Está en la página 1de 3

I.E.P.

ANDRÉS AVELINO CÁCERES


SEMANA 06
ÁREA : EDUCACIÓN RELIGIOSA FECHA: 27 / 08 / 2021
GRADO : 5º SECUNDARIA
PROFESOR : JOHN BOHORQUEZ SANDOVAL

MATRIMONIO: SACRAMENTO DEL AMOR


ENTRE EL HOMBRE Y LA MUJER

MOTIVACIÓN

Himno a la caridad
Si yo no tengo amor, yo nada soy, Señor.
Si yo no tengo amor, yo nada soy, Señor.

El amor es comprensivo / el amor es servicial /


el amor no tiene envidia / el amor no busca el mal.

El amor nunca se irrita / el amor no es descortés /


el amor no es egoísta / el amor nunca es doblez.

ILUMINACIÓN DE LA PALABRA

Matrimonio
Génesis 2, 18–25;
Mateo 19,1ss;
Efesios 5,25. 31-33

PROFUNDIZACIÓN

Es bueno recalcar lo que dice el Concilio Vaticano II acerca del matrimonio: “Fundado por el Creador y
en posesión de sus propias leyes, la íntima comunidad conyugal de vida y amor se establece sobre la
alianza de los cónyuges, es decir, sobre su consentimiento personal e irrevocable. Así, del acto humano
por el cual los esposos se dan y se reciben mutuamente, nace, ante la sociedad, una institución
confirmada por la ley divina. (Gaudium et Spes Nº. 48)
El matrimonio desde esta perspectiva, es visto como una “íntima comunidad de amor”, de “un acto
humano por el cual los esposos se dan y se reciben mutuamente”. Dicho con otras palabras, la base del
matrimonio es el amor entre el hombre y la mujer que tiene estas características:
 Un amor personal.
 Un amor fecundo.

Lic. John Bohórquez Sandoval


 Un amor fiel.
 Un amor indisoluble.

Desde el punto de vista bíblico podemos decir que el matrimonio es signo del amor de Cristo porque lo
actualiza y lo realiza entre los hombres de una manera eficaz. Los que se “casan en el Señor” se ven
abarcados, sostenidos y purificados en su amor por la gracia de Jesús. Gracias al sacramento surge de
manera inicial una nueva creación en la que las distintas dimensiones del amor conyugal quedan
integradas en una línea evangélica: “Maridos, amen a sus esposas como Cristo amó a la Iglesia y se
entregó a sí mismo por ella... Del mismo modo los maridos deben amar a sus esposas como aman a
sus propios cuerpos. El que ama a su esposa se ama así mismo... La Escritura dice: por eso el hombre
dejará a su padre y a su madre para unirse con su esposa, y los dos no formaran sino un solo ser... En
cuanto a ustedes, que cada uno ame a su esposa como a sí mismo, y que la mujer, a su vez, respete a
su marido” (Efesios 5, 25. 28. 31. 33)
En conclusión, podemos decir que el matrimonio – sacramento representa un compromiso cristiano de
vida nueva ya que encierra en su amor:
 El signo del amor de Cristo y la presencia del amor del Padre.
 La expresión y realización de la comunidad de creyentes.
 Una señal de esperanza en los cielos nuevos y la tierra nueva.
 El signo de fidelidad, vivida como perdón y comienzo de entrega total.
 El signo de la fuerza creadora de Dios manifestada en la procreación de los hijos.

PROPIEDADES DEL MATRIMONIO


De su misma institución y por la misma inclinación de la naturaleza, aparecen dos propiedades
esenciales:
1) La unidad quiere decir que el Matrimonio es la unión de un solo hombre con una sola mujer.
2) La indisolubilidad del Matrimonio quiere decir que el vínculo conyugal no pude desatarse jamás: “Lo
que Dios ha unido que no lo separe el hombre” (Génesis 2, 24).

A la pregunta de unos fariseos sobre si era lícito separarse de la esposa para casarse con otra, Jesús
rectificó esta costumbre estableciendo la primitiva ley divina. El respondió “No habéis leído que en el
principio el Creador los hizo hombre y mujer” y dijo “Por eso dejará el hombre al padre y a la madre y se
unirá a su mujer…” De manera que ya nos son dos, sino una sola carne. Por tanto, lo que Dios unió que
no lo separe el hombre. (Mateo 19, 4-5)

Dios ha querido que el matrimonio sea indisoluble por varias razones.


 Por el bien de los hijos que necesitan para su desarrollo y educación los cuidados y el cariño de
sus padres. Si estos se divorciaran, los hijos se convierten en las víctimas inocentes. Por el bien
del amor humano verdadero.
 Por el bien y la seguridad de los esposos, que desaparecen, cuando el divorcio se abre paso en
una sociedad. Entonces cabe la posibilidad de que, ante la menor dificultad el hombre busque a
otra mujer, otro marido.
 Por el bien de toda la sociedad humana, pues la humanidad, se compone de familias y cuanto
más solidarias y estables sean éstas mayor será el orden y el bienestar de la sociedad y de los
individuos.

La Iglesia siempre ha defendido el carácter indisoluble del matrimonio y en nuestro tiempo lo hace
especialmente a través de las continuas enseñanzas del Papa Juan Pablo II. Cuando existe grave
causa, la Iglesia permite tan sólo la separación de los cónyuges con la prohibición de poderse casar de
nuevo.

FINES DEL MATRIMONIO

Lic. John Bohórquez Sandoval


El Concilio Vaticano II al referirse a los fines del matrimonio dice; “El matrimonio y el amor conyugal
están ordenados por su propia naturaleza a la procreación y educación de los hijos … (Gaudium et
Spes N° 30). Y en otro lugar afirma:
“el marido y la mujer, con la unión íntima de sus personas y actividades se ayuden y se sostienen
mutuamente, adquieren conciencia de su unidad y la logran cada vez más plenamente” Gaudium et
Spes N°. 48.
Resumiendo, esta doctrina puede afirmarse que el matrimonio tiene como enemigos fundamentales:
 El aborto provocado, que consiste en procurar la muerte del niño que se está formando en el
seno de la madre. Es un crimen gravísimo, es el asesinato de una criatura indefensa e inocente.
 La anticoncepción, que consiste principalmente en impedir por medios antinaturales la
concepción de una nueva vida. Suele intentar justificarse con diversos argumentos,
especialmente de carácter económico.
 El derecho de los padres a la educación de sus hijos con frecuencia se ve limitado o anulado
debido a la excesiva intervención de algunos estados en el campo de la Educación. En muchos
países los padres no pueden decidir y escoger la educación que desean para sus hijos y se ven
obligados a enviar a sus hijos a escuelas del Estado en las que, con frecuencia, reciben una
educación y una formación cultural vacías de Dios y en ocasiones antirreligiosas.

La Iglesia enseña que los padres tienen el principal derecho sobre la educación de sus hijos y que por lo
tanto, el Estado debe organizar las cosas de modo que aquellos puedan elegir libremente el tipo de
Educación que desean para sus hijos de acuerdo con sus convicciones religiosas y morales.

ACTIVIDAD

Responde:
1. ¿Por qué una pareja decide contraer matrimonio religioso?
2. ¿Es importante el matrimonio religioso para la felicidad de la familia?
3. ¿Qué situaciones atentan o dañan un matrimonio?
4. ¿De qué se preocupan más las parejas al momento de organizar su matrimonio religioso?
5. ¿Cuál es tu opinión personal sobre el matrimonio religioso? Fundamenta

Lic. John Bohórquez Sandoval

También podría gustarte