Está en la página 1de 6

EL PRINCIPIO DE VERDAD MATERIAL EN EL PROCESO CIVIL

*Por Jorge Antonio Patty Guzmán


Universitario. Presidente y Socio Fundador de la
Sociedad Científica de Estudiantes de Derecho de
la Universidad Técnica de Oruro. Ex
Parlamentario Juvenil del Mercosur por Bolivia
2014 – 2016. Ex Becario CRISCOS 2018 en la
Universidad Nacional de La Rioja – Argentina.
Investigador de Pregrado en Ciencias Sociales y
Relaciones Internacionales. Miembro del
Colectivo Universitario Latinoamericano
“Universidad y Soberanía”. Integrante de la Red
Compromiso Universitario Argentina. Integrante
del Voluntariado del Organismo Iberoamericano
de la Juventud Bolivia. Miembro del Centro de
Estudios Escuela de Juristas de Perú. Miembro del
Círculo de Relaciones Internacionales y Derechos
Humanos ALEPH, Perú

INTRODUCCIÓN

El Derecho es una ciencia vasta y amplia, misma que conlleva una responsabilidad
investigativa por parte los estudiantes de Derecho, así como de los académicos,
docentes e investigadores jurídicos. El Derecho Civil, por excelencia, parte del Derecho
Privado, presenta a lo largo de los procesos históricos una notoria evolución,
comprendiéndose así en el Derecho Boliviano, las reformas realizadas en el
Procedimiento Civil, habiéndose promulgado un nuevo Código Procesal Civil desde la
década de los 70.

El presente artículo está enfocado en un principio novedoso del Código Procesal Civil
Boliviano, el Principio de Verdad Material, en la que se analiza su naturaleza, alcance y
aplicación en el proceso civil, principalmente en la teoría de la prueba, siendo este
principio controversial principalmente en cuanto a los procesos o juicios ejecutivos se
trata.

LOS PRINCIPIOS DEL PROCESO CIVIL

Los procesos históricos de una sociedad, son también parte de la constante


transformación del Derecho, así como la continua evolución de las distintas áreas, como
ser civil, penal, constitucional y otros.

Sociológicamente, podemos señalar que el Derecho es parte de una construcción social,


que de acuerdo a las manifestaciones y necesidades vigentes de la sociedad es que se
regula la conducta de los hombres, en tal sentido, se afirma que el Derecho viene a ser
también como un conjunto de normas jurídicas que regulan la conducta del hombre en
la sociedad. Sin embargo, estos procesos históricos al influir en el Derecho, es que lo
hace parte de la historia y el estudio historiográfico.

El Derecho Procesal Civil, como parte del estudio de la Teoría General del Proceso, está
compuesto por principios procesales y constitucionales, entre los generales que
podemos destacar se encuentran: la buena fe, el debido proceso, celeridad, publicidad,
entre otros. Uno de los más controversiales es acerca el principio de la verdad material,
un principio novedoso e interesante en su aplicación en el proceso civil, ya que el
mismo es comúnmente aplicado en el proceso penal.

De manera general, podemos decir que los principios son directivas procesal es u
orientaciones generales en que se inspira cada ordenamiento procesal (Villarroel en
Mostajo, 2016), así como también señalan la forma de cómo debe interpretarse
correctamente las normas procesales que rigen la materia (Castellanos, 2019).

La novedad del Código Procesal Civil en Bolivia, es la aplicación concreta de estos


principios estipulados en el Art. 1 de la Ley Nº 439, en la que detalla las siguientes:
Oralidad, Legalidad, Dispositivo, Dirección, Inmediación, Concentración, Publicidad,
Saneamiento, Gratuidad, Celeridad, Interculturalidad, Transparencia, Igualdad Procesal,
Eventualidad, Contradicción, Verdad Material, Probidad. Así también, el Art. 180 en su
Parágrafo I de la Constitución Política del Estado, señala: “I. La jurisdicción ordinaria
se fundamenta en los principios de gratuidad, publicidad, transparencia, oralidad,
celeridad, probidad, honestidad, legalidad, eficacia, eficiencia, accesibilidad,
inmediatez, verdad material, debido proceso e igualdad de las partes ante el juez.”,
mismo que es concordado con el Art. 30 de la Ley Nº 025 Ley del Órgano Judicial.

Los principios procesales son postulados desde la Constitución Política del Estado en su
aplicación referente a la nueva construcción del Estado Plurinacional, en ese sentido, es
que refleja la manifestación de derechos constitucionales, así como los derechos
humanos en la aplicación de los principios procesales.

LA VERDAD MATERIAL COMO PRINCIPIO

Uno de los más controversiales principios en materia civil, viene a ser justamente el
Principio de Verdad Material.
Siguiendo a Castellanos (2019), comprendemos que la Verdad Material hace referencia
a la búsqueda por parte de juez de la verdad real e histórica de los hechos, es decir no se
limita solamente a lo presentado por las partes, sino que debe investigar la verdad, lo
cual nos lleva al análisis de la Teoría de la Prueba en materia civil, ya que es potestad
del juez el conocer y profundizar la investigación de tales hechos.

El Art. 1 numeral 16 del Código Procesal Civil Boliviano, indica: “Verdad Material:
La autoridad judicial deberá verificar plenamente los hechos que sirven de motivo a sus
decisiones, para lo cual deberá adoptar las medidas probatorias necesarias autorizadas
por la Ley, aun cuando no hayan sido propuestas por las partes”. En ese sentido, señala
a la fundamentación que debe tener las resoluciones judiciales (providencias, autos,
resoluciones, sentencias, etc.) en relación no solamente a las pruebas aportadas por las
partes, sino que el juez puede de oficio solicitar prueba para fundamentar sus
resoluciones, bajo ese criterio es que el carácter privado se convierte público, en la que
el juez actúa en representación también del Estado.

El tratadista Herrera (2017), da referencias acerca la verdad material, señalando que de


manera histórica este principio nace con el proceso civil comunista, en relación al
interés del Estado y de la sociedad, así es que las facultades del juez son ampliadas en
materia probatoria, que convierte al juez también en “dueño del proceso” junto a las
partes, argumentando además que el proceso civil, no estaría para buscar la verdad de
los hechos ni los medios probatorios, por la razón que los mismos ya han ocurrido y son
hechos del pasado.

El criterio de la Ley del Órgano Judicial en su Art. 30, reconoce que la verdad material
obliga a las autoridades jurisdiccionales a fundamentar sus resoluciones con la prueba
relativa solo a los hechos y circunstancias, sin embargo el Código Procesal Civil, ha
establecido que el juez “averiguara la verdad material”

Así también, Taruffo (2019) indica que cuando se habla de la “verdad de los hechos” se
está utilizando una expresión sintetizada que deberá ser explicada, por lo que entender
la verdad, nos llevara a un resultado relativo más no absoluto. Prudencio (2016) nos
señala que este principio importa en la indagación de la realidad y sus circunstancias,
así como la administración de justicia debe valerse de este principio con la finalidad de
satisfacer el interés público que no es otro que el cumplimiento de la función
jurisdiccional del Estado a favor de los justiciables, prevaleciendo el debido proceso a
través del cual se garantiza un proceso justo y equitativo.

Jauchen (2002), refiere desde el punto de vista penal, que el principio de verdad
material o real, está delimitada por el objeto del proceso en cada caso, además le
incumbe al jue procurar el conocimiento de la verdad histórica con total independencia
ejerciendo esa actividad por sí solo, sin necesidad de requerimiento de parte.

Por lo que la verdad material, al ampliar las facultades del juez en cuanto a materia
probatoria, estaría en un cierto margen de parcialidad, así como también convirtiéndose
en una especie de policía-investigador encargado de buscar la verdad hasta descubrirla
(Herrera, 2017)

APLICABILIDAD DEL PRINCIPIO DE VERDAD MATERIAL EN EL


PROCESO CIVIL

El desarrollo del proceso civil, contemplando el principio de la verdad material, se


presenta en los procesos ordinarios comúnmente así como en los procesos ejecutivos.

Así, Casapia (2019), nos señala que en el desarrollo de la audiencia preliminar dentro un
proceso ordinario es que se determina los medios y diligenciamiento de la prueba, así
como el objeto del proceso y el objeto de la prueba, misma que deberá ser producida en
la audiencia complementaria.

Ahora bien, en procesos ordinarios como usucapión, reivindicación, mejor derecho


propietario y otros, el juez por aplicación del principio de verdad material, es que puede
ordenar la producción de prueba de oficio, es decir, podrá disponer pruebas
documentales, así como testificales, inspecciones judiciales y otros. Comúnmente, las
inspecciones judiciales son declaradas de oficio por el juez, mas no ofrecidas por las
partes en cuanto a mejor derecho propietario se trata y procesos de división y partición
de bienes.

Un detalle que se concentra en cuanto a la aplicación de este principio de verdad


material, es en cuanto a los procesos ejecutivos, ya que por su naturaleza, son
monitorios (Castellanos, 2019), indicando que el proceso ejecutivo es la acción típica de
ejecución, porque en el mismo se ejecuta una obligación que se encuentra debidamente
documentada y que hace inicialmente plena fe en el proceso, así como también que la
tendencia moderna del proceso civil, hace que se elimine la fase probatoria de un
proceso ejecutivo. Es así que, se tiene, en caso de presentarse excepciones por la parte
ejecutada, una sola audiencia única, en la que se resuelven las excepciones; la admisión
de la demanda ejecutiva es a través de una sentencia inicial a sola vista y análisis del
título ejecutivo.

Ahora bien, existen títulos ejecutivos que estarían viciados de nulidad, es decir, son
falsos o adulterados, en ese sentido, el principio de verdad material es pregonado para
que el juez investigue acerca la veracidad de dicho título, empero, la naturaleza del
proceso ejecutivo que vendría a ser mixto, es decir de ejecución y conocimiento
limitado, lo impediría.

Un caso interesante, referente al mismo, es acerca la falsedad del título que en base al
mismo se realiza la ejecución, ante la incertidumbre de dilucidar si el documento es
falso o no, los bienes son ejecutados y puestos en remate público, el resultado final,
señala que el documento es falso. Ahora bien, al haberse privado el principio de verdad
material se ha vulnerado también el debido proceso para una de las partes ya que en
base a un título ejecutivo falso es que se han rematado sus bienes y propiedades.

El Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, en su Auto de Vista Nº 38/2019, señala


que “el juez no puede investigar nada fuera del título”, así como “nada debe investigar
el juez que no consta en el titulo mismo”. Si bien, el proceso ejecutivo puede
convertirse en un proceso ordinario, empero la lesión de derechos ya está realizada.

Por lo que la aplicación del principio de verdad material es controversial en cuanto al


papel del juez en materia probatoria, lo que por ende, en cuanto a un título ejecutivo se
tratara, es la suspensión del desarrollo del proceso cuando se presente la denuncia penal
por el delito de falsedad documental, que estaría presente en la figura de redargución del
documento (Castellanos, 2017), debiéndose remitir antecedentes al Ministerio Publico
para la investigación, además que el juez, en cuanto a falsificación de firmas y rubricas
se trata, puede disponer un reconocimiento de firmas y rubricas mediante peritaje.

La correcta aplicación de la verdad material en el proceso civil debe ser estudiada a


profundidad y con detalle, para evitar el choque con figuras procesales instituidas.

BIBLIOGRAFÍA
Gumucio Hinojosa, Walter, Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia.
Comentada, Interpretada, Doctrina, Concordada con Tratados Internacionales y Leyes
Especiales. Cochabamba: Grafica “ABBA”, 2018.
Castellanos Trigo, Gonzalo, Manual Básico de Derecho Procesal Civil. Modelo de
Memoriales. Tomo I. Sucre: Editorial Kballero, 2019.
Castellanos Trigo, Gonzalo, Procesos Monitorios, de Ejecución y Coactivo Civil.
Modelo de Memoriales. Tarija: Corpografika, 2017.
Castellanos Trigo, Gonzalo, Lecciones de Derecho Procesal Civil y Practica Forense
Civil. Modelo de Memoriales. Sucre: Editorial Kballero, 2017.
Casapia Barrionuevo, Carlos Alberto, El Proceso Ordinario en el Código Procesal
Civil (Doctrina y Jurisprudencia). Sucre: Imprenta IMAG: 2019.
Herrera Añez, William, La Prueba en Materia Civil. La Verdad Material. Segunda
Edición. Cochabamba: Editorial Kipus, 2017.
Jauchen, Eduardo, Tratado de la Prueba en Materia Penal, Santa Fe: Rubinzal –
Culzoni Editores, 2002.
Mostajo Barrios, Jorge Omar, Curso sobre el Código Procesal Civil, La Paz: Editorial
Hebdo, 2016
Tribunal Constitucional Plurinacional de Bolivia, Teoría de la Prueba, Sucre: Abad
Editores, 2019.
Universidad Técnica de Oruro, Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales,
Horizontes, Revista Científica, Oruro: Editorial Universitaria UTO, 2016.

También podría gustarte