Está en la página 1de 15

Comprendiendo la poesía y

sabiduría hebrea
Hay poesías en
varios libros
Algunos poemas del AT.

“el cual exclamó: «Ésta sí es hueso de mis


huesos y carne de mi carne. Se llamará “mujer”
porque del hombre fue sacada.»” (Génesis
2:23, NVI)

“»“El SEÑOR te bendiga y te guarde; el SEÑOR te


mire con agrado y te extienda su amor; el SEÑOR
te muestre su favor y te conceda la paz.””
(Números 6:24–26, NVI)
Algunos poemas del AT.

“Cuando se dieron cuenta de que el rey no iba a hacerles caso, todos los
israelitas exclamaron a una: «¡Pueblo de Israel, todos a sus casas! ¡Y tú,
David, ocúpate de los tuyos! ¿Qué parte tenemos con David? ¿Qué
herencia tenemos con el hijo de Isaí?» Así que se fueron, cada uno a su
casa.” (1º Reyes 12:16, NVI)
Características de la poesía

• Uno de los rasgos sobresalientes de la


poesía, si la comparamos con el lenguaje
cotidiano, es su fin comunicativo.

• En la poesía, sin embargo, sobresalen las


palabras y la forma en que se usan, de
modo que la forma del mensaje cobra
suma importancia.

• La repetición puede abarcar varios


elementos distintos del lenguaje, que
pueden ser una o varias palabras, uno o
varios versos, algún sonido o sílaba, y hasta
algún significado
• Otro rasgo característico de la poesía
es la preponderancia del lenguaje
Salmos 130
figurado. En los versos ya citados, el
autor nos dice que «su alma» espera
Esperé yo en Jehová;
en Dios, pero en el lenguaje común y
esperó mi alma,
corriente simplemente podría haber
en su palabra he esperado.
usado el pronombre «yo»

• Finalmente, la poesía se organiza en


Mi alma espera en Jehová
versos, o sentencias de cierta
más que los centinelas la mañana,
medida, lo cual ocurre no sólo en la
más que los vigilantes la mañana.
poesía escrita sino también en la
poesía oral.
• El «cántico» (“shîr”, “shîrah”), cuyo uso, atestiguado en
todo el Antiguo Testamento , se dirige, ya sea a celebrar
el misterio y la grandeza de Dios manifestados en la
Tipologías naturaleza o en los acontecimientos históricos del pueblo
o de personajes singulares, o bien, las expresiones de
amor y el goce en los contextos festivos entendidos en su
dimensión religiosa (1 Sam. 18:6-7).
• La «bendición» (“berakhah”),
género literario al parecer exclusivo
de la poesía bíblica, Las bendiciones
pueden ir a veces dirigidas del
hombre hacia Dios, destinatario
único de los himnos de bendición,
como reconocimiento de las gracias
recibidas (Sal 104; 134; 135; 144), su
mayor significado teológico se
encuentra cuando descienden desde
Dios al hombre o a la comunidad,
como la bendición que Dios hizo a
nuestros primeros padres (Gn 1, 28),
a Noé (Gn 9, 1-2) o a Abrahán (Gn
12, 1-3).
• La «lamentación» o «elegía» (heb.
“qînah”), de la que el ejemplo por
antonomasia lo constituye el libro de
las Lamentaciones, compuesto por
elegías que expresan los lamentos
del orante, marcado por sufrimientos
y pruebas (Sal. 22; 26; 55)
El «oráculo» (“maśśa’”), que
evoca una composición
profética, abierta en cuanto tal a
futuros desarrollos (cf. Is 15, 1-
9; 22, 1-14; 23, 1-14; Ml 1, 1).
• La «visión» (“hazôm”), que, entendida como
«revelación divina», es un tipo de poema
característico de la literatura profética y
apocalíptica que permite considerar la
actividad del profeta (“nabî’”) no solo como
vidente (“ro’êh”), sino también como poeta y
cantor del poder de Dios (cf. 2 Cro 35: 15).
Existen casos en que grupos de profetas
aparecen como poetas o cantores, que
acompañaban sus vaticinios con tímpanos,
flautas y otros instrumentos (cf. 1 Sam 10: 5).
El«himno» y las «oraciones» (“tefillah”), que
aparecen especialmente en diversas formas
de salmos, como las «oraciones de David»
(“tefillôt dawîd”: Sal 17), o como
composición de alabanza a Dios (“tehillah”), y
que en el Salterio recibe diferentes
denominaciones, con alusiones probables al
género literario de la composición poética o a
las modalidades musicales de
acompañamiento (“mizmôr; maśkîl; miktam;
shiggayôn; selîhah”).
El «estribillo» (“pizmôn”), que consiste
en la repetición cadenciosa dentro de la
composición poética de una estrofa,
verso o dístico, con una clara finalidad
coral en el contexto litúrgico. Algunos
estudiosos consideran que muchos
salmos y poemas están estructurados en
estrofas, y que la aparición de estrofas o
estribillos revela la primitiva naturaleza
antifonal de gran parte de la poesía del
Antiguo Testamento.
• Según G. Lasry, algunas
formas ya mencionadas, los
“meshalîm”, verdaderos
poemas sapienciales, cuya
unidad poética prevalente es
el dístico, el enigma (“ḥîdah”),
que estructuralmente es
similar al proverbio, y los
poemas acrósticos, en los que
a cada letra del alfabeto le
corresponde una estrofa. De
modo particular, en la poesía
hebrea reluce con claridad el
uso estructural del
paralelismo, ya señalado por
su importancia en eal análisis
de la literatura sapiencial.