Está en la página 1de 11

LA ÉTICA, LA EDUCACIÓN AMBIENTAL Y EL DESARROLLO SOSTENIBLE

Autor: M. Sc. Juan Manuel Rosales Yero. (1)


(1) Profesor auxiliar. Subdirector de Investigación y postgrado y Coordinador de Educación
Técnica y Profesional e Informática en la Filial Universitaria de Ciencias Pedagógicas
jmrosaye@ucp.lt.rimed.cu
RESUMEN
La Educación Ambiental como proceso es de significativa importancia para la existencia de
la vida en la Tierra y por tales razones es necesario aprovechar la Ciencia, la Técnica y la
Tecnología en dicho proceso. A tales efectos se hacen valoraciones como un problema
social de las ciencias la educación ambiental de las presentes y futuras generaciones de
cubanos, y de todos los hombres, de no lograrse el proceso sin absolutizar es muy difícil
logara un desarrollo sostenible, y de este no ocurrir se diría que la existencia de la vida no
posible. La ciencia, la técnica y la tecnología en función de la solución de problemas sociales
y como proceso de contribución del hombre en sí, es una necesidad para el fin de la
humanidad.
PALABRAS CLAVES
Educación Ambiental, La Ciencia, la Técnica y la Tecnología, Desarrollo sostenible,
Existencia de la vida en la Tierra, Problemas sociales
ABSTRACT
Environmental education as a process is of significant importance to the existence of life on
Earth and for these reasons it is necessary to take advantage of the Science, Technology and
Technology in the process. To this end valuations as a social problem of science become
environmental education of present and future generations of Cubans, and all men, the
process will not be achieved without absolutise is very difficult logara sustainable
development, and this not occur would say that the existence of life impossible. Science, art
and technology based on the solution of social problems and process contribution as the man
himself, is a must for the end of humanity.
KEYWORDS
Environmental Education, Scientific, Technical and Technology, sustainable development ,
Existence of life on Earth, social Problems
INTRODUCCIÓN
“Una especie biológica está a punto de extinguirse; el hombre. Extíngase el hambre, no el
hombre” Fidel Castro Ruz. (1992)
El siempre invencible comandante en jefe Fidel Castro Ruz con estas palabras expresó que
como resultado del acelerado deterioro del medio ambiente, la especie humana se podrá
extinguir, razón por la que la educación desempeña un papel fundamental en la preparación
de las presentes y futuras generaciones para educar en la protección del medio ambiente.
Los problemas que afectan al medio ambiente en la actualidad se hacen cada vez más
intensos y provocan una alta preocupación, por lo que deben adoptarse con inmediatez
nuevos enfoques, acciones y estrategias, encaminadas a su solución. Por tanto la protección
del medio ambiente es prioridad y necesidad, con el fin de garantizar el desarrollo económico
y social, la salud y la supervivencia de todas las especies en el planeta.
En Cuba, la protección de medio ambiente y la labor de la Educación Ambiental constituyen
una prioridad del Estado y como tal se recoge en la Constitución de la República de Cuba en
la cual el artículo 27 plantea: “El estado protege el medio ambiente y los recursos naturales
del país. Reconoce su estrecha vinculación con el desarrollo social sostenido para ser más
racional la vida humana y asegurar la supervivencia, el bienestar y la seguridad de las
generaciones actuales y futuras [...] Corresponde a los órganos competentes aplicar esta
política.4 En otros documentos que rigen el desarrollo político, económico y social de la
1
nación se refleja esta prioridad, por ejemplo: programas del PCC, legislación y Programas del
Medio Ambiente y Desarrollo.
Entre los proyectos asociados a programas nacionales de investigación se encuentra el
denominado: Problemas actuales del sistema educativo cubano. Perspectivas de desarrollo.
En los lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución,
específicamente en el 137 se expresa “Continuar fomentando el desarrollo de
investigaciones sociales y humanísticas sobre los asuntos prioritarios de la vida de la
sociedad, así como perfeccionando los métodos de introducción de sus resultados en la toma
de decisiones a los diferentes niveles” y en el lineamiento 145 “Continuar avanzando en la
elevación de la calidad y rigor del proceso docente educativo, jerarquizar la superación
permanente, el enaltecimiento y atención del personal docente, y el papel de la familia en la
educación de niños y jóvenes. Lograr una mejor utilización y aprovechamiento de la fuerza
de trabajo y de las capacidades existentes” el Programa propuesto tiene el propósito de
resolver los problemas considerados priorizados en la educación de los niños y jóvenes, los
que deben gestionarse por todas las entidades de la sociedad cubana que tienen relación
directa o indirecta en las problemáticas identificadas.
En el campo de la investigación pedagógica en materia de Educación Ambiental en Cuba se
destacan los trabajos de Eduardo Torres Consuegra Margarita Mc Pherson Sayú 1997,
(1996) Adaris Parada Ulloa.2007, Ismael Santos Abreu. (1997), C. Rosa Rodríguez Gómez
(2011) los cuales han considerado que el enfoque interdisciplinario y la extensión de la
Educación Ambiental, se destacan otros aportes en este campo como: Ricardo Berríz Valle
(1991), quien aborda aspectos relacionados con la introducción de la dimensión ambiental en
el currículo escolar, Oreste Valdés Valdés (1996), enriquecieron fundamentos teóricos para
el desarrollo de la dimensión ambiental en los currículos para la Educación Primaria.
Rogelio Díaz Castillo (1998) los que han abordado fundamentos teóricos, referidos a la
introducción de la dimensión ambiental a partir de las particularidades de la Secundaria
Básica, así como otras investigaciones como la de: Gonzalo González Hernández (2006),
Mayelín Cruz Cruz (2009) que aborda actividades para fortalecer la Educación Ambiental en
los estudiantes de secundaria básica.
Por lo que se identifica como Problema el que se manifiesta en la insuficiente educación
ambiental lograda en el hombre en la sociedad y como ser social en la utilización de los
recursos naturales, las necesidades y el desarrollo sostenible en la Tierra, en relación con un
deterioro del Medio Ambiente que obligatoriamente hay que detener.
Por lo que se planifica como Objetivo: la búsqueda desde la teoría de la lógica en el uso de
la Ciencia, la técnica y las tecnologías en función del logro de solucionar la contradicción
entre la insuficiente educación ambiental lograda en el hombre en la sociedad y como ser
social en la utilización de los recursos naturales, las necesidades y el desarrollo sostenible en
la Tierra, en relación con un deterioro del Medio Ambiente
DESARROLLO
En Cuba existen normas jurídicas vigentes, dirigida a la conservación del medio ambiente
entre ellas se encuentran:
_Ley # 81 del Medio Ambiente, del 11 de julio de 1997, tiene como objetivo establecer
principios que rigen la política ambiental dirigida a proteger el medio ambiente y contribuir al
logro de un desarrollo sostenible.
_Resolución # 111 del CITMA, del 14 de octubre de 1996. Regulaciones sobre la diversidad
biológicas.
_ Ley # 85 ley Forestal, del 17 de septiembre de 1998. Incrementa la repoblación forestal.

2
_Ley # 201 del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, del 23 de diciembre de1999.
Tiene como objetivo establecer el régimen legal relativo al Sistema de Áreas Protegidas.
_Ley # 212. Gestión de la zona costera. Establece la protección y uso sostenible de la zona
costera y su zona de protección.
El gobierno y el estado en Cuba toman medidas para contribuir a la protección del medio
ambiente y los recursos naturales entre ellos se pueden citar:
_La repoblación forestal incrementa la siembra de árboles en la avenida de las ciudades para
enriquecer la atmósfera de oxígeno, donde involucra, las instituciones económicas y los
centros educacionales
_La recuperación de grandes cantidades de suelos, acondicionando terrenos donde la
explotación minera ha cesado.
_La creación de plantas de tratamientos residuales de filtros en las chimeneas de las
industrias para contribuir al vertiginoso adelanto de la ciencia y la técnica, que no dañen el
equilibrio de la naturaleza.
Forma parte de la ética del hombre como ser social respetar las leyes que rigen el desarrollo
de la naturaleza y por tanto de la sociedad.
La ciencia (del latín scientĭa 'conocimiento') es el conjunto de conocimientos
sistemáticamente estructurados, y susceptibles de ser articulados unos con otros. La ciencia
surge de la obtención del conocimiento mediante la observación de patrones regulares, de
razonamientos y de experimentación en ámbitos específicos, a partir de los cuales se
generan preguntas, se construyen hipótesis, se deducen principios y se elaboran leyes
generales y sistemas metódicamente organizados. Surge como resultado del origen del
pensamiento empírico, el que transita al pensamiento especulativo y luego se transforma en
el pensamiento teórico.
Ciencia según Álvarez de Zayas. C. M. en Metodología de la Investigación Científica: es el
resultado de la elaboración intelectual de los hombres, que resume el conocimiento de estos
sobre el mundo circundante, que les rodea y surge en la actividad conjunta de los individuos
en la sociedad. Por lo que la ciencia solo existe como actividad social.
Marx, Kröber (1986) expresa “entendemos la ciencia no sólo como un sistema de conceptos,
proposiciones, teorías, hipótesis, etc., sino también, simultáneamente, como una forma
específica de la actividad social dirigida a la producción, distribución y aplicación de los
conocimientos acerca de las leyes objetivas de la naturaleza y la sociedad. Citado por Nuñez
Jover en Ciencia, Tecnología y Sociedad.
Según Jorge Nuñez Jover en Ciencia, Tecnología y Sociedad es: sistema de conocimientos
que modifica nuestra visión del mundo real y enriquece nuestro imaginario y nuestra cultura;
se le puede comprender como proceso de investigación que permite obtener nuevos
conocimientos, los que a su vez ofrecen posibilidades nuevas de manipulación de los
fenómenos; es posible atender a sus impactos prácticos y productivos, caracterizándola
como fuerza productiva que propicia la transformación del mundo y es fuente de riqueza; la
ciencia también se nos presenta como una profesión debidamente institucionalizada
portadora de su propia cultura y con funciones sociales bien identificadas.
La ciencia consolidada se constituye como tal, superada la fase de investigación, cuando
adquiere la consideración de «saber validamente justificado por la comunidad científica
correspondiente» y suele considerarse así a través de las publicaciones especializadas. Es
entonces cuando pasa a una fase de enseñanza en los Centros de formación y de
divulgación adquiriendo toda su eficacia cultural y social.
Suelen considerarse como rasgos generales y distintivos del saber científico frente a otros
saberes:

3
_Utilizar diferentes métodos y técnicas para la adquisición y organización de conocimientos
sobre la estructura de un conjunto de hechos suficientemente objetivos y accesibles a varios
observadores.
_Tener establecidos criterios previos de verdad y una corrección permanente.
_Criterios aceptados por la comunidad científica.
_Procurar la generación de más conocimiento objetivo en forma de predicciones concretas,
cuantitativas y comprobables referidas a hechos observables pasados, presentes y futuros
respecto a algún sistema concreto.
_Procurar la puesta en práctica de los conocimientos en sus aplicaciones tecnológicas,
mediante los peritos o expertos.
_Procurar la divulgación de las investigaciones, por publicaciones especializadas y Centros
de Enseñanza, fundamentalmente en las Universidades.
La ciencia es un elemento fundamental en la construcción de la civilización humana tomada
en su conjunto. Las teorías científicas, al fin y al cabo, responden a las necesidades de los
hombres y su evolución responde a la evolución que el hombre ha seguido en su concepción
del mundo y la valoración de los hechos de la vida. No surge por la inspiración de unos
«sabios» o «eruditos» de forma espontánea. Los primeros pasos son cuestiones prácticas
que resuelven situaciones comunes de la vida diaria, sobre cuyos resultados exitosos se
establece un procedimiento fijo de actuación, protocolo al que, convertido en reglas fijas, se
le acaban encontrando las razones de su éxito en la teoría científica que lo confirma como
verdad que puede ser transmitida a otros Actualmente se incluyen en este proceso
conocimientos que durante muchos siglos han sido considerados al margen de la ciencia,
pero que tienen una importancia cultural tan grande como la propia ciencia como la
antropología actual pone de manifiesto: El cocinar los alimentos, el calzado, los tejidos y la
costura, el bordado y la confección del vestido, por ejemplo. En otras palabras, la ciencia es
un producto cultural. Es la cultura la que la hace posible y la sustenta; el suelo en el que
encuentra su alimento, las preguntas (teorías) que se plantea, las respuestas que encuentra
y los problemas que resuelve.
Como se ha analizado antes, la idea de técnica está asociada habitualmente al hacer, al
conjunto de procedimientos operativos útiles desde el punto de vista práctico para
determinados fines. En una forma muy primaria y elemental, asociamos ciencia al conocer y
técnica al hacer, de lo que se infiere que entre ciencia y técnica existe una ineludible unidad
dialéctica.
Según Quintanilla (1991) el concepto de técnica se usa también en un sentido muy amplio, de
forma que incluye tanto actividades productivas, artesanales o industriales como actividades
artísticas o incluso estrictamente intelectuales, como la técnica para hallar la raíz cuadrada.
(p.33).
Sábato y Mackenzie (1982) definen tecnología a partir de la noción de “paquete” el cual
subraya el carácter de sistema de los conocimientos que conforman la tecnología.
“Tecnología es un paquete de conocimientos organizados de distintas clases (científico,
técnico, empírico) provenientes de distintas fuentes (ciencias, otras tecnologías) a través de
métodos diferentes (investigación, adaptación, desarrollo, copia, espionaje, etc.” (p.30).
Sin la ciencia no existe la técnica y mucho menos la tecnología, siendo todas de impacto
social, de lo que se puede valorar que sólo existen en la actividad social de los hombres.
Razones por las que se precisa existen nexos entre ciencia, técnica, tecnología y sociedad.
La unidad del saber ha sido siempre uno de los ideales más tenazmente perseguidos por el
pensamiento humano. Muchos filósofos han llegado a sostener que «conocer» significa
«reducir a unidad»; consiguientemente, la forma más alta de conocimiento del mundo no
podía consistir, según estos filósofos, más que en la inserción de todos los fenómenos en un
4
solo sistema. Y este sistema sería tanto más perfecto cuanto menor resultara el número de
los principios necesarios para su fundamentación. La aspiración suprema consistía, pues, en
encerrar el mundo entero en un cuadro sistemático basado en un solo principio, aunque el
cuadro mismo resultara sumamente complejo y dotado de las más diversas articulaciones.
Las primeras clasificaciones se remontan a Aristóteles que considera tres categorías del
saber:
_Teoría: que busca la verdad de las ideas, como formas y como sustancias. Este saber está
constituido por las ciencias cuyo conocimiento está basado en el saber por el saber:
Matemáticas, Física y Teología.
_Praxis: O saber práctico encaminado al logro de un saber para guiar la conducta hacia una
acción propiamente humana en cuanto racional: lo formaban la Ética, la Política, la
Económica y la Retórica.
_Poiesis: o saber creador, saber poético, basado en la transformación técnica. Lo que hoy
día englobaríamos en la creación artística, artesanía y la producción de bienes materiales.
Según el epistemólogo alemán Rudolf Carnap (1955)
Ciencias formales: Estudian las formas válidas de inferencia: lógica - matemática. No tienen
contenido concreto; es un contenido formal, en contraposición al resto de las ciencias
fácticas o empíricas.
Ciencias naturales: Son aquellas disciplinas científicas que tienen por objeto el estudio de la
naturaleza: astronomía, biología, física, geología, química, geografía física y otras.
Ciencias sociales: Son aquellas disciplinas que se ocupan de los aspectos del ser humano —
cultura y sociedad—. El método depende particularmente de cada disciplina: administración,
antropología, ciencia política, demografía, economía, derecho, historia, psicología,
sociología, geografía humana, trabajo social y otras.
Mario Bunge (1972) considera el criterio de clasificación de la ciencia en función del enfoque
que se da al conocimiento científico: por un lado, el estudio de los procesos naturales o
sociales (el estudio de los hechos) y, por el otro, el estudio de procesos puramente lógicos (el
estudio de las formas generales del pensar humano racional), es decir, postuló la existencia
de una ciencia factual (o ciencia fáctica) y una ciencia formal.
Las ciencias actuales se encargan de estudiar hechos auxiliándose de la observación y la
experimentación. La física, la psicología y la sociología son ciencias actuales porque se
refieren a hechos que se supone ocurren en la realidad y, por consiguiente, tienen que apelar
al examen de la evidencia científica empírica.
El objeto de estudio de la ciencia formal no son las cosas ni los procesos, sino las relaciones
abstractas entre signos, es decir, se estudian sus relaciones sintácticas y sus posibles
inferencias. Son ciencias formales la lógica y las matemáticas.
La ciencia experimental se ocupa del estudio del mundo natural. Por mundo natural se ha de
entender todo lo que pueda ser supuesto, detectado o medido a partir de la experiencia. En
su trabajo de investigación, los científicos se ajustan a un cierto método, un método científico
general y un método específico al campo concreto y a los medios de investigación.
Para fines de comprensión, puede decirse que la llamada «ciencia aplicada» consiste en la
aplicación del conocimiento científico teórico (la llamada ciencia «básica» o «teórica») a las
necesidades humanas y al desarrollo tecnológico. Es por eso que es muy común encontrar,
como término, la expresión «ciencia y tecnología»: dos aspectos inseparables, en la vida
real, de una misma actividad.
Las ciencias formales, en cambio, crean su propio objeto de estudio; su método de trabajo es
puro juego de la lógica, en cuanto formas del pensar racional humano, en sus variantes: la
lógica y las matemáticas.

5
La contaminación es la alteración nociva del estado natural de un medio como consecuencia
de la introducción de un agente totalmente ajeno a ese medio (contaminante), causando
inestabilidad, desorden, daño o malestar en un ecosistema, en un medio físico o en un ser
vivo. El contaminante puede ser una sustancia química, energía (como sonido, calor, o luz), o
incluso genes. A veces el contaminante es una sustancia extraña, o una forma de energía, y
otras veces una sustancia natural.
La contaminación es la alteración nociva del estado natural de un medio como consecuencia
de la introducción de un agente totalmente ajeno a ese medio (contaminante), causando
inestabilidad, desorden, daño o malestar en un ecosistema, en un medio físico o en un ser
vivo. El contaminante puede ser una sustancia química, energía (como sonido, calor, o luz), o
incluso genes. A veces el contaminante es una sustancia extraña, o una forma de energía, y
otras veces una sustancia natural.
La contaminación puede afectar a distintos medios o ser de diferentes características. La
siguiente es una lista con los diferentes tipos de contaminación, sus efectos y sus
contaminantes más relevantes que son la contaminación atmosférica, la contaminación
hídrica, la contaminación del suelo, la contaminación por basura, la contaminación radiactiva,
la contaminación genética, la contaminación electromagnética, la contaminación térmica, la
contaminación acústica, contaminación visual y la contaminación lumínica.
Para R. Díaz, la Educación Ambiental es el concepto- enlace entre la educación en su
definición más amplia, la protección del medio ambiente y el desarrollo, es la propia
educación integral con todos sus componentes, orientados hacia problemáticas, cuya
verdadera magnitud se ha comenzado a comprender recientemente.
La Estrategia Nacional de Educación Ambiental la concibe como: ‟ una educación para el
desarrollo sostenible que se expresa y se planifica a través de la introducción de la
dimensión ambiental en los procesos educativos… debe estar dirigida a la adquisición y
generación de conocimientos y formación de valores hacia nuevas formas de relación de los
seres humanos con la naturaleza, de estos entre sí y con el resto de la sociedad.”
M. Pherson (1997) la define como: ‟Un proceso educativo permanente, encaminado a
desaparecer la necesidad de universalizar la ética humana e inducir a los individuos a
adoptar actitudes y comportamientos consecuentes en función de asegurar el cuidado y
protección del medio ambiente”.
La definición de educación ambiental ha sido redefinida desde el momento antes
mencionado en diferentes eventos internacionales por personalidades e instituciones.
El investigador Santos Abreu al respecto plantea “la educación ambiental como una
estrategia para el desarrollo que tiene la misión de contribuir a elevar la calidad de vida de
los seres humanos en la medida que alcanza el desarrollo de valores, modos y estilos de
vida más compatibles con la realidad ecológica de cada entorno”.
Su definición fue elaborada por consenso en el Congreso de Moscú, en 1987, como:
proceso permanente en que los individuos y la colectividad cobran conciencia de su medio,
adquieren los conocimientos, los valores, las competencias, la experiencia y la voluntad y
son capaces de actuar individual y colectivamente para resolver los problemas actuales y
futuros del medio ambiente”.
Es criterio de autor que la educación ambiental es “el proceso de preparación de las
presentes y futuras generaciones en el cuidado y protección del medio ambiente, donde el
hombre como ser social es el máximo responsable de con ética, aplicando la ciencia, la
técnica y la tecnología se logre un desarrollo sostenible”. Rosales Yero, Juan Manuel.
(2013): 6
Se trabaja además la Educación Ambiental como un eje transversal. Los ejes transversales
no constituyen nuevas asignaturas, sino que penetran las asignaturas propiamente dichas y
6
el modelo ético que ellos promueven tiene que ser asumido por el conjunto de la institución
educativa y trasmitirlo a la familia para lograr entre todos que cada alumno lo interiorice y lo
haga suyo.
A la escuela cubana actual le corresponde un papel decisivo en el logro de una actitud
responsable ante la protección y cuidado del medio ambiente. Para ello se hace necesario
reflexionar, debatir y compartir con un sentido de pertenencia algunos conceptos y
definiciones que aportan ideas medulares para formar en los alumnos el cuidado, amor y
respeto hacia la naturaleza y sus recursos. Es entonces la escuela como institución social
más importante la encargada de desarrollar alternativas, estrategias, actividades, acciones y
operaciones dirigidas a educar a las presentes y futuras generaciones de cubanos al logro de
una educación dirigida a la protección del Medio Ambiente y los recursos que forman parte
de él, incluyendo al propio hombre.
Los términos desarrollo sostenible, desarrollo perdurable y desarrollo sustentable se aplican
al desarrollo socioeconómico, y su definición se formalizó por primera vez en el documento
conocido como Informe Brundtland (1987). Es a partir de este informe cuando se acotó el
término inglés sustainable development, y de ahí mismo nació la confusión entre si existe o
no diferencia alguna entre los términos desarrollo sostenible y desarrollo sustentable. La
diferencia que existe entre desarrollo sostenible y desarrollo sustentable es la traducción al
español del término inglés: en el caso mexicano se tradujo como desarrollo sostenible y en
otros países de habla hispana como desarrollo sustentable.
En el informe de Brundtland, se define como desarrollo sostenible: satisfacer las necesidades
de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para
atender sus propias necesidades. (Comisión del Desarrollo y Medio Ambiente citado en
Ramírez et al, 2004: 55). (Comisión Brundtland): Nuestro Futuro Común
En términos más generales, las políticas de desarrollo sostenible afectan a tres áreas:
económica, ambiental y social. En apoyo a esto, varios textos de las Naciones Unidas,
incluyendo el Documento Final de la cumbre mundial en el 2005, se refieren a los tres
componentes del desarrollo sostenible, que son el desarrollo económico, el desarrollo social
y la protección del medio ambiente, como "pilares interdependientes que se refuerzan La
puesta en práctica del desarrollo sostenible tiene como fundamento ciertos valores y
principios éticos. La Carta de la Tierra presenta una articulación comprensiva e integral de
los valores y principios relacionados a la sostenibilidad. Este documento, el cual es una
declaración de la ética global para un mundo sostenible, fue desarrollado a partir de un
proceso altamente participativo global, por un período de 10 años, iniciado en la Cumbre de
Río 92, y el cual culminó en el año 2000. La legitimidad de la Carta de la Tierra proviene
precisamente del proceso participativo el cual fue creado, ya que miles de personas y
organizaciones de todo el mundo brindaron su aporte para encontrar esos valores y
principios compartidos que pueden ayudar a las sociedades a ser más sostenibles.
Actualmente existe una creciente red de individuos y organizaciones que utilizan este
documento como instrumento educativo y de incidencia política.
El ámbito del desarrollo sostenible puede dividirse conceptualmente en tres partes:
ecológico, económico y social. Se considera el aspecto social por la relación entre el
bienestar social con el medio ambiente y la bonanza económica. El triple resultado es un
conjunto de indicadores de desempeño de una organización en las tres áreas.
Deben satisfacerse las necesidades de la sociedad como alimentación, ropa, vivienda y
trabajo, pues si la pobreza es habitual, el mundo estará encaminado a catástrofes de varios
tipos, incluidas las ecológicas. Asimismo, el desarrollo y el bienestar social, están limitados
por el nivel tecnológico, los recursos del medio ambiente y la capacidad del medio ambiente
para absorber los efectos de la actividad humana.
7
Ante esta situación, se plantea la posibilidad de mejorar la tecnología y la organización social
de forma que el medio ambiente pueda recuperarse al mismo ritmo que es afectado por la
actividad humana.
El concepto de desarrollo sostenible refleja una creciente conciencia acerca de la
contradicción que puede darse entre desarrollo, primariamente entendido como crecimiento
económico y mejoramiento del nivel material de vida, y las condiciones ecológicas y sociales
para que ese desarrollo pueda perdurar en el tiempo. Esta conciencia de los costos
humanos, naturales y medioambientales del desarrollo y el progreso ha venido a modificar la
actitud de despreocupación o justificación que al respecto imperó durante mucho tiempo. La
idea de un crecimiento económico sin límites y en pos del cual todo podía sacrificarse vino a
ser reemplazada por una conciencia de esos límites y de la importancia de crear condiciones
de largo plazo que hagan posible un bienestar para las actuales generaciones que no se
haga al precio de una amenaza o deterioro de las condiciones de vida futuras de la
humanidad.
La puesta en práctica del desarrollo sostenible tiene como fundamento ciertos valores y
principios éticos. La Carta de la Tierra presenta una articulación comprensiva e integral de
los valores y principios relacionados a la sostenibilidad. Este documento, el cual es una
declaración de la ética global para un mundo sostenible, fue desarrollado a partir de un
proceso altamente participativo global, por un período de 10 años, iniciado en la Cumbre de
Río 92, y el cual culminó en el año 2000. La legitimidad de la Carta de la Tierra proviene
precisamente del proceso participativo el cual fue creado, ya que miles de personas y
organizaciones de todo el mundo brindaron su aporte para encontrar esos valores y
principios compartidos que pueden ayudar a las sociedades a ser más sostenibles.
Actualmente existe una creciente red de individuos y organizaciones que utilizan este
documento como instrumento educativo y de incidencia política.
La Declaración Universal sobre la Diversidad Cultural (UNESCO, 2001) profundiza aún más
en el concepto al afirmar que "... la diversidad cultural es tan necesaria para el género
humano como la diversidad biológica para los organismos vivos"; Se convierte en "una de las
raíces del desarrollo entendido no sólo en términos de crecimiento económico, sino también
como un medio para lograr un balance más satisfactorio intelectual, afectivo, moral y
espiritual". En esta visión, la diversidad cultural es el cuarto ámbito de la política de desarrollo
sostenible; la misma línea conceptual se orienta la organización mundial de ciudades
(Ciudades y Gobiernos Locales Unidos, CGLU) con la Agenda 21 de la cultura.
El "desarrollo verde" generalmente es diferenciado del desarrollo sostenible en que el
desarrollo verde puede ser visto en el sentido de dar prioridad a lo que algunos pueden
considerar "sostenibilidad ambiental" sobre la "sostenibilidad económica y cultural". Sin
embargo, el enfoque del "desarrollo verde" puede pretender objetivos a largo plazo
inalcanzables Por ejemplo, una planta de tratamiento de última tecnología con gastos de
mantenimiento sumamente altos no puede ser sostenible en las regiones del mundo con
menos recursos financieros. Una planta de última tecnología "respetuosa con el medio
ambiente" con altos gastos de operación es menos sostenible que una planta rudimentaria ,
incluso si es más eficaz desde un punto de vista ambiental. Algunas investigaciones parten
de esta definición para argumentar que el medio ambiente es una combinación de naturaleza
y cultura. El sitio "Desarrollo sostenible en un mundo diverso" trabaja en esta dirección
integrando capacidades multidisciplinarias e interpretando la diversidad cultural como un
elemento clave de una nueva estrategia para el desarrollo sostenible.
El objetivo del desarrollo sostenible es definir proyectos viables y reconciliar los aspectos
económico, social, y ambiental de las actividades humanas; "tres pilares" que deben tenerse

8
en cuenta por parte de las comunidades, tanto empresas como personas, elementos en su
mayoría ya logrados.
_Sostenibilidad económica: se da cuando la actividad que se mueve hacia la sostenibilidad
ambiental y social es financieramente posible y rentable.
_Sostenibilidad social: basada en el mantenimiento de la cohesión social y de su habilidad
para trabajar en la persecución de objetivos comunes. Supondría, tomando el ejemplo de una
empresa, tener en cuenta las consecuencias sociales de la actividad de la misma en todos
los niveles: los trabajadores (condiciones de trabajo, nivel salarial, etc.), los proveedores, los
clientes, las comunidades locales y la sociedad en general.
_Sostenibilidad ambiental: compatibilidad entre la actividad considerada y la preservación de
la biodiversidad y de los ecosistemas, evitando la degradación de las funciones fuente y
sumidero. Incluye un análisis de los impactos derivados de la actividad considerada en
términos de flujos, consumo de recursos difícil o lentamente renovables, así como en
términos de generación de residuos y emisiones. Este último pilar es necesario para que los
otros dos sean estables.
La justificación del desarrollo sostenible proviene tanto del hecho de tener unos recursos
naturales limitados (nutrientes en el suelo, agua potable, minerales.), susceptibles de
agotarse, como del hecho de que una creciente actividad económica sin más criterio que el
económico produce, tanto a escala local como planetaria, graves problemas
medioambientales que pueden llegar a ser irreversibles.
Las condiciones para el desarrollo sostenible se evalúan teniendo en cuenta los límites de los
recursos naturales y sugieren tres reglas básicas en relación con los ritmos de desarrollo
sostenibles.
1._Ningún recurso renovable deberá utilizarse a un ritmo superior al de su generación.
2._Ningún contaminante deberá producirse a un ritmo superior al que pueda ser reciclado,
neutralizado o absorbido por el medio ambiente.
3._Ningún recurso no renovable deberá aprovecharse a mayor velocidad de la necesaria
para sustituirlo por un recurso renovable utilizado de manera sostenible
Según algunos autores, estas tres reglas están forzosamente supeditadas a la inexistencia
de un crecimiento demográfico. Se llama desarrollo sostenible aquél desarrollo que es capaz
de satisfacer las necesidades actuales sin comprometer los recursos y posibilidades de las
futuras generaciones. Intuitivamente una actividad sostenible es aquélla que se puede
mantener. Por ejemplo, cortar árboles de un bosque asegurando la repoblación es una
actividad sostenible. Por contra, consumir petróleo no es sostenible con los conocimientos
actuales, ya que no se conoce ningún sistema para crear petróleo a partir de la biomasa. Hoy
sabemos que una buena parte de las actividades humanas no son sostenibles a medio y
largo plazo tal y como hoy están planteadas. Crítica en el uso del término
El término desarrollo sostenible se encuentra en numerosos discursos políticos, pero su
aplicación es muy diversa y en ocasiones perversa. Al respecto desde la ciencia el término
ha tenido sus valoraciones críticas:
Crítica desde el principio de precaución
Algunas ideologías ecologistas más radicales hacen énfasis en las opciones de crecimiento
cero y aplicación estricta del principio de precaución, que consiste en dejar de realizar
determinadas actividades productivas mientras no se demuestre que no son dañinas. Al
respecto es importante valorar que la razón de existir del hombre es la necesidad de tener
alimento, abrigo y protección, elementos necesarios para desarrollar el crecimiento ya sea
demográfico, productivo, cultural o personal.
Críticas decrecentista y ecosocialista

9
Otros ecologistas defienden el decrecimiento económico. Éstos últimos creen que el respeto
al medio ambiente no es posible sin reducir la producción económica, ya que actualmente
estamos por encima de la capacidad de regeneración natural del planeta, tal y como
demuestran las diferentes estimaciones de huella ecológica. Además, también cuestiona la
capacidad del modelo de vida moderno para producir bienestar. El reto estaría en vivir mejor
con menos. En el mismo orden de ideas, el ideólogo del decrecimiento Serge Latouche
crítica el término de desarrollo sostenible, que lo considera simultáneamente oxímoron y
pleonasmo, es decir, o es desarrollo o es sostenible pero no los dos.
El ecosocialismo argumenta que el capitalismo, al estar basado en el crecimiento y la
acumulación constante de bienes incrementando el ritmo de crecimiento, es ecológicamente
insostenible.
Crítica liberal y de la ecología de mercado
Las ideologías liberales hacen énfasis en la posibilidad de compatibilizar el crecimiento
económico con la preservación ambiental mediante el aumento de la productividad (producir
más, consumiendo menos recursos y generando menos residuos) y con la equidad social
para la mejora general de las condiciones de vida (lo que no siempre es inmediato).
Para Terry Anderson, ideólogo de la ecología de mercado, la propuesta del desarrollo
sostenible es un pretexto más para la intervención estatal. Argumenta que gracias a políticas
intervencionistas del Estado y la arrogancia gubernamental no se han dado los cambios
adecuados en cuestiones ambientales.
Crítica del estado estacionario
No obstante, el desarrollo económico no es necesariamente (según autores como Herman
Daly) sinónimo de crecimiento económico ni de desarrollo humano. Aun así, cualquier
medida relativa a las actividades productivas no sólo tiene efectos negativos o positivos (por
ej.: Producción limpia) sobre el medio ambiente y la economía de las empresas, sino que
también influye en el empleo y el tejido social.
Otro elemento importante a tener en cuenta es la contaminación del Medio Ambiente, la que
interfiere en el desarrollo sostenible.
El desarrollo (industrial, agrícola, urbano) genera contaminaciones inmediatas y pospuestas
(por ejemplo, la lluvia ácida y los gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio
climático y a la explotación excesiva de los recursos naturales, o la deforestación de la selva
tropical). Esto provoca una pérdida inestimable de diversidad biológica en términos de
extinción (y por lo tanto irreversibles) de las especies de plantas o animales. Esta evolución
provoca un agotamiento de los combustibles fósiles y de las materias primas que hace
inminente el pico del petróleo y acercarnos al agotamiento de muchos recursos naturales
vitales.
Al problema de la viabilidad se añade un problema de equidad: los pobres son los que más
sufren la crisis ecológica y climática, y se teme que el deseo legítimo de crecimiento en los
países subdesarrollados hacia un estado de prosperidad similar, basado en principios
equivalentes, implique una degradación aún más importante y acelerada por la biosfera. Si
todas las naciones del mundo adoptaran el modo de vida americano (que consume casi la
cuarta parte de los recursos de la Tierra para el 7% de la población) se necesitarían de cinco
a seis planetas como la Tierra para abastecerlas. Y si todos los habitantes del planeta
vivieran con el mismo nivel de vida que la media de Francia, se necesitarían al menos tres
planetas como la Tierra.
Además, los desastres industriales de los últimos treinta años (de Chernóbil, Seveso, Bhopal,
Exxon Valdez, Fukushima.) han llamado la atención a la opinión pública y a asociaciones
como WWF, Amigos de la Tierra o Greenpeace.
CONCLUSIONES
10
_Las categorías ética, ciencia, técnica, tecnología y sociedad constituyen entre sí una unidad
dialéctica como resultado de los nexos que existen entre ellas; de forma tal que al dejar de
existir una de ellas dejarían de existir las demás.
_La ética, la educación ambiental y el desarrollo sostenible son elementos de significativa
importancia para la subsistencia de la humanidad y por tanto el hombre como ser social y
materia viva de mayor importancia está en la obligación de lograrlo.
_La ciencia como resultado de la actividad social del hombre está avalada por las relaciones
económicas, axiológicas y políticas.
_Sí se introducen y generalizan los resultados de la ciencia, la técnica y la tecnología y se
logra el desarrollo de una ética y de la educación ambiental, y entonces el desarrollo
sostenible será una realidad objetiva y persistirá la existencia de la especie Homo sapiens
sapiens.
BIBLIOGRAFÍAS
_ABREU ALFONSO, O. La educación ambiental: una acción de todos. Revista Técnica
Popular. _La Habana, 1990.
_AYNES LEMES DÍAZ. Actividades para fortalecer la educación ambiental en los alumnos de
octavo grado en la secundaria básica. Tesis en opción al título académico de Máster en
Ciencias de la Educación. _Las Tunas, 2009.
_BÁEZ BATISTA, ELILLANIS. Actividades para fortalecer la educación ambiental en los
alumnos de noveno grado. Tesis en opción al título académico de Máster en Ciencias de la
Educación. _Las Tunas, 2009.
_BLANCO GÓMEZ, R. Antecedentes de la educación ambiental institucionalizada.
Manuscrito. Instituto Superior Pedagógico “Pepito Tey”. Material de consulta. _Las Tunas,
1999.
___. La Educación ambiental en la formación de docentes. _La Habana: Ed. Pueblo y
Educación, 2004.
_CASTRO RUZ, F. Discurso pronunciado en Río de Janeiro en la Conferencia de Naciones
Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo. El diálogo de civilizaciones. Oficina de
Publicaciones del Consejo de Estado. _La Habana, 2007.
_CONSEJO DE ESTADO. Ley 81/97 del Medio Ambiente. En La Educación ambiental en la
formación de docentes. _La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 1997.
_NUÑEZ JOVER, JORGE. Ciencia Tecnología y Sociedad. Editorial Ciencias Sociales.
Ciudad de la Habana. Cuba. 2005.

11