Está en la página 1de 22

UNIVERSIDAD DA VINCI DE GUATEMALA

CAMPUS QUETZALTENANGO

TÉCNICO EN CRIMINOLOGÍA Y CRIMINALÍSTICA

CRIMINOLOGIA I

LIC. LUIS MIGUEL AVILA BARRIOS

CAPÍTULO VI. FASE PRECIENTÍFICA DE LA CRIMINOLOGÍA

CAPITULO VII. LA EDAD MEDIA Y LAS PSEUDGCIENCIAS

ALMA ESMERALDA MISHELLE CUC COTOM

202100940

ARACELI ESTER CUX TIZOL

202104111

28 DE AGOSTO DEL 2021, QUETZALTENANGO, GUATEMALA.


CAPÍTULO VI

Fase Precientífica de la Criminología

En la fase precientífica, que comprende la antigüedad hasta antes de la edad media, se

elaboraron explicaciones del crimen, las cuales eran basadas en cuestiones de tipo religioso,

mágico o filosófico; es decir, se llegó a suponer que las causas del crimen tenían orígenes

divinos o que eran producto de señoríos mágicos, ocultos e inaccesibles.

Hombre Primitivo

El hombre primitivo no ha desaparecido ya que se encuentran dispersos en lugares

alejados, haciendo utilización de instrumentos muy simples y rudimentarios. Por lo que se habla

de cómo “el estudio de los pueblos primitivos nos permite vernos a nosotros mismos.” Los

hombres primitivos están bien constituidos y unidos por dos elementos que para ellos son

esenciales: el tótem y el tabú. El tótem es una guía espiritual o carnal para un pueblo, es un

espíritu protector, y el tabú que viene del término “temor sagrado” expresa todo aquel

sentimiento que acompaña a los tabúes. El hombre primitivo no puede interpretarse como un

robot por ser no pensante, al contrario, estos son indispensables para distintos elementos

turbulentos de una u otra sociedad. El hombre primitivo se rige por lo divino y lo mágico.

Mesopotamia

De este lugar situado entre dos ríos, el Tigris y el Éufrates, de donde supone la historia,

nacen muchas de las culturas más antiguas. Es en esta parte de la tierra donde se han encontrado

una gran cantidad de codificaciones de normas, que en su mayoría se confunden entre las normas
de la naturaleza penal y civil, ya que una norma podía tener sobrentendido dos sanciones para el

trasgresor, una característica de las civilizaciones antiguas, como es el infligir castigos corporales

y la otra parte de la norma, tenía un contenido de naturaleza civil en forma de resarcimientos

económicos. El documento antiguo más importante de Mesopotamia es para nosotros el código

de Hammurabi (Hammú el grande, Rey de Babilonia que reinó entre 1728 a 1686 a.C.), que

según la historia, este unificó el Imperio Babilónico, fijó reglas sencillas y claras, terminó la

anarquía jurídica y protegió a todos los ciudadanos. El código de Hammurabi combatió en

primer lugar la criminalidad “dorada”, terminando con la terrible corrupción de la administración

babilónica, quitando de la función judicial a los sacerdotes y trasladándola a los jueces. En este

código podemos encontrar múltiples disposiciones preventivas, y un plan de política criminal;

cuida que los delincuentes pobres no queden desamparados y establece un tribunal superior de

apelación. Y es que la tradición criminológica en la antigua Babilonia fue muy extensa y

desarrollada, pues ya vislumbraba la mayoría de los elementos que aun ahora son objeto del

estudio criminológico.

Egipto

En el antiguo Egipto el derecho, la religión, la magia y la ciencia son toda una misma

cosa. Se han encontrado aspectos como la identificación de los criminales que nos indica que los

egipcios tenían interés en ellos, ya que ellos fueron los primeros en crear métodos de

identificación para distinguir a los criminales, y este era mediante la extracción de los dientes o

colmillos de los que cometían un crimen. Los egipcios también se regían por el libro de los

muertos, ya que este indicaba, en parte, todos los castigos que recibirían los pobladores al

momento de su muerte si cometían crímenes o malos actos.


China

En la dinastía Shang se encontró un fenómeno que para muchos es considerado un

descuido o incidentes, pero es todo lo contrario, ya que los chinos firmaban sus documentos con

su huella dactilar, se dice que simplemente no tenían cuidado y dejaban los dedos pintados, pero

es falso ya que ellos conocían la identificación por medio de las huellas dactilares. La dinastía

Chóu propuso penas proporcionadas, porque para que un criminal fuera sentenciado, tenía que

pasar por todo un proceso y reglas que al final el pueblo era quien decidía la condena de este. El

más grande pensador chino es Confucio, este se ocupó de analizar el fenómeno criminal.

Israel

No podemos hablar de códigos y reglas de la antigüedad sin dejar de lado la biblia, ya

que en la biblia hay gran cantidad de crímenes y delitos, y la explicación que se le dan a estos, es

de carácter religioso. Igual presenta normas de prevención del delito y de política criminológica.

Las leyes en Israel eran rígidas, estas leyes por su naturaleza, exigen el más estricto y riguroso

cumplimiento ya que cualquier infracción era tomada como una ruptura con Dios.

Antigüedad griega

Ellos tuvieron grandes pensadores que demostraron preocupación por temas del

conocimiento humano, también se encuentra la problemática del crimen y del criminal en la

mitología griega, en la que los hombres son considerados juguetes de los dioses de la época.

Pensadores Griegos
Se considera que los pensadores griegos, Hipócrates, Platón y Aristóteles, son los

representantes del pensamiento criminológico de la cultura griega y del estudio de la concepción

Criminológica Precientífica, se puede distinguir en ellos las tres corrientes o tendencias

criminológicas básicas: Biológica, Sociológica y Psicológica, representadas por cada uno de

ellos.

Protágoras

Protágoras un principal representante de los sofistas, entra en la historia de la penología

como el primero en defender la teoría de la ejemplaridad de la pena contra la teoría de la

expiación, es decir, enuncia la función de prevención general de la pena.

Arquímedes

Fue un gran físico y matemático, considerándosele una figura importante entre los

pioneros de la criminología.

Hipócrates

Fue un médico, que desarrollo ideas de corte biológicas durante la época griega.

Hipócrates es considerado el gran médico griego y padre de la medicina. Atacó de manera

ferviente la concepción religiosa de que las enfermedades mentales provienen de los dioses,

aduciendo que “si las enfermedades proviniesen de los dioses, los más enfermos serían los más

pobres, pues no pueden hacer ofrendas a los dioses, pero al contrario, son los más ricos quienes

con mayor frecuencia enferman” Podemos considerar a Hipócrates el iniciador de la corriente

biología de la criminología, ya que explicaba que el comportamiento humano depende del humor
de cada individuo y por cual sustancia, de las cuatro básicas, esté predominado, así, si predomina

la sangre será de carácter sanguíneo; si la bilis, colérico; flemático si domina el moco o flema; y

melancólico si la bilis negra.

Platón

El pensamiento de Platón puede ser el antepasado de la corriente Sociológica de la

Criminología, ya que señala al crimen como un producto del medio ambiente y de la miseria

como factor criminógeno, ya que produce píos y tiranos. En su obra más conocida, LA

REPÚBLICA, describe como un joven puede convertirse en criminal por la presión del medio,

por las malas compañías y las orgías. También desarrolla posiciones muy actuales, con respecto

al tratamiento criminológico, al considerar al delincuente como un enfermo y en consecuencia

debe ser tratado para educarlo.

Aristóteles

Aristóteles es un pilar elemental del pensamiento antiguo, ya que se le considera el

fundador de la Psicología, mediante los estudios profundos del alma humana que realiza, y por

extensión fundador de la corriente Psicológica de la Criminología. Aristóteles considera la

tendencia al bien, como una simple inclinación natural que puede ser ejercida o no. No acepta el

concepto platónico de que nadie es voluntariamente malvado, pues el hombre puede ser bueno o

malo, y vicio y virtud son voluntarios. Los profundos estudios del alma, realizados por

Aristóteles, lo llevan a pensar que las pasiones son la causa de los delitos y como estas pueden

llevar a un hombre virtuoso a cometer un delito.


Alejandría

Entre los años 305 al 150 a. C. los reyes Ptolomeos, autorizando a entregarles cadáveres

de los criminales a los médicos de la zona para su estudio. Surgieron médicos como Herofilo

quien señaló la importancia de cerebro como sede de la inteligencia. Así mismo Erasistrato fue

considerado el fundador de las curas por dieta y descubrió los principios básicos del polígrafo.

Antigüedad latina

Al estudiar la historia nos damos cuenta que no vamos a encontrar muchos aspectos de

criminología, pero si muchos antecedentes de derecho penal. Hay una polémica que duro muchos

años entre los Estoicos y los Epicureas. Los primeros ensalzaban la pobreza y los segundos

afirmaban que riqueza llevaba a la felicidad. Marco Tulio Cicerón: Él es el ejemplo más acabado

de jurista romano, su explicación del crimen sigue la línea estoica, el criminal por el contrario

antepone lo útil ante lo justo. Lucio Seneca: Considerado el más grande criminólogo de la

antigüedad, sigue el principio aristotélico del bien común, en materia penológica sigue la teoría

medicinal de Platón.

CAPÍTULO VII

La Edad Media y las Pseudociencias

La Edad Media

La caída del Imperio Romano de Occidente (476 d. C.) dio inicio a la Edad Media,

misma que culminó cuando los turcos decidieron tomar Constantinopla (1453); también se le

nombró “Obscurantismo” tras compararla con el “siglo de las luces” (período que surgió
después), probablemente por la falta de energía eléctrica. Los trabajos de filosofía y literatura

que se realizaron representan la verdadera riqueza de esta época; la Iglesia Católica fue el

elemento aglutinador, por lo que las interpretaciones criminológicas y penológicas eran de

carácter teológico, religioso.

San Agustín

Aunque San Agustín vivió de 354 a 430 d. C. (durante la Edad Antigua), fue un pensador

que se adelantó a su época, adquiriendo gran influencia en el medioevo; desarrolló la técnica de

la introspección, lo que abrió nuevos cauces a la Filosofía y a la Psicología, y resultó de gran

interés para la Criminología. La introspección ayuda a determinar hasta dónde puede un hombre

indagar su alma; durante su juventud, San Agustín era una persona antisocial, por lo que en su

obra relato las conductas que manifestó durante esa etapa, dando a conocer consigo la delgada

línea que separa a un criminal de un santo.

Para nuestro personaje “La pena del Talión es la justicia de los injustos”, ya que no

estaba de acuerdo en reducir la pena a una amenaza, introdujo el sentido de lo humano y exponía

que la pena no debía ser solo una defensa social, sino el medio para rehabilitar al culpable; es

importante mencionar que desarrolló la teoría de la voluntad libre.

Santo Tomás de Aquino

Su período de vida inició en 1225 y terminó en 1274, fue la figura con más categoría en

la Edad Media, basta decir que le dio a la filosofía griega una orientación teológico-espiritual,

reviviendo así a los clásicos griegos con 16 siglos de diferencia; su obra es bastante extensa, se

pueden mencionar algunas como la Suma Teológica, la Suma contra los Gentiles, el Gobierno de
los Príncipes, y Comentarios a las Obras Aristotélicas. En el siglo XIII, desarrolla por primera

vez una doctrina general del socialismo, que en el siglo XIX, algunos autores alemanes e

ingleses desarrollarían.

Santo Tomás expone un punto de gran relevancia para la Criminología, él afirmaba que

las virtudes también dependen de las disposiciones del cuerpo, y por un lado, contribuían a que

un individuo practicará el mal, y por el otro, hacían que una persona se inclinará a la virtud,

entonces, el primero no era tan culpable como aparentaba, y el segundo no era tan santo como se

pensaba; sin embargo, todo ser humano es razonable y libre de ejercer su propia voluntad, razón

por la que estas disposiciones no determinan del todo las acciones del individuo.

Las Ciencias Ocultas

También llamadas pseudociencias, se desarrollaron de manera extraordinaria durante la

Edad Media y el Renacimiento, en la actualidad, algunas de ellas cuentan con varios seguidores e

investigadores, porque en realidad son el antecedente directo de la ciencia actual. Se les

denominó Ciencias Ocultas por múltiples razones:

 En primer lugar, como los monjes y frailes eran los únicos que sabían leer y tenían

bibliotecas, la ciencia se desarrollaba en los conventos, a consecuencia de ello la mayoría de

la población no tenía conocimiento sobre ella.

 Una segunda razón es que, generalmente, los científicos seglares realizaban sus

experimentos en secreto, por el peligro que implicaba hacerlos de manera pública, pues

podían ser asociados a prácticas de brujería o hechicería.


 Como tercera razón solo un pequeño porcentaje de los iniciados tenían acceso al

conocimiento, además de que ciertos conocimientos guardaban relación con fuerzas ocultas,

misteriosas e incomprensibles.

Varias ciencias trabajaron conjuntamente con la Criminología para dar explicación a la

conducta desviada, algunas como la Oftamalmoscopía, la Metoscopía, la

Pedomancia, tienen como fin explicar el destino humano y la personalidad mediante el estudio

de los ojos, la frente o de los pies, o incluso del ombligo, tal es el caso de la Umbilicomancia;

otras como la Astrología y la Demonología, que intervienen en fuerzas ocultas y sobrenaturales,

o como la Metoscopía (inventada por Cándano) que abarcaba un conjunto de conocimientos

destinados a conocer al hombre por medio del estudio de las arrugas de la frente.

La Quiromancia

Se ha definido como “arte supersticioso de predecir el futuro de una persona o adivinar su

carácter estudiando las líneas y protuberancias de la palma de la mano”. Es un arte antiquísimo,

se practicaba en China desde el año 3000 a. C., en la India y el Cercano Oriente, especialmente

entre los gitanos. Supone lo siguiente:

 La mano izquierda muestra las características heredas y la derecha las adquiridas.

 Cada prominencia indica una característica diferente y las líneas principales

denotan longevidad, éxito en el amor, bienes de fortuna, etc.; las estrellas, círculos, cruces,

cuadrados, ramales y bifurcaciones confirman los pronósticos.


La Quirología estudia las rayas de las manos, es el diagnóstico por la mano; los

Quirólogos basan su ciencia en que:

1. Según lo que dice el adagio, las manos son el espejo del alma, y a su vez, son el

lugar donde se sacan a la luz las condiciones anormales de los distintos órganos y partes del

cuerpo.

2. Los signos, las marcas, los colores anormales, y las descoloraciones, ayudan a

determinar si una persona está enferma o sucia, es infecciosa, y/o posee lesiones o defectos

heredados.

3. La mano revela cuándo es necesario que el organismo con sangre, linfa y tejidos

sucios, pasen por estados depurativos antes de alcanzar la salud o normalidad del individuo.

4. La mano indica si el organismo cuenta con una constitución apta y con la vitalidad

suficiente para que se le pueda hacer reaccionar y prolongar su existencia mediante un

tratamiento racional.

Varios estudios exponen que las manos demasiado grandes son propias de ladrones y

tiranos, espíritus fuertes en sí mismos, resistentes, y con gran facilidad de curarse cuando se

enferman. Se deben observar estas líneas:

1. La Vitalis, o Línea de la vida.

2. La Cephalis, o Línea de la cabeza. (Inteligencia, pensamientos, desviaciones

mentales).

3. La Mensualis, o Línea del corazón. (Sentimientos y pasiones).


4. La Línea Neptuno, o de los venenos.

5. La Línea Hepática, o del hígado.

6. El Cíngulum Veneris, o Cinturón de Venus. (Erotismo y problemas sexuales).

Hay personas que siguen practicando la Quiromancia Criminológica, como ejemplo de

ello se menciona a Heller Krumm, quien relata la observación que realizó sobre las manos de

Pancho Villa, diciendo que en ellas “se veía todo lo sanguinario, bárbaro y cruel que era ese

bandido. En la mano se reflejaban los centenares de asesinatos y crímenes que cometió este

hombre”. La Quiromancia representó un antecedente importante de la dactiloscopia y la

identificación del criminal.

La Astrología

Ayuda a establecer calendarios, fijar fiestas y definir actividades, razón por la que en la

antigüedad todos los pueblos la utilizaron, y la mayoría de religiones se basaban en aspectos

astrológicos. Los edificios se orientaban de acuerdo a los astros, y la divinidad se identificaba

con estrellas y planetas; los chinos, los hindús, los egipcios y los mayas, fueron grandes

astrólogos.

Los griegos, por medio de Ptolomeo (siglo II), le dieron autonomía a la Astrología, ya

que Claudio Ptolomeo, en su Tetrabiblos, sentó las bases de la moderna astronomía,

estableciendo un sistema en el que la Tierra es el Centro del Universo, teoría con una duración de

más de 1300 años. Se destacan los libros III y IV del Tetrabiblos porque el tercero está dedicado

al pronóstico individual (fue muy utilizado por los médicos), y el cuarto hace referencia a la

fortuna material, honor y operaciones militares.


Para Ptolomeo, el temperamento humano está relacionado con los planetas y los efectos

que estos producen respecto a los cuatro elementos (secando, humedeciendo, calentando y

enfriando). Los planetas que influyen en la criminalidad vendrían a ser Mercurio, que produce

banqueros, ambiciosos y ladrones; Saturno, que hace asesinos, piratas y villanos; Júpiter, que

proporciona hombres de armas, duelistas, gente enérgica y agresiva.

El desarrollo de la Astrología durante la Edad Media preocupo a San Agustín, él la

consideraba contraria a la libertad y fatalista, ya que negaba el libre albedrío y condenaba al

hombre a un destino ciego; por otro lado, el cristianismo primitivo no rechazó esta ciencia,

acordando no perseguir a los astrólogos solo si estos no utilizaban sus conocimientos

deshonestamente. Ocurrieron varios sucesos que marcaron la historia de la Astrología, se

destacan algunos como:

 Copérnico y Galileo (siglo XVI), la Iglesia Católica reacciona contra la idea de

que la Tierra no es el centro del universo.

 Las ideas de Copérnico y el telescopio de Galileo separan a la Astronomía de la

Astrología.

 Juan Keppler (1571-1630), aplica las leyes de la física.

 En 1666 el ministro Colhert prohíbe la enseñanza de la Astrología en la Academia

De Ciencias francesa.

Dentro de la Astrología se reconocen tres tendencias: la científica, la filosófica y la

mística. La científica considera que, las influencias astrales inclinan, pero no determinan el
actuar humano; y acepta que, los astros tienen influencia en la personalidad, las conductas

humanas, y en forma especial, en la problemática criminal.

En lo referente a los signos del Zodiaco, de acuerdo a la fecha de nacimiento tenemos

que:

a) Los signos de fuego (Aries, Leo, Sagitario) condicionan, en su mayoría, las

conductas antisociales violentas o resultantes de un ánimo de preponderancia de

personalidad; por el contrario, con poca inclinación a traiciones y la utilización de

subterfugios.

b) Los signos de aire (Géminis, Libra, Acuario) inducen hacia conductas antisociales

provenientes de la volubilidad o la inconstancia; de igual manera, inclinan la

conducta hacia la diversificación de actividades sexuales sin afecciones profundas

de personalidad, con las conductas antisociales resultantes; no manifiestan

sentimientos negativos profundos como el rencor y la venganza.

c) Los signos de tierra (Tauro, Virgo, Capricornio) predisponen conductas

antisociales cuyo fin sea el apoderamiento de bienes y también en las que se

requiere una planificación desapasionada y un desarrollo prudencial de planes.

d) Los signos de agua (Cáncer, Escorpio, Piscis) inclinan la personalidad hacia

desequilibrios emocionales y todas las consecuencias antisociales cuyo objeto sea

el apoderamiento de bienes y también en las que intervengan las pasiones

desordenadas, como los celos y el rencor; así como tendencias sexuales pasionales

que se confunden con sentimientos nobles y llegan a desarrollar conductas

criminales.
Las tendencias negativas de los planetas son: Marte, relajamiento de la moral sexual,

dominio y toda manifestación de violencia; Venus, relajamiento de la moral sexual y

disminución de la prudencia en razón de fantasías negativas; Mercurio, engaño y juego con

cualquier manifestación; Urano, afecciones de personalidad, debilitamiento de carácter,

propiciamiento de errores; Neptuno, degeneración, excesos y vicios, locura y suicidio; Saturno,

tendencias destructivas y avasalladoras, complementadas con carencias sentimentales y

brutalidad de métodos, así se dice que: "Este es el más maligno de todos los planetas junto con

Urano, gasta treinta años en pasar por los doce signos, por lo que rara vez está en conjunción con

el Sol. Esta circunstancia debe considerarse afortunada para la humanidad, pues dicen los

astrólogos que las personas nacidas bajo su influjo son impertinentes, desabridas, tiranas, crueles

y sanguinarias, dadas al robo, y al asesinato; en suma, donde haya un asesinato acompañado de

barbarie, es bien seguro que Saturno presidió el nacimiento de los perpetradores, porque tal es el

carácter de este planeta".

Es importante mencionar que la Luna puede pasar por 28 moradas, algunas de carácter

criminógeno; otro dato que toman en cuenta los astrólogos son las “casas”, que eran obtenidas

por el meridiano del lugar de nacimiento, y de las cuales algunas también eran criminógenas. El

juez criminalista Cospi indicó la forma en que el juez puede hacer el horóscopo del criminal, y

durante el tardo medioevo y en el Renacimiento se hicieron horóscopos criminales, pues estos

orientaban a la justicia; en conclusión, la Astrología estableció una estrecha relación con la

Criminología, tanto en la teoría como en la práctica.

Demonología
Se le lama así al estudio de la naturaleza y cualidades de los demonios, sus antecedentes

son muy antiguos, probablemente los primeros en el Mazdeísmo, esta religión dualista proviene

del antiguo Irán, y consiste en creer y adorar una doble divinidad: un dios bueno (Ormuz) y uno

malo (Ahra-Many). Don Constancio Bernaldo de Quirós nos dice que “De todas estas ciencias,

más que ninguna, a la que principalmente se debe reconocer como la madre en línea recta de la

criminología actual, aún más que la fisiognomía, aún más que todas las otras ciencias ocultas que

trataron de establecer la relación entre cuerpo y alma, entre lo orgánico y lo psíquico, es la

Demonología”.

El mal se explica mediante la existencia del demonio, en la tradición cristiana se relata

que un grupo de ángeles se rebelaron contra la divinidad, fueron derrotados y expulsados del

cielo, por lo que organizaron su propio reino en el infierno bajo la autoridad de Satanás o

Belcebú; así, estos seres malignos no perdieron todo su poder, y logran hacer el mal en la tierra

mediante tres formas: tentando a los pobres humanos, incitándolos al mal; poseyendo a los

hombres, se meten en su cuerpo y sustituyen su voluntad por la de ellos; y pactando, realizan

contratos, le dan poderes extraordinarios a los mortales a cambio de su alma.

La Demonología va de la mano con la brujería, magia (raíces Babilónicas) y hechicería

(origen persa, con Zoroastro), que también son casi igual de antiguas que el hombre, y han

persistido hasta hoy. San Isidoro clasificó a los sujetos dedicados al cultivo de estas ciencias

ocultas en: Magos, Maléficos, Nigromantes, Hidromantes, Geomtes, Aeromantes, Piromantes,

Adivinos, Encantadores, Arioles, Arúspices, Augures, Auspices, Pythones, Astrólogos,

Horóscopos, Sortilegios y Salisatores.


Desarrolló la teoría de la “tentación”, en la que se expresa que el criminal es un sujeto

que, si no está poseído, está al menos “tentado” por el espíritu maligno; explicación que

considera la causa del crimen como algo externo, con influencia en la natural debilidad humana.

La Fisionomía

También conocida como Fisiognomía, estudia la apariencia externa del individuo y las

relaciones entre esta y su ser interno, pues es un conjunto de conocimientos de vieja raigambre.

Zófiro, célebre fisonomista que vivía en Atenas, podía decir cuáles eran las virtudes y los vicios

de un sujeto con solo observar su cara y su conformación somática; este personaje es recordado

por el error que cometió al dictaminar que Sócrates era un individuo entregado al libertinaje,

necio, brutal, voluptuoso, todo solo por la conformación de su garganta, mientras que, de

Alcibíades, un vicioso contemporáneo, afirmo que no presentaba ninguna anomalía basándose en

su bien configurado cuello. Se dice que Sócrates replicó que las tendencias naturales son

susceptibles de controlarse por la educación y la virtud, y pronunció la frase: “habla para que te

conozca”.

Exímenes, decía que los que tienen ojos torcidos son puntillosos y agudos en maldad, los

lampiños son de maldad femenina y los jorobados malos y lujuriosos. San Jerónimo, en una de

sus frases menciona que: “la cara es el espejo del alma y los ojos, aun cuando callen, confiesan

los secretos del corazón”.

Giovanni Batista Della Porta (1535-1616), italiano miembro de una famosa familia de

artistas, un hombre acostumbrado a modelar el barro y el mármol, llegó a desarrollar una técnica

de observación de la fisionomía de sus modelos, por lo que es considerado el primero en intentar

sistematizar la fisionomía. Señala la interdependencia del cuerpo y del alma en su Fisiognómica


(1856), además de ciertos caracteres somáticos de índole criminal que pueden apreciarse, en

formas de anomalía, en la cabeza, la frente, las orejas, la nariz, los dientes y la medida de la

braza con respecto a la estatura; estudió las relaciones entre criminalidad y locura, por la

semejanza de locura entre el epiléptico, el iracundo y el ladrón, siguiendo la antigua tradición

destacó el valor de la expresión de los ojos, y la psicología de la risa y el llanto. Lo más

interesante de todo es que llegó a estas conclusiones visitando cárceles y observando autopsias

de asesinados y de criminales ajusticiados.

Jerónimo Cortés realizó un gran estudio sobre la relación que guardan las diferentes

partes del cuerpo y la forma de ser del individuo: “Los hombres de estatura larga y bien derecha

y más flaca que gorda, suelen ser atrevidos, crueles, de grande ira y presunción; los gruesos y

altos, porfiados, ingratos y prudentes; de corta estatura, sospechosos y de mucha ira…” etc.

La Fisiognomía aportó la identificación criminológica, iniciada en toda forma por

Bertillón; el retrato hablado es uno de los instrumentos más efectivos en la aclaración de los

crímenes, además, parte de bases fisiognómicas.

La Frenología

Introducción.

Trabajando principalmente alrededor del cerebro trató de encontrar la sede física de las

funciones psicológicas, a lo que consideró un agregado de órganos, correspondiendo a cada uno

de ellos una diversa facultad intelectual, instinto o afecto, variando conforme a la magnitud de

estos del mayor o menos desarrollo de la parte cerebral correspondiente.

Erasístrato propuso que el alma está en el cerebro y el bulbo, y que las circunvoluciones

cerebrales influyen sobre el desarrollo intelectual, esto por las comparaciones entre los animales
y el hombre. El profesor Magnus Hundt, en su Antropologium (Leipzig, 1501), señala que la

localización del sentido común, la imaginación y la memoria, se encuentra en los lóbulos

frontales, el cerebro medio, el cerebelo y los cuatro correspondientes ventrículos.

François Joseph Gall.

Gall (1758-1828) nació en Tiefennbronn, Bade, era hijo de un pequeño comerciante

italiano, de verdadero apellido Gallo, y estudió medicina en Strasbourg, Francia (1777), creó la

Frenología y fue su principal representante y divulgador. Francisco I, personalmente, le prohíbe

enseñar en Viena (1801), por lo que en 1805, con su discípulo Spurzheim, realizó un viaje

triunfal por Alemania exponiendo su teoría y haciéndose de muchos adeptos; en 1807 se dirigió

a París y obtuvo su nacionalidad Francesa, en 1808 hace su primera publicación sobre el sistema

nervioso, con poco eco, pero en 1810, en cuatro volúmenes, aparece su “Anatomía y Fisiología

del Sistema Nervioso en General y del Cerebro en Particular con Observaciones sobre la

Posibilidad de Reconocer Múltiples Disposiciones Intelectuales del Hombre y los Animales por

la Configuración de Sus Cabezas”.

Su teoría se basa en:

1. El contenido se moldea por el continente, el cerebro tiene la forma que le da el

cráneo, se puede conocer el contenido por el continente. Observando las

características del cráneo se puede saber las cualidades y el carácter del

examinado.

2. Hay regiones claramente identificadas en el cerebro, se elaboran a partir de ahí

“mapas cerebrales”, dando una región a cada “facultad”.


3. Del estudio de cabezas de condenados a muerte (musée del’ homme) los

frenólogos dedujeron que los criminales tienen extraordinariamente desarrollados

los centros del instinto de defensa, el coraje y la tendencia a reñir (agresividad),

situados atrás de las orejas, y los centros del sentido carnicero, la tendencia a

matar, situados arriba y al frente de la oreja.

Para Gall un desarrollo parcial del cerebro, no contrarrestado, puede ser la causa del

crimen, este desarrollo produce un exceso de determinado sentimiento que lleva al crimen, así, el

robo es resultado de un exceso del sentimiento de propiedad; las lesiones y el homicidio por un

exceso del sentimiento de defensa; los sentimiento sexuales por un exceso del sentimiento

reproductivo, etc.

Mariano Cubí y Soler.

Nació en 1801 y falleció en 1875, frenólogo destacado e importante precursor de la

Criminología, señala como principios básicos de la Frenología:

1. Las facultades o potencias del alma son innatas, esto es, nacen con ellas.

2. El cerebro es, en este mundo, el órgano del alma o mente.

3. El cerebro es múltiple, esto es, el alma manifiesta varias facultades, que ejercita

por medio de otros tantos correspondientes órganos cerebrales.

4. El tamaño de un órgano cerebral siendo todo lo demás igual, es una medida

positiva de su potencial mental.


5. El tamaño y forma del cerebro se distinguen por el tamaño y forma de la

superficie externa del cráneo o cabeza.

6. Toda facultad del alma tiene su lenguaje especial; esto es, todo órgano cerebral,

cuando se haya predominantemente activo, produce un movimiento, expresión,

gesto o actitud, que se llama su lenguaje especial o natural.

El frenólogo español llego a desarrollar 30 años antes de Lombroso la teoría del criminal

nato, él consideraba que la Frenología es de gran valor porque “reconoce a estos hombres antes

de cometer sus estafas, latrocinios y asesinatos”.

Otros Frenólogos.

Lauvergne (1797-1859), médico de los forzados de las prisiones de Tolón, hizo

estudios sobre criminales y expuso que en las configuraciones cerebrales se encuentra el

secreto de la conducta humana, ideas muy interesantes y semejantes a las de Gall.

Describió un tipo peculiar de delincuente, originario de las montañas y países escondidos,

y que “tiene protuberancias acusadas y una facies especial marcada con el sello del

instinto brutal e impasible. Sus cabezas son grandes y acabadas en punta; notables

protuberancias laterales y, haciéndoles compañía, enormes mandíbulas y músculos

masticadores siempre en constante acción”.

Voisin (1837) habla de defectos cerebrales en delincuentes; Carus (1840) relata

anomalías en las formas crónicas de delincuentes, que los privan de razón y voluntad;

Casper (1854) los define como sujetos de extraña fisonomía, con ojos fríos y fieros;

Giuseppe, italiano, director del manicomio de Pesaro y de Roma, es el principal


representante de la frenología italiana. Los frenólogos buscaban , en especial los que eran

médicos de prisioneros, algún punto del cerebro donde se localizara la criminalidad, y

aunque actualmente se considera que ese punto no existe, o al menos no ha sido

descubierto, la lesión de ciertas regiones cerebrales pueden provocar que la persona

adopte conductas delictivas.

También podría gustarte