que se enfrenta el Trabajo Social. Se profundiza
en el diseño de una metodología de diagnóstico, intervención y evaluación. Ofrece
conocimientos para conseguir la capacitación de las personas con objeto de
integrarse en comunidades como sujeto de acción colectiva;K así como las
dinámicas que se establecen dentro de la vida de una comunidad. Uno de los
objetivos del Trabajo Social con Grupos, capacitar al individuo para la acción
grupal, es también un objetivo del Trabajo Social con Comunidades, ya que toda
comunidad se compone de grupos, y la acción de los grupos repercute en la
dinámica comunitaria.
SOCIALIZACIÓN:

Socialización es la acción y efecto de socializar, es decir, es el proceso mediante el


cual el ser humano aprende la información de su entorno, especialmente las
normas de convivencia, costumbres, modos de comunicación (lenguaje) y manejo
de los símbolos, para poder integrarse a la sociedad y relacionarse de manera
eficaz.

Como es un proceso, la socialización es sumamente compleja, y requiere de fases y


niveles re relación. En cada etapa del desarrollo del individuo, irá aprendiendo
cómo convivir con el entorno social partir de un tejido de valores esenciales.

La socialización se produce por etapas acordes con el nivel de desarrollo del


individuo. En ese sentido, se pueden hablar de hasta tres fases o formas de
socialización.

La socialización primaria es la que tiene lugar desde el nacimiento. Esta se da


esencialmente en el seno familiar, pues la familia es el primer núcleo de relaciones
sociales

No tiene una fecha de finalización específica, sino que esta dependerá del sujeto.
Sin embargo, suele abarcar hasta el momento en que inicia la escuela formal,
momento en el que el niño se incorpora, finalmente, a una nueva etapa de
socialización.

En el seno familiar los niños aprenden a comunicase por medio de gestos y


lenguaje, adquieren hábitos como comer y hacer sus necesidades, así como
también aprenden normas mínimas de convivencia, como identificar y respetar los
roles de autoridad.

La socialización secundaria en la que acompaña al individuo a lo largo de toda su


vida desde que se inserta en la escuela. Durante este período, el sujeto aprende a
identificar y reconocer el papel de las instituciones sociales, por ejemplo, las
educativas.

Este período permite también al sujeto consolidar sus capacidades de


comunicación, desarrollar habilidades intelectuales, informarse sobre la realidad
circundante, aprender a interpretar la realidad y asimilar estructuras cognitivas para
optimizar su pensamiento.
Este tipo de socialización solo corresponde a las personas que violan el sistema de
códigos y valores de la sociedad. Aplica, e hecho, sobre las personas que han
cometido delitos o sobre las personas cuyas conductas representan un peligro para
la sociedad. Este proceso también suele llamarse resocialización. En el caso de
aquellos que han cometido delitos, la socialización terciaria inicia durante su
permanencia en prisión.

Los agentes socializadores son elementos que intervienen en la socialización.


Pueden ser individuos o instituciones que tienen gran influencia en la persona y en
el comportamiento social de la misma, y son también a través de los cuales el
individuo va desarrollar su actividad social.

Socialización primaria. Aquella que recibe el individuo durante los primeros años
de vida, en su niñez e infancia al relacionarse con su familia, esta es fundamental
tanto para el buen desarrollo personal, psíquico, como para su desenvolvimiento
social y la incorporación de pautas sociales ya que se definirá su identidad. Luego,
ya superada esta etapa, se inicia la socialización secundaria.

Socialización secundaria. Tiene el propósito de darle al individuo una visión


distinta de la realidad, en la cual ya no es la visión de sus pares o familiares la que
tiene la preeminencia sino que es la de diversos agentes socializadores la que
amplía su conocimiento, son las relaciones con personas más allá del vínculo
familiar. Esta comienza cuando ya se encuentra terminada la niñez o infancia del
individuo, amigos, profesores, son ejemplos de los agentes socializadores de esta
etapa que se desarrollara por un período mayor que la primaria.

Por otro lado existe la discusión actual sobre la denominación de una socialización
que podríamos denominar terciaria o proceso de “resocialización”. Esta sería una
suerte de proceso de reintegración social que se aplica en los casos en los que las
personas han sufrido una desviación de la norma o que han mostrado conductas
denominadas “peligrosas socialmente” o delictivas.

Su objetivo es el de readaptar la conducta de quien ha transgredido la norma, y


esto se logra con la intervención de profesionales que son los agentes
socializadores implícitos en este tipo terciario de socialización. En este caso se trata
del cuerpo de especialistas certificados como psiquiatras, educadores sociales,
médicos o psicólogos. Es común que esta socialización se desarrolle en el interior
de las instituciones encargadas como pueden ser reformatorios o cárceles.
Es al relacionarse con las demás personas cuando el individuo adquiere las
perspectivas, las pautas, normas y valores culturales de una determinada sociedad
y en un momento histórico en particular.

La socialización acompaña a una persona en todas las etapas de desarrollo, sin


embargo es fundamental en el periodo de la infancia y la niñez. A través de este es
que se conocen las formas sociales que se consideran “correctas” acerca de cómo
comportarnos ante los demás seres humanos.

Forma parte de esta, como toma de conciencia, la asunción de estructuras sociales


de las cuales participa y en las cuales actúa, incorporando para sí la diferenciación
entre los comportamientos o valores (positivos) aceptables y los valores que son
considerados inaceptables (negativos) en una sociedad determinada.

Vale aclarar que este proceso no es exclusivo de los diferentes períodos de


desarrollo de la vida humana, sino que también es perceptible en ciertos cambios
sociales que puede llegar a sufrir una persona durante su vida social, como por
ejemplo el cambio transcultural que significa el paso de un círculo cultural (nación,
grupo social, estamento, etc) a otro, esto implica un proceso de resocialización. –
RESOCIALIZACION

Sí incluye en su diccionario, en cambio, la palabra socialización como el proceso y


el resultado de socializar (la promoción de condiciones que contribuyan al
desarrollo de las personas).

Si tenemos en cuenta la inclusión del prefijo re-, podemos afirmar que


resocialización consiste en volver a socializar. La idea refiere a la reintegración de
un individuo de la sociedad, luego de que estuviera marginado por algún motivo.

Por lo general se entiende a la sociedad como una red en la cual se enmarca a un


grupo de personas. Se dice, en este sentido, que un sujeto está marginado de la
sociedad cuando no tiene los recursos o las capacidades para desempeñarse con
autonomía en la comunidad, carece de acceso a los servicios públicos, etc.
También se entiende que una persona está afuera de la sociedad cuando atenta
contra el bien común o no comparte sus valores.

La resocialización, en definitiva, es el proceso que busca que una persona pueda


reintegrarse a la sociedad. Aquellos que fueron condenados por un delito y
estuvieron privados de su libertad a modo de castigo, deben atravesar diversas
etapas de resocialización para poder incluirse nuevamente en el sistema.

Se supone, de este modo, que la permanencia de un individuo en una cárcel forma


parte de un proceso de resocialización. En una primera instancia, el condenado es
castigado y apartado de la sociedad. Un tiempo después, sin embargo, tendrá que
reintegrarse. Los responsables del centro penitenciario, por lo tanto, deben realizar
una serie de funciones que incluya la asistencia psicológica y la capacitación para
que el recluso, al recuperar la libertad, pueda desarrollarse y no sea nuevamente
un componente peligroso de la sociedad.

Resulta curioso que la pena privativa de libertad continúe siendo la sanción por
excelencia contra cualquier persona que infringe las leyes a pesar de que en la
mayoría de los países la percepción general apunte a que el sistema penitenciario
no funciona adecuadamente, no ofrece una verdadera solución a la delincuencia ni
brinda oportunidades útiles a los presos para que vuelvan a insertarse en el
sistema una vez que han cumplido su pena.
La asistencia psicológica en la prisión es fundamental, ya que muchos de los
reclusos tienen trasfondos emocionales muy delicados por alguno de los
siguientes motivos, entre muchos otros: vienen de familias en las que se han
sentido siempre desplazados y no queridos; han debido abandonar su país a la
fuerza por falta de oportunidades; sufren discriminación por cuestiones étnicas;
han vivido en la calle durante mucho tiempo; no tienen la suficiente formación
como para acceder a un buen trabajo y eso los empuja a sufrir todo tipo de abusos
laborales.

Estar encerrado en una celda, privado de la libertad de salir del edificio para hacer
las compras, ver una película o leer un libro en el parque es mucho más difícil de
superar de lo que se percibe desde afuera; como muchas otras cosas en la vida, no
valoramos la libertad lo suficiente hasta que la perdemos. Cuando existen
problemas psicológicos que impiden el correcto y sano desarrollo en la sociedad,
verse forzado a compartir un espacio reducido durante meses o años no es
precisamente un plato tentador.

Entre los problemas que deben atender los psicólogos de las prisiones se
encuentran los intentos de suicidio, que muchas veces comienzan por creer que
una vez terminado el periodo de reclusión no habrá futuro. No olvidemos que
muchos individuos pierden su trabajo, su casa y sus relaciones cuando son
condenados a prisión, por lo cual el proceso de resocialización debe enfocarse en
gran parte en impedir que esos acontecimientos les impidan levantarse y seguir
adelante con sus vidas.

Se supone, de esta manera, que la permanencia de un individuo en una prisión es


parte de un proceso de resocialización. En una primera instancia, el condenado es
castigado y eliminado de la sociedad. Algún tiempo después, sin embargo, tendrá
que reintegrarse. Los responsables del centro penitenciario, por lo tanto, deben
realizar una serie de funciones que incluyen asistencia psicológica y capacitación
para que el recluso, al recuperar la libertad, pueda desarrollarse y no vuelva a ser
un componente peligroso de la sociedad.

Un proceso que implica la búsqueda de un nuevo trabajo, el establecimiento de


nuevos hábitos, el fortalecimiento de las amistades y el contacto con los viejos
lazos. En resumen, se trata de establecer una rutina de vida con la cual el ser
humano se incorpora nuevamente a la sociedad y pone en práctica su derecho a
luchar por su felicidad.
Cuando una persona se ha reinsertado correctamente, su pasado deja de ser
importante ya que es alguien capaz de desarrollar su potencial para hacer el bien.
Esta resocialización no siempre es fácil ya que la persona que ha estado en prisión
por algún tiempo también puede experimentar algún rechazo social como
resultado de los prejuicios.

La resocialización es un principio humanista que parte de la confianza


incondicional del ser humano en la medida en que más allá de las acciones que
una persona ha cometido en su vida, el ser humano como ser libre y consciente
tiene la capacidad de cambiar su opinión, asumir sus errores y volver a ser una
nueva persona.
PROCESO DE GRUPOS

La metodología participativa genera un proceso en el cual todos participan en una


u otra forma en el estudio de la realidad, entendiéndose esta como la conexión
entre la objetividad (la forma en que los participantes se encuentran involucrados
en los hechos, los procesos y estructura) y su percepción e interpretación de dicha
realidad, por ello se encuentra ligada a las preocupaciones y experiencias
cotidianas, con las historias de vida, con la construcción de identidades y con la
memoria colectiva. Implica el saber donde se está, a dónde se quiere ir, y cómo
hacerlo. Es una reflexión colectiva, en orden de mejorar la racionalidad de sus
propias prácticas, su entendimiento y las situaciones dentro de las cuales tienen
lugar.

El éxito o el fracaso de algunas experiencias participativas de promoción de salud


está asociado a la presencia de una serie de factores no bien identificados ni
analizados porque no existen los elementos necesarios que justifiquen por qué son
mejores unas intervenciones en relación con otras. Lo anterior puede deberse a
que no se ha realizado una evaluación del proceso participativo que se vive. Dada
la complejidad de las realidades sociales en las que se llevan a cabo las
intervenciones educativas en salud, no se puede atender exclusivamente a la
valoración de resultados; los procesos participativos en los que se encuentran
implícitos los procesos grupales son complejos, porque intervienen en ellos
multitud de factores interrelacionados cuyo aislamiento sólo puede conseguir la
distorsión del conocimiento pretendido.

Todas las propuestas de trabajo participativo muestran preocupación por el


proceso grupal, pero no todos explican los campos teóricos conceptuales del
análisis y la promoción de dicho proceso. De hecho, solo se enmarcan
teóricamente los procesos de trabajo pero no los correspondientes al trabajo
grupal, lo que significaría la posibilidad de clarificar los problemas concretos que el
grupo enfrenta.

El educador que trabaja con un grupo, quiere y necesita entender lo que está
sucediendo en el grupo, no solo lo que pueden estar diciendo o haciendo los
miembros, sino también lo que están pensando, sintiendo, preguntándose y
esperando; esto significa la comprensión de la dinámica de grupo y el
reconocimiento de los procesos que operan en dicho grupo e implica justamente
el análisis de las situaciones conflictivas o confusas que se suscitan en un grupo
sometido a un proceso participativo. Es importante analizar estos aspectos ya que
con ello se puede comprender y mejorar los procesos educativos.

Se define como proceso de grupo al producto de las interacciones que ocurren


entre los individuos que forman el grupo, producto tanto intelectual como
afectivo, en el que resalta más lo afectivo de los contenidos latentes de los
miembros del grupo y que presenta una continua modificación a través del tiempo.
La evaluación educativa en su dimensión grupal, contempla el conjunto de factores
que intervienen en el desarrollo del grupo, para favorecerlo u obstaculizarlo, revisa
las condiciones que prevalecen en el proceso grupal, las situaciones propicias o
conflictivas al emprender la tarea y los problemas suscitados en la dinámica de
trabajo colectivo, donde se ponen en juego mecanismos de defensa, tales como
fenómenos de racionalización, evasión y rechazos a la tarea, así como
interferencias, miedos y ansiedades. El análisis longitudinal del proceso grupal,
permite alcanzar una comprensión mucho más profunda no solo de los fenómenos
temporales, sino también de la mayor parte de los procesos grupales y del
comportamiento de las personas cuando forman parte del grupo.

Con el objetivo de realizar una adecuada lectura de lo que ocurre en un grupo


comunitario durante la realización de un proyecto educativo nutricional, esta
investigación se centra en el análisis del proceso de grupo, dado por el interés en
alcanzar una mayor comprensión de lo que sucede en dicho grupo.

Recientemente se ha planteado la necesidad de articular acciones de educación,


salud y alimentación a través de la participación comunitaria, entendiéndola como
el proceso mediante el cual los individuos se transforman de acuerdo a sus propias
necesidades y las de su comunidad y adquieren un sentido de responsabilidad con
respecto a su propio bienestar y el del grupo. 6,7 Por otra parte, se señala la
necesidad de fortalecer los programas y las intervenciones nutrimentales que se
realizan en el ámbito de la comunidad ante el fracaso del proyecto de economía de
mercado que impera en el país, al no ser este capaz de contener la miseria y crear
mejores condiciones de vida para las mayorías. Frente a esta realidad existen
diversas estrategias para resolver los problemas de mala nutrición, entre las que se
encuentra la educación en nutrición y la fortificación de alimentos.

Las primeras investigaciones acerca de los concentrados proteicos de hojas de


plantas se orientaban principalmente a su máxima producción para usarlos en la
alimentación humana. Estudios clínicos en niños nigerianos indican que los
suplementos elaborados a partir de proteínas de hojas pueden ser efectivos para el
tratamiento y prevención de la desnutrición proteico-calórica.

Un ejemplo de hojas proteicas son las leguminosas arbustivas, ampliamente


utilizadas en la alimentación animal, como es el caso de la alfalfa ( Medicago sativa)
que actualmente y por sus propiedades nutritivas se ha estudiado su concentrado
en humanos como complemento alimenticio con buenos resultados.

La incorporación del concentrado de alfalfa para enriquecer los alimentos de la


dieta habitual de las familias de la comunidad no ha sido una tarea fácil por el
hecho de que esta planta se emplea tradicionalmente como alimento para
animales por el desconocimiento relativo de sus propiedades nutritivas y el
proceso para obtener su concentrado.
El trabajo educativo nutricional llevado a cabo bajo los lineamientos
metodológicos de la Educación Popular, se asumió como un proceso de
aprendizaje grupal. En la concepción del aprendizaje grupal, se ubican a los
miembros de la comunidad en la dimensión de seres sociales, integrantes de un
grupo que busca el abordaje, la transformación y la construcción del conocimiento
desde una perspectiva de grupo, que asume que aprender es elaborar el
conocimiento, es pensar en la realidad y desarrollar una conciencia crítica, lo que
implica la responsabilidad de indagar, analizar, criticar para transformarse a sí
mismos y transformar la realidad, además, considerar y valorar la importancia de
interaccionar en grupo, donde la interacción y el grupo sea el medio y fuente de
experiencias para que el sujeto logre el aprendizaje.

El grupo de aprendizaje se define como el conjunto de personas que se reúnen


alrededor de un objetivo común, concretamente para esta situación, el
conocimiento, lo cual conlleva avanzar en él y al mismo tiempo, modificar o
cambiar el tipo de relaciones grupales. Es a partir de la "problematización" cómo es
posible acercarse a la construcción del conocimiento, "problematizar" consiste en
lograr convertir la realidad en pensable y no solo en explicable. En el grupo de
aprendizaje se trabaja sobre esta dimensión y se potencia ampliando el concepto
de aprendizaje el cual sobrepasa en mucho la concepción de aprendizaje en el
grupo operativo, sin embargo la técnica del grupo operativo ayuda a la realización
de todo esto.

La construcción de conocimientos es realizado a través de un proceso que implica


la instrucción, la capacitación y la formación. La instrucción es una transmisión de
saberes, la capacitación entendida como la adquisición de habilidades, referida a
aspectos técnicos o prácticos y la formación como el proceso en el cual se va
encontrando la forma de ser, de crecer a través de adquirir nuevas maneras de
pensar, de ver y hacer las cosas en la vida cotidiana.

El trabajo educativo constituye un espacio donde las prácticas y los procesos de


interacción que se llevan a cabo ponen en juego a los miembros del grupo como
sujetos sociales en donde sus historias sociales y personales, sus recursos
materiales e intelectuales y sus expectativas, son elementos que se infiltran al
interior de todo proceso educativo, haciendo de este proceso de enseñanza-
aprendizaje una realidad muy particular.

Cabe aclarar que el grupo conformado para el trabajo comunitario, no fue


propiamente un grupo operativo, sin embargo, se retomaron algunos aspectos
teóricos del grupo operativo, porque se está convencido de que son válidos para la
concepción de educación transformadora que prevalece y que implica la
"problematización", la transformación y la construcción del conocimiento.
ETAPAS DEL DESARROLLO DE UN GRUPO

En su evolución, los grupos por lo general pasan a través de una secuencia


estandarizada, denominada modelo de cinco etapas del desarrollo de un grupo.
Aunque las investigaciones indican que no todos los grupos siguen dicho patrón,
es un marco teórico útil para entender su desarrollo. El modelo de desarrollo de
cinco etapas plantea que los grupos pasan por cinco etapas distintas: formación,
tormenta, normalización, desarrollo y terminación.

1. La formación, se caracteriza por una gran cantidad de incertidumbre sobre el


propósito, estructura y liderazgo del grupo. Sus miembros "prueban el agua" para
determinar cuáles tipos de comportamiento son aceptables. Esta etapa termina
cuando los miembros piensan de sí que son parte de un grupo.

2. La etapa de tormenta es la del conflicto al interior del grupo. Los miembros


aceptan la existencia del grupo pero se resisten a las limitantes que éste impone a
la individualidad. Además, hay conflicto acerca de quién controlará el grupo.
Cuando esta etapa termina, hay una jerarquía relativamente clara de liderazgo
dentro del grupo.

3. La tercera etapa es en la que se desarrollan relaciones cercanas y el grupo


demuestra cohesión. Existe un sentido fuerte de identidad y camaradería en grupo.
Esta etapa de normalización termina cuando la estructura del grupo se solidifica y
éste ha asimilado un conjunto común de expectativas que define lo que constituye
el comportamiento correcto de sus miembros.

4. La cuarta etapa es la de desempeño. En este punto, la estructura es funcional


aceptada por completo. La energía del grupo se ha transferido de conocer y
entenderse uno al otro, a llevar a cabo la tarea de que se trate.

5. Para los grupos de trabajo permanentes, el desempeño es la última etapa


desarrollo. Sin embargo, para los comités temporales, equipos, fuerzas de tarea
grupos similares que tienen una labor específica por cumplir, hay una etapa de ter-
minación. En ésta, el grupo se prepara para la desbandada, el alto rendimiento en
su trabajo ya no es su prioridad principal sino que la atención se dirige a terminar
las actividades. En esta etapa las respuestas de los miembros del grupo varían, al
nos están elogiando los logros del grupo, otros se encuentran deprimidos por
pérdida de camaradería y amistad ganadas durante la vida del grupo.

El desarrollo en grupo comprende diferentes etapas para poder alcanzar un nivel


óptimo.

 Formación del grupo

Es la primera etapa en la formación de un grupo, se caracteriza por una gran


incertidumbre respecto del propósito, estructura y liderazgo del grupo. Los
miembros analizan el entorno para determinar qué tipos de comportamientos son
aceptables. La etapa de formación se termina cuando los miembros comienzan a
pensar en sí mismos como parte del grupo.

 Tormenta del grupo

Es la segunda etapa en el desarrollo de un grupo, esta se caracteriza por la


existencia del conflicto intergrupal. Los miembros aceptan la existencia del grupo,
pero tienen cierta resistencia a las restricciones que este impone a las
individualidades; más aun hay un conflicto en cuanto a quien controlara el grupo.
Cuando esta etapa finaliza es porque se logra una jerarquía relativamente clara de
liderazgo dentro del grupo.

 Normatividad del grupo

Esta es la tercera etapa en la formación de un grupo, esta se caracteriza por haber


relaciones muy estrechas y un nivel alto de cohesión, además de que el grupo
presenta un fuerte sentido de identidad.

La normatividad se completa cuando se solidifica la estructura del grupo y este ha


asimilado un conjunto común de expectativas respecto de lo que define el
comportamiento correcto de los miembros.

 Desempeño del grupo

Es la cuarta etapa del desarrollo de un grupo. En este momento la estructura del


grupo es plenamente funcional y aceptada. Aquí la energía del grupo ha pasado de
llegarse a conocer y comprenderse unos a otros, a desempeñar el trabajo que se
presente.

 Dispersión del grupo

Es la etapa final en el desarrollo del grupo caracterizada por su preocupación en


terminar las actividades o tareas pendientes aquí las respuestas de los miembros
del grupo varían, algunas son eufóricas de complacencia por los logros del grupo
otros pueden sentirse incómodos por la desaparición camaradería y amistades que
se lograron mediante la vida del grupo de trabajo.

Se caracteriza por una gran. Se incertidumbre sobre el distingue, precisamente, por


los conflictos internos que en propósito, la estructura y el ella se dan. Los
miembros liderazgo del grupo. Los aceptan la existencia del grupo miembros
"sondean las aguas" personas se resisten a las para determinar que restricciones
que les impone a su individualidad. Por conductas son las aceptables. Añadidura,
se presentan La etapa concluye cuando los conflictos sobre quien miembros
comienzan a controlará el grupo. Al considerarse parte del grupo. Culminar las
etapas, el grupo cuenta con una jerarquía de liderazgo relativamente clara.

Esta es la primera estaba del desarrollo grupal, la cual es denominada como


formación. En esta etapa se presenta un momento en donde las personas del
grupo comienzan a conocerse y es descrita como ansiedad e incertidumbre.

En esta etapa los miembros son discretos con su comportamiento, lo cual se


impulsa por su deseo de ser aceptado por todos los miembros del grupo. Evitan
todo tipo de conflictos, controversias, malentendidos y opiniones personales,
incluyendo cuando los miembros empiezan a formarse impresiones entre si y
obtienen una compresión de lo que hará el grupo en conjunto.

Las consecuencias típicas de la etapa de formación incluyen el determinar cómo se


organizara el equipo, comprensión del objetivo del grupo y quien será el
responsable de que, discusiones de los hitos principales o fases de la meta del
grupo, donde se incluyen calendarios con los proyectos aproximados.

También podría gustarte