Está en la página 1de 11

OA 7 – 7° Básico

LENGUAJE
GUÍA PARA DOCENTE
Actividades de apoyo 7° Básico

UNIDAD 3

FICHA N° 2
Objetivo de aprendizaje: (OA7) Formular una interpretación de los textos
literarios, considerando: Su experiencia personal y sus conocimientos.

Indicador de evaluación: Interpretan el significado de expresiones en lenguaje


figurado presentes en una narración, a fin de enriquecer su comprensión.

Estándar Nivel elemental: Inferir el significado de una expresión familiar de


lenguaje figurado en textos que utilizan vocabulario de uso frecuente.
Habilidad: Interpretar y relacionar.
Nudo de aprendizaje: Realizar inferencias locales, a partir de marcas textuales
de un escrito.
OA 7 – Séptimo básico

Ficha 2: Explicar el lenguaje figurado de una narración

Gestión de la sección “Recuerda”

1. Recuerde brevemente el concepto de lenguaje figurado.


2. Retome con sus estudiantes algunos ejemplos de palabras o expresiones en
lenguaje figurado.

Recuerda

1. Recuerda el concepto de lenguaje figurado


completando el recuadro con la información que
falta. Puedes utilizar tu ficha 1 para realizar la
actividad propuesta.

El lenguaje figurado es una frase que tiene un significado distinto al


literal y sirve para dotar de nueva expresión a nuestras ideas y
sentimientos. Los poetas utilizan este tipo de construcciones para
expresar emociones.
2. Observa las siguientes imágenes. Completa los espacios en blanco con tus
respuestas.

Fuente: Fuente:
https://www.pinterest.cl/pin/424112489907648588 https://www.pinterest.cl/pin/7481605568276564
/ 24/

Respuesta correcta: quedarse paralizado / ayudar a alguien.

Gestión de la actividad 2:

• Solicite a sus estudiantes que, de manera individual, elijan tres de las palabras o
expresiones en lenguaje figurado con las que se haya trabajado durante las
clases anteriores.
• Solicite que escriban una oración clara y lógica con cada una de ellas.
• Indíqueles que deben poner atención al contexto, de modo que en cada una de
esas oraciones quede muy claro el significado del uso figurado.
• Realizan una puesta en común, presentando sus textos a sus compañeros.
Actividad adicional:

1. Proyecte a los estudiantes el siguiente video (corresponde a una parte de un


capítulo de “El chavo del 8”. En el siguiente link:
https://www.youtube.com/watch?v=cqt-9WeZDw0
2. Pídales que, en parejas, reconozcan la expresión en sentido figurado.
3. Pídales que analicen la explicación que da Don Ramón sobre el tema. ¿Es
convincente?, finalmente ¿se logra comprender en el video qué es el sentido
figurado?

4.- Deberán exponer sus respuestas a modo de plenario.

Lee, reflexiona y comenta

Gestión de la sección “Lee, reflexiona y comenta”:


Realice preguntas para antes de la lectura y durante la lectura para monitorear el
proceso de comprensión de sus estudiantes. Sugerimos realizar estas actividades
de modo oral. Algunas preguntas pueden ser:

Antes de la lectura:

¿Cuál es la diferencia entre las vocales y las consonantes?


¿Qué sonidos de consonantes de nuestra lengua se parecen?

Durante la lectura:

¿Qué idea presentó la H para defender su petición?


¿Qué significa que algunas letras sean “víctimas de los horrores de la ortografía?

3. Lee el siguiente fragmento del cuento “La H pide la palabra”, de Fabián


Sevilla y realiza la actividad asociada, aplicando los pasos de la estrategia
aprendida en la clase anterior.

El Congreso Anual de Vocales y Consonantes se desarrollaba con


tranquilidad, cuando la H estiró una mano para pedir la palabra.
-Te escuchamos -le dijo la T, que presidía el encuentro.
La H carraspeó y, sin timidez, expuso: -¡Estoy harta de ser silenciosa! ¡Quiero
sonar!
El alboroto alfabético que se armó fue tremendo. La T llamó al orden y pidió
a la H que se explicara mejor.
- Todas tienen sonido. Yo, nada. Chicas, aparezco en palabras tan importantes
como “hijo”, “hogar” y hasta en “hablar”, pero la gente ni me pronuncia y son
pocos los que se acuerdan de mí y me utilizan al escribir. ¡Exijo mi derecho a
sonar! Aunque sea parecido a otra letra.
-¿Y yo, qué? Sueno a U o a V. Si estoy en treinta palabras es mucho. Y no me
quejo -dijo la W.
-No sabes el dilema que es compartir un sonido con otras -dijo la Q mirando
de reojo a la C y la K, que asentían con las cabezas.
-A mí me pasa lo mismo. Además somos víctimas de los horrores de la
ortografía -agregó la Z que compartía un triste destino con la S y la C […].
-Tienes dos patas y dos brazos. Yo no puedo decir lo mismo -le gritó la M que
vivía reclamando por su parecido con la N y la Ñ, que además tenía sombrerito.
La H insistía: -No me importa. Necesito un sonido que me dé personalidad.
Dependo del lápiz, porque las personas olvidan incluirme y eso no es vida. ¿A
quién le gusta depender de otro?
El resto del abecedario se miró. Al principio, la noticia era un balde de agua
fría, pero algo de razón tenía. La T volvió a tomar el control.
-¿Qué sonido se te ocurre, querida?
-No sé, me gusta el de la F…
-Ah, no, yo no cedo nada -se excusó la F que ya había batallado con la H por
el derecho de la palabra “fierro”, entre otras.
-También me gusta el de la V […].
-Te entendemos, pero ninguna puede cederte su sonido. Se me ocurre que
tendrás que salir a buscarte uno propio -sugirió la D, muy comprensiva.
A la T, la propuesta le pareció aceptable.
-Eso, tienes un año, hasta el próximo congreso, para encontrar un sonido para
sonar.
Todas estuvieron de acuerdo. La H fue a su casa, armó las maletas y partió a
buscar lo que tanto quería. Se le ocurrió que el viento podría prestarle alguno
de sus tantos sonidos. Con bufanda, guantes y pasamontañas, viajó al Polo
Sur, donde este tiene su residencia de invierno. Se le salía el corazón del
pecho de tan ansiosa que estaba. Luego de explicarle, el viento le dijo que lo
haría feliz, pero que no le convenía.
-Si te cedo algún sonido, cuando te pronuncien van a volar sombreros,
papeles, hasta techos. La gente evitará usarte.
A la H le pareció razonable. Se fue a hablar con el mar. Con traje de baño y
sandalias, llegó a la playa. Bajo una sombrilla escuchó cómo el mar la
convencía de lo poco conveniente de sonar como un choque contra las rocas,
un tifón o un maremoto. -Cada vez que te usen cundirá el pánico, le dijo.

Fuente:http://bibliopequeitinerante.blogspot.com/2012/10/cuento-la-h-pide-la-
palabra-fabian.html, recuperado el 21 de abril de 2020 (adaptación).
Glosario:

• Presidía: Dirigía.
• Carraspeó: Tosió.
• Alboroto: Desorden.
• Dilema: Problema.
• Asentían: Aprobaban.
• Cederte: Entregar.

Reescribe las siguientes oraciones tomadas del texto, reemplazando las


expresiones en lenguaje figurado por sus correspondientes en lenguaje
literal

.
Expresión en lenguaje figurado Expresión en lenguaje literal
“El resto del abecedario se miró. Al
principio, la noticia era un balde de “volvió a dirigir la reunión”.
agua fría, pero algo de razón tenía. La
T volvió a tomar el control”.
“-Ah, no, yo no cedo nada -se excusó
la F que ya había batallado con la H “ya había discutido”.
por el derecho de la palabra “fierro”,
entre otras”.
“Con bufanda, guantes y
pasamontañas, viajó al Polo Sur, “estaba muy nerviosa”.
donde este tiene su residencia de
invierno. Se le salía el corazón del
pecho de tan ansiosa que estaba”.

4. Responde en tu cuaderno y luego comparte de modo oral:


¿Cuál fue tu respuesta a la pregunta anterior? ¿Qué pasos realizaste para
responderla?

Gestión actividad 3:
Brinde tiempo para que sus estudiantes respondan esta actividad en su cuaderno
y luego, anote en la pizarra las ideas que ellos entregan en la puesta en común de
la tarea.
Actividad adicional sección “Lee, reflexiona y comenta”:

1. Forme grupos pequeños.


2. Pídales que creen un cómic de mínimo tres viñetas y dos personajes, en el
que en cada diálogo se utilice lenguaje figurado.
3. Finalmente, cada grupo deberá exponer su trabajo frente al curso.

Aprende una estrategia

Gestión de la sección “Aprende una estrategia”:

1. Lea con sus estudiantes los pasos de la estrategia aprendida durante la sesión
anterior
2. Explique cada paso.
3. Pida a sus estudiantes que completen la actividad, explicando los pasos con sus
propias palabras.

5. Recuerda los pasos de la estrategia para interpretar el lenguaje figurado de


una narración, completando el siguiente organizador gráfico con los pasos
aprendidos en la ficha 1. Puedes utilizarla para realizar la actividad.

Paso 1:

Lee las expresiones en lenguaje figurado y anota en el espacio asignado,


la frase por la que se te pregunta.

Paso 2:

Relee el texto y responde en el espacio asignado: ¿De qué se trata?


Esta respuesta te servirá para poder deducir el significado de la frase
destacada.

Paso 3:

Ubica el párrafo en el que se encuentra la frase destacada y enciérralo en


un círculo. Trabaja directamente en el texto. Luego, responde en el
espacio asignado:
¿Qué acontecimiento ocurre en el párrafo que encerraste?
Paso 4:

Relee la frase por la que se te pregunta y activa tus conocimientos


previos:
¿Sabes a qué se refieren las palabras subrayadas?

Paso 5:

Relee tus respuestas al paso 2, 3 y 4; luego reflexiona:


¿Cómo se puede relacionar la frase destacada, con el tema del texto y los
sucesos del párrafo que la contiene? Escribe tu conclusión.

Practica

6. Lee la continuación del cuento “La H pide la palabra” y luego responde las
preguntas asociadas, aplicando los pasos de la estrategia aprendida.

A la H le sonó coherente. Se fue a ver a las aves. Los pájaros le explicaron que ellos
vivían cantando y eso no era apropiado para una letra.
-Imagínate los tímidos. ¿Y los que desafinan? -le dijo un canario- ¿Quién va a usar una
letra que suena a cacareo de gallina?
Tenía razón. Así como los animales de la selva, el desierto y la montaña […]. Pasó mucho
tiempo; la H seguía sin sonar. Frustrada, se sentó en un paraje solitario y lloró. Entonces,
sintió un zumbido que no sonaba pero estaba. Era el silencio. Ni se le había pasado por
la cabeza consultarlo. A decir verdad, como causante de su dolor, no podía ni verlo… ni
escucharlo.
Al notarla tan decaída, el silencio hizo lo que nunca: habló.
-Yo me sentiría orgullosa de ser silenciosa. No es un defecto, es una virtud […]. Que no
suenes no quiere decir que no existas. El sol brilla en silencio y a nadie le es indiferente.
Las estrellas van y vienen calladitas. ¿Y alguien las olvida? […]. En silencio se piensa, se
ama, se madura, se lee. Los colores y los perfumes no necesitan sonar. Es más, detrás
de mí hay un universo de emociones y sentimientos que se expresan sin decir ni mu. El
silencio es una ventana. No es mudo, querida -dijo y se calló.
La H pensó bastante en eso y cuando estuvo nuevamente frente a sus amigas, les repitió
esos argumentos y les comunicó su decisión de seguir sin sonido: -El silencio significa
muchas cosas. Tanto como las palabras –concluyó, con la cara iluminada.
Las otras letras chillaron, gritaron, pero la H no dijo nada más. Sólo cuando todas se
miraron, en silencio, comprendieron.
1. Relee:

“La H pensó bastante en eso y cuando estuvo nuevamente frente a su amigas, les
repitió esos argumentos y les comunicó su decisión de seguir sin sonido: -El silencio
significa muchas cosas. Tanto como las palabras –concluyó, con la cara iluminada”.

¿Qué significa la expresión destacada?

A. H se sintió importante.
B. H se sintió muy contenta.
C. H tuvo un pensamiento nuevo.
D. H defendió su forma de ver las cosas.

2. Relee:

“Ni se le había pasado por la cabeza consultarlo. A decir verdad, como causante de
su dolor, no podía ni verlo… ni escucharlo”.

¿Qué significa la expresión destacada?

Respuesta correcta: Se espera que los estudiantes respondan que la


expresión significa que a H no se le había ocurrido consultarle sobre su
problema al silencio.

Comparte de modo oral tu respuesta y los pasos que realizaste para llegar a
ellas.
Posibles errores en las respuestas:

Puede suceder que en la pregunta 1 algunos de sus estudiantes se inclinen por


la alternativa A, probablemente porque se centran en el hecho de que H vuelve
distinta y, frente a todas a sus compañeras, comunica su decisión. Quienes
optan por C se basan en que efectivamente H cambió de parecer después de
conversar con el silencio; sin embargo, esa es una situación previa a la felicidad
que siente al comunicarla. Finalmente, quienes responden D, se sustentan en
los argumentos que esgrimió frente a sus compañeras para defender su nueva
postura.
En la pregunta 2, es posible que los estudiantes respondan que H no se
atrevía a hablarle al silencio, porque era el que le causaba el dolor; responden
a partir de la información literal presente en el texto.

¿Qué aprendí?

7. Responde en el espacio asignado: ¿Por qué es importante considerar el


contexto al momento de explicar el lenguaje figurado?

Respuesta correcta: porque permite comprender su significado.

Actividad adicional:

1. Proyecte a sus estudiantes el siguiente audiolibro:


https://www.youtube.com/watch?v=yO_rtlCVEyM
2. A continuación, pídales que reconozcan en él las expresiones en lenguaje
figurado.

3. A continuación, en parejas, deberán transformar algún episodio del cuento,


que contenga solo lenguaje literal, a lenguaje figurado. Ínstelos a que sus
expresiones sean divertidas, para darle un carácter atractivo a su trabajo.
4. Finalmente, cada pareja deberá leer su trabajo frente al curso.

También podría gustarte