Está en la página 1de 7

Políticas de Recursos Humanos

Las políticas de Recursos Humanos de una empresa fijan la estrategia del


departamento y siguen de guía.
De la misma manera que las compañías diseñan sus estrategias de negocio para
mejorar sus resultados empresariales, Recursos Humanos debe hacer lo mismo
para garantizar la eficacia del departamento. Un punto en el que las políticas de
Recursos Humanos de la empresa juegan un papel fundamental.
Pero, ¿cuáles son las mejores?, ¿qué tipos hay?, ¿cómo alinearlas con los valores
de la entidad?, ¿y con la cultura organizacional? Resolvemos estas y otras dudas
al respecto.

Qué son las políticas de Recursos Humanos de una empresa

En primer lugar y antes de entrar en mayor detalle cabe preguntares qué son las
políticas de Recursos Humanos de una empresa. Se trata de aquellas estrategias
diseñadas por el departamento de RR.HH de una compañía y pensadas para
gestionar todo el ciclo de vida de los empleados. Desde su captación hasta su
retención y crecimiento dentro de la organización.
El término, sin embargo, suele confundirse con la política de la empresa en
general. Y aunque tienen que estar alineadas, se trata de conceptos distintos. Es
decir, la política general se encuentra configurada por los valores empresariales y
marcada por procesos diseñados desde dirección y las distintas facciones. Incluso
pueden existir políticas de ejecución o salariales diferentes en función del
departamento al que se apliquen.
Qué contemplan las políticas de Recursos Humanos de una empresa

Sin embargo, las políticas de Recursos Humanos de una empresa están


elaboradas por Recursos Humanos. Este área es la que establece normas
concretas, tratando de enmarcar y acotar con ellas las diferentes labores y
objetivos de la gestión de personal de la entidad. Sirven como guía, como punto
de referencia.
Entre estas normas se incluyen elementos como la manera de dar feedback a los
candidatos, los pasos que deben seguirse en un proceso de selección, en la
implantación de un plan formativo, etcétera. Una información que se plasma por
escrito en el conocido como manual de políticas de Recursos Humanos de la
empresa y que es establecido desde la dirección del departamento.

Las políticas de Recursos Humanos de una empresa son a largo plazo

Otra característica clave de las políticas de Recursos Humanos de una empresa


es la planificación que requieren. Se trata de crear dinámicas que continúen
siendo de utilidad a largo plazo y que cuenten con marcos de actuación. Tampoco
estamos hablando de iniciativas concretas de RR.HH, sino de metodología, de
procesos. Por eso precisamente deben planificarse de la manera adecuada.

Para que nos entendamos, una iniciativa o plan de Recursos Humanos podría
enfocarse en cuántos nuevos empleados se necesitarán, prever la carga laboral y
establecer objetivos de retención de nuevos empleados.
Una política de personal se centra en establecer las estrategias necesarias
para determinar si estos candidatos se adecuan a la cultura organizacional de la
empresa, a fijar estrategias para captarles, retenerles, formarles, etcétera.
Atracción, reclutamiento y selección, onboarding, desarrollo, retención, salida y
employer branding… cada fase es igual de importante para el devenir de un
profesional en la empresa y, en consecuencia, cuidarlas será esencial para la
productividad y rentabilidad de la misma. 
Tipos de políticas de Recursos Humanos de una empresa

Dicho lo cual, existen diferentes tipos de políticas de Recursos Humanos en una


empresa. Cada una de estas políticas se corresponden con las diferentes
funciones del departamento: retribución, captación, selección, contratación, salida
de empleados, formación, clima laboral, etcétera.
Sin embargo, podemos diferenciar las políticas de Recursos Humanos de una
empresa en función de la base de su fuente o de la descripción.

Políticas de Recursos Humanos sobre la base de la fuente

 Políticas originadas: habitualmente diseñadas por los gerentes y


responsables.
 Políticas implícitas: son las políticas de Recursos Humanos en una
empresa que no se han expresado formalmente pero que pueden
deducirse del comportamiento y de procedimientos que ya están
llevándose a cabo.
 Políticas impuestas: políticas de recursos humanos impuestas por una
tercera fuente, externa y con mayor poder (como el gobierno, los
sindicatos y otras organizaciones).
 Políticas apeladas: son las políticas de recursos humanos que nacen
de las peticiones y necesidades particulares. Cuando no existen, se
crean para responder a estos requerimientos.

Políticas de Recursos Humanos sobre la base de la descripción

 Políticas generales
 Políticas específicas: es aquí donde se engloban las políticas de
Recursos Humanos por funciones. Es decir, políticas de reclutamiento,
de selección, de formación, etcétera. Las desglosamos seguidamente.
Políticas de Recursos Humanos para la selección de personal

Empezaremos por las políticas de Recursos Humanos de una empresa pensadas


para la selección de personal. Estas deben incluir normas como la igualdad en el
proceso o cómo se debe tratar a los postulantes.
También pueden incluir, entre otros, cuál es el rasgo más valorado en el proceso
de selección. Se trata de rasgos o valores intrínsecos a la empresa, que no suelen
modificarse a la ligera.

Por ejemplo, se puede acordar que el rasgo más indicativo es la adecuación con la
cultura organizacional. Pero habría que matizar cuáles son los rasgos de esta
cultura más importantes.
Tanto las políticas de Recursos Humanos que busca asentar la organización
como las competencias se pueden fijar en la criba curricular que permite
nuestro ATS (applicant tracking system)
Así, gracias a las killer questions y a los filtros específicos aseguramos que
lleguen a la última fase los candidatos ideales y con mayor talento para nuestra
empresa. 

Políticas de contratación de personal

Las políticas de Recursos Humanos de una empresa enfocadas a la contratación


de personal deben tratar cuestiones como el tipo de contrato base o el tipo de
contrato según el puesto laboral.
Otros procedimientos que son importantes son los relativos a la incorporación. No
estamos hablando de la planificación del onboarding al completo, solo de lo
fundamental con respecto al trato de ese nuevo empleado.
Por ejemplo, se puede establecer que el onboarding debe ser realizado por su
responsable directo. O que hay que garantizar que el empleado conozca a sus
compañeros más cercanos para asegurar un buen clima laboral.

Políticas de Recursos Humanos de remuneración

En las políticas de retribución de Recursos Humanos debe quedar claro cuál es la


remuneración mínima o cómo es para cada puesto. Incluso si existen planes de
incentivos, beneficios adicionales, si se contempla la retribución variable o flexible,
etcétera. 
Asimismo, es importante que se fije el encargado de determinar esta
remuneración, si variará a largo plazo, si habrá posibilidad de promocionar (por
antigüedad o rendimiento del empleado, por ejemplo), etcétera.

Política de formación de Recursos Humanos

¿Quién se encarga de la formación? ¿Cuál debe ser la base de los cursos? ¿El
empleado debe tratar de actualizar los conocimientos de manera independiente o
se le proveerá de medios formativos? ¿Qué tipo de formación va a ser más
promovida? ¿A través de qué plataforma? ¿Qué seguimiento se va a llevar a
cabo?
Todas estas preguntas deben ser respondidas en el manual de políticas de RR.HH
de una empresa. En cualquier caso, una herramienta de formación (LMS) como la
de Bizneo HR agiliza todas estas cuestiones.

Políticas de Recursos Humanos: salida de empleados

Las políticas de RR. HH. centradas en la finalización de un contrato no solo


aborda todo lo relativo a los despidos, sino también a las jubilaciones, a las bajas
voluntarias, etcétera.
Cómo se van a gestionar estas salidas o cuál es el feedback que se debe dar,
quién es el responsable de comunicarlo y cómo es el plan de retirada de un
empleado. Inclusive lo que tiene que ver con el finiquito.
También es interesante datar cómo se gestionaría la situación en caso de cierre
de una unidad entera.

La idea de esta política, además de adecuarse a la legislación, es tratar de evitar


un impacto negativo en los empleados y que dañe la imagen de la marca.

Políticas de Recursos Humanos: clima laboral

En este punto se establecen varias normas. Los códigos de vestimenta, las


relaciones entre empleados o el sistema de feedback para incrementar la
motivación. Es importante tener en cuenta la cultura organizacional de la empresa,
pues es lo que va a definir toda la sección.
Aquí es donde Recursos Humanos debe establecer pautas para toda la
organización, incluyendo qué tipo de vocabulario no está permitido o qué límite
existe en las relaciones entre empleados. Es probable que esta sección
pertenezca a la política de la empresa en general.

¿Cómo se establecen las políticas de Recursos Humanos?

El primer paso de todos a la hora de establecer las políticas de Recursos


Humanos en una empresa pasa por responder a las siguientes preguntas:

 ¿Qué somos?

 ¿Cuál es nuestro propósito?

En este punto es clave que la misión del departamento de Recursos Humanos se


encuentre alineada con la misión como empresa. Inspírate en ella y adáptala, es la
mejor manera de saber qué es lo que se espera de tu departamento. En cualquier
caso, no deberías perder de vista los siguientes aspectos.
 La ley siempre al lado. Las buenas políticas de RR. HH. en una
empresa deberían permitirte y facilitarte el cumplimiento de la legalidad
vigente. En caso contrario podríamos estar infringiendo cuestiones
como la ley de protección de datos, la nueva ley de control horario,
etcétera.
1. No pierdas de vista tu misión principal, todo lo que hagas debe partir
y justificarse por ella.
2. No te pierdas en tecnicismos. Esas políticas son para todos y
cualquier trabajador debería poder leerlas y entenderlas.
3. Comunícate. Transmite tus políticas de RR. HH. a toda la
organización. Es la mejor manera de velar por ellas.

Último paso para establecer las políticas de Recursos Humanos

Confirma que son las correctas. Necesitarás validación de tus superiores, pero no
está de más planteárselo a un grupo de trabajadores seleccionados para crear un
grupo de discusión.

De ese grupo de discusión puedes extraer nuevas ideas o modificaciones que


harán más correctas estas políticas y adecuadas a la empresa.

Ya tienes el manual de políticas de Recursos Humanos: comunícalo

Una vez realizado hace falta un programa que permita transmitir la información a
los empleados para que lo conozcan. También debes tratar de publicarlo online
para que puedan consultarlo cuando quieran.

También podría gustarte