Está en la página 1de 8

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE NICARAGUA

UNAN-LEÓN
FACULTAD DE ODONTOLOGÍA

CLÍNICA ADULTO I

Elaborado por:
 María Isabel Mayorga Vargas.
Tutor:
Dra. Eyra Espinoza.
Fecha: 26/11/2020

“A la libertad por la universidad”


Gingivectomia:
La gingivectomia es utilizada como técnica de estética dental para remodelar la
encía y mejorar la apariencia de la sonrisa.
Con este tratamiento de odontología se logra una mayor armonía en los contornos
gingivales.
Dando una forma más agradable a la encía y a la proporción estética del diente.
El sobrecrecimiento gingival que propicia la aparición de infecciones periodontales
o evoluciona hasta un recubrimiento excesivo de los dientes.
Cuando dicho sobrecrecimiento se perpetúa durante un determinado período de
tiempo.
La necesidad de reducir la encía que rodea los dientes, se hace ya sea por
razones estéticas o funcionales.
En este sentido, la gingivectomia es el tratamiento que elimina esa encía en cierto
modo sobrante.
Indicaciones y contraindicaciones:
Aunque la gingivectomia esté indicada para el tratamiento de todo tipo de
sobrecrecimientos gingivales.
Es importante que tengas suficiente encía insertada para realizar este tratamiento
dental.
Esta técnica también puede ser empleada para eliminar bolsas periodontales
supraoseas.
Además es utilizada como técnica de estética dental para remodelar tu encía y
mejorar la apariencia de la sonrisa.
A través de este tratamiento que consiste en corta la encía sobrante, puedes
lograr una mayor armonía en los contornos gingivales de tus dientes.
Eso hace que la sonrisa sea más bonita y estética,
Contraindicaciones de cortar la encía
No se han detectado contraindicaciones específicas para acceder a la
gingivectomia.
Pero si tienes problemas de coagulación o profilaxis antibiótica debes ser
sometido a cuidados especiales.
Por otro lado, la principal contraindicación es estética.
Tienes que ser consciente de las características de los resultados posibles, que no
son, bajo ninguna circunstancia, un milagro de la ciencia.
La retracción gingival puede no ser satisfactoria si la cantidad de encía remanente
es escasa.

Ventajas y desventajas:
Ventajas
Son tratamientos sencillos de realizar. Son las más simples y fáciles de las
técnicas quirúrgicas excisionales de periodoncia.
Sus resultados pueden predecirse fácilmente.
Hay una rápida mejoría estética, aunque no inmediata.
No compromete tejidos y superficies adicionales.
Los objetivos quirúrgicos que se proponen durante el procedimiento se logran
fácilmente.
Desventajas
Si no se tiene el debido cuidado puede existir un alto riesgo de exposición de la
raíz.
Existe un riesgo de que en lugar de corregir los problemas estéticos se agraven.
Aumento de la sensibilidad dental, porque se puede llegar a descubrir el cuello del
diente.
Si se realiza un modelado muy profuso puede descubrirse el hueso alveolar.
Se busca una cicatrización por segunda intención, lo que la hace lenta, dolorosa y
con mayor riesgo de hemorragias. Este se puede disminuir si se utiliza láser o
electrocirugía para realizar el procedimiento y apósitos quirúrgicos para la
cicatrización.
Disminución del tamaño de la encía adherida
Pasos a seguir:
En algunos casos será necesario poner suturas
Se anestesiará en el lugar indicado, generalmente con anestesia infiltrativa o
troncular. Dependiendo de la extensión del procedimiento.
Se verifica la anestesia y se mide la encía que va a ser resecada.
Luego con la ayuda de un bisturí de mano, fresas de diamante, electro-bisturí,
tijeras o láser CO₂ y Nd:YAG., se realiza la recesión de la lesión, patologías
existentes o encía sobrante. Al mismo tiempo puede hacerse el remodelado de la
encía, creando el contorno festoneado propio de las encías sanas, teniendo en
cuenta la formación de las papilas y surcos interdentales.
En algunas ocasiones para terminar, especialmente en casos de cirugías más
extensas, se coloca cemento quirúrgico, así se protege la incisión.
Para finalizar, tu dentista seguro te prescribirá analgésicos y te dará
recomendaciones para que puedas cicatrizar adecuadamente,
Seguramente algunos enjuagues bucales con antibiótico como la clorhexidina y
una dieta blanda también hagan parte de ellas.
Alargamiento de corona:
Indicaciones:
Tomando en consideración los objetivos anteriores, el procedimiento de
alargamiento de corona está indicado de la misma manera en: Funcionales. En
situaciones donde la arquitectura gingival y ósea, ya sea por condiciones naturales
(i.e. erupción pasiva retardada), y/o cualquier otra anomalía que impida el
mantenimiento adecuado del control personal de placa, el alargamiento de corona
estará indicado para proveer y mantener la forma fisiológica de los tejidos
marginales de la encía y periodonto. Protésicas. En situaciones de caries
subgingival, fracturas coronarias y/o radiculares, abrasiones, abfracciones,
retención mecánica, adecuada relación corona raíz, amputación radicular,
hemisección radicular, tunelización, reabsorción dentinaria y otros, la indicación de
alargamiento coronario estará indicada para proveer las condiciones adecuadas
en la restauración dentaria. Estéticas. Con las demandas actuales de la
Odontología restauradora y la información a la que los pacientes tienen acceso, la
demanda del alargamiento de corona como indicación estética ha aumentado en
la práctica periodontal. Entonces, en condiciones como sonrisa gingival,
discrepancia de márgenes y erupción pasiva retardada y/o alterada periodontal y
otras pueden ser resueltas con estos procedimientos.
Contraindicaciones:
La inflamación gingival e infección periodontal deben ser controladas previamente
a la indicación del procedimiento de alargamiento de corona. Sin embargo, a juicio
del clínico, el tratamiento de la infección periodontal puede ser realizado en el
mismo acto quirúrgico, excepción hecha del procedimiento de extrusión forzada.
La proximidad radicular, una inadecuada relación corona raíz y condiciones
podrían comprometer seriamente los objetivos del procedimiento de alargamiento
de corona, imposibilitando el procedimiento.
Ventajas y desventajas:
¿Cuáles son las ventajas del alargamiento de corona?
A diferencia de muchos tratamientos de odontología estética, el alargamiento de
corona solo necesita realizarse una vez y dura para siempre. Además de crear
una sonrisa más amplia y simétrica, puede aportar ciertos beneficios para la salud:
puede reducir el riesgo de sufrir caries dental al exponer una mayor cantidad del
diente al cepillo e hilo dental. Se trata de un tratamiento rápido, ya que suele durar
menos de una hora.

¿Cuáles son las desventajas del alargamiento de corona?


Al tratarse de una cirugía, el precio del alargamiento de corona es bastante más
elevado que el de la mayoría de tratamientos de odontología estética. Asimismo,
el postoperatorio puede comportar hinchazón en las encías e incluso un poco de
dolor. La recuperación puede conllevar de pocos días a varías semanas,
dependiendo de lo extensiva que fuera la cirugía. En los casos más complicados,
se pueden producir infecciones y un poco de sangrado.
Tecnica:
La gingivectomía, ya sea a bisel externo o a bisel interno, y el colgajo desplazado
apical son las técnicas quirúrgicas indicadas en el procedimiento de alargamiento
de corona; la combinación de éstas en el mismo momento quirúrgico es común,
dependiendo de la zona y las características clínicas de los tejidos. La extrusión
forzada es otro de los procedimientos utilizados para cumplir los objetivos del
alargamiento de corona y no es raro combinarlo con los procedimientos
quirúrgicos antes mencionados
Frenectomia:
Indicaciones
La indicación fundamental de cirugía del frenillo labial superior está dada cuando
por su origen, inserción muy baja y grosor provoca lo que se denomina diastema
(o separación) de los incisivos superiores, deformando la arcada dental y
provocando una condición antiestética que exige su resolución.
Un diastema va a provocar además problemas de oclusión dental perfecta. Otra
indicación surge cuando la cercanía de la inserción al margen gingival produzca
una reseción gingival o altere la higiene oral.
Adicionalmente, la presencia de este frenillo exagerado va a imposibilitar el
movimiento adecuado del labio superior al hablar, limitando las pronunciación de
algunos fonemas, con los consecuentes problemas del habla.
En cualquiera de estos casos, está indicada la frenilectomía labial superior.
El frenillo labial inferior muy raramente ocasiona algún tipo de problemas, aún
cuando sea corto y grueso.
Técnica
Se puede realizar utilizando las técnica convencionales (clásica, de Miller,
romboidal, etc.) o las técnicas con láser.
Para la realización de las técnicas convencionales, si el paciente colabora, la
intervención se puede realizar en el consultorio con anestesia local infiltrativa. El
objetivo es la remoción completa, incluida su adherencia al hueso.
La puede realizar el odontólogo debidamente adiestrado en el procedimiento o el
cirujano buco-maxilo-facial.
Se infiltra la anestesia y se espera a que se produzca su efecto. Al momento de
instilarla, puede instilarse conjuntamente adrenalina, que va a provocar
vasoconstricción, reduciendo así el sangrado.

Hay dos posibles intervenciones:

La sección total del frenillo, desde la encía hasta el borde donde se une ésta con
el labio. Se realiza la denominada exéresis romboidal.
La sección parcial, ocupando aproximadamente hasta la mitad de camino entre la
encía y el borde donde ésta se une con el labio. Se realiza la denominada V-Y
plastía o Técnica de Schuchardt.
frenilectomia-labial-superior
Exéresis romboidal del frenillo.
Frenillo lingual o anquiloglosia
De forma normal, el frenillo lingual es una delgada membrana mucosa que une la
base de la lengua con el piso de la boca. Cuando limita los movimientos de la
lengua, y con ellos dificulta el habla, estamos en presencia de un frenillo lingual
corto o anquiloglosia.
Anquiloglosia significa “lengua anclada”, y es un trastorno congénito que tiene
diferentes grados de severidad. Se definen cuatro tipos de frenillos linguales:
Tipo 1: se ancla a la punta de la lengua. Es visible a simple vista y limita tanto la
extensión como la elevación de la lengua.
Tipo 2: se ancla a 2-4 milímetros de la punta de la lengua. Es visible a simple vista
y limita tanto la extensión como la elevación de la lengua pero es menos restrictivo
que el anterior.
Tipo 3: se ancla entre la punta y la mitad de la base de la lengua. Es menos visible
a simple vista y limita la elevación de la lengua, no así la extensión.
Tipo 4: se encuentra bajo la capa de tejido submucoso. No se ve a simple vista y
restringe casi en su totalidad la movilidad de la lengua.
Indicaciones
Si el frenillo impide que el niño humedezca de forma normal el labio inferior con su
lengua, existe una indicación de frenilectomía.
Si limita la lactancia materna en los lactantes menores o limita el lenguaje en los
lactantes mayores y preescolares, hay también indicación de frenilectomía.
Técnica
Puede ser practicada por un pediatra debidamente entrenado en el procedimiento,
un cirujano pediatra, un odontopediatra con entrenamiento en el procedimiento o
un cirujano buco-máxilo-facial.
Dependiendo de la edad del niño, podrá practicarse en el consultorio o ameritará
llevar al menor a quirófano, para garantizar su inmovilidad durante el
procedimiento.
Si se trata de un lactante menor de 6 meses, puede realizarse en el consultorio
con o sin anestesia local (a menor edad, menos necesidad de anestesia). Se
procede a colocar anestésico en spray y se espera a que se produzca su efecto.
Luego, con ayuda de una sonda acanalada se eleva la lengua y con una tijera (de
Mayo), apoyándose sobre el piso de la boca, se produce el corte hasta justo el
borde de unión de la base de la lengua con el piso de la boca.
En niños más grandes, en quienes es más difícil lograr a inmovilización requerida,
el procedimiento se practica en quirófano. Se induce la anestesia (generalmente
inhalatoria) y se procede al corte del frenillo con tijera o electrobisturí.

Éste último tiene la ventaja de coagular al mismo tiempo que corta, por lo que es
preferible el uso de esta técnica en caso de frenillos muy gruesos, pues permite su
sección completa sin que se produzca sangrado posterior.
No se requiere sutura posterior al procedimiento pues si es efectuado
adecuadamente no va a comprometer ninguna vaso sanguíneo importante.
Frenillo peneano o peneal
El frenillo del pene o frenillo del prepucio (o prepucial) es un pliegue de piel que
une la cara posterior del glande con la superficie interior del prepucio. Su función
habitual es ayudar a la retracción del prepucio sobre el glande (ayuda a que el
prepucio lo cubra) cuando el pene está flácido.
Sin embargo, en algunas ocasiones, este frenillo es muy breve o corto y restringe
el movimiento del prepucio, pudiendo incluso ocasionar curvatura exagerada del
pene hacia abajo en erección, lo que es doloroso y dificulta las relaciones
sexuales.
De manera general es un tejido muy delgado que se desgarra espontáneamente
sin provocar más que un leve sangrado y molestia temporal cuando el hombre
inicia su actividad sexual.
Indicaciones
Existen, a saber, dos indicaciones para realizar la frenilectomía peneana.
Cuando el tejido del frenillo es exageradamente corto y grueso, y limita la
retracción del prepucio.
Cuando limita y ocasiona dolor con las relaciones sexuales.
Técnica
Puede ser practicada por un cirujano pediatra, un cirujano general o un urólogo,
dependiendo de cada caso y de la edad del paciente en particular. Puede
realizarse en el consultorio con anestesia local infiltrativa.
Se instila la anestesia y se espera a que produzca su efecto. Se procede a crear
una solución de continuidad entre la porción del frenillo más cercano a la piel y
ésta; una especie de túnel.
Una vez creado este túnel, se liga con suturas reabsorbible tanto la porción
proximal como la distal del frenillo y una vez aseguradas las suturas se corta el
puente de piel que queda entre ambas.
Es un procedimiento sumamente rápido y no debería producir sangrado alguno.
En aquellos casos de frenillos muy gruesos y cortos (que por lo general sangran
abundantemente), se realiza el mismo procedimiento pero en quirófano, bajo
anestesia peridural simple o conductiva.
En estos caso, la sección del frenillo se realiza con electrobisturí para garantizar la
ausencia de sangrado postquirúrgico. En el caso de niños, debe ser realizada
siempre en quirófano, bajo anestesia general, en cuyo caso (previo consentimiento
de los padres) se practica la circuncisión simultánea.

También podría gustarte