Está en la página 1de 8

Diócesis de Azcapotzalco

Encuentro Familiar Diocesano

Misa
Semana de las familias
marzo 2021.

“El matrimonio y la familia cristiana edifican la Iglesia; en efecto, dentro de la familia la


persona humana no sólo es engendrada y progresivamente introducida, mediante la
educación, en la comunidad humana, sino que, mediante la regeneración por el bautismo y
la educación en la fe, es introducida también en la familia de Dios, que es la Iglesia”.
FAMILIARIS CONSORTIO No 15

Monición de entrada

Buenos (días/tardes), con gran alegría en nuestra Diócesis de Azcapotzalco damos inicio a la
semana de la familia, con un especial reconocimiento, hoy en el Día Internacional de la Mujer, a todas
las mujeres.
En esta Semana de la Familia tendremos la oportunidad de orar, reflexionar y exaltar la riqueza
de esta institución natural, que el Hijo de Dios quiso consagrar naciendo en el seno de la familia de
Nazaret, modelo que debemos imitar.
Diócesis de Azcapotzalco

Encuentro Familiar Diocesano

Contemplamos la familia cristiana en el marco de la fe y de la


Nueva Evangelización Hagamos nuestro: La verdad del amor
humano.

Invoquemos en nuestra celebración al Espíritu Santo para que


cada familia, arraigada en Cristo, sea fuente de vida, signo vivo
del amor de Dios y germen fecundo de la Nueva Evangelización
en nuestro mundo, que necesita, con urgencia, la esperanza de
Dios.

Nos unirnos a todas las familias de nuestra diócesis para ser


testigos de que el Evangelio de Cristo tiene arraigo en nuestra
sociedad, y que la familia edificada sobre la fe en Cristo aporta a
la sociedad una vida nueva, capaz de generar alegría, fecundidad
y amor a los hombres.

Recibamos al celebrante.

Canto de entrada

MONICIÓN A LAS LECTURAS

La familia es y seguirá siendo la célula básica de la sociedad, educadora en la fe y el amor, por


lo que debe dar testimonio de su arraigo en Cristo y hacer vida valores como la bondad, la caridad, la
humidad, la mansedumbre, la paciencia, que hoy en su palabra nos invita a practicar, de tal forma que
inyecte nueva vida, alegría y esperanza a nuestra sociedad que tanto las necesita, escuchemos
atentamente.
Diócesis de Azcapotzalco

Encuentro Familiar Diocesano

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Colosenses 3,12-17

Pónganse, pues, el vestido que conviene a los elegidos de Dios, sus santos muy queridos: la
compasión tierna, la bondad, la humildad, la mansedumbre, la paciencia. Sopórtense y perdónense
unos a otros si uno tiene motivo de queja contra otro. Como el Señor los perdonó, a su vez hagan
ustedes lo mismo.
Por encima de esta vestidura pondrán como cinturón el amor, que lo hace todo perfecto. Así la
paz de Cristo reinará en sus corazones, pues para esto fueron llamados y reunidos. Finalmente, sean
agradecidos.
Que la palabra de Cristo habite y se sienta a gusto en ustedes. Tengan sabiduría para que puedan
enseñar y aconsejar unos a otros; canten a Dios de todo corazón y con gratitud salmos, himnos y
alabanzas espontáneas. Y todo lo que puedan decir o hacer, háganlo en el nombre del Señor Jesús,
dando gracias a Dios Padre por medio de él.

Palabra del Señor.

1 SALMO 32, 12. 18. 20- 22

R. La tierra está llena del amor del Señor.

¡Feliz la nación cuyo Dios es el Señor,


el pueblo que él se eligió como herencia!
Los ojos del Señor están fijos sobre sus fieles,
sobre los que esperan en su misericordia. R.

Nuestra alma espera en el Señor:


él es nuestra ayuda y nuestro escudo.
Nuestro corazón se regocija en él:
nosotros confiamos en su santo Nombre. R.

Señor, que tu amor descienda sobre nosotros,


conforme a la esperanza que tenemos en ti. R.
Diócesis de Azcapotzalco

Encuentro Familiar Diocesano

Aclamación antes del evangelio


1Jn 4, 12

Si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece en nosotros y el amor de Dios ha llegado
a su plenitud en nosotros.

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan 15, 12-16

Durante la Última Cena, Jesús dijo a sus discípulos: «Este es mi mandamiento: Ámense
los unos a los otros, como yo los he amado. No hay amor más grande que dar la vida por los
amigos. Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando. Ya no los llamo servidores,
porque el servidor ignora lo que hace su señor; yo los llamo amigos, porque les he dado a
conocer todo lo que oí de mi Padre.

No son ustedes los que me eligieron a mí, sino yo el que los elegí a ustedes, y los destiné para
que vayan y den fruto, y ese fruto sea duradero. Así todo lo que pidan al Padre en mi Nombre,
él se lo concederá.»

Palabra del Señor.

Homilía
Diócesis de Azcapotzalco

Encuentro Familiar Diocesano

Oración universal
Unidos a la Sagrada Familia de Nazaret, modelo e imagen de la humanidad nueva, elevemos a Dios,
Padre de la gran familia humana, nuestra oración y digámosle:

R. Renueva nuestras familias, Señor

o Por el Papa Francisco, nuestro Obispo Adolfo Miguel Castaño Fonseca, y todos los
sacerdotes, diáconos y religiosos de nuestra Diócesis para que sean reflejo de Cristo ante
sus comunidades y en sus relaciones con el mundo den la imagen de una verdadera
familia que sabe amar y perdonar a cada persona. Oremos

o Por todos los líderes del mundo, para que trabajen por la paz y la justicia ratificando la
Convención de las Naciones Unidas para eliminar todas las formas de Discriminación
contra la Mujer, y lleve a cabo todas sus condiciones, Oremos

o Por las familias para que a imagen de la Sagrada Familia seamos verdaderas escuelas de
fe, donde se enseñen valores como la caridad, amistad, solidaridad, empatía hacia todos
los que nos rodean, de forma que construyamos una sociedad más justa. Oremos

o Por todas las mujeres, especialmente por las que están cerca de nosotros, para que se les
reconozca y fomente el imprescindible papel que tienen en las Comunidades cristianas y
en la misión de evangelizar en los diversos ambientes. Oremos

o Por todos los enfermos, para que sientan la misericordia del Señor, que les concede en el
alivio paz en sus vidas, que se vean acompañados por Él sobre todo en los momentos más
difíciles. Oremos

o Por los pobres, los marginados, por los que están solos, sobre todo los que están lejos de
sus familias por cuestiones de trabajo y por los alejados de Cristo, que tienen sed de Dios
y de su justicia, acompáñalos en su dolor, ayúdales encontrar el camino hacia ti para que
tengan una vida digna y feliz. Oremos
Diócesis de Azcapotzalco

Encuentro Familiar Diocesano

MONICIÓN FINAL.

Hemos celebrado este encuentro con el Señor Jesús, que nació y vivió en una familia.
Que Él nos dé fuerza para ser sus testigos en nuestras propias familias, y desde ellas irradiar
una nueva luz para el mundo que nos rodea.

Agradecidos del amor de nuestro Dios y Señor, saludamos a la Santísima Virgen María
Madre nuestra, cantando:

¡¡¡Feliz encuentro de las familias!!!


Diócesis de Azcapotzalco

Encuentro Familiar Diocesano

Oración por la mujer


Gracias, Dios Padre Bueno, por el amor que nos tienes; porque nos has creado a tu
imagen y semejanza en la condición de varón y mujer;
para que, reconociéndonos diferentes,
busquemos complementarnos:
el varón como apoyo de la mujer
y la mujer como apoyo del varón.

Gracias, Padre bueno, por la mujer y su misión en la comunidad humana.

Te pedimos por la mujer que es hija:


que sea acogida y amada por sus padres,
tratada con ternura y delicadeza.

Te pedimos por la mujer que es hermana:


que sea respetada y defendida por sus hermanos.

Te pedimos por la mujer que es esposa:


que sea reconocida, valorada y ayudada por su esposo,
compañero fiel en la vida conyugal;
que ella se respete y se dé a respetar,
para vivir ambos la comunión de corazones y anhelos
que se prolongan en la fecundidad de una nueva vida humana,
participando así en la máxima obra de la creación: el ser humano.

Te pedimos por la mujer que es madre:


que reconozca en la maternidad el florecimiento de su feminidad.
Creada para la relación,
sea sensible, tierna y abnegada en la educación de cada hijo;
con la dulzura y la fortaleza,
la serenidad y la valentía,
Diócesis de Azcapotzalco

Encuentro Familiar Diocesano

la fe y la esperanza
que van forjando la persona, el ciudadano, el hijo de Dios.

Te pedimos por las mujeres buenas y generosas


que han entregado su vida para realizar la nuestra.

Te pedimos por las mujeres que se sienten solas,


por las que no encuentran sentido a su vida;
por las marginadas y usadas como objeto de placer y de consumo;
por las que han sido maltratadas y asesinadas.

Te pedimos, Padre Bueno, por todos nosotros,


varones o mujeres;
que nos sepamos comprender, valorar y ayudar mutuamente,
para que, en la relación, amable y positiva,
colaboremos juntos al servicio de la familia y de la vida.

Te lo pedimos por intercesión de la siempre Virgen María de Guadalupe,


Mujer, Esposa y Madre Buena,
llena de fe humilde y valiente,
que nos acompaña, sostiene y conduce
a tu Hijo Cristo Jesús,
el cual vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Mons. Rodrigo Aguilar Martínez, Obispo de San Cristóbal de las Casas.

También podría gustarte