Está en la página 1de 12

TEORÍA DEL CONSUMIDOR

El objetivo de eta teoría es caracterizar la cesta de bienes elegida, y predecir como


cambiara la elección optima en su respuesta a los cambios en el conjunto de cestas
accesibles. La elección optima del consumidor será en tres fases: primero veremos las
preferencias, los precios del producto junto con la renta del consumidor y así podremos
determinar las características de la elección óptima.
La ordenación de las preferencias
La cesta d ebiens de consumo se presenta en un vector :
x=¿)
Donde x, i= 1,2…,n, es la cantidad del bien i-ésimo en dicha costa. Se supone que cada
x, es no negativo, osea solo s epuede consumir cero o una cantidad positiva de cada
bien. El simbolo ≥se lee es preferida o indiferente a≫ , y x ' ≥ x' ' significa que el
consumidor considera x’igual de buena que x”. Este simbolo es relacion de
preferencia-indeferencia. La ordenacion de prefencias debe tener cierta estructura
precisa y util para eso supunomenis que el consumidor nos dice:
x ' ≥ x' ' y x ' ' ≥ x '
≪ x' es preferida a x ≫ , y ≪ x es preferida a {x} ^ {'} ≫ . Dado que no esta diciendo algo carente
de sentido.
Hipotesis 1. Completitud. Para cualquier par de cestas de cestas x’ y x”, bien x ' ≥ x' ' o
x ' ' ≥ x ' . Esto afirma que el consumidor puede expresar una preferencia o indiferencia
entre cualquier producto y nos va asegurar que no va existir (agujerios) en la
ordenancion de preferencias .
-El conjunto de cesta preferidas y indiferentes sera:≪conjunto mejor dede≫ x'
-El conjunto de bienes indiferentes a x’: ≪ conjunto indiferente≫ a x';
- El conjunto de cestas de bienes para los cuales x’ es preferido o indiferente:
≪ conjunto peor ≫ de x'.
Hipotesis 2. Transitividad. Para cualesquiera tres cestas de bienes
x ´ , x ´ ´ , x ´ ´ ´ , si x ≥´ x ´ ´ y x ´ ´ ≥ x ´ ´ ´ entonces x ´ ≥ x ´ ´ ´ .

Este es un requisito de coherencia del consumidor. Dadas las dos primeras


afirmaciones, si la tercera no se cumple, de manera que x´´´≥x´, podríamos pensar que
existe una incoherencia en las preferencias. La hipótesis tiene una implicación
importante para los conjuntos de indiferencia que acabamos de definir, en el sentido de
que implica que ninguna cesta de bienes podrá pertenecer a más de uno de dichos
conjuntos a la vez. Supongamos que x´ x ´ ´ ´, de manera x´´ pertenece al conjunto de
indiferencia de x´´´. Si x´ x ´ ´ ´ , entonces no hay problemas, ya que todas las cestas de
bienes están en el mismo conjunto de indiferencia. Entonces x´´ debe estar en dos
conjuntos de indiferencia, el de x´y el de x´´.

x ´ x ´ ´ y x ´ ´ x ´ ´ ´ pero x ´ ´ >´ x ´

lo que viola la hipótesis de transitividad. Así que, dada esta hipótesis, ninguna cesta de
bienes podrá pertenecer a más de un conjunto de indiferencia.

Hipótesis 3. Reflexividad. x ´ ≥ x ´ . Cualquier cesta de bienes es preferida o indiferente


a sí misma. Como podemos intercambiar los dos miembros de la relación, la hipótesis
implica que una cesta de bienes es indiferente a sí misma, lo que parece cierto de una
manera trivial. Estas tres propiedades de la relación de preferencia-indiferencia
implican que : -Cada cesta de bienes (completitud)

-Puede colocarse en un conjunto de indiferencia (reflexividad)

-Nada más que en un conjunto de indiferencia (transitividad).

Hipótesis 4. No-saturación-. Una cesta de bienes x´ será preferida a x´´ si contiene


más de al menos un bien y no menos de cualquiera otro, es decir, si x´¿ x´´.Establece
una relación de bienes que contiene una cesta, y su lugar en la ordenación de
preferencias: cuanto más contenga, mejor. Esta hipótesis es más fuerte de lo que
necesitamos en dos aspectos. Primero, implica que ninguno de los bienes es un «malo»,
como podría ser la basura o el ruido de los aviones, de los cuales uno desearía tener
menos. Segundo, se supone que el consumidor nunca está saturado de ningún bien.

Hipótesis 5. Continuidad-. La grafica de un conjunto de indiferencia es una superficie


continua. En términos de la conducta de elección de elección del consumidor y dados
dos bienes.

A B
X2

X´2 W C
0 X´1 X1

en su cesta, podremos reducir la cantidad de uno de ellos, y por muy pequeña que esta
reducción sea, siempre podremos encontrar un incremento en la cantidad del otro bien
que le compense exactamente, es decir, que le coloque en una cesta de bienes
indiferente a la primera. Ahora estableceremos algunas restricciones a la forma de las
superficies o las curvas de indiferencia. Por la hipótesis 4 ya sabemos que éstas deben
tener pendiente negativa.

Hipótesis 6. Convexidad estricta. Dado cualquier cesta de bienes x´, su conjunto mejor
es estrictamente convexo. El conjunto mejor del punto x es el conjunto de puntos que se
encuentran tanto sobre la curva de indiferencia como en el área sombreada y se ha
representado como un conjunto estrictamente convexo.

La función de utilidad-. Históricamente, la palabra utilidad se ha empleado en


economía para indicar las sensaciones subjetivas que se derivan del consumo, de forma
que su consecución constituye el objetivo del consumo. Una regla o función (x) que
asigne un número real u a cada cesta de bienes se dice que representa las preferencias
del consumidor si a todas las cestas de bienes situadas en el mismo conjunto de
indiferencia les asigna el mismo número, y a las cestas de bienes que están en los
conjuntos de indiferencia preferidos les asigna números más altos, es decir:

(a).−u (x ´ )=u ( x ´ ´ )si y solo si x ´ x ´ ´

(b).−u (x ´ )>u(x ´ ´ )si y solo si x >´ x ´ ´

Una función de utilidad es una manera de asignar números a los conjuntos de


indiferencia del consumidor de modo que los números se incrementen a medida que se
alcancen conjuntos más preferidos o más elevados. Refleja el ordenamiento de las
cestas de bienes efectuado por el consumidor y por ello es una función ordinal. Tan sólo


nos interesa el signo de dicha diferencia, es decir, si u(x´) u (x´´) o si x' es preferido o

indiferente a x" o bien x'´ es preferido a x´.

Existe un número infinito de formas de asignar números a las cestas de bienes


congruentes con los requisitos (a) y (b) anteriormente citados por lo que la función de
utilidad no va ser única. Por ejemplo, dadas cuatro cestas de bienes x´, x´´.x´´´.x´´´´
donde r(x) y w(x) son funciones que cumplen las condiciones (a)-(b) descritas
anteriormente, aunque son diferentes que u(x). Para expresar esto de manera más formal
podríamos considerar que la función v(x) se deriva de u(x) mediante la aplicación, a
cada x, de una regla de transformación como, por ejemplo, cuando x= x'se multiplica
u(x) por 333 para obtener (x). Es decir, de una manera más general escribiremos:

v( x)=T [ u (x)]

representa la regla de transformación planteada. La única restricción que impone mos a


esta regla de transformación es que cuando se incremente, v debe incrementarse, porque
entonces representará correctamente la ordenación de preferencias. Por eso, decimos
que la función u(x) es única hasta una transformación monótona creciente, lo que
significa que siempre podremos encontrar otra representación adecuada del orden de
preferencias sin más que aplicar una transformación monótona creciente T a u(x).
Ejemplos de dichas transformaciones son:

v( x)=eu (x)

v( x)=3+ 2u(x )

v( x)=5+ log u ( x)

donde la transformación T consiste en una función simple.

Hipótesis 7. Diferenciabilidad-. Las funciones de utilidad son diferenciables hasta el


orden requerido.

Esta hipótesis excluye los casos en los cuales de una superficie o cuerva de indiferencia
de saltos.

nos mantuviéramos exactamente en la misma curva de indiferencia. Como siempre


ocurre con los cocientes de incrementos finitos existe una ambigüedad debida a la
arbitrariedad del tamaño del incremento, por lo que resultará útil tomar límites y utilizar
la derivada:
dx 2 ∆x2
dx 1|u constante=lim ( )
n →∞ ∆ x 1

donde la notación en el término de la izquierda recalca la idea de que estamos


restringiendo los cambios en x1 y x2 a aquellos que permiten mantener constante el valor
de u. En efecto, Podemos considerar que, en una curva de indiferencia, x2 es una
función de x|, función que podría denominarse de indiferencia o de contorno. El gráfico
también muestra una secuencia de cambios finitos; las ratios Ax 2. /Ax1, nos
proporcionan la tasa media de cambio de x 2 con respecto a x1, a lo largo de un arco de la
curva, y su valor dependerá del tamaño del cambio Ax1

En economía siempre nos referimos a las derivadas importantes como el marginal de


alguna cosa sobre otra, y ésta no es una excepción. La relación marginal de sustitución
del bien 2 por el 1, que escribiremos como RMS21, se define como:

dx 2
RMS21¿−
dx 1 |
u constante

El signo negativo se≠ utiliza porque nos interesa que RMS21 sea positiva. La hipótesis 6
implica que RMS21 varia inversamente con x1. También definimos la relación marginal
de sustitución del bien 1 por el 2, escrito RMS21.

dx 1
RMS21¿−
dx 2 | u constante

A lo largo de una superficie de indiferencia tenemos que:

u(x) = u0

Propiedades de la utilidad marginal-. Si x1, incrementa manteniéndose constantes las


cantidades de todos los otros bienes, el consumidor alcanzará una cesta de bienes mejor
y, por eso, la cifra de utilidad debe incrementa, lo que implica que la utilidad marginal
del bien décimo será positiva: u, (x) > 0. Si u es una función de utilidad y = T[u(x)] es
una transformación de a con la propiedad de que T´ = dT/du> 0 entonces u(x) es
también una función de utilidad. La derivada parcial de r con respecto a x, es:
∂v ∂u
=v 1=T ´ . =T +U 1
∂x 1 ∂ x1

El conjunto asequible-. Vamos a suponer, en principio, que el consumidor tiene una


renta monetaria dada M, que se enfrenta a precios constantes para todos los bienes
presentes en su función de utilidad y que no puede consumir cantidades negativas de
ningún bien. De acuerdo el conjunto asequible del consumidor definido por estas
hipótesis será el conjunto de cestas de bienes que satisfaga:

P1x1 + P₂x₂ +…. + pnxn = ∑ p 1 x1 < M

X1> 0. x₂ > 0..... xn , > 0

donde p1, es el precio del bien i.

enta M, a un precio de p₁. Yx20 se define de manera análoga. La restricción


presupuestaria, en el caso de dos bienes, será: p₁x1 + P₂x2 ¿ M. o bien:

x 2¿ ¿p1 x1) / P2

1
que se satisface por todos los puntos sobre o bajo la recta B. desde x 0hasta x20. Donde
B, el límite superior del conjunto asequible, se conoce como la recta de balance del
consumidor y se define por:

x2 = ( M- p 1 x1) / p2

Si se compra una unidad menos del bien x, el desembolso del consumidor se reducirá en
p₁; dado que una unidad del bien x, cuesta P2, el consumidor podrá ahora comprar
p₁/p₂ unidades extra de x₂. Por tanto, 1 unidad de x, se intercambia por p₁/p2 unidades
de x₂.

El conjunto asequible del consumidor cuenta con varias propiedades relevantes a la hora
de afrontar el análisis de la decisión óptima de consumo (véase el Apéndice B). El
conjunto asequible es:

(a) acotado, inferiormente, por las restricciones de no negatividad de x, y superiormente


por la recta de balance, siempre que M sea finita y ningún precio sea cero. Si, por
ejemplo, p₁ = 0, entonces la recta de balance sería una recta paralela al eje x, que
pasaría por el punto 2 M/P₂. y el conjunto asequible no estaría acotado por la derecha:
como x, sería un bien gratuito, el consumidor podría consumir de él tanto como deseara:

(b) cerrado, ya que cualquier cesta de bienes situada sobre la recta de balance B o sobre
los ejes de coordenadas es asequible.

(c) convexo, Dado que se sitúa entre x' y x" y ambas satisfacen las limitaciones de no
negatividad, x también satisfará estas limitaciones. Así pues, x no podrá suponer un
desembolso mayor que el total de la renta del consumidor: situándose entre x y x" no
puede costar más que la más cara , digamos x'.

(d) no vacío: siempre que M> 0 y al menos un precio sea finito, el consumidor podrá
comprar una cantidad positiva de, al menos, un bien.

La decisión del consumidor -.Dadas las hipótesis de las dos secciones previas, el
problema de la elección de la cesta de bienes más preferida, de entre todas las cestas
asequibles, se puede plantear formalmente como:

max u(X₁, X₂,…..,xn ) tal que px, < M. x, > 0, i = 1, ..., n

La pendiente de la curva de indiferencia es igual a la pendiente de la recta en el óptimo:

dx 2 dx 2
dx 1|u constante=
dx 1 |
M constante

El consumidor está en equilibrio (esto es, está eligiendo una cesta de bienes óptima)
cuando la tasa a la cual puede sustituir un bien por otro en el mercado es igual a la tasa a
la que él desea exactamente sustituir un bien por otro.

Si consumidor gasta una unidad extra de dinero en x, podría adquirir 1/p, unidades de
x₁. La ganancia de utilidad derivada del incremento Ax, de unidades de bien x, sería:
u,Ax,. Por tan to, u₁/p, será la ganancia de utilidad asociada al gasto de una unidad
monetaria adicional en x₁ u₂/p₂ tiene una interpretación análoga.

u1 u2
=
P 1 P2

Un óptimo más verosímil cuando existen muchos bienes podría ser una solución de
esquina, en la que la cesta de bienes óptima x* no contiene cantidades positivas de todos
los bienes. Tal es el caso del Gráfico 2.9 donde no se compra cantidad alguna de x₂. En
este caso.

Análisis más formal -. Las preferencias del consumidor satisfacen las hipótesis de la
sección A, la función objetivo en el Problema [C.1] anterior es continua y estrictamente
cuasi-cóncava. Por la Sección B, el conjunto asequible del problema, definido por la
restricción presupuestaria y por la condición de no negatividad, es no vacío, cerrado,
acotado y convexo. A partir de los Teoremas de Existencia, Óptimo Local-Global y
Unicidad (véanse los Apéndices C, D, E), el problema de optimización del consumidor
tiene una única solución y no existen soluciones locales no sean, a su vez, globales.

Soluciones de esquina-. Si se abandona la hipótesis de que a > 0 para todo i, las


condiciones de primer orden para [C.1] se deducen de la maximización de la función de
Lagrange [C.8] sujeta a las restricciones directas de no negatividad sobre las variables
de elección.

La estática comparativa de la conducta del consumidor-. La solución del problema


de optimización del consumidor depende de las preferencias del consumidor, de los
precios y de la renta monetaria es:

X1= D 1 (P1 P2 --- Pn M) = D 1 (P, M) i= l,……..,n


donde p = (P₁-P₂. Pn) es el vector de precios, y la forma de la función de demanda
marshalliana D, depende de las preferencias del consumidor.

La curva de precio-consumo (CPC) se traza como el conjunto de combinaciones


óptimas de productos obtenidas cuando varía P₁. En este caso, la demanda para ambos
bienes se incrementa cuando se reduce p₁. Con unas preferencias diferentes, la
combinación óptima de productos podría haber sido xº o x sobre B₂. Sixº fuera la cesta
de productos óptima con p₁ = P₁, entonces x, sería un bien Giffen: la demanda se re
duce cuando se reduce su precio. Concluimos que la demanda de un bien se puede
reducir, aumentar o permanecer constante como resultado de un cambio en un precio al
que hace frente el consumidor. Sin embargo, de nuevo es posible predecir (razonando
de manera similar a la empleada en el caso de un cambio en M) que una reducción en el
precio no conducirá a una reducción en la demanda para todos los bienes, y el lector
debe proporcionar el argumento. Curva de indiferencia inicial l 1. La recta presupuestaria
correspondiente al cambio en el precio B2 se traslada hacia dentro (reduciendo M) hasta
llegar a B3 que es paralela a la otra recta presupuestaria y tangente a la curva de
indiferencia original l₁. El consumidor enfrentado con esta recta presupuestaria elegiría
la combinación de productos xº. La diferencia entre x* y x es debida exclusivamente a
un cambio en los precios relativos, manteniéndose la renta real (utilidad) constante. La
diferencia entre x y x' se debe al cambio en la renta monetaria con los precios relativos
mantenidos constantes. x. xyx son las cantidades del bien x, contenidas,
respectivamente, en las combinaciones de productos x, x´. x0 y entonces

(a) x10-x1 es el efecto de sustitución propio;

(b) x1´-x10 es el efecto renta:

(c) (x10 -x†) + (x1´ - x10) = x1´- x 1es el efecto total del cambio en el precio.

1. Un bien normal no puede ser un bien Giffen.


2. El efecto sustitución propio es siempre de signo opuesto al cambió de precio.

El efecto renta será positivo, negativo o nulo dependiendo de la forma del mapa de
indiferencia. El efecto sustitución conducirá siempre, como en el caso de Hicks, a un
incremento en la demanda de un bien cuyo precio se haya reducido. x no puede estar a
la izquierda de x* en B, porque esto significaría que el consumidor ahora elige x cuando
x* está todavía disponible, habiendo rechazado previamente x en favor de x

Las curvas de demanda -.


Completamos esta sección sobre estática comparativa deduciendo la curva de demanda
a partir del modelo de maximización de utilidad. La curva de demanda de un individuo
para una bien muestra cómo varía la intención la compra del consumidor cuando cambia
el precio de la mercancía, manteniéndose constantes los demás precios y la renta. La
CPC) muestra las combinaciones de productos elegidas cuando varía p₁ con M
constante (es decir, cuando la recta presupuestaria pivota sobre x2). La curva de
consumo en la que se considera un poder adquisitivo constante (PA) muestra la
combinación de productos elegida cuando varía P₁, suponiendo que la renta monetaria
del consumidor varía lo justo para permitir al consumidor comprar la combinación
óptima de productos original x* (es decir, se adopta la definición de Slutsky de renta
real constante, y así la recta presupuestaria pivota alrededor de x*).

La decisión de consumo en términos de las demandas netas-. El problema de


optimización del consumidor estudiado anterior tenia los niveles de consumo (x1,
……..,xn) como variables de elección, pero es posible formular el problema

Apéndice 1: El ordenamiento lexicográfico-. El consumidor siempre prefiere una


combinación de productos que contenga más del primer bien, sin tener en cuenta la
cantidad del segundo bien; sólo si las combinaciones de productos contienen la misma
cantidad del primer bien, importará la cantidad del segundo bien. Nos referimos a ello
como «orden lexicográfico porque es análogo a la manera en que las palabras se
ordenan en un diccionario: las palabras que empiezan con A siempre están antes que las
que empiezan con B, pero si las dos palabras empiezan con A entonces la segunda letra
determina su orden.

Consideremos la combinación de productos x = (x₁, x₂). y nos preguntamos: ¿qué


puntos son preferidos con respecto a x, y con respecto a qué puntos es preferida la
combinación x? El área B, incluyendo los puntos de la recta continua por encima de x,
debe ser preferida a x, ya que los puntos a la derecha de x' contienen más x,, mientras
que los puntos que se encuentran a lo largo de la recta continua contienen lo mismo de
x, y más de x₂. El área W, incluyendo los puntos de la recta discontinua por debajo de
x', es tal que x' es preferida a todos ellos, ya que los puntos a la izquierda de x'
contienen menos x,. mientras que los pun tos de la recta discontinua contienen lo mismo
de x, pero menos de x₂. Pero si todos los puntos de B se prefieren a x, y se prefiere a
todos los puntos de W, no puede haber otros pun toses indiferentes a x, y así el conjunto
de indiferencia para consiste sólo en este único punto. Si reducimos la cantidad de x, en
la combinación x', en una pequeña cantidad, no podremos encontrar ninguna cantidad
de x, que comen se el cambio. Ahora demostraremos que no es posible representar el
orden lexicográfico con una función de utilidad.

El hecho de que el orden lexicográfico no tenga una representación numérica no


significa que no pueda resolverse el problema de elección del consumidor ni tampoco
que no exista una función de demanda continua. Siempre gastará la totalidad de su renta
en cerveza y nada en pan. Por eso sus funciones de demanda son:

x₁ = M/p₁, x₂ = 0

que están bien definidas y son continuas. Su curva de demanda para la cerveza es
exactamente una hipérbola rectangular en el plano (x₁, p₁) y su función de demanda
para el pan es el eje vertical en el plano (x₂. P₂)

Apéndice 2: Existencia de una función de utilidad-. El orden lexicográfico satisface


las hipótesis de completitud, reflexividad, transitividad y no saturación (o monotonía),
pero no puede construirse ninguna función de utilidad para representarlo. Se va a
demostrar ahora que añadiendo a las hipótesis mencionadas la de continuidad, se
garantiza que puede encontrarse una función de utilidad creciente y continua que re
presente el orden preferencial. De hecho, la demostración se lleva a cabo construyendo
dicha función.

También podría gustarte