Está en la página 1de 22

Análisis Comparativo de los servicios

odontológicos de la Asociación Española y el


Pereira Rossell año 2020

Salud Colectiva II
Cátedra Odontología Social

Estudiantes
 Andrea Silvera
 Enzo Mastroiani
 Bernardo Bentaberry
 Héctor Ramírez.
Docentes:
Dra. Mónica Martinez
Victoria Rodriguez

Montevideo. Setiembre de 2020


ÍNDICE:

1. Introducción…………………………........……………………………………………...…....Pág. 3

2. Marco Teórico…………………........…………………………………………………...….Pág. 5

 2.1. Contenido teórico

 Sistema de Salud en Uruguay………………………………………………………..Pág. 5


 Sistema nacional Integrado de Salud…………………………………………………Pág. 6
 Ley 18.131…………………………………………………………………..……….Pág. 7
 Ley 18.335………………………………………………………..………………….Pág. 8

 Obligaciones del usuario de la salud………………………..………………………Pág. 10

 Prestadores de Servicios de Salud…………….…………………………………….Pág. 10

 Antecedentes de dos prestadores de servicios y análisis comparativo de sus servicios


odontológicos………………………………...……………………………………..Pág. 11

 Asociación Española de Socorros Mutuos y Hospital Pereira Rossell………....….Pág. 11

 2.2. Objetivos……………….………………………………………………………….Pág. 12

 Objetivos generales
 Objetivos específicos

3. Metodología……………………………………………………………………………...…...Pág.12
 3.1. Actividades realizadas…………………………………….…...………………….Pág. 12
 Revisión de material bibliográfico
 Entrevista
 Preguntas de la entrevista……………………………….……………………….Pág. 13

4. Conclusion............................................................................................................................... Pág. 14

5. Discusión………………………..……………………………………………………………Pág. 15

6. Referencias Bibliografía……..........…………………………………………………………Pág. 15

7. Anexo………………………………………………………………………………………..Pág. 16

2
1. INTRODUCCIÓN

Según la Organización Mundial de la Salud, los Sistemas de Salud comprenden a todos los recursos
que una sociedad dedica a la protección y mejoramiento de la salud de las personas. Además, los
buenos sistemas de salud se caracterizan por buscar alcanzar el logro del mayor y más equitativo estado
de salud posible. Para lograr este propósito, un buen sistema debe ser equitativo en la forma en que las
personas contribuyen al financiamiento de la atención, así como también responder a las expectativas
de la gente respecto a su tratamiento, tratandolas con la dignidad que se merecen. (1)

No obstante la salud que en su contexto general se entiende como la interacción de múltiples factores
tales como el cuidado de los aspectos biosicosociales, políticos, económicos, culturales, científicos y
ambientales donde permanentemente se encuentran desafíos, problemas y sobre todo demandas
sociales, las cuales muchas veces se ven vulneradas. De esta manera muchas naciones optaron por
tener un mayor protagonismo a través del estado en cuanto al aporte en políticas de estado y creación
de mecanismos para que toda la población tenga acceso a la salud. (2)

De esta manera todas las reformas y políticas sociales implementadas en los Sistemas de Salud a lo
largo de la historia, requieren de un proceso de acumulación política, social, institucional, gremial y
comunicacional que vaya creando las condiciones necesarias para su puesta en práctica, para su
superación permanente y también para su sustentabilidad, lo cual exige sólidos sistemas de
información que permitan monitorear indicadores de calidad, medir el impacto en la mejora de los
indicadores sanitarios, evaluar la pertinencia de los costos, con prioridades definidas con amplia base
de sustentación. Esto exige importantes y múltiples desafíos en la formación de cuadros de conducción,
de gestión y de negociación con los múltiples actores que actúan directa e indirectamente en el sector,
en la búsqueda de los mayores acuerdos posibles sin perder el rumbo de los cambios. (3)

Tal es el caso de Uruguay que para lograr importantes reformas y políticas sociales asociadas al sistema
de salud tuvo revertir un escenario plagado de inequidades, segmentado y fragmentado a lo largo de
muchas décadas; dominado por una agresiva lógica mercantil; con crisis periódicas. Tanto asi que
entre 1985 y 2002, cerraron 16 mutualistas, afectando a más de 170 mil usuarios. Llegando asi al año
2005 en una situación de deterioro creciente de las instituciones prestadoras de salud públicas y
privadas, 20 de las cuales tuvieron que ser cerradas, luego de diversos conflictos e incertidumbres. (4)

Bajo este contexto de falta de sostenibilidad institucional que generaba vulnerabilidad e inequidad de
los servicios, tanto públicos como privados. Donde el sistema imperante estaba en una profunda crisis,
se hizo necesario la construcción de una reforma que racionalizara servicios, ahorre costos, mejore la

3
justicia social en el acceso a las prestaciones y desarrolle la eficiencia del sistema, estimulando la
integración y la complementación. (3)
Esta nueva reforma se materializo con la ley 18.211 (2007)- Con la creación del Sistema Nacional
Integrado de Salud (SNIS). La cual se caracteriza por ampliar y profundizar las competencias
sectoriales del MSP de acuerdo a la nueva visión que orienta el Sistema. Incorpora nuevos dispositivos
para la conducción del sistema, de acuerdo a los cometidos de la Autoridad Sanitaria. (5) .
Hoy en dia cuando nos referimos a los “principios orientadores de las reformas” donde diferentes leyes,
decretos, y ordenanzas ministeriales estipulan las normas básicas de atención en salud, nos
preguntamos. Los prestadores en salud, tanto del subsector público y privado, están brindando de
forma igualitaria y equitativa calidad, cobertura y acceso a los distintos servicios que brindan a los
usuarios? En este sentido el Marco Regulatorio de la Asistencia médica que trata forma de acceso,
derechos y deberes, historia Clínica, seguridad de las instalaciones, productos de riesgo para la salud
humana, medio ambiente y salud ocupacional han procurado desarrollar programas de mejoramiento
de la calidad de los servicios de salud. Sin embargo no existe una instancia para la acreditación. Existen
instrumentos para medir el desempeño de los servicios de salud en relación al cumplimiento de los
estándares de calidad establecidos como por ejemplo los indicadores de calidad de cumplimiento de
los programas preventivos del MSP (6).
En este sentido la salud bucal de la población del país se enmarca en el Programa Nacional de Salud
Bucal del Ministerio de Salud Pública, redactado en forma conjunta por un grupo interinstitucional
integrado por: Universidad de la República - Facultad de Odontología, Asociación Odontológica
Uruguaya, Federación Odontológica del Interior, Asociación de Asistentes e Higienistas en
Odontología del Uruguay, Corporación de Protésicos Dentales, Intendencia Municipal de Montevideo,
Administración de los Servicios de Salud del Estado, Servicio de Sanidad de las Fuerzas Armadas,
Instituto del Niño y del Adolescente del Uruguay, Servicio de Sanidad Policial, Administración
Nacional de la Educación Pública y Banco de Previsión Social. Que entre sus lineamientos estratégicos
destacan: integrar el componente salud bucal en el Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS) y
definir la política nacional de salud bucal, en términos de normas y orientaciones que incorporen
actividades de promoción y asistencia de calidad con criterio poblacional.(6)

4
2. MARCO TEÓRICO

2.1.Contenido teórico

La definición más importante e influyente en la actualidad con respecto a lo que por salud se entiende,
sin lugar a dudas que es “La salud es una categoría biológica y social en unidad dialéctica con la
enfermedad, resultando de la interrelación armónica con el medio que condiciona a niveles de bienestar
bio-sico-social, permitiendo al individuo cumplir su rol social, condicionando por el modo de
producción, momento histórico de la sociedad, derecho humano, inestimable bien social.” VILLAR y
CAPOTE

Sistema de Salud en Uruguay


En un principio en Uruguay alrededor de siglo XVIII y XIX, existieron los primeros hospitales
públicos los mismos eran fruto de la acción de obras de caridad y comunidades religiosas, para la
atención en su momento a inmigrantes, indígenas, huérfanos, niños abandonados entre otros. A nivel
de gobierno la salud se manejaba por un lado la Asistencia Pública Nacional (función curativa) y por
otro el Consejo Nacional de Higiene (función preventiva). (3)
Luego en 1856 surge la primera mutualista en el Uruguay, y con ella otras, quienes daban apoyo a los
inmigrantes.
En 1934 se crea la Ministerio de Salud Pública con sus cometidos normativos y asistenciales. En 1935
el subsector privado se afirma con la creación del Centro Asistencial Medica del Sindicato Médico del
Uruguay (CASMU) y la incorporación del Seguro de Enfermedad de los Trabajadores Privados (ex
DISSE), para ese entonces el sector privado había cubierto un 40% de la población. En 1957 se crea
le primer “Seguro Parcial de Salud” era para los trabajadores de AFE sólo para la hospitalización en
el Hospital Británico, (es decir era como un contrato entre una persona y una institución privada que
ofrece un tipo específico de atención).
En 1979 se crea el Fondo Nacional de Recursos quien será responsable de financiamiento de los IMAE
(Instituto de Medicina Altamente Especializado) que cubren los tratamientos de alto costo y
complejidad. En 1987 se crea ASSE (Administración Nacional de Servicios de Salud) con el fin de
administrar los establecimientos de la atención a la salud pertenecientes al MSP. (3)
Con esta breve reseña histórica podemos describir dos grandes grupos en el Sistema de Salud,
subsector público y subsector privado.
Al correr del tiempo en 2005 surgió la reforma del sistema de salud en Uruguay, a pesar de que a nivel
internacional el país se encontrara entre los países con mayor desarrollo, había inequidades como la
forma de financiación distribución y usos de recursos comparando el subsector público con el
subsector privado, calidad y cantidad de prestaciones, entre otros. (3)

5
Sistema Nacional Integrado de Salud
El Sistema Nacional Integrado de Salud tiene que como objetivo principal el acceso universal la salud
a todos los residentes en Uruguay. También enfocar los recursos a la promoción, prevención, atención
y rehabilitación. Dando prioridad al primer nivel de atención donde se resuelven el 80% de los
problemas de salud de las personas. (4)

El camino hacia esa cobertura universal de la población, comienza en 2005 dando lugar a la creación
del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS), al Seguro Nacional de Salud (SNS) y al Fondo
Nacional de Salud (FONASA) en 2008.(5)

Fue necesario reconocer las debilidades del sistema sanitario del país antes de esta reforma, había
descoordinación entre los servicios, la atención era centralizada y con enfoque en el sector secundario
y terciario, con el gasto en salud mal distribuido y por ende con desperdicio de los recursos.

El concepto de cobertura universal y el reconocimiento de la salud como un derecho fundamental, y


por ende la importancia del principio de equidad en salud, son premisas básicas que fundamentan la
implementación del SNIS.

El SNIS logró cambiar el modelo de financiamiento, el modelo de gestión, y el modelo de atención a


los usuarios. Por un lado para la financiación se creó el FONASA que mancomunan los aportes que
realizan los trabajadores formales, dependientes e independientes y los jubilados, según sus ingresos
y la cobertura familiar a la que acceden. Las tasas de aporte son del 3% para aquellos cuyos ingresos
nominales mensuales fueran inferiores a 2,5 BPC independientemente de que dicho aporte atribuya la
cobertura a otros beneficiarios. Para los aportantes con ingresos superiores a las 2,5 BPC se estableció
un aporte del 4,5%, en caso de no atribuir cobertura a otro beneficiario, y de 6% en caso de tener a
cargo menores de 18 años, o mayores de 18 con discapacidad y de 2% adicional en caso de atribuir
cobertura a su cónyuge. Por otro lado, los aportes patronales se mantuvieron en el 5% de los salarios
nominales. Los avances en términos de protección social en salud se dieron por dos vías: se pasó a
cubrir el núcleo familiar del trabajador y el beneficio continúa luego de que el trabajador se jubila.

El usuario del SNIS puede optar por atenderse en ASSE, que tuvo una importante inyección de capital
luego de la reforma, en una IAMC o en un seguro privado integral, y en todos los casos tiene derecho
a recibir el Plan Integral de Atención a la Salud (PIAS), catálogo de prestaciones obligatorias para
todos los prestadores del SNIS.

El FONASA le paga el prestador una “cuota salud” por cada persona, segun su edad y sexo, também
el prestador recibe bonificaciones en caso de cumplir las metas establecidas por el gobierno.

6
El modelo de atención que se plantea se basa en la estrategia de Atención Primaria en Salud (APS), y
en el fortalecimiento del primer nivel de atención. Es en este plano donde la reforma de la salud tiene
al día de hoy el mayor debe.

Para administrar y llevar adelante este sistema se creó la JUNASA, esta es organismo desconcentrado
pero dependiente del MSP integrado por representantes de los Ministerios de Salud y Economía, el
BPS y representantes de las instituciones públicas y privadas prestadoras de servicios asistenciales, de
los trabajadores, y de los usuarios. La JUNASA tiene como objetivos suscribir contratos de gestión
con cada uno de los prestadores de salud, también regula y controla el cumplimiento de los derechos
de los beneficiarios del SNIS. (5)

Los prestadores se dividen en públicos y privado, el subsector público tiene como principal prestador
La Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) que a partir de la Ley 18.161 del año
2007 es un servicio descentralizado pero vinculado al MSP. Este cuenta con hospitales generales y
especializados, policlínicas y centros de salud y con presencia en Montevideo y en el interior. Desde
el punto de vista del usuario una característica positiva de ASSE es que no existe el copago, no se
cobran ticket por las prestaciones, y estos tickets puede diferir mucho de un prestador a otro. En el
subsector privado las principales prestadoras son las IAMC que son instituciones privadas sin fines de
lucro que brindan prestaciones en salud a través de un régimen de aseguramiento en el que se adquieren
los derechos a cambio de una cuota de copago en cada prestación.

Ley 18.131 Fondo Nacional de Salud (FONASA):


La presente ley menciona la creación del FONASA, el cual será administrado por BPS y financiado
por el BPS. Existen también excepciones como: los funcionarios de los Incisos 03 "Ministerio de
Defensa Nacional", 04 "Ministerio del Interior" y 12 "Ministerio de Salud Pública", que tuvieran
derecho a otras coberturas, los que continuarán manteniendo los regímenes especiales de asistencia
médica de cada Inciso. El presente régimen no será aplicable tampoco a becarios y pasantes.
Se integrará con los siguientes recursos:” A) Un aporte del Banco de Previsión Social equivalente al
monto total que debe abonar dicho organismo a las prestadoras de servicios de salud a la fecha de
vigencia de la presente ley por concepto de cuotas mensuales de prepago de las personas comprendidas
en el artículo 8º del decreto-ley Nº 14.407, de 22 de julio de 1975, con las modificaciones introducidas
por el artículo 1º de la Ley Nº 15.953, de 6 de junio de 1988, por el artículo 186 de la Ley Nº 16.713,
de 3 de setiembre de 1995, en la redacción dada por el artículo 2º de la Ley Nº 16.759, de 4 de julio de
1996, y por el artículo 187 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, y de las cuotas
correspondientes al Fondo Nacional de Recursos. Dichos aportes serán ajustados por la variación del

7
valor de las cuotas y por las altas y bajas que se vayan produciendo. B) Un aporte de los funcionarios
incluidos en los literales B), C) y D) del artículo 2º de la presente ley, de un 3% (tres por ciento) que
se calculará sobre el total de las retribuciones sujetas a montepío. C) Un aporte a cargo del organismo
empleador de los funcionarios incluidos en los literales B), C) y D) del artículo 2º de la presente ley,
del 5% (cinco por ciento) sobre las mismas remuneraciones establecidas en el literal anterior.”(7)
Dentro de los artículos a destacar tenemos el “ARTICULO 7º.- El Banco de Previsión Social abonará
una cuota uniforme a todas las prestadoras de asistencia médica por las que hubieran optado los
beneficiarios. Dicha cuota podrá estar asociada a la edad y sexo de los beneficiarios e incluir pagos
por el cumplimiento de metas asistenciales. La fijación de la cuota se realizará por el Poder Ejecutivo
en acuerdo con los Ministerios de Economía y Finanzas y de Salud Pública, tomando en consideración
las economías derivadas de costos de cobranza, financieros, gestión de cobro y otros costos de gestión.
Abonará, asimismo, al Fondo Nacional de Recursos las cuotas correspondientes por la totalidad de los
beneficiarios incluidos en la presente ley.”(7)
También el Artículo 11 donde hace mención de la consideración de captar socios de forma irregular
“por cualquier medio ejecute o encomendare ejecutar actos de intermediación lucrativa, de promoción
o publicidad, con la finalidad de captar socios o afiliados para las instituciones de asistencia médica
pública o privada, sean éstas colectivas o particulares, entregando a cambio o prometiendo entregar a
dichos socios o afiliados dinero u otra ventaja equivalente (a excepción de mejoras en las prestaciones
asistenciales) será castigado con una pena de cuatro a veinticuatro meses de prisión.”(6) Por tanto el
MSP como BPS podrán aplicar sanciones de hasta 1.000 UR (unidades reajustables) a aquellas
instituciones que se hubieren beneficiado a consecuencia del artículo 11, y en el caso de reincidencia
se podrá duplicar el monto y retenerse las transferencias por concepto de cuotas de afiliación al sistema
que administra el BPS.

Ley 18.335 derecho y obligaciones de usuarios y pacientes de los servicios de la salud (2008).
La mencionada Ley N.º 18.335 del 15 de agosto de 2008, y su Decreto Reglamentario (N.º 274/010)
del año 2010, se establecieron los derechos y las obligaciones de los pacientes y de los usuarios de los
servicios de salud con respecto a los trabajadores de la salud y a los servicios de atención de la salud.
¿QUÉ DERECHOS GENERALES TIENE UN PACIENTE Y USUARIO DE LA SALUD?
Los pacientes tienen derecho a recibir tratamiento igualitario y no podrán ser discriminados por
ninguna razón ya sea de raza, edad, sexo, religión, nacionalidad, discapacidades, condición social,
opción u orientación sexual, nivel cultural o capacidad económica, derecho a ser oído en forma
oportuna, digna, respetuosa, y en un ambiente adecuado, incluyendo la protección a su intimidad

8
cuando estén haciendo uso de los servicios de salud, tanto en situaciones de internación como de
atención ambulatoria.
Todo usuario o paciente tiene derecho a conocer la nómina de profesionales en el servicio de salud, es
decir, conocer sus nombres, especialidades y demás datos disponibles, así como sus días y horarios de
consulta.
Derecho a la información previa, información adecuada, suficiente, continua y en lenguaje
comprensible para dicho paciente, debiendo dejar constancia en la historia clínica del consentimiento
informado del paciente a someterse a procedimientos diagnósticos o terapéuticos. No obstante, en
situaciones de urgencia, emergencia o de notoria fuerza mayor se pueden realizar dichos
procedimientos, cuando las circunstancias no permiten demora por existir riesgo grave para la salud
del paciente, o cuando se esté frente a patologías que impliquen riesgo cierto para la sociedad que
integra. Excepto cuando la ley disponga lo contrario, el paciente también tiene derecho a revocar el
consentimiento otorgado en cualquier momento; a negarse a recibir atención médica y a que se le
expliquen las consecuencias de la negativa para su salud y a emitir su voluntad anticipada. En todos
los casos, deberá figurar en la historia clínica.
El derecho a ser informado sobre recursos de acción médica no disponibles en el servicio de salud
público o privado donde se realiza su atención de salud. Esto no implica que este centro de salud deba
proporcionárselos ni que el Estado garantice el acceso a los mismos cuando no estén incluidos en los
programas y prestaciones a que refiere el artículo 3 del presente decreto, a menos que hayan sido
convenidos con el servicio de salud en los términos del Artículo 47 de la Ley N.º 18.211.
El paciente podrá ejercer también el derecho a no saber, manifestando al profesional de la salud su
voluntad de otorgar el consentimiento para la realización de los procedimientos de atención en salud
sin recibir información, de lo cual deberá dejarse constancia en la historia clínica, firmada por el
paciente y el profesional de la salud.
Todo paciente tiene derecho a que se lleva una historia clínica completa, ordenada, veraz e inteligible,
en forma escrita o electrónica, donde figure la evolución de su estado de salud desde el nacimiento
hasta la muerte.
Cuando se trate de personas fallecidas, el derecho al acceso podrá ser ejercido por cualquiera de sus
sucesores universales debidamente acreditados. El paciente tiene derecho a revisar su historia clínica
y a obtener una copia de la misa. Los servicios de salud deberán conservar y custodiar las historias
clínicas de sus pacientes, sin alterarlas ni destruirlas. En caso que una persona cambie de institución o
de sistema de cobertura asistencial, la nueva institución o sistema deberá recabar desde el origen la
historia clínica completa del usuario, la que deberá ser entregada dentro de un plazo de quince días
hábiles de recibida la solicitud.
9
Con respecto a tratamiento especial para adolescentes, los profesionales de la salud que consideren
suficientemente maduros a los adolescentes que consulten para recibir atención fuera de la presencia
de los padres, tutores u otros responsables, tienen derecho a la intimidad y pueden solicitar servicios
confidenciales e incluso tratamiento confidencial. (excepto que el profesional actuante considere que
exista riesgo grave para la salud del usuario o de terceros)
Obligaciones tiene el paciente o usuario de la salud
Todos los pacientes tienen la obligación de suministrar al equipo de salud actuante información cierta,
precisa y completa de si proceso de enfermedad, así como de los hábitos de vida adoptados. Será
responsable de seguir el plan de tratamiento y controles establecidos por el equipo de salud. Deben
respetar los estatutos de los servicios de salud y de cumplir con las disposiciones de naturaleza sanitaria
de observancia general, así como con las específicas que determinen dichos servicios cuando estén
haciendo uso de las prestaciones que brinden.
El deber de conducirse y dirigirse con respeto a los trabajadores del servicio de salud como a otros
usuarios del mismo, al tiempo de cuidar las instalaciones, equipamiento e instrumental del servicio de
salud, colaborando en el mantenimiento de la habitabilidad de las primeras y de la integridad de los
segundos.
Prestadores de servicios de salud.
En cuanto a los prestadores podemos referirnos como aquellos que se encuentran por fuera y dentro
del seguro, es decir, Subsector público y subsector privado
 Dentro del SNIS el prestador integral público es ASSE y otros servicios de salud a cargo de
personas jurídicas públicas. Donde atiende principalmente a personas de menores recursos con
mayores riesgos
 Por otra parte tenemos a las Instituciones de Asistencia Médica Colectiva (IAMC) Son las que
comúnmente les llamamos mutualistas que son sin fines de lucro (solo cobran copagos o tickts)
las cuales son reguladas por el ministerio de salud pública.
Cabe destacar que estos dos prestadores integrales tanto ASSE como las IAMC son contratadas
por la JUNASA para brindar atención a los afiliados a través del Seguro nacional de salud (SNS)
 También tenemos Otros seguros integrales como son los seguros privados integrales existentes
al momento de aprobación de la Ley. Que si son con fines de lucro regulados por el MSP
(también son contratados por la JUNASA)

10
Antecedentes de dos prestadores se servicios y análisis comparativo de sus servicios odontológicos.

Para este trabajo se determinó analizar comparativamente los servicios odontológicos de dos
prestadores de servicios de salud. Uno representante del subsector público y otro del subsector privado
como lo son el Hospital Pereira Rossell y Asociación Española respectivamente.

Asociación Española de Socorros Mutuos


La Asociación Española fue fundada por tres inmigrantes españoles en el 25 de septiembre de 1853,
trayendo los ideales del mutualismo desde Europa para Uruguay en el cual solamente había un hospital
civil llamado Hospital de Caridad, su primer fin no era solamente la cobertura de salud, sino ayudar a
los inmigrantes españoles cuando llegaban a Uruguay en varios aspectos de la vida diaria, en 1870
fundó su primer policlínica, luego la fundación y construcción del sanatorio principal en el 1924 - 1926
que sigue hasta hoy en la esquina de las calles Bulevar Artigas y Palmar. Hoy en día esta mutualista
cuenta con aproximadamente 190.000 afiliados y es una de las IAMC que conforman el subsector
privado del SNIS. (9)
Respecto a su servicio odontológico, la española brinda servicios a todos sus socios y también presta
servicios a terceros. Este servicio está presente en 9 de sus policlínicas, tanto en Montevideo como en
el Interior Sede Ciudad de la Costa, Sede Pinamar - Salinas, Sede Pando, Sede Las Piedras y Sede
Canelones. Cabe destacar que en su sede Aguada se ofrece asistencia por especialidades:
rehabilitación, periodoncia, odontopediatría, cirugía bucal. También cuenta con consultas de
Estomatología: diagnóstico y tratamiento de las enfermedades bucales de tratamiento
médico/odontológico y servicio de Rayos X dentales digitalizadas (10). También cuenta con un
servicio de Cirugía Buco-Máxilo-Facial que cubre urgencias los 365 días del año y es integrado por
especialistas en el área que pueden realizar desde cirugías simples hasta las altamente especializadas
como la reconstructiva, oncológicas y de malformaciones.(10).
Actualmente la jefa médica responsable del servicio odontológico de la Asociación Española es la
Prof. Dra. Susana Vázquez.(10)

Hospital Pereira Rossell


El Hospital Pereira Rossell fue fundado en 1908 y fue el primer hospital pediátrico y luego materno-
infantil del Uruguay, se edifica en un predio de 45000 metros cuadrados donado por Don Alejo Rossell
y Rius, en sus inicios consistía de pabellones aislados con distintos servicios, los primeros fueron
ocupados por servicios de pediatría, en 1915 fueron construidos otros dedicados a la obstetricia y
ginecología y siguió su crecimiento hasta la conformación actual, este servicio pertenece a ASSE, que
es el principal prestador del subsector público del SNIS.(11)

11
2.2. OBJETIVOS

Objetivos generales:
Describir y comparar dos servicios odontológicos, uno público y otro privado que son parte del
Sistema Nacional Integrado Salud (SNIS)

Objetivos específicos
1-Identificar las prestaciones odontológicas en el Centro Hospitalario Pereira Rossell (CHPR) y la
Asociación Española.
2- Conocer las posibilidades y limitaciones de las prestaciones odontológicas en los mismos.

3. METODOLOGÍA

3.1. Actividades a realizar

Revisión de Material bibliográfico.


Para la realización de este ítem se procederá a la revisión de páginas webs tanto institucionales como
gubernamentales Estas últimas asociadas con las leyes 18.335, 18.211 y a la constitución de la reforma
en salud.
Entrevista
Se llevara a cabo una entrevista a los representantes y/o encargados de los servicios odontológicos de
las instituciones seleccionadas, Asociación Española y Hospital Pereira Rossell.
En cuanto a la realización de la entrevista propiamente dicha está contemplado que la misma sea de
manera no presencial para lo cual nos apoyaremos con herramientas digitales tales como correo
electrónico o plataforma de comunicación Zoom. Esta última se caracteriza por tener la ventaja de que
la opción sea no presencial pero a su vez nos da la opción de una entrevista en tiempo real. No obstante
cualquiera sea la opción seleccionada la entrevista será una entrevista estructurada o enfocada, es
decir, se realizaran preguntas fijas o previamente determinadas (guiadas) las cuales estarán
categorizadas o agrupadas de manera que el entrevistado tenga una visión general del enfoque de la
entrevista y puede elegir o tener la libertad de responder o no a las preguntas.
Este tipo de entrevista fue elegida porque tiene la ventaja de la sistematización, la cual facilitara la
clasificación y análisis de las respuestas. Asimismo, presenta una alta objetividad y confiabilidad.

12
Preguntas de la entrevista

Recursos Humanos

1. Cuál es el tipo o modalidad de contratación de los recursos Humanos?


2. Cuantas personas trabajan en el servicio y en qué áreas se subdividen?
3. Cuál es el grado de especialización de las personas que integran el servicio.
4. Existe algún convenio entre la institución y facultad de odontología de la Universidad de la
Republica para la formación y capacitación de personal calificado?

Áreas y servicios brindados por la institución

5. Cuáles son las especialidades que se imparten en la institución?


6. Actualmente todas las especialidades impartidas u ofrecidas por la institución están operativas
o accesibles por los usuarios que las requieran?
7. Para la atención de los usuarios. El servicio realiza atención por subgrupos? Es decir, edad
(Adultos y niños) Embarazadas, pacientes con discapacidad, etc…
8. Actualmente para llevar a cabo las prestaciones y la atención de los pacientes. Concidera que
el número de funcionarios es el adecuado para el nivel de demandas del servicio?

Accesibilidad a las prestaciones (Costos y Aranceles)

9. Cuales prestaciones son libres de pago y cuales requieren el co-pago por medio de Ticket?
10. Cuáles son los costos y aranceles de las prestaciones que se realizan por medio del co-pago?

4. CONCLUSION

13
5. DISCUSIÓN

14
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS Y ELECTRONICAS

1. Tabaré González, Daniel O, Ida O, Marcelo S, Gabriela P, Marisa B, Paula C, Martín R, Andrés
D. Ministerio de Salud Pública. 2005-2009. La construcción del Sistema Nacional Integrado
de Salud.
2. Gonzalo Giambruno. 2007. Sistema Nacional Integrado de Salud. Arch. Pediatr. Urug. vol.78
no.2

3. Ministerio de Salud Pública. A diez años de iniciada la Reforma Sanitaria Evaluación y


Desafíos del Sistema Nacional Integrado de Salud. Jornadas de Intercambio.

4. Casal L. Mar 2, 2014. En 2004, el sistema de salud uruguayo vivía una dramática crisis
estructural. La Republica. Recuperado de https://www.republica.com.uy/en-2004-el-sistema-
de-salud-uruguayo-vivia-una-dramatica-crisis-estructural

5. Senado y la Cámara de Representantes de la República Oriental del Uruguay, reunidos en


Asamblea General. Ley Nº 18.211. Dic 13, 2007. Sistema nacional integrado de salud.
Normativa referente a su creación, funcionamiento y financiación.

6. Organización Panamericana de la Salud. “Perfil del Sistema de salud República Oriental del
Uruguay: Monitoreo y Análisis de los Procesos de Cambio y Reforma”. Washington, D.C.:
OPS, © 2009. ISBN: 978-92-75-33051-7 (Electrónico)
https://www.paho.org/hq/dmdocuments/2010/Perfil_Sistema_Salud- Uruguay_2009.pdf

7. Ley 18335 derecho y obligaciones de usuarios y pacientes de los servicios de la salud (2008)
https://www.impo.com.uy/bases/leyes/18335-2008

8. Organización Mundial de la Salud. 2020. ¿Cómo define la OMS la salud?. Recuperado de


https://www.who.int/es/about/who-we-are/frequently-asked-questions

9. La Española cumple 163 años atendiendo, cuidando y acompañando a sus socios,


consultado en 06/09/2020, disponible en:
asesp.com.uy/Novedades/La-Espanola-cumple-163-anos-atendiendo-cuidando-y-
acompanando-a-sus-socios-
uc814#:~:text=Sus%20163%20años%20representan%20una,se%20fundaba%20la%20Asocia
ción%20Española.

10. Odontología, consultado en 06/09/2020, disponible en:


https://www.asesp.com.uy/Servicios/Odontologia-uc227
11. Turnes A, 100 AÑOS DEL HOSPITAL “PEREIRA ROSSELL”, 2008, consultado en
06/09/2020, disponible en:
https://www.smu.org.uy/dpmc/hmed/historia/articulos/100_pereira.pdf

15
ANEXO

16
Ley 18.335 derecho y obligaciones de usuarios y pacientes de los servicios de la salud (2008)

CAPÍTULO I - DE LAS DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1

La presente ley regula los derechos y obligaciones de los pacientes y


usuarios de los servicios de salud con respecto a los trabajadores de la salud y a los servicios de
atención de la salud.

Artículo 2

Los pacientes y usuarios tienen derecho a recibir tratamiento igualitario y no podrán ser discriminados
por ninguna razón ya sea de raza, edad, sexo, religión, nacionalidad, discapacidades, condición social,
opción u orientación sexual, nivel cultural o capacidad económica.

CAPÍTULO II - DE LAS DEFINICIONES

Artículo 3

Se considera servicio de salud a toda organización conformada por personas físicas o jurídicas, tales
como instituciones, entidades, empresas, organismos públicos, privados, de carácter particular o
colectivo o de naturaleza mixta, que brinde prestaciones vinculadas a la salud.

Artículo 4

Se entiende por trabajador de la salud, a los efectos de los derechos de los pacientes, a toda persona
que desempeñe funciones y esté habilitada para ello, en el ámbito de un servicio de salud, de acuerdo
con lo dispuesto en el artículo 3º de la presente ley, que cumpla una actividad permanente o temporal,
remunerada o no.

Artículo 5

Es usuario de un servicio de salud toda persona física que adquiera el derecho a utilizar bienes o
servicios de salud. Se entiende por paciente a toda persona que recibe atención de la salud, o en su
defecto sus familiares, cuando su presencia y actos se vinculen a la atención de aquélla. En los casos
de incapacidad o de manifiesta imposibilidad de ejercer sus derechos y de asumir sus obligaciones, le
representará su cónyuge o concubino, el pariente más próximo o su representante legal.

CAPÍTULO III - DE LOS DERECHOS


Artículo 6
Toda persona tiene derecho a acceder a una atención integral que comprenda todas aquellas acciones
destinadas a la promoción, protección, recuperación, rehabilitación de la salud y cuidados paliativos,
de acuerdo a las definiciones que establezca el Ministerio de Salud Pública.
Artículo 7

17
Todo paciente tiene derecho a una atención en salud de calidad, con trabajadores de salud
debidamente capacitados y habilitados por las autoridades competentes para el ejercicio de sus tareas
o funciones. Todo paciente tiene el derecho a acceder a medicamentos de calidad, debidamente
autorizados por el Ministerio de Salud Pública e incluidos por este en el formulario terapéutico de
medicamentos, y a conocer los posibles efectos colaterales derivados de su utilización. Todo paciente
tiene el derecho a que sus exámenes diagnósticos, estudios de laboratorio y los equipos utilizados
para tal fin cuenten con el debido control de calidad. Asimismo, tiene el derecho de acceso a los
resultados cuando lo solicite.
Artículo 8
El Estado, por intermedio del Ministerio de Salud Pública, será responsable de controlar la
propaganda destinada a estimular tratamientos o al consumo de medicamentos. La promoción
engañosa se determinará de acuerdo con lo prescripto en la Ley N.º 17.250, de 11 de agosto de 2000,
y, en particular, en el Capítulo IX de ese texto.
Artículo 9
El Estado, por intermedio del Ministerio de Salud Pública, está obligado a informar públicamente y
en forma regular sobre las condiciones sanitarias en el territorio nacional.
Artículo 10
El Estado garantizará en todos los casos el acceso a los medicamentos incluidos en el formulario
terapéutico de medicamentos. Todas las patologías, agudas o crónicas, transmisibles o no, deben ser
tratadas, sin ningún tipo de limitación, mediante modalidades asistenciales científicamente válidas
que comprendan el suministro de medicamentos y todas aquellas prestaciones que componen los
programas integrales definidos por el Ministerio de Salud Pública de acuerdo con lo establecido por
el artículo 45 de la Ley N.º 18.211, de 5 de diciembre de 2007. Los servicios de salud serán
responsables de las omisiones en el cumplimiento de estas exigencias.
Artículo 11
Todo procedimiento de atención médica será acordado entre el paciente o su representante -luego de
recibir información adecuada, suficiente y continua- y el profesional de salud. El consentimiento
informado del paciente a someterse a procedimientos diagnósticos o terapéuticos estará consignado
en la historia clínica en forma expresa. Este puede ser revocado en cualquier momento. El paciente
tiene derecho a negarse a recibir atención médica y a que se le expliquen las consecuencias de la
negativa para su salud. Cuando mediaren razones de urgencia o emergencia, o de notoria fuerza
mayor que imposibiliten el acuerdo requerido, o cuando las circunstancias no permitan demora por
existir riesgo grave para la salud del paciente, o cuando se esté frente a patologías que impliquen
riesgo cierto para la sociedad que integra, se podrán llevar adelante los procedimientos, de todo lo
cual se dejará precisa constancia en la historia clínica. En la atención de enfermos psiquiátricos se
aplicarán los criterios dispuestos en la Ley N.º 9.581, de 8 de agosto de 1936, y las reglamentaciones
que en materia de atención a la salud mental dicte el Ministerio de Salud Pública.
Artículo 12
Todo procedimiento de investigación médica deberá ser expresamente autorizado por el paciente
sujeto de investigación, en forma libre, luego de recibir toda la información en forma clara sobre los
objetivos y la metodología de la misma y una vez que la Comisión de Bioética de la institución de
asistencia autorice el protocolo respectivo. En todos los casos se deberá comunicar preceptivamente
a la Comisión de Bioética y Calidad de Atención del Ministerio de Salud Pública. La información
debe incluir el derecho a la revocación voluntaria del consentimiento, en cualquier etapa de la
investigación. La Comisión se integrará y funcionará según reglamentación del Ministerio de Salud
Pública y se asesorará con los profesionales cuya capacitación en la materia los constituya en
referentes del tema a investigar. La situación en que la falta de institucionalización del profesional
impida lo exigido en el inciso anterior con respecto a la autorización por la Comisión de Ética, se
deberá obtener el consentimiento del Ministerio de Salud Pública. (*)
Artículo 13

18
Toda persona tiene el derecho de elección del sistema asistencial más adecuado de acuerdo con lo
establecido por el artículo 50 de la Ley N.º 18.211, de 5 de diciembre de 2007. En caso de que una
persona cambie de institución o de sistema de cobertura asistencial, la nueva institución o sistema
deberá recabar de la o del de origen la historia clínica completa del usuario. El costo de dicha gestión
será de cargo de la institución solicitante y la misma deberá contar previamente con autorización
expresa del usuario.
Artículo 14
La docencia de las diferentes actividades profesionales en el ámbito de la salud podrá ser realizada
en cualquier servicio de salud.

CAPÍTULO IV - DE LOS DERECHOS RELATIVOS A LA DIGNIDAD DE LA PERSONA


Artículo 15
Los servicios de salud, dependiendo de la complejidad del proceso asistencial, integrarán una
Comisión de Bioética que estará conformada por trabajadores o profesionales de la salud y por
integrantes representativos de los usuarios.
Artículo 16
Todo paciente tiene el derecho a disponer de su cuerpo con fines diagnósticos y terapéuticos con
excepción de las situaciones de emergencia imprevista, sin perjuicio de lo dispuesto en la Ley N.º
14.005, de 17 de agosto de 1971, y sus modificativas.
Artículo 17
Todo paciente tiene derecho a un trato respetuoso y digno. Este derecho incluye, entre otros, a:
A. Ser respetado en todas las instancias del proceso de asistencia, en especial recibir un trato cortés
y amable, ser conocido por su nombre, recibir una explicación de su situación clara y en tiempo, y ser
atendido en los horarios de atención comprometidos.
B. Procurar que en todos los procedimientos de asistencia médica se evite el dolor físico y
emocional de la persona cualquiera sea su situación fisiológica o patológica.
C. Estar acompañado por sus seres queridos o representantes de su confesión en todo momento de
peligro o proximidad de la muerte, en la medida que esta presencia no interfiera con los derechos de
otros pacientes internados y de procedimientos médicos imprescindibles.
D. Morir con dignidad, entendiendo dentro de este concepto el derecho a morir en forma natural,
en paz, sin dolor, evitando en todos los casos anticipar la muerte por cualquier medio utilizado con ese
fin (eutanasia) o prolongar artificialmente la vida del paciente cuando no existan razonables
expectativas de mejoría (futilidad terapéutica), con excepción de lo dispuesto en la Ley N.º 14.005, de
17 de agosto de 1971, y sus modificativas.
E. Negarse a que su patología se utilice con fines docentes cuando esto conlleve pérdida en su
intimidad, molestias físicas, acentuación del dolor o reiteración de procedimientos. En todas las
situaciones en que se requiera un paciente con fines docentes tendrá que existir consentimiento. Esta
autorización podrá ser retirada en cualquier momento, sin expresión de causa.
F. Que no se practiquen sobre su persona actos médicos contrarios a su integridad física o mental,
dirigidos a violar sus derechos como persona humana o que tengan como resultado tal violación.

CAPÍTULO V - DEL DERECHO AL CONOCIMIENTO DE SU SITUACIÓN DE SALUD


Artículo 18
Todo paciente tiene derecho a conocer todo lo relativo a su enfermedad. Esto comprende el derecho a:
A. Conocer la probable evolución de la enfermedad de acuerdo a los resultados obtenidos en
situaciones comparables en la institución prestadora del servicio de salud.
B. Conocer en forma clara y periódica la evolución de su enfermedad que deberá ser hecha por
escrito si así lo solicitara el paciente; así como el derecho a ser informado de otros recursos de acción
médica no disponibles en la institución pública o privada donde se realiza la atención de salud. En
situaciones excepcionales y con el único objetivo del interés del paciente con consentimiento de los

19
familiares se podrá establecer restricciones al derecho de conocer el curso de la enfermedad o cuando
el paciente lo haya expresado previamente (derecho a no saber). Este derecho a no saber puede ser
relevado cuando, a juicio del médico, la falta de conocimiento pueda constituir un riesgo para la
persona o la sociedad.
C. Conocer quién o quiénes intervienen en el proceso de asistencia de su enfermedad, con
especificación de nombre, cargo y función.
D. Que se lleve una historia clínica completa, escrita o electrónica, donde figure la evolución de
su estado de salud desde el nacimiento hasta la muerte. La historia clínica constituye un conjunto de
documentos, no sujetos a alteración ni destrucción, salvo lo establecido en la normativa vigente. El
paciente tiene derecho a revisar su historia clínica y a obtener una copia de la misma a sus expensas,
y en caso de indigencia le será proporcionada al paciente en forma gratuita. En caso de que una persona
cambie de institución o de sistema de cobertura asistencial, la nueva institución o sistema deberá
recabar de la o del de origen la historia clínica completa del usuario. El costo de dicha gestión será de
cargo de la institución solicitante y la misma deberá contar previamente con autorización expresa del
usuario. La historia clínica es de propiedad del paciente, será reservada y solo podrán acceder a la
misma los responsables de la atención médica y el personal administrativo vinculado con estos, el
paciente o en su caso la familia y el Ministerio de Salud Pública cuando lo considere pertinente.
También podrá ser solicitada directamente al prestador de salud por el Ministerio Público cuando se
trate de la historia clínica de una víctima de un delito cuya investigación tenga bajo su dirección,
siempre que recabe previamente el consentimiento de aquélla o, en su caso de la familia, y a los solos
efectos de la acción penal. El revelar su contenido, sin que fuere necesario para el tratamiento o
mediare orden judicial o conforme con lo dispuesto por el artículo 19 de la presente ley, hará pasible
del delito previsto en el artículo 302 del Código Penal.
E. Que los familiares u otras personas que acompañen al paciente -ante requerimiento expreso de
los mismos- conozcan la situación de salud del enfermo y siempre que no medie la negativa expresa
de éste. En caso de enfermedades consideradas estigmatizaste en lo social, el médico deberá consultar
con el paciente el alcance de esa comunicación. La responsabilidad del profesional en caso de negativa
por parte del enfermo quedará salvada asentando en la historia clínica esta decisión.
F. Que en situaciones donde la ciencia médica haya agotado las posibilidades terapéuticas de
mejoría o curación, esta situación esté claramente consignada en la historia clínica, constando a
continuación la orden médica: "No Reanimar" impartida por el médico tratante, decisión que será
comunicada a la familia directa del paciente.
G. Conocer previamente, cuando corresponda, el costo que tendrá el servicio de salud prestado,
sin que se produzcan modificaciones generadas durante el proceso de atención. En caso de que esto
tenga posibilidad de ocurrir será previsto por las autoridades de la institución o los profesionales
actuantes.
H. Conocer sus derechos y obligaciones y las reglamentaciones que rigen los mismos.
I. Realizar consultas que aporten una segunda opinión médica en cuanto al diagnóstico de su
condición de salud y a las alternativas terapéuticas aplicables a su caso. Las consultas de carácter
privado que se realicen con este fin serán de cargo del paciente.
Artículo 19
Toda historia clínica, debidamente autenticada, en medio electrónico constituye documentación
auténtica y, como tal, será válida y admisible como medio probatorio. Se considerará autenticada toda
historia clínica en medio electrónico cuyo contenido esté validado por una o más firmas electrónicas
mediante claves u otras técnicas seguras, de acuerdo al estado de la tecnología informática. Se aplicará
a lo dispuesto en los artículos 129 y 130 de la Ley N.º 16.002, de 25 de noviembre de 1988, en el inciso
tercero del artículo 695 y en el artículo 697 de la Ley N.º 16.736, de 5 de enero de 1996, y en el artículo
25 de la Ley Nº 17.243, de 29 de junio de 2000.
Artículo 20

20
Es de responsabilidad de los servicios de salud dotar de seguridad a las historias clínicas electrónicas
y determinar las formas y procedimientos de administración y custodia de las claves de acceso y demás
técnicas que se usen. El Poder Ejecutivo deberá determinar criterios uniformes mínimos obligatorios
de las historias clínicas para todos los servicios de salud.
CAPÍTULO VI - DE LOS DERECHOS DE PRIVACIDAD
Artículo 21
El servicio de salud, en su carácter de prestador de salud, y, en lo pertinente, el profesional actuante
deberá cumplir las obligaciones legales que le imponen denuncia obligatoria, así como las que
determine el Ministerio de Salud Pública.

CAPÍTULO VII - DE LOS DEBERES DE LOS PACIENTES


Artículo 22
Toda persona tiene el deber de cuidar de su salud, así como el de asistirse en caso de enfermedad, tal
como lo establece el artículo 44 de la Constitución de la República. Asimismo, tiene la obligación de
someterse a las medidas preventivas o terapéuticas que se le impongan, cuando su estado de salud, a
juicio del Ministerio de Salud Pública, pueda constituir un peligro público, tal como lo dispone el
artículo 224 del Código Penal. El paciente tiene la obligación de suministrar al equipo de salud actuante
información cierta, precisa y completa de su proceso de enfermedad, así como de los hábitos de vida
adoptados.
Artículo 23
El paciente es responsable de seguir el plan de tratamiento y controles establecidos por el equipo de
salud. Tiene igualmente el deber de utilizar razonablemente los servicios de salud, evitando un uso
abusivo que desvirtúe su finalidad y utilice recursos en forma innecesaria.
Artículo 24
El paciente o en su caso quien lo representa es responsable de las consecuencias de sus acciones si
rehúsa algún procedimiento de carácter diagnóstico o terapéutico, así como si no sigue las directivas
médicas. Si el paciente abandone el centro asistencial sin el alta médica correspondiente, tal decisión
deberá consignarse en la historia clínica, siendo considerada la situación como de "alta contra la
voluntad médica", quedando exonerada la institución y el equipo de salud de todo tipo de
responsabilidad.

CAPÍTULO VIII - DE LAS INFRACCIONES A LA LEY


Artículo 25
Las infracciones a la presente ley determinarán la aplicación de las sanciones administrativas previstas
en la normativa vigente en las instituciones o en el ámbito del Ministerio de Salud Pública, sin perjuicio
de otras acciones que se puedan derivar de su violación.
Artículo 26
Sin perjuicio de lo establecido en el artículo anterior, los agrupamientos de trabajadores de la salud
con personería jurídica, podrán juzgar la conducta profesional de sus afiliados de acuerdo a sus
estatutos.

21
22

También podría gustarte