Está en la página 1de 2

ESPECIAL I PLENO NACIONAL CIVIL Y PROCESAL CIVIL 2020: LAS CONCLUSIONES PLENARIAS

~~
&procesalcM1 - - - -- - -- - -- - - -- - - - - - --

que deseen participar o concurrir a ella, claro está La (probable) pregunta que nuesllos amgos I ctores
iDEBE ER EMPLAZADOS dependiendo de la naturaleza y estado en el que con- se deben estar ha iendo en est s momentos puede
CON EL MANDAT EJECUTlVO curr:an. El ejecutante primigenio, por el solo hecho de ser lqué modelo Impera en el Perú? La respuesla es
ser quien tuvo la Iniciativa de promover la ejecución, mas que contradictoria. Nos explicamos. SI vemos
LOS ACREEDORE NO EJECUTANTES? no goza del monopolio en la iniciativa procesal, pues el articulo 639 del Código Procesal Civil', dirlamos,
compartirá con los demás acreedores concurrentes sin dudar, que nos encontramos frente a un mOdelo
(salvo aquellos que no tengan Ululo ejecutivo represen-basado en !a "exclusión". Sin embargo, si vemos el
OPINIÓN tativo de la obligación, pues estos por ley solo tienen artículo 726 del Código Procesal CMl2, el cual consll-
SERGIONATAllNO CASASSA CASfflOVA,• derecho al remanente, si lo hubiera) y mucho menos luye una Inspiración del articulo 512 del Codlce di pro-
tendr~preferencia alguna en la distribución del dinero. cedura clvlle, nos encontmfamos !rente a un reme-
En modelos como este. que día propio de un modelo basado
Empezaremos por analizar la primera stu~ del impera, por ejemplo, en ltafia, en la 'Inclusión'. En otras pala-
Los dlas 24 y 25 de noviembre pasado se ,eallzó el
acostumbrado Pleno Jurlsdlcclonal Nacional Clvll pi no. Esta, corno ya adelantam?s, se so:tema ~n existe un remedio procesal para Aotítécnicam nte nuestro bras, antllécnicamente nues-
dos premisas, la primeraen función deque no e'?s- tro Código Procesal Cfvil aloja
y Procesal Civil, en donde se desarrollaron diver- tutelar el derecho al crédito, el Código Proce al Civil aloja
tirla (según afirman) arlfculo alguno en el Código cual llene una tramitación Inci- dos modelos de ejecución y,
sos temas, enlre ellos, el vinculado a si se deben de dos modelos de ejecución por ende, con dos remedios que
Procesal Civil que obligue al ejecutanlc aemplazar a dental y se denominada ' con- y, por ende, con dos reme-
emplazar con el mandato ejecutiw a los acreedores según el Segundo Pleno Jurisdic-
los acreedores no ejec tanlcs. Nosotros no pensa- troversia dist ibullva', en donde,
no eleculanles. dios que según el Segundo cional Distrltal de Lima del año
mo eso, de hecho, consideramos que si existe un la suma recaudada será distri-
Esta Interrogante gozaba de dos posturas: La pr1- artfculo en ese sentido, y nos referimos al segundo Pleno Jurisdiccional Distri- 2015 tienen en esencia, el mismo
buida, en primer lugar, con base
mera ~ n sentido negativo- se justificaba baslca- párrafo del articulo 690 del Código Procesal C1v1I, el tal de Lima d I a110 2015 objetivo.
en el acuerdo de los acreedo-
mente en dos premisas: La primera, al asever~r que mlsmo que liene la siguiente redac ción: res concurrentes, y en donde lo tienen en esencia, el mis-
Sin embargo, y pese a lo antes
no existe artículo en el C6digo Piocesal Civil ue acordado Uene carAcler vincu- mo objetivo. Sin embargo, expuesto, ambos remedios se
(.. ..) Cuando la ejecución pueda aleclar dere-
obligue al eecutante hacer ello (es decir, notiHc~ a lante para el órgano jur sdiccio- y pe e a lo antes expuesto, caracterizan por \Bner una misma
cho de tercero, se debe notificara ~ste con el
los acreedores no ejecutantes con el mandato e¡e- mandato de ejecución. La intervención del ter- nal. A tafia de este acuerdo, se ambos r emedios se carac- naturaleza: "concurso de acree-
cutivo), y la segunda, afirmaba que ex~st~n 'otra_s" cero se sujetará a lo díspueslo en el art!culo aplicara el principio par condflio leri2an por tener una mi • dores", y como tal, tutelan el cré-
garantlas, en el desarrollo del proceso ~meo de eIe-
101 . (.. .) credítorum, dejando a salVo las ma naturaleza: 'concur- dito de los terceros que puedan
cución, que permiten que tomen conoc1mlent~ de 1~ legfHmas causas de prelación y o de acree.dores', y como verse afectados con un even-
existBncla del proceso, como por ejemplo la publi- Este rtículo hace mención que todo aquel ªter- siempreque la intervención tenga tal, tutelan 1 •clito de lo tIJal ejecución en desmedro de
cación de remate". La segunda postura afirma que cero', que pueda verse ' alectado" con laejecución, lugar tempestivamente. es decir, terceros que puedan verse sus Intereses.
sí es necesario notificar a los acreedores no eje- deberá de ser notificado con el mandato ejecutivo. no más allá de la audiencia fijada afectados con una eventual
La pregunta que nos debemos hacer es: lel ter- La premisa por desarrollar, parte
cutantes, pues solo asl se cumple la finalidad del para la autorización de la venta jecación en de medro d del sistema de "purga' de gravá-
artículo 726 del Código Procesal Clv1I.
La ponencia que prevaleció por mayorla fue que
cero puede verse afectado con la ejecución de otro
acreedor, que comparte el mismo ble que ~aran-
o adjudicación. Los intervinien-
tes lard os, solo tendran derecho
sus intereses. » menes que tenemos hoy n dla.
A diferencia del que tenlamos
"los acreedores no ejecutantes si deben ser empla- ttza su cré di.to? Para dar respuesta a esta pnmera al remanente que quede una vez
con et Código de Procedimientos
inquietud, hay que desarrollar dos Ideas. satisfecho el embargante, los acreedoras privilegiados
zados con el mandato ejecutivo porque soto asl se Civiles de 1912, en donde Imperaba el 'principio de
y quienes hayan Intervenido con anterioridad.
cumplirá con la finalidad prevista en el arUculo 726 La primera es recordar el sístema o mod:lo de eje- prioridad en la Inscripción", hoy tenemos en el artículo
del C6dlgo Procesal Clvll. esto es, sa les debe dar cución que Impera en nuestro ordenamiento pro- Por otro lado, en el modelo basado en la "exclusión', el 739 del Cód o Procesal Civil, un sistema en donde se
la oportun dad de decidir si Intervendrán o no en el cesal. Hay que tener en cuenta, que, en Derecho acreedor tiene el derecho de satisfacerse sobre la cosa levantan "todos' tos gravamenes (anteriores y poste-
proceso antes o después de la ejecución forzada, comparado, se conocen dos modelos: ,,uno d~no: en ejecución con exclusión de otros acreedores. En riores al que motivó la ejecución) una vez expedido el
10 cual unicamente se efectuará de forma válida minado de ejecución plurilateral o de Inclusión estos casos, se impone el principio prior In tempore, auto de transferencia. A dífereocla ele su antecesor, no
si es que han conocido la existencia del proceso y, el segundo llamado de ejecución singular o de po/ior In /ure. En estos modelos, seguido, por ejemplo, se respetará los gravámenes anteriores, salvo que los
con la notlf1caci6n del mandato ejecuUvo'. Postura •exclusión' . en España, el remedio procesal correspondiente es el acreed res hu eran concurrido opOl"tunamenle a la
con la e -;:n regla general- nos e contramos de de la erceria Preferenle de Pago. ejecución.
En el modelo de •¡ne usión", la ejecución dineraria
acuerdo, y que deseamos compartir nuestras razo-
eslA conducida en lntenls de lodos los acreedores
nes en las siguientes lineas.

Cuando d s o mis medidas afectan un bien, es ' seguran la p 1cns1 por la que han sido concedidas,
• d Po (USMP) Magíster en Derecho Proces~t por la Pon-
• Ab ado por la Universidad de San M rtm e rru • d I PUCP y CII la USMP atendiendo a la prela.c,ón surgida de to foclia de su ejecución.
t,ficia Universidad Cntótica del Perú (PUCP). Profesor de plos['1d? ~ pr~g~: tu~~; ~artln z & Tones-Cal: 2 Un acreedor no ejecurante que tiene 3fcc1ado el mismo bien, puede intervenir en el pn:,ccs antes de su eie u uln
Miembro del Jnshluto lberoamerlc~no de Derecho Proceso , socia o o , íorzade. Sus derechos dependen de la naturaleza y estado de su crédito. SI su in terve nción es posterior, solo
dcróu Abogados. tiene derecho al rcmnnenle, si lo hubiere.

GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL I N° 90 • DICIEMBRE 2020 • ISSN 2305-32.59 _ _ __ _ _ 111
,c<M " "~-l,~Q . ninEMBRE 2020 • Nº 90 1 GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL
~~
&pocesal cMI - - - - - -- - -- - - - -- - -- -- -- - -- --

Dicho esto, para concluir con la primera idea, y al


margen de la confusión el<istente respecto al modelo
de ejecución que tenemos (aunque dicha confu sión
deberla ser artificial, pues nosotros -por un princi-
pio de coherencia legislativa- conskleramos que tene-
previos al acto de remate, y en un remate electrónico
se publicita por die,: dlas con una anticipación da cinco
dias previos. Con esto, vemos que existiría -da persis-
tir con dicha Idea- una disparidad de armas para los
acreedores no ejecutante para poder concurrir en la
G ACETA
CIVIL
mos un modelo de ejecución singular), concordado
con un sistema de purga de gravámenes que levanta
todo los gravamanes -anteriores y posteriores al que
e¡ecuclón en forma op rtuna, viendo asl comprome-
tido su derecho al crédito. & procesal cMI
SI nos ponemos a imaginar la estructura procedimen- INfO~MACIÓIII ESPECIAUZAOA FARA /\BOGADOS Y JUECES
motiva la e¡ecucl6JJ-- sin respetar el principio de priori-
tal del proceso (único) de ejecución, y lo (en teoria)
dad de la inscripción, salvo que concurran oportuna-
rápido en su procedimiento, vemos que no hay una
mente, exige Imperativamente la necesidad de otorgar
etapa especifica diseñada para publ e r su existencia.
al acreedor no ejecutante la posibilidad de Interve-
SI somos esquemáticos, veremos que como oportu-
nir tempesHvamente a la ejecución a efectos de tute-
nidades tendrlamos: mandato ejecutivo, auto fi nal a
111! su crédito.
convocator1a a remate. Solo el primero de los casos
La segunda Idea, base da la primera postura, radica (mandato ejecuUvo) permite un liempo razonable para
en "relativizar• la necesidad de nolllicar con el man- que el creedor no ejecutante pueda concurrir -con los
dato ejecutivo al acreedor no ejecutante, pues con- requisitos que la ley exige- a la ejecución para hacer
sidera que existen "otras" garantías que permitirían prevalecer su privilegio o preferencia legal y cobrar su
a estos tomar conocimiento de la ejecución, y pone crédito, frente a un sistema de purga que puede aten-
como ejemplo la publicidad de los avisos de convo- tar contra su derecho a cobro.
catoria a remate.
Por estas razones, cele ramos la decisión del pleno,
Empecemos por cuestionar dicha premisa, partiendo pese a que el mismo no resulta vinculante, en aplica-
de que la llnalldad de la publicidad de tos avisos de ción al arllculo 116 de la Ley Orgánica del Poder Judl-
convocatoria aremate no es el de notificar ni a las par- clal, para lndu.cir alos jueces -en respaldo del derecho
tes ni a terceros acreedores de la existencia del pro- de crédito de otros acreedores- a exigir alos eíecutan-
ceso para que concUJran en llacer valer su derecho, tes que precisen la d recclón de los terceros acreedo-
sino que dlcha pubHcldad esti dirigida a los eventuales res que tienen comprometido el mismo bien materia de
"postores· que deseen participar en el acto de remate. ejecución, para notlllcar1os con el mandato ejecutivo,
En efecto, véase que un pensamiento diferente, tendrla con la llnalldad de que estos asuman la carga procesal
en total desventaja a los acreedores no ejecl/tantes, de Incorporarse al proceso de ejecución -(On el reme-
pues en un remate presencial, la publicidad se man- dio procesal que corresponda o ellía- en salvaguarda
tiene por sels dfas con una anUc pación de tres dlas de su crédito.

DERECHO ACTUAL
YORALIDAD CML
Litigación oral y gesti~ de despacho

112 _ _ _ _ __ ISSN 2305-3259 • DICIEMBRE 2020 • N• 90 1 GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL

También podría gustarte