Está en la página 1de 6

ENCOFRADO

Encofrado es el molde en el que se vierte el concreto húmedo para darle


forma. El término encofrado incluye el contacto material real con el concreto
y toda la estructura de soporte asociada necesaria. Hay diferentes tipos de
encofrados disponibles para sus respectivos propósitos.
Por lo general, un encofrado está hecho de madera o acero (pueden usarse
otros materiales para aplicaciones especializadas), y la superficie en contacto
con el concreto se selecciona para dar el acabado requerido. La resistencia
del encofrado y la cimbra asociada deben ser suficientes para soportar el
peso del concreto húmedo sin sufrir una distorsión significativa.
Generalmente se elimina una vez que el concreto ha conseguido suficiente
resistencia (encofrado temporal), aunque en algunas circunstancias puede
dejarse en su lugar (encofrado permanente).

La importancia del encofrado


Hay muchas razones por las que el encofrado es tan importante en
construcción. Estas son las principales ventajas de estos procedimientos en
estos contextos:
Ahorro de tiempo: los sistemas de encofrado minimizan el tiempo de ciclo de
construcción de piso a piso, consiguiendo un ahorro sustancial de costes
indirectos en el proyecto, por lo que son una solución importante para
agilizar esta labor.
Seguridad: los sistemas de encofrado modernos proporcionan soluciones
diseñadas contra todas las cargas superpuestas, garantizando así la seguridad
estructural del proyecto, además de ofrecer accesos seguros a los
trabajadores de la obra.
Calidad: el acabado de la superficie de cualquier concreto depende casi en
exclusiva de la calidad y tipo de encofrado que se utilice.
Planificación del proyecto: el conocimiento adecuado del manejo del
encofrado facilita la movilización y desmovilización a tiempo de los recursos
del encofrado, movimientos efectivos del conjunto, minimizar el tiempo de
ralentí, maximizar las repeticiones y minimizar el costo.
Un buen encofrado debe reunir las siguientes características:
 Rigidez y resistencia, para soportar el peso del concreto y conseguir la
forma deseada.
 Estanqueidad, las juntas deben ser herméticas para que no haya fugas
de concreto ni defectos en la superficie de la estructura.
 Resistencia a la acción del agua, los aditivos y otros componentes del
concreto.
 No adherencia fuerte al concreto una vez seco, para que se puedan
extraer fácilmente.
Con los años, los moldes de encofrado han evolucionado desde los
encofrados tradicionales de madera hasta sistemas prediseñados
compuestos por una combinación de acero, aluminio, madera fabricada,
madera contrachapada y plásticos.
Estos avances en los moldes de encofrado han llevado a un aumento de
producción y seguridad en el lugar de trabajo, reduciendo la carga de trabajo
al tiempo que se produce un mejor producto final.

Tipos de encofrados en construcción


Se pueden distinguir diversos tipos de encofrados en construcción, entre los
que se encuentran los siguientes modelos:
 Encofrado tradicional
Es la solución en la que se recurre a piezas de madera aserrada y rolliza, así
como contrachapado.
Una de las grandes bazas del sistema de encofrado tradicional es su facilidad
de montaje, aunque bien es cierto que su ejecución es lenta en casos de
grandes estructuras.
Son la solución más adecuada para hacer frente a obras medianas y
pequeñas, así como para combinarse con otros modelos de encofrado, ya
que es una variedad muy flexible.
 Encofrado modular
También conocido como sistema normalizado, se trata de la solución
formada por módulos prefabricados, frecuentemente elaborados con
materiales como el metal o el plástico.
Entre sus beneficios, destaca su rapidez, seguridad y precisión a la hora de
usarlo en cualquier situación, ya que se vale de distintos recursos de
ensamblaje y otros accesorios auxiliares fundamentales para los operarios.
Se trata de la solución más indicada para utilizarse en obras de gran
envergadura.
 Encofrado deslizante
Es una solución muy recurrente en construcciones con estructuras
horizontales o verticales de sección constante o semejantes, por lo que se
puede reutilizar conforme la edificación se desarrolla según lo previsto.
Además, el encofrado permite suficiente espacio para andamios y el resto de
las maquinarias y accesorios necesarios para el desempeño de las obras.
 Encofrado perdido
Se conoce de esta manera al sistema que no puede ser reciclado para otros
usos en el futuro, por lo que permanecerá junto a la estructura desde su
creación.
El encofrado perdido puede estar compuesto de materiales como el plástico,
el cartón o la cerámica, aunque en su parte externa suele estar compuesta de
concreto.
 Encofrado de aluminio
Los moldes de aluminio son una buena opción para la creación de estructuras
que requieren resistencia y alta calidad, como vigas, columnas, muros o
plataformas, entre otras.
Por otra parte, se pueden distinguir otras clases de encofrados, teniendo en
cuenta la finalidad para la que se recurre a ellos.

 Encofrado de muros y pilares


Pueden realizarse a una sola cara o de formato circular. Son la opción más
adecuada para la construcción de muros de concreto y pilares, como hemos
mencionado ya, aunque también para hastiales, cimientos, zapatas, estribos,
etc.

 Encofrados trepantes
Son los más adecuados para el levantamiento de edificaciones de gran altura,
como muros, pilares, torres, rascacielos, pilas de puentes, presas o pilonos,
entre otras posibilidades.
Para garantizar la máxima protección de los operarios, se dispone de
pantallas perimetrales de seguridad para evitar caídas en estos trabajos.
 Encofrado de losas
El encofrado modular, de vigas, de cubetas y de aluminio es la solución para
la creación de losas de concreto, abarcando toda suerte de estructuras, como
grandes losas, macizas, aligeradas, inclinadas, vigas de cuelgue, remates,
capiteles o voladizos, entre otras.
Entre sus ventajas, destaca un excelente acabado de concreto y que sus
estándares de seguridad garantizan la confianza de los profesionales que se
encargan de estas construcciones.
 Encofrados de puentes
A la hora de iniciar la construcción de un puente o un viaducto, se recurre a
esta modalidad de encofrado, considerada como la última generación en
estos recursos, buscando siempre la máxima rentabilidad en estos procesos.
Los equipos dedicados a esta actividad conocen y valoran la gran versatilidad
de estos resultados en este contexto.
RECOMENDACIONES Y DATOS EN EL ENCOFRADO
1. Los encofrados trepantes a diferencia de los deslizantes van anclados
al concreto por medio de pasadores roscados. Tan pronto como el
concreto vertido fragua hasta alcanzar la resistencia requerida, se
retiran los anclajes roscados, se sube el encofrado a la siguiente altura,
se ancla y se prepara para el vertido del concreto.
2. El encofrado deslizante es empujado hacia arriba por los gatos
hidráulicos, a medida que el concreto va fraguando, y la colocación de
la armadura y el concreto prosiguen sin interrupción. Esto significa que
el trabajo debe proseguir, día y noche, sin interrupción.
3. Dentro de los riesgos más comunes que se derivan de las actividades
de encofrados tenemos: Caídas a un mismo nivel, Caída a diferente
nivel, Contacto con objetos filosos, punzantes y cortantes, Caída de
objetos.
4. A fin de que el hormigón no se adhiera a los encofrados metálicos, se
suelen impregnar la cara interior de éstos con líquidos desencofrantes.
Estos productos son compatibles con todos los materiales del
encofrado, no obstante, es conveniente seguir las recomendaciones
del fabricante. En el caso de encofrados de madera, es suficiente con
mojarlos para que no absorban el agua del concreto y se adhieran
demasiado.
5. Otra clave para conseguir un encofrado de calidad es no retirar los
moldes demasiado pronto. Hay que dejar secar bien el hormigón hasta
que fragüe completamente.
6. Una vez retirados las chapas o tableros de encofrar, es importante
limpiarlos bien para su próximo uso. Es suficiente con agua a presión
para retirar todos los restos. En el caso de madera, se puede aplicar
aceites para preservarla mejor.
7. Para obtener un buen acabado de la estructura de concreto, es
imprescindible que los materiales empleados para encofrar estén
totalmente rectos, limpios y en buen estado de conservación. Si
contienen restos de concreto de un uso anterior, pueden dejar marcas
en la nueva estructura. También los restos de plástico del embalaje o el
óxido de los alambres utilizados para atar el armado pueden dejar
manchas indeseadas.
8. Antes de cada vaciado se deben verificar las uniones porque estas son
el causante de la mayoría de los problemas en el vaciado. Algunos de
estos son: Abultamiento, elevación de una parte del muro, abertura
parcial o total en muros o losas, desplazamiento del encofrado,
hundimiento en la losa.
9. Verifique el tiempo de curado del concreto antes de desencofrar más
aún si utiliza algún tipo de acelerante, retardante u otro aditivo.
10.Verificar que se haga un buen vibrado con el martillo vibrador para
evitar o disminuir las burbujas de aire en el concreto.

ENCOFRADO EN NUESTRO PROYECTO:


El tipo de encofrado que se utilizó en el proyecto que estamos tratando es el
encofrado metálico, tanto para las columnas cuadradas, rectangulares y
circulares que tiene esta construcción. Su gran ventaja radica, no sólo en la
facilidad y rapidez tanto en el encofrado como en el desencofrado o que las
piezas moldeadas alcanzan parámetros lisos y bien cuidados, sino que
también se adaptan fácilmente a cada geometría en la obra y entre otras
ventajas más.

También podría gustarte