Está en la página 1de 2

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN SUPERIOR UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN SIMÓN

BASADA EN COMPETENCIAS ESCUELA UNIVERSITARIA DE


POSGRADO

CASO 3
NECESITO UNAS PARTITURAS
Carta de un estudiante de música

A continuación, le ofrecemos una página del Diario de Campo de un docente universitario. A


partir de la lectura del relato:

1. Identifique aquellos aspectos que responden a una actividad educativa


CONSTRUCTIVISTA.
2. Escriba y argumente, conceptualmente, sobre los aspectos identificados, relacionando la
teoría con el caso.

Buenos Aires, 21 de octubre de 2013.

Chiqui querida:
Ya van dos meses en el programa de música y el lunes pasado tuve una de las clases más
desafiantes. Estábamos en Análisis musical. Habíamos empezado el semestre revisando a
los compositores clásicos, sobre todo para verificar el nivel del grupo y arrancar con lo
que toca este semestre y en esa última clase el profe nos entregó unas partituras de obras
contemporáneas para un análisis de las formas musicales empleadas y la armonización. A
pesar de que la tarea era compleja, me sentí con una buena base como para enfrentar el
trabajo.
Iniciamos el análisis en parejas, pero poco progresamos porque la obra era muy compleja
y nuestros conocimientos resultaron limitados. Me sentí muy mal porque no podía avanzar
y sobre todo porque no había escuchado nada de los autores que analizábamos, obras de
Elliott Carter, Pierre Boulez, Alexander Goehr, por citarte algunos que presentó.
¿Escuchaste sobre ellos alguna vez? ¿Los estudiamos en el cole? Espero que no, más
vergüenza todavía.
El profe empezó a preguntar algunas cosas sobre las obras analizadas, se suponía que ya
habíamos estudiado armonía y no resultaría tan complejo el asunto. En minutos, no solo
habíamos abandonado las partituras, sino que se realizaba un acalorado debate entre 3
estudiantes que, aparentemente, ya habían estudiado a los músicos contemporáneos. Yo
mudo.
DIPLOMADO EN EDUCACIÓN SUPERIOR UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN SIMÓN
BASADA EN COMPETENCIAS ESCUELA UNIVERSITARIA DE
POSGRADO

No sé exactamente en qué momento el profe se dio cuenta que yo tenía cara de estar
absolutamente perdido y mencionó un compositor boliviano que radicaba en Inglaterra y
cuya obra es una referencia para los latinoamericanos. ¡Abrí los ojos como plato, tenía
que saber de quién se trataba! Y finalmente lo dijo: Agustín Fernández1. Sentí que mi
corazón se aceleraba porque conocía su obra e incluso su historia, de hecho lo conocimos
en Cocha, el 2010. ¿Te acuerdas? Y entonces pude participar del debate. El profe
complementó explicando algunos elementos que caracterizan el trabajo armónico de estos
nuevos compositores y las tendencias musicales contemporáneas. Anotó en la pizarra
esquemas tonales, modulaciones y una serie de elementos que salieron de la discusión a
modo de aclarar dudas. El tema iba tan rápido que no logré comprender a cabalidad las
explicaciones realizadas. Ni modo, tengo que estudiar más este asunto o me quedo atrás.
La clase terminó y no concluimos la tarea encomendada. Evidentemente, el nivel general
del curso no era tan avanzado. Pero se convirtió en el trabajo para fin de semestre.
Debemos escoger un compositor y analizar su obra. Y es ahí donde entras tú en esta
historia. Necesito que me mandes las partituras completas de la Misa de Corpus Christi
del Agustín. Estoy seguro que en el cole las tienen ya que la cantamos el 2010.
Espero noticias tuyas pronto. Y cuéntame cómo te está yendo en la universidad, aunque
sigo pensando que deberías estar aquí, tienen un buen programa de danza y eso lo que
más te gusta hacer.
Seguiré esperando que te decidas, entre tanto, te mando un abrazo.

Kucho.

1Agustín Fernández nació en Cochabamba, Bolivia, en 1958. Se formó en el Instituto Eduardo Laredo de esa
ciudad, donde cursó el bachillerato musical. Estudió composición con Alberto Villalpando en La Paz,
enrolándose en el primer Taller de Música de la Universidad Católica Boliviana, carrera que completó con el
título de Licenciado en Música. Tras un periodo de estudio en Japón, con los profesores Takeshi Kobayashi en
violín y Takashi Iida y Akira Ifukube en composición, viajó a Inglaterra donde completó una maestría en la
Universidad de Liverpool y un doctorado en la City University de Londres.

También podría gustarte