Está en la página 1de 4

ENSAYO TODO ESCOLAR SABE

GISELYS MEDINA NUÑEZ

JAIME MAESTRE APONTE

DERECHO

SEMINARIO DE INVESTIACION I
(MARTES DE 4-6)
GRUPO 06

UNIVERSIDAD POPULAR DEL CESAR


VALLEDUPAR-CESAR
2020
TODO ESCOLAR (NO) SABE…

¿Qué es lo que le enseñan a uno en la escuela? En resumen, sumar y restar,


leer y escribir, de qué se compone el cuerpo humano, y qué es lo que pasó en
el pasado, cada rama por separado. Pero Bateson reclama que todo esto no
explica nada relevante para la vida real. De hecho, se entiende que, para el
autor, la educación occidental no comienza educando por lo primero, lo que
vendría siendo la pauta que conecta, y, además, está el problema del tabú
sobre el objetivo del pensamiento científico: comprobar y revisar los viejos
presupuestos en los que se basa y crear otros nuevos.
Entonces, lo que todo escolar debería saber, no lo sabe, pues nadie enseña (o
nadie está consciente de) que, en primer lugar, todo está conectado (en
diferentes niveles): tanto su abuela, como la planta regalona de su abuela, las
hormigas que rodean la planta, y su mascota jugando en el jardín donde pasan
las hormigas.
Esta conexión se traduce en la pauta que conecta, entendiéndola como la
clave para aprender a pensar, y comprender lo vivo; lo dotado de espíritu, cosa
que obviamente, nos incluye. Esta pauta no debe pensarse como algo fijo,
pues sabemos que conecta todo lo que está vivo, cuestión que no es
atemporal, pues sino no tendría vida. En palabras de Bateson, debe
comprenderse “primordialmente como una danza de partes interactuantes, y
sólo secundariamente fijada por diversas clases de límites físicos y por los
límites que imponen de manera característica los organismos”.
Pero, ¿por qué esta metapauta es tan relevante para Bateson? Lo que ocurre
es que cuando se desconoce la existencia de ésta, se limita la comprensión
sobre lo vivo ya que se tiende a enajenar lo intrínsecamente relacionado. Un
ejemplo es el pensamiento de que la ciencia es “ajena a los valores” y
totalmente no “emocional”, lo que podría interpretarse como “la ciencia es ajena
a cualquier subjetividad”, cuando en realidad ninguna información que
provenga del ser humano puede ser ajeno a la subjetividad, porque nadie tiene
acceso directo a la auténtica realidad, y esto se debe a que el único medio para
experimentar la realidad es nuestra percepción, la cual es única para cada ser
vivo, y por tanto, se dice que hay tantas percepciones como individuos.
En síntesis, como es imposible enajenarse de la subjetividad,
irremediablemente la ciencia está ligada a los valores y a las emociones. Esta
afirmación puede ser relaciona
da con el epígrafe del capítulo introductorio del libro Espíritu y Naturaleza, ya
que “somos parte de un mundo viviente”, es decir, existe una unión entre todo
lo vivo por el hecho de ser dotados de espíritu.
Otra justificación sobre la importancia de la pauta de pautas es cuando
específicamente se habla de aquella pauta a lo largo del tiempo; cuando el
autor indica la noción de contexto, y señala que la forma del pensamiento
humano es la historia, ejemplificando que “las pautas y secuencias de mis
experiencias infantiles están insertas en mí”. Es decir, esta pauta a lo largo del
tiempo o el contexto, es la base de la transferencia, “fenómeno general en las
relaciones humanas” que trata cuando “la conformación de lo sucedido ayer
entre tú y yo pasa a conformar nuestra manera de reaccionar hoy uno frente al
otro”. Además, si se sabe que el contexto determina el significado de las
palabras y acciones, se entiende también que es “una palabra […] necesaria
para describir todos estos procesos tan remotamente vinculados”.
Volviendo al orden, el problema de la metapauta puede relacionarse con el
segundo problema indicado: el tabú sobre el objetivo del pensamiento
científico, el cual ya fue indicado. Al ignorarse ambos (metapauta y objetivo) se
agrava aún más el error en la educación, puesto que se pasan por verdades
cosas que realmente son inciertas, y al enseñar a partir de estos puntos, “el
hombre por el niño es embaucado”.
Ahora, ¿cuál es la solución que Bateson propone? Que los presupuestos
científicos sean claros y perceptibles, ya que “en la idea de que hay mejores y
peores maneras de construir las teorías científicas” es necesario enunciar
explícitamente “los presupuestos de modo que puedan ser mejorados”. Por
consiguiente, si las conexiones entre todos los seres vivos se complementan
con los presupuestos conocidos en todas las ciencias, todo escolar sabría lo
básico para comprender su entorno. ¿Cómo?
Para explicar esto, primero es necesario señalar los niveles de conexiones
existentes entre los seres vivos: están las conexiones de primer orden, que
tratan sobre cómo conectar las partes de un ser vivo con otra parte del mismo
ser vivo. En esta conexión puede observarse la simetría y división del ser vivo,
cuestión que es propio del hecho de crecer. Luego, están las conexiones de
segundo orden, en donde se pueden relacionar las conexiones de un ser vivo
con otro ser vivo. Aquí se hacen más evidentes las exigencias formales del
crecimiento. Y finalmente están las conexiones de tercer grado, las cuales
tratan sobre la analogía entre dos comparaciones de segundo grado. En todas
estas conexiones, la clave es la forma.
Por lo tanto, si un escolar está consciente de que existe una pauta que conecta
a todo lo vivo; las formas de todo lo vivo –en cada uno de sus niveles–, el
escolar entenderá la intrínseca conexión a la que se pertenece, y no será difícil
descubrir que tales generalidades son las que explican su entorno: “que la
materia organizada [… es] sabia y refinada”, no como “el cuadro que hoy traza
del espíritu humano el materialismo ortodoxo y gran parte de la religión
ortodoxa”. Y se comprenderá que todo deviene del contexto (o pauta a lo largo
del tiempo).
Y si más adelante se le agrega el fácil reconocimiento de los presupuestos en
la ciencia, tampoco será difícil para el escolar descubrir que tal complejidad (de
la materia organizada) sólo puede ser indagada por la ciencia, puesto que no
tenemos un acceso directo a la realidad (el territorio, dicho por Bateson), sólo
podemos tener una idea (un mapa) sobre el universo, confeccionada a partir de
la experiencia de nuestra percepción, y por tanto, se entenderá que tal
experiencia es subjetiva, la cual puede ser compartida. Además, la mentalidad
de los escolares no estaría tan ajena a la diferencia entre la codificación de la
realidad y la misma, del lenguaje
En resumen, los escolares tendrían las herramientas necesarias para
interpretar la realidad evitando los sesgos que provienen de la ignorancia de la
meta pauta. Sin embargo hay que destacar que Bateson apunta varias veces a
la distinción de los tipos lógicos para evitar confusiones: (1) no se puede
predecir lo específico, pues sólo podemos conocer lo genérico (¿cómo predecir
lo que se desconoce?), (2) cantidad y pauta son de diferente tipo lógico, (3) la
causalidad tiene tiempo, y la lógica es atemporal, es decir, están en diferentes
niveles, por tanto, la lógica no puede llevarse a un modelo de la causalidad
pues estaría incompleto el proceso, y (4) “toda proposición descriptiva debe
caracterizarse según la tipificación lógica del sujeto, predicado y contexto”14,
de otro modo, puede creerse que los conceptos de cambio y estabilidad están
en el mismo nivel, al referirse a lo vivo.

También podría gustarte