Está en la página 1de 3

Pedro A. Perez F., V-20.533.

337, UNIDAD I, ACTIVIDAD 1

LA ADMINISTRACION DE RECURSOS HUMANOS Y SU RELACION CON LAS


ORGANIZACIONES Y LAS PERSONAS.

La Administración de Recursos Humanos no apareció de improviso, y aunque


no es posible señalar cuándo se dio inicio al uso de sus técnicas, sí sabemos que
es condición indispensable para la existencia de la civilización. Desde la más
remota antigüedad el hombre al hacerse gregario tuvo que practicar alguna forma
de división del trabajo y asumir, aceptar, pelear o apoyar un liderazgo.

En el clan se dan las primeras formas empíricas de gestión, pues su


organización y maduración dará origen a las tribus. La caza, agricultura, pesca, la
construcción, el comercio y la guerra requieren de un grado avanzado de
organización y de gestión de los recursos humanos.

Los grandes arquitectos o constructores de la antigüedad tuvieron que hacer un


perfil del personal, seleccionarlo, asignarle labores, iniciarlo, capacitarlo y
motivarlo. Su liderazgo para la gestión fue autocrático y religioso.

A mediados del siglo XVIII la creación de las grandes máquinas para la


producción dan inicio a la revolución industrial. Primero en Inglaterra y poco
después en Europa y América del Norte. La producción creció enormemente y con
ella las condiciones de hacinamiento, peligro, inseguridad y profunda
insatisfacción. Se crearon entonces en algunas organizaciones los
“Departamentos de Bienestar de personal”, antecesor directo de los
departamentos de personal actuales; velaban por educación, vivienda, atención
médica, así como de impedir que se formen sindicatos. El hecho es que por
primera vez se acepta la necesidad de que haya un departamento en la
organización que se encargue exclusivamente de solucionar los problemas de
personal, esto requería de una persona especializada y ya no improvisada,
diferenciándose de las labores de los capataces, jefes de turno, gerentes de
operación y otros puestos similares. La segregación racial, el feudalismo, el
capitalismo, el socialismo, el comunismo, el neoliberalismo, marcan las diferencias

I
en las organizaciones, los modelos de gestión de personal y los cambios para el
desarrollo.

En el siglo XX se incorpora todos los conocimientos de la ciencia y tecnología a


la administración, así se inicia el movimiento de la “Administración Científica” o
taylorismo. Mejorar la eficiencia, favoreciendo la capacitación y especialización,
hizo más necesaria la creación de departamentos especializados de gestión de
personal. Así mismo los principios de Taylor y Fayol pusieron las bases de la
administración, a través de la coordinación, dirección y, por tanto, del mejor
empleo de los recursos humanos que intervienen en el trabajo. El mismo Taylor
viendo la importancia del área, creo las oficinas de selección.

En la actualidad, sin embargo, el concepto de Recursos Humanos hace


referencia a la administración del personal de una compañía, es decir, a la
capacidad de localizar, entrevistar, evaluar y seleccionar a los trabajadores, de
acuerdo a los objetivos, misión y visión de una compañía. Dicha Administración
puede ser realizada desde el Departamento de Recursos Humanos de una
empresa, o bien, desde un ente o agencia externa especializada en dicha función.

El objetivo general de la administración de Recursos Humanos es el


mejoramiento del desempeño y de las aportaciones del personal a la organización,
en el marco de una actividad ética y socialmente responsable. Este objetivo guía
el estudio de la Administración de Recursos Humanos, el cual describe las
acciones que pueden y deben llevar a cabo los administradores de esta área. De
aquí se derivan los siguientes objetivos específicos: La contribución de la
Administración de Recursos Humanos a la sociedad se basa en principios éticos y
socialmente responsables. El administrador de Recursos Humanos debe
reconocer que su actividad no es un fin en sí mismo; solamente un instrumento
para que la organización logre sus metas fundamentales. Mantener la contribución
de los Recursos Humanos en un nivel adecuado a las necesidades de la
compañía es otro de los objetivos fundamentales de la Administración de
Recursos Humanos. La Administración de Recursos Humanos es un poderoso

II
medio para permitir a cada integrante lograr sus objetivos personales en la medida
en que son compatibles y coinciden con los de la organización.

Entre los participantes de RRHH está el Director de Recursos Humanos,


Técnico de selección de personal, Técnico de formación, Técnico de relaciones
laborales y nóminas, Técnico de Comunicación Interna. Por lo tanto, los perfiles y
las funciones de un departamento de Recursos Humanos varían de una
organización a otra dependiendo del tamaño y de la actividad de la organización.

Las personas como recursos o como asociados de la organización, En este


contexto la cuestión básica radica en elegir entre tratar a las personas como
recursos o como grupos de interés de la organización. A los empleados se les
puede tratar como recursos productivos de las organizaciones, es decir, como
recursos humanos. Como recursos, deben ser estandarizados, uniformes, inertes
y precisan ser administrados, lo cual implica planear, organizar, dirigir y controlar
sus actividades, pues se les considera sujetos pasivos de la acción de la
organización. De ahí la necesidad de administrar los recursos humanos para
obtener el máximo rendimiento posible.

La administración de recursos humanos tiene la finalidad de poder hacer una


selección de personal con la estrategia de la organización, lo que permitirá
implantar la estrategia organizacional a través de las personas, quienes son
consideradas como los únicos recursos vivos e inteligentes capaces de llevar al
éxito organizacional y enfrentar los desafíos que hoy en día se percibe en la fuerte
competencia mundial. La estrategia de Recursos Humanos de las empresas busca
o intentan agregar valor a la empresa y parten de la conocida definición de la
visión, la misión, valores e incluso las prioridades o margen de acción de la
función de recursos humanos. La descripción de trabajo consiste en un resumen
escrito de las tareas, responsabilidades y condiciones de trabajo, además de que
incluye una lista de detalles. Las especificaciones de trabajo son las habilidades
necesarias y con detalles, necesarias para cumplir satisfactoriamente con el
puesto. Con esto se logra determinar que para lograr concluir y determinar una
serie de pasos se debe analizar y detallar si es aprobable y apto para el puesto.

III

También podría gustarte