Está en la página 1de 11

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL RAFAEL MARIA BARALT


UNERMB

CABIMAS EDO-ZULIA

PROGRAMA DE ADMINISTRACIÓN

UNIDAD III
ETICA APLICADA

Realizado por: Mariangel Gomez 29752075

Maria Gomez 29752077

Sección: 30112

Asignatura: Formación Ética y Cívica

Cabimas 5 de julio de 2020


INTRODUCCIÓN

La formación cívica y ética busca generar un espacio en el cual las personas


puedan concebirse a sí mismas como individuos sociales. Aunque en esta
formación está presente dicha concepción social, al mismo tiempo cada persona
mantiene su condición de individuo, lo cual es fundamental para comprender mejor
cuáles son los derechos y deberes que le competen. En este trabajo abordaremos
estos temas un poco más profundos y en que se enlaza con otros ámbitos o
ramas de la ética como lo son: La Ética Ecológica, La Ética Cívica, La Ética
mínima, etc.
INDICE

1 ETICA DE LA VIDA

2 ETICA ECOLOGICA

3 ETICA DE LOS CIUDADANOS

4 ETICA DEL TRABAJO PROFESIONAL


DESARROLLO

1 ETICA DE LA VIDA

a) La bioética: La bioética es la rama de la ética dedicada a promover los


principios para la conducta más apropiada del ser humano con respecto a la vida,
tanto de la vida humana como del resto de seres vivos, así como al ambiente en el
que pueden darse condiciones aceptables para la misma.
b) Génesis y desarrollo: Se trata de una disciplina relativamente nueva, y el
origen del término corresponde al pastor protestante, teólogo, filósofo y educador
alemán Fritz Jahr, quien en 1927 usó el término Bio-Ethik en un artículo sobre la
relación ética del ser humano con las plantas y los animales. Más adelante, en
1970, el bioquímico estadounidense dedicado a la oncología Van Rensselaer
Potter utilizó el término bio-ethics en un artículo sobre «la ciencia de la
supervivencia» y posteriormente en 1971 en su libro Bioética un puente hacia el
futuro. En su sentido más amplio, la bioética, a diferencia de la ética médica, no se
limita al ámbito médico, sino que incluye todos los problemas éticos que tienen
que ver con la vida en general, extendiendo de esta manera su campo a
cuestiones relacionadas con el medio ambiente y al trato debido a los animales.

c) Ámbitos de la Bioética general: Los ámbitos de la bioética tienen que ver con
"La autonomía moral del ser humano y su capacidad para decidir, y se opone a las
decisiones externas que pretenden imponerle normas de conducta en muchos
casos ajenos a sus deseos personales".
Principales ámbitos:

*El aborto.

*La calidad de la vida.

*La sanidad.

*La clonación humana.

*Los avances científicos.

*El desarrollo sostenible.


*La donación de órganos.

*La eutanasia.

d) La norma mora en el campo de la ética: la actitud del hombre hacia unos


fenómenos se señala como buena o mala, como justa o injusta, en virtud de una
exigencia social, corriente, etc., no por unas leyes de derecho, y esto es lo que
distingue tales normas de las jurídicas. El carácter normativo de la moral está
determinado por el hecho de que la sociedad (o la clase social) en consonancia
con sus intereses prohíbe en la esfera de la conducta la manifestación de aquello
que destruya un bien valioso para la sociedad (o la clase) y estimula los actos que
resulten favorables al bien o lo produzcan. En las exigencias morales, se reflejan
las cualidades éticas de la realidad: una es objetivamente un bien, algo
beneficioso, justo; otra no la es. Las normas éticas lo que hacen son cambiar la
mera respuesta humana transformándola en propuesta; la norma ética hace al
hombre más libre, ya que el comportamiento ético incrementa el acierto y las
mismas posibilidades de la libertad, de ese comportamiento. Las normas son
imprescindibles para la autorrealización personal y para convivir en la sociedad.
Esos principios, aunque con pretensión de validez permanente, sufren
inevitablemente los riesgos de la historicidad y de la contingencia que afecta a
todo lo humano.

e) Los principios subalternos de la ética: En 1979, los bioeticistas Tom


Beauchamp y James Franklin Childress definieron los cuatro principios de la
bioética: autonomía, no maleficencia, beneficencia y justicia. En un primer
momento definieron que estos principios son prima facie, esto es, que vinculan
(son obligatorios) siempre y cuando no colisionen entre ellos, en cuyo caso habrá
que dar prioridad a uno u otro, dependiendo del caso. Sin embargo, en 2003
Beauchamp considera que los principios deben ser especificados para aplicarlos a
los análisis de los casos concretos, o sea, deben ser discutidos y determinados
por el caso concreto a nivel casuístico.

Los cuatro principios definidos por Beauchamp y Childress son:


° Principio de autonomía: La autonomía expresa la capacidad para darse normas o
reglas a uno mismo sin influencia de presiones. El principio de autonomía tiene un
carácter imperativo y debe respetarse como norma, excepto cuando se dan
situaciones en que las personas puedan no ser autónomas o presenten una
autonomía disminuida (personas en estado vegetativo o con daño cerebral, etc.),
en cuyo caso será necesario justificar por qué no existe autonomía o por qué esta
se encuentra disminuida.
° Principio de beneficencia: Obligación de actuar en beneficio de otros,
promoviendo sus legítimos intereses y suprimiendo prejuicios. En medicina,
promueve el mejor interés del paciente pero sin tener en cuenta la opinión de este.
Supone que el médico posee una formación y conocimientos de los que el
paciente carece, por lo que aquel sabe (y por tanto, decide) lo más conveniente
para este. Es decir "todo para el paciente pero sin contar con él". Un primer
obstáculo al analizar este principio es que desestima la opinión del paciente,
primer involucrado y afectado por la situación, prescindiendo de su opinión debido
a su falta de conocimientos médicos.
° Principio de no maleficiencia: Abstenerse intencionadamente de realizar actos
que puedan causar daño o perjudicar a otros. Es un imperativo ético válido para
todos, no sólo en el ámbito biomédico sino en todos los sectores de la vida
humana. En medicina, sin embargo, este principio debe encontrar una
interpretación adecuada pues a veces las actuaciones médicas dañan para
obtener un bien. Entonces, de lo que se trata es de no perjudicar
innecesariamente a otros. El análisis de este principio va de la mano con el de
beneficencia, para que prevalezca el beneficio sobre el perjuicio.
° Principio de justicia: Tratar a cada uno como corresponda, con la finalidad de
disminuir las situaciones de desigualdad (ideológica, social, cultural, económica,
etc.). En nuestra sociedad, aunque en el ámbito sanitario la igualdad entre todos
los hombres es sólo una aspiración, se pretende que todos sean menos
desiguales, por lo que se impone la obligación de tratar igual a los iguales y
desigual a los desiguales para disminuir las situaciones de desigualdad.
2 ETICA ECOLOGICA:
a) La ética ecológica: o ética del ambiente es la parte de la filosofía y la ética
aplicada que considera las relaciones éticas entre los seres humanos y el
ambiente natural o medio ambiente. Ejerce influencia en una larga lista de
disciplinas como el derecho, sociología, economía, ecología, geografía, etc. En su
campo incluye la estética de la naturaleza y otras ramas de la investigación
filosófica (epistemología, metafísica, axiología, etc.)

La ética ambiental es un relato sistemático de las relaciones morales entre los


seres humanos y su medioambiente. La también llamada ética medioambiental, es
una rama relativamente nueva de la ética filosófica, la cual describe los valores
que lleva el mundo natural no humano y prescribe una respuesta ética apropiada
para asegurar la preservación o restauración de dichos valores.

b) La ecología profunda: La ecología profunda es una rama reciente de


la filosofía ecológica que considera a la humanidad parte de su entorno,
proponiendo cambios culturales, políticos, sociales y económicos para lograr una
convivencia armónica entre los seres humanos y el resto de los seres vivos.
Establece ciertas normas que se apoyan en una visión de la naturaleza con una
noción de la realidad y el lugar que ocupamos como individuos en el planeta.
Considera que los seres humanos no tienen derecho a pasar por encima de la
diversidad, únicamente para satisfacer sus necesidades vitales.

c) El biocentrismo: término aparecido en los años 1970 para designar a una


teoría moral que afirma que todo ser vivo merece respeto moral. Asociado en sus
orígenes con la ecología profunda o ecologismo radical, el biocentrismo pretende
reivindicar el valor primordial de la vida. Propone que todos los seres vivos tienen
el mismo derecho a existir, a desarrollarse y a expresarse con autonomía y
merecen el mismo respeto al tener el mismo valor. Aboga que la actividad humana
cause el menor impacto posible sobre otras especies y sobre el planeta en sí.
Dadas sus características, es una filosofía contraria
al teocentrismo y antropocentrismo. El biocentrismo explica que lo que percibimos
como realidad es un proceso que exige la participación de la conciencia. Funda su
ideario en los conceptos de interacción, la coevolución, la complejidad de las
relaciones entre las especies, la no discriminación, el trato con los animales, la
cultura de lo vivo, la interactividad de los sexos, la democracia participativa,
la agricultura ecológica y el uso de las energías renovables.
d) El Antropocentrismo: El antropocentrismo es la doctrina que, en el plano de
la epistemología, sitúa al ser humano como medida y centro de todas las cosas, y
en el de la ética defiende que los intereses de los seres humanos son aquellos
que deben recibir atención moral por encima de cualquier otra cosa. Así
la naturaleza humana, su condición y su bienestar –entendidos como distintos y
peculiares en relación a otros seres vivos– serían los únicos principios de juicio
según los que realmente deberían evaluarse los demás seres y en general la
organización del mundo en su conjunto. Igualmente, cualquier preocupación moral
por cualquier otro ser debería ser subordinada a la que se debe manifestar por los
seres humanos. El antropocentrismo surge a principios del siglo XVI, entrando ya
a la Edad Moderna, y se considera como alternativa que reemplaza
al teocentrismo.
3 ETICA DE LOS CIUDADANOS:
a) La Ética Cívica: Por ética cívica sabemos que es la parte de la ética, de la
reflexión, que se refiere a nuestro comportamiento en una comunidad social. Es el
esfuerzo de los seres humanos para pensar, justificar y realizar el gran proyecto
de la convivencia justa. Está fundamentada por los Derechos Humanos que
recogen los valores que deben guiar nuestra conducta. Es la instrucción que tiene
un objetivo de aprender a vivir en comunidad y en armonía y se caracteriza por
valores o ideales como lo son: La libertad, la humildad, la justicia, el respeto, la
igualdad, la solidaridad, etc.
b) La Ética Cívica en una sociedad pluralista: una moral civil es que responde a
una necesidad real y como tal sentida. Cuando hay una pluralidad de credos, de
ideas, de ideologías, hace falta una base moral para vivir armónicamente en
común. Pero, precisamente porque obedece a una necesidad, el problema no
puede ser completamente nuevo, y alguna solución, por imperfecta que fuera, se
ha tenido que dar, pues, si bien el grado de pluralismo es hoy en Occidente quizás
el mayor logrado en la historia, no es ésta ni mucho menos la primera vez que
conviven en una misma sociedad gentes de diversas creencias y culturas. De ahí
que cualquier actitud que pretenda una solución completamente ex novo, sin
consideración alguna a los precedentes históricos, se hace por ello mismo
sospechosa. ¿Por qué faltan, en los defensores de la moral civil, el estudio de los
precedentes y el reconocimiento de sus aportaciones? En más de un caso,
parecería que la Historia ha comenzado con la Revolución Francesa, siendo lo
anterior prehistoria despreciable. En realidad, precisamente por ser necesaria,
siempre ha existido una cierta moral civil. Al menos, desde que existen leyes
penales que no tuvieran origen inmediato en un mandato religioso, y eso ya se
encuentra en el código de Hammurabi. La mayor parte de ellas plasman
exigencias de la vida social que se entendían y se aceptaban como necesidades
morales y sociales, pues no se puede vivir en paz si los salteadores, los cuatreros,
los homicidas y otras gentes de mal vivir quedan impunes.

c) La ética mínima conceptualización: Ética de mínimos es una manera de ver a


la Filosofía práctica que tiene que ver con el deseo general de encontrar una mejor
comunicación y entendimiento para hacer más amigables las inevitables
relaciones con los demás, es denominada como Ética de justicia y constituye el
momento deontológico de la Ética. Hace referencia a las condiciones y
comportamientos mínimos de convivencia comunes en los diferentes ámbitos
sociales en el mundo. Está formada por elementos básicos en los que todos
podemos estar de acuerdo y que posibilitan la convivencia y la tolerancia.

d) Los contenidos de la ética cívica: La formación cívica y ética se basa en el


estudio de los principios básicos relacionados con la democracia, así como en los
aspectos morales que deben tomar en cuenta los ciudadanos en el marco de la
convivencia en una sociedad determinada. Para comprender de una forma más
completa todos esos principios democráticos y morales, la formación cívica y ética
se apoya en otras disciplinas como la sociología, la filosofía, la historia, el derecho,
la ciencia política, la demografía, la antropología y la psicología, entre muchas
otras.

e) Las 3 generaciones de derechos humanos:


 De primera generación: son derechos individuales que corresponden con
los derechos civiles y políticos. ...
 De segunda generación: son los derechos de la igualdad
o derechos económicos, sociales y culturales. ...
 De tercera generación: son los derechos colectivos, de la solidaridad o
emergentes.
f) Los valores guías; Libertad, Igualdad, Solidaridad:
° LIBERTAD: se adquiere como un decreto de derecho que nos permite elegir qué
hacer con nuestra vida, cómo disponer de nuestros talentos, posesiones, tiempo,
etc. Pero también esto nos lleva a tener responsabilidades. Establecimiento de un
marco de libertades cívicas para todos. Por ejemplo: la libertad de conciencia, de
pensamiento y de culto religioso, la libertad de expresión y de prensa, la libertad
de movimientos y de residencia.
° LA IGUALDAD: entendida como: Eliminación de la dominación, Garantía del
mínimo material social y cultural para que cada persona pueda desarrollar
una vida digna: ingresos económicos dignos, educación, vivienda, asistencia
sanitaria, etc., Igualdad de oportunidades de ocupar cargos y empleos,
disminuyendo las desigualdades naturales y sociales de nacimiento, Igualdad ante
la ley, aplicando las mismas reglas para todos
° SOLIDARIDAD: el sentido de igualdad y justicia, el ser solidario no es solo en
cosas materiales. La solidaridad busca un objetivo altruista; se debe buscar
ayudar a toda persona, sin esperar nada a cambio. También hay cosas afectivas,
emocionales, motivaciones, espirituales, o de simple compañía y apoyo.

4 ETICA DEL TRABAJO PROFESIONAL:

a) Significado del trabajo: Como trabajo denominamos al conjunto de actividades


que son realizadas con el objetivo de alcanzar una meta, solucionar un problema o
producir bienes y servicios para atender las necesidades humanas

b) El concepto de profesión: es la acción y efecto de profesar (ejercer un oficio,


una ciencia o un arte). La profesión, por lo tanto, es el empleo o trabajo que
alguien ejerce y por el que recibe una retribución económica.

c) Contenido básicos de una ética profesional: La educación universitaria debe


llevar a la convicción en los nuevos profesionales del papel que juegan en la
mejora de las condiciones materiales de vida de la sociedad, el cuidado del
medioambiente y la sustentabilidad, la dignificación de todos los seres humanos y
la promoción de una sociedad más justa. El origen, razón de ser y sentido de la
profesión es ético: ofrecer un bien a lo sociedad: es el bien interno de la profesión.
Curar, procurar la salud y prever la enfermedad son las razones de ser de la
medicina, su bien interno. Dotar a la sociedad de la invención tecno-científica que
mejore las condiciones materiales de la existencia humana es el bien interno en
general de las diversas ingenierías. Estos principios éticos son los de no-
maleficencia, beneficencia, autonomía, respeto, justicia, responsabilidad y
precaución. La acción profesional deberá sustentarse en estos principios morales
muy específicos que fundamentan los códigos de ética.
d) El usuario principio de autonomía: La Autonomía está vinculada a la reflexión
deontológica, y cuenta con gran tradición liberal. Ha sido aceptada por un
importante número de colegios médicos y psicológicos y es el fundamento de
importantes acciones y deberes en la intervención sanitaria, como el
consentimiento informado. La autonomía, desde esta perspectiva, es al mismo
tiempo un derecho y una capacidad. Como derecho hace referencia a la potestad
que tienen las personas para decidir sobre sus propios asuntos y, en especial,
sobre su propio cuerpo. La autonomía como derecho va en contravía del
paternalismo y por ello exige a los profesionales no intervenir sin el consentimiento
de la persona sujeto de atención, así dicha intervención sea en su beneficio. Como
capacidad la autonomía tiene que ver tanto con las habilidades intelectuales y
afectivas del usuario como también de las oportunidades para ejercer dicha
autonomía.

e) La ética de la responsabilidad: La responsabilidad revela el carácter ético de


cada persona, es un acto enteramente voluntario que nos lleva, por un lado, a más
respeto, más transparencia y más cordialidad hacia los demás; y por otro parte, a
dar respuesta a las necesidades de otro ser humano. El otro me exige una actitud
práctica, que puede ser de hospitalidad, de indiferencia o de rechazo. Ser
“responsable”, por tanto, significa estar listo y dispuesto a “responder”. Desde
nuestra propia realidad algunos de los aspectos a los que se debe dar una
respuesta responsable son: la inclusión social, la equidad de género, la justicia
económica, la conservación del medio ambiente, la seguridad ciudadana, y la
probidad de la función pública.
CONCLUSION

Realizando este trabajo hemos aprendido que la formación cívica y ética busca
generar un espacio en el cual las personas puedan concebirse a sí mismas como
individuos sociales. Aunque en esta formación está presente dicha concepción
social, al mismo tiempo cada persona mantiene su condición de individuo, lo cual
es fundamental para comprender mejor cuáles son los derechos y deberes que le
competen. Y que a formación cívica y ética se enfoca en las potencialidades que
cada individuo tiene dentro de sí para lograr diversos objetivos, como promover el
bienestar social, crear proyectos de vida para sí mismos y desarrollarse de forma
integral. Al mismo tiempo, también se estudian elementos vinculados con ley, con
la intención de que las personas logren concebirse como responsables de
responder tanto por sus derechos como por sus deberes que básicamente la
intención principal es crear ciudadanos conscientes de su rol dentro de la
sociedad, comprometidos con la búsqueda del progreso común.

También podría gustarte