Está en la página 1de 5

ACTIVIDAD N°1 CONSTULAS

Ángel Miguel Peñata Dorado


RTM Y EC G2

La seguridad activa es el conjunto de todos aquellos elementos que contribuyen a proporcionar una
mayor eficacia y estabilidad al vehículo en marcha, y en la medida de lo posible, evitar un accidente.

 El sistema de frenado: Su función es fundamental para la seguridad del conductor. Todos los
sistemas de frenado actuales cuentan con circuitos independientes que permiten frenar con
seguridad en caso de que alguno falle. Entre los mejores se encuentran los antibloqueo (ABS)
que reducen la distancia de frenado manteniendo la capacidad de cambiar de dirección para
evadir obstáculos, ya que no bloquean las ruedas.
 El sistema de dirección: Garantiza la correcta maniobra del vehículo. Los sistemas de
dirección de los coches actuales se endurecen a altas velocidades para evitar posibles
accidentes.
 El sistema de suspensión: El sistema de suspensión permite que el automóvil se mantenga
estable y absorba las irregularidades de la carretera. Las barras estabilizadoras conectan las
dos ruedas de cada eje y sirven para controlar la inclinación del coche en las curvas, evitando
así una salida de la vía.

Figura 1. Sistema de suspensión.

 Los neumáticos y su adherencia al suelo: El compuesto de los neumáticos y su dibujo deben


garantizar tracción adecuada en cualquier clima y condición. Deben estar en las mejores
condiciones para obtener la máxima adherencia con el suelo.
 La iluminación: Hasta hace pocos años la luz que emitían los faros era muy débil y no era
blanca. Recientes investigaciones han resuelto estos inconvenientes. Lo importante es ser
vistos y ver bien.
 Sistemas de control de estabilidad: Sistemas de control de estabilidad. También conocidos
como ‘anti vuelcos’ son muy útiles en caso de que el conductor pierda el control del
automóvil. Mediante sensores que perciben la velocidad de cada una de las llantas, la posición
del volante y la posición del pedal del acelerador, un procesador electrónico determina las
acciones a tomar: frenar una o más ruedas o manteniendo las llantas en los apropiados
controles de tracción. Quizá sus siglas más extendidas y conocidas sean ESP.
Por otra parte, la seguridad pasiva son los elementos que reducen al mínimo los daños que se pueden
producir cuando el accidente es inevitable.

 Los cinturones de seguridad: Imprescindibles para cualquier viajero, básicos en la seguridad


vial. En caso de impacto, cuentan con un dispositivo que bloquea el mecanismo en caso de
sufrir una fuerte desaceleración. Evitan que la persona salga despedida. Existen dispositivos
específicos para niños, los llamados sistemas de retención infantil y también sistemas para
viajar en coche con mascotas.
 Los Airbags: Son unas bolsas que, mediante un sistema pirotécnico, se inflan en fracciones
de segundo cuando el coche choca con un objeto sólido a una velocidad considerable. Su
objetivo es impedir que los ocupantes se golpeen directamente con alguna parte del vehículo.
Actualmente existen las bolsas frontales, laterales, tipo cortina (para la cabeza) e incluso para
las rodillas.

Figura 2. Airbags.

 Chasis y Carrocería: En ambos existen zonas que absorben la energía en caso de un impacto.
Si es un choque frontal, acomoda el motor para que no se introduzca en el habitáculo.
 Cristales: El compuesto del cristal parabrisas está preparado para que, en caso de accidente,
no salten astillas que puedan dañar a los pasajeros del vehículo. Las ventanillas laterales son
más débiles y se pueden romper. Es la salida más cómoda si en caso de vuelco las puertas se
quedan bloqueadas.
 Reposacabezas: Son los elementos fundamentales en la protección de la persona frente al
latigazo cervical, siempre y cuando se ajusten a la altura de la persona que vaya sentada.

A nivel internacional la Organización de las Naciones Unidas (OMS) es la encargada de la


verificación de las características de seguridad activa y pasiva, para ello elaboro el Plan Mundial para
el Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020, este plan tiene la finalidad de servir
orientación para los países y, al mismo tiempo, facilitar la aplicación de medidas coordinadas y
concertadas destinadas al logro de las metas y objetivos para la Seguridad Vial 2011–2020. Este Plan
mundial es útil para apoyar el desarrollo de planes de acción locales y nacionales y, al mismo tiempo,
ofrece un marco para favorecer la realización de actividades coordinadas a nivel regional y mundial.
Está destinado a un amplio público, en particular los gobiernos locales y nacionales, la sociedad civil
y las empresas privadas que deseen ajustar sus actividades a la consecución del objetivo común,
manteniendo una perspectiva genérica y flexible, conforme con las necesidades de los países.

Existen diversos actores que participan en el escenario de la seguridad vial en Colombia, tanto a nivel
nacional de forma multisectorial, como a nivel territorial. El Ministerio de Transportes, y en particular
el Vice ministro de Transporte, tiene como funciones el liderazgo y coordinación de la Política
Nacional de Seguridad Vial en el país. Para el diseño de políticas y aprobación del marco normativo,
para la aplicación de las normas y para la gestión de medidas, intervienen diversas administraciones
del ámbito estatal y territorial: los ministerios, las gobernaciones y las alcaldías. Ordenados según los
cinco pilares que recomienda la OMS, en Colombia los agentes de la seguridad vial son:

Para la Determinación de políticas:


 Departamento Nacional de Planeación (DNP).
 Congreso de la República.
 Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHyCP).
 Ministerio de Transporte, Viceministerio de Transporte.

Infraestructura segura:
 Instituto Nacional de Vías (INVIAS).
 Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).
 Superintendencia de Puertos y Transporte (SPT).
 Ministerio de Transporte, Viceministerio de Transporte.

Vehículos seguros:
 Ministerio de Industria, Comercio y Turismo (MICT).
 Superintendencia de Industria y Comercio y SPT.
 Ministerio de Transporte.

Global NCAP es una organización no gubernamental del Reino Unido la cual sirve como plataforma
global para programas de evaluación de nuevos vehículos en todo el mundo. Global NCAP tiene
estado consultivo ante las Naciones Unidas, es miembro del United Nation Road Safety Collaboration
y de la Iniciativa Bloomberg para la Seguridad Vial. Global NCAP apoya los objetivos globales de
la ONU y la Década de Acción para la Seguridad Vial.

Euro NCAP, European New Car Assessment Programme, (Programa Europeo de Evaluación de
Automóviles Nuevos) es el organismo encargado de realizar las pruebas e investigar para mejorar la
seguridad de los vehículos en la Unión Europea. Cuenta con laboratorios propios y el apoyo de varios
gobiernos y diversas instituciones.

El Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe (Latin NCAP)
brinda a los consumidores información independiente y transparente acerca de los niveles de
seguridad que ofrecen los diferentes modelos de vehículos del mercado. Latin NCAP basa sus pruebas
en métodos internacionalmente reconocidos y califica entre 0 y 5 estrellas la protección que brindan
los vehículos para ocupante adulto y para ocupantes niños.
Las nuevas tecnologías que se han desarrollado en materia de seguridad Activa en los últimos son:

 Sistema de lectura de señales de tráfico: Los fabricantes estan incorporando en sus últimos
modelos un sistema de reconocimiento a distancia de señales de tráfico, de manera que el
coche las interpreta y adapta su funcionamiento a las circunstancias. Suele ofrecerse
combinado con sistemas de control de crucero adaptativos.
 Aviso de cambio de carril involuntario: El sistema avisa al conductor cuando éste, de forma
inadvertida, se sale de la trayectoria del carril por el que circula e invade un carril adyacente
sin señalizarlo. Este sistema salva vidas porque previene al conductor de invadir el carril
contrario en, por ejemplo, una carretera secundaria, y el sistema acústico de aviso es
suficiente como para poner en alerta al conductor de manera instantánea.
 Suspensión activa: La suspensión activa se encarga de gestionar y controlar de forma
independiente la amortiguación en cada una de las ruedas. El objetivo: maximizar el contacto
del neumático con la calzada en cada momento, mejorando la estabilidad y la adherencia del
coche, independientemente del piso. Si nos fijamos bien, la importancia de que los
neumáticos estén en contacto con el suelo y no patinen es crucial, y para ello se diseñan varios
de los sistemas de seguridad más conocidos. El sistema funciona a partir de los datos
recogidos por varios conjuntos de sensores (en ruedas y amortiguadores, sensores
giroscópicos) y controla los amortiguadores (con sistemas neumáticos o hidráulicos en su
interior), cuya función es variar la dureza del amortiguador.
 Asistencia al frenado de emergencia: El sistema de asistencia al frenado de emergencia es
bastante sencillo de entender. En colaboración con el ABS, el sistema detecta cuando estamos
efectuando una frenada de emergencia (por la velocidad en la que soltamos el acelerador para
pisar a fondo el freno, por ejemplo), y hace los cálculos necesarios para ejercer la mayor
potencia de frenado posible en cada momento.
 Detección de peatones: Esta medida, enfocada a disminuir los accidentes con peatones, es
capaz de detectar si algún peatón se cruza en la trayectoria del coche, a lo que este responde
con una frenada de emergencia para evitar el atropello, ayudando así a salvar muchas vidas,
especialmente en ciudades y zonas donde conviven mucha densidad de población y
circulación.
 Escudo protector: Este sistema, mediante la ayuda de sensores y radares (los mismos que los
sensores de aparcamiento) calcula el entorno del vehículo, permitiendo así que en todo
momento calcule las distancias de seguridad óptimas y el coche se adapte automáticamente
a las circunstancias del tráfico, evitando mayoritariamente colisiones por alcance.

Figura 3. Sistema de escudo protector.


Uno de los avances en tegnologia de seguridad pasiva de última generación es un sistema destinado
a minimizar las consecuencias de un atropello, en el sentido de proteger al peatón. Esta tecnología
aborda el diseño de la carrocería para facilitar que se deforme de un modo específico y que la energía
del impacto sea absorbida a través de la estructura y cause la mínima intrusión posible en la cabina.
De este modo, se evitan los fuertes impactos sobre las zonas más expuestas en estas situaciones, como
son cadera, piernas y cabeza. En este sentido, Toyota ha desarrollado una arquitectura de vehículo
que utiliza refuerzos estructurales estratégicos para absorber los impactos. Además, este sistema de
seguridad pasiva se apoya en funciones colaborativas como el tensado de cinturones o la activación
de airbags óptima entre otros.

Otro avance importante en sistemas de seguridad pasiva son los sistemas ECall, que permiten llamar
a las asistencias sanitarias de forma inmediata, reduciendo así el tiempo de espera para ser atendido
tras un accidente. Si el impacto hace saltar los airbags, el sistema se activa automáticamente y envía
a los servicios de rescate información del lugar exacto del accidente y datos relevantes del vehículo
(matrícula, marca y modelo, combustible, etc.). Hay que tener en cuenta que el tiempo de respuesta
de los servicios de emergencia puede ser fundamental a la hora de salvar vidas. Desde el año 2018,
este equipamiento es obligatorio en todos los turismos y furgonetas de nueva homologación.

Por otra parte se desarrolló un sistema Corte de inyección (en colisión) ayuda a que no se produzca
un incendio tras una colisión. Simplemente, detiene la inyección de combustible al motor cuando una
línea de combustible se rompe, aislando el depósito y la bomba de combustible del motor. De este
modo, cualquier posibilidad de incendio queda reducida al mínimo. Esto no significa que nunca se
pueda producir un incendio, pero sí que se reduce mucho la posibilidad de que suceda.