Está en la página 1de 18

Eclesiología Bíblica

LA IGLESIA (2)

Samuel Pérez Millos

Pasaje: Mt.28:16-20; 1.Cor.11:23-26

OBJETIVOS DEL ESTUDIO

1. Seleccionar las bases bíblicas que permitan conocer y afirmar la verdad de la

doctrina que se estudia.

2. Conocer mejor la revelación de Dios en su Palabra para afirmar nuestra fe.

3. Que el creyente sea consecuente con su fe, ajustando su modo de vivir a las

demandas que descubre en el estudio de la doctrina.

TAREAS

1. Dedicar tiempo a la oración pidiendo la ayuda y dirección del Señor sobre el

estudio.

2. Ocuparse en las tareas de ejercicios, leyendo con calma todos los pasajes

propuestos y realizando los trabajos encomendados.

3. Procurar establecer sin ayuda alguna las bases bíblicas que respondan a los

aspectos de la doctrina que se estudia.

5. Anotar las dificultades que no hayan sido resueltas para consultarlas en la clase.

6. Responder a las preguntas de repaso.

INTRODUCCION

La Biblia enseña que los creyentes no están ahora bajo la ley sino bajo la gracia (Rom.6:14). Un problema grave es que la iglesia trate de establecer normas y reglas que sujeten al creyente a una esclavitud legal de la que fe sacado por la gracia (Gal.4:10). Sin embargo, la iglesia y los creyentes tienen mandamientos y ordenanzas. Estas son dos: el bautismo y la Cena del Señor. Ambas tienen suma importancia por lo que simbolizan y por la obediencia que se expresa en la práctica de ambas.

Por otro lado, la congregación de cristianos ha de ser gobernada, es decir, conducida, orientada, enseñada y disciplinada. El gobierno bíblico está claramente establecido en la Escritura. Pero, es un hecho evidente, que el sistema de gobierno establecido, es cuestionado y en ocasiones despreciado.

Ambas cosas, las ordenazas y el gobierno de la iglesia local, van a ser considerados seguidamente, con el fin de que conociendo las bases más sencillas sobre ambas cuestiones, se ajuste la vida eclesial -tanto individual como colectiva- a las instrucciones bíblicas en una sincera obediencia al Señor.

I. ORDENANZAS PARA LA IGLESIA: EL BAUTISMO.

1. El bautismo.

1.1. Ordenanza de Jesucristo (Mt.28:18-19; Mr.16:15-16).

1.2. Así lo entendieron los apóstoles (Hch.2:38; 10:48).

1.3. Así lo practicaba la iglesia en los tiempos apostólicos (Hch.2:41;

8:12,36,38; 9:18; 10:47-48; 16:15,33; 18:8; 19:5).

1.4. Así lo observaron las iglesias cristianas.

1.5. El bautismo es un acto testimonial del nuevo nacimiento y del bautismo

"real" por el Espíritu Santo (Rom.6:3-4; 1.Cor.12:13).

2. Sujeto del bautismo.

2.1. Sólo los creyentes pueden y deben ser bautizados (Mt.28:19; Mr.16:16).

2.2. Los apóstoles y la iglesia lo entendieron así (Hch.2:41; 8:12, 36-38; 10:47-

48; 16:15,33; 18:8.

2.3. Por tanto sólo deben ser bautizados los que tengan uso de razón y

puedan dar testimonio de su fe.

3. La administración del bautismo.

3.1. La palabra bautismo (gr. "baptizö"), quiere decir sumergir.

3.2. El simbolismo demanda la práctica por inmersión.

3.2.1. Muerte con Cristo.

3.2.2. Sepultura con Cristo.

3.2.3. Resurrección con Cristo.

3.3. La iglesia primitiva lo practicaba por inmersión (Hch.8:38-39).

3.4. "La Didache", documento probablemente del S.II, enseña a bautizar por

inmersión.

4. Formula bautismal.

4.1. La ordenanza expresada por Cristo (Mt.28:19).

4.2. Bautizar en "el nombre", no significa autoridad para el oficiante, sino que "

expresa una relación, como algunos traducen: "hacia el Nombre

5. Simbolismo.

5.1. Inserción y unión íntima con Cristo (Rom.6:3-11).

5.1.1. El pasaje se refiere primariamente al bautismo por el Espíritu,

del que el de agua es figura (Gal.2:20; 3:27; Col.2:12; 3:3).

5.2. Unión de todos los creyentes en Cristo (Ef.4:5; 1.Cor.12:13).

5.2.1. El bautismo de agua es testimonio del bautismo "real" del

Espíritu que hace la unidad de la Iglesia.

5.3. Compromiso de discipulado (Mt.28:19-20).

5.4. La iglesia local considera como miembro de pleno derecho a todo

creyente bautizado por inmersión.

5.5. El bautismo no es opcional, sino que es un mandamiento establecido para

todo creyente. (Mt.28:19; Mr.16:16).

II. ORDENANZAS PARA LA IGLESIA: LA CENA DEL SEÑOR.

1. Institución de la ordenanza (Mt.26:26-28; Mr.14:22-26; Lc.22:19-20).

1.1. Confirmación apostólica (1.Cor.11:23-26).

2. Nombres dados a la ordenanza en el Nuevo Testamento.

2.1. La Cena del Señor (1.Cor.11:20).

2.2. Partimiento del Pan (Hch.2:42).

2.3. Comunión (1.Cor.10:16).

3. Su significado.

3.1. Acto de obediencia (1.Cor.11:24).

3.2. Acto de recuerdo (1.Cor.11:24).

3.2.1. El centro de la reunión es la Persona de Jesucristo y el

recuerdo de su muerte expiatoria.

3.2.2. Es una reunión de adoración y alabanza, por tanto todo otro

tema de exhortación o enseñanza, debe estar fuera de la misma.

3.3. Acto de testimonio (1.Cor.11:26).

3.3.1. De salvación alcanzada en Cristo (1.Cor.11:25).

3.3.2. De unidad en Cristo (1.Cor.10:16-17).

3.3.3. De unidad y comunión entre hermanos (1.Cor.10:17).

3.3.4. De proclamación de la muerte de Cristo y sus resultados

(1.Cor.11:26).

(1) Testimonio a hombres y a ángeles (Ef.3:10).

3.4. Acto de esperanza (1.Cor.11:26).

4. Quienes pueden participar.

4.1. Los creyentes bautizados, miembros de cualquier iglesia local, no importa

cual sea su denominación.

4.2. No deben hacerlo los que estén en disciplina de excomunión (1.Cor.5:11).

5. La solemne advertencia sobre una participación indigna (1.Cor.11:27-34).

5.1. La dignidad para participar de la Cena del Señor no es del creyente ni

alcanzada por éste, sino que es hecho digno en Cristo.

5.2. El creyente puede participar digna o indignamente.

5.2.1. Un modo de indignidad está en las divisiones que fragmentan

la comunión eclesial (1.Cor.1:10-13).

5.2.2. Esto convierte en una mentira el simbolismo del partimiento

del pan (1.Cor.11:29-30).

5.3. Otro modo de participación indigna está en no querer perdonar las

ofensas de los hermanos (Ef.4:32; Col.3:13).

5.3. Un asunto serio es participar en estado de pecado sin confesar.

5.3.1. Esta situación contrista al Espíritu Santo (Ef.4:30).

5.4. La enseñanza de Pablo es positiva (1.Cor.11:28).

5.4.1. El creyente debe probarse, esto es, examinarse delante del

Señor y en oración personal disponerse a la correcta participación.

5.4.2. Hay una mala costumbre de dejar de participar cuando no se

siente en condiciones.

5.4.3. Un creyente que no está en condiciones de participar de la

Cena del Señor, tampoco está en condiciones de asistir al culto.

III. LA IGLESIA REUNIDA

1. La importancia del tema (Mt.18:20).

1.1. Para que haya iglesia reunida, ha de haber convocatoria concreta a todos

los miembros, sin discriminación alguna, con el propósito de un ejercicio espiritual en el nombre del Señor.

1.2. Reunión de iglesia no es cuando están todos los creyentes juntos, sino

cuando lo están con propósito de culto al Señor.

1.3. No es reunión de iglesia cuando se convoca a una fracción de la misma

excluyendo al resto.

1.3.1. Ejemplo: reunión de varones, reunión de jóvenes, Escuelas Dominicales por secciones, reunión femenina, reunión económica, etc.

1.4. La ausencia de algún miembro a la reunión no impide que se considere

reunión de iglesia, cuando los asistentes fueren convocados sin discriminación.

2. La iglesia reunida.

2.1. Para oración (Hch.2:42; 4:23-31; 12:5).

2.2. Para la enseñanza (Hch.2:42; 20:7).

2.3. Para la edificación (1.Cor.14:26).

2.4. Para el partimiento del pan (Hch.2:42; 20:7).

2.5. Para el ejercicio de la disciplina (1.Cor.5:3-5).

2.6. La importancia de una congregación de creyentes reunida en armonía

(Sal.133).

IV. EL GOBIERNO DE LA IGLESIA LOCAL

1. El gobierno de la iglesia es teocrático, es decir, el gobierno de Dios y no de los hombres.

1.1. Cristo recibió este derecho del Padre (Ef.1:20-23).

2. Cual es la voluntad de Dios para el gobierno de la iglesia.

2.1. En el Nuevo Testamento se menciona, en muchas partes, a los ancianos como los que ejercen, en la congregación, funciones de dirección, conducción y guía.

2.2. Una observación imparcial enseña:

2.2.1. Que debe haber ancianos (Hch.14:23; 20:17; Tit.1:5;

1.P.5:1).

2.2.2. Los ancianos ejercen su oficio por designación del Espíritu

Santo (Hch.20:28).

2.2.3. Su designación se comunica a cada uno en llamada íntima

del Espíritu Santo (1.Tim.3:1).

(1) Es el Espíritu quién despierta en el creyente el deseo y le impulsa a la actividad, antes de su reconocimiento.

2.2.4. Ha de tener unas cualidades personales específicas, sin las

cuales no puede ser reconocido como anciano (1.Tim.3:2-7; Tit.1:6-9).

2.2.5. Los creyentes deben reconocer a los ancianos y someterse a

ellos en el Señor. (1.Tes.5:12-13; 1.Tim.5:17; Heb.13:7,17).

3. Observaciones doctrinales sobre los ancianos.

3.1. Los ancianos en Hechos de los Apóstoles.

3.1.1. Hombres responsabilizados en asuntos de gobierno,

compartido con los mismos apóstoles (Hch.11:30).

3.1.2. Hombres responsabilizados en materia de doctrina y en la

solución de problemas en la iglesia (Hch.15:2,4,6).

3.1.3. El ejercicio de autoridad que ejercían en la iglesia, se

demuestra en la firma conjunta de la carta con los apóstoles (Hch.15:22-23; 16:4; 21:18).

3.1.4. Los apóstoles constituían ancianos a cada una de las nuevas

iglesias para que existiera orden y gobierno en ellas (Hch.14:23).

3.1.5. pablo reconoce que la autoridad para guiar y pastorear la

congregación es de procedencia divina (Hch.20:28).

3.2. Los ancianos en las epístolas pastorales.

3.2.1. Pablo usa el término "anciano" como sinónimo de "supervisor

o sobreveedor".

3.2.2. Señala las condiciones que deben reunir (1.Tim.3:1-7;

Tit.1:5-9).

3.2.3. El trato que deben recibir (1.Tim.5:17-19).

3.2.4. No se habla en el Nuevo Testamento de autoridad ejercida

por un pastor único, sino colegiadamente por el cuerpo de ancianos, lo que se denomina "presbiterio" (1.Tim.4:14).

3.3. En los escritos de Pedro.

3.3.1. Identifica a los ancianos como "pastores" (1.P.5:1-4).

3.4. Otras referencias.

3.4.1. Ancianos en función intercesora (Stg.5:14).

3.4.2. Pablo enseña que los ancianos han de poseer un don

espiritual de conducción, pastorado o enseñanza, además de las cualidades personales

(1.Cor.12:28).

4. Requisitos del anciano (1.Tim.3:1-7; Tit.1:6-9).

4.1. Requisitos personales.

4.1.1. "Sobrio", equivale a hombre discreto. Tiene que ver con

sobriedad metafóricamente, no mezclado con vino, que significa que no se deja intoxicar por emociones e ideas extrañas, sino que se mantiene en firme equilibrio.

4.1.2. "Prudente", que actúa con prudencia.

4.1.3. "Decoroso", con disposición para soportar a otros, con trato

afable, lo que es igual al comportamiento de un verdadero "caballero cristiano".

del vino".

 

4.1.5. "Amable", es decir, equitativo, imparcial.

4.1.6. "No soberbio, ni iracundo, ni codicioso". No buscando gloria

personal.

 

4.1.7. "No un neófito", es decir un creyente nuevo, sino un hombre

maduro.

4.2. Requisitos domésticos.

4.2.1. "Esposo de una sola mujer". Que no se halla casado con

más de una mujer. En este sentido un divorciado, aunque sea convertido posteriormente al evangelio, queda inhabilitado para ser anciano de una iglesia.

4.2.2. "Irreprensible". Quiere decir que no debe haber en la vida de

un anciano un motivo serio de crítica hacia su conducta o moral, especialmente en cuanto a su fidelidad conyugal.

4.2.3. "Hijos en sujeción". El padre es responsable de la conducta

de sus hijos mientras estén en su casa.

4.3. Requisitos sociales.

4.3.1. De buena reputación ante el mundo (1.Tim.3:7).

(1) El nombre de la iglesia local va muy unido al de sus ancianos, por tanto han de ser cuidadosos en su conducta.

4.3.3. "Hospedador", interesado por el bien ajeno.

4.4. Requisitos de conducción.

4.4.1. Apto para enseñar.

(1) Que pueda dar respuesta a lo que el creyente necesite.

(2) No quiere decir que tenga, necesariamente, que tener el

don de pastor o maestro.

4.4.2. Absolutamente sano en doctrina (Tit.1:9).

4.4.3. Con pleno conocimiento bíblico para cualquier situación

(Tit.1:9).

7. Deberes de la iglesia para con los ancianos.

7.1. Reconocerlos (1.Tes.5:12).

7.2. Obedecerles (1.Cor.16:15-16).

7.2.1. Dejarse persuadir por ellos (Heb.13:17).

7.3. Colaborar con ellos.

7.3.1. Orando por ellos (Heb.13:18).

7.3.2. Cuidar de ellos (1.Tim.5:17-18).

7.3.3. Tratarlos respetuosamente.

7.3.4. No recibir acusación contra ellos, sin que sea probada, ni

acusarlos sin causa (1.Tim.5:9).

7.4. No murmurar de ellos (1.Cor.10:10; Stg.4:11).

7.5. Acordarse de ellos (Heb.13:7).

7.5.1. No recordar sus faltas que, como hombres, tuvieron, sino lo

positivo de su conducta.

7.5.2. Imitar su fe (Heb.13:7).

7.5.3. Imitar su consagración y entrega.

V. APLICACION PERSONAL

1. El Señor ha establecido ordenanzas para su iglesia: El bautismo y la Cena del Señor. Las dos ordenanzas deben ser obedecidas como un mandamiento y no como algo opcional.

2. El bautismo de agua es un acto de testimonio del bautismo real por el Espíritu Santo, por el que el creyente ha nacido de nuevo. Todo creyente bautizado en agua

manifiesta, en esa ocasión, públicamente su nuevo nacimiento, por tanto, ha de vivir en novedad de vida (Col.3:1-17).

3. Dios ha establecido para su iglesia el gobierno por medio de ancianos. Estos deben ser reconocidos por los dones que el Espíritu les ha otorgado y poseer las condiciones personales exigidas en la Escritura. El creyente ha de pensar que ninguna persona llega a la perfección en esta vida, por tanto, ha de considerar de ese modo a los ancianos, sujetándose a ellos y colaborando con ellos.

4. Estará en una situación espiritualmente delicada aquel creyente que haga "llorar", por su mal comportamiento, a los pastores de la congregación (Heb.13:17).

PREGUNTAS DE REPASO PARA EL ESTUDIO 11

413. ¿Cuantas son las ordenanzas para la iglesia?

414. Cita los textos que establecen la ordenanza del bautismo.

415. ¿Practicó la iglesia apostólica el bautismo?

416. ¿Qué es el bautismo de agua?

417. ¿Quienes deben ser bautizados?

418. ¿Cómo se debe administrar el bautismo?

419. ¿Qué simboliza el bautismo?

420. ¿Hay algún texto que permita afirmar que la Iglesia primitiva bautizaba

por inmersión?

421.

¿Cual es y donde se encuentra la fórmula bautismal?

422.

Da una explicación al simbolismo del bautismo.

423.

¿Donde se encuentra la institución de la Cena del Señor?

424.

¿Qué nombres se dan en el Nuevo Testamento a la Cena del Señor?

425.

A la luz de 1.Cor.11:23-26, da el significado de la Cena del Señor.

426.

¿Cual es el testimonio de la Cena del Señor?

427.

¿Quienes pueden participar de la Cena del Señor?

428.

Indica alguna forma en la que se participe indignamente de la Cena del

Señor.

429.

¿Qué entiendes por "reunión de iglesia"?

430.

¿A qué se exhorta en Heb.10:25?.

431.

Indica diferentes tipos de reuniones de iglesia en el Nuevo Testamento.

432.

¿Cómo es el gobierno de la iglesia?

433. ¿Qué enseñan las Escrituras sobre los ancianos?

434. ¿Cual es la primera obligación de la iglesia para con los ancianos?

435. ¿Puedes aportar alguna base bíblica que enseñe el ejercicio de autoridad

por los ancianos en la iglesia apostólica?

436. ¿Quienes constituían ancianos en las iglesias en los tiempos apostólicos?

437. Haz una relación de nombres que se usan indistintamente en el Nuevo

Testamento para referirse a los ancianos.

438. ¿Cuales son los requisitos para ser anciano en una iglesia local?

439. ¿Cuales son los deberes de la iglesia para con los pastores o ancianos?.