Está en la página 1de 3

Las tres A: Autenticidad, Adaptabilidad y Actualización

El modelo curricular

Wendy Rocsana de la Rosa Gómez

Para definir el Modelo Curricular se utilizarán los siguientes conceptos: Autenticidad,


Adaptabilidad y Actualización. Un Modelo Curricular responde a un contexto en particular,
en efecto, su primera característica es la “Autenticidad”, es decir, la identidad de una
Institución de acuerdo a su propósito, visión, misión, fines y valores. Otro aspecto
característico es su “Adaptabilidad”; no es estático, sino que se apropia de la situación que
se está viviendo y se transforma para responder de una mejor manera a las necesidades
educativas. También, es “Actual” es decir, está en un constante devenir, sin perder su
identidad y esencia. Sus objetivos, contenidos y metodologías se están actualizando.

Se puede agregar entonces que el diseño y desarrollo curricular llevan consigo no


solamente el conocimiento de un plan de estudios, sino también el conocimiento de una
fundamentación basada en los fines que persigue, la metodología a emplear en su
desarrollo, los recursos para el aprendizaje que se necesitan, las bases psicológicas donde
será aplicado y el conocimiento de la cultura y el contexto donde se desarrollará (Meza,
2012).

En este análisis se conocerá y profundizará el Marco Orientador y formativo de la


Universidad Rafael Landívar (Vicerrectoría, 2015). El cual parte de los estatutos, los fines y
los valores que sustentan a la Institución. Esto se presentará desde la vivencia de alumno
egresado que ha experimentado el modelo curricular de la Universidad.

Lo primero que sobresale en la Universidad es su fundamento cristiano. Ya que es parte


de la Tradición Jesuita en Guatemala. Por ello su misión es servir por medio de la vivencia
de los valores cristianos, la docencia, investigación y la proyección social. Esto está
dirigido y organizado desde el proyecto educativo Jesuita. Lo interesante de su propuesta
formativa es que siempre está siendo un signo en el contexto nacional, desde la cultura y la
vivencia de cada estudiante.
La base del modelo curricular está en sus fines (utilidad, justicia, humanidad y fe) y en
sus valores (dignidad, libertad, responsabilidad y servicio). Esto se plantea en todos los
ambientes de la formación.

Los componentes del Currículo son: el perfil del egresado, enfoque formativo del plan
de estudios, proceso de aprendizaje y el sistema de evaluación. En cuanto al perfil es
importante mencionar que buscan que los profesionales sean competentes, así mismo, sean
conscientes, compasivos y comprometidos. Esto en lo particular me ha identificado con la
Institución, debido a que son notas muy particulares en la Universidad y es que siempre se
pretende una formación integral.

Los planes de estudio están enmarcados desde una perspectiva filosófica, social,
cultural, política y que los estudiantes se inmiscuyan en la reflexión, el análisis y sean
protagonistas del ambiente en el que se encuentren, siendo generadores de cambio.

La enseñanza-aprendizaje está basado en metodologías activas e innovadoras, que


permita al docente y estudiante generar comunidades de aprendizaje. Los docentes son
personas especializadas en el área y tienen claro el modelo curricular. Además, son
aprendizajes participativos y con un sentido humano.

Uno de los aspectos novedosos es la inclusión de cursos de Experiencia de Desarrollo


Personal (EDP), que van en la línea de complemento al pensum de cada carrera. Siendo
conscientes que antes de ser profesionales se es persona. Es una distinción de la
Universidad frente a otras propuestas educativas.

Así mismo, el sistema de evaluación se consolida en los tres momentos, diagnóstica,


formativa y sumativa. Haciendo énfasis en la importancia del acompañamiento al
estudiante en su proceso educativo. De la misma manera, se valora la autoevaluación como
un medio de hacer consciente al estudiante de su aprendizaje y también la heteroevaluación,
donde se crece con y para el otro. Este es un aspecto recurrente que permite la corrección
fraterna y la convivencia del estudiantado.
El modelo curricular tiene un valor fundamental en la vida de una Institución educativa,
es su propuesta para la sociedad, para que responda a los signos de los tiempos. En
particular la Universidad Rafael Landívar procura ser una luz en medio de los contextos
que se viven. Ya que su punto de partida es el perfil de profesional que pretende entregar a
la sociedad. Esto se amalgaman con el contenido, las metodologías y procesos de
enseñanza.

Por tanto, las tres A (Autenticidad, Adaptabilidad y Actualización) son tres notas que se
vislumbran en el modelo curricular de la Universidad. La autenticidad es significativa en la
propuesta educativa Jesuita que propone un estilo de vida con fundamento cristiano. La
adaptabilidad es un reto que tienen las instituciones educativas, porque muchas veces se
sientan en bases inamovibles, sin embargo, la educación virtual es un medio de adaptación
para que siga proporcionando una formación con calidad. Finalmente, la Actualización es
un pilar de un centro educativo que quiere siempre estar a la par de los cambios y ofrecer
una trasformación social. Es un elemento que caracteriza a la docencia de la Universidad,
en su preparación e investigación, además de la implementación de nuevas metodologías de
aprendizaje.

REFERENCIAS

Meza, J. (2012). Diseño y desarrollo curricular. Consultado en:


http://www.aliat.org.mx/BibliotecasDigitales/derecho_y_ciencias_sociales/Diseno_
y_desarrollo_curricular.pdf
Vicerrectoría Académica. (2015). Marco orientador de la formación en la Universidad
Rafael Landívar. Consultado en: https://ceat.url.edu.gt/pagina//wp-
content/uploads/2020/10/marco-orientador-de-la-formacio%CC%81n-en-la-url.pdf

También podría gustarte