Está en la página 1de 23

Universidad Privada Del Valle

Facultad de Ciencias de la Salud


Carrera de Bioquímica y Farmacia

INTOLERANCIAS ALIMENTARIAS
Trabajo de investigación
Nutrición

Elaborado por:
Medrano Franco Jhoselyn
Vallejos Orosco Alejandra

Docente:
Dra. Pamela Canelas Espinoza

La Paz – Bolivia
2019
Intolerancias alimentarias

1. Fundamento teórico

1.1. ¿Qué es la intolerancia alimentaria?

Según la opinión de Muñoz (2016): “La intolerancia a un alimento se caracteriza por la

incapacidad para digerirlo y metabolizarlo. En la intolerancia no interviene ningún mecanismo de

defensa inmune”

1.2. ¿Qué hay que saber sobre la intolerancia?

Muñoz (2016): “Es una reacción adversa del organismo frente a un alimento. El componente

extraño no llega al torrente sanguíneo ya que no ha podido ser absorbido. Las intolerancias más

comunes son: A la lactosa. Al gluten (enfermedad celíaca)”

2. Tipos de intolerancia:

 Intolerancia al gluten
 Intolerancia a la lactosa.
 Intolerancia a la fructosa.
 Intolerancia a la sacarosa.

3. LACTOSA

3.1. ¿Qué es la lactosa?

Fritsche (s.f) asegura:

La lactosa (el azúcar de la leche) es un disacárido formado por dos monosacáridos, la

glucosa y la galactosa. La lactosa se encuentra de forma natural en la leche,

prácticamente todos los mamíferos -también en la humana-. Para el lactante, la lactosa es

una fuente vital de energía, aunque también es importante para el adulto, ya que favorece
la absorción intestinal de calcio. No obstante, la lactosa no se encuentra solo como

componente natural de la leche. Por motivos tecnológicos también se añade a diversos

alimentos como ablandadores, aglutinantes o agentes de carga, por ejemplo, para

condimentos, aromas o sustancias activas. (p.5)

Tabla 1. Contenido de lactosa de la leche

Leche de mamífero Lactosa en g/100g Proteina en g/100g Grasa en g/100g


Leche materna 4.9 hasta 9.5 1.0 hasta 1.4 3.5 hasta 4.6
Leche de vaca, 4.4 hasta 4.8 3.1 hasta 3.7 3.6 hasta 3.9

leche cruda
Leche de oveja 4.3 hasta 5.2 5.0 hasta 11.6 2.0 hasta 13.0
Leche de yegua 6.2 2.1 hasta 2.3 1.3 hasta 2.0
Leche de cabra 4.0 hasta 4.9 2.9 hasta 4.7 3.4 hasta 5.1

3.2. Diagnóstico de la intolerancia a la lactosa

Fitsche (s.f) en su libro tabla de intolerancias alimentarias afirma lo siguiente:

Intolerancia a la lactosa es la expresión que engloba los síntomas que aparecen después de la

ingesta de lactosa. La causa es el déficit de una enzima: el afectado carece de la enzima

lactasa, necesaria para la descomposición de la lactosa a nivel del intestino delgado. Este

déficit de lactasa es una de las principales causas de trastornos digestivos, afecta igual a

hombres y a mujeres. El déficit de lactasa provoca que la lactosa no digerida en el intestino

delgado alcance los últimos tramos del intestino. A este nivel es descompuesta por las

bacterias intestinales, lo que provoca desagradables síntomas gastrointestinales.

3.3. ¿Qué síntomas presenta la intolerancia a la lactosa?

Moreira y Lopez (2015):


Se debe sospechar este cuadro cuando tras la ingestión de leche se presentan síntomas

tales como dolor abdominal, distensión abdominal, gases y diarrea. Es un problema que

afecta a una extensa población a nivel mundial, pero no es una amenaza seria para la

salud. La gente que tiene problemas para digerir la lactosa aprende, probando, qué

productos lácteos y en qué cantidad puede tomarlos sin presentar molestias y cuáles deben

evitar. Muchos podrán disfrutar de los productos lácteos en pequeñas cantidades o junto

con otros tipos de alimento. La gravedad de síntomas varía dependiendo de la cantidad de

lactosa ingerida y de la tolerancia individual, hay pacientes que con cantidades pequeñas

de lactosa (de 5 a 12 gramos, contenidos en 100 a 250 cc de leche) pueden presentar

síntomas.

3.4. ¿Intolerancia o alergia?

Esta confirmado por Fitsche (s.f): “No debe confundirse intolerancia a la lactosa con la alergia a

la leche, ya que se trata de procesos completamente diferentes. La alergia a la proteina de la leche

de vaca cursa siempre con una reacción exagerada del sistema inmunitario. Por el contrario, la

lactosa no actúa como alergenos y no provoca la formación de anticuerpos” (p.7)

3.5. Distintas formas de déficit de lactasa

Según los estudios realizados se encuentra que:

Dependiendo de la causa de la intolerancia a la lactosa diferenciaremos las formas siguientes:

 Déficit primario (congénito) de lactasa

 Déficit secundario de lactasa

 Déficit congénito completo de lactasa


3.5.1. Déficit primario de lactasa.

1.- Hipolactasia tipo adulto: También llamado déficit primario adquirido de lactasa o no

persistencia de lactasa. Es la causa más frecuente de intolerancia a la lactosa. La

reducción de actividad lactásica viene determinada por factores genéticos con una fuerte

influencia étnica y geográfica. La pérdida de actividad lactásica en los individuos

genéticamente predispuestos suele iniciarse en la media infancia (en torno a los 5 años) y

es progresiva, aumentando la prevalencia con la edad. Un cuadro de malabsorción de

lactosa en edades inferiores debería hacernos sospechar una patología subyacente.

3.- Deficiencia transitoria de lactasa en el pretérmino: El déficit de lactasa en el recién

nacido pretérmino es consecuencia de la inmadurez del tracto gastrointestinal. La

actividad de lactasa en el feto se incrementa de manera tardía en las últimas semanas de

gestación, por lo que los prematuros < 32-34 semanas tienen reducida la actividad de

lactasa. Sin embargo, su flora bacteriana colónica puede metabolizar los carbohidratos no

absorbidos evitando la repercusión clínica secundaria a una malabsorción de lactosa.

3.5.2. Déficit secundario de lactasa.

Puede existir un déficit de lactasa como consecuencia de un daño en la mucosa intestinal

debido a un proceso intercurrente (gastroenteritis aguda, parasitosis, sobrecrecimiento

bacteriano), una patología de base o malnutrición grave. La lactasa es la disacaridasa más

afectada por encontrarse en la parte más distal de la vellosidad y en menor concentración.

La resolución de la enfermedad primaria puede restaurar la actividad lactásica.

Causas de déficit secundario de lactasa:

 Diarrea aguda infecciosa.


 Giardiasis.

 Enfermedad celíaca.

 Malnutrición proteico-energética.

 Alergia a PLV no IgE mediada.

 Déficit de beta-lipoproteinas

 Fibrosis quística

 Síndromes de inmunodeficiencia

 Enfermedad inflamatoria intestinal

 Cirugía gastrointestinal. Resección intestinal

 Hipermotilidad

 Fármacos. Quimioterapia (Trujillo, 2014, p. 3-6)

3.5.3. Deficiencia congénita de la lactasa.

Su origen es un trastorno de carácter autosómico recesivo, se presenta muy raramente. Se

caracteriza por ausencia total o por reducción importante de la lactasa, se presenta desde el

nacimiento y persiste durante toda la vida. El trastorno gastrointestinal generalmente es grave

y puede poner en riesgo la vida del niño. En la actualidad, se estima que las dos terceras

partes de la población mundial presentan intolerancia a la lactosa, con una distribución muy

variable entre las diferentes razas y áreas geográficas, e incluso entre subpoblaciones y tribus.

No existen diferencias en la prevalencia entre ambos sexos, puede afectar a cualquier edad,

aunque es raro padecerla desde el nacimiento. En la raza blanca se puede manifestar entre los

5 y los 70 años de edad, la mayor incidencia de intolerancia a la lactosa se encuentra entre la

tercera y cuarta décadas de la vida (CENETEC, 2014, p.4)


3.6. Valoración clínica

Según Trujillo (2014) se debe proceder a un buen diagnóstico:

El diagnóstico de intolerancia a la lactosa debe comenzar por una buena historia clínica y

exploración física, puesto que como ya hemos mencionado, lo que la define es la

presencia de síntomas gastrointestinales tras la ingesta de dicho azúcar. Las exploraciones

complementarias son útiles para determinar si existe un déficit completo o parcial de

lactasa y si debido a ello, hay una malabsorción de lactosa.

 Historia clínica: Se valorará especialmente:

 Antecedentes familiares y personales.

 Relación entre los síntomas y la ingesta del azúcar: no olvidar que algunos de los

síntomas atribuidos a la lactosa son comunes a los presentes en el síndrome de

intestino irritable.

 Tiempo transcurrido entre la ingesta de lactosa y la aparición de los síntomas.

 La cantidad de lactosa ingerida que provoca sintomatología.

 La forma en la que se ha ingerido la lactosa: leche, derivados fermentados

 Si existen condiciones que aceleren o enlentezcan el tránsito intestinal.

 Edad de comienzo.

 Exploración física completa con especial interés en la exploración abdominal, siendo los

hallazgos más frecuentes la distensión abdominal y la presencia de borborigmos. Es

importante la inspección anal, ya que por las características de las deposiciones

(explosivas y ácidas), es frecuente encontrar eritema perianal.


3.7. Exploraciones complementarias.

3.7.1. Métodos no invasivos:

 Prueba clínica de supresión y provocación con leche: será la primera prueba a realizar

cuando se sospechen síntomas relacionados. En este caso el paciente mejorará

clínicamente con dieta sin lactosa y empeorará al reintroducir el disacárido. Permite

diagnosticar a pacientes intolerantes pero no a los que estén asintomáticos y presenten

malabsorción.

 Test de hidrógeno espirado (sensibilidad 69-100% y especificidad 89-100%): Se trata

del test diagnóstico más empleado. Estará indicado en aquellos pacientes, sin respuesta

clínica concluyente tras la prueba de supresión-provocación. Las bacterias colónicas

degradan la glucosa y la galactosa no absorbidas, produciendo metano, hidrógeno y

dióxido de carbono. El hidrógeno difunde a través de la pared intestinal, pasa al torrente

circulatorio, de ahí a los alveolos y finalmente se exhala por el aliento, pudiendo ser

detectado y cuantificado mediante un análisis cromatográfico.

 LacTEST: Evaluación no invasiva de la actividad lactasa intestinal mediante la

administración oral de 4 galactosil-xilosa (4GX) en personas con clínica sugestiva de

intolerancia a la lactosa.

3.7.2. Métodos invasivos.


 Test de tolerancia a la lactosa: Este test se utiliza sobre todo en pacientes adultos, siendo

muy excepcional su indicación en niños, dado que tiene una sensibilidad baja y requiere

realizar extracciones sanguíneas cada 30 minutos a lo largo de 2 horas.

 Test rápido en biopsia duodenal: Es una técnica basada en una reacción colorimétrica

sobre una muestra obtenida mediante biopsia duodenal que se incuba con lactosa durante

20 minutos. En situaciones de normolactasia, la muestra virará de color, mientras que en

aquellos pacientes que presenten hipolactasia la reacción colorimétrica no tendrá lugar.

 Determinación de la actividad enzimática de las disacaridasas intestinales en una

muestra de biopsia yeyunal: es el gold standard pero constituye una técnica invasiva que

no está exenta de falsos negativos debido a la distribución irregular de la lactasa a lo largo

de la mucosa intestinal. En general no está indicada su realización para el diagnóstico de

hipolactasia. (p. 12-14)

3.8. Tratamiento

Trujillo (2014) menciona:

El tratamiento consistirá en la retirada de la lactosa de la dieta lo que debe conducir a la

desaparición completa de los síntomas. Es importante distinguir entre déficit primario y

secundario de lactasa. En el primer caso debe indicarse una exclusión de la lactosa durante

2 a 4 semanas. Una vez que el paciente está asintomático se reintroducirá gradualmente

hasta alcanzar el umbral de tolerancia de cada paciente. En los casos secundarios, la

duración de la exclusión será variable dependiendo de la gravedad del cuadro que la

motivó. Si la intolerancia es secundaria a una diarrea prolongada suele ser suficiente una

exclusión de 6-8 semanas. En cuadros secundarios a enfermedades como celiaquía o


enfermedad de Crohn pueden precisarse exclusiones más prolongadas. En el déficit

congénito de lactasa deben retirarse todas las fuentes de lactosa de la dieta de forma

estricta y de por vida. La restricción de los productos lácteos que contienen lactosa puede

ocasionar una menor ingesta de nutrientes como el calcio, fósforo y vitaminas, y podría

asociarse con una disminución de la densidad mineral ósea. (p.15)1

Tabla 2. Valores indicativos de tolerancia

Sensibilidad a la lactosa Cantidad diaria tolerada de lactosa


Alta De 1 a 4g
Media De 5 a 8g
Baja De 9 a 12g
1.3.8.1 Las tres fases del tratamiento

El tratamiento de la intolerancia a la lactosa se realiza en tres fases:

La primera debe prolongarse durante cuatro a seis semanas. Se empieza con las siguientes

medidas:

 Renuncie a los productos preparados o precocinados a no ser que lleven la inscripción

“sin lactosa”

 Beba y coma exclusivamente leche y productos lácteos sin lactosa, en este tipo de

productos la cantidad de lactosa se encuentra por debajo de los 0.1g por 100g de producto.

 Además, consuma exclusivamente quesos con un contenido en lactosa asimismo inferior a

0.1g por cada 100g de producto.

La segunda fase del tratamiento solo se inicia cuando han desaparecido todos los síntomas. En

este momento puede empezar a determinar la cantidad de lactosa que se es capaz de tolerar:

1
Tabla 2 sacada del libro “tabla de intolerancias alimentarias” de Fritsche (2009, p12)
 Al principio, consuma solo productos con un bajo contenido en lactosa, como el queso de

corte y aumente paulatinamente la cantidad de lactosa.

 Reparta equitativamente los alimentos con lactosa a lo largo de todo el día y evite en

general concentrar grandes cantidades de la misma en una sola comida.

La tercera fase empieza una vez se está seguro de que ración diaria de lactosa se tolera bien:

 Pruebe preparados enzimáticos de lactasa para poder evitar también los síntomas cuando

se va a un restaurante.

 Tenga en mente que ración de un alimento con lactosa contiene alrededor de cinco

gramos de lactosa. Con la ayuda de vasos y medidores de cocina confeccionar una regla

mnemotécnica. Por ejemplo, un yogur de 150g o medio vaso de leche aportan unos cinco

gramos de lactosa (Fritsche,2009, p.12-13)

4. QUÉ ES LA FRUCTOSA

La fructosa es un azúcar simple que se puede

encontrar de manera natural en las frutas y que

se ingiere principalmente en forma de sacarosa.

La sacarosa, más conocida como azúcar común,

es una molécula formada por glucosa y fructosa

que, al ser ingerida, se separa en el intestino en

sus dos moléculas. También hay que conocer

que, otra posible fuente de fructosa es el sorbitol, un edulcorante que al ser metabolizado por

nuestro organismo puede generar este azúcar.


La fructosa debe ser absorbida por las células intestinales y metabolizada por nuestro organismo

para poder ser utilizado. En el momento en el que hay un problema en su absorción o

metabolización es cuando surge la intolerancia a la fructosa.

4.1. No confundir intolerancia hereditaria a la fructosa y malabsorción de la fructosa

Para poder saber que tratamiento alimentario es necesario seguir ante una intolerancia a la

fructosa debemos diferenciar entre dos casos muy distintos: la intolerancia hereditaria a la

fructosa (IHF) y la malabsorción de la fructosa.

4.2.  Intolerancia hereditaria a la fructosa

Se produce por la deficiencia o ausencia de

la enzima aldolasa B (fructosa 1,6-difosfato

aldolasa) ocasionando la Intolerancia

Hereditaria a la Fructosa (HFI, OMIN

22960). Este defecto enzimático impide la

transformación de fructosa-1-fosfato en Figura 1 metabolismo de la fructosa

fructosa 1,6 difosfato, dihidroxiacetona fosfato

y gliceraldehído, inhibiéndose la síntesis de glucosa, lo que se ocasiona hipoglicemia. La

disminución en la producción de glucosa se genera porque la fructosa-1-fosfato inhibe la

glicogenólisis a partir de la fosforilasa que libera glucosa de glicógeno y se inhibe la

neoglucogénesis a partir de fructosa 1,6 difosfato.2

Los pacientes con esta enfermedad son normales mientras reciben lactancia materna. Una vez que

se introducen fórmulas con azúcar, medicamentos con azúcar o frutas, aparecen náuseas,

2
Revista chilena de nutrición versión On-line ISSN 0717-7518 Rev. chil. nutr. v.31 n.2 Santiago ago. 2004
vómitos, palidez, sudoración, temblor, letargia e incluso convulsiones provocados por la

hipoglicemia. Si no se sospecha y no se suspende la fructosa, los pacientes dejan de crecer,

aparece hepatomegalia con aumento de bilirrubina y de transaminasas, ictericia, sangramiento,

edema y ascitis. Si se mantiene el consumo de fructosa presentarán insuficiencia hepática y

alteración de la función tubular proximal renal con proteinuria e hiperaminoaciduria. Se ha

observado que los lactantes en forma espontánea no toleran alimentos con azúcar y las madres lo

excluyen de la dieta. En niños mayores se puede producir una aversión por alimentos con

fructosa, aunque esto puede ser interpretado como rasgos psicóticos.

El diagnóstico se sospecha al encontrar fructosa en la orina y se confirma midiendo la actividad

enzimática en el hígado. En Europa el diagnóstico se realiza por estudio molecular ya que tienen

mutaciones más prevalentes y con ello se evita la biopsia hepática.

4.3. Causas de la intolerancia hereditaria

Esta afección ocurre cuando el cuerpo carece de una enzima llamada aldolasa B. Esta sustancia se

necesita para descomponer la fructosa.

Si una persona sin esta sustancia come fructosa o sacarosa (azúcar de la caña o de la remolacha o

azúcar común), se presentan cambios químicos complejos en su cuerpo. El cuerpo no puede

transformar la forma de azúcar que almacena (glucógeno) en glucosa. En consecuencia, el azúcar

en la sangre disminuye y se acumulan sustancias peligrosas en el hígado.

Este tipo de intolerancia a la fructosa es hereditaria, lo cual quiere decir que se puede transmitir

de padres a hijos. Si ambos padres portan una copia defectuosa del gen de la aldolasa B, cada uno

de sus hijos tiene un 25% (1 de 4) de probabilidades de resultar afectado.


4.4. Síntomas

Los síntomas se pueden observar después de que un bebé comienza a comer alimentos sólidos o

leche maternizada.Los síntomas tempranos de la intolerancia a la fructosa son similares a los de

la galactosemia (incapacidad de utilizar el azúcar galactosa). Los síntomas posteriores se

relacionan más con la enfermedad hepática.

Los síntomas pueden incluir:

 Convulsiones

 Sueño excesivo
 Irritabilidad
 Coloración amarilla en la piel o las escleróticas de los ojos (ictericia)
 Alimentación deficiente en la lactancia
 Problemas después de comer frutas y otros alimentos que contienen fructosa o sacarosa
 Vómitos

4.5. Pruebas y exámenes

El examen físico puede mostrar:

 Agrandamiento del hígado y del bazo


 Ictericia
 Los exámenes que confirman el diagnóstico incluyen:
 Exámenes de coagulación sanguínea
 Examen de glucemia
 Estudios enzimáticos
 Pruebas genéticas
 Pruebas de la función renal
 Pruebas de la función hepática
 Biopsia del hígado
 Examen de ácido úrico en la sangre
 Análisis de orina
El azúcar en la sangre estará bajo, especialmente después de recibir fructosa o sacarosa. Los

niveles de ácido úrico estarán altos.3

4.6. Tratamiento

El tratamiento consiste en eliminar de la dieta toda fuente de fructosa como: la sacarosa (glucosa

y fructosa), fructosa, sorbitol. Alimentos con rafinosa, inulina y estaquiosa contienen fructosa que

puede ser metabolizada por el organismo humano. La miel contiene entre un 20%-40% de

fructosa, las frutas un 20-40% y las verduras un 1-2%

3
Tablas de intolerancia alimentaria lactosa fructosa histamina Doris fritzsche pag19
FIGURA 2 ALIMETNOS PROHIBIDOS Y PERMITIDOS EN LA INTOLERANCIA HEREDIOTARIA DE LA
FRUCTOSA
El tratamiento a largo plazo consiste en mantener concentraciones de glucosa en plasma y suero

entre los 70 y 120 mg/dL 3.9 a 6.7 mmol/l, post prandial, evitar ayunos prolongados por más de 5

a 7 hrs (alguno de ellos no toleran más de 3 hrs) y la acumulación de lípidos en el hígado. Los

episodios agudos graves a través de la vida pueden ser fatales y requieren hospitalización y

alimentación parenteral. Muchos niños con deficiencia de 1-6-difosfatasa que han sido

diagnosticados y tratados adecuadamente, han tenido una evolución satisfactoria. Su crecimiento

y desarrollo es normal, y con la edad aumenta la tolerancia al ayuno.4

4.7. Recomendaciones que ayudarán a mejorar la tolerancia a fructosa :

 Las frutas mejor toleradas con bajo contenido de fructosa incluyen la naranja, mandarina,

plátano, limón, lima, fresa, kiwi, aguacate, mora, uva y melón

 Ingerir alimentos con fructosa en pequeñas cantidades repartidas a lo largo del día, ej.

tomar sólo una pieza de fruta o equivalente cada vez, máximo 2-3 piezas al día.

 Las verduras mejor toleradas incluyen acelga, brócoli, espinacas, apio, alcachofas, berros,

tapioca, setas (champiñones), lechuga, escarola y endibias. Las patatas viejas contienen

menos fructosa que las nuevas. - Mediante la cocción las verduras pierden fructosa (se

pierde en el caldo de cocción, debemos desecharlo), lo que mejora su tolerancia.

 Limitar la ingesta de alimentos con un contenido de fructosa superior al de glucosa así

como alimentos que contengan mezclas de fructosa y sorbitol. Esto ocurre en algunas

4
Revista chilena de nutrición versión On-line ISSN 0717-7518 Rev. chil. nutr. v.31 n.2 Santiago ago. 2004
http://dx.doi.org/10.4067/S0717-75182004000200003
figura 2 sacada de la revista chilena de nutricion
frutas (manzanas, peras, ciruelas, cerezas, melocotones, albaricoques,…), zumos de frutas

comerciales, y algunos dulces (chicles, caramelos, golosinas,…).

 Los alimentos de origen animal (carnes, pescados, huevos, leche…) se pueden comer sin

problemas si no están elaborados. En el procesamiento pueden añadirse fructosa y

sorbitol.

 En general se deben evitar bebidas comerciales de frutas (zumos y refrescos) y todas

aquellas edulcoradas con fructosa y sorbitol.

 Muchos medicamentos en jarabe contienen glucosa o sorbitol. Aunque la cantidad

ingerida es pequeña y generalmente no provoca síntomas, consulte con su médico por

posibles alternativas.

4.8. ¿Qué tipos de intolerancia existen?

• Intolerancia a la fructosa primaria: Obedece a una disminución de la enzima transportadora

posiblemente por causas genéticas, desarrollándose a lo largo de la vida.

• Intolerancia a la fructosa secundaria: No está codificada genéticamente y se debe a la presencia

de una enfermedad intestinal (gastroenteritis, enfermedad inflamatoria intestinal, enteritis por

radiación, enfermedad celíaca…) que daña el borde en cepillo de la mucosa intestinal de forma

transitoria aunque también puede ser permanente. Hay otras enfermedades vinculadas con el

metabolismo de la fructosa pero mucho más raras, con mayor gravedad y de carácter genético

( fructosemia , fructosuria benigna o esencial)5

4.9. Qué es la malabsorción a la fructosa

Por otro lado, la malabsorción de la fructosa es una situación mucho más común que puede

afectar a más de un 30% de la población. En este caso, las células intestinales no son capaces de
5
Bioquimica libro de thomas M.Devlin.phd libro de textos con aplicaciones clínicas pag 616
absorber de manera total o parcial la fructosa, generando síntomas gastrointestinales como

diarreas, dolor abdominal, nauseas o gases. Esta situación, que puede ser irreversible o reversible,

se diagnostica mediante un test de hidrógeno espirado.

Por tanto, depende de la patología que se padezca y teniendo en cuenta que la gravedad de sus

consecuencias es distinta, el tratamiento dietético de cada una debe ser diferente.6

4.10. LOS SÍNTOMAS DE ESTA INTOLERANCIA

Las molestias dependerán de la cantidad ingerida y del nivel de tolerancia de cada persona.

 Flatulencias e hinchazón abdominal. A veces acompañadas de diarrea y ligeros

calambres.

 Reduce las defensas. Puede alterar la flora intestinal, que es en parte responsable del

sistema inmunológico.

 Cansancio e irritabilidad. Según un estudio de la Clínica Universitaria de Innsbruck

(Austria), un intestino irritado no permite sintetizar bien la serotonina, un neurotransmisor que

controla el ánimo.7

6
https://www.alimmenta.com/dietas/intolerancia-la-fructosa/

https://www.sabervivirtv.com/nutricion/que-es-intolerancia-fructosa-sintomas-que-comer-
7

tratamiento_1884
5. INTOLERANCIA LA GLUTEN-.

¿Qué Es Gluten? Gluten es una mezcla de proteínas que se encuentra en algunos cereales,

especialmente en el trigo, la cebada y el centeno. Los dos tipos de proteína que

conforman el gluten se llaman: glutenina y gliadina. El gluten es lo que conforma

la estructura de la masa de pan y, se encuentra también presente en la mayoría

de los cereales. Sin embargo, no todos los granos contienen gluten; el arroz y el

maíz, entre otros, no contienen gluten.

5.1. ¿QUÉ ES LA INTOLERANCIA AL GLUTEN? La intolerancia no es una reacción alérgica

pues no compromete al sistema inmunológico. Se trata de una reacción fisiológica anormal originada por

una mala e incompleta digestión de las proteínas del trigo, que causa diversos trastornos intestinales;

pero que tampoco debe confundirse con la enfermedad de los celíacos.

¿Qué Es la Enfermedad de los Celíacos? La enfermedad de los Celíacos es un síndrome de mala

absorción que se presenta en ciertas personas cuando comen gluten. Por lo general es una enfermedad

hereditaria. La principal causa es la mala digestión de la Gliadina, la cual daña la mucosa del intestino

delgado y provoca reacciones inmunitarias y endocrinas. Las personas disminuyen su de absorber

minerales y nutrientes y, se les genera problemas gastrointestinales.

5.2. DIAGNOSTICO Y PRUEBA DE REACCIÓN AL TRIGO

Si usted piensa que tiene problemas para asimilar ciertos granos debería consultar con su medico para

verificar que no existe algún daño encubierto y confirmar el diagnostico. Existe una prueba específica
para determinar si existe la enfermedad celíaca, sin embargo la intolerancia al trigo no aparece en las

pruebas y debe detectarse en la practica controlando lo que comemos o consultando a un alergista.

ALERGIA AL INTOLERANCIA AL ENFERMEDAD DE LO S


TRIGO TRIGO/GLUTEN CELÍACOS
Reacción del No hay reacción del Hipersensibilidad de la
TIPOS DE REACCIÓN sistema sistema inmunológico mucosa intestinal por gluten
inmunológico
Fracciones de Pépticos y gluten del trigo Gluten de trigo, cebada,
proteína del centeno, cebada, triticale
REACCIÓN EN trigo(gliadiina,
CONTRA DE: albumina,
globulina,
glutenina)
Por lo general la días Horas - días días Horas - días
reacción
TIEMPO EN QUE SE inmediata o
PRESENTAN LAS dentro de 1 hora,
REACCIONES pero puede
ocurrir horas o
días mas tarde.
Por lo general en la Cualquier edad A cualquier edad; en la niñez si
niñez pero se es hereditario
puede presentar en
EDAD EN QUE
adultos Cualquier
COMIENZA
edad A cualquier
edad; en la niñez si
es hereditario
Nausea, vomito, Varian en cada persona, Sensación de llenura, gases,
diarrea, problemas por lo general: dolor de dolor de estomago, diarrea,
en la piel, riñitas, cabeza, ulceras en la boca, deficiencia de vitaminas y
asma, laringitis, dolor de estomago, minerales, perdida de peso,
SÍNTOMAS
hipertensión, dolor inflamación de intestinos, fatiga, eczemas, artritis.
de cabeza picazón, dolores, fatiga en
niños irritabilidad o
hiperactividad
Pruebas de sangre Pruebas de eliminar e Pruebas de sangre para
DIAGNOSTICO y piel, pruebas con incluir comidas detectar anticuerpos a la
la comida. gliandina, biopsia al intestino
delgado
5.3. TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD DE LOS CELÍACOS

Se requiere evitar de por vida: trigo, centeno, cebada, avena y triticale. Tratamiento de la Intolerancia al

gluten Evitar: trigo, almidón de trigo, aditivos que contengan almidón modificado de trigo, suplementos

alimenticios que contengan trigo o sus derivados.

5.4.¿QUÉ TIPOS DE COMIDA EVITAR?

Todos los productos que contienen trigo, como: cereales, tortas, pasteles, ciertos chocolates,

panqueques y waffle, pies y galletas, salsas, carnes procesadas, carnes apanadas, ciertas cacerolas,

pastas, ciertas vinagretas de ensalada, ciertas sopas, cerveza, gin, ciertos whiskeys. Harina y Granos

Opcionales al Trigo Arroz, maíz, soya, almidón de papa, tapioca, alforfón, harina de arbeja. 8

BIBLIOGRAFIA

Fritsche, D. (2009). Tabla de intolerancias alimentarias. España, Madrid: América Hispano

Muñoz, F. (2013). Intolerancias y alergias alimentarias. Recuperado de

https://webcache.googleusercontent.com/search?

q=cache:G6_XutvQ1iIJ:https://www.aepap.org/sites/default/files/13_intolerancias_alergias.pdf+

&cd=1&hl=es&ct=clnk&gl=bo

8
http://www.ncagr.gov/fooddrug/espanol/documents/intoleranciaalgluten.pdf
Moreira, V.F. y López, A. (2014). Intolerancia a la lactosa. Scielo, 98(2)

Trujillo, A. E. (2014). Intolerancia a los hidratos de carbono: lactosa. ISBN: ISBN 978-84-695-

3798-5

CENETEC. (2014). Diagnostico y tratamiento de la intolerancia a la lactosa en niños.

Cuauhtémoc, México: Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud

Revista chilena de nutrición versión On-line ISSN 0717-7518 Rev. chil. nutr. v.31 n.2 Santiago
ago. 2004
http://dx.doi.org/10.4067/S0717-75182004000200003
https://www.alimmenta.com/dietas/intolerancia-la-fructosa/
Bioquimica libro de thomas M.Devlin.phd libro de textos con aplicaciones clínicas
Tablas de intolerancia alimentaria lactosa fructosa histamina Doris fritzsche

https://www.sabervivirtv.com/nutricion/que-es-intolerancia-fructosa-sintomas-que-comer-
tratamiento_1884
https://www.alimmenta.com/dietas/intolerancia-la-fructosa/

https://www.sabervivirtv.com/nutricion/que-es-intolerancia-fructosa-sintomas-que-comer-

tratamiento_1884

También podría gustarte