Está en la página 1de 1

CEAL

A.- Comportamiento orientado hacia la tarea:


Consiste esencialmente en estructurar las relaciones y las actividades de una situación en
función del cumplimiento de las tareas a realizar. Es la manera en que el dirigente organiza y
define las relaciones entre él mismo y los miembros de su grupo (subordinados) caracterizado
por definir el papel que se espera de ellos, establecer normas definidas de organización,
implementar canales de comunicación y maneras de hacer el trabajo.

B.- Comportamiento orientado hacia las relaciones:


Se caracteriza por el acento puesto en la creación y mantención de buenas relaciones
personales entre el líder y sus subordinados. Se enfatiza el establecimiento de relaciones de
apoyo socioemocional, como amistad, confianza mutua, respeto por las ideas de los
subordinados y la consideración por sus sentimientos.

ESTILO 1. AUTOCRATICO (alta tarea, baja relación).


Es un dirigente centrado más en la tarea que en los sentimientos y satisfacciones personales de
los subordinados. Enfatiza los aspectos de trabajo relacionado con la a productividad. Tiende a
imponer sus puntos de vista. Se identifica con sus superiores y el sistema técnico de la
organización. Es activo, dirige, organiza, evalúa y controla. Necesita y utiliza el poder. Se
comunica preferentemente en un solo sentido.

ESTILO 2. INTEGRADO (alta tarea, alta relación).


Corresponde a un líder que enfatiza la relación del trabajo, pero a su vez se interesa y acepta la
individualidad de sus colaboradores, sus necesidades personales e ideas.

Prefiere la comunicación en ambos sentidos. Utiliza el trabajo en equipo, más que actividades
individuales, es participativo. Juzga a las personas por su capacidad a comprometerse en el
trabajo en equipo. Controla a través del cumplimiento de metas comunes.

ESTILO 3. RELACIONADO (baja tarea, alta relación),


Tendencia a ejercer el liderazgo y la supervisión centrándose en las relaciones interpersonales y
en la preocupación por las necesidades personales de los recursos humanos que debe
administrar.

Muestra un interés mayor por las necesidades de los individuos que por la tarea que se debe
llevar a cabo. Tiende a enfatizar de manera extrema el apoyo y el progreso de sus subordinados
en lugar de su productividad. Es muy dependiente de sus relaciones con los subordinados. Se
comunica a nivel personal. Rehuye el conflicto. Utiliza la evaluación en base a características
personales. El castigo más usado por él, es la falta de interés por la otra persona.

ESTILO 4. SEPARADO (baja tarea, baja relación).


Es un dirigente que permite que sus subordinados dirijan sus propias actividades y no gasta
mucho tiempo en desarrollar relaciones personales con ellos. Tiende más a escribir que a hablar.
Se comunica poco y de manera formal.

Valoriza la seguridad, la estabilidad, la lógica y la racionalidad. El castigo que utiliza es el de


quitar autoridad a la otra persona.