Está en la página 1de 4

Principales alertas de intervención vinculadas a la familia en la etapa de o

a 6 años.

El ritmo de crecimiento de los niños, no son iguales son distintos es por esto que

se debe de tener en cuenta el proceso de desarrollo del infante desde la edad 0 hasta los

primeros años de vida es cuando la familia o quienes cuidan al niño se dan cuenta si tienen

márgenes de normalidad o si viene acompañado de un mal desarrollo. En los dos primeros

años de vida el desarrollo de los niños es acelerado. Por ende, una alerta en el desarrollo

sería un conjunto de signos y manifestaciones los cuales indican que el desarrollo del niño

no es acorde a su edad, los padres tienen que prestar atención e identificar los factores que

afectan a la salud del niño.

Cruz (2017) afirma que es importante identificar en el hogar el deterioró o

alteraciones en el desarrollo integral de los niños, dentro de esto abarca la alimentación, la

educación, la violencia etc., esto pone vulnerables a los niños desde temprana edad y afecta

a su vida inmediatamente.

Entendemos que los padres y personas de crianza debe de estar pendientes de sus niños, ya

que este no afecta a solo a su físico, sino también psicológicamente y cabe destacar que

tienden a tener problemas de conducta, depresiones, hiperactividad y otros indicadores.

Marín & Asociados (2019) Establecen que la familia es la que impulsa la sociedad,

porque en ellas se puede aprender valores y costumbres, lo cual impulsa el desarrollo

individual de cada persona. Y destacan que las familias están compuestas por padres e

hijos, pero existen personas que no tienen lazos sanguíneos, y adoptan o son padres por

elección.
Cabe destacar que, con frecuencia, en el sistema familiar intervienen diferentes factores que

dificultan la dinámica familiar obstaculizando el proceso de socialización de sus miembros

como son:

factores socio ambientales: estos son los elementos que se encuentran alrededor de

las personas, lo cual afecta el desarrollo y el desenvolvimiento de las personas, como la

cultura, el desempleo, escases de dinero y adicciones.

factores interpersonales: este tiene que ver con el modo de relacionarnos con los

demás, como tenciones de los miembros de la familia, maltrato, desinterés familiar, falta de

comunicación e incumplimiento de los deberes familiares.

Franchini & asociados (2018) establecen que una alerta visible es la de los trastornos

en la niñez temprano ósea de un periodo de 0 a 6 años, porque en las familias se suele dar

padre o madres solteros, una socioeconómica muy baja, bajo nivel de educación, esto va

acompañado de agresividad, poca interacción y poco aprendizaje etc.

Destacamos que los autores se refieren a que las familias pasan por procesos, tanto sociales

como familiares que afecta directamente al niño y que este lo va reflejando de una forma u

otra.

Franco, Londoño y Restrepo, (2017) afirman que la comunicación familiar es el

eje fundamental en el sistema familiar, porque es un proceso simbólico en el aprendizaje

del niño y es por este medio que se expresan las emociones, filiaciones y afectos hacia la

familia o personas, los cuales permiten que la familia se acerque más y establezcan

acuerdos y vínculos.
Palacio & Múnera (2018) plantean que hay situaciones en las familias como la

violencia intrafamiliar, la falta de afecto, las separaciones, la desatención, la poca

educación, estas situaciones ocasionan un retraso en su desarrollo social, sin embargo, si se

da bien fortalece principios y valores e influye en el comportamiento.

Hernández & Asociados (2017) afirman que las familias disfuncionales generan

actitudes, comportamientos negativos y agresivos afectando estos a la comunicación, a la

familia y satisfacción personal. Esto pueden provocar niveles altos de insatisfacción

familiar y suele afectar la personalidad de los miembros de la familia.


Referencia
Marín Iral, M. del P., Quintero Córdoba, P. A., y Rivera Gómez, S. C. (enero-junio, 2019).
Influencia de las relaciones familiares en la primera infancia. Poiésis, (36), 164-183.
DOI: file:///C:/UsersDownloads/3196-12214-3-PB%20(1).pdf

Cruz, A. (2017, 20 de abril). México, el 20% de los niños tiene algún tipo de deficiencia
del desarrollo. La Jornada. Recuperado de http://www.
jornada.unam.mx/2017/04/20/sociedad/038n2socg

Hernández, C. A., González, A. M. V., San Pedro, L. R., & Ganén, M. S. (2017).
Comunicación, cohesión y satisfacción familiar en adolescentes de la enseñanza secundaria
y preuniversitaria. Cienfuegos 2014. Medisur, 15(3), 341-349.

https://www.redalyc.org/pdf/1800/180051460009.pdf

Franchini, M., Zöller, D., Gentaz, E., Glaser, B., Wood de Wilde, H., Kojovic, N., . . . Schaer,
M. (2018). Early Adaptive Functioning Trajectories in Preschoolers With Autism Spectrum
Disorders. Journal of Pediatric Psychology, 43, 800-813.

Franco, H., Londoño, D., Restrepo, D. (2017). Habilidades para la vida en jóvenes
universitarios: una experiencia investigativa en Antioquia. Katharsis, 24: 157-182.
Disponible en http://revistas.iue.edu.co/index.php/katharsis/article/view/970/1236

https://repository.ucc.edu.co/bitstream/20.500.12494/20385/2/2020_psicoterapia_alemania_in
fancia.pdf

Palacio, P. A. S., & Múnera, M. V. (2018). El papel de la familia en el desarrollo social del
niño: una mirada desde la afectividad, la comunicación familiar y estilos de educación
parental. Psicoespacios: Revista virtual de la Institución Universitaria de
Envigado, 12(20), 173-198.

file:///C:/Users/Downloads/Dialnet-ElPapelDeLaFamiliaEnElDesarrolloSocialDelNino-
6573534%20(9).pdf

También podría gustarte