Está en la página 1de 2

La Regola delle cinque ordini dell'architettura (1562) del arquitecto Giacomo

Barozzi da Vignola (1507-1573)

Es un conjunto de directrices para una construcción correcta de una regla estricta sobre
medidas. Contribuyo al nacimiento de una teoría de la arquitectura elaborada para
aplicaciones prácticas. Este expone los cinco órdenes canónicos de la arquitectura:
toscano, dórico, jónico, corintio y compuesto.

Orden

Entendemos por orden de arquitectura una disposición proporcionada de los tres


miembros o partes principales que lo componen, que son la columna, el pedestal, y el
cornisamento: cada una de estas tres partes se subdividen en otras tres. Las partes de
la columna son el fuste, capitel y basa. Las de cornisamento son el friso la cornisa y el
arquitrabe. Y las del pedestal son el dado, la cornisa y la basa.

El dado es aquel plano que hay entre la basa y la cornisa.

Vignola se sujetó más estrechamente a la idea de la modulación: ofreciendo medidas


en módulos y minutos. De este modo, resultaba mucho más fácil dibujar los órdenes.

El módulo

Llámese modulo a un tamaño arbitrario que se usa para construir los órdenes y es
constantemente el semidiámetro inferior de la columna. Se distinguen dos tipos de
módulos: uno que se divide en doce minutos o partes iguales para los órdenes toscano
y dórico. Y el otro en 18 partes iguales para los ordenes jónico corintio y compuesto.

Reglas de Memoria

Vignola trató de definir sus órdenes con las proporciones más elementales para que
fueran fáciles de recordar; y, ciertamente, cualquier arquitecto de hace dos
generaciones las sabría de memoria.

Columnas

Las proporciones de las columnas están ordenadas. Es más fácil recordarlas si se


toman en relación al imoscapo, al diámetro inferior (que mide dos módulos). Entonces,
la columna toscana tiene de alto siete veces su diámetro inferior; la columna dórica,
ocho; la columna jónica, nueve, la columna corintia, diez; y la columna compuesta
también tiene de alto diez diámetros.

Entablamentos
En todos los órdenes de Vignola el entablamento o cornisamento tiene de alto un
cuarto de la altura total de la columna (incluidos base y capitel). En eso el jónico y
corintio de Vignola se distinguen bastante de otros autores, que presentan
entablamentos más ligeros.

Pedestales
En todos los órdenes de Vignola el pedestal tiene de alto un tercio de la altura total de
la columna. Los pedestales son frecuentes en composiciones con pilastras; y más raros
en composiciones con columnas aisladas.

Bases
En todos los órdenes, la base de la columna (incluyendo su pequeño zócalo o plinto)
mide un módulo de altura. Pero en el toscano y en el dórico esa altura incluye el filete
inferior del fuste. En los demás órdenes, el filete inferior del fuste pertenece a la
columna.

Capiteles
Sus proporciones son más variadas y difíciles de recordar. Pero el capitel toscano y el
capitel dórico tienen de alto un módulo. El capitel jónico tiene de alto dos tercios de
módulo, sin contar las volutas. El capitel corintio y el capitel compuesto tienen de alto
dos módulos y un tercio de módulo.

También podría gustarte