Está en la página 1de 20

BIOCONSTRUCCIÓN Y ECOLOGÍA SOLIDARÍA

POR UN MUNDO MEJOR

www.sallavor.org

web de ecología solidaría con cientos de PDFs gratuitos


ESTUFAS RUSAS O KACHELOFEN

Tomar el sol en el salón: las estufas de horno y las paredes de calor

estufas del horno son más verdes, más eficiente, más sano, más seguro y
acogedor que todos los sistemas de calefacción moderna. ¿Por qué se ha ido
y ¿cómo recuperarla?
Una estufa de horno es un horno muy eficiente y robusta que irradia calor
durante todo el día. En los EE.UU. se introdujo hace sólo 20 años, pero en
Europa la tecnología está casi mil años. Especialmente en Rusia,
Escandinavia y Europa Central horno de la estufa tiene una larga y rica
tradición.
En el siglo 18, varios gobiernos europeos financian la investigación para
mejorar la tecnología, como una manera de superar una grave escasez de
leña: Ecotech antes de que el término existiera. Sin embargo, su desarrollo
y distribución se vio frustrado por la llegada del carbón, el gas y el
petróleo. estufas del horno son grandes, pesados y lentos, pero que ofrecen
tantas ventajas que - otra vez - merecen ser subsidiados por el gobierno.

La mayoría de la gente piensa que la cocina de metal fue el sucesor de la


fogata y la chimenea, y si solo se ve en los EE.UU., es cierto. En el Nuevo
Mundo, nunca hubo una escasez de leña y por lo tanto ningún incentivo para
mejorar la chimenea ineficiente. Pero en Europa y el Norte de Asia, existe
un vínculo importante y eficaz entre la chimenea y la estufa de metal.

Es conocida como la estufa de Rusia, Austria, Finlandia, Suecia o Alemania,


o como "kakelugn" (en Suecia), "pechka" (en Rusia), "Kachelofen" o
"steinöfen" (en Alemania y Austria), y como "TULIKIVI" (en Finlandia).
términos más generales son el horno de baldosas, ladrillos del horno,
vitrocerámica, estufa de azulejos, calentador de esteatita o un calentador
de mampostería. La tecnología está más estrechamente relacionado con un
horno tradicional que a una estufa metal - por lo que el término alemán
"Kachelofen" (horno de la estufa) se describe mejor como un término
genérico.
Horno estufas ya aparecen en los dibujos y pinturas en el año 1300 (ver las
ilustraciones arriba y abajo). Ellos son, de hecho, el verdadero aparatos de
calefacción por primera vez en la historia. Anteriormente, los romanos
inventaron elhipocausto, un precursor de la calefacción central, pero ese
conocimiento se perdió en gran medida cuando su civilización se derrumbó.
estufas del horno alimentado tradicionalmente de la madera, pero hoy en
día también puede ser equipado para trabajar con gas, o alternativamente
con ambos combustibles. Incluso se puede cooperar con un sistema de
calefacción central.Una estufa del horno puede tomar cualquier forma o
dimensiones: puede ser casi invisible, construido en una pared o debajo de
las escaleras, o puede ser una impresionante obra de arte de pie en medio
de la sala de estar.
Piedra frente de metal
La característica más esencial de una estufa de horno es que está hecho de
algún tipo de piedra o ladrillo, mientras que todos nuestros aparatos de
calefacción modernos están hechos de acero. Metal se calienta rápido, pero
también se enfría tan rápidamente. Por lo tanto, un aparato de calefacción
de metal tiene que ser alimentado de manera casi continua.
Piedra requiere más tiempo para calentarse, pero una vez lo ha hecho,
tiene el calor mucho más tiempo. Una estufa de horno sólo es despedido
por un corto tiempo, de un cuarto de hora a una o dos horas y sólo una o
dos veces por día. Una estufa de horno medio a continuación, se irradia
calor al menos durante 12 horas.
Humo canales

La parte principal del aparato de calefacción


consiste en un laberinto de canales de humo y salas de humo. Su objetivo es
mantener los gases calientes dentro del horno el mayor tiempo posible, de
modo que la piedra puede absorber el calor antes de salir de la chimenea.
El rendimiento energético de una estufa del horno es de 80 a 90 por ciento,
comparado con el 40 al 50 por ciento para las estufas de metal o de
aparatos de calefacción central, y sólo el 10 por ciento a 15 en una
chimenea - donde la mayoría se escapa el calor por la chimenea. Una de las
características más llamativas de una estufa de horno (de madera
combustible) es el cuarto de calderas, que parece ridículamente pequeñas
en comparación con la propia estufa.

Gracias al alto rendimiento, un calentador de


mampostería modesto o estufa de azulejos (calentar una habitación de 60
metros cuadrados) sólo necesita 6 metros cúbicos de madera por año: un
árbol. Si usted tiene incluso un pequeño jardín, usted puede fácilmente
combustible de la estufa del horno por medio de sus propios esquejes -
madera fina es muy apropiada para estufas de azulejos, a pesar de que
tiene que ser lo suficientemente seco.
Calor radiante
Todos nuestros aparatos de calefacción contemporánea calentar una casa o
una habitación, principalmente por medio de la convección: se calientan el
aire. Una estufa de horno lo hace por medio de calor radiante: la radiación
infrarroja, comparable al calor del sol. En una habitación que es calentada
por una estufa de horno, un termómetro difícilmente puede medir cualquier
cosa.
El efecto es comparable a la de un esquiador que disfruta de un licor ,
tomando el sol, a pesar de las temperaturas de congelación. El calor
radiante no (sólo) se caliente el aire, pero sobre todo también el cuerpo del
esquiador directamente.
Una estufa de horno de actos de la misma manera
como el sol: no hace tanto calor el aire, pero el piso, las paredes, el
mobiliario y la gente en la sala. Estos objetos, a su vez absorbe el calor que
irradia a su entorno - similar a una ciudad irradia calor después de un día
largo y caluroso verano, cuando las paredes y el pavimento liberan
lentamente de nuevo el calor del sol.
Esto puede sonar un poco raro para el siglo 21, pero hasta hace 150 años
era la calefacción por la calefacción radiante definición. Calefacción por
convección es un invento muy reciente, y tiene más inconvenientes que
ventajas.
Globo de aire caliente
Causa el movimiento de convección de aire constante en la casa, ya que el
aire caliente es empujado hacia arriba (el principio de un globo de aire
caliente) y el aire frío que está siendo arrastrada en (todos los convectores
necesitan un suministro constante de aire). El aire caliente se eleva hasta el
techo, mientras que la gente que debe calentar se encuentran en el
suelo. Esto no es muy eficiente. Además, siempre es demasiado caliente
para el radiador o la estufa y siempre muy frío en el otro lado de la
habitación.
En segundo lugar, la convección no es saludable. El polvo en la casa
comienza dando vueltas, lo que irrita el sistema respiratorio. En
combinación con el efecto de secado de aire caliente y por el abrasador de
polvo de las superficies metálicas de radiadores y estufas, esto conduce a
un clima desagradable, aire alcalina, que puede causar dolores de cabeza.
Este problema suele resolverse mediante humidificadores de aire o los
calentadores de agua eléctricos, que soplan una mezcla de vapor y aire en
la habitación. Desafortunadamente, esto crea las condiciones ideales para
los ácaros del polvo y de hongos de prueba desagradable. No se puede abrir
una ventana para ventilar, porque entonces el aire caliente se escapa
rápidamente.
Dormir en la estufa

Una estufa de horno no tiene ninguno de estos


inconvenientes. Debido a que apenas se calienta el aire, no hay circulación
de polvo. Debido a que la superficie del horno no llega a ser tan caliente
como la superficie de una estufa o un radiador de metal, no hay de polvo
abrasador.
Y porque el aire no sube, el calor se distribuye uniformemente a través de
la sala, en lugar de subir hasta el techo (o por medio de una escalera
abierta a los pisos superiores). Esto significa que usted puede abrir una
ventana del piso de arriba para ventilar la casa, sin perder energía.
Debido a que el exterior de un horno de la estufa no se caliente demasiado,
no hay peligro de quemarse. Esta cualidad se utiliza a veces para integrar
un banco o un sofá en la estufa, un lujo que ningún otro artefacto de
calefacción pueden ofrecer. En Rusia lo que solía ser un hábito para
instalar camas encima de una estufa del horno.
Gracias a su cálido (pero no demasiado caliente) exterior, estufas de horno
de ofrecer más posibilidades. Ellos se adaptan muy bien para mantener las
ollas y sartenes calientes, o para secar la ropa - estufas o radiadores de
metal son en su mayoría demasiado caliente para eso. Una estufa de
cerámica pueden ser equipados con quemadores y horno, para que pueda
ser utilizado como un aparato de cocina, también.

combustión completa
estufas del horno son una alternativa para todos los aparatos de calefacción
moderna, pero en comparación con las estufas de madera que tienen otra
ventaja importante. Cada vez más gente elige la madera como fuente de
energía para la calefacción, por lo que no dependen de los precios de la
energía imprevisible de petróleo y gas.
En cierto sentido esto no es algo malo, ya que a
diferencia del gas y el petróleo, la madera es un combustible renovable y
neutra de CO2 (el CO2 que se produce por la combustión de la madera fue
sacado de la atmósfera por el árbol durante los años anteriores) . El
problema es que las estufas de madera no son muy eficientes y muy
contaminantes.
La madera puede ser quemado sin la contaminación del aire en exceso,
pero la temperatura tiene que ser lo suficientemente alta: 1100 a 1200
grados centígrados.En ese caso, el 99 por ciento de la madera se convierte
en CO2 y vapor de agua, casi sin humo. Una estufa de madera de metal, sin
embargo, sólo alcanza una temperatura de 650 a 700 grados, con una
combustión incompleta de la madera como resultado.
Madera consiste en las dos terceras partes de los gases combustibles y para
un tercer out de material combustible. En el caso de una combustión
incompleta, estos gases de escape como el humo por la chimenea. En
regiones en las que muchas personas usan madera para calefacción, la
calidad del aire empeora drásticamente (una combustión incompleta de la
madera esmás contaminante que la quema de petróleo o gas).
El sobrecalentamiento
En una estufa de leña el fuego está sofocado por la
disminución del suministro de aire, si no se sobrecaliente la sala por la
rápida liberación de calor por el aparato de metal. Debido a que una estufa
de horno no suelte inmediatamente el calor del fuego, pero lo almacena
temporalmente en la masa de mampostería, la madera puede ser quemado
a una temperatura muy alta sin riesgo de sobrecalentamiento de la
habitación.
Una estufa de horno siempre es alimentado a plena potencia, aunque una
temperatura más baja se desea: en ese caso sólo tiene que alimentar una
porción más pequeña de madera, o alimentar con menos frecuencia.
Una combustión completa no sólo es ventajoso para la calidad del aire y la
eficiencia, es también más seguro. En el caso de una combustión
incompleta, la chimenea es cada vez más denso conjunto con creosota, que
puede conducir a un incendio en la chimenea cuando un día la estufa se
alimenta a plena potencia (la razón por la chimenea tiene que ser limpiada
con frecuencia).
Calor inmediato
estufas del horno tienen algunas desventajas,
también, aunque ninguno de ellos son insuperables. Probablemente el
mayor inconveniente es el hecho de que una estufa de azulejos o
mampostería calentador no entrega el calor instante en que nos
acostumbramos a.
Si enciende la estufa de gas, que son casi inmediatamente recompensado
con el calor. Sin embargo, una estufa de horno lleva un par de horas antes
de que comience la radiación de calor. Eso no es un problema durante
largos períodos de tiempo, el frío, porque una vez que el ciclo se ha
iniciado y la estufa es alimentado poco cada mañana, la casa es siempre
caliente.
Es menos evidente en períodos de grandes fluctuaciones de temperatura, o
cuando usted viaja mucho. Usted puede hacer el mejor de los que, por
vestir caliente por ejemplo, o de una manera menos baja tecnología
mediante la instalación de un aparato de calefacción adicional - como una
estufa de gas - en la misma habitación.
Este generador de calefacción segundo también puede ser una estufa de
azulejos mucho más pequeño, o un horno de cerámica (una estufa de
azulejos pequeños únicamente para cocinar). El pequeño se puede utilizar
para calentar el ambiente relativamente rápido, mientras que la grande se
está calentando. Una estufa de azulejos equipado con dos stokeholds, uno
grande para el calentamiento y una más pequeña para la cocina, ofrece la
misma posibilidad.
El sobrecalentamiento
Un calentador de mampostería no entrega el ajuste fino de la temperatura
de los aparatos de calefacción. Si una estufa de leña o gas es el
sobrecalentamiento de la habitación, sólo tiene a su vez se baja y la
temperatura desciende rápidamente. Con una estufa de azulejos, esto es
imposible de hacer.

Si usted se quema demasiada madera o gas en la mañana, esta decisión no


se puede revertir en el transcurso del día.No hay opción de izquierda, pero
para abrir las ventanas, y eso no es tan eficiente ya. Para calentar una
habitación a la temperatura adecuada por lo tanto requiere un poco de
práctica y dedicación, sobre todo en un clima que no es como es en Rusia o
Finlandia.
Una tercera desventaja de la estufa de azulejos es una consecuencia del
calor radiante. Una estufa de horno sólo calienta la habitación donde se
coloca. Abrir la puerta no se caliente la habitación junto a ella, porque es
en gran medida se extiende en la "sombra" del calor radiante.
Esto es comparable a un nuevo sol caliente en un día de invierno: si el paso
del sol a la sombra, el calor radiante se ha ido y todo lo que sientes es la
temperatura del aire. Una estufa de gas o la madera no funciona demasiado
bien en este bien, pero un sistema de calefacción central parece ser el
ganador indiscutible. Sin embargo, una estufa de azulejos no excluye un
sistema de calefacción central.
Calor paredes
paredes o pisos de calor de calor son otra forma de aplicación de calor
radiante. Aquí, el agua caliente no es llevado a través de radiadores de
chapa de acero como en un sistema de calefacción convencional, sino a
través de mangueras de plástico que están integrados en las paredes (o en
las paredes falsas). Debido a su superficie porosa una pared de piedra no se
puede calentar el aire, se irradia como una estufa de azulejos.

paredes de calor puede ser combinado con una estufa de horno. La estufa
está conectada a un sistema de caldera, que distribuye el agua caliente a
través de las mangueras en las paredes o el suelo en toda la casa. En esta
cocina de forma un mosaico (suponiendo que es lo suficientemente potente)
puede calentar todas las habitaciones en una casa, algo que no es otra cosa
posible. De la misma manera una estufa de azulejos puede suministrar agua
caliente para una casa.
paredes de calor también se puede combinar con un aparato de calefacción
central existente. Esto ya es un paso en la dirección correcta, porque el
consumo de energía baja (el agua no tiene por qué ser tan caliente como en
el caso de un sistema de calefacción central tradicional, ya que el calor se
irradia sobre una superficie más grande) y obtener un mejor clima del aire
interior.

Como tercera posibilidad, una estufa de horno también se puede conectar a


una red de radiadores de metal (como en esta iglesia), pero en ese caso se
pierde la ventaja de calor radiante. placa de acero radiadores calentar el
aire.
Pesados, voluminosos y caros
Otro inconveniente, absolutamente fundamental es que las estufas del
horno son bastante grandes y pesados. Una cantidad modesta estufa de
azulejos de al menos 800 kilogramos, y los grandes (especialmente en los
EE.UU. y la antigua Unión Soviética) puede llegar a pesar hasta 5 toneladas,
o más. Existen modelos más pequeños, pero pierden algunas ventajas en
comparación con sus hermanos más grandes (que tienen que ser alimentado
con mayor frecuencia, y no siempre llegan a una combustión completa de
madera, o la producción de energía eficiente mismo).

Un calentador de albañilería debe ser


grande y pesado, no hay nada que uno pueda hacer al respecto. aparatos de
calefacción de metal tienen la ventaja indiscutible de ser compacto.
Albañilería estufas también cuestan 2-3 veces más que otros sistemas de
calefacción. Puesto que la energía costos de consumo son más bajos, y una
estufa de horno bien construido dura toda la vida, esta inversión se
amortiza después de un tiempo. Sin embargo, tienes que ser capaz de pagar
la compra.
En Finlandia, un importante productor de calentadores de piedra de jabón,
la compra de una estufa del horno está subvencionado por el gobierno, con
la consecuencia de que el 90 por ciento de las nuevas casas que tiene en su
interior.
estufas del horno son caros porque son productos de artesanía. Ellos no son
realmente adecuados para la producción en masa (aunque se están
haciendo esfuerzos), y por tanto no de mucho interés para la industria de
calefacción. Prefieren vender, por ejemplo, las estufas de pellets.
Estufas de pellets
Una estufa de pellets es la estufa de leña que sólo alcanza una combustión
completa, como una estufa de horno lo hace. sofisticada tecnología se
utiliza para lograr esto - que es también el punto débil de este sistema de
calefacción.

Una estufa de pellets necesidades de electricidad


para hacer funcionar todos los de alta tecnología (cinta transportadora,
ventilación, regulación de la temperatura, y así sucesivamente), lo que
significa que este uso de la electricidad deben tenerse en cuenta al calcular
la puntuación del medio ambiente. Por otra parte, una estufa de pellets se
detiene la entrega de calor cuando hay una avería.
Una estufa de pellets sólo se pueden alimentar con pellets, pequeñas
varillas de madera, que se procesan en una fábrica. madera de poda o de
madera aserrada no sirven de nada en una estufa de pellets. La producción
de estos gránulos requiere una gran cantidad de energía.
Otra consecuencia es que una vez más, que dependen de los precios
impredecibles de un proveedor de energía. Además, una estufa de pellets
principalmente calienta el aire y casi no emite ninguna radiación térmica,
lo que no hay ventaja para la salud en comparación con una estufa de leña,
una estufa de gas o un sistema de calefacción central. Gracias a todos por
dentro alta tecnología, sin embargo, una estufa de pellets costos tanto
como una estufa de horno.
horno falsos estufas
Ahora que las estufas del horno están ganando cierta popularidad de nuevo,
los fabricantes de aparatos de calefacción de metal tratar de obtener una
tajada del pastel. Algunos han comenzado a ofrecer de acuerdo a los
métodos tradicionales, el envío de los albañiles a su casa para construir lo
que el horno estufa deseo.
La mayoría de los fabricantes, sin embargo, ahora el uso de calor radiante
como una estrategia de promoción de lavado verde. Ahora hay estufas en el
mercado que se parecen a una estufa del horno, sólo que no lo son. Son
normales las estufas de metal, envuelto en las baldosas. Ellos se delatan
por las rejillas para dejar entrar aire fresco, algo que una estufa de horno
no es necesario (ver foto abajo).

Por supuesto, los azulejos se calientan cuando la estufa está funcionando,


pero se enfríe tan rápido cuando se apaga.Estos aparatos se promueven
como una combinación ideal de ambas tecnologías, pero son simplemente
las estufas de convección. Casi no emite ninguna radiación térmica, que
quemar el polvo y tienen un menor rendimiento. Sin embargo, venden.
Otro ejemplo es la estufa de leña alemán, se muestra a continuación. Se
están promoviendo con entusiasmo como una variante moderna de una
estufa de horno, y que será de interés para steampunks y
supervivencialistas, pero esto es sólo una estufa de leña normal, no es muy
eficiente y muy contaminante.

Quemar el bosque
El horno de la estufa es la única tecnología que permite una combustión
limpia de la madera sin la necesidad de otra fuente de energía, por lo que
es la única tecnología que promete una alternativa ecológica para la
disminución de los recursos de gas y petróleo.
La pregunta crucial es si la tierra puede producir madera suficiente para
mantener una cantidad significativa de gente cálida. La crisis actual de
energía no es la primera en la historia humana. A partir del siglo 15, algunos
países de Europa ya se enfrentó a una grave escasez de leña y esto se
convirtió en un grave problema en el siglo 17 y 18, que sólo tiene "resuelto"
por la llegada de carbón.
Parece imposible que la población europea actual podría volver a ser
calentado por la madera, porque hay más gente ahora muchos que en
aquellos tiempos.Pero hay alguna esperanza de que el potencial es mayor
de lo esperado.
La deforestación masiva en la Edad Media fue la consecuencia de la
chimenea, que necesita diez veces más combustible que una estufa de
horno (de madera también fue el principal material de construcción). A
pesar de que la estufa de azulejos es de casi 10 siglos de antigüedad, sólo
se abrió paso a gran escala en el siglo 19, y aún así sólo en algunos países
europeos.
El potencial de la tecnología nunca se desarrolló plenamente, porque a
partir del comienzo de la revolución industrial, y la abundancia de
carbón. La investigación aún no ha revelado qué tan grande el potencial de
la madera como combustible puede ser si queremos usar estufas de horno,
pero sin duda es mayor que si queremos volver a las estufas de madera.
© Kris De Decker (editado por Vincent Grosjean)
Gracias a De Twaalf Ambachten

También podría gustarte