Está en la página 1de 4

ARTÍCULO 491.

(CONTRATOS Y ACTOS QUE DEBEN HACERSE POR DOCUMENTO


PÚBLICO).- Deben celebrarse por documento público: 1. El contrato de donación,
excepto la donación manual. 2. La hipoteca voluntaria. 3. La anticresis. 4. La
subrogación consentida por el deudor. 5. Los demás actos señalados por la ley.

Estos contratos, por ley, únicamente pueden ser celebrados mediante autoridad pública, en
este caso, mediante Notario de Fe pública. A excepción de los mismos, cualquier otro
documento puede ser celebrado y tener validez sin necesidad de un Notario Público.

ARTÍCULO 492. (CONTRATOS Y ACTOS QUE DEBEN HACERSE POR ESCRITO).-


Deben celebrarse por documento público o privado los contratos de sociedad, de
transacción, de constitución de los derechos de superficie y a construir y los demás
actos y contratos señalados por la ley.

Hay ocasiones en las cuales los contratos pueden ser constituidos de manera oral, sin
necesidad de un documento expreso y escrito como los contratos de trabajo. Sin embargo,
en este artículo, se establecen las ocasiones en las cuales es obligatorio un contrato escrito
para considerar su validez.

ARTÍCULO 493. (FORMAS DETERMINADAS).- I. Si la ley exige que el contrato revista


una forma determinada, no asume validez sino mediante dicha forma, salva otra
disposición de la ley.

Como se mencionó anteriormente, algunos contratos deben tener una forma en especifico
para poder tener validez. Por ejemplo, los artículos 491 y 492, los establecen los contratos
que deben ser celebrados por autoridad pública y los contratos que deben ser escritos
respectivamente.

ART. 1287. (CONCEPTO).- I. Documento público o auténtico es el extendido cor las


solemnidades legales por un funcionario autorizado para darle fe pública.
II. Cuando el documento se otorga ante un notario público y se inscribe en un
protocolo, se llama escritura pública.
Como bien menciona este artículo, se hace una diferencia a lo que es el documento público
y la escritura pública, pues el documento público es un documento cuya fe es dada por un
servidor público y es prueba plena, mientras que una escritura pública es un documento
inserto por el notario, por esto de denomina como reina de las pruebas.

ARTÍCULO 1288. (CONVERSIÓN).- El documento que no es público por la


incompetencia o incapacidad del funcionario o por un defecto de forma, vale como
documento privado si ha sido firmado por las partes.
Tal y como establece este artículo, en algunos documentos privados se coloca la cláusula
de conversión, la cual hace valer el documento privado con el debido reconocimiento de
firmas de las partes, en caso de no ser elevado a documento público.

ARTÍCULO 1289. (FUERZA PROBATORIA).- I. El documento público, respecto a la


convención o declaración que contiene y a los hechos de los cuales el funcionario
público deja constancia, hace de plena fe, tanto entre las partes otorgantes como
entre sus herederos o sucesores.
II. Sin embargo, si se halla directamente acusado de falso en la vía criminal, se
suspenderá su ejecución por el decreto de procedimiento ejecutoriado; mas, si se
opone su falsedad sólo como excepción o incidente civil, los jueces podrán, según
las circunstancias, suspender provisionalmente su ejecución.
III. Con referencia a terceros, el documento público hace fe en cuanto al hecho que ha
motivado su otorgamiento y a su fecha.
El presente artículo plantea lo siguiente: el documento público hace plena fe entre las partes
y sus herederos. Sin embargo, sí es acusado de falso en la vía criminal se suspende su
ejecución, y si se opone su falsedad como excepción los jueces pueden suspender
provisionalmente su ejecución.

ARTÍCULO 1297. (EFICACIA DEL DOCUMENTO PRIVADO RECONOCIDO).- El


documento privado reconocido por la persona a quien se opone o declarado por la
ley como reconocido, hace entre los otorgantes y sus herederos y causa-habientes, la
misma fe que un documento público respecto a la verdad de sus declaraciones.
Las palabras documento privado, en su más amplio sentido, comprenden todo escrito de
obligación o de extinción no protegido por la fe pública, pero en este articulo nos referimos
al documento privado en sentido restringido, es decir, el que al establecer o extinguir
obligaciones, o constituir o modificar derechos, etc., difiere del público, por no estar
autorizado por funcionario público ni inserto en el registro público y que, también, puede
convertirse en público mediante su reconocimiento.

LEY DEL NOTARIADO

ARTÍCULO 39. (DOCUMENTOS NOTARIALES).


I. Son documentos notariales aquellos que la notaria o el notario elabora, redacta,
interviene o autoriza, confiriendo fe a los actos, los hechos y las circunstancias que
presencia. Serán otorgados con arreglo a lo dispuesto en la presente Ley.
II. Constituye parte del documento notarial el recibir, interpretar, redactar y dar forma
legal a las voluntades de los interesados.

El presente artículo nos señala cuales son los documentos notariales y que constituye parte
del mismo, pudiendo entender esto podemos ser capaz de identificarlos.

ARTÍCULO 40. (CLASES DE DOCUMENTOS NOTARIALES). Los documentos


notariales se clasifican en protocolares y extraprotocolares. Tendrán carácter de
documentos públicos con independencia del medio en que se extiendan, sea papel o
soporte electrónico.
Podemos reconocer como documentos:
Protocolares:
a) Escrituras;
b) Actas notariales y
c) Protocolizaciones.
Extraprotocolares:
a) Reproducciones de instrumentos públicos;
b) Certificaciones de documentos, piezas de expedientes o de inscripciones;
c) Traducciones, y
d) Autenticación de firmas y huellas digitales, y cualquier otra actuación o diligencia que el
notario lleve a cabo fuera del protocolo.
e) Testimonios;
f) Certificaciones (de instrumentos públicos), y
g) Copias auténticas.
Todos estos mencionados tienen carácter de documento público, con independencia del
medio por el cual se extiendan.

Artículo 41°.- (Autorización de los documentos) La notaria o el notario autorizará los


documentos originales y las copias de éstos con su firma, rúbrica y sellos oficiales
de la notaría a su cargo.

El presente artículo establece una de las atribuciones que tiene la Dirección del Notariado
Plurinacional. Debemos mencionar que es un ente descentralizado, encargado de
organizar, regular el ejercicio del servicio notarial, bajo tuición del Ministerio de Justicia y
Transparencia institucional, la autorización de los documentos originales y copias con los
respectivos sellos rúbricas y firma es función de la notaría o notario.

Artículo 44°.- (Documentos protocolares) Los documentos protocolares son las


escrituras originales o matrices de los actos, hechos y negocios jurídicos,
compilados y archivados en un protocolo.

Los documentos como escritos ilustrativos de un hecho o acto deben seguir el


procedimiento de la Ley 483 para adquirir la cualidad de protocolar. En ese sentido el
protocolo notarial es la compilación ordenada cronológicamente de las matrices, a partir de
los cuales la notaria o el notario extiende los instrumentos públicos protocolares  ( BOLIVIA.
LEY 483,2014: Art.45). Con la finalidad de que acreditarse como escritura original.

Artículo 45(Protocolo notarial) I. El protocolo notarial es la compilación ordenada


cronológicamente de las matrices, a partir de los cuales la notaria o el notario
extiende los instrumentos públicos protocolares de acuerdo a la presente Ley y su
reglamentación.
II. Forman el protocolo notarial los registros de:

a. Escrituras públicas;
b. Testamentos;
c. Actas protocolares u otros tipos de documentos que por su naturaleza
necesiten de protocolización;
d. Protestos de letras de cambio;
e. Poderes generales, especiales o colectivos;
f. Certificaciones de firmas y rúbricas;
g. Otros establecidos por Ley.

Este artículo nos indica que el protocolo Notarial es el cuerpo matriz o lugar donde se
conservan las relaciones jurídicas privadas constituidas por particulares bajo la fe del
Notario. Es importante resaltar que no son libros, porque no son volúmenes cerrados.

Artículo 67 (Documentos notariales extra-protocolares)


I. Los documentos notariales extra-protocolares son:
a. Las actas notariales;
b. Las certificaciones;
c. Intervenciones en sorteos y concursos;
d. Otros determinados por Ley.
II. Sus características y procedimientos estarán regulados por reglamento.

Este artículo especifica los documentos extraprotocolares, si bien estos documentos no


forman parte del protocolo, es importante identificarlos ya que sus características y
procedimientos son reguladas por el reglamento (D.S 2189)
Estos documentos son aquellos que el Notario entrega a los interesados y circulan tal y
como han sido creados (sin necesidad quel tengan que ser protocolizados y se otorgue un
testimonio de los mismos para su validez legal).

También podría gustarte