Está en la página 1de 23

Expediente PAS: 01516-2019

Informe Final: 0831-2021/IFIS. Lima, 09 de julio de 2021


Denunciado: IPRESS Instituto Peruano de Oftalmología – ESSALUD, y
LOS QUE RESULTEN RESPONSABLES.
Av. Universitaria S/N, distrito de Castilla, provincia y departamento
de Piura y/o a la Casilla Electrónica N° 20131257750
Denunciante: Teresa Escurra Santín
Urb. Los Sauces 1° Etapa Mz. Q Lote 33, distrito de Pimentel, provincia
de Chiclayo y departamento de Lambayeque y/o al correo
electrónico:
albertougasglnp@gmail.com/abogadochiclayo2020@gmail.com
Asunto: Presentación de Alegatos dentro de Procedimiento
Administrativo Sancionador SUSALUD.
Referencia: RESOLUCIÓN DE PRESENTACIÓN DE ALEGATOS

SEÑORES SUPERINTENDENCIA NACIONAL DE SALUD - SUSALUD

Atte.- ABG. AGUSTIN SEGUNDO SILVA VITE


Superintendente Adjunto de la Superintendencia Adjunta de Regulación y
Fiscalización SAREFIS – SUSALUD

Órgano Emisor: Superintendencia Adjunta de Regulación y Fiscalización - SAREFIS

Pte.-

Por medio le expreso mi cordial saludo, así como presento y expongo los siguientes alegatos en el presente
procedimiento trilateral seguido por mi persona contra el IPRESS Instituto Peruano de Oftalmología – ESSALUD,
y LOS QUE RESULTEN RESPONSABLES.

CUESTION PREVIA

Conforme la potestad sancionadora administrativa en materia de salud que ostenta SUSALUD, se tiene que la
salud, conforme la Constitución, es un derecho fundamental ello de forma programática y operativa con la
finalidad que el derecho a la salud sea protegido especialmente a través de su procedimiento administrativo
sancionador (PAS), que explica, como en este caso, por qué se sustenta una falta que es pasible de sanción,
siempre en base a una investigación preliminar y los fundamentos de orden constitucional en el que se
sostiene. Por esta razón procedimental y sustantiva de conformidad con las normas especiales de la materia
y el TUO de la Ley N.º 27444, así como de la Constitución exponemos que es necesario que vuestro despacho
evalué detalladamente el presente caso seguido en el Expediente PAS: 01516-2019, donde puede apreciarse
que no se han evaluado detenidamente aspectos inmediatos de la razonabilidad del procedimiento
sancionador donde vuestra institución a verificado si se han cometido infracciones graves que ameritan
pronunciamiento positivo siendo ello contrario a lo concluido en el Informe Final: 0831-2021/IFIS. Lima, 09
de julio de 2021, incluso señalando una incorrecta califaciòn de las sanciones que deben imponerse dejando
incluso libre nuestro de accionar civil y penalmente sobre el abuso recaído en mi persona, debiendo vuestro
despacho actuar DE OFICIO, ante los atropellos a los que he sido sometida y que se maximizan en tiempos
actuales de plena pandemia COVIT19, agobiando mi existencia y no considerándose los graves perjuicios
económicos, morales, laborales, y psicológicos que se me viene ocasionando por los DAÑOS y LESIONES
causados y por la MALA PRAXIS realizada así como la OMISIÓN DE ACTOS FUNCIONALES que han acontecido
en el presente caso.

NUESTRO DERECHO A LA SALUD Y LAS FUNCIONES DE VUESTRA REPRESENTADA

El derecho a la salud y su protección, están subsumidos en el principio fundamental del Artículo 7 de nuestra
Carta Magna: “Todos tienen derecho a la protección de su salud, la del medio familiar y la de la comunidad, así
como el deber de contribuir a su promoción y defensa...”. De la norma constitucional rápidamente se deducen
tres elementos: 1) tres sujetos jurídicos: el Estado, responsable de velar por la salud de todos; las personas,
que gozan del derecho a la salud y las personas jurídicas o naturales, que prestan servicios de salud o financian
fondos de aseguramiento en salud o gestionan fondos de aseguramiento en salud, independientemente de su
naturaleza pública, privada o mixta; 2) tres ámbitos de aplicación: el personal, el familiar y el comunitario y 3)
un doble mandato jurídico: el derecho y el deber de protección de la salud en todos sus ámbitos. De ahí se
desprende que la salud es un bien jurídico valioso, tan igual como lo son, por ejemplo, la vida, la integridad o
la intimidad, razón por la cual cuentan con protección constitucional.

El artículo 1319° del Código Civil, establece la Culpa Inexcusable, señalando: “Incurre en culpa inexcusable
quien por negligencia grave no ejecuta la obligación”; cuyo baremo analógico se expresa: “romper con el
estándar del menos experto o menos diligente; cualquier otro en su lugar hubiera actuado de manera
diferente” Mientras que el artículo 1320° del citado cuerpo legal, regula la Culpa Leve, señalando: “Actúa con
culpa leve quien omite aquella diligencia ordinaria exigida por la naturaleza de la obligación y que corresponda
a las circunstancias de las personas, del tiempo y del lugar”; cuyo baremo analógico se expresa: “no uso de la
diligencia ordinaria exigida por la naturaleza de la obligación y que corresponda a las circunstancias de las
personas, del tiempo y lugar; romper con el estándar del promedio”

El Texto Único Ordenado de la Ley N° 27444, Ley del Procedimiento Administrativo General, indica en su
Artículo II.- Contenido 1. La presente Ley contiene normas comunes para las actuaciones de la función
administrativa del Estado y, regula todos los procedimientos administrativos desarrollados en las entidades,
incluyendo los procedimientos especiales.

El Decreto Legislativo N° 1158, se crea la Superintendencia Nacional de Salud (SUSALUD), como organismo
público técnico especializado, adscrito al Ministerio de Salud, con autonomía técnica, funcional,
administrativa, económica y financiera; encargada de promover, proteger y defender los derechos de las
personas al acceso a los servicios de salud; registrar, autorizar, supervisar y regular a las Instituciones
Administradoras de Fondos de Aseguramiento en Salud (IAFAS), así como, supervisar y registrar a las
Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPRESS) y Unidades de Gestión de IPRESS (UGIPRESS), en el
ámbito de su competencia.

FUNCIONES DE LA SUPERINTENDENCIA NACIONAL DE SALUD (SUSALUD)

SUSALUD, como organismo técnico especializado adscrito al Ministerio de Salud, pertenece al Poder Ejecutivo,
es una entidad desconcentrada con competencia de alcance nacional, que responde a los mandatos
constitucionales de los citados Artículos 7 y 9 de la Constitución, ya que surge como un instrumento de la
política nacional de salud, con la función esencial de promover, proteger y defender los derechos de las
personas al acceso a los servicios de salud, debiendo supervisar que las prestaciones de salud sean otorgadas
con calidad, oportunidad, disponibilidad y aceptabilidad, con independencia de quien las financie; para lo cual
cuenta con autonomía técnica, funcional, administrativa, económica y financiera; ejerciendo su competencia
sobre sus administrados: las Instituciones Administradoras de Fondos de Aseguramiento en Salud (IAFAS), las
Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPRESS), las Unidades de Gestión de IPRESS (UGIPRESS) –en
estos tres casos, independientemente de su naturaleza pública, privada o mixta-, y, además, respecto a los
usuarios de los servicios de salud; sin embargo, siendo que sobre estos últimos recae la acción protectora de
SUSALUD, cuando aludamos en adelante a los administrados, nos estaremos refiriendo a las IAFAS, IPRESS y
UGIPRESS. Las principales funciones de SUSALUD son las siguientes:
FUNCIONES DE SUSALUD
1) Promover, proteger y defender los derechos de las personas en su relación de consumo con las IAFAS y las
IPRESS, incluyendo aquellas previas y derivadas de dicha relación.
2) Supervisar que el uso de los recursos destinados a la provisión de los servicios de salud y de
los fondos destinados al Aseguramiento Universal en Salud, garanticen la calidad, oportunidad,
disponibilidad y aceptabilidad de las prestaciones; siendo relevante señalar que SUSALUD cumple la citada
misión, en el caso de las IAFAS, IPRESS y UGIPRESS, de naturaleza pública, de acuerdo al presupuesto
institucional aprobado de éstas.

3) Promover y salvaguardar el acceso pleno y progresivo, de todo residente en el territorio nacional, al


aseguramiento en salud, bajo los principios establecidos en la normatividad vigente.
4) Promover la participación y vigilancia ciudadana y propiciar mecanismos de rendición de cuentas a la
comunidad.
5) Normar, administrar y mantener el Registro de Afiliados al Aseguramiento Universal en Salud.
6) Promover los mecanismos de conciliación y arbitraje para la solución de los conflictos suscitados entre los
diferentes actores del Sistema Nacional de Salud.
7) Supervisar la calidad, oportunidad, disponibilidad y transparencia de la información generada u obtenida por
las IAFAS, IPRESS y UGIPRESS, de acuerdo al marco legal vigente.
8) Regular la recolección, transferencia, difusión e intercambio de la información generada u obtenida por las
IAFAS, IPRESS y UGIPRESS.
9) Conocer, con competencia primaria y alcance nacional, las presuntas infracciones a las disposiciones relativas
a la protección de los derechos de los usuarios en su relación de consumo con las IPRESS y/o IAFAS, incluyendo
aquellas previas y derivadas de dicha relación.
10) Emitir opinión técnica especializada en el ámbito de su competencia, respecto de los alcances de las normas
que rigen a las IAFAS, IPRESS y UGIPRESS.
11) Registrar a las IPRESS y UGIPRESS, supervisando su proceso de registro; asimismo, normar, administrar y
mantener el Registro Nacional de IPRESS y de UGIPRESS.
12) Supervisar a las IPRESS y UGIPRESS, y, en el marco de protección de los derechos en salud, de ser pertinente,
recomendar el inicio de procedimiento administrativo, o proceso civil y/o penal, al o los involucrados,
realizando el seguimiento de dicha acción.

Fuente: Artículos 8 y 9 del Decreto Legislativo N.º 1158, que dispone medidas destinadas al fortalecimiento y
cambio de denominación de la Superintendencia Nacional de Aseguramiento en Salud.
PRESENTACIÓN DE ALEGATOS

El derecho a la salud es un derecho fundamental de las personas y tiene dos dimensiones: la del derecho
fundamental programático y la de derecho fundamental operativo. Es un derecho programático, por su origen
como derecho universal de segunda generación (derechos económicos, sociales y culturales), una obligación
mediata y un deber de hacer del Estado. Simultáneamente, es un derecho operativo, por su condición de
derecho fundamental constitucionalmente reconocido, de carácter exigible, tutelable, subjetivo, un derecho
de las personas constituido en una obligación inmediata y un deber de respetar del Estado y de las personas
jurídicas o naturales que prestan servicios de salud o gestionan o financian fondos de aseguramiento de salud,
independientemente de su naturaleza pública, privada o mixta.

Así mismo el Artículo 9 de la Constitución: “El Estado determina la política nacional de salud. El Poder Ejecutivo
norma y supervisa su aplicación. Es responsable de diseñarla y conducirla en forma plural y descentralizadora
para facilitar a todos el acceso equitativo a los servicios de salud.”. En relación al derecho a la salud, la norma
jurídica no solo asigna responsabilidades al Estado y al Poder Ejecutivo, sino que además las atribuye a los tres
niveles de gobierno: nacional, regional y local.

ALEGATOS

ALEGATO UNO:

Sobre el hecho imputado 1, “No cumplir con las disposiciones vigentes sobre el contenido de la historia clínica”
En el hecho 1 no se presenta descargo por parte de la quejada, y la motivación de SUSALUD es pobre pues
solo indica “NO SE HA SEÑALADO UN DAÑO REAL”. Por esta razón considero se debe imponer sanción mayor
conforme las consecuencias de las omisiones y faltas cometidas por el personal médico.

Se indica por “no tener todos los formatos de la historia clínica”, y la ponderación de la sanción dado que la
premisa es incorrecta en numeral 4 sobre incumplimiento de obligación legal, ver cálculo según Resolución de
Superintendencia N° 133-2019- SUSALUD/S (Ponderación de la Multa, Artículo 9°)

ALEGATO DOS:

Sobre el hecho imputado 2, Indican que con Resolución Uno del 21.07.2021, se declaró no ha lugar esta
imputación, nunca se sustentó debidamente el porqué de la calificación de no ha lugar. Se notifico el
10.08.2020

ALEGATO TRES:

El Hecho imputado 3“(…) lesión grave de un paciente como resultado de la falta de diligencia en el seguimiento
del caso (…)”.
En el hecho 3 tampoco ha presentado descargos la quejada, el Dr. Sotomayor con fecha 05.09.2014, no señala
el grado de proliferación vitroretinal, solo se ha revisado pese a ello se practicó la última intervención del 2017,
consumándose el daño sobre mi salud.

ALEGATO CUATRO:

Determinación del perjuicio económico generado mínimo a la fecha

SUSALUD no está evaluando el perjuicio económico mínimo estimado que por razón de tiempo transcurrido
se viene generando a la suscrita por el actuar negligente provocado por el personal de salud donde
acontecieron los hechos, perjuicio económico que se viene generando pues de haber sido dicho personal más
diligente y evaluado que la historia clínica no contaba con toda la documentación para practicar la última
operación esta no se habría realizado por ende no estaría en esta situación de incapacidad para el trabajo, que
me afecta por mi calidad de persona independiente, adulto mayor y estar en plena pandemia, por ello remito
cuadro de perjuicio mínimo estimado a la fecha;

CUADRO DE ESTIMACION DE PERJUICIO ECONOMICO


Rubros Indemnizatorios S/.

Daño Moral 25,000.00


Incapacidad sobreviniente – Psicofísica 168,000.00
Tratamiento Psicológico 5,000.00
Gastos médicos generales 7,000.00
Otros gastos (movilidad, honorarios, etc.) 4,500.00
Total al 19.07.2021 209,500.00

La suscrita a dejado de laborar en mi actividad independiente dedicada a la gastromía como puedo demostrar
con mi Ficha RUC donde se ha debido suspender temporalmente mi actividad económica perdiendo mis
ingresos y siendo en la actualidad asistida por mi hijo dado no estoy en la capacidad de laborar.
Incluso debo de indicar que mi estado de salud físico y mental sigue empeorando mientras se dilata y evalúa
documentos de mi expediente administrativo que son contradictorios pues hasta por una mínima
razonabilidad y criterio de no haberse encontrado ningún inconveniente en la atención de mi caso como es
que al final termino perdiendo la vista y en estas condiciones situación que me genera a parte del agravio
indicado problemas anímicos – psicológicos que acredito conforme se desprende de Certificado Adjunto;
En este informe puede apreciarse el grado de afectación que fuera del daño físico sufro en la actualidad hecho
que minimiza mi calidad de vida.
Del mismo modo toda esta situación a acarreado que a nivel crediticio y económico se me registre en las
centrales de riesgo hecho que hace mas complicado llevar el enorme gasto financiero y económico que debo
cumplir pese a no estar laborando, siendo el estado de mi situación financiera como sigue;

Reporte histórico de deuda centrales de riesgo


De lo indicado, nos centraremos en la protección del derecho a la salud a través del Procedimiento
Administrativo Sancionador (PAS). El PAS de SUSALUD es transversal a todos los órganos de línea de la
institución, al ejercer su competencia de fiscalizar a los administrados IAFAS, IPRESS o UGIPRESS, pueden
detectar presuntas infracciones y, ante ello, están facultados a realizar una investigación preliminar, pudiendo
terminar esta con la postulación de un PAS; además, se debe tener en cuenta que los órganos de línea adoptan
entre sus competencias las principales funciones de SUSALUD y, que la institución para el ejercicio de esas
funciones cuenta con potestad sancionadora, en virtud al Artículo 10 del Decreto Legislativo 1158: “Para el
ejercicio de las funciones establecidas en los artículos 8 y 9 del presente Decreto Legislativo, la
Superintendencia Nacional de Salud cuenta con potestad sancionadora sobre toda acción u omisión que afecte:
i) el derecho a la vida, la salud, la información de las personas usuarias de los servicios de salud y la cobertura
para su aseguramiento, y; ii) los estándares de acceso, calidad, oportunidad, disponibilidad y aceptabilidad con
que dichas prestaciones sean otorgadas.
En el presente caso deben de revisarse los detalles de atención y la formal como se vienen calificando los
hechos .

CONFIGURACIÓN DEL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO SANCIONADOR DE SUSALUD QUE DEBE


INSTAURARSE CON CONTRA DE LOS DENUNCIADOS Y LOS QUE RESULTEN RESPONSABLES.

El sustento del Procedimiento Sancionador de SUSALUD

Para comprender mejor el sustento del PAS en SUSALUD, debemos entender la vinculación entre dos de sus
principales potestades: la de fiscalización y la de sanción administrativa.
La función fiscalizadora de SUSALUD, es regulada por el Reglamento de Supervisión de SUSALUD Aplicable a
las IAFAS, IPRESS y UGIPRESS, y por el Reglamento para la Atención de Reclamos y Quejas de los Usuarios de
las IAFAS, IPRESS y UGIPRESS, Públicas, Privadas y Mixtas. Si como resultado del desarrollo de esta actividad
se detectan presuntas infracciones, se instaura una investigación preliminar y, si al concluir las indagaciones
se encuentran indicios suficientes de la comisión de un hecho sancionable, se formula una acusación. A ese
proceso se le denomina sustento del procedimiento sancionador, de acuerdo al Artículo 9 del Reglamento de
Infracciones y Sanciones de SUSALUD (RIS), y lo ejecutan:

ÓRGANOS DE SUSALUD QUE SUSTENTA EL PAS


La Intendencia de Supervisión de IPRESS (ISIPRESS), como consecuencia de la supervisión a una
IPRESS o UGIPRESS.
La Intendencia de Supervisión de IAFAS (ISIAFAS), producto de la supervisión a una IAFAS o
UGIPRESS.

La Intendencia de Investigación y Desarrollo (IID), del monitoreo de la información requerida


por SUSALUD a las IAFAS, IPRESS o UGIPRESS.
La Intendencia de Promoción de Derechos (IPROM), de la vigilancia que despliega sobre las
Plataformas de Atención a los Usuarios de Salud (PAUS), en la IAFAS, IPRESS o UGIPRESS.

El derecho a la salud tiene dos esferas: la programática y la operativa. La fiscalización y el sustento del PAS de
SUSALUD obedecen siempre a una de esas dos dimensiones. Para nuestro caso puede señalarse que la dilación
extrema en el tiempo no ha hecho posible evaluar concienzudamente mis argumentos sumándose a que la
denunciada no ha venido respondiendo los requerimientos de información

Lo que realiza la ISIPRESS, la ISIAFAS, la IPROM y la IID, en razón de una Supervisión, Vigilancia o Monitoreo,
refiere a la protección del contorno programático del derecho a la salud y genera un PAS de detectarse
presuntas infracciones, aquí se ha dado por nuestra queja y reclamo respectivo, pero sobre ello no existe
ninguna acción de oficio. Por su parte, la fiscalización y el sustento de un procedimiento sancionador
efectuados por la IPROT y la IMRN por motivo de una Queja, se dirige a proteger el ámbito operativo del
derecho a la salud, resguarda el derecho subjetivo a la salud de los usuarios de los servicios de salud en su
relación de consumo con las IAFAS y las IPRESS, concluye con un Informe Final de Queja y genera un
Procedimiento Trilateral Sancionador (PTS) de determinarse indicios suficientes de la comisión de una
infracción.

En el Reglamento de Reclamos y Quejas, indica que la Queja es la manifestación verbal o escrita efectuada
ante SUSALUD, a través de los canales que ésta ponga a disposición, por un usuario o tercero legitimado ante
la insatisfacción respecto de los servicios, prestaciones o coberturas, solicitadas o recibidas de las IAFAS o
IPRESS, o que dependan de las UGIPRESS; o ante la negativa de atención de su reclamo e irregularidad en su
tramitación por parte de éstas, o disconformidad con el resultado del mismo. No se ha venido desarrollando
el PAS con la celeridad respectiva.

SUSALUD HA DEBIDO REALIZAR un Intervención de Oficio que es una modalidad de supervisión, de acuerdo al
Artículo 12 del Reglamento de Supervisión de SUSALUD, y está cargo de la IPROT, quien la desarrolla por
iniciativa de oficio o a solicitud de parte. En virtud de esta modalidad de supervisión, se pueden realizar:
auditorías médicas, auditorías de caso, auditorías en salud y auditorías de procesos; también, aplicar a las
IAFAS, IPRESS y UGIPRESS las medidas de seguridad prescritas en el mismo Reglamento de Supervisión y la Ley
General de Salud.
La distinción está en que la queja se inicia por el usuario afectado o su representante, así, genera un PTS en
donde el afectado se constituye como parte al ser un tercero con legítimo interés. No será beneficiado de la
posible sanción al administrado, ni recibirá una reparación civil, pero si puede lograr una medida provisional
o correctiva a su favor, también podrá coadyuvar con la administración en el desarrollo del procedimiento,
aportando pruebas, contradiciendo las del administrado, formulando alegatos o presentando recursos
administrativos.

Entre tanto para este caso una Intervención de Oficio paralela hubiera traído mayores resultados para levantar
la información en modo y plazo respectivo pues se origina en una denuncia de un usurario y como producto
de una decisión de oficio de la IPROT, sin que medie queja o denuncia.

A continuación, veremos los pasos que se deben seguir para sustentar un PAS o un PTS

PROCEDIMIENTO DE SUSTENTO DE PAS (SÍNTESIS)


Sustento del PAS por Supervisión (ISIPRESS e ISIAFAS),
Monitoreo (IID), Vigilancia (IPROM) o Intervención de Oficio (IPROT) Sustento del PTS por Queja
(IPROT o IMRN)
1. Ejecución de fiscalización 1. Queja por usuario de
servicios de salud
2. Informe Inicial de Presuntas Infracciones 2. Solicitud de información
al administrado
(quejado)
3. Descargo preliminar del administrado 3. Informe Inicial de Queja
4. Informe Final de Presuntas Infracciones 4. Descargo preliminar del
quejado
5. Informe Final de Queja
6. Notificación al usuario
Acción del usuario:
Recurso de apelación: se eleva el
Informe Final de Queja

Consentimiento del Informe Final


de Queja: se sustenta PTS o

archiva Queja20)
Decisión de recurso de apelación:
Infundada apelación: se sustenta
PTS o archiva Queja o
Fundada apelación: se repiten
pasos 5 y 6, quedando
condicionado el 7 a la corrección
del Informe Final de Queja
ampliatorio y la facultad de
impugnar
del usuario.

Es competente para determinar la reparación civil un órgano jurisdiccional: un Juez Civil o un Juez de Paz.

LA ORGANIZACIÓN DEL PAS EN SUSALUD

Una vez que este sustentado el PAS por alguna de las Intendencias que ejerce la facultad de fiscalización,
dentro del ámbito de su competencia, contra uno o varios administrados, empieza la gestión del
procedimiento sancionador, propiamente dicha, por los órganos que ejercen la potestad sancionadora:

ÓRGANOS DE SUSALUD QUE DIRIGEN EL PAS


La Intendencia de Fiscalización y Sanción (IFIS), que tiene a cargo la instrucción del PAS.

La Superintendencia Adjunta de Regulación y Fiscalización (SAREFIS), responsable de la resolución del


PAS y del recurso administrativo de reconsideración.
El Tribunal de SUSALUD, órgano competente para pronunciarse sobre el recurso impugnativo de
apelación.

Se puede apreciar que se cumple con la obligación de toda entidad que ejerce la potestad sancionadora, pero
pese al indicación, de diferenciar en su estructura a la autoridad competente de conducir la fase instructora
de la que aplica la sanción; además, se tiene a un órgano colegiado que decide la fase recursiva, la apelación
de lo resuelto en el PAS.
Hasta esta parte en mi caso en concreto debo de precisar que si bien es cierto todavía hay quienes tienen una
visión netamente positivista del derecho administrativo y anteponen la ley sobre cualquier otra norma
jurídica, no debemos olvidar que el mismo H. Kelsen, uno de los padres del positivismo, decía: “Si la
Constitución regula en lo esencial la confección de las leyes, entonces la legislación es, frente a la
Constitución, aplicación del derecho. Por el contrario, frente al reglamento y frente a los otros actos
subordinados a la ley, la legislación es creación del derecho. Asimismo, el reglamento es aplicación del
derecho frente a la ley, y creación del derecho frente a la sentencia y frente al acto administrativo que lo
aplican. Éstos, a su vez, son aplicación del derecho, si se mira hacia abajo, esto es, hacia los actos a través
de los cuales la sentencia y el acto administrativo son ejecutados. El derecho, en el camino que recorre,
desde la Constitución hasta los actos de ejecución material, no deja de caracterizarse. De manera que si la
Constitución, la ley y el reglamento son normas jurídicas generales, la sentencia y el acto administrativo
constituyen normas jurídicas individuales.”. Bajo esta lógica y luego de tanto tiempo es incomprensible que se
llegue a esta situación donde no se determine sanciones ejemplares ni aclare mejor los hechos omisivos de la
negligencia que me ha generado la presente incapacidad.

Nuestro Tribunal Constitucional no es ajeno a este concepto, por ello ha enunciado:

“5. (…) se debe recordar que tanto los jueces ordinarios como los jueces constitucionales tienen
la obligación de verificar si los actos de la administración pública, que tienen como sustento
una ley, son conformes los valores superiores, los principios constitucionales y los derechos
fundamentales que la Constitución consagra.
6. Este deber de respetar y preferir el principio jurídico de supremacía de la Constitución
también alcanza, como es evidente, a la administración pública. Ésta, al igual que los poderes
del Estado y los órganos constitucionales, se encuentran sometida, en primer lugar, a la
Constitución de manera directa y, en segundo lugar, al principio de legalidad, de conformidad
con el artículo 51.º de la Constitución. De modo tal que la legitimidad de los actos
administrativos no viene determinada por el respeto a la ley –más aún si esta puede ser
inconstitucional– sino, antes bien, por su vinculación a la Constitución. Esta vinculación de la
administración a la Constitución

Se aprecia en el artículo IV del Título Preliminar de la Ley del Procedimiento Administrativo


General, el cual, si bien formalmente ha sido denominado por la propia Ley como «Principio
de legalidad», en el fondo no es otra cosa que la concretización de la supremacía jurídica de la
Constitución, al prever que «las autoridades administrativas deben actuar con respeto a la
Constitución, la ley y al derecho (...)”

En consecuencia SUSALUD a través de su despacho debió velar por realizar la respectiva interdicción de la
arbitrariedad y aplicación de los Principios de la Administración de Justicia establecidos en el Artículo 139 de
la Constitución, el debido procedimiento, la debida motivación, la presunción de inocencia, entre otros
principios fundamentales; al igual que la observancia de las garantías a favor de los administrados, que
devienen, generalmente, del marco constitucional, de la legislación administrativa vigente y el derecho
procesal.

SUSALUD EN ESTE CASO DEBE REALIZAR LA INTERDICCIÓN DE LA ARBITRARIEDAD EN BASE A LOS PRINCIPIO
DE RAZONABILIDAD Y PROPORCIONALIDAD.

El Tribunal Constitucional indica en diferente jurisprudencia;

“10. Al respecto este Colegiado considera que el establecimiento de disposiciones sancionatorias -tanto
por entidades públicas, privadas, particulares, así como por autoridades judiciales- no puede
circunscribirse a una mera aplicación mecánica de las normas, sino que en ella debe efectuarse una
apreciación razonable de los hechos en cada caso concreto, tomando en cuenta las particulares
circunstancias que lo rodean. El resultado de esta valoración y evaluación llevará pues a adoptar una
decisión razonable, proporcional y no arbitraria.

En este sentido, la razonabilidad es un criterio íntimamente vinculado a la justicia y está en la esencia


misma del Estado Constitucional de Derecho. Se expresa como un mecanismo de control o interdicción
de la arbitrariedad en el uso de las facultades discrecionales, exigiendo que las decisiones que se tomen
en ese contexto respondan a criterios de racionalidad y que no sean arbitrarias. Como lo ha sostenido
este Colegiado, esto “implica encontrar justificación lógica en los hechos, conductas y circunstancias que
motivan todo acto discrecional de los poderes públicos” (Cfr. Exp. Nº 0006-2003-AI/TC).

Al reconocerse en los artículos 3º y 43º de la Constitución Política del Perú el Estado Social y
Democrático de Derecho, se ha incorporado el principio de interdicción o prohibición de todo poder
ejercido en forma arbitraria e injusta. Este principio tiene un doble significado: (i) en un sentido clásico
y genérico, la arbitrariedad aparece como el reverso de la justicia y el derecho; (ii) en un sentido
moderno y concreto, la arbitrariedad aparece como lo carente de fundamentación objetiva, lo
incongruente y contradictorio con la realidad que ha de servir de base a toda decisión. Es decir, como
aquello desprendido o ajeno a toda razón de explicarlo (Cfr. Exp. Nº 0090-2004-AA/TC).”

LA NECESIDAD DE LA APLICACIÓN DE LOS PRINCIPIOS DE LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA AL PAS Y EL


DEBIDO PROCEDIMIENTO EN EL PRESENTE CAS

El Tribunal Constitucional se ha pronunciado expresamente al respecto:

“El derecho al debido proceso, y los derechos que contiene son invocables, y, por tanto, están garantizados, no
solo en el seno de un proceso judicial, sino también en el ámbito del procedimiento administrativo. Así, el
debido proceso administrativo supone, en toda circunstancia, el respeto –por parte de la administración
pública o privada– de todos los principios y derechos normalmente invocables en el ámbito de la jurisdicción
común o especializada, a los cuales se refiere el artículo 139° de la Constitución (juez natural, juez imparcial e
independiente, derecho de defensa, etc.).”

Aquí debemos precisar que pese a que la historia clínica era incompleta y los análisis respectivos no fueron
debidamente apreciados se realiza una última intervención generándose mayores problemas.

El debido procedimiento debe tener:

- La observancia del debido proceso.


- La motivación escrita de las resoluciones en todas las instancias.
- La pluralidad de instancias.

Por lo expuesto consideramos que la suscrita debe ser indemnizada, en la forma que determine la ley, por los
errores en la sanción, sin perjuicio de la responsabilidad a que hubiere lugar.

El debido procedimiento en el PAS en el presente caso

El Artículo 139, inciso 3), de la Constitución, regula el Principio del Debido Proceso, que en el ámbito
administrativo conocemos como el debido procedimiento. El Tribunal Constitucional ha señalado que se trata
de un principio con dos dimensiones: a) la formal o procedimental: derecho que abarca diversas garantías y
reglas que avalan un estándar de participación justa o debida durante la secuela o desarrollo de todo tipo de
procedimiento (sea judicial, administrativo, corporativo particular o de cualquier otra índole); y b) el sustantivo
o material: los pronunciamientos o resoluciones con los que se pone fin al proceso respondan a un referente
mínimo de justicia o razonabilidad. No se sustenta en la libre discrecionalidad sino en varios factores que
juntos o separados son: 1) el respeto o sujeción a los derechos y valores constitucionales, 2) la interdicción a
la arbitrariedad, y 3) la exigencia de sentido común o racionalidad en la toma de una decisión.

De esa manera, el Tribunal Constitucional32, ha añadido: “El derecho al debido proceso dota, a quien es parte
del mismo, de una serie de garantías esenciales durante su inicio, tramitación y conclusión. Estos derechos
esenciales, sin ser taxativos, son los siguientes: De defensa, publicidad del proceso, a ser asistido y defendido
por abogado, derecho a impugnar, derecho a la prueba, derecho a una justicia sin dilaciones indebidas y
derecho a un juez imparcial

No se trata de una relación taxativa por la esencia misma de la institución del debido proceso, que tiene su
origen en el sistema legal anglosajón, de manera que es definida y precisada por la jurisprudencia, adoptando
la extensión que ésta le puede componer con su constante evolución.

La Debida Motivación en el PAS.

El Tribunal Constitucional ha señalado33: “En todo Estado constitucional y democrático de Derecho, la


motivación debida de las decisiones de las entidades públicas – sean o no de carácter jurisdiccional– es un
derecho fundamental que forma parte del contenido esencial del derecho a la tutela procesal efectiva. El
derecho a la motivación debida constituye una garantía fundamental en los supuestos en que con la decisión
emitida se afecta de manera negativa la esfera o situación jurídica de las personas. Así, toda decisión que
carezca de una motivación adecuada, suficiente y congruente, constituirá una decisión arbitraria y, en
consecuencia, será inconstitucional.”

Precisión de la forma como se lleva el presente proceso

En el presente caso estamos frente a la inexistencia de motivación de faltas que están clarísimas y que pese a
ser de resultados GRAVÌSIMOS: no se desarrollan las razones mínimas de la decisión.

El orden de todas las cuestiones en debate y clasificación de la información reunida, corresponde a un mapa
mental y un proceso de razonamiento lógico - jurídico que debe llevarse a la redacción de un informe y
posterior resolución.

En una primera etapa, apreciamos los elementos dispersos que serán comprendidos en el informe, como una
lluvia de ideas, lo que sin embargo no nos llevará a la certeza de una adecuada redacción:

En un segundo momento, esos elementos son alineados y pre ordenados:

En el instante de la labor de desarrollo del documento, todos los elementos del informe se encuentran
perfectamente alineados y relacionados de manera que nos permita con una simple lógica – jurídica llegar a
una decisión con menor riesgo de inexactitud:
Con este método, resguardamos el cumplimiento del Principio de Congruencia y el Principio de Correlación,
se ajusta el tipo infractor, mejora la descripción del hecho, se evalúan los medios probatorios actuados, se
aplica la norma jurídica y se concluye con un diagnóstico más preciso de sanción o absolución.

Conforme la normativa del PAS de SUSALUD se tiene su propio régimen de subsanación voluntaria de
infracciones (RIS de SUSALUD, Artículos 37 y 38), al combinarse con lo regulado en la Ley 27444, se obtienen
los siguientes beneficios, en particular en el caso de las dos últimas columnas, cuando la sanción es pecuniaria:

Infracciones Antes Inicio PAS Después de Inicio PAS Después de descargos


hasta antes de Descargo hasta
antes de Resolución
Leves Exime Responsabilidad 60% descuento 40% descuento
Graves Exime Responsabilidad 50% descuento 30% descuento
Muy graves Exime Responsabilidad 40% descuento 20% descuento

Acceso al Expediente Administrativo: los administrados, sus representantes o su abogado, tienen derecho de
acceso al expediente en cualquier momento de su trámite, así como a sus documentos, antecedentes,
estudios, informes y dictámenes, obtener certificaciones de su estado y recabar copias de las piezas que
contiene, previo pago del costo de las mismas.
Alegaciones: los administrados pueden en cualquier momento del procedimiento, formular alegaciones,
aportar los documentos u otros elementos de juicio, los que serán analizados por la autoridad, al resolver.

Otorgamiento de Plazo para Alegaciones y Pruebas de Descargo: en los procedimientos administrativos


sancionadores, o en caso de actos de gravamen para el administrado, se dicta resolución sólo habiéndole
otorgado un plazo perentorio no menor de cinco días para presentar sus alegatos o las correspondientes
pruebas de descargo.

Carga de la Prueba: la carga de la prueba se rige por el principio de impulso de oficio.

Aporte de Prueba por Administrados: corresponde a los administrados aportar pruebas mediante la
presentación de documentos e informes, proponer pericias, testimonios, inspecciones y demás diligencias
permitidas, o aducir alegaciones.

En cuanto a los atenuantes (RIS de SUSALUD, Artículo 33), se han regulado los siguientes:

Para las IPRESS:


Contar con certificado de acreditación de la calidad vigente emitido por SUSALUD o la Autoridad de Salud
correspondiente.
Tener implementado y en funcionamiento, antes de la fecha de detección de la infracción, un Sistema de
Seguridad del Paciente y Control de Eventos Adversos.
Haber cumplido con al menos 95% del plan de mitigación de riesgo operacional informado a SUSALUD.

Para la IAFAS:
Haber cumplido con al menos 95% del plan de mitigación de riesgo operacional informado a SUSALUD.
No tener observaciones en el informe de Auditoría Externa referido el sistema de control interno de la IAFAS.
Tener certificación de Buen Gobierno Corporativo por parte de SUSALUD.

Para la UGIPRESS:
Al menos el 25% de las IPRESS bajo su gestión cumplen con los literales b y c del numeral 33.1 del
presente artículo.
Búsqueda de la Verdad Material: cuando la administración no tenga por ciertos los hechos alegados por los
administrados o la naturaleza del procedimiento lo exija, la entidad dispone la actuación de prueba, siguiendo
el criterio de concentración procesal, fijando un período que para el efecto no será menor de tres días ni mayor
de quince, contados a partir de su planteamiento. Sólo podrá rechazar motivadamente los medios de prueba
propuestos por el administrado, cuando no guarden relación con el fondo del asunto, sean improcedentes o
innecesarios.

Notificación para la Actuación de Prueba: la autoridad administrativa notifica a los administrados, con
anticipación no menor de tres días, la actuación de prueba, indicando el lugar, fecha y hora.

Pruebas Sobrevinientes: las pruebas sobrevinientes pueden presentarse siempre que no se haya emitido
resolución definitiva.

Medios de Prueba Admitidos: Los hechos invocados o que fueren conducentes para decidir un procedimiento
podrán ser objeto de todos los medios de prueba necesarios, salvo aquellos prohibidos por disposición
expresa.

Facultad de la Administración de Solicitar Pruebas al Administrado y Facultad de Éste de Rechazarlo: la


autoridad puede exigir a los administrados la comunicación de informaciones, la presentación de documentos
o bienes, el sometimiento a inspecciones de sus bienes, así como su colaboración para la práctica de otros
medios de prueba; sin embargo, será legítimo el rechazo a la exigencia prevista en el párrafo anterior, cuando
la sujeción implique: La violación al secreto profesional, una revelación prohibida por la ley, suponga
directamente la revelación de hechos perseguibles practicados por el administrado, o afecte los derechos
constitucionales.

Prueba Pericial: los administrados pueden proponer la designación de peritos a su costa, debiendo en el mismo
momento indicar los aspectos técnicos sobre los que éstos deben pronunciarse.

Como se puede deducir de todo lo indicado, el PAS de SUSALUD está fuertemente configurado en
fundamentos constitucionales; por esa razón, el primer paso que dimos antes de redactar el RIS de SUSALUD
fue definir el marco teórico jurídico de la potestad administrativa sancionadora.

EL EXPEDIENTE ELECTRÓNICO EN EL PRESENTE CASO

Las ventajas de la notificación electrónica que ya se viene implementando, sumadas a las del expediente
electrónico, dimensionaría el PAS de SUSALUD a otro nivel. No solo haría más eficiente el PAS, sino también
más seguro. Claro, habría que respetar las condiciones diferentes de los administrados y usuarios con
limitaciones para acceder a los medios ofrecidos por la tecnología de la informática y las comunicaciones. Este
es un proyecto que por limitaciones presupuestales ha venido siendo postergado; sin embargo, la firma digital,
la sistematización de los procesos, la rápida y segura notificación de las actuaciones generadas en el PAS, el
acceso directo al expediente por las partes, entre otros aspectos, mejoran el control y la generación de
información del PAS, permite obtener datos estadístico al instante, favoreciendo el sistema de gestión de
calidad del PAS; pero no solamente ello, permitiría también a las partes tener un más fácil acceso a la
información

En caso de resoluciones finales que ordenen medidas correctivas, la legitimidad para obrar en los procesos
civiles de ejecución corresponde a las partes involucradas.

“Artículo 227.- Procedimiento trilateral


El procedimiento trilateral es el procedimiento administrativo contencioso seguido entre dos o más
administrados ante las entidades de la administración y para los descritos en el inciso 8) del Artículo I del Título
Preliminar de la presente Ley.”

de sus expedientes y así contribuir en el seguimiento y control del PAS, fomentando el cumplimiento del
mandato constitucional de transparencia y participación en la gestión pública.

Procedimiento de eximente de responsabilidad por subsanación voluntaria en la fase de fiscalización.


El literal f) del numeral 1 del artículo 237 del T.U.O. de la Ley N° 27444, establece que constituye una condición
eximente de la responsabilidad por infracciones, la subsanación voluntaria por parte del posible sancionado
del acto u omisión imputado como constitutivo de infracción administrativa, con anterioridad a la notificación
de la imputación de cargos a que se refiere el numeral 3) del artículo 253 de la misma ley (notificación de inicio
del PAS).

Sobre el eximente de responsabilidad, tenemos un compromiso de escribir en particular, pero eso será en otro
espacio. Si quisiera decir que, en nuestra opinión, el único requisito para su aplicación es que el acto de
subsanación voluntaria sea eficiente para revertir los efectos de la infracción, es decir, corregir el hecho o
superar su incidencia. Postular otras complejas consideraciones, solo complican que se cumpla el fin
fundamental de la institución: priorizar la mejora inmediata del sistema público, privado o mixto que
administra el bien jurídico protegido, lo que realmente origina beneficio al ciudadano en su organización
colectiva; incluso, no perjudica al directamente afectado de forma individual, porque la no aplicación de una
sanción por una infracción no lo afecta en nada respecto a sus derechos directos: la medida provisional, la
medida correctiva, la responsabilidad civil o penal.

En la subsanación voluntaria del presunto infractor anterior a la notificación del inicio del PAS, nada impide
que se dicte una medida provisional o que se convierta ésta en una medida correctiva a imponerse aún en el
caso de eximirse la responsabilidad. Por otra parte, dado que la potestad administrativa sancionadora se dirige
a la imposición de una sanción administrativa y no produce non bis in ídem respecto a la responsabilidad civil
y penal; en nada impide a un magistrado en el fuero de su competencia, que se exima de responsabilidad
administrativa por subsanación voluntaria de infracciones, y que se pueda imponer a favor del afectado un
monto indemnizatorio o una sanción penal.

MEDIOS DE PRUEBA
1. Informe Psicológico paciente Teresa Escurra Santin
2. Ficha RUC – Suspensión temporal.
3. Autoliquidación de monto indemnizatorio estimado
4. Expediente administrativo SUSALUD

ANEXOS.
1. DNI de la suscrita
2. Historia Clínica de la Sra. Teresa Escurra Santìn
3. Carta de invitación
4. Certificado de discapacidad
5. Honorarios médicos
6. Ficha RUC
7. Procedimiento Sancionador SUSALUD
8. Resolución de inicio PAS 1516-2019 de 24.07.2020, procedimiento trilateral
9. Resolución 038-2020-SUSALUD-GG
10. SAREFIS – Resolución múltiple de presentación de alegatos 14.07.2021
11. Informe Final 831-21-IFIS-PAS 1516-2019
12. Informe Psicológico paciente Teresa Escurra Santin

POR LO TANTO:
Solicito se tenga por recibidos mis alegatos y con vuestro análisis se proceda a considerarse los mismos y se
evalué y rectifiquen las conclusiones del informe alcanzado a su despacho procediendo el mismo a sancionar
ejemplarmente a los que resulten responsables del grave perjuicio que me ha ocasionado por la mala praxis
de la medicina y que me ha provocado una incapacidad permanente dejando a salvo mi derecho de accionar
ante la CONTRALORIA GENERAL DE LA REPUBLICA, DEFENSORIA DEL PUEBLO, MINISTERIO PUBLICO y el PODER
JUDICIAL a efectos salvaguardar mis derechos y considere así mismo el tiempo desde el inicio del presente
procedimiento y que hasta la fecha no tiene la atención del caso conforme corresponde.

Otros digo Uno: Solicito SE TENGA POR RECABADOS MIS ALEGATOS por escrito y que vuestro despacho
realice nuevo análisis concienzudo y pormenorizado DE OFICIO respecto a la actuación de los medios
probatorios que se disponen en el presente procedimiento sancionador

Otros digo Dos: Solicito el USO DE LA PALABRA para presentar mis alegatos que por este medio también
presento por escrito debiendo su despacho señalar fecha, día y hora de la realización de dicha diligencia

Otros digo Tres: Solicito COPIA Y ACCESO A LECTURA de todo documento que contenga el expediente de a
presente causa en forma virtual debiendo su despacho practicar la liquidación de los gastos que correspondan.

Otrosí digo Cuatro: AUTORIZO PARA EL USO DE LA PALABRA Y DELEGO al letrado Abog. Ángel Leónidas López
Castro, con DNI N.º 07499058, CAL N.º 36439, teléfono 916272661, correo electrónico
abogadochiclayo2020@gmail.com, para que en mi representación exponga oralmente los alcances de mis
alegatos y ejerza mi defensa estando facultado de accionar en representación de la suscrita conforme las
prerrogativas que supletoriamente al TUO de la Ley 27444, corresponden al mandato por representación en
el Código Procesal Civil y nuestra Constitución, pudiendo el letrado presentar escritos y suscribir todo acto
vinculado a mi defensa.

Sin otro en particular, esperando Justicia que espero alcanzar quedo en Uds.

_____________________
Teresa Escurra Santín
DNI N.º 16438691
Celular 950 063 364