Está en la página 1de 2

Biblioteca Nacional Mariano Moreno

La Biblioteca conserva aproximadamente setenta mil volúmenes de material bibliográfico. Buena


parte de este material corresponde al fondo del Archivo General de la Nación, que incluye las
Memorias Ministeriales, el Registro Oficial y los Debates Parlamentarios. Se acrecienta
permanentemente gracias a la entrada por Depósito Legal de todas las obras que se publican en el
país, según lo establecido en la Ley 11.723 de Propiedad Intelectual. Además de la Biblioteca
Nacional y de la del Congreso, es la única biblioteca argentina beneficiada por este sistema de
adquisición.

El término Depósito Legal es definido por Ana María Amo y Suárez como "la obligación señalada por
el Estado a todos los autores, editores, impresores y productores de obras de entregar en los lugares
que en cada caso se señalan (generalmente las Bibliotecas Nacionales) un determinado número de
ejemplares de sus publicaciones".

El glosario de la American Library Association (ALA) de 1983 y traducido en 1988 por Blanca de
Mendizabal Allende, dice que el Depósito Legal es el "... requisito legal de propiedad intelectual
según el cual uno o más ejemplares de una publicación deben de entregarse al organismo o
biblioteca designada para ese efecto".

Del total del material recibido, solo se incorporan las temáticas referidas a Historia y Ciencias
Sociales, por lo que se trata de un repositorio altamente especializado; sobre el resto de las obras se
aplican criterios de selección negativa que permiten enviarlas a distintos destinos del país.

Por otro lado, dispone de colecciones bibliográficas particulares, como Ernesto Celesia, José Pillado,
José Biedma y Juan Domingo Perón, así como material bibliográfico procedente de empresas
públicas. Por último, se destaca su hemeroteca de diarios, revistas y folletos.

Visión

Deberá constituirse en el principal centro bibliográfico del país como un organismo de preservación,
organización y difusión de la colección bibliográfica argentina en su totalidad. Se propone brindar
servicios de información de calidad y convertirse en referente nacional e internacional en cuanto a la
definición de políticas bibliotecológicas. Deberá integrar su patrimonio cultural con las bibliotecas
del país, así como también con las bibliotecas nacionales de la región y el mundo. Así mismo, se
configurará como un centro cultural de difusión y promoción de la cultura nacional.

Misión

Es responsable de custodiar, acrecentar, preservar, conservar, registrar y difundir la memoria


impresa del país o sobre el país representada sobre cualquier soporte material o digital, con
prioridad en lo que hace a su herencia cultural, en el territorio del país también, en lo posible, en el
extranjero.
Objetivos

-Custodiar, acrecentar, preservar, conservar, registrar y difundir la memoria impresa del país o sobre
el país, representada en cualquier soporte o sustrato material, con prioridad en lo que hace a su
herencia cultural, relacionando su patrimonio con la cultura universal y convocando a los estudiosos
y lectores del país a consultar su legado a fin de mantener viva la vinculación entre las distintas
generaciones.

-Constituir el centro bibliográfico nacional.

-Compilar y publicar la Bibliografía Nacional Argentina.

-Realizar el seguimiento del depósito legal con el fin de elaborar y difundir la información sobre la
producción bibliográfica argentina.

-Seleccionar, acopiar, registrar, preservar y conservar sus fondos bibliográficos y documentales.

-Desarrollar procesos y pautas bibliotecológicas que se constituyan en normas orientadoras de la


bibliotecología nacional.

-Prestar un servicio público de consulta a los usuarios, tanto presenciales como remotos.

-Formar y perfeccionar recursos humanos en materia bibliotecológica y disciplinas afines.

-Fomentar la investigación, a través del acceso a los documentos y servicios de información


especializados.

-Realizar, coordinar y fomentar programas de investigación y desarrollo en las áreas de su


competencia.

-Desarrollar y fomentar programas de promoción de la lectura.

-Desarrollar programas de cooperación con otras Bibliotecas y otras entidades culturales y


científicas.

-Realizar y fomentar toda actividad cultural, acorde con los objetivos de la institución.

-Participar en la construcción de las políticas nacionales de información.

También podría gustarte