Está en la página 1de 10

COMANDO DE INSTITUTOS MILITARES

Escuela de Comando y Estado Mayor


“Mariscal Andrés de Santa Cruz”
BOLIVIA

SOLUCIÓN A LA HOJA DE ORIENTACIÓN

PERIODO : TERCER SEMESTRE


MODULO : MTR - 2070
UE : DIHU 2070

TAREA DIA VIERNES 27 DE ENERO DE 2006


ANALIZAR LA CONVENCIÓN DE LA ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DEL
TRABAJO (OIT) SOBRE LA LIBERTAD SINDICAL, A FIN DE IDENTIFICAR LAS
LEYES NACIONALES Y SUS ARTICULADOS EN LAS CUALES FUERON
INSERTADOS.

I.- CONOCIMIENTO DEL HECHO.

A.- Organización internacional del trabajo (OIT) .

Organización Internacional del Trabajo (OIT), agencia especializada de


la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cuyos principales
objetivos son mejorar las condiciones de trabajo, promover empleos
productivos y el necesario desarrollo social, y mejorar el nivel de vida
de las personas en todo el mundo. Prevista por el Tratado de Versalles
(1919), la OIT fue fundada en 1920 como una sección autónoma de la
Sociedad de Naciones, convirtiéndose, en 1946, en el primer
organismo especializado de la ONU. Su sede central radica en
Ginebra (Suiza) pero mantiene oficinas en 40 países de todo el
mundo. En 1969 le fue concedido el Premio Nobel de la Paz.

La OIT está integrada por 170 países miembros y se diferencia de


otras instituciones de la ONU porque en sus actividades y decisiones
toman parte tanto funcionarios gubernamentales como representantes
de los empresarios y de los trabajadores. Cada país miembro envía
cuatro delegados (dos funcionarios del gobierno, un representante de
los empresarios y uno de los trabajadores). La Conferencia General,
su máximo cuerpo deliberativo, se reúne con periodicidad anual en
Ginebra, para definir y ratificar ciertas pautas internacionales que
sirven para evaluar los niveles de trabajo. Esto se consigue a través de
las decisiones de asambleas, que están sujetas a la ratificación

1 - 10
voluntaria por parte de los países miembros, y también a
recomendaciones, con detalladas pautas de legislación, entregadas
por estos mismos países.

La OIT establece directrices que intentan evitar la explotación infantil,


promover un trato igualitario en el mercado de trabajo a trabajadores
minusválidos y personas discriminadas (por razón de género, por
ejemplo), la libertad de asociación y los derechos humanos. Supervisa
aquellas pautas ya ratificadas para que sean incorporadas a las leyes
y aplicadas en las prácticas nacionales. Si lo anterior no se cumpliera,
tanto los representantes gubernamentales como los representantes de
los empresarios y de los trabajadores, tendrían el derecho de elevar
quejas formales a la OIT.

Con el fin de facilitar la adopción y aplicación de los modelos de la


OIT, ésta proporciona asistencia técnica a los países miembros. Los
programas de cooperación técnica incluyen promoción de empleos,
administración y prácticas; administración laboral y relaciones
industriales; seguridad social y condiciones de trabajo, como salud y
seguridad laboral.

El Consejo de Administración de la OIT consta de 56 miembros: 28


representantes gubernamentales (10 de ellos permanentes —
representantes de los principales países industrializados— y 18
elegidos por los distintos países cada tres años), 14 representantes de
los empresarios y 14 de los trabajadores. Los miembros no
permanentes son elegidos por el Consejo cada tres años. El Consejo
está encargado de nombrar al director general y de estudiar el
presupuesto de la Organización, que es financiada por los países
miembros. En marzo de 1998, el chileno Juan Somavía fue elegido
director general de la OIT para sustituir al belga Michel Hansenne en
tal cargo, que desempeñará durante cinco años.

B.- Convenio 87 sobre la Libertad Sindical y la Protección del


Derecho de Sindicación.-

Parte I. Libertad Sindical

Artículo 1

Todo Miembro de la Organización Internacional del Trabajo para el


cual esté en vigor el presente Convenio se obliga a poner en práctica
las disposiciones siguientes.

Artículo 2

2 - 10
Los trabajadores y los empleadores, sin ninguna distinción y sin
autorización previa, tienen el derecho de constituir las organizaciones
que estimen convenientes, así como el de afiliarse a estas
organizaciones, con la sola condición de observar los estatutos de las
mismas.

Artículo 3

1. Las organizaciones de trabajadores y de empleadores tienen el


derecho de redactar sus estatutos y reglamentos administrativos, el de
elegir libremente sus representantes, el de organizar su administración
y sus actividades y el de formular su programa de acción.

2. Las autoridades públicas deberán abstenerse de toda intervención


que tienda a limitar este derecho o a entorpecer su ejercicio legal.

Artículo 4

Las organizaciones de trabajadores y de empleadores no están


sujetas a disolución o suspensión por vía administrativa.

Artículo 5

Las organizaciones de trabajadores y de empleadores tienen el


derecho de constituir federaciones y confederaciones, así como el de
afiliarse a las mismas, y toda organización, federación o confederación
tiene el derecho de afiliarse a organizaciones internacionales de
trabajadores y de empleadores.

Artículo 6

Las disposiciones de los artículos 2, 3 y 4 de este Convenio se aplican


a las federaciones y confederaciones de organizaciones de
trabajadores y de empleadores.

Artículo 7

La adquisición de la personalidad jurídica por las organizaciones de


trabajadores y de empleadores, sus federaciones y confederaciones
no puede estar sujeta a condiciones cuya naturaleza limite la
aplicación de las disposiciones de los artículos 2, 3 y 4 de este
Convenio

Artículo 8

3 - 10
1. Al ejercer los derechos que se les reconocen en el presente
Convenio, los trabajadores, los empleadores y sus organizaciones
respectivas están obligados, lo mismo que las demás personas o las
colectividades organizadas, a respetar la legalidad.

2. La legislación nacional no menoscabará ni será aplicada de suerte


que menoscabe las garantías previstas por el presente Convenio.

Artículo 9

1. La legislación nacional deberá determinar hasta qué punto se


aplicarán a las fuerzas armadas y a la policía las garantías previstas
por el presente Convenio.

2. De conformidad con los principios establecidos en el párrafo 8 del


artículo 19 de la Constitución de la Organización Internacional del
Trabajo, no deberá considerarse que la ratificación de este Convenio
por un Miembro menoscaba en modo alguno las leyes, sentencias,
costumbres o acuerdos ya existentes que concedan a los miembros de
las fuerzas armadas y de la policía garantías prescritas por el presente
Convenio.

Artículo 10

En el presente Convenio, el término organización significa toda


organización de trabajadores o de empleadores que tenga por objeto
fomentar y defender los intereses de los trabajadores o de los
empleadores.

C.- Legislación Nacional.

1.- Constitución Política del Estado.-

TITULO PRIMERO

DERECHOS Y DEBERES FUNDAMENTALES DE LA


PERSONA

Art. 5.- No se reconoce ningún género de servidumbre y nadie


podrá ser obligado a prestar trabajos personales sin su pleno
consentimiento y justa retribución. Los servicios personales sólo
podrán ser exigibles cuando así lo establezcan las leyes.

Art. 7.- Toda persona tiene los siguientes derechos


fundamentales, conforme a las leyes que reglamenten su

4 - 10
ejercicio:
j) a una remuneración justa por su trabajo, que le asegure para
su y su familia una existencia digna del ser humano;

TITULO SEGUNDO
RÉGIMEN SOCIAL

Art. 156.- El trabajo es un deber y un derecho, y contribuye la


base del orden social y económico.

Art. 157.- I. El trabajo y el capital gozan de la protección del


Estado. La ley regulará sus relaciones estableciendo normas
sobre contratos individuales y colectivos, salario mínimo,
jornada máxima, trabajo de mujeres y menores, descansos
semanales y anuales remunerados, feriados, aguinaldos,
primas u otros sistemas de participación en las utilidades de la
empresa, indemnización por tiempo de servicios, desahucios,
formación profesional y otros beneficios sociales y de protección
a los trabajadores.
II. Corresponde al Estado crear condiciones que garanticen
para todos posibilidades de ocupación laboral, estabilidad en el
trabajo y remuneración justa.

2.- Ley General del trabajo.- (Ley de 8 de Diciembre de 1942)

TITULO IX
DE LAS ORGANIZACIONES DE PATRONOS Y
TRABAJADORES

CAPITULO UNICO

ARTICULO 99º Se reconoce el derecho de asociación en


sindicatos, que podrán ser patronales, gremiales o
profesionales, mixtos o industriales de empresa. Para actuar
como tal, el sindicato deberá tener carácter de permanencia,
haber legalizado su personería y constituirse con arreglo a las
regías legales.

ARTICULO 100º La finalidad esencial del sindicato es la


defensa de los intereses colectivos que representa. Los de
trabajadores particularmente. tendrán facultades para celebrar
con los patronos contratos colectivos y hacer valer los derechos

5 - 10
emergentes; representar a sus miembros en el ejercicio de
derechos emanados de contratos individuales, cuando los
interesados lo requieran expresamente; representar a sus
miembros en los conflictos colectivos y en las instancias de
conciliación y arbitraje; crear escuelas profesionales e
industriales, bibliotecas populares, etc.; organizar cooperativas
de producción y consumo, exceptuando la elaboración de
artículos similares a los que fabrica la empresa o industria en
que trabaja.

ARTICULO 101º Los sindicatos se dirigirán por un comité


responsable, cuyos miembros serán bolivianos de nacimiento.
Los inspectores del trabajo concurrirán a sus deliberaciones y
fiscalizarán sus actividades.

ARTICULO 102º Las relaciones entre el poder público y los


trabajadores se harán por las Federaciones Departamentales
de Sindicatos o integradas en Confederaciones Nacionales.

ARTICULO 103º No podrá constituirse un sindicato con menos


de 20 trabajadores, tratándose de sindicatos gremiales o
profesionales ni con menos del 50 por ciento de los
trabajadores de una empresa, tratándose de sindicatos
industriales.

ARTICULO 104º No podrán organizarse sindicalmente los


funcionarios públicos, cualquiera que sea su categoría y
condición
II.- ANÁLISIS.-

A.- Libertad Sindical.-

Sin libertad sindical no puede haber diálogo social ni progreso hacia la


justicia social. Esta libertad garantiza a los trabajadores la posibilidad
de expresar sus aspiraciones, fortalecer su postura en la negociación
colectiva y participar en la elaboración y aplicación de la política
económica y social. Es además un requisito previo esencial para una
colaboración entre trabajadores, empleadores y gobiernos, en
condiciones de igualdad.

La lucha de los trabajadores por el derecho a defender sus intereses


mediante sindicatos independientes se inició en el siglo XIX y se

6 - 10
prosigue en nuestros días, siendo aún muchos los trabajadores que
actualmente se ven privados de este derecho fundamental y son
objeto de persecución, despido y encarcelamiento; muchos incluso
entregan su vida en esta lucha.

Un paso importante en esta lucha ha sido el reconocimiento por la


comunidad internacional de la libertad sindical y el derecho de
sindicación como derecho humano fundamental. Este reconocimiento
ha conducido a la adopción por la OIT de dos convenios básicos, a
saber:

El Convenio sobre la libertad sindical y la protección del derecho


de sindicación, 1948 (núm. 87)

"Los trabajadores y los empleadores, sin ninguna distinción y sin


autorización previa, tienen el derecho de constituir las organizaciones
que estimen convenientes, así como el de afiliarse a esas
organizaciones, con la sola condición de observar los estatutos de las
mismas" .

El Convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación


colectiva, 1949 (núm. 98)

"Los trabajadores deberán gozar de adecuada protección contra todo


acto de discriminación tendiente a menoscabar la libertad sindical en
relación con su empleo."

En la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos


fundamentales en el trabajo y su seguimiento, adoptada por la
Conferencia Internacional del Trabajo en su 86a reunión (junio de
1998), se confirma y consolida el compromiso internacional respecto
del derecho de sindicación y de negociación colectiva y se alienta a
todos los Estados miembros a respetar los principios contenidos en los
citados convenios, con independencia del hecho de que los hayan
ratificado o no. Además, el Comité de Libertad Sindical de la OIT,
examina las quejas presentadas en contra de los Estados miembros
por violación de la libertad sindical –hayan o no hayan ratificado esos
Estados el convenio sobre libertad sindical – y toma las decisiones que
le parezcan oportunas.

B.- Legislación Nacional.

1.- Constitución Política del Estado.-

7 - 10
La Constitución Política del Estado boliviano, no hace referencia
especifica sobre el tema de los sindicatos, solamente se refiere
a los derechos y obligaciones de trabajo que tiene toda
persona. Particularmente en el Titulo Segundo régimen social
que dice:

“El trabajo y el capital gozan de la protección del Estado. La ley


regulará sus relaciones estableciendo normas sobre contratos
individuales y colectivos, salario mínimo, jornada máxima,
trabajo de mujeres y menores, descansos semanales y anuales
remunerados, feriados, aguinaldos, primas u otros sistemas de
participación en las utilidades de la empresa, indemnización por
tiempo de servicios, desahucios, formación profesional y otros
beneficios sociales y de protección a los trabajadores.”

Pero observar que en artículo 157 de las facultades al Estado


para crear condiciones que garanticen las actividades de los
trabajadores en general, esto se materializa en la Ley General
del trabajo.

“Corresponde al Estado crear condiciones que garanticen para


todos, posibilidades de ocupación laboral, estabilidad en el
trabajo y remuneración justa.”

2.- Ley General del trabajo.- (Ley de 8 de Diciembre de 1942)

Esta Ley reconoce el derecho de asociación en sindicatos, que


podrán ser patronales, gremiales o profesionales, mixtos o
industriales de empresa. Para actuar como tal, el sindicato
deberá tener carácter de permanencia, haber legalizado su
personería y constituirse con arreglo a las regías legales.
Asimismo la finalidad esencial del sindicato es la defensa de los
intereses colectivos que representa. Los de trabajadores
particularmente. tendrán facultades para celebrar con los
patronos contratos colectivos y hacer valer los derechos
emergentes; representar a sus miembros en el ejercicio de
derechos emanados de contratos individuales, cuando los
interesados lo requieran expresamente; representar a sus
miembros en los conflictos colectivos y en las instancias de
conciliación y arbitraje; crear escuelas profesionales e
industriales, bibliotecas populares, etc.; organizar cooperativas
de producción y consumo, exceptuando la elaboración de
artículos similares a los que fabrica la empresa o industria en
que trabaja.

8 - 10
Los sindicatos se dirigirán por un comité responsable, cuyos
miembros serán bolivianos de nacimiento. Los inspectores del
trabajo concurrirán a sus deliberaciones y fiscalizarán sus
actividades.
Las relaciones entre el poder público y los trabajadores se
harán por las Federaciones Departamentales de Sindicatos o
integradas en Confederaciones Nacionales.
No podrá constituirse un sindicato con menos de 20
trabajadores, tratándose de sindicatos gremiales o
profesionales ni con menos del 50 por ciento de los
trabajadores de una empresa, tratándose de sindicatos
industriales.

El Convenio 87 sobre la Libertad Sindical y la Protección del


Derecho de Sindicación, hace referencia al comportamiento
jurídico que deben adoptar los Estados partes referente a las
Fuerzas Armadas

“La legislación nacional deberá determinar hasta qué punto se


aplicarán a las fuerzas armadas y a la policía las garantías
previstas por el presente Convenio.”

“De conformidad con los principios establecidos en el párrafo 8


del artículo 19 de la Constitución de la Organización
Internacional del Trabajo, no deberá considerarse que la
ratificación de este Convenio por un Miembro menoscaba en
modo alguno las leyes, sentencias, costumbres o acuerdos ya
existentes que concedan a los miembros de las fuerzas
armadas y de la policía garantías prescritas por el presente
Convenio.”

Pero la ley del trabajo en su artículo No. 104 prohíbe la


sindicalización de los trabajadores de la administración pública.
“No podrán organizarse sindicalmente los funcionarios públicos,
cualquiera que sea su categoría y condición.”

III.- CONCLUSIONES.

A.- Las injusticias laborales que ha sufrido el ser humano por el mismo ser
humano a lo largo de la historia ha motivado la creación necesaria de
la Organización Internacional del Trabajo (OIT), agencia especializada

9 - 10
de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cuyos principales
objetivos son mejorar las condiciones de trabajo, promover empleos
productivos y el necesario desarrollo social, y mejorar el nivel de vida
de las personas en todo el mundo.

B.- La humanidad vive mas conforme con su trabajo después de los


convenios que garantizan a los trabajadores y los empleadores, sin
ninguna distinción y sin autorización previa, al derecho de constituir las
organizaciones que estimen convenientes, así como el de afiliarse a
estas organizaciones, con la sola condición de observar los estatutos
de las mismas. A pesar de los abusos que aun se cometen,
particularmente en el sector de trabajadoras del hogar.

C.- Bolivia no puede excluirse de los adelantos en materia de Derechos


humanos, es así, que forma acertada promulga la Ley General del
Trabajo. Esta Ley reconoce el derecho de asociación en sindicatos,
que podrán ser patronales, gremiales o profesionales, mixtos o
industriales de empresa. Actitud del Estado que vela por las garantías
sindicales.
D.- En el Estado boliviano, a pesar de existir una Ley del Trabajo que
garantiza la creación de sindicatos, con la finalidad de que estos velen
por el bienestar de sus afiliados, se escucha por los medios de
comunicación masiva o se nota por observación directa, que aun
existe abusos por el empleador hacia sus empleados, particularmente
en la remuneración baja y trabajo mas de las ocho horas. Acto que
debe reflexionarnos y denunciar a los infractores.

10 - 10