Está en la página 1de 29

CONSTRUCCIÒN RACIONALIZADA LIVIANA

Estructura

La estructura resistente está constituida por perfiles de acero galvanizado de secciones C


(montantes) y U (soleras) unidos entre sí mediante tornillos autoperforantes formando paneles. Los
montantes están separados una distancia de 40 ó 60 cm función de los revestimientos externos e
internos que se utilizarán. Cada panel corresponde en generala la altura de un piso y su longitud está
relacionada con la facilidad de transporte y manipuleo.
El funcionamiento estructural es muy sencillo (Fig.1): las cabriadas de cubierta, realizadas con
perfiles C toman las cargas externas y las transmiten a los paneles, descargando axialmente en los
montantes de los mismos.
Las cargas horizontales (viento, sismo) que actúan sobre las caras de los paneles se transmiten
directamente hacia la fundación a través de arriostramientos colocados en el plano de los paneles,
tales como cruces de San Andrés de chapa galvanizada o placas de rigidización atornilladas a los
montantes. Estas placas de rigidización pueden ser multilaminados fenólicos, placas de fibras
celulósicas o placas cementicias que además de rigidizar los paneles en su plano y recibir los
revestimientos exteriores, cumplen la función de estabilizar los montantes ante las cargas axiales.
La forma más sencilla de resolver el entrepiso es fijando sobre las vigas un multilaminado fenólico de
25 mm de espesor sobre el que se aplica un panel rígido de lana de vidrio que actúa como aislante
acústico y vibratorio. Luego se coloca otro multilaminado sobre el que se realizan los revestimientos
de terminación (alfombra, parquet, etc.). Otra alternativa es fijando a las vigas de entrepiso una chapa
acanalada que sirve de encofrado perdido, sobre ella se dispone el panel rígido de lana de vidrio,
luego un film de polietileno y una malla de acero electrosoldada sobre la que se cuela una losa de
hormigón de 3 a 4 cm de espesor. Una vez fraguada la misma se ejecuta el mortero de asiento y el
solado elegido (fig. 2 y 3).
La estructura se fija a una platea de fundación mediante anclajes. Esto asegura absoluta vinculación
con la fundación (Fig. 4)

Figura 1 Figura 2

Figura 3 Figura 4
La platea de hormigón armado, se aproximadamente 10 cm de espesor, dependiendo de las
características del suelo del lugar, se construye en forma convencional.

La estructura se resuelve exteriormente con una gran diversidad de materiales, desde revoques
aplicados sobre la placa de rigidización con base de metal desplegado o entramado plástico, hasta el
tradicional ladrillo a la vista (Fig. 5 y 6) o la realización de un siding de madera o vinílico. La
colocación de Tyvek (barrera impermeable al agua y al viento, pero permeable al vapor), entre la
placa de rigidización y el revestimiento externo, asegura la estanqueidad de la construcción.
En la cara interna de las paredes exteriores se deberá colocar una barrera de vapor para impedir el
pasaje del mismo hacia la cavidad de la pared, evitando la condensación (Fig. 7).

Figura 5 Figura 6

Paredes interiores y cielorrasos

Interiormente, las paredes y cielorrasos se resuelven con sistema tipo Durlock, es decir, placas de
roca de yeso aplicadas sobre perfiles de acero galvanizado. En locales húmedos se coloca placa de
roca de yeso resistente a la humedad (Durlock verde), aplicando luego los revestimientos cerámicos.

Aislación térmica y acústica

Las paredes exteriores poseen aislación térmica en lana de vidrio de la resistencia térmica necesaria
para asegurar excelentes condiciones de habitabilidad y confort, difíciles de alcanzar en las
construcciones convencionales. Adicionalmente permiten reducir en forma significativa los
requerimientos de energía de calefacción y aire acondicionado.
Las paredes interiores poseen una aislación acústica también a base de lana de vidrio, que asegura
adecuada aislación sonora entre ambientes.
Cubierta

Los techos se resuelven con cabriadas metálicas sobre las que se pueden realizar cualquier tipo de
cubierta, inclusive pesadas como tejas cerámicas y pizarras.
Una forma usual de resolver el techo es atornillando directamente las cabriadas un multilaminado
fenólico de 12 mm de espesor. Sobre el mismo se aplicará Tyveck, colocando luego los elementos de
cerramiento elegidos: tejas, pizzarras, chapas metálicas, etc. Otra forma es colocando correas sobre
las cabriadas, y fijando los elementos de cerramiento en forma directa, por ejemplo, chapas
metálicas, o placas de fenólico sobre las que se aplica la cubierta.

Reglas de montaje

Todos los parantes que transmiten es fuerzos hacia las fundaciones deben apoyar totalmente en el
alma de las soleras (perfil “U”) que los contienen.
Todas las soleras que se utilizan como base de apoyo de otros elementos, o la que está en contacto
con la fundación, deberán ser uniformes y estar perfectamente niveladas, de manera de ofrecer una
superficie de apoyo a los elementos estructurales que contienen sin acumulación de errores de
medidas y con un contacto total para permitir la transmisión directa de los esfuerzos a los elementos
del nivel inferior o a las fundaciones.

Todos los parantes verticales portantes deberán estar aplomados y alineados con los del nivel inferior
(si es más de una planta). Esta alineación vertical deberá mantenerse en la intersección de paredes
con las vigas de entrepiso y elementos de la estructura de techo (cabios o cabriadas). Excepción:
cuando un elemento portante no está alineado deberá proveerse un elemento de distribución de
carga para transferir las mismas a otros elementos componentes de la estructura (dinteles, apeos,
etc).
Otros elementos se deben agregar para transferir cargas de un nivel superior a uno inferior, cuando la
continuidad en la alineación vertical se ha interrumpido. Estos elementos deberán transferir la carga
hacia el nivel inferior o a las fundaciones.

Todos los elementos que forman la estructura deberán estar alineados, aplomados y en escuadra,
salvo que necesiten una pendiente debido a que forman parte del techo.

Las dos alas de los parantes de paredes o vigas de entrepiso deberán estar fijados a su solera
correspondiente por medio de tornillos autoperforantes o por medio de clinching. No deben ejecutarse
empatilles en parantes verticales sometidos a esfuerzos, y en el caso de las vigas de entrepisos
deberán hacerse según los detalles correspondientes.

En los vanos deberán proveerse elementos estructurales adicionales que permitan transferir las
cargas hacia la fundación (dinteles). Como regla simple se puede suponer que se deberán colocar
tantos parantes por debajo y en ambos lados del dintel sobre el vano como parantes se hayan
interrumpido para abrir el mismo. En caso de ser impar esta cantidad, agregar uno para que quede
igual cantidad en cada jamba del vano.

En paredes portantes o en vigas de entrepiso no deberán utilizarse perfiles cuyos “punchs” estén en
los extremos de los mismos, debiendo ser necesario reforzar los mismos.

En el alma de las vigas del entrepiso deberán colocarse unos rigidizadores verticales en todos los
casos que estas reciban una carga concentrada superior, de manera de evitar el efecto de abolladura
en perfiles de sección abierta.

Durante el armado de la estructura deberán colocarse arriostramientos temporarios que permitan


mantener la estabilidad y la indeformabilidad de la misma hasta que se encuentre concluido su
montaje. También deberán colocarse arriostramientos permanentes que eviten la rotación y el pandeo
localizado, por efecto de la acción de las cargas permanentes o variables. En las vigas de entrepiso
se deberá colocar un fleje corrido en forma ortogonal a sentido de las mismas en su parte inferior,
separados a una distancia máxima de 2m. En los perfiles que componen las paredes deberá
colocarse un fleje en la cara interior de la pared cada 1,40m, en forma horizontal, de manera de evitar
la rotación de los mismos ante los esfuerzos que resisten. Tanto en el entrepiso como en las paredes,
el elemento de cierre superior/exterior hace las veces de arriostramiento.
Estos arriostramientos no sólo deben evitar la rotación de los perfiles que son de sección asimétrica
respecto de un eje, sino que deben colaborar en la transmisión de los esfuerzos a la fundación por
medio de los anclajes a la misma. Estos anclajes son insertos metálicos que vinculan la estructura
metálica con la fundación en la cual se encuentran empotrados. El cálculo para determinar su sección
deberá tener en cuenta los esfuerzos de tracción por “volcamiento” ante la acción del viento, y el corte
debido al viento y/o movimientos sísmicos. Los más utilizados son los insertos tipo varilla roscada de
½” de diámetro que se unen a la perforación ejecutada en el HºAº por medio de resinas epoxídicas, y
a la estructura metálica por medio de tornillos.

La vinculación entre los distintos elementos que forman la estructura es quizás uno de los ítems más
importantes en l construcción con este tipo de sistemas. Se deben utilizar tornillos diseñados para ese
uso específico; para facilitar la penetración del mismo en el perfil deberán tener punta autoperforante
y autorroscante.

Es necesario utilizar siempre tornillos galvanizados, tanto por inmersión o por acción mecánica, o con
recubrimiento epoxídico. Para determinar el tamaño del mismo deberá considerarse el espesor total
de los materiales a unir, debiendo haber un mínimo de penetración de 3 pasos luego de la unión.

Elementos componentes

Los elementos que componen las Estructuras de Acero Liviano Galvanizado son perfiles conformados
en fío, de sección abierta, que trabajan por forma y no por masa, siendo entonces de vital importancia
para su elección, el concepto de Momento de Inercia que relaciona la forma de distribución de cierta
masa respecto de un eje ubicado a cierta distancia.

Si bien la cantidad de formas y tamaños que pueden tener los perfiles conformados en frío son
muchas, aquí prima lo constructivo y no lo estructural, la tendencia es a utilizar la menor cantidad de
secciones y tamaño posibles de forma de facilitar los procesos de fabricación y construcción de las
estructuras. Si bien uno puede pedir a una Empresa Conformadora de Perfiles las secciones que uno
quiera, luego de haberse publicado la Norma IRAM-IAS 500-205 Partes 1 a 6, que normaliza una
cantidad de secciones, lo más probable que ocurra es que las secciones a “medida” no estén en
stock y sean más caras que una normalizada equivalente y no puedan ser mezcladas fácilmente con
las de otro fabricante.

Perfiles de sección tipo “C”

Este tipo de sección es la más utilizada en estas estructuras, siendo utilizados según se la medida del
alma y el espesor de la chapa: en paredes portantes y no portantes (montantes de paredes),
entrepisos (vigas de entrepiso, vigas de arriostramiento), techos (cabriadas, cumbreras, cabios),
estructuras especiales (escaleras, dinteles, etc.). Para la elección del tipo de perfil a utilizar se
consideran varios factores, en primera medida el cálculo estructural, luego los diámetros de las
instalaciones que deberá contener, así como el espesor de aislamiento térmica que deberá colocarse
entre parantes. En caso de ser insuficiente el ancho del alma se puede optar por:
a) Aumentar la sección del perfil seleccionado, con el consiguiente aumento en los kg de acero y
por lo tanto del costo de la estructura.
b) Colocar parte d la aislamiento necesaria por afuera de la estructura metálica, sin variar el
costo de la misma y aumentando su eficiencia debido a que se cortan los puentes térmicos
que se pudieran producir en algunos tipos de climas.

Perfiles de sección tipo “U”


Este tipo de sección es utilizado únicamente como elemento que mantiene a los perfiles “C” en una
posición determinada, ya que los mismos “encastran” dentro de éstos, siendo fijados a través de
“tornillos de punta autorroscante” o por medio de “clinching”. En ningún caso se los puede utilizar en
forma aislada como elemento estructural para la transmisión de esfuerzos, salvo que se los calcule en
forma específica.

Este tipo de sección de perfiles sirve, además, para formar junto a los perfiles de sección tipo “C”,
elementos especiales de las estructuras tales como dinteles, formado por dos pefiles tipo “C”
enfrentados y abrazados por su borde superior e inferior por dos perfiles tipo “U”; vigas de apoyo de
paredes sobre entrepisos sin continuidad en la Planta inferior: igual que un dintel, pero de mayor
longitud.
GLOSARIO

PLANTA DE ENTREPISO SOBRE FUNDA CIÓN


PLANTA DE ENTREPISO SOBRE P.B.

PLANTA DE TABIQUES
PLANTA DE TECHOS

ELEVACIÓN DE ESTRUCTURA
ESTRUCTURA TECHOS CON CABIOS Y TENSOR/PUNTAL

ESTRUCTURA TECHOS CON CABIO Y DIAGONAL

CABRIADA
CABRIADA TIJERA

ENTREPISO METÁLICO SOBRE VIGA DE FUNDACIÓN


DETALLE DE UNIÓN DE LAS VIGAS DE ENTREPISO CON PANELES PARALELOS PORTANTES

DETALLE DE UNIÓN DE LAS VIGAS DE ENTREPISO CON PANELES PARALELOS PORTANTES


ENTREPISO CON VOLADIZO

BALCÓN CON DESNIVEL


CABRIADA CON ALERO

CABRIADA CON PLAFON


EMPALME DE VIGAS DE ENTREPISO SOBRE PANEL PORTANTE

VIGA CONTINUA DE ENTREPISO SOBRE PANEL PORTANTE


FIJACIÓN SUPERIOR DE PANEL NO PORTANTE PARALELO A LAS VIGAS DE ENTREPISO

DETALLE UNIÓN CABIO CON TENSOR (D1)


DETALLE UNIÓN CABIO CON DIAGONAL (D2)

DETALLE UNIÓN CABIO CON CUMBRERA (D3)

DETALLE UNIÓN DE PUNTAL DIAGONAL CON CORDON INFERIOR (D4)


DETALLE UNIÓN DE PUNTAL CON CORDON INFERIOR (D5)

DETALLE UNIÓN DE PUNTAL Y DI AGONAL CON CORDON SUPERIOR (D6)


DETALLE INTERSECCIÓN INFERIOR EN CABRIADA TIJERA (D7)

DETALLE INTERSECCIÓN EN CUMBRERA DE CABRIADA (D8)


ABERTURA EN ESTRUCTURA DE ENTREPISO

VIGA REFORZADA PARA APEO DE VIGAS


VIGA PARA APEO DE VIGAS

ABERTURA DE VANO EN PAN EL PORTANTE MENOR A 1,20 m


RESOLUCIÓN DE DINTEL EN PANEL PORTANTE ABERTURA DE VANO
MAYOR O IGUAL A 1,20 m
ABERTURA DE VANO (SECCIÓN INFERIOR)
ENCUENTRO DE KING DE PUERTA CON PLATEA DE HºAº

VIGAS DINTEL (ALTERNATIVAS)


DETALLE DE ANTEPECHO

CRUZ DE SAN ANDRÉS


CRUZ DE SAN ANDRÉS SOBRE ENTREPISO
RIGIDIZADOR SÓLIDO
RIGIDIZADOR DE VIGAS DE ENTREPISO
RIGIDIZACIÓN DE PANELES
EMPATILLADO DE SOLERA

ENCUENTRO EN ESQUINA
ENCUENTRO DE PANELES EN “T”

ENCUENTRO DE PANELES