Está en la página 1de 15

Traducción: Ps. Soledad Sánchez D. (BORRADOR) P. BROMBERG (2006) ▪ AWAKENING THE DREAMER ▪ Cap. 4 (págs.

65-82) ▪ El gorila lo hizo 1


___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Cap. 4 Uno puede ver la reacción del panda hacia el encargado como
una metáfora de un aspecto central de la subjetividad
“El Gorila lo Hizo”: disociativa que todos conocemos: el carácter estrecho de
miras y concreto de cada estado del self como una isla de
Ideas sobre lo Real “verdad” en blanco y negro con respecto a quién es uno en un
y lo Realmente Real1 determinado momento. El sello definitorio de la disociación es
la presencia de un estado mental concreto, con lo cual quiero
decir que hay pensamiento sin pensador(a), o más bien, sin
que el pensador se dé cuenta de que el otro(a)† es un
Historia de un Panda Peludo pensador por derecho propio, con quien es posible compartir
o intercambiar ideas. Por lo tanto, en la medida que existe
Voy a comenzar con la historia de un perro peludo, salvo que disociado de otros estados del self, cada estado del self es
es la historia de un panda peludo. Un panda entra en un bar, necesariamente una isla de concreción (island of
se sienta en la barra y pide una ensalada y una cerveza. El concreteness). “Oye, este soy yo. Qué tanta cosa.” A medida
encargado le sirve y el panda come su almuerzo, saca una que vamos conociendo nuevas y diferentes partes de nuestros
pistola y mata al hombre sentado a su lado en la barra. Luego pacientes, a menudo en forma inesperada, nos vemos
se levanta y se va paseando hacia la salida del bar. El confrontados con variaciones de la respuesta del panda con
encargado, recuperándose del shock de lo que acaba de poca consideración hacia lo que nosotros consideramos como
presenciar, le grita: “Oye, dónde crees que vas. ¡No puedes realidad, y nos encontramos en la posición del encargado de la
entrar aquí, comer tu comida, matar a alguien y después irte historia.
como si nada!” El panda lo mira con la indignación de su
superioridad moral y le contesta: “¡Oye, déjame tranquilo! Por En los primeros tres capítulos dejé bastante en claro que
qué tanto escándalo, si estoy haciendo lo mío. Resulta que soy considero que en el tratamiento analítico la realidad es más
un panda. ¡Respétame!” Y sale del bar. El encargado, todavía un concepto estético que filosófico. En el Capítulo 1 comenté
en shock, busca un diccionario, busca panda, y por supuesto, que creo que un terapeuta disfrutará más el trabajo si intuye
lee: “Mamífero cubierto de pelo, originario de Asia. la “estética de lo incompleto”. En esto sigo a Levenson (1972),
Generalmente blanco y negro. Come brotes y hojas”.* que usaba el concepto de estética “no en el sentido habitual
de belleza y luz, sino más precisamente, significa sensibilidad y
percepción, es decir, sensible a la forma y organización de la

1 †
Se publicó una versión anterior de este artículo en Psychoanalytic Dialogues En inglés muchos términos se utilizan indistintamente para ambos géneros, como
(Diálogos Psicoanalíticos), 2001, 11:385-404. Adaptado con autorización. por ejemplo “thinker” (pensador/pensadora) y “patient” (el o la paciente). Cuando
*
Juego de palabras: “eats shoots and leaves” también se traduce literalmente se usa en esta traducción el género masculino, se refiere a ambos géneros, a no
como “come dispara y se va”. (N. de la T.) ser que se explicite lo contrario. (N. de la T.)
Traducción: Ps. Soledad Sánchez D. (BORRADOR) P. BROMBERG (2006) ▪ AWAKENING THE DREAMER ▪ Cap. 4 (págs. 65-82) ▪ El gorila lo hizo 2
___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

experiencia sensorial más que al contenido y el significado” maravilloso: “The Gorilla Did It” (El Gorila lo Hizo, Hazen,
(pág. 211). Esta perspectiva identifica profundamente mi 1974), sobre un niño pequeño, sus padres, y un amigo que
sensibilidad acerca de la naturaleza de la realidad. Tanto así resulta ser un gorila. Es una historia sobre un niño que tiene la
que, si yo fuera un pintor en vez de un terapeuta, sospecho bendición de tener unos padres que aún con su propia
que sería un impresionista. De manera que, a riesgo de ser “verdad de personas grandes” al frente, son capaces de dejar
dogmático acerca de la realidad, lo que discuto en este que su hijo les ayude a recordar cuan delgada es la línea entre
capítulo es esencialmente la idea de que la realidad viene en lo real y lo realmente real y no lo obligan a tener que
tonalidades de intensidad sentida. La realidad tiene una renunciar a su compañero gorila imaginario para sentirse
gradiente de intensidad. A veces lo que es real para el seguro de seguir teniendo un lugar en los corazones de sus
paciente excluye de tal forma la participación intersubjetiva padres.
del analista que implica lo que en el Capítulo 2 llamé
objetización‡ (objectification) del self y del otro. En otros La historia empieza con “¡Pero mira! Hay comida por todo el
momentos, cuando analista y paciente son capaces de piso y jugo de uva bajo el radiador. . . No me digas a mí que un
alcanzar una comprensión nueva, vital y compartida de una gorila lo hizo todo mientras tú estabas profundamente
parte del paciente que hasta entonces estaba aislada, también dormido. . . Quiero que vuelvas a la cama y pienses sobre lo
comparten la sensación de que esta parte recién conocida es que pasó. Y cuando lo hayas pensado, quiero que vengas y me
“realmente real”. digas qué pasó realmente.” La historia termina en que el
pequeño niño sale y le dice a su mamá que él y su gorila
Confieso que esta distinción se me ocurrió cuando vi el limpiaron todo el desorden, pero que su gorila dijo que
catálogo de una exposición de 1981 en el Museo de Arte de todavía tenía hambre. “¿Puedo llevarle una galleta? ¿Y puedo
San Antonio sobre realismo estadounidense contemporáneo: sacar una para mí también?” La mamá, con una mirada de
“Real, Realmente Real y Súper Real” (“Súper Real” nunca amorosa resignación le da galletas para los dos. De vuelta en
coincidió con mi forma de pensar, pero quién sabe. Puede que su pieza el niño mira a los ojos pícaramente arrepentidos de
algún día coincida). Muchas veces he pensado que podríamos su gorila y dice: “Y realmente trata de ser un buen gorila”. El
usar el mismo título para una conferencia sobre psicoanálisis lector(a) sea niño o adulto cierra el libro sabiendo que tanto el
estadounidense contemporáneo, porque puede que no haya niño como el gorila están a salvo y son amados, y crecerán
muchas otras diferencias entre las teorías modernas del disfrutando su mutua compañía por un largo tiempo.
psicoanálisis sobre las que valga la pena debatir. Pero lo que
realmente hizo de esta distinción una parte permanente de mi Supongamos que el niño tiene otros padres. No padres
vocabulario interno fue la lectura de un libro infantil brutales, ni padres que no pueden tolerar su propia
indefensión ni por un pequeño lapso. Sólo padres comunes y

Una traducción posible sería ser “cosificación”, pero se ha privilegiado la similitud corrientes que piensan que están haciendo “lo correcto” y
con la palabra usada por el autor.
Traducción: Ps. Soledad Sánchez D. (BORRADOR) P. BROMBERG (2006) ▪ AWAKENING THE DREAMER ▪ Cap. 4 (págs. 65-82) ▪ El gorila lo hizo 3
___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

siguen insistiendo en que tienen razón, porque no pueden mente o la de otro es usar el lenguaje de una forma
modular lo que es real para su “ser-gente-grande” que en realidad crea una nueva experiencia, algo que
no estaba ahí antes [pág. 8].
contactándose con otra parte de sí mismos que sabe lo que es
tener un amigo gorila. En estos términos, para esos padres el
En el funcionamiento mental normal una persona puede
gorila pasó a ser “no-yo” hace demasiado tiempo. Por tanto, el
acceder simultáneamente a una variedad de estados del self
niño tendrá que disociar gradualmente su gorila para
separados que pueden involucrarse en un diálogo interno, a
mantener con sus padres el vínculo de apego que define su
pesar de sus perspectivas contrastantes e incluso opuestas
sentido nuclear del self (core sense of self). Pero el gorila no
sobre la realidad personal. Esta capacidad es la que permite a
desaparecerá como si nada. Ninguna parte del self desaparece
los aspectos opuestos del self coexistir en la consciencia como
nunca; hará sentir su presencia de una forma o de otra y se
conflicto intrapsíquico potencialmente solucionable. Esta
sentirá como “no-yo”. Algunas veces esta parte hará sentir su
capacidad es la que permite al paciente y el terapeuta crear,
presencia de formas suficientemente dolorosas como para
lingüísticamente, lo que Mitchell llamaba “nueva experiencia”.
traer a ese niño pequeño a tratamiento, a menudo años
después. Será escoltado a la consulta de un terapeuta por su
En otras palabras, la mayoría de la gente es capaz de
self adulto, que se avergüenza por ambos, el niño y su gorila.
establecer puentes entre la multiplicidad de estados
En ese momento la tarea del terapeuta es tratar de
discontinuos del self, y no queda excluida de la experiencia
restablecer la conexión entre el pequeño niño y su gorila, a
sana de conflicto intrapsíquico y su resolución potencial. Me
pesar de las intensas presiones del paciente ahora adulto para
he referido a esta “estructura normal disociativa de la mente”
mantenerlos separados y para disuadir al terapeuta de tratar
(Bromberg, 1994) como un conjunto de esquemas separados
de traerlos de vuelta de la disociación hasta lo “realmente
más o menos superpuestos que juntos definen quién es uno.
real”.
Cada esquema se organiza en torno a una configuración self-
otro específica que tiene un tono afectivo característico.
Al reflexionar sobre cómo hacer para que el niño pequeño
vuelva a estar en contacto con su “gorila”, no me parece útil
El efecto de la experiencia traumática es que para proteger la
pensar en levantar la “represión”. Pienso que el gorila es
continuidad del self (self-continuity), la persona renuncia a la
accesible a la conciencia, pero no creo que lleguemos a hablar
coherencia entre estados del mismo. Cuando la ilusión de
con él de esta manera. Mitchell (1995) lo expresó así:
unidad es tan peligrosa para la continuidad del self que no es
posible mantener la coherencia, se niega el acceso simultaneo
Comprender los procesos inconscientes en la propia
mente o la de otro no es exponer algo que tiene una a la consciencia a aquella experiencia no coherente con el
existencia tangible, como cuando uno levanta una estado del self que organiza la identidad nuclear (core identity)
piedra y expone los insectos que están debajo. en un momento determinado. La persona se vuelve incapaz de
Comprender los procesos inconscientes en la propia sostener formas de verse a sí misma frente a sus objetos que
Traducción: Ps. Soledad Sánchez D. (BORRADOR) P. BROMBERG (2006) ▪ AWAKENING THE DREAMER ▪ Cap. 4 (págs. 65-82) ▪ El gorila lo hizo 4
___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

resultan conflictivas entre sí dentro de un mismo estado Tradicionalmente se entrenaba a los analistas a escuchar esta
experiencial durante el tiempo suficiente para llegar sentir queja no como el material real del trabajo analítico, sino como
que la sensación de tironeo (subjective pull) entre emociones el medio por que el que podían acceder al material “genuino”
opuestas y auto-percepciones disonantes sería un estado mediante el “análisis” interpretativo de la queja. Michael
mental que puede tomarse como objeto de auto-reflexión. Balint (1968) expresó con elocuencia el error de este enfoque:
Como consecuencia, contenidos inarmónicos de la mente
(efectos, deseos, creencias, etc.) no están inmediatamente Si las quejas, recriminaciones y acusaciones del paciente
disponibles para la auto-observación, y la persona tiende a siguen siendo vagas y no pueden precisarse en algo
específico, casi siempre es posible “analizar” la queja más
vivenciar su experiencia subjetiva inmediata como verdad. allá de su contenido real, e incluso alejarla (analyze it
Cualquier respuesta a su “verdad” que incluya información away) por un tiempo. Sin embargo, a su debido tiempo el
que implique una perspectiva alternativa se vivencia como paciente invariablemente regresa con el mismo tipo de
desconfirmadora y poco empática. queja [pág. 108].

Balint prosigue señalando que cuando un paciente se queja,


El paciente está en un lío. Mientras más riesgo asume, más se
especialmente cuando las quejas parecen ser inmunes a la
arriesga a ser malinterpretado. Emerge la penumbra
interpretación y parecen continuar interminablemente, a
relativamente permanente de una expectativa de que el otro
veces un analista “no puede apreciar la importancia del hecho
se decepcione. En palabras del siglo XIX:
de que el paciente es capaz de quejarse (independientemente
del contenido de la queja), ni las potencialidades terapéuticas
¡Oh, cuán fácil es que las cosas resulten mal!
Un suspiro de más, un beso demasiado largo. inmensas y únicas de una relación médico-paciente que le
Y deviene una niebla y una lluvia que llora, permite a éste llegar a quejarse” (pág. 108).
Y la vida nunca vuelve a ser la misma.
¡Oh, cuán difícil es que las cosas resulten bien!
Es difícil velar en una noche de verano. Transición desde la disociación
Porque el suspiro vendrá y el beso quedará, a la capacidad de conflicto
Y la noche de verano es un día de invierno [págs. 130-
131].
En un tratamiento que promueve el crecimiento se desarrolla
Por supuesto, el analista tendrá su propia vivencia emocional una mayor capacidad de renunciar a la seguridad que provee
de la queja de su paciente sobre “cuán fácil es que las cosas la disociación, y simultáneamente aumenta la capacidad de
resulten mal”, y el significado que le atribuya un analista en soportar y procesar el conflicto interno. Un paciente se hace
particular determinará cómo éste la procesa y la usa con su mentalmente más capaz de jugar y de luchar creativamente
paciente. La escuela de pensamiento de un analista tiene un con una experiencia que antes sólo podía ser puesta en acto
rol significativo en darle forma al significado. (enacted) en el plano interpersonal. En términos del proceso
Traducción: Ps. Soledad Sánchez D. (BORRADOR) P. BROMBERG (2006) ▪ AWAKENING THE DREAMER ▪ Cap. 4 (págs. 65-82) ▪ El gorila lo hizo 5
___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

clínico, se hace más capaz de “hablarte de sí mismo” en un analista a un cambio de roles no previsto entre él y su
proceso intrapsíquico/intersubjetivo de re-simbolización paciente. El analista debe hacerse capaz de reconocer y
cognitiva del self. Esta nueva habilidad conlleva una aceptar este cambio no anunciado en la relación, cambio que
reconexión placentera de la mente con el psique-soma a veces es bienvenido por el paciente con una denuncia,
(Winnicott, 1949a), que usa la presencia del analista como un porque es un giro que con frecuencia es más sorpresivo para
otro confiable que no lo vulnera. Desde detrás del diván, el el analista que para éste. El cambio de roles, sin embargo, no
analista también empieza a sentir que está ocurriendo algo siempre se anuncia mediante la confrontación. Como ilustra la
sutilmente diferente, que abarca la experiencia que tiene primera viñeta clínica que presento más adelante, a veces el
tanto del paciente como de sí mismo(a). Su paciente es más cambio de roles involucra una experiencia en la que el
capaz de usar el placer y la seguridad de lo que Winnicott paciente está asumiendo algunas de las funciones del analista,
(1958) llamó la capacidad de estar solo en presencia de otra y está feliz de hacerlo. Dicho esto, sin importar cualquier
persona: la experiencia de estar solo en presencia de “alguien dificultad vinculada al cambio de roles, disminuye el temor del
disponible, alguien presente, pero presente sin hacer paciente a un “shock” traumático, y en general la sorpresa y la
demandas” (pág. 34). Debido al aumento de esta capacidad, espontaneidad se hacen más presentes y placenteras en el
ahora su paciente está haciendo una parte cada vez mayor del proceso clínico.
trabajo en forma interna más que a través del enactment.
Segundo, ahora el analista debe ser capaz de vivenciar y
Este cambio tiene consecuencias en la forma en que el respetar la necesidad de privacidad de su paciente, y su nueva
analista conduce su participación. Dado que el paciente puede capacidad de hacerse cargo de ésta por su cuenta, sin que el
relacionarse con su analista dentro de una experiencia más analista conceptualice como resistencia la decisión del
coherente del self (selfhood) -en lugar de usar simplemente la paciente de participar menos que antes en la exploración del
relación como un medio para alcanzar la coherencia del self- aquí-y-ahora de su relación (incluyendo la exploración del
surge ahora una nueva demanda hacia el uso que hace el cambio de roles propiamente tal). De un modo ahora más
analista de su propia subjetividad y de su definición de juicio calmado, el analista debe tener un compromiso tan completo
clínico. En primer lugar, dado que el paciente tiene una mayor con el estado inmediato del self de su paciente como antes,
capacidad de procesamiento interno del conflicto y una cuando el compromiso completo implicaba una vívida
disminución concomitante del enactment, la experiencia del interacción aquí-y-ahora entre subjetividades. Si el analista es
aquí y ahora del analista deja de ser una clave tan confiable capaz de sentirse relativamente cómodo actuando en tándem
como antes en relación a lo que está pasando con el paciente. con esta capacidad que se desarrolla silenciosamente en su
El paciente está más auto-contenido (self-contained), y de paciente, el sello de este giro no es que se terminen las
pronto el analista se encuentra “algunos pasos más atrás”. colisiones entre subjetividades, sino más bien -dado que la
Este desarrollo trae consigo la vulnerabilidad del propio experiencia de sí mismo del paciente está menos sujeta a
Traducción: Ps. Soledad Sánchez D. (BORRADOR) P. BROMBERG (2006) ▪ AWAKENING THE DREAMER ▪ Cap. 4 (págs. 65-82) ▪ El gorila lo hizo 6
___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

desorganización por el temido retorno del trauma sin Little, 1951; Tauber, 1954; Levenson, 1972, 1983; Ehrenberg,
procesar- que cuando éstas colisiones ocurran, dicha 1992). Estos analistas tienden a dar una importancia central a
experiencia se organice menos rígidamente en torno a la la auto-revelación de la propia experiencia subjetiva del
“verdad” única de “Oh, cuán fácil es que las cosas resulten mal analista dentro del campo analítico.
y la vida nunca vuelva a ser la misma” (MacDonald, 1858). La
experiencia de que la vida puede volver a ser la misma y que Cada una de estas escuelas de pensamiento representa una
los quiebres relacionales pueden repararse (ver Safran & sensibilidad subjetiva diferente que genera su propia
Muran, 2000) sin perder la continuidad segura del vínculo de “técnica”, dando al analista un lugar internamente válido para
apego comienza a resultar confiable. situarse cuando las subjetividades colisionan (ver Friedman,
1988). Solamente cuando un analista sostiene su postura
La acción terapéutica del psicoanálisis (stance) preferida como algo más que una simple sensibilidad
(Therapeutic Action) personal, es decir como Técnica, con T mayúscula, sólo
entonces él clausura su capacidad de facilitar la
En este contexto, la técnica analítica, independientemente de intersubjetividad, e impide que su paciente lo use de manera
la escuela de pensamiento de la cual se derive, sólo es útil si óptima. El analista debe aceptar que su postura
no se la considera objetivamente “correcta”. Históricamente (independientemente de cuál sea) en algún momento se
los analistas influidos por una sensibilidad británica (por ej., encontrará con una declaración de algún estado del self del
Winnicott, 1949b; Heimann, 1950; Racker, 1953, 1957) o por paciente que señale “Este no soy yo” y “No estás entendiendo
su trabajo con psicopatología severa (por ej. Sullivan, 1954) quién soy y qué necesito”.
han organizado su uso de la contratransferencia y el uso de sí
mismos en torno a la necesidad de seguridad del paciente. Mi planteamiento es que seguir una escuela de pensamiento
Han visto la interacción (como también su propia auto- específica ofrece un marco válido para el tratamiento, pero
revelación) principalmente como una amenaza hacia la que el uso que da el analista a su experiencia subjetiva, por
realidad interna del paciente. Por ejemplo, la British Middle sobre y más allá de sus lealtades teóricas, es el factor crítico
School (Escuela Inglesa Intermedia) pone un gran énfasis en para promover el crecimiento del self (self-growth) de un
que los pacientes son especialmente vulnerables a que su paciente. En su forma más general (y reconozco que es una
analista se torne “peligroso” (Winnicott, 1963) al forzar en sobre-simplificación) mi planteamiento es que el uso de su
ellos conceptos no-yo disociados, que no tienen todavía una propia experiencia subjetiva por parte del analista fomenta un
vinculación transicional (transitional linkage) con su capacidad proceso recíproco, que a su vez favorece que el paciente se
“imaginativa” (ver Rycroft, 1962). En el otro extremo del involucre activamente con los estados mentales de los demás.
continuo hay analistas que enfatizan la importancia de un uso Esta reciprocidad permite al paciente experimentar los
más interactivo, y a veces sistemático, de sí mismos (por ej., estados de su self que están disociados pero están siendo
Traducción: Ps. Soledad Sánchez D. (BORRADOR) P. BROMBERG (2006) ▪ AWAKENING THE DREAMER ▪ Cap. 4 (págs. 65-82) ▪ El gorila lo hizo 7
___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

tomados por la mente de un otro. Lo central del trabajo en que descubrimos es que esta vinculación surge mediante un
ese momento es la negociación entre subjetividades, no la proceso mediante el cual el paciente usa la mente del analista
interpretación. Fonagy y Target (1995) se refieren al menor como un medio para expandir la suya propia. También
énfasis en la interpretación en esta concepción del acto descubrimos que, en muchos pacientes, tal vez en todos, este
terapéutico: proceso implicará llegar a reconocer los propios estados
mentales secuestrados como aspectos legítimos del yo. En
Las interpretaciones pueden seguir siendo útiles, pero otras palabras, el paciente necesita entrar en contacto con sus
ciertamente su función ya no está limitada a reducir “gorilas” tal y como son. En este sentido, lo que yo llamaría un
la represión y abordar percepciones y creencias
distorsionadas. [...] El objetivo es reactivar la gorila no es necesariamente un estado del self travieso como
preocupación del paciente por los estados mentales el del gorila del libro de Hazen; puede ser cualquier estado
propios y los de su objeto. Pensamos que la ayuda mental que haya sido desconfirmado, invalidado o amenazado
evolutiva que ofrece la participación activa del en forma traumática por estar “dejando un desastre” a los
analista en el funcionamiento mental del paciente, y
el proceso recíproco de que el paciente se involucre ojos de un otro significativo con quien el paciente tenía un
activamente en el estado mental del analista, tiene el vínculo primario que definía su sentido nuclear de continuidad
potencial de establecer esta reflexión y permitir como “yo” (core sense of continuity). En la medida que el
gradualmente que el paciente lo haga dentro de su
vínculo de apego, y por tanto la continuidad nuclear del self,
propia mente. [...] El paso crítico puede ser el
establecimiento del sentido de identidad del paciente se pone en riesgo por el “gorila” específico del paciente, ese
mediante la clarificación de su percepción del estado gorila vive su existencia como una experiencia de no-yo.
mental del analista. [...] Al parecer esto puede ofrecer
gradualmente una tercera perspectiva, abriendo un
F. Scott Fitzgerald escribió una vez: “La prueba de una
espacio para pensar entre y acerca del paciente y del
analista [págs. 498-499]. inteligencia de primer nivel era la capacidad de mantener al
mismo tiempo dos ideas opuestas en la cabeza y conservar la
Puede decirse que existe disociación patológica en la medida capacidad de funcionar (citado en Jefferson, 1999).2 Si bien
en que el paciente no puede acceder simultáneamente a Fitzgerald no estaba muy interesado en los factores que
estados del self que podrían modular la “verdad” que plantea pueden impedir este talento, su observación fue
el estado del self que en ese momento es el “yo mismo real”. especialmente aguda porque se aplica al efecto de la
Él es como el paciente de mi anécdota inicial: él “come brotes disociación patológica sobre el funcionamiento mental.
y hojas”.§ Lo que queremos es que al establecer una Alguien que no puede, en palabras de Fitzgerald, “conservar la
vinculación suficientemente segura con otros estados del self capacidad de funcionar” mientras tiene al mismo tiempo dos
su experiencia de sí mismo(a) se vuelva más compleja. Y lo ideas opuestas en la cabeza, restringe el uso de su capacidad
mental de una forma que no sólo puede parecer falta de
§ 2
Juego de palabras mencionado en la segunda nota al pie. (N. de la T.) Agradezco a Fran Scheff por mencionarme el artículo.
Traducción: Ps. Soledad Sánchez D. (BORRADOR) P. BROMBERG (2006) ▪ AWAKENING THE DREAMER ▪ Cap. 4 (págs. 65-82) ▪ El gorila lo hizo 8
___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

inteligencia, sino que también es confuso a nivel interpersonal de “comportamiento analítico útil” varía de un paciente a
para quienes tienen una relación con esa persona. En estos otro. Esto no significa que el esfuerzo por especificar el origen
términos la meta del tratamiento es aumentar la capacidad de relacional del acto terapéutico sea inútil, sino más bien que
mantener dos o más ideas opuestas en la cabeza. cualquier esfuerzo por especificarlo en forma abstracta está
destinado a chocar con la realidad de que su especificidad está
Independientemente de la mirada teórica, prácticamente toda amarrada al carácter singular de cada díada analítica, y por lo
teoría seria sobre el acto terapéutico (therapeutic action) tanto, a la imposibilidad de predecir el contexto que le da
sostiene que la creación de una experiencia analítica auténtica forma momento a momento. Consideremos como ilustración
depende de si la situación analítica es capaz o no de proveer y el siguiente ejemplo clínico.
sustentar un nivel de intensidad transferencial suficiente para
sostener los enactments y favorecer su procesamiento “Helen”
cognitivo. Tanto en la orientación clásica como en la
postclásica este resultado se obtiene mediante una estructura Helen era una paciente de treinta y tantos años cuya historia
de tratamiento que permite que la continuidad del proceso en de trauma severo la había llevado a apoyarse en la disociación
curso se convierta en la experiencia organizadora más durante tanto tiempo que no era capaz de vivenciarse a sí
poderosa en el mundo interno del paciente. Así, misma como alguien con un pasado que sintiera propio, un
independientemente de los temas específicos de la vida real presente al que inspirar vida, ni un futuro que pudiera
con los que un paciente inicie el tratamiento, hay en su imaginar. Para asegurarse de que la función protectora de su
experiencia un giro creciente hacia su propia mente como solución disociativa siguiera siendo confiable, había definido el
objeto de atención. Es por esto que el psicoanálisis clínico, rango de su existencia de manera tan limitante que casi no se
independientemente de la teoría en que se basa, tiene permitía intercambio alguno con el mundo exterior aparte de
invariablemente algún “marco” que organiza y estructura lo su trabajo. Cuando no estaba en su oficina se encerraba en su
que hace un analista cuando está siendo analista. Qué postura pequeño departamento, veía pocos amigos, casi no tenía vida
psicoanalítica se considera más apropiada para aprovechar al social y era sexualmente inactiva.
máximo la relación como el medio más poderoso de acción
terapéutica —esto es, para sostener un nivel óptimo de Para ocultar su identidad le he dado el nombre de Helen en la
intensidad transferencial— está entonces directamente ligada viñeta clínica, pero las comillas en el título no son sólo para
a la forma en que una teoría específica conceptualiza e señalar que el nombre es ficticio. Las comillas son
implementa dicho marco. Pero para complicar aún más las principalmente para transmitir la ambigüedad que rodeaba la
cosas, la mayoría de nosotros sabe por su propio trabajo realidad de su identidad, tal como ésta existía en su mundo
clínico que, dentro de cualquier aproximación teórica interno. Su nombre real era Helena, pero todos la llamaba
específica, y en la práctica de cualquier analista, el significado Helen, un nombre al que ella se resistía. A pesar de que según
Traducción: Ps. Soledad Sánchez D. (BORRADOR) P. BROMBERG (2006) ▪ AWAKENING THE DREAMER ▪ Cap. 4 (págs. 65-82) ▪ El gorila lo hizo 9
___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

su descripción ella había expresado claramente sus facilidad” (pág. 50). Tras bambalinas efectivamente Helen me
objeciones, su familia y amigos la seguían llamando Helen. No cuidaba como si yo fuera una frágil taza de té.
valdría la pena mencionar aquí todo esto si no fuera porque el
nombre despreciado, al igual que su vida despreciada, era un Luego de casi cinco años de trabajo llegamos al punto en que
diminutivo. Ella sentía que ambas cosas no eran sólo más Helen era capaz de sostener en la conciencia que existían
pequeñas que las verdaderas, sino también copias encogidas momentos en que su pensamiento simplemente se detenía,
de la persona que se suponía que debía ser. Cuando la conocí en que su sentido de la realidad se desvanecía, y era capaz de
apenas podía contener su rabia no elaborada por saber que de reflexionar sobre sus propios procesos disociativos y las
alguna manera estaba siendo estafada como ser humano, funciones que cumplían. No es sorprendente que también
pero no sabía a quién culpar, o incluso si tenía derecho a empezara a compartir conmigo aspectos de sí misma que
hacerlo. “¿Nací así simplemente, deferente del resto, o podría ahora podía permitir entrar en nuestra relación porque era
haber sido una persona completa si tan sólo...?” Aún más, más seguro, incluyendo su creciente capacidad de hacer uso
insistió en que la llamara sólo Helen, “porque esa es la que auto-reflexivo de algunos de mis escritos, algo
realmente soy. Helena es quien debería haber sido”. Así que lo dramáticamente diferente de su conducta anterior de
hice. Por más de cinco años la llamé Helen. guardarlos aparte como para protegerse de descubrir su
existencia en forma inesperada y de estar indefensa para
Irónicamente, Helen era terapeuta y a pesar de su propio evitar que éstos asaltaran su mente.
dolor, que nunca desaparecía, tenía un don extraordinario
para sanar a otros. Al ser terapeuta sabía que yo escribía, y Un día particular llegó a mi oficina para su sesión llena de un
señaló que quería leer mi trabajo cuando saliera publicado. Yo entusiasmo no disimulado, un estado que me encontró
nunca estaba muy seguro de qué hacía con lo que leía, porque totalmente desprevenido, dado que hasta entonces no se me
el impacto de experimentarme como parte del “mundo había permitido ser parte de él. Expresé tanto mi sorpresa
exterior” era vivido en distintos dominios de realidad por como mi alegría, pero no hablé de mi confusión, con la
diferentes partes de sí misma. Yo estaba al tanto sólo de esperanza de que ella no la percibiera. Sin embargo,
aquellas partes que tenían menos probabilidades de amenazar respondió con una sonrisa traviesa. Dijo que por una vez era
la fragilidad del apego, que ella siempre sentía que estaba en yo quien tenía que enfrentar el shock y que haber leído mis
peligro de romperse en forma irreparable. En relación a esto, escritos sin sentir que estaba haciendo algo malo ni a mí ni a sí
su imagen de mí recordaba las palabras de Kathryn Harrison misma la hacía sentir fuerte. “De hecho”, agregó, “Estoy
(1997) protagonista de The Kiss (El Beso): “No puedo recordar disfrutando la expresión perturbada de sus ojos; hay algo en
una época en que no me diera cuenta de la fragilidad de mi ella que me hace sentir más cerca de usted”. Luego señaló que
madre. Es parte de lo que me ha convencido de su extremado recién había leído mi último artículo, había reflexionado al
valor, igual que sólo las mejores tazas de té se rompen con
Traducción: Ps. Soledad Sánchez D. (BORRADOR) P. BROMBERG (2006) ▪ AWAKENING THE DREAMER ▪ Cap. 4 (págs. 65-82) ▪ El gorila lo hizo  10
___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

respecto, y había tenido un estimulante insight sobre sí límites habituales que definen lo que experimentamos como
misma, en sus palabras: “sin la ayuda de nadie”. “realidad” y de sostener múltiples estados de consciencia
simultáneamente si las condiciones existentes lo facilitan.
Mientras empezaba a responder me di cuenta de que estaba Había escrito que, al ser ovalada, la habitación no tenía
hablando desde un estado mental extraño en el cual me sentía esquinas, y cómo la inesperada ausencia de esquinas me
más como su paciente que como su terapeuta, un estado que permitía jugar con la realidad.
asombrosamente era tanto físico como mental. Claramente
no era “yo mismo”, al menos ninguno de los yo que estaba “Cuando lo leí”, dijo Helen entusiasmada, “sentí que yo misma
acostumbrado a ser cuando estaba con ella. Es extraño que no estaba ahí. Yo sabía de qué estaba hablando porque podía
estaba ansioso con respecto a nuestro cambio de roles, e sentirlo. Y ni siquiera tenía miedo. Incluso podía sentir que los
incluso me daba cuenta de que me estaba sintiendo círculos son mejores que los cuadrados. Las esquinas te
“sostenido” porque, desde una cierta confianza en sí misma, detienen, así que son seguras. Si no puedes dar vuelta a la
ella reconocía lo que estaba sucediendo. Retrospectivamente, esquina no te puede golpear la avalancha de cosas malas que
estoy bastante seguro de que esto era en parte la razón de está ahí esperando para agarrarte, así que tienes que empezar
que no estuviera ansioso: me sentía bien. Me preguntaba ¿así todo de nuevo cada vez que hay una esquina. Es como volver
es ella en su oficina? Si lo es, no es sorprendente que sus a empezar la vida una y mil veces cada día. Pero ahora me
pacientes mejoren. A medida que me permitía confiar cada estoy dando cuenta de que por eso no puedo vivir mi vida. Las
vez más en mi sentimiento de intimidad “sin límites”, podía esquinas me detienen, como si cada momento es otro final.
sentir que mi propia espontaneidad era equiparada por un Esto me protege de las cosas malas que puede haber a la
nuevo nivel de espontaneidad en ella, y que de hecho vuelta de la esquina, pero cada vez que empiezo de nuevo
estábamos vivenciando aspectos del self del otro con una también pierdo lo que venía de antes, así que todo lo que
inmediatez que hasta entonces no había sido posible. Más hago es para nada”.
tarde, reflexionando sobre lo mucho que yo había disfrutado
el momento, recordé un comentario de Haley (1993) acerca “Pero mi real insight no es sólo eso; es que ahora entiendo por
de Carl Whitaker: “Las sesiones que más disfrutaba eran qué siempre estoy haciéndole declaraciones de que voy a ser
aquellas en las que más tarde podía decir ‘Nunca había hecho diferente, pero nunca las concreto. Cuando estoy con usted
esto’” (pág. 15). puedo pasar más allá de la esquina y seguir siendo yo, el yo
que está a salvo. Mientras estoy con usted en una sesión lo
El artículo que Helen había leído era “Jugar con los Límites”, que está más allá de la esquina es seguro porque usted está
que ahora constituye el Capítulo 3 de este libro. Recuerden allí; así que hago una declaración sobre lo diferente que voy a
que incluí una viñeta personal ilustrando la capacidad normal ser mañana, porque hoy no es mañana. Pero después, cuando
de la mente humana (en este caso la mía) de ir más allá de los llega el mañana, estoy sola y no puedo ni recordar haberme
Traducción: Ps. Soledad Sánchez D. (BORRADOR) P. BROMBERG (2006) ▪ AWAKENING THE DREAMER ▪ Cap. 4 (págs. 65-82) ▪ El gorila lo hizo  11
___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

sentido segura alguna vez, porque en realidad las esquinas (...) intersubjetividad se refiere a la capacidad de la mente
siguen ahí”. de registrar directamente las respuestas del otro. Se ve
afectada por el hecho de que el otro reconozca o no lo que
hemos hecho, y está igualmente cargada por el
No mucho después Helen me pidió que la llamara Helena reconocimiento de los actos del otro. Cualesquiera sean los
porque quería ver cómo se sentía. Y así fue. quiebres de reconocimiento que ocurran -como
inevitablemente sucede-, la condición intersubjetiva
primaria (...) es la de vivenciar el vértigo juntos (pág. 183).
El vértigo de la intersubjetividad
De hecho, el poder de esta sesión con Helen radicó al interior
Tratar de hablar sobre lo que ocurrió durante esta sesión en de la experiencia de vértigo a la que se refiere Benjamin, en
términos de acto terapéutico (therapeutic action) me lleva a una experiencia que tanto Helen como yo tuvimos, de
repetir mi convicción de que su definición está ligada a la diferentes maneras, en la medida en que tomamos contacto
singularidad de cada díada analítica en particular, y por lo con estados del self que permitieron una suspensión temporal
tanto, a la experiencia de la imposibilidad de predecir y la de nuestras “esquinas” acostumbradas. Benjamin se apoya en
sorpresa inherentes al contexto que le da forma momento a el trabajo del filósofo francés George Bataille (1932, 1962),
momento. ¿Por qué sorpresa? En 1936 Theodor Reik sugirió cuyo trabajo abordó profundamente temas relacionados con
que no hay un “camino real” al inconsciente, y si realmente la muerte, la fusión y los límites de la intersubjetividad.3 Estas
hay uno, la forma más vívida de descubrirlo no es a través de reflexiones llevaron a Bataille a formular una pregunta
los sueños como sugirió Freud (1900, pág. 608), sino en la incisiva, cuya respuesta creo que determina en último término
experiencia vertiginosa de la sorpresa, ya que ésta permite al cuán lejos pueden llegar juntos un paciente y un analista: “Sin
analista encontrar algo nuevo que luego creará su propia ser violentos con nuestro self interno, ¿somos capaces de
técnica. Traduciendo el insight de Reik al lenguaje post-clásico, soportar una negación que nos lleva a los límites más lejanos
se puede decir que el camino hacia el inconsciente del de la posibilidad?” (pág. 25). Por cuánto tiempo podemos
paciente se crea de manera no lineal por sorpresas sostener el “vértigo” de la intersubjetividad bajo condiciones
acumulativas. Yo agregaría que el camino real de la sorpresa interpersonales estresantes sin tener que disociar una parte
no resulta menos sorprendente incluso si la participación de nosotros mismos; lo que Benjamin (1995) llama “el quiebre
inconsciente del analista está contribuyendo a su construcción hacia la complementariedad entre el hechor y el que es objeto
mientras él piensa que está simplemente observando. de la acción” (pág. 185), de manera que otras partes de
nuestro self puedan vivir.
Al respecto, Jessica Benjamin (1995) hace este interesante y
valioso comentario: 3
Quisiera reconocer mi deuda personal con Karol Marshall, que me introdujo en el
trabajo de Bataille, y cuyos ensayos (1996, 1998) esclarecedores de la filosofía de
Bataille me han ayudado a darme cuenta de que lo “impensable siempre está en
guerra con la coherencia, identidad, pensamiento y teoría” (Marshall, 1998, pág.
7).
Traducción: Ps. Soledad Sánchez D. (BORRADOR) P. BROMBERG (2006) ▪ AWAKENING THE DREAMER ▪ Cap. 4 (págs. 65-82) ▪ El gorila lo hizo  12
___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

haciendo, en la medida que uno no trate (indefinidamente) de


Lo que Bataille ofrecía (1962, págs. 12-13) no es una solución enmascarar ni minimizar el papel de su propio gorila en la
fácil, pero para mí describe lo que es más real en mi propia creación de esta realidad, ni intente asignarle significado
experiencia clínica. Bataille decía: “No puedo referirme a este unilateralmente como si fuera una verdad objetiva. Entonces
abismo que nos separa sin sentir que esta no es toda la verdad un nuevo tipo de realidad -que es tanto “sombra” como
del asunto. Es un abismo profundo y no veo cómo se pueda “substancia” (Bromberg, 1993)- puede empezar a tomar
evitar. Sin embargo, podemos experimentar su vértigo juntos. forma, y pueden empezar a coexistir dominios del self que
Éste puede hipnotizarnos” (citado por Benjamin, 1995, pág. eran previamente incompatibles.
182). Yo diría que sus palabras se acercan bastante al placer
embriagador e hipnótico que sentí al dejar mi rol rígido como No doy por sentada la presencia de conflicto intrapsíquico en
terapeuta, al sentir de pronto un momento de contacto un paciente, ni su capacidad de experimentarlo, y mucho
intersubjetivo que había estado vedado, al cruzar el abismo menos de reflexionar al respecto. Incluso en los así llamados
que, como decía Bataille, “los aislados deben cruzar para buenos pacientes analíticos, creo que trabajar la transferencia
encontrarse”. es cuestión del grado en que el paciente es capaz de acceder a
aspectos de su experiencia de sí mismo(a) que han sido
Realidad y vergüenza disociados. Para aquellos pacientes en quienes el efecto del
trauma sobre la organización de la estructura psíquica ha sido
¿Qué significa decir que el analista “trabaja” con la más dominante, es menos probable que la capacidad reflexiva
disociación? Si el self experiencial –el niño y su gorila- está en para trabajar en el aquí y ahora esté presente desde el
efecto disociado, ¿dónde está ubicado que uno no sólo lo principio. Estos pacientes tienden a usar cada sesión para
“observa”, sino que a menudo le habla? Mi respuesta es que procesar la experiencia no procesable de las sesiones
el mundo de los objetos internos es tan observable como el de anteriores. Es decir, cada sesión es como un comentario
la gente real, siempre y cuando el campo de observación se (mediante derivatives, sueños y enactments) sobre la sesión o
defina como intersubjetivo más que sólo interactivo, y sesiones precedentes. A menudo el análisis se desarrolla de
siempre que el analista no evite ser atraído hacia el enactment este modo por un largo período, y el trabajo del analista es
de aquello que no es posible poner en palabras, pero existe tratar de favorecer que el procesamiento sea cada vez más
como significado sentido. Si el analista no evita este seguro, para que aumente la tolerancia del paciente a una
movimiento, los datos “observables” provienen de la interfase potencial inundación emocional. Es decir, el umbral de la híper
entre los estados del self cambiantes del analista y los de su estimulación autonómica aumenta. En consecuencia, el
paciente. Como analista, si uno se permite entrar y participar paciente puede procesar cada vez más, en el momento, toda
en este campo llega a conocer al niño y su gorila a través de lo la complejidad de la experiencia relacional (con toda su vívida
que está sintiendo, lo que está pensando y lo que está
Traducción: Ps. Soledad Sánchez D. (BORRADOR) P. BROMBERG (2006) ▪ AWAKENING THE DREAMER ▪ Cap. 4 (págs. 65-82) ▪ El gorila lo hizo  13
___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

cualidad de aquí y ahora) necesitando cada vez menos los relación; con frecuencia el analista no es capaz de reconocer
procesos disociativos. los altos niveles de vergüenza del paciente porque ésta
también está disociada. La razón por la cual en terapia hay
Muller (1996) escribió sobre una paciente que se que enfrentar una y otra vez enactments aparentemente
automutilaba rayando su muñeca con el “nombre de repetitivos es que el analista es atraído una y otra vez hacia el
pandillero de un novio motociclista, escrito de manera que el mismo enactment hasta el punto que no prestar suficiente
nombre quedara de cara al observador, como si fuera una atención al aumento (arousal) de vergüenza. El paciente va a
etiqueta que indicara la posesión de su cuerpo y sus placeres, escuchar cualquier otra cosa que el analista diga como: “El
una etiqueta que otorgara identidad a su self como objeto de dolor que está sintiendo ahora no es tan importante; es
deseo de otra persona” (pág. 85). Yo planteo que las simplemente del pasado; lo que siente ahora en realidad no
relaciones sadomasoquistas en general son un perfecto está pasando ahora”, que el paciente traducirá como: “Se va a
ejemplo de una definición disociativa del self. Cuando una reponer; no lo estoy causando yo”. Aun si el analista
persona se está comportando ya sea en forma masoquista o inicialmente no siente ninguna de estas cosas, lo más
sádica hacia otra, muchas veces en el momento la persona probable es que tarde o temprano las sienta. Si en ese
siente el evento como si tuviera vida propia porque algún momento el analista no responde al dolor del paciente con
aspecto del self de esa persona lo está observando y lo vive una preocupación personal genuina, casi siempre el paciente
como si viera una película. La descripción que he escuchado a sentirá que su dolor es tóxico para el analista.
menudo es: “Podría detenerlo si quisiera; no tengo que
hacerlo. Pero está bien como él me está mirando ahora. Vale la pena considerar aquí la descripción de Nathanson
Podría terminarlo si lo decido, pero no puedo/quiero. Si lo (1992) de este dilema terapéutico: “Cuando una emoción se
hiciera ya no sería yo mismo(a).” asienta sobre otra, y una magnifica a la otra continuamente,
todo ello en el contexto de una situación social o interpersonal
Dado que el trauma no puede representarse en forma que prohíbe el término de las emociones realmente
narrativa en la memoria, la experiencia traumática no está involucradas o un consuelo en relación con ellas, la densidad
simbolizada por el lenguaje, y por lo tanto no puede hablarse emocional resultante puede ser insoportable” (pág. 424).
“acerca” de ello como del material. Los intentos de hacerlo Identifica específicamente la vergüenza como una de las
hacen que se reviva en el proceso de contarlo, lo que para el causas de ese tipo de escalada emocional insoportable en el
paciente también implica la activación de una intensa tratamiento:
vergüenza, que generalmente se disocia para preservar el
vínculo con el analista. La vergüenza es uno de los aspectos Es fundamental para el tratamiento comprender que el
más difíciles de la aproximación clínica a los estados paciente atrapado y solo en la experiencia de la vergüenza
no es capaz de regresar a la interacción interpersonal
disociativos del self, y plantea las mayores exigencias a la normal sin ayuda. La pasividad terapéutica, es decir, la
Traducción: Ps. Soledad Sánchez D. (BORRADOR) P. BROMBERG (2006) ▪ AWAKENING THE DREAMER ▪ Cap. 4 (págs. 65-82) ▪ El gorila lo hizo  14
___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

decisión de permanecer en silencio frente a un paciente era un hombre muy cálido, y yo, como casi todos los demás en
humillado y retraído aumentará siempre la vergüenza su vida, le tenía mucho aprecio, aun cuando de alguna manera
porque confirma aquella creencia de base emocional de
que el aislamiento está justificado (págs. 324-325). inefable no estaba seguro de conocerlo realmente. Había
estado en análisis conmigo por cuatro años y había crecido
La conceptualización de Nathanson de la vergüenza disociada mucho en ese tiempo, tanto en su vida personal como en la
como componente fundamental del enactment contribuye a profesional. A medida que se acercaba el final del tratamiento
nuestra comprensión de la cualidad de “insoportable” de -una decisión aparentemente compartida- me contó de un
síntomas como “sentir que mi cabeza va a explotar desde cheque que había recibido inesperadamente de su
adentro” cuando dichos síntomas se presentan en sesión. La organización profesional, que además de otras funciones,
vergüenza también está presente en aquellos pacientes que monitorea las películas que se exhiben en televisión y se
“desaparecen” durante una sesión cuando lo que se está asegura de que se le pague lo que corresponde a los actores
conversando toca el trauma no procesado. Tales momentos cada vez que aparecen. A medida que escuchaba la historia de
ponen en acto (enact) una situación interpersonal con el James, me encontré fantaseando sobre lo fantástico que sería
terapeuta que refleja el evento original en el cual fue si cada vez que él tuviera una experiencia de vida positiva a la
imposible manejar el dolor dentro de una relación antes que cual hubiera contribuido nuestro trabajo juntos, esta
el dolor se volviera insoportable y no pudieran imaginar un organización monitoreara su mundo interno y él
término o consuelo. automáticamente pensara en mí. No estaría exactamente
recibiendo “ingresos residuales” por mis intervenciones
Una breve viñeta clínica pondrá de relieve la razón por la que exitosas, ¡pero sería algo no muy lejano a eso!
pienso que no es posible separar el acto terapéutico del
psicoanálisis del trabajo con la disociación como fenómeno Si bien esta fantasía me pareció divertida, incluso en ese
relacional. He elegido esta viñeta precisamente porque el momento sentí que me estaba conectando con algo de él que
paciente no presentaba una disociación “clásica”, es decir, la no era gracioso, pero no sabía qué era. Sí, iba a extrañarlo
disociación no se mostraba a través de síntomas dramáticos cuando terminara el tratamiento, pero mi sentimiento era
sino más bien mediante el tipo de patrones caracterológicos más que eso. Tenía relación con una necesidad de seguir vivo
del estilo de relación (relatedness) con los cuales estamos en su mente después que se hubiera ido. Le conté a James
familiarizados, que son al mismo tiempo concretos y evasivos. esta fantasía y le pregunté si tenía alguna emoción o
sentimiento propio que pudiera relacionarse con ella. En
James forma entrecortada y con un grado de vergüenza que no había
visto antes en él, comenzó a llorar. Reveló que él había vivido
toda su vida con la necesidad que yo acababa de describir.
James era actor, exitoso, muy inteligente, ingenioso y
Una necesidad que todavía estaba allí y de la cual se
crónicamente deprimido desde que tenía memoria. También
Traducción: Ps. Soledad Sánchez D. (BORRADOR) P. BROMBERG (2006) ▪ AWAKENING THE DREAMER ▪ Cap. 4 (págs. 65-82) ▪ El gorila lo hizo  15
___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

avergonzaba tanto que nunca la había admitido ante nadie, ni forma en que yo podría escuchar realmente esa voz: sabiendo
siquiera ante mí. Eso nunca podría cambiar, dijo, era sólo un personalmente, al menos en alguna medida, que se sentía
trazo de irracionalidad infantil, un deseo de ser tan verse fuerte pero sentirse en peligro de desaparecer.
importante como para no poder ser olvidado. Ya habíamos
hablado de un nivel de su deseo –su necesidad La fase de término continuó por más tiempo de lo que ambos
aparentemente insaciable de fama y reconocimiento- pero habíamos anticipado, y nos condujo a lugares que ninguno de
James siempre tenía miedo de revelar la parte de sí mismo nosotros podría haber imaginado antes de esa sesión. El
que lloraba de noche en su cama porque nadie sabía lo solo y “gorila” de James se había unido a nosotros en la sala de
asustado que se sentía. Estaba seguro de que, de todas consulta y era cada vez más “realmente real” para James,
maneras, nadie que supiera de esto lo creería, y ciertamente porque finalmente se volvió “realmente real” para mí y para
como él era tan exitoso, nadie podría entender realmente lo mi propio gorila.
que se sentía.
Reconoció que se estaba sintiendo más y más vacío y aislado a
medida que se acercaba el fin del análisis, pero dijo que
pensaba que esto era sólo una reacción natural al término y
nunca lo habría mencionado si yo no hubiera revelado mi
fantasía. Dijo que me había contado sobre el cheque de
ingresos residuales para que yo me sintiera bien en relación a
lo mucho que lo había ayudado a tener éxito y para que
cuando dejara de venir yo tuviera sentimientos positivos hacia
él. Le dije que yo ya me sentía bien ayudándolo a tener éxito,
pero mi reacción personal a la historia era más compleja que
eso. También sentía algo que no estaba acostumbrado a
sentir, algo que había sido la compañía constante de James. Le
dije que sentía que cuando él se fuera de algún modo yo iba a
desaparecer porque desaparecería de su mente para siempre
y que sentía una necesidad de evitar que eso pasara mediante
una fantasía en que él estaría forzado a pensar en mí, como su
propio deseo que ser tan importante que no pudiera ser
olvidado. Le dije que era como si en ese momento yo pudiera
sentir en mí una parte huérfana que él nunca había podido
mencionar en nuestras sesiones, y tal vez esta fuera la única