Está en la página 1de 9

 TIPOS DE SUELOS

SUELOS ARENOSOS
Entre los tipos de suelos, el arenoso contiene partículas más grandes que el
resto de los suelos. Es áspero y seco al tacto porque las partículas que lo
componen están muy separadas entre ellas y no mantienen bien el agua.
En los suelos arenosos el agua se drena rápidamente. Estos suelos no son los de
mejor calidad  para la agricultura ya que no retienen los nutrientes. 

SUELOS CALIZOS
Llamamos caliza a una roca natural y de pequeño tamaño blanca. En su
composición encontramos el carbonato de calcio, de magnesio y además otros
minerales como puedan ser la arcilla, el cuarzo o la hematita. Se trata de un suelo
especialmente seco y muy árido.

Además, al contener carbonato del calcio hace que se seque muy rápido y que no
pueda adquirir de forma correcta los nutrientes de la tierra a través de las plantas.
Es por esto que el cultivo en los suelos calizos no es nada recomendado
porque no tiene ni agua ni nutrientes y es muy difícil que la planta sobreviva.

SUELOS LIMOSOS
Estos tipos de suelos se componen de partículas más pequeñas y suaves al
tacto que los arenosos. Los suelos limosos retienen el agua por más tiempo, así
como los nutrientes.  Su color es marrón oscuro, los limos se componen de una
mezcla de arena fina y arcilla que forma una especie de barro junto al lodo y
restos vegetales. Este tipo de suelos se suele dar en el lecho de los ríos. Son
suelos muy fértiles dado su grado de humedad y nutrientes.

SUELOS HUMÍFEROS O DE TIERRA NEGRA


Llamamos suelos humíferos a aquellos suelos que ya cuentan con material
orgánico descompuesto. En este tipo de suelos podemos ver organismos o
microorganismos que pueden ser muy beneficiosos para sembrar. De esta
manera, los suelos humíferos son los más elegidos para desarrollar actividades
del terreno agrícola.
SUELOS ARCILLOSOS
Este tipo de suelos está formado por granos finos de color amarillento, arcilla en
un 45%, retienen mucho el agua y forman charcos. Si se mezcla con humos es
bueno para cultivar. Este tipo de suelos tienen gran poder de retener agua y
nutrientes pero una baja porosidad así que es difícil trabajarlos. Su textura y
viscosidad hace que las raíces no tengan una adecuada aireación y por lo tanto se
pueden pudrir.

SUELOS PEDREGOSOS
A este tipo de suelos se les llama así porque tienen pequeñas formaciones de
piedra en su composición. Esto se produce porque la superficie terrestre se
desdobla por causas naturales o por causas provocadas. El gran problema de este
tipo de suelos es que son semi-impermeables por lo que no permiten la entrada de
agua.

SUELOS DE TURBA
Un excelente suelo para el cultivo, se usa en la agricultura como sustrato para
el cultivo. El suelo de turba es de color oscuro marrón o negro. Son de textura
suave y tienen un alto contenido en agua y nutrientes. Los suelos de turba suelen
estar saturados de agua pero una vez drenados son excelentes para el cultivo.

Una de las características valiosas de los suelos de turba es su capacidad para


retener agua en los meses secos y su capacidad para proteger las raíces de la
bajas temperaturas en épocas de invierno.

SUELOS SALINOS
Son característicos de regiones secas, su alto contenido en sales influye en las
plantas, no son suelos buenos para la agricultura ya que causan dificultades en su
crecimiento. En este tipo de suelos los cultivos crecen poco ya que se acumulan
las sales solubles en la zona de las raíces. Se suelen reconocer a la vista por el
cultivo de plantas débiles y raquíticas y por la presencia de costras blancas de sal
en la superficie.
 antecedes de la explotación minera en
Venezuela
Cultura minera venezolana

Los primeros escritos que develan la presencia de minerales en el territorio


venezolano, datan del siglo XVI a partir de la presencia de los conquistadores
españoles a los que se sumaron tiempo después, piratas y corsarios
anglosajones, enviados al Nuevo Mundo con fines de colonización, evangelización
de nativos, exploración de territorios e identificación de riquezas. No obstante,
algunos hallazgos e investigaciones arqueológicas, permiten afirmar la existencia
de actividades mineras antes de la presencia española en el territorio venezolano.

La presencia de minas de oro fue conocida por los conquistadores españoles


gracias a las narraciones proporcionadas por los aborígenes, cuyos líderes lucían
sencillas prendas como símbolo de estatus y poder. El reino de España dirigió sus
esfuerzos y recursos para adentrarse cada vez más hacia aquellas zonas, donde
se indicaba la existencia del preciado mineral. A partir de la segunda mitad del
siglo XVI, comenzó la explotación con fines comerciales de los yacimientos de oro,
ubicados en determinadas zonas de la Provincia de Venezuela, dando origen a
enfrentamientos bélicos con los aborígenes por el control de las minas.

El florecimiento y rendimiento en términos lucrativos de los yacimientos de oro, se


produjo a partir de la segunda mitad del siglo XIX, pero esta vez, en las prósperas
minas ubicadas en los alrededores del río Yuruari (sureste del estado Bolívar),
donde se profundizaron estudios sobre el mineral aurífero y logró fundar en 1892,
la Escuela de Minería de Yuruari en la población de Guasipati.

La región minera de El Callao, Tumeremo, Guasipati y El Dorado registró una de


los períodos de mayor productividad a partir de la introducción de maquinarias,
tecnologías y personal calificado, por parte de compañías e inversión extranjera,
quienes operaban bajo la figura de concesiones otorgadas por el Estado
venezolano. El descubrimiento de los grandes yacimientos de oro de aluvión, de
filones y vetas en la cuenca del río Cuyuní, así como la existencia de diamantes
en las cuencas de los ríos Caroní y La Paragua, se contaron entre los avances en
materia geológica y minera alcanzados durante la última década del siglo XIX.

A lo largo del siglo XX, las diversas compañías extranjeras que explotaban las
minas de oro, introdujeron mano de obra foránea, que sumada a la procedente de
entidades limítrofes a la región Guayana, se amalgamaron con la centenaria
cultura minera local. Las manifestaciones culturales, la mixtura de lenguas, los
modos de vida y elementos organizativos, la aprehensión colectiva que le
confieren al mineral aurífero, como representación mágica creadora de principios y
valores que direccionan la vida social de quienes se autorreconocen como pueblo
minero, dan cuenta una identidad, memoria e historia colectiva construida basada
en la diversidad, la inclusión y la tradición.

 relación de la minería con la economía

 importancia de los minerales

Los minerales tienen gran importancia por sus múltiples aplicaciones en

los diversos campos de la actividad humana. La industria moderna depende directa o

indirectamente de los minerales; se usan para fabricar productos, desde herramientas y

ordenadores hasta rascacielos. Algunos minerales

se utilizan prácticamente tal como se extraen; por ejemplo el azufre, el talco,

la sal de mesa, etc. Otros, en cambio, deben ser sometidos a diversos procesos

para obtener el producto deseado, como el hierro,

cobre,aluminio, estaño, etc. 


    Los minerales son un recurso natural de gran importancia para la economía de un país,

muchos productos comerciales son minerales, o se obtienen a partir de un mineral. Muchos


elementos de los minerales resultan esenciales para la vida, presentes en los organismos vivos

en cantidades mínimas.

 impacto ambiental de la minería


Los materiales como oro, plata, cobre, hierro, carbón, petróleo..., son importantes para el
desarrollo y algunas necesidades del hombre, pero no es sustentable, por lo que es una

actividad basada en la extracción de recursos no renovables; dejando así consecuencias al

medio ambiente.

Las actividades mineras comprenden de diversas etapas, cada una de las cuales conlleva a
impactos ambientales particulares. En un sentido amplio, estas etapas serían: prospección y
exploración de yacimientos, desarrollo y preparación de las minas, explotación de las minas,
tratamiento de los minerales obtenidos en instalaciones respectivas con el objetivo de obtener
productos comercializables.

Todas estas etapas dejan consecuencias negativas en el ambiente, tales como:

·         Daño a la tierra

·         Liberación de sustancias tóxicas

·         Drenaje ácido de minas

·         Polvo

·         Ruido

·         Desmontes y relaves

·         Fundiciones

Asimismo como ya lo habíamos dicho la minería deja factores contaminantes en el aire, agua y
suelo, están son originadas por las máquinas y técnicas empleadas para la extracción de los
minerales, las máquinas excavadoras dejan gases tóxicos y esto contribuye a la contaminación de

el aire, además las máquinas llamadas “bombas o pistolas” que con su efecto a presión de agua
genera la destrucción de la capa vegetal y el derivo de árboles centenarios, lo que ocasiona un
pasivo ambiental que duraría siglos para recuperarse.

En Venezuela la actividad minera es desarrollada principalmente en el Estado Bolívar, con la


extracción de hierro, oro, plata, diamante y bauxita; pero para sacar estos minerales se tiene que
deforestar grandes extensiones de bosques en las cuencas de algunos ríos como Caroni, Paragua
otros; estas cuencas son invadidas por mineros y aventureros ocasionando contaminación y apart
ponen en peligro las reservas de agua.

Para que la actividad minera no tenga tantos aspectos negativos en el ambiente habría que
considerar algunas posibles soluciones:

·         Otorgar permisos sólo a las compañías que ofrezcan el desarrollo y bienestar social a los
trabajadores y el menor daño al ecosistema

·         La eliminación de la minería ilegal, se debe promover el desarrollo de nuevos proyectos


mineros, ya que solo produciendo se puede generar y compartir la riqueza.

·         Cuidar y vigilar los recursos naturales.

·         Aplicar la ley para los que violen las ordenanzas y regulaciones de la concesión otorgada.

·         Planificar la actividad minera con una idea global en el manejo del ambiente

 características de los minerales


Características que definen a un mineral

Lo primero en lo que tenemos que fijarnos de un mineral es que es un elemento inerte, inorgánico
es decir, no tiene vida. Para que un mineral sea mineral se debe cumplir varias condiciones. La
primera es que no puede proceder de ningún ser vivo o restos orgánicos. Se trata de sustancias
naturales que se generan en la Tierra. Al ser natural, se debe extraer de la naturaleza y no crea
artificialmente.

La fórmula química de un mineral tiene que ser fija. Está compuesto por moléculas y átomos
colocados de una forma fija y no debe cambiarse. Dos minerales pueden estar compuesto por los
mismos átomos y moléculas pero tener distinta proporción

 20 minerales y sus ubicaciones


Entre los mas importantes tenemos:

Hierro:
 Los yacimientos más importantes se encuentran localizados en el cinturón ferrífero de Guayana. L
explotación del mineral de hierro comenzó en el año 1950 por la compañía Iron Mines Company. L
yacimientos ferríferos de mayor relevancia se localizan en los cerros Bolívar, El Pao y San Isidro. L
producción de hierro es de 16.902 miles de toneladas métricas para el año 2001. La industria del
mineral de hierro fue nacionalizada el 4 de Enero de 1975, según decreto N° 580 de fecha 26 de
Enero de 1974, haciéndose cargo de la misma la Corporación Venezolana de Guayana (CVG).

Bauxita:
 Los depósitos de bauxita se localizan en el Estado Bolívar, esencialmente en las áreas de Upata,
Nuria, la Serranía de los Guaicas, región sur de la Gran Sabana y Los Pijiguaos. La bauxita
constituye la materia prima para la obtención del aluminio. La explotación de bauxita en Venezuela
comenzó en 1987, en la Serranía de Los Pijiguaos, a cargo de Bauxiven, empresa filial de la
Corporación Venezolana de Guayana (C.V.G) La producción en 2001 fue de 4.584 miles de
toneladas métricas.

Oro: 
Los yacimientos de oro en Venezuela, se encuentran en el Estado Bolívar destacándose 4 áreas d
gran importancia económica: las zonas auríferas de Tumeremo, El Callao, El Dorado y El Manteco
específicamente en la cuenca del río Cuyuní y en las regiones drenadas por los ríos Yuruarí,
Botanamo, Caroní, Venamo y otros. La producción de oro para el 2001 fue de 9.078 miles de
gramos.

Carbón:
 Los yacimientos carboníferos se localizan en Naricual y Capiricual (Estado Anzoátegui), Sabana
Grande y Taguay (Estado Guárico), las zonas de Cachirí, Carrasquero, Socuy, Inciarte y Guasare
(Estado Zulia), las zonas de Falcón y las áreas de lobatera (Estado Táchira). La explotación del
carbón se inició en 1918, en los yacimientos de Naricual (Estado Anzoátegui), específicamente en
dos minas: Mallorquín y Las Peñas. La producción de carbón para el año 2001 fue de 7.687.570
toneladas métricas.
Diamante: 
Los yacimientos diamantíferos se localizan a lo largo de la cuenca del Caroní, perteneciente al
Complejo de Guayana. Las regiones más ricas en este mineral son las de La Paragua, Icabarú,
Paraytepuy y Urimán, pertenecientes a la Cuenca del Caroní. La producción de este mineral regist
en el 2001 52,81 miles de quilates.

Manganeso: 
Los depósitos de manganeso se encuentran ubicados en la zona de Upata, específicamente en la
parte denominada Guacuripia. También se localizan al sur de la faja montañosa de la Sierra de
Imataca y en las Sierras Santa Sofía, Santa María y San Martín del Estado Bolívar. El manganeso
presenta una gran importancia como recurso, debido a su consumo en la industria siderúrgica del
país.

Níquel: 
Los principales yacimientos de níquel se localizan en Loma de Hierro, situada en la Serranía del
Interior en las cercanías de Tiara, Estado Aragua. Otras zonas de níquel se hallan en las
proximidades de Tinaquillo (Estado Cojedes), Tucupido (Estado Guárico) y Valencia (Estado
Carabobo).

Cobre: 
Los depósitos de cobre se localizan en Las Tapias, al sur de Bailadores (Estado Mérida), las mina
de Aroa (Estado Yaracuy), en el caño El Tigre (Estado Zulia), alrededores de San Miguel (Estado
Trujillo) y Seboruco- Cerro Mono (Estado Táchira). El cobre es empleado en la fabricación de
conductores eléctricos.

Otros yacimientos: 
Además de los minerales descritos anteriormente, existe en el territorio nacional una gran cantidad
de otros yacimientos, entre los que se encuentran: mercurio, plomo, plata, bario, calcio, caolín,
calizas, pirita, talco, zinc, cianita, dolomita, titanio, tungsteno, magnesio y minerales
radioactivos. También a lo largo del país se localizan minerales, tales como: andalucita, antimonio
cromo, asbesto y feldespato.
Acá les dejo un resumen que encontraremos en la web de P.D.V.S.A. correspondiente a los
Recursos Minerales de Venezuela, saludos.