Está en la página 1de 14

UNIVERSIDAD ABIERTA PARA ADULTOS

PARTICIPANTE
Ana Altagracia Abad Bernardo
ID
100035022
ASIGNATURA
Psicopatología I
SECCIÓN
PSG-2630
TAREA III
Psicopatología y procesos psicológicos

FACILITADOR/A
Leonarda Rodríguez

Santo Domingo

República Dominicana

21/8/2021
Introducción

Según el modelo psicodinámico, por citar un ejemplo, los procesos psicológicos


son la principal causa de los desórdenes mentales y de perfil psicosomático.

La perspectiva biomédica aborda los trastornos mentales como cualquier otra


clase de enfermedad, al considerar que las alteraciones psicopatológicas son
generadas por anormalidades biológicas subyacentes (genéticas, bioquímicas
o neurológicas). Por lo tanto, el tratamiento debe estar enfocado a la corrección
de dichas anormalidades de raíz orgánica.
1. Investiga y presenta por escrito un caso sobre del Trastorno
Cognitivo identificando los factores para analizarlo desde la
perspectiva conceptual y los planteamientos desde la
Psicopatología Cognitiva. 

Caso clínico

Mujer de 83 años sin antecedentes familiares de deterioro cognitivo. Nivel


educativo: escolarización muy básica.

No patologías conocidas ni fármacos habituales.

Viuda, tres hijos, dos ya fallecidos. Se solicita valoración por problemática


conductual. Según la paciente vivía con un hijo soltero, que falleció hace tres
años, y desde entonces vivía sola siendo independiente para las tareas
habituales. Refiere que sin saber por qué, un mes antes se presenta su hija en
su casa diciendo que ya no puede vivir sola y que la lleva a una residencia.
Institucionalizada desde hacía un mes, dice encontrarse muy triste porque la
han abandonado allí y que no han vuelto a verla. No refiere ninguna queja
cognitiva ni problemática conductual salvo la tristeza y desesperación por su
situación. Según la hija, en el último año le habían notado una pérdida
progresiva de memoria, aspecto descuidado y desordenado de su domicilio,
comentarios inadecuados, comida ya estropeada. Dice que le han contratado a
tres personas diferentes para que la vayan a ayudar en el aseo, tareas
domésticas, etc., abandonando las tres por maltrato por parte de la paciente.
La hija refiere haberla llevado a vivir con ella pero la situación era insostenible
por demandas constantes de tenerla a su lado, agitación, agresividad verbal y
últimamente física, hasta el punto de decidir institucionalizarla. Refiere visitarla
una vez por semana, recibiendo insultos y quejas por parte de su madre. En la
residencia confirman que la hija ha ido a visitarla y que la paciente presenta
problemas de conducta allí, con insultos y agresividad física al personal. A la
exploración se encuentra consciente y colaboradora. Relata su historia de
forma ordenada y coherente, con fechas correctas, pero a lo largo de la
anamnesis y exploración repite varias veces los mismos hechos como si fuesen
la primera vez que me los cuenta.

Me pide que la saque de allí pues la tienen “secuestrada”. En el MMSE puntúa


27/30 con fallos en un ítem de orientación temporal y dos de memoria diferida;
TAM 34 puntos con su puntuaciones de 10, 4, 11 y 9 puntos; carece de
capacidad de abstracción y no muestra alteraciones en el test del reloj. La
exploración física es anodina. Diagnóstico: deterioro cognitivo leve versus
deterioro cognitivo menor mnésico (dependiendo de la fiabilidad que demos a
la información facilitada por la hija).

Análisis

En el presente caso, parece que el problema reside en la manifiesta oposición


de la paciente a permanecer ingresada en un centro residencial.

El perfil clínico parece claro; paciente con deterioro cognitivo y funcional leve
probablemente afectada por una demencia fronto-temporal con trastorno
conductual. Hay pacientes con DTA en fases iniciales con muy buen estado
cognitivo (memoria reciente, orientación, discurso coherente…) y funcional pero
que sin embargo pueden presentar trastornos conductuales más difíciles de
manejar (todavía tienen habilidades y capacidad para adoptar decisiones
perjudiciales y para agredir física o verbalmente a terceros).

Es habitual que este tipo de pacientes presente ideas delirantes y obsesivas de


agresión, robo, maltrato, etc… focalizando como “enemigo” a su cuidador
principal. Por lo que se expone en el caso, y presumiendo que se trata de
información contrastada, ha tenido varias cuidadoras en domicilio que (por falta
de formación) no han sabido tratar su trastorno conductual adecuadamente, la
hija se ha visto superada por la situación y este perfil clínico lo corrobora el
propio centro residencial en el que permanece actualmente ingresada la
residente. Es decir, toda la información apunta a que la mejor solución pasaba
por no dejar sola y aislada a la paciente para minimizar el riesgo de daños a su
persona y/o bienes. Por el contrario, no parece que se trate de un caso de
abuso por la hija y que esta se ha visto abocada a buscar un recurso alternativo
a los cuidados en domicilio por las circunstancias.

2. Investiga y explica el desarrollo de la psicopatología de la


Percepción y la Imaginación. En especial los diversos tipos
de distorsiones perceptivos o sensoriales.

Anomalías en la percepción de la intensidad de los estímulos

Los trastornos de la percepción y de la imaginación se suelen clasificar en dos


grupos: distorsiones y engaños perceptivos. Las distorsiones solamente son
posibles mediante el concurso de los órganos de los sentidos (muchas veces
se les llama sensoriales), es decir, se producen cuando un estímulo que existe
fuera de nosotros, es percibido de un modo distinto a como cabría esperar
dadas las características formales del propio estímulo.

En este grupo se incluyen las anomalías que se producen en la intensidad con


la que solemos percibir los estímulos. Pueden producirse tanto por exceso
(hiperestesias), como por defecto (hipostesias). La ausencia absoluta de
percepción de la intensidad estimular se denomina anestesia. Una modalidad
especial es la percepción de la intensidad de los estímulos que causan dolor:
en este caso se habla de hiperalgesias vs hipoalgesias, en donde la ausencia
total de percepción de dolor se llama analgesia.

La intensidad con la que percibimos los estímulos no sólo depende del propio
estímulo, sino también de otros factores como el cansancio, habituación, nivel o
intensidad estimular previa… Puede hablarse de un continuo de percepción de
la intensidad de los estímulos que varía como consecuencia de las
características del estímulo a percibir, el contexto el momento en que se
produce la percepción y el sujeto que percibe (receptor).
Pero existen ciertas situaciones en las que podemos hablar de anomalías,
especialmente cuando una persona califica como exagerada o mínima la
intensidad de un estímulo que está al alcance de sus sentidos, a pesar de que
otras personas que se hallan en la misma situación dicen percibirlo con una
intensidad normal. Por tanto, son las características del receptor las que se
hallen aquí alteradas. La anomalía puede tener origen neurológico, o guardar
relación con una alteración transitoria de los órganos sensoriales o puede ser
de origen funcional. En este último caso, la alteración sería claramente de
naturaleza perceptiva, ya que tanto los receptores neurales como los
sensoriales funcionan correctamente.

Así, la intensidad de las percepciones puede verse alterada en trastornos


mentales complejos como las depresiones, y se manifiesta en quejas sobre la
incapacidad para sentir o notar los sabores, olores, sonidos. Otros pueden
presentar hipoacusia, es decir, quejarse de que todos los sonidos que
escuchan son exageradamente altos. Esta alteración también puede aparecer
asociada a un trastorno de ansiedad, a migrañas o en estados tóxicos
(ingestión aguda de alcohol). También en algunas esquizofrenias, en los
estados maníacos y en éxtasis por drogas (hiperestesias visuales: los colores
parecen mucho más intensos).

Anomalías en la percepción de la cualidad

Van asociadas en muchas ocasiones a las anteriores y hacen referencia a


visiones coloreadas, cambios en la percepción del color de los objetos y a la
menor o mayor nitidez de las imágenes. Por lo general están provocadas por el
uso de ciertas drogas como la mezcalina y/o de ciertos medicamentos, así
como por lesiones de naturaleza neurológica. Pero también pueden aparecer
en trastornos mentales como las esquizofrenias o depresiones.

Metamorfoseas: anomalías en la percepción del tamaño y/o forma

Son distorsiones en la percepción visual de la forma (dismorfopsias) y/o del


tamaño (dismegalopsias) de los objetos. Dentro de estas últimas están las
micropsias y las macropsias (o megalopsias), en la que los objetos reales se
perciben, respectivamente, a escalas reducidas (o muy lejanas) o a escalas
aumentadas (o muy cercanas). Cuando estas distorsiones se refieren al propio
cuerpo reciben el nombre de autometamorfopsias. La persona suele ser
consciente de su anomalía, y sus reacciones emocionales varían desde el
agrado al terror y la ira. En la mayoría de los casos las metamorfoseas se
asocian a distorsiones en la percepción de la distancia (ver los pies muchos
más grandes y a una distancia mucho mayor). Estas anomalías se presentan
en una amplia gama de situaciones: desde los trastornos neurológicos hasta
como consecuencias de los efectos de determinadas drogas. Sin embargo son
muy poco frecuentes en los episodios agudos de esquizofrenia y en los
trastornos neuróticos.

Anomalías en la integración perceptiva

Son anomalías poco frecuentes que a veces aparecen en los estados


orgánicos y en la esquizofrenia. El paciente parece incapaz de establecer los
nexos existentes entre dos o más percepciones procedentes de modalidades
sensoriales diferentes.

Anomalías en la estructuración de estímulos ambiguos: las ilusiones

La ilusión es una percepción equivocada de un objeto concreto. Desde una


perspectiva psicológica clásica, las ilusiones son el resultado de la tendencia
de las personas a organizar en un todo significativo, elementos más o menos
aislados entre sí o con respecto a un fondo. Por su parte, la vida cotidiana nos
ofrece ej. De experiencias ilusorias.

Según Hamilton, las ilusiones tienen importancia diagnóstica por 3 motivos:

1. Por su probable asociación con otros signos o síntomas.


2. Porque son indicativas de un estado emocional elevado.
3. Porque pueden alertar al clínico acerca de la existencia de una base
etiológica para la falta de claridad perceptiva.
3. Desarrolla un Glosario descriptivo de definiciones
operacionales sobre conceptos de esta unidad. Este
glosario puede ser desarrollado a través de Mapa
Conceptual, Esquemas, Mapa Mental, Construcción de un
Diccionario con palabras clave de la Asignatura,
Comprensión Lectora.

Alucinación: cosa que se percibe como real siendo imaginaria.

Anamnesis: recopilación de datos sobre el paciente o alumno para poder


reconstruir su historia y situar sus síntomas o problemáticas en la dinámica de
la evolución individual; desde el punto de vista del paciente/alumno, a la traídas
a la memoria de las ideas.

Anormalidad: característica definida en forma subjetiva que se asigna a


aquellas personas que poseen condiciones raras o disfuncionales.

Ansiedad: La ansiedad es un sentimiento de miedo, temor e inquietud. Puede


hacer que sude, se sienta inquieto y tenso, y tener palpitaciones. Puede ser
una reacción normal al estrés.

Bloqueo mental: El bloqueo emocional o mental habitualmente es el resultado


de un trastorno de la ansiedad. Consiste en quedarse en blanco, no poder
pensar con claridad, no ser capaz de tomar decisiones, sentirse 'atascado'.
Como todo trastorno derivado de la ansiedad, puede ser momentáneo o
crónico.

Catarsis: Entre los antiguos griegos, purificación de las pasiones del ánimo
mediante las emociones que provoca la contemplación de una situación
trágica.
Conciencia: La consciencia es el estado de conocimiento de uno mismo y del
entorno por la cual el individuo realiza sus funciones perceptivas, intelectuales,
afectivas y motoras.

Conducta: indica el actuar de un sujeto u animal frente a determinados


estímulos externos o internos. En psicología, la conducta humana refleja todo
lo que hacemos, decimos y pensamos e indica esencialmente una acción.
La conducta deriva del vocablo latín conducta.

Confusional: Es la incapacidad para pensar de manera tan clara y rápida


como uno normalmente lo hace. Usted puede sentirse desorientado y tener
dificultad para prestar atención, recordar y tomar decisiones.

Deterioro cognitivo: El deterioro cognitivo leve es un estadio intermedio entre


el deterioro cognitivo esperado debido al envejecimiento normal y
el deterioro más grave de la demencia. Se caracteriza por problemas de
memoria, lenguaje, pensamiento o juicio.

Delirio: es una alteración seria en las capacidades mentales que genera


pensamientos confusos y una disminución de su conciencia sobre el entorno.
El comienzo del delirio suele ser rápido, en un plazo de horas o algunos días.

Demencia: Es una pérdida de la función cerebral que ocurre a causa de ciertas


enfermedades. Afecta la memoria, el pensamiento, el lenguaje, el juicio y el
comportamiento.

Depresión: es un trastorno emocional que causa un sentimiento de tristeza


constante y una pérdida de interés en realizar diferentes actividades.

Emociones: Las emociones son estados afectivos que experimentamos.


Reacciones subjetiva al ambiente que viene acompañado de cambios
orgánicos -fisiológicos y endocrinos- de origen innato. La experiencia juega un
papel fundamental en la vivencia de cada emoción. Se trata de un estado que
sobreviene, súbita y bruscamente, en forma de crisis más o menos violentas y
más o menos pasajeras.
Enfermedad: Alteración leve o grave del funcionamiento normal de un
organismo o de alguna de sus partes debida a una causa interna o externa.

Esquizofrenia: es un trastorno mental grave por el cual las personas


interpretan la realidad de manera anormal. 

Fobia: Una fobia es un tipo de trastorno de ansiedad. Es un temor fuerte e


irracional de algo que representa poco o ningún peligro real.

Hiperactividad: El comportamiento hiperactivo usualmente se refiere a


actividad constante, tendencia a distraerse fácilmente, impulsividad,
incapacidad para concentrarse, agresividad, y comportamientos similares.

Ilusiones: Se trata de un concepto o una imagen que surge por la imaginación


o a través de un engaño de los sentidos, pero que no tiene verdadera realidad.

Lenguaje: Es el conjunto de señales o signos que sirven para comunicar algo.


Conjunto de sonidos articulados con los cuales el hombre manifiesta
lo que piensa o siente. Capacidad que tenemos los seres humanos para crear
diversas formas de comunicación.

Memoria: es la capacidad mental que posibilita a un sujeto registrar, conservar


y evocar las experiencias (ideas, imágenes, acontecimientos, sentimientos, etc.

Memoria a largo plazo: se puede definir como el mecanismo cerebral que nos
permite codificar y retener una cantidad prácticamente ilimitada de información
durante un periodo largo de tiempo.

Memoria a corto plazo: también conocida como "memoria primaria" o


"memoria activa", es la capacidad para mantener en mente de forma activa una
pequeña cantidad de información, de forma que se encuentre inmediatamente
disponible durante un corto periodo de tiempo.

Mente: se puede definir como el conjunto facultades intelectuales o mentales


de una persona. La mente humana hace referencia al grupo de procesos
psíquicos de carácter cognitivo que engloban funciones como la percepción,
memoria, razonamiento (funciones ejecutivas), etc.
Miedo: es una emoción caracterizada por una intensa sensación desagradable
provocada por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o
incluso pasado.

Pensamiento: es la capacidad que tienen las personas de formar ideas y


representaciones de la realidad en su mente, relacionando unas con otras.

Psicología: Ciencia que estudia los procesos mentales, las sensaciones, las
percepciones y el comportamiento del ser humano, en relación con el medio
ambiente físico y social que lo rodea.

Psicopatología: Estudio de las enfermedades o trastornos mentales, así como


de su naturaleza y sus causas.

Psiquiatra: Parte de la medicina que se ocupa del estudio, el diagnóstico, el


tratamiento y la prevención de las enfermedades mentales de carácter orgánico
y no orgánico.

Salud: Estado en que un ser u organismo vivo no tiene ninguna lesión ni


padece ninguna enfermedad y ejerce con normalidad todas sus funciones.

Salud mental: Es el estado de equilibrio que debe existir entre las personas y
el entorno socio-cultural que los rodea, incluye el bienestar emocional, psíquico
y social e influye en cómo piensa, siente, actúa y reacciona una persona ante
momentos de estrés.

Signo: es perceptible por los sentidos, principalmente por la vista y el oído, que
se usa para mostrar o representar algo: son signos los iconos, los indicios y los
símbolos.

Síndrome: Un síndrome es un conjunto de rasgos o características distintivas


que se presentan juntas. De hecho, ese es el origen de la palabra, del griego
"sin", significa "juntos", y "drome", "aparecen". O sea es una colección de
hallazgos que se tiende a ver en un número de individuos que de otra manera
no están relacionados.
Síntomas: Problema físico o mental que presenta una persona, el cual puede
indicar una enfermedad o afección. Los síntomas no se pueden observar y no
se manifiestan en exámenes médicos. Algunos ejemplos de síntomas son el
dolor de cabeza, el cansancio crónico, las náuseas y el dolor.

Trastorno: Cambio o alteración que se produce en la esencia o las


características permanentes que conforman una cosa o en el desarrollo normal
de un proceso.
Conclusión

Bajo el concepto de trastorno cognitivo se engloban las alteraciones de uno o


varias de las funciones cognitivas para procesar y recordar la información, que
incluyen las áreas de la percepción, la atención, el lenguaje o la memoria. Entre
las alteraciones cognitivas más frecuentes se encuentran el delirio, la amnesia,
la demencia, la enfermedad del Alzheimer, la enfermedad de Parkinson, etc. 

Estos trastornos suelen empezar a manifestarse con dificultades de atención,


concentración y orientación. Cuando el trastorno avanza, también se da una
desestructuración del pensamiento y de la percepción. Otros síndromes
frecuentes de estas patologías son la dificultad al andar y mantener el
equilibrio, la somnolencia, cansancio, cambios en la personalidad e
incapacidad de recordar cosas
Bibliografía

http://psicologia.isipedia.com/segundo/psicopatologia/psicopatologia-parte-
1/06-psicopatologia-de-la-percepcion-y-de-la-imaginacion

https://www.topdoctors.es/diccionario-medico/trastorno-cognitivo

https://www.psicoactiva.com/blog/que-son-las-emociones/

https://www.genome.gov/es/genetics-glossary/Sindrome

http://www.imss.gob.mx/salud-en-linea/salud-mental

También podría gustarte