Está en la página 1de 6

Psicosis: doblar la realidad para ver alrededor de las

esquinas: Paul Fletcher (Transcripción)

Voy a hablar sobre la psicosis.


Esta es una experiencia o un fenómeno asociado con una serie de
enfermedades psiquiátricas, neurológicas y físicas. Pero es algo más que
eso, y es algo que quiero persuadirlo, en realidad está muy relacionado
con la forma en que procesamos el mundo día a día tratando de dar
sentido a sus complejidades.
La psicosis es un término muy incomprendido, muy mal utilizado y muy
criticado. En realidad es una descripción, una descripción amplia, no un
diagnóstico. Y se refiere a una pérdida de contacto con la realidad, sea
cual sea la realidad.
Los libros de texto dicen que hay dos características clave. El primero
son las alucinaciones. La gente puede escuchar, ver, tocar, saborear,
sentir cosas que aparentemente no están allí. El otro fenómeno es el
engaño, una creencia aparentemente irracional que surge sin buena
evidencia.
Y se lleva a cabo de una manera que parece ser impermeable a la
evidencia que lo contradice. Así que esa es la definición de libro de texto
seco.
Mi primera experiencia con la psicosis realmente llegó cuando era un
joven estudiante de medicina en mi primer apego de psiquiatría en una
sala de pacientes hospitalizados en el Hospital Hackney, en el noreste de
Londres. Y pasé mucho tiempo hablando con un joven, que me describió
con gran detalle la experiencia que había tenido al recibir mensajes de
televisión, cine, radio y periódicos. Mensajes en forma verbal, visual e
incluso telepática que le criticaron mucho, muy desagradable, muy
amenazante. Incluso le dieron instrucciones de hacerse daño con un
cuchillo.
Estaba profundamente desconcertado, pero también desconcertado por
esto, porque era un hombre joven, articulado, inteligente, perspicaz y,
sin embargo, aunque parecemos habitar el mismo mundo, la realidad
que tenía era muy, muy diferente a mi propio.

Y no hay una manera fácil de aplicar una pérdida simple de trastorno


funcional o modelo de disfunción para comprender eso.
Ahora, me gustaría argumentar que para comenzar a entender esto,
para obtener un atisbo de comprensión, debemos dar un paso atrás y
observar la forma en que la persona normal y saludable del mundo
procesa ese mundo en orden. para tratar de entender sus
complejidades, sus ambigüedades y sus incertidumbres.
Y creo que al mirar eso, tenemos un atisbo de la posibilidad de que, en
realidad, muchos de nosotros estamos en un estado bastante psicótico
todo el tiempo. Principalmente, el cerebro necesita poder predecir el
mundo, tener éxito y sobrevivir.
Y para hacer eso, necesita construir un modelo interno de ese mundo
exterior. Y aquí es donde comienza la dificultad, porque no tenemos
contacto directo con ese mundo exterior.
Tenemos la ilusión de contacto directo. Tenemos la ilusión de la
realidad. Vernon Mountcastle, quien era neurocientífico, lo puso muy
bien y dijo en 1976: “Cada uno de nosotros vive dentro del universo o
en la prisión de su propio cerebro. Se proyectan a partir de él millones
de fibras nerviosas sensoriales frágiles, organizadas en grupos
adaptados de forma única para muestrear los estados energéticos del
mundo: calor, luz, fuerza, composición química. Eso es todo lo que
podemos saber directamente. Todo lo demás es inferencia lógica.
Ahora, esta es una declaración profunda, porque nos dice que en
realidad estamos aportando algo al acto de percibir la realidad. Y vale la
pena considerar la naturaleza de esa inferencia.
Hermann Von Helmholtz, científico del siglo XIX, pensó mucho en la
percepción, la percepción y la experiencia del mundo como un proceso
inferencial y lógico. Y, de hecho, dijo que es un acto de imaginación. Él
dijo: "Siempre se imagina que los objetos están presentes en el campo
de visión como tendrían que estar allí para crear la misma impresión del
mecanismo nervioso".
Lo que estaba diciendo aquí era que tenemos impresiones, experiencias
en nuestro sistema nervioso tal como lo sugirió Mountcastle. Y luego
tenemos que imaginar lo que podría haber causado esos.

Volvemos al proyecto a la causa de las sensaciones que tenemos. Esta


es una forma de inferencia, y es una forma de inferencia que este
muchacho aquí, Charles Peirce, un filósofo de principios del siglo XX, se
conoce como inferencia abductiva o abducción.
La inferencia abductiva realmente se refiere al razonamiento hacia
atrás de la evidencia a las causas de esa evidencia. Entonces, tenemos
la evidencia en nuestros sentidos, tenemos que razonar hacia atrás. Y
Peirce señaló que en realidad esta es una de las formas de inferencia
lógica más inestables, frágiles y frágiles que podrías tener. Se refirió a
eso como adivinar.

Y la razón es que adivinar es que para cualquier experiencia sensorial


que tengamos, hay una miríada, múltiples e infinitas causas posibles
que podrían haber dado lugar a eso. Y estamos atrapados con tener que
tomar una decisión sobre lo que podría haber sido esa causa. Como dijo
Peirce, dijo: "Todo el tejido de nuestro conocimiento es un fieltro de
hipótesis pura".
Pero parece que nos las arreglamos. Nosotros lo gestionamos. Y la razón
por la que nos las arreglamos en realidad está capturada en un teorema
desarrollado por este ministro presbiteriano del siglo XVIII, Thomas
Bayes. Muchos de ustedes habrán oído hablar del teorema de
Bayes. Ciertamente lo encuentras cada vez más en neurociencia hoy en
día. Y Bayes señaló, y de hecho, Bayes, aunque no usó el término,
estaba hablando sobre esta forma de inferencia abductiva, sobre cómo
resolver las causas con base en la evidencia.
Y sugirió que la forma óptima de hacer esto es tomar la evidencia, pero
también tomar lo que ya sabe, cuál es su experiencia y expectativas
previas, y unirlas, y resolver la ambigüedad de esa manera.
Así que imagina que estás caminando por un camino rural, digamos, en
Devon, y escuchas el golpeteo de los cascos alrededor de la
banda. Esperas con confianza que lo que vendrá a la vuelta de la
esquina después sea un caballo. Pero en realidad la evidencia que tienes
no te dice eso necesariamente. Quiero decir, ¿quién puede distinguir los
golpes de pezuña de un caballo de una cebra, un camello o alguien
golpeando un par de cáscaras de coco? La evidencia en sí misma es
ambigua.
Pero, por supuesto, es su conocimiento previo de que lo que es más
probable que esté a la vuelta de la esquina en Devon es un caballo, no
una cebra. Y esa es esencialmente la idea proporcionada por el teorema
de Bayes y la noción de la inferencia que aplicamos al mundo.
Hay buena evidencia de que este tipo de inferencia también ocurre en
niveles perceptivos inconscientes más bajos, y lo estamos haciendo todo
el tiempo. Mirando esta imagen aquí, para muchos de ustedes que no
han visto lo que he visto, una colección sin sentido de manchas en
blanco y negro. Para mí no lo es, para mí es una imagen muy, muy
significativa.

Puedo ver mucho en eso. Puedo ver que hay una mujer. Puedo ver que
es joven. Puedo ver que lleva un sombrero. Puedo ver que ella es
feliz. Y puedo ver que está besando a un caballo. Y la razón por la que
puedo ver todo eso no es necesariamente porque estoy alucinando,
aunque creo que hay un elemento de eso, sino porque he visto esta
imagen.
Y esta imagen fue la imagen original a partir de la cual se creó la
primera. Ahora, después de haberles brindado esa información previa,
esa expectativa previa, es más posible que algunos de ustedes ahora
puedan mirar la imagen y ver a la mujer besando al caballo. Esto
también funciona en el dominio auditivo.
Si escuchan esto... (sonido ambiguo) para muchos de ustedes que
sonará como una especie de sonido sin sentido de tipo sony. Para mí, en
realidad, es muy significativo. La razón por la que es significativo para
mí es que tengo expectativas previas y conocimiento previo. Mi
conocimiento previo proviene de haber escuchado esto (voz en off) "El
camello se mantuvo en una jaula en el zoológico". Así que ahora tienes
esa experiencia y conocimiento previos.
¿Podrás aplicarlo al sonido original? (Sonido ambiguo) Es muy, muy
llamativo, lo automático y fácil que es ahora dar sentido a lo que antes
era ruido simplemente por lo que trajiste a la mesa. Eso es genial.
Tenemos un medio para tratar con el mundo, lo que permite la
ambigüedad de nuestros mensajes entrantes, nos permite evaluar cuál
es la causa probable, mediante el uso de este proceso inferencial basado
en el conocimiento previo. Pero eso debería darnos una pausa, porque lo
dice: la percepción es un proceso activo. No es un pasivo, una recepción
de un mundo verídico por ahí.
Y si el proceso es lo suficientemente activo como para permitirnos
suprimir el ruido, reconocer la señal, eliminar la ambigüedad, ¿también
es lo suficientemente activo como para crear percepciones? Somos muy
propensos a crear nuestras propias percepciones.
Entonces, aquí vemos una famosa ilusión de triángulo, donde la mayoría
de nosotros tendremos una sensación muy fuerte de que hay un
triángulo blanco superpuesto sobre estas formas negras. La razón por la
que vemos eso probablemente se deba a que la forma en que se
organizan las formas debajo parece implicar fuertemente que hay un
triángulo blanco y, por lo tanto, lo creamos.

En realidad no hay nada objetivamente allí. No hay frontera aquí. No


hay perímetro. Estamos viendo algo que objetivamente no existe. Y
hace solo 10 minutos definí eso como una alucinación. Entonces esta es
una alucinación en acción. Y como lo describió Von Helmholtz, la
percepción misma es una alucinación controlada.
Entonces tenemos esta situación en la que tenemos un equilibrio entre
lo que viene y lo que ya sabemos. En algunas circunstancias, no
tenemos expectativas fuertes, en otras circunstancias, tenemos estas
expectativas previas y las sopesaremos.
Y esto nos ofrece un mecanismo para comenzar a comprender la
aparición de fenómenos como las alucinaciones, porque sugiere que no
necesitamos hipotetizar algún trastorno grave de la función, alguna
lesión horrible en alguna parte. Todos nos definimos de acuerdo con
nuestros modelos internos del mundo. Definimos nuestro lugar en
relación con los demás, en términos de modelos compartidos del
mundo.
Y si alguien está construyendo un modelo que no es compartido por
otras personas, es una experiencia muy, muy aislante, porque su
realidad se vuelve diferente.
Ahora, creo que la ciencia puede llegar a tratar de ver mecanismos y
desarrollar ideas clínicas de eso, pero en última instancia, como se
aborda en el tema de las conversaciones de hoy, realmente necesitamos
pensar en experiencias como esta en otros niveles.
Y eso incluye, creo muy fuertemente, las artes. Mi organismo de
financiación, Wellcome Trust, está muy interesado en lograr que sus
científicos trabajen con artistas, y me han brindado una serie de
oportunidades fantásticas para discutir estas ideas con los artistas. Un
ejemplo de eso fue ponerme en contacto con un escritor, dramaturgo y
cineasta, Julian Simpson, quien se ocupa la mayor parte del tiempo con
la idea de un cerebro tratando de construir una realidad a partir de
entradas sensoriales.

Y una consecuencia de esta discusión y colaboración, aunque no puedo


reclamar mucho crédito por ello, fue una obra que escribió llamada
"Estado de fuga", que en realidad ya ha ganado algunos premios de
drama de la BBC.
La otra colaboración con la que Wellcome me alentó y que nunca
hubiera predicho realmente es con una empresa de diseño de
videojuegos, que se me acercó, porque quieren hacer un videojuego
sobre un guerrero celta del siglo VIII que sufre ciertas experiencias de
psicosis.
Bueno, al principio era escéptico, pero después de haber ido a
conocerlos, en realidad me quedó muy claro que intentaban de una
manera muy respetuosa, sincera y honesta tratar de recuperar algunas
de estas experiencias. Así que hemos tenido varias reuniones donde nos
hemos reunido con ellos y con un maravilloso equipo en Recovery East
dirigido por la magnífica Tracy Bartlett, que es un grupo de personas
que han tenido experiencias de enfermedades mentales y que están
trabajando para recuperación y se recuperan en muchos casos. Fueron
lo suficientemente amables, generosos y, de hecho, lo suficientemente
valientes como para discutir sus experiencias con el equipo de Ninja
Theory y conmigo.
Y una consecuencia de eso es que el juego se está desarrollando en
torno a estas experiencias, y Ninja Theory me ha dado muy
amablemente un clip de película con el que me gustaría dejarte. Este es
un video del juego en sí y algunos sonidos que realmente se basan en
las discusiones que hemos tenido.
(Video) (Hombre) Cobarde
(Mujer) Vienen
(Hombre) Cobarde. Cobarde
(Mujer) Vienen ahora. Ellos vienen
(Múltiples voces) Están mirando. Ellos están mirando Ellos están
mirando
[A veces el mundo aparece como un caleidoscopio. Puede ser hermoso.]
(Múltiples voces) ¡Fuera! Sal. Sal. ¡Fuera! Sal. Sal de aquí. Sal de
aquí. Sal. Sal de aquí. Sal. (El video termina)
Así que esto todavía es mucho trabajo en progreso, pero espero que te
deje con la impresión, que tengo la intención de crear, que los artistas
talentosos pueden decir más en dos minutos sobre esto de lo que
probablemente podría decir en toda una serie de conferencias.

También podría gustarte