Está en la página 1de 37

Scott Alexander

EL RINOCERONTE
CONTENIDO

Capítulo Pág.
Introducción
XV.El arte de avanzar “a la carga”.............................6
XVI.El entrenamiento de un rinoceronte.....................14
XVII.Cómo ser el rinoceronte más feliz del mundo......27
XVIII.Sé un rino audaz.................................................31
XIX.Desarrolla persistencia rinoceronte.....................36
XX.Cómo ser rinoceronte en todos los aspectos de tu vida... 40
XXI.Finanzas..............................................................41
XXII.Trabajo...............................................................46
XXIII.La familia............................................................49
XXIV.Físico..................................................................51
XXV.Aspecto social ....................................................52
XXVI.En lo espiritual ...................................................53
XXVII.Diversiones rinocerontes.....................................54
XXVIII.Prepárate para los problemas rinocerontes...........57
XXIX.Conviértete en rinoceronte hoy............................60
Introducción
En algún sitio, en lo profundo de la jungla donde pocos se atreven a
penetrar, vive un animal salvaje que se llama ÉXITO. Es muy escaso y
muy perseguido pero muy pocos se arriesgan a seguirlo y capturarlo. La
cacería es larga, ardua y llena de riesgos. Hay muchas penurias a lo
largo de ese camino que tratarán de desgarrar el corazón y el alma. Las
malezas de la jungla presentan una barrera casi impenetrable. Los
insectos constantemente te muerden y horadan la piel. Reptiles
venenosos, cocodrilos y otros fieros animales son verdaderos peligros
para tu seguridad.
El ardiente e incensante sol es tu constante compañero hasta el
atardecer; luego la temperatura desciende hasta el punto de congelación
y entonces añoras nuevamente el ardoroso sol contra tu ya enrojecida y
ampollada piel.
A veces te sientes débil y trastornado por el extremo cansancio. El Exito
parece a veces una criatura imaginaria y no propensa a ser capturada
pero tú sigues avanzando pues ya estás en lo profundo de la selva y no
debes regresar sin el trofeo.
Y pasan los meses, quizás los años. Pero el Éxito no se presenta. El
animal muy astuto, rara vez se expone y siempre está listo a fugarse si
sospecha cualquier peligro de ser alcanzado. El Éxito es tan poco
común, tan singular y ofrece tanto reto que es necesario alcanzarlo.
Ningún otro animal requiere tanta destreza para cazarlo y capturarlo.
No obstante el ser tan escaso, más escasos son los hombres y mujeres
que aprestan sus propias expediciones en busca del Éxito. Tú y yo
somos parte de ese grupo que "tenemos" que alcanzar el Éxito. Las
recompensas son inmensas. Eso lo sabemos. También sabemos que, a
lo mejor, es muy difícil la cacería. Sabemos que hay factores en contra
nuestra.
Sabemos que muchos han fallado y son muy pocos los que intentan la
expedición. ¡Cuándo nos enteramos de todo eso, es cuando nos demos
cuenta de que el Éxito es para nosotros!
El Éxito no es fácil. Es un animal realmente muy difícil de capturar, se
requiere mucho trabajo, rapidez mental y genuino deseo y persistencia
de parte del cazador. Esta es pues, tu guía para la supervivencia en tu
expedición, es tu manual rinoceronte para tu más grande cacería.
Úsalo y no sólo obtendrás Éxito más rápidamente sino que te será muy
divertido avanzar a la carga a través de la jungla.
¡Vamos! ¡Ahora mismo es la temporada para el ÉXITO!
CAPÍTULO I

El Arte de Avanzar - “A la Carga”

El secreto para el Éxito es, naturalmente, convertirse en rinoceronte. En


verdad, mi deseo es que te despiertes mañana por la mañana convertido
en un gran rinoceronte de unas seis mil libras de peso. Imagínese la
mirada de tu consorte por la mañana, cuando te halle en la cama. Ay,
¡es muy divertido ser un rinoceronte!
Es un hecho de que ello es tan divertido que te levantarás muy temprano
cada mañana, incluyendo los fines de semana. Nada de guardarse
durmiendo hasta el último minuto posible.
¡Ya eres un rinoceronte! Cuanto más rápido te convenzas de eso, más
rápidamente comenzarás a lograr más cosas durante tu vida rinoceronte.
A las seis de la mañana, cuando suene la campanilla de tu “reloj de
oportunidades”, saltarás de la cama como un rinoceronte; ¡no como un
mico perezoso! Luego una ducha, una cepillada de cuernos, tu ropa
rinoceronte y presto, ¡¡¡listo “a la carga”!!!
Date una rápida ducha, cepíllate los cuernos, ponte tu traje rinoceronte y
alístate a...¡¡¡CARGAR!!

PONTE FEROZAMENTE CARGADOR

La primera orden del día como rinoceronte es la de cargar. Ojalá tengas


hacia lo cual cargar. Tienes que tener metas que le den un objetivo a tu
vida como rinoceronte. Si te has estado levantando todas las mañanas
para trabajar todo el día, para apenas poder comprar matas de yuca para
comer y pagar un alquiler entonces ya es tiempo para que te enfurezcas.
Ya es tiempo para decir: “ya he tenido suficiente de esto de ser una vaca
perezosa pastando todo el día y día tras día. ¡Ya estoy harto de no hacer
nada, de no ver nada, de no conseguir nada! ¡Hoy me he despertado
como un rinoceronte! Voy a sacrificar la seguridad y complacencia de
este pastaje y voy a vivir una vida de rinoceronte, excitante y llena de
aventura en la selva. Voy a convertirme en un rinoceronte rico”.
¡Enfurécete! ¡Quién le va a discutir a un irrisible, enfurecido y disgustado
rinoceronte de tres toneladas de peso! Así conseguirás lo que quieras.
Sencillamente atacando. Júrate jamás regresar a aquel pastaje.
Olvídate de tus perezosas amigotas las vacas. Sal y hazte amigo de
rinocerontes. ¡A la carga!
EMBISTE SIEMPRE MASIVAMENTE

Carga masivamente y tendrás Éxito masivo.


¿De qué otra manera carga un rinoceronte sino masivamente? Casi se te
puede garantizar el Éxito por el hecho de ser rinoceronte. Cuando te
confrontes con un reto, no lo enfrentes como un asustado perrillo de las
praderas listo a saltar a su madriguera a la menor señal de peligro.
Dite a ti mismo: “MALDITOS –LOS–TORPEDOS”.
Da de ti todo lo que tengas nunca permitiendo que ni el menor
pensamiento de fracaso cruce tu mente.
Pon todo lo que tienes en todo lo que te propongas hacer. Dispara y haz
las preguntas después. ¡Eres un rinoceronte! ¡No hay nada que no
puedas acometer! ¡Cualquier cosa que hagas la harás masivamente!
Desde el mismo instante en que saltes de la cama por la mañana hasta
cuando te acuestes por la noche, debes estar “cargando” masivamente.
Contigo debe ser todo o nada. Eres un rinoceronte a toda carga con el
acelerador hasta el piso: ¡a toda máquina hacia delante!
CUERO DE DOS PULGADAS DE ESPESOR

Afortunadamente para ti, tienes esa coraza de rinoceronte de dos


pulgadas de espesor, porque con tu cargante actitud de malditos–los–
torpedos, ocasionalmente te alcanzará alguno de otro torpedo. No te
preocupes. Eres un rinoceronte. Tu cuero es tan grueso que casi no lo
sientes. Quizás de vez en cuando te quiten un poco de respiración, pero
rápidamente estás de pie cargando nuevamente y ¡Más bravo que el
diablo!
Si señor, eres un rinoceronte y puedes aguantar la adversidad. Casi te
deleitas en soportar los puñetazos pues sabes que eso te fortalece más
aún. Cuanto más crezcas como rinoceronte, mayores serán los torpedos
que te disparen. Eso está muy bien. Eres un gran rinoceronte de dura
piel, feroz y de fuerte carga y los torpedos se agotarán antes de que
pienses siquiera en volver a ser una vieja vaca perezosa en el pastaje.
¡Sigue embistiendo!
EL VERDADERO SECRETO DEL ÉXITO

Antes de descubrir el Éxito yo andaba confundido. Tenía y aún tengo,


un escaparate lleno de libros que prometían “los secretos del Éxito”.
Unos libros decían que el secreto consiste en escribir nuestras metas.
Otros decían que no debíamos “vestir” para el Éxito. Otros nos
aconsejaban ganar amigos e influenciar a los animales. Unos
pregonaban deshacerse de los malos hábitos como beber licor.
Pues bien, yo tenía e hice todas esas cosas y nada lograba. Peor aún,
terminé como empleado de un millonario de 30 años de edad jamás
había escrito sus metas y vestía como un gran muchacho descuidado.
Usaba el más sucio lenguaje que jamás había yo oído y no era ni mucho
menos abstemio. Pero ¿saben ustedes lo que él era? Era un cargante
rinoceronte de tiempo completo.
Desde el momento en que yo reconocí esta tendencia en él, sin falta he
hallado eso mismo en cuanta persona de Éxito he conocido.
Ahora si creo firmemente que si uno es rinoceronte casi tiene asegurado
el Éxito. ¡Sigue a la carga!
CARGA CON UN UNICO PROPÓSITO FIJO
El rinoceronte carga un único propósito. Todas tus energías se deben
dirigir hacia la consecución de tu únicio ardiente deseo. La razón por la
cual eres tan peligroso es porque una vez que arrancas en tu carga hacia
un objetivo nada puede distraerte. Nunca arremetes contra dos fines a
la vez. Primero te concentras en lograr tu primer objetivo y luego te
lanzas a la carga a la próxima meta.
Jamás debes dispersar tus esfuerzos. Un lente de aumento jamás hará
arder algo si no se fija en un solo sitio continuamente y durante
determinado lapso de tiempo. Si se mueve el lente de un sitio para otro
no se logra calentar algo, y mucho menos comenzar un fuego .
Debes entender este principio del lente de aumento y aplicarlo a tu vida
diaria. Sigue cargando a pesar de las dificultades pues nunca se sabe
cuándo brotará la llama. Podrá ser mañana o quizás el mes entrante,
pero debes saber que si concentras tus energías pronto tendrás una
rugiente llamarada. Luego puedes continuar y comenzar tu próxima
hoguera.
MANTENTE ALERTA A LAS OPORTUNIDADES
Como buen rinoceronte siempre estás alerta. Es imprescindible estar
alerta en la jungla. Por eso es que no hallamos ni vacas ni ovejas en la
jungla. No podrían sobrevivir.
Tus agudos ojos todo lo ven y tus oídos exploran el área como un radar
para detectar el más leve sonido. Sientes vibraciones de la tierra por
medio de tus pies sensitivos y tu nariz percibe cualquier olor extraño.
Todo tu ser está a la expectativa de una oportunidad para lanzarte a la
carga. Eres como el gatillo montado de una pistola: listo para disparar.
CARGA CONTRA LAS OPORTUNIDADES
¡Espera! ¿Qué es ese olor? Tu gran cuerpo está tenso, listo para saltar a
la acción. Lentamente volteas tu cabeza hacia la dirección del olor. Tus
ojos vigilan para captar cualquier señal de una oportunidad verdadera.
¡Tus oídos perciben un leve ruido en la maleza! Un olor extraño pasa por
tu nariz. Ya está listo para explotar. ¿Será una oportunidad o será un
torpedo? Clavas sin pestañear tu mirada hacia delante.
Tu cabeza gira de emoción y los músculos de tus piernas están tensos
con energía.
De repente, ¡la divisas! ¡Es la oportunidad!
También ella te ve y como un disparo ambos arrancan a través de la
jungla. Tres toneladas de, bufante rinoceronte a todo escape hacia la
oportunidad, venciendo cuanto obstáculo se opone en tu camino. Los
árboles y la vegetación te hieren la piel pero tú ni siquiera lo sientes.
Tienes la oportunidad a la vista y le estás ganando terreno. Es sin lugar
a duda una buena oportunidad y la persecución es ardua y prolongada.
Comienzas a cansarte. ¿Te estará evadiendo? “¡Por Dios!”, exclamas .
“¡Soy un rinoceronte¡” Recuperas la respiración y tus ojos rinocerontes se
tornan rojo fiero y el vaho de tu aliento se convierte en vapor en el fresco
aire mañanero de la jungla. Por la selva, a través de los ríos y las
montañas sigues la persecución sin desfallecer un solo momento.
De repente, ¡lo logras! Tu oprtunidad se cansó y tú la alcanzaste. La
dominas y luego descansas un momento, tus grandes pulmones
acezando, tus piernas casi doblegándose, tu piel herida, separada y
ensangrentada pero tú te solazas en la emoción de tu victoria.
COMBUSTIBLE RINOCERONTE
¿Qué es exactamente eso que convierte a una despreocupada vaca un
poderoso, enérgico y cargante rinoceronte? Algo debe ser responsable de
esa transformación; algo que quizás pudiéramos identificar y analizar
para usarlo ventajosamente. ¿Qué es eso que hace que un rinoceronte
se lance a la carga, muchas veces en oposición a tremendas y
aparentemente invencibles dificultades? Y qué es lo que mantiene al
rinoceronte en actitud de carga? ¿Por qué no cesa su escándalo en la
jungla y se apacigua como una mansa vaca en la quietud de la pradera?
No hay tal cosa como energía perpetua. Hay algo que genera esa
potencia que lo mantiene listo para la carga día tras día.
Parece que es auto generada pues nunca se agota. ¿Qué es lo que causa
esa gran motivación?
Pues bien, eres rinoceronte. ¡Descubre el secreto tú mismo! Por el hecho
de ser rinoceronte, estás persiguiendo algo ¿verdad? ¿Qué es lo que
persiguen las vacas? Aparentemente poca cosa. ¿Por qué las vacas no
persiguen todo aquello que tú buscas? Ellas tienen piernas para andar
de un lugar a otro. Tienen ojos, oídos y cuernos al igual que tú. ¿Es que
ellas no pueden ver todas las posibilidades de la vida?
¿No pueden presentir todo lo que les espera?
¿Es que no ven todo lo que hay por hacer, todo lo que se puede
experimentar, todos los sitios que podemos visitar? ¿Qué es lo que tú
tienes y de lo que ellas carecen?
¡TU CREES EN EL ÉXITO!
Eso es: ¡creencia!Las vacas sencillamente no creen que pueden lograr
algo y, en consecuencia, ni siquiera ensayan la carga una sola vez! Ven
todas las oportunidades que flotan a su lado, pero tienen la creencia que
las buenas oportunidades sólose hicieron para unos pocos predestinados
rinocerontes.
Se dicen así mismas: “Somos vacas. No podemos cargar. No hay objeto
en siquiera intentarlo”. Las vacas sostienen que son realistas pero
nosotros sabemos la verdad. O son sencillamente ignorantes, perezosas,
o están tratando de racionalizar su fracaso.
EL ÉXITO ES TUYO
El Éxito está ahí a disposición de quien se levante y arranque tras él. Tú
lo sabes. Por eso eres rinoceronte. Sabes y crees firmemente que
cualquier cosa que quieras la puedes perseguir y tendrás muy buenas
probabilidades de conseguirla. Ya te la imaginas como tuya.
Saboreas la victoria de haberla conseguido. Es tu fe la que acciona tu
motor. Es tu fe lo que te llena de entusiasmo para poder cargar a pesar
de los torpedos.
Tu entusiasmo electrifica tus células y les da vida. Eso es lo que te
impulsa a saltar de la cama muy temprano cada mañana. Eres un
rinoceronte cargante a causa de tu desbordante entusiasmo generado
por tu fe; tu fe en que podrás ejecutarlo todo y verlo todo. Eso es lo que
hace parte que los rinocerontes sean muy divertidos y es estupendo
alternar con ellos.
LOS RINOCERONTES VIVEN MOTIVADOS POR NATURALEZA
Los rinocerontes sienten particular agrado por la vida. Les encanta de
tal manera la vida que raramente se verá a un rinoceronte con problemas
de alcohol o de drogas. Ellos no necesitan estimulantes puesto que
producen sus propios estimulantes naturalmente.
Esto es un hecho científico y los bioquímicos han descubierto
recientemente la existencia de unas materias llamadas endorfinas que
son sustancias de naturaleza morfínica producidas por el cerebro. El
antropólogo Leonel Tiger nos dice que estos narcóticos naturales
disminuyen el dolor y aparentemente expanden nuestras sensaciones de
placer. Los científicos han descubierto que el ejercicio del trote parece
que provoca la secreción de las endorfinas y eso explicaría por qué un
rinoceronte a la carga se siente tan feliz en la vida. Sus cerebros
literlmente están inundados de anti-depresivos. Sigue, pues, creyendo.
Sigue a la carga.
Imagínate alcanzando tus metas. ¡Tú sabes que lo puedes lograr puesto
que eres un rinoceronte! Tu entusiasmo te mantendrá a la carga.
¡Carga! ¡Carga! ¡Carga!
Si en algún momento parece que tus baterías se han descargado, ya
sabes qué fue lo que sucedió. Tu fe se ha debilitado. Sigue creyendo en
ti mismo. Lo tienes que hacer. Nadie hará eso por ti. Tiene que surgir
desde dentro de ti mismo. ¡Ten fe y tendrás Éxito!
CAPITULO II
El Entrenamiento de un Rinoceronte
Este capítulo trata de los ejercicios y los hábitos que he hallado de
importancia para mantener un sano espíritu rinoceronte.
Enfrentémonos a esto. Si no has nacido rinoceronte, es a veces difícil
mantenerse rinoceronte en este mundo de vacas y ovejas. No querrás ser
“rinoceronte por un día”. Querrás nacer nuevamente, ¡pero ahora como
un rinoceronte!
TODO ÉXITO ES UN ESTADO MENTAL
Naturalmente, el ingrediente más importante en esto de ser un
rinoceronte efectivo es tu propia actitud. Si en realidad no quieres ser
rinoceronte no cargarás como tal. Tienes que querer ser rinoceronte de
tal manera que prácticamente sentirás cómo se te va engrosando la piel.
Podrás jurar que has aumentado un par de libras de peso y que tu
respiración ha adquirido un fuerte olor caliente. De pronto notas que
has desarrollado un gusto por la comida vegetariana y sientes urgencia
de lanzarte a la carga.
Eres un bulto de energía. Cada músculo de tu cuerpo vibra de
excitación. Hay algo que persigues. Si no sales de inmediato y te lanzas
a la carga sientes que vas a estallar por todo el exceso de energía que
llena tus venas. Eres una Catarata del Niágara de energía.
Con toda esa potencia en tu cuerpo podrías alumbrar toda la ciudad de
Los Angeles. Eres una bomba atómica esperando ser lanzada. Sólo
tienes que decidir sobre qué vas a ser lanzada.
No gastes energía en cosas sin importancia. No dejes que nada ni nadie
te exprima el jugo. Asegúrate que estás persiguiendo algo que vale la
pena. ¡Piensa en grande! Los rinocerontes no atacan conejillos. Las
bombas atómicas no se usan en juegos artificiales y las Cataratas del
Niágara no se utilizarán para darse una ducha.
Lánzate hacia una meta digna de rinoceronte; una meta igual a tu
potencial. No te subestimes. Recuerda lo que ha dicho el Dr. Robert
Schuller: “Es mejor tratar de hacer algo grande y fallar que no tratar de
hacer algo pequeño y tener Éxito”: Eres un poderoso rinoceronte.
¡Persigue lo más grande!
DECLARATE RINOCERONTE
Antes de hacer algo más deja este libro y ve a conseguir dos tarjetas de 3
X 5 pulgadas y una pluma. ¡No vas a hacer trampa! Un verdadero
rinoceronte se lanzaría de inmediato a la carga a su escritorio y
conseguiría las tarjetas.
Si no tienes tarjetas consigue una hoja de papel y escribe en
letrasmayúsculas lo siguiente en la primera tarjeta!
¡Soy rinoceronte! ¡Tengo un espíritu a prueba de torpedos!
¡¡¡Estoy lleno de energía y no puedo esperar a levantarme por la mañana
y lanzarme a la carga!!!
En la segunda tarjeta escribe una frase anunciando el hecho de que has
alcanzado determinada meta y la fecha en que quieres que esto se
realice. Por ejemplo si siempre has querido tener una academia para
baile zapateado para rinocerontes, entonces escribirás:
Soy el exitoso dueño de una Academia de baile zapateado Para
rinocerontes que iniciará Labores en juio de 2005.
Es muy importante la afirmación como si ya tuvieras la academia. En
seguida pon esas dos tarjetas en la cabecera de tu cama y antes de
dormirte cada noche léelas para ti mismo en voz alta. Hazlo de nuevo por
las mañanas apenasdespiertes. Trata de leer las tarjetas con sentimiento
y fe. Pon emoción tras tus palabras.
Al principio, tal vez tengas que pretender que no puedes esperar hasta
levantarte por la mañana. Lo importante es crear el hábito de leer las
tarjetas todos los días. No puedes dejar de leerlas una semana, por
ejemplo, y luego pretender leerlas siete veces seguidas. Léelas una vez
cada noche y cada mañana. ¡Si sigues este consejo fielmente al cabo de
21 días serás un verdadero rinoceronte!
INICIA LA ACCIÓN
Estas afirmaciones no harán ningún beneficio si no las combinas con la
acción. Di que eres un rinoceronte y actúa como tal. El leer algunos
consejos sin actuar es sencillamente engañarse a sí mismo. Habitúate a
estar en acción. Habitúate a estar persiguiendo tus metas.
Dite a ti mismo que no puedes esperara que llegue la mañana para
levantarte a la carga y cuando llegue la mañana, SALTA rápido de la
cama y comienza “¡¡A CARGAR!!”
RETRATOS DE RINOCERONTES
Otra buena idea es la de conseguir retratos de rinocerontes y colocarlos
en la casa para recordar constantemente tu orgullosa herencia.
El cuarto de baño es un buen sitio para colgar un retrato. Te dará algo
bueno en qué pensar mientras estés sentado allá. Haz un nuevo álbum
de familia. Busca una foto de una familia de rinocerontes y di que es tu
familia. Sería magnífico si lograras conseguir un cartel de un
rinoceronte a la carga. Enmárcalo y colócalo en la sala. Busca figuras
de rinocerontes labradas en madera.
La idea es la de recordarte permanentemente que eres un poderoso y
fuerte rinoceronte a la carga.
Lee con frecuencia este libro. No me gusta ser petulante pero si estoy
convencido de que he casado el mejor libro sobre el tema de cómo ser
rinoceronte.
MANTÉN TU ESPÍRITU RINOCERONTE
Acabas de lanzarte de la cama; te has duchado, vestido y estás
disfrutando una taza caliente de barrosa agua. Coges el periódico
“Diario Animal” y examinas la primera página:
Cae el dólar...Se anuncia escasez De agua este verano... Cuarenta
Rinocerontes muertos en accidente De autobús...
No vayas a prender el televisor. Seguramente tienen la película de la
tragedia del autobús .
¿Cómo crees que afecte esto tu habilidad para lanzarte a la carga todo
este día? Tiende a disminuir tu entusiasmo, ¿Verdad? ¿Por qué te debes
someter a esta clase de estímulos negativos? Ciertamente tienes un
cuero duro pero no tiene sentido que te apuntes con un cañón.
¿No es verdad?
Los rinocerontes no siguen la carrera de “mirar televisión”, tampoco
gastan toda la mañana esterándose de cuanto crimen o matanza ocurre
a través del país. Dejemos que las vacas en sus praderas llenen sus
confundidas mentes con todos los aspectos negativos de la vida.
No hay que ignorar lo negativo, pero no debe uno saturarse de ello. De
igual manera que las malezas crecen en los más bellos jardines, la vida
también tiene que enfrentarse con situaciones negativas. Vigila, sí que
tu jardín no sea invadido por malezas. En lugar de lo negativo lee libros
y revistas que señalen los aspectos positivos de la vida o lee material
educacional.
Nosotros nos convertimos en el producto de tres cosas: de la gente con
quien nos asociamos, de los libros que leemos y de las cintas
magnetofónicas que escuchamos.
SEGÚN CON QUIEN ANDES ASI TE CONVERTIRÁS
A la carga con los rinocerontes y a volar con las águilas, a correr con las
chitas y a correr con los leones. No debes andar con las vacas ni con las
ovejas. Te van a quitar entusiasmo. Eres un rinoceronte. Asóciate con
los activos, los que logran cosas, los positivos, los enérgicos y siempre
serás un rinoceronte a toda carga. Si te asocias con las durmientes
vacas, los perezosos o los asnos, entonces te convertirás en un perdedor.
LEE BUENOS LIBROS
También tenemos la tendencia de convertirnos en lo que le demos a
nuestra mente. Si comes tierra y basuras tres veces por día, tu cuerpo
comenzará a indicarlo. Lo mismo sucede con lo que alimentes tu mente:
echa basura para adentro y producirás basura. Debes ser exigente con
lo que leas. Debes preguntarte siempre: “¿Me será útil la información
que contiene este libro para lograr mis metas?”
Si no es así, ¿para qué desperdiciar el tiempo? Lee libros de rinocerontes
positivos y estimulante. ¿No sabías que hay libros escritos por los
rinocerontes más prósperos del mundo, contándonos cómo se
enriquecieron y las vacas perezosas ni siquiera los leen...? ¡Y saben leer!
Aprende a usar la EOA: la experiencia de otros animales. Luego
aprenderás a usar el DOA: ¡Dinero de otros animales! El Éxito es más
fácil para quienes lo persiguen hoy, porque hay tantos medios que nos
ayudan. Comienza tu propia biblioteca de Exitos. Hallarás en esos
libros provechosas ideas y te mantendrán siempre en actitud de carga.
Si no eres libros-aficionado, puedes ser cinta-aficionado. Hay “cassettes”
sobre cuanto tema te puedas imaginar.
Puedes conocer prácticamente todos los temas universitarios por medio
de cintas grabadas.
Pero sigamos el consejo de Jim Rohm que dice:
“No dejes que tu aprendizaje te conduzca a la sabiduría. Deja que el
aprendizaje te conduzca a la acción”
En otras palabras, ¡¡¡A LA CARGA!!!
¡HAZ PLANES PARA SER UN RINOCERONTE PRÓSPERO!
¿Cómo es que un rinoceronte puede conseguir prácticamente cualquier
cosa que desee?, ¿Cómo es que se consiguen las riquezas que para otros
son apenas sueños? ¿Cómo es que puedes vivir la más excitante y
satisfactoria vida?
¡PLANEÁNDOLA! Hay excelentes probabilidades de conseguir todo lo que
se planea. No hagas planes y conseguirás un grande y gordo CERO, es
decir, ¡absolutamentenada!
Haz planes de ser un rinoceronte rico lánzate a la carga con tus planes, y
seguramente llegarás a ser un rinoceronte rico. Los sueños no siempre
se convierten en realidad, pero los planes que se ejecutan, de seguro se
materializan. Planea tus sueños y luego trabaja sobre el plan. Así
tendrás la oportunidad de que tus sueños se conviertan en realidad.
Francamente me asombra ver que algunas vacas creen que las riquezas
son algo así como un estado místico que de alguna manera misteriosa y
al azar fue destinada solamente para los ricos. Todos los rinocerontes
ricos son ricos porque así lo planearon ellos. ¡No es nada del otro
mundo! Haz un plan para ser rico y serás rico si sigue tu plan. El solo
hecho de tener un plan no significa nada. ¡Por eso es que es tan útil ser
rinoceronte! No sólo trabajas según tu plan, ¡¡¡LO CARGAS!!!
LOS PLANES SI CAMBIAN
Tus planes no saldrán siempre exactamente como piensas. A veces
tendrán que ser modificados. No tires la toalla si parece que tus planes
no están saliendo como pensabas. Recuerda tu persistencia y tu cuero
de dos pulgadas de espesor: Haz planes nuevos. ¡Mantente a la carga! No
planees demasiadas cosas a la vez.
Recuerda lo del lente de aumento. Los rinocerontes van a la carga con
un solo objetivo en mente. Si has planeado muchas cosas contra las
cuales cargar, a lo mejor tu espalda no sigue a a tu pecho. Esto te
puede rstar velocidad. Planea bien tu ataque y, luego, ¡¡ATACATU PLAN!!
¿CUÁLES SON TUS METAS?
El fijar metas es parte de tu plan. Tu plan siempre debe estar orientado
hacia el logro de tus metas. De esto es de lo que está hecho el Éxito. Los
rinocerontes viven de metas y cargan hacia esas metas con una
intensidad sin igual en ningún otro animal.
Diseña la vida que quieres vivir. Haz planes sobre metas a largo plazo: lo
que quieres ser y lo que quieres hacer con tu vida.
Haz planes de metas intermedias. ¿Qué estarás haciendo dentro de
cinco o diez años?
Finalmente, planea tus metas inmediatas. ¿Qué vas a conseguir esta
semana o este mes para ayudarte a alcanzar tus metas intermedias? Una
expedición de mil millas comienza con un paso.
¡¡COMIENZA A CAMINAR YA!!
PARA CONSEGUIR HAY QUE DAR
El nombre del jueguito que todos estamos jugando es “la libre empresa”.
Según Mark Victor Hansen, esto significa que cuanto más emprendedor
seas tú, también más libre serás. Es el mejor juego que hay, perfecto
para rinocerontes. La única regla vigente es que tienes que dar para
conseguir. Lo que cosechas es lo que has sembrado. Reglas muy
simples, ¿verdad?
Son reglas sencillas. Es fácil ganar en este juego y cualquiera y todos
pueden ganar en él.
¿Y cómo es que no todos son ganadores?
¿Y por qué hay tantos perdedore?
Yo creo que es que esos nunca estudiaron las reglas. Es todo lo que
tenían que hacer. Hay demasiadas vacas que están tratando de pasar
por la vida con un guante de catcher de baseball en cada mano. Escribe
esta regla ahora mismo para que jamás la olvides.
TENGO QUE DAR PARA SEGUIR
Esto significa que cuanta más energía pongas en algo, más vas a sacar
de alli. Esto se aplica a todas las facetas de tu vida, desde hacer amigos
hasta hacer dinero, desde operar un negocio hasta conducir una familia.
Deja de dar y dejarás de recibir. Tu vida es como un río.
Mantén corriendo el agua y tú estarás refrescante, lleno de vida, claro y
bello. Pon un dique a la corriente y te estancarás y pudrirás.
Da de ti con la seguridad de que recibirás diez veces más de lo que diste.
Así son las cosas en esta vida. El granjero siembra una tasita de maíz y
cosecha uin quinta. Buen trato, ¿verdad? Da y obtendrás el mismo
provecho.
VENDETE
Tú eres tu propio producto. En el sistema de la libre empresa todos
tienen que venderse a alguien, Si quieres hacerte amigo de tu vecino
león, te le tienes que vender. Si quieres una compañera de por vida, ahí
sí que tienes que hacer una buena venta. Si estás buscando empleo,
tendrás que venderte a tu posible patrón.
Cuanto mejor sepas vender, más opciones se te abrirán en la vida.
¿Sabes lo que son los animales supervendedores? Es todo aquello que tú,
si eres rinoceronte, ya tienes. Los rinocerontes son fantásticos animales
vendedores.
¿No es eso conveniente? El Éxito es muy fácil si eres rinoceronte; esto
parece casi injusto. Siempre estás a la carga. Eres audaz, agresivo y
entusiasta. Sobre todo, crees en ti mismo y en lo que estás haciendo.
Esta es la clave del éxito en las ventas. Si tratas de vender algo que no
piensas que es tan supergrnade como tú, consigue algo que sí lo sea.
Unicamente de esa manera la venta será tan divertida y fácil como se
supone que es.
CUIDATE
¿Tienes el empaque adecuado para vender?
El solo hecho de que eres un rinoceronte no significa que debes oler
como uno. ¿Quién quiere soportar un olor de esos? Asegúrate de
cuidarte. Tu cuerpo es tu negocio y sólo tienes uninventario de es
negocio. Esto significa que debes tomarte el debido tiempo para cuidar
ese inventario. Los rinocerontes no están muy baratos en estos tiempos.
A fin de poder mantenerte a la carga eficientemente, te debes asegurar de
disfrutar siempre de lo mejor. No le pongas gasolina barata a tu Rolls
Royce. Asegúrate de consumir las mejores comidas. No te puedes dar el
lujo de andar en siete cilindros, debes cargar todos los ocho.
COME COMIDA RINO
Come comidas verdes, frescas, crudas como un verdadero rinoceronte.
Los rinocerontes no se alimentan con tacos y pastelitos.
No estás en forma para cargar después de desayunar con un plato de
dulces. Evita las harinas, la carne y los alimentos fritos. Eso te resta
mas energía que la que te proporciona.
Aprende a saber qué es bueno para tu cuerpo. Habitúate a hacer
ejercicio con regularidad. Ten conciencia de tu propia salud y podrás
cargar más rápidamente, con mayor rudeza y durante más tiempo.
TOMA TU DESCANSO RINOCERONTE
Tómate un descanso de vez en cuando. Por lo menos dos veces por año
separa una semana y vete a descansar. Es difícil que un rinoceronte
descanse pero debes intentarlo. Deja que se enfríe tu motor y contempla
tu estrategia de juego para los próximos seis meses.
Luego, cuando se termine tu semana de descanso, sal disparado de tú
hueco de lodo y ¡A LA CARGA!
DISCIPLINATE A TI MISMO
Disciplina: es tener que hacer algo que no quieres hacer. Cuando
éramos animales pequeños la teníamos. Por eso es que ahora somos tan
buenos.
¿Recuerdas el muchacho que no tenía disciplina? Los padres le daban
todo cuanto quería, y hacía todo lo que quería y jamás hacía lo que no
quería. Y ¿Cómo le ha ido? Ahora, de seguro es una vaca. La disciplina
es buena. La disciplina es lo qe hace a los rinocerontes.
Pero, ¿quién nos disciplina ahora?¡Nadie! Podemos hacer lo que nos
plazca, que para la mayoría de los animales significa hacer lo menos
posible. Sabes, hay un principio científico llamado “entropía”, que
enuncia que hay una tendencia descendente de los entes más
organizados hacia los entes menos organizados. Jamás hay un aumento
de orden salvo que sea por la acción de una fuerza exterior. El principio
de la inercia también confirma esto. La inercia es la tendencia que
tienen todos los objetos, incluyendo los animales, de permanecer quietos
hasta que una fuerza exterior los mueva.
Una pelota no se levanta a sí misma del piso y se lanza a través del aire.
De esa misma manera, un animal no saldrá de la cama para lanzarse a
la carga, salvo que sea impulsado por alguna fuerza exterior. Esa fuerza
exterior es tu propio deseo, tu motivación tu fe y tu disciplina.
Los rinocerontes tienen éxito porque se auto-disciplinan. Es muy fácil
disciplinar a los demás, pero se exige maestría para autodisciplinarse.
Los animales gordos permanecen gordos porque no se disciplinan. No
tienen control sobre sus hábitos de comida. Los que fuman, no dejan de
fumar porque no tienen disciplina. No tienen control sobre sus hábitos.
Las vacas siguen siendo vacas porque no tienen disciplina. No tienen
control alguno sobre esas malas costumbres que las han hecho vacas.
LAS VACAS SUCUMBEN LA ENTROPIA
Oye, no te sientas mal si eres vaca. Asi son las cosas. ¡El podrirse y
desintegrarse son cosas naturales! Eres un ejemplo perfecto de la
“entropía”, al igual que las peñas erosionadas y los metales.
Además, la disciplina es difícil. Los hábitos vacunos toman años para
desarrollarse. El tratar de cambiar esos hábitos ahora sería demasiado
problema. Sigue pudriéndote en tu existencia vacuna: sigue vacía de
movimiento, de energía, y eventualmente de la vida misma.
¡Que tengas uan feliz decadencia!
A los rinocerontes les encanta la disciplina. Se necesita disciplina para
convertirse en rinoceronte. Se deben desarrollar nuevas Costumbres:
Como lanzarse a la carga, audacia y persistencia. Se deben abandonar
tolos los viejos hábitos destructivos tales como el hábito de aplazarlo
todo, el hábito de quejarse y de preocuparse. Los rinocerontes tienen
auto-disciplina.
Tú eres el jefe. Tú mismo te conduces y te diriges constantemente Te
estás apartando de esa enfermedad de las vacas que se llama entropía.
Nunca dejes de que te venza. Mantente percatado siempre de su
presencia y no dejes que coja la menor ventaja en tu vida rinoceronte.
ESTAS A CARGO
Hazte cargo de ti mismo. Apenas tienes un cuerpo de seis mil libras para
disciplinarlo. Tómalo y crea el más eficiente e imponente rinoceronte que
haya visto el mundo. Tienes 24 horas al día para dedicarte a esa tarea.
Mantén gráficas y cuadros ilustrando tus progresos. Que sea tarea difícil
y exigente. Echatela encima.
Sincronízate a un alto grado de excelencia. Nunca permitas que tu Rolls
Royce se desincronice. No dejes que tus bujías se engomen ni que el
filtro se tape con mugre. Por lo menos, ¡disciplínate para mantenerte a la
altura de tu Rolls Royse! ¡No dejes que te gane cualquier carro!
Disciplínate incensatamente. Eres tu propio jefe. ¡Ponte en forma tú
mismo! Si te vence la inercia o la entropía. ¿de quién es la culpa? Es tuya
naturalmente. Eres presidente de la empresa TU, Inc. ¿Por qué no
conduces tu empresa con mayor cuidado? Eres el conductor de tu propia
orquesta. Eres el sargento. ¿Por qué no disciplinas a tu tropa?
¡RINOCERONTE! ¡¡Un-dos-tres-cuatro!!
LOS ELEFANTES JAMÁS OLVIDAN TAMPOCO
Ahora que eres un rinoceronte, jamáÁs lo olvides. Ten cuidado de no
deslizarte hacia el pastaje con las vacas rumiantes que esperan el
matadero mansamente. Cuando te halles en una situación que requiera
energía y tu acción e implique algún riesgo, ¡piensa a lo rinoceronte!
Despierta por la mañana pensando a lo rinoceronte. Anda con otros
rinocerontes. ¡Carga siempre masivamente, que no te preocupen los
torpedos y vive buena vida rinoceronte!
CAPITULO III
Cómo ser el Rinoceronte más Feliz del Mundo
Hasta ahora, ¿Cómo te ha gustado ser rinoceronte? ¿Eres feliz? Espero
que sí, pero si no estás contento te recomiendo regresar al pastaje de las
vacas. Es mejor ser una vaca feliz que un rinoceronte triste. Algunos
animales nacen vacas. Si no disfrutas de ser rinoceronte, ¿ para qué
serlo? La idea al fondo de la vida es ser feliz.
Los rinocerontes son felices viajando a junglas salvajes. Las vacas son
felices mirando la T.V. Los rinocerontes son felices cuando cargan hacia
sus metas. Las vacas son felices echadas al sol todo el día rumiando.
No debes sentirte mal por ser vaca. Alguien tiene que tener ese puesto.
Necesitamos abono para los jardines de los rinocerontes y también
nesecitamos leche para hacer malteada para los rinocerontes. Las vacas
en los campos son una bella vista cuando paseamos los domingos en
nuestro Rolls Royce. Con el cuero de vaca se hacen bellas billeteras.
Que seas una vaca feliz. Que seas un feliz rinoceronte. Puedes escoger.
Se sabe que todos tenemos derecho a escoger. Por el sólo hecho de que
tus padres hayan sido ambos vacas no quiere decir que tienes que ser lo
mismo. Echate un paseo por el lado de los rinocerontes. ¡Debes ser
realmente feliz!
ESCOGE EL SER FELIZ
¿Se garantiza la felicidad por el hecho de ser rinoceronte? Ciertamente
no. Aquí también debes escoger. Har rinocerontes muy felices y otros
que lo son. Hay osos felices y aadvarks felices y aadvarks tristes; leones
felices y leones tristes. Como ves, cada uno escoge su propio estado
mmental; si escoges el ser feliz serás feliz. Ama la vida. Ama a todos los
animales, aún a las vacas. Ama el cielo azul, las estrellas nocturnas y
todas las cosas bellas ¡Ámate a ti mismo, ama a tu Hacedor, serás feliz,
muy feliz!ÁmatE
SE SIENTE UNO BIEN SIENDO RINOCERONTE
La felicidad es sentirse contento con uno mismo. Trátate a ti mismo de
manera especial. Si tu cabello está sucio y te sientes incómodo,
¡lávatelo! Lávate el cabello todas las mañanas para no volver a sentirte
mal. Acicálate los cuernos. Que tu apariencia sea buena y te sentirás
bien. Si te sientes bien, podrás cargar. Carga y tendrás Éxito. Ten Éxito
y te sentirás bien. Es un ciclo de energía auto-generadora. Si debes
rebajar un poco de peso para sentirte bien, pues rebájalo. Si quieres ser
el rinoceronte más feliz del mundo, ese puesto está vacante. Decídete a
ocuparlo. La felicidad es realmente muy simple pero hay personas que
se complican y la excluyen de sus vidas. Decídete ahora mismo a ser
alegre, comunicativo, exhuberante y amistoso, amante, sonriente, y, en
fin, un rinoceronte a la Carga. Tan pronto te decidas a serlo, lo serás
¡FELICITACIONES!
PREPARATE PARA UN PAR DE DIAS MALOS
Naturalmente, va a haber algunos días cuando te vas a sentir –blah. No
vas a querer salir de la cama, mucho menos lanzarte a la carga.
Te vas a sentir aburrido, descontento y frustrado. Parece que hay una
manotada de días cada año para esos sentimientos. Jamás se sabe
cuándo va a ocurrir. Sencillamente te despiertas y te sientes como los
mil demonios. No te preocupes seguramente eso pasará en uno o dos
días. Pasa ese periódo de la mejor manera y pronto serás el mismo viejo
rinoceronte y entonces, ¡sigue la carga!
JAMÁS PIERDAS EL SENTIDO DEL HUMOR
Aprende a reírte de ti mismo. Es realmente fácil. ¿Has visto alguna vez
un rinoceronte de tres toneladas llenando los formularios del Impuesto
sobre la Renta? ¿Eso no te hace sonreír? ¡Parece haber visto una
sonrisita por ahí!
Pues bien, puedes dejar escapar una risotada porque estarás haciendo
eso exactamente al final de este año. Y te puedo ver, un gran
rinoceronte, sentado a la mesa de la cocina con grandes gotas de sudor
resbalando por tu cuerno y con tu espesa respiración ardiente
encrespando las esquinas de los formularios de renta.
En lugar de salirte de tus casillas por tener que pagar impuestos, debes
apreciar la oportunidad. Debes agradecer el poder pagar los salarios de
todos esos que tienen que pasarse sentados mirando pantallas de radar
para asegurarse de que estamos a salvo de los rinocerontes extranjeros
mientras nosotros andamos por ahí cargando y ganando dinero y
sintiéndonos felices. No gastes muchas energías inventando maneras de
engañar a las vacas de los impuestos. Es muy divertido ganar dinero.
Te debes deleitar en el hecho de que pagas más en impuestos cada año
que lo que una vaca gana en todo ese año!
QUE VIVA LA INFLACION
¡Gracias a Dios por la inflación! ¿Te imaginas lo fácil que va a ser el el
completar el primer millón de pesos con esta inflación? Mientras todas
las vacas se están quejando por el alto costo de todo, andas por ahí
recogiendo un dineral.
Seguro, tienes que gastar un poco más en ponerle gasolina a tu Rolls
Royce, pero ahora es mucho más agradable conducir auto. El alto precio
de la gasolina ha sacado de las carreteras a muchas vacas. ¡Hay menos
congestión de tránsito y toma la mitad del tiempo ir hasta el banco!
LAS COSAS SIEMPRE SALEN BIEN
Al fin de pasarla bien, con la menor cantidad que las cosas siempre
saldrán bien. ¡Di eso ahora mismo! “Las cosas siempre salen bien”.
Además, si crees esto, siempre sucederá lo mejor.
¿No es gracioso cómo todo siempre retorna a la fe? Debes creer que eres
rinoceronte, debes creer que alcanzarás tu meta, creer en ti mismo y
creer en tu futuro. El más grande rinoceronte en toda la historia del
mundo lo expresó muy bien: “Si puedes creer, todo será posible para
aquel que crea”.
LEE LA BIBLIA
¿Sabías tú que la Biblia es el manual original sobre “Cómo tener Éxito”?
No tienes necesidad de leer el libro “EL RINOCERONTE” ni ningún otro
libro para aprender a vivir una vida exitosa. Todo lo que realmente
necesitas es una Biblia. Todas las respuestas están allí. Todos los
manuales para el exito están basados en la Biblia, aunque redactados en
palabras distintas.
No te preocupes de que te cataloguen como un rinoceronte religioso. La
Biblia dice que Jesús vino a la tierra para que pudiésemos vivir una vida
más abundante y eso es lo que todos deseamos. Eso vale la pena
constatarlo. ¿no es verdad?
“Con ayuda de Dios, todo es posible. El es verdaderamente la persona
que debemos tener a nuestro lado.” Anota la Biblia en tu lista de libros
preferidos. Mírala furtivamente cuando nadie te vea si es necesario.
Una buena sección para comenzar a leerla es San Mateo.
CAPITULO IV
Sé un Rino Audaz
¡Eres audaz! Esa audacia es lo que te convierte en un cargante
rinoceronte. Eso es lo que te diferencia de las vacas y de las ovejas.
¡Eres atrevido! ¡Tienes espíritu de aventurero! Eres peligrosamente
valiente.
Eres un rinoceronte cargante que no le teme a nada. ¡Tienes agallas!
¡Tienes nervio! ¡Tienes espina dorsal!
Todos los días vas a la carga por entre la jungla y lo disfrutas
grandemente. A nadie le tienes que pedir permiso. Te abres campo y
tumbas lo que se atraviese. ¡El piso de la jungla vibra y se estremecen
los árboles a tu paso!
Las vacas y las ovejas te ohirán reír mientras súbitamente te tumba un
torpedo. De inmediato te levantas y nuevamente vas a la carga y abres
nuevas brechas a través de la espesa maleza de la selva.
¡VEN POR ELLO!
“Ven por ello” es tu lema lo gritas con toda fuerza de tus pulmones cada
mañana. No tienes miedo de caer pues bien sabes que nada puede herir
tus cuernos de dos pulgadas de espesor. Lo peor que te puede suceder
es que te maten y la muerte es un incidente sin importancia en tu vida.
Todos mueren; aun las vacas y las ovejas. Para qué preocuparse de eso.
Tus logros o triunfos son los que te excitan.
Ni siquiera los rinocerontes logran llegar a la cima de la cumbre sin
haber resbalado algunas veces. ¡Aunque te precipites hasta el mismo
fondo, las vacas y las ovejas te observarán sonriente pues tú disfrutas
con estas emociones!
Hoy podrás estar en lo más profundo de la depresión pero mañana
estarás en las alturas del éxtasis. Amas la aventura. El párrafo de Jack
London verdaderamente captura tu espíritu despreocupado ante la
posibilidad de los torpedos:
“Prefiero ser cenizas y no polvo. Prefiero que mi chispa arda en llama
brillante antes de achicarse en sequedad. Prefiero ser soberbio meteoro,
con cada uno de mis átomos en magnífico fulgor que ser un adormecido
planeta permanente.”
LA AUDACIA ES ESENCIAL
Escoge ser audaz. Ataca con audacia cada día. El Éxito por si mismo es
audacia. Sé valeroso y persíguelo. Desarrolla tus habilidades de
antipático ni hagas el papel de asno pero debes hacer cosas atrevidas
para,lograr tus metas.
Cada meta, cada sueño, cada gran proyecto requiere alguna audacia. Si
el Éxito fuese fácil si no implicara algún riesgo o peligro de falla no
habría ni vacas ni ovejas ni micos perezosos carentes de Éxito. El Éxito
demanda nervio. Los rinocerontes tienen ese nervio. Tú tienes el valor
suficiente para bajar a la carga desde tus sueños. ¡Sé agresivo! No de
una manera violenta pero sí agresivo en tu empeño, en tu potente
energía para conseguir lo que tú persigas.
¡Los rinocerontes que cargan con audacia y agresividad tienen Éxito!
¡Nadie te va a argumentar nada! ¡A la Carga!
NO TE DES MAS DISCULPAS A TI MISMO
No hay ninguna excusa para un rinoceronte.
No hay excusa para no salir a cargar todos los días . No hay disculpa
alguna para no ser audaz o para no estar alerta ante las oportunidades,
no hay excusas para fallas. No hay excusa para no estar feliz y para no
ser amistoso. No hay excusa para no vivir una buena vida rinoceronte.
El ser muy joven o ser muy viejo no es excusa.
El mal aliento no es excusa. El calor inadecuado no es excusa. El estar
endeudado no es excusa. ¡No hay absolutamente ninguna excusa
legítima para no alcanzar el super-éxito! Tienes completo control sobre
tus pensamientos. Tienes control sobre lo que vas a ser, No pienses en
excusas. Piensa como rinoceronte.
Repite después de mí: “No hay razón alguna para que yo no pueda ser y
hacer lo que me plazca. ¿Por qué diablos estoy aquí sentado
inventándome excusas falsas? ¡No hay ninguna excusa! ¡Soy lo único que
me detiene y rehúso seguir deteniéndome!¡Ahora soy unb rinoceronte y
puedo hacer cualquier cosa!
USA TU TIEMPO SABIAMENTE
Sólo tienes 24 preciosas horas por día.
Usalas o piérdelas. El tiempo no puede guardarse. Se está consumiendo
permanentemente.
Mientras te duchas pasa el tiempo. Mientras te cepillas, pasa el tiempo.
No puede detenerse. La carrera prosigue. Te están contando el tiempo
permanentemente. Date cuenta de ello ahora mismo, antes de que el
tiempo se te detenga sin que nadie sepa siquiera que estabas en la
carrera.
Los minutos son preciosos. Son los bloques de madera con que
construimos las horas y con éstas a su vez hacemos los días. Y los días
rápidamente se convierten en meses y éstos en años y los años son
nuestras vidas. Todo esto comenzó con los minutos. Desperdicia
suficientes minutos y habrás desperdiciado toda una vida.
Los rinocerontes no caen en esa trampa.
Los rinocerontes aprecian sus minutos. No los malgastan en actividades
inútiles. Vive cada minuto como si costara diez dólares por tenerlo .
Asegúrate de que le sacarás provecho. Puedes conseguir más dinero
pero no puedes conseguir más tiempo. Sé rinoceronte y ataca cada
minuto que puedas o te van a cobrar cada minuto que malgastes.
SE NIÑO NUEVAMENTE
¿Cómo te va ahora? ¿Se te está espesando la sangre o estás leyendo esto
tranquilamente en la quietud de tu pastaje? ¿Crees que hay oportunidad
de que te conviertas en rino o estás de pelea conmigo? Hay veces que las
costumbres vacunas son difíciles de extirpar. Tal vez estás muy apegado
a tus hábitos para pretender un cambio drástico. Tal vez pienses que ya
estás demasiado maduro para comenzar a la carga llamando la atención.
¡Seguramente no estás demasiado viejo y opacado para que te
entusiasmes! ¡No te envejezcas tanto!
Jamás seas demasiado maduro. Vuelve a ser niño; cuando nos volvemos
demasiado serios le perdemos el gusto a la vida. No creas que todos los
problemas del mundo están sobre tus hombros. Tú mo eres responsable
de esos problemas ni tienes nada que ver en resolverlos.
Siempre habrá problemas en este mundo, así lo garantiza la Biblia:
“El hombre nace entre problemas al igual que las chispas vuelan a lo
alto.” (Job, 5:7)
“En el mundo tendrás tribulaciones” ( San Juan, 16:33)
Tal vez pensarás que estas palabras tomadas de la Biblia no nos dan
mucha esperanza.
Eso es así, hasta que lees lo siguiente:
“Alégrate mucho, yo he vencido al mundo” (San Juan, 16:33).
¡Eso sí nos da esperanza! De modo que debes preocuparte por los
problemas del mundo. Estos serán vencidos. Ten la fe del nió y cree que
esto será así. ¿Verdad que es divertido volver a ser niño?
ENTUSIASMATE
¡ Entusiásmate respecto al resto de tu vida!
Conviértete en el rinoceronte que secretamente estás ansioso de ser.
Quítate ese disfraz de vaca y métete entre el grueso cuero del
rinoceronte.
Te va a parecer un tanto pesado pero pronto te acostumbrarás. Pornto
te volverás muy fuerte cada día y en breve estarás a la carga como el
mejor de los rinocerontes. ¡Métete a la jungla y que todo el mundo sepa
que has llegado y que te harás sentir A LA CARGA!
CAPITULO V
Desarrolla Persistencia Rinoceronte
Nunca te des por vencido, cada una de la células de tu cuerpo está
cargada de tenacidad.
Tienes la valiosa fortaleza de persistir en lo que estés haciendo sin
importante circunstancias adversas. ¡Eres indomable! Nada domina tu
fuerte voluntad para alcanzar el Éxito, Los torpedos, los huracanes, los
cataclismos, los impuestos, los rayos, los cuatreros de rinocerontes y las
minas explosivas no te vencerán. Cada desagradable, irritable obstáculo
que trate de tumbarte será pisoteado de inmediato. ¡Tu persistencia
vencerá todo aquello que trate de apartarte del Éxito.
UNA COLA DE PERSISTENCIA
Cuando comencé la escuela secundaria decidí que quería trabajar por
las tardes en la oficina de un veterinario.
Solicité empleo en el hospital veterinario de mi npueblo, comotécnico en
animales. El trabajo de un técnico es ayudarle al veterinario a controlar
al animal mientras lo intervienen y además evitar que los animales
muerdan al doctor.
Era difícilconseguir el puesto. Yo insistí durante seis meses hasta que
hubo una vacante y me dieron el puesto. ¡Vaya! ¡La mayoría de mis
amigos eran lavaplatos o mensajeros o no tenían trabajo y yo ya era
técnico en animales!
¡Me ganaba $1.65por hora! ¡Casi increíble!
Me presenté al trabajo el primer día rebotando de entusiasmo. La
primera cita de ese día fue con una señora que trajo una caja llena de
perritos para cortarles la cola. Mi trabajo consistía en sostener
firmemente cada perrito mientras el doctor ataba fuertemente una
cuerda cerca de la base de la cola y luego cortaba con una tijera especial.
Saqué el primer perrito de la caja. Lo sostuve con la cola hacia el doctor
y traté de aguantarlo pues se retorcía y forcejeaba cuando el doctor le
arrimaba las tijeras. Luego, zas, el perrito gritó y seguía chillando al caer
la cola sobre la mesa mientras chorreaba sangre de la colita como una
llave de acueducto descompuesta. Inmediatamente se me fue la cabeza,
pero traté de disimularlo. El doctor terminó de suturar al perrito y me
pidió que alcanzara el próximo animalito. Ese próximo fue peor que el
primero. Brincaba más y chilló y sangró también mucho más y chilló y
sangró también mucho más. De repente supe que iba a vomitar. Le
entregué el perrito a la dueña y salí corriendo hacia el baño. Me daba
vueltas la cabeza, sentía mal el estómago y sudaba frío.
Estaba sentado con la cabeza entre las rodillas y pensé: “qué desastre,
finalmente me dan el trabajo y miren lo que me sucede. ¿Cómo puedo
esplicar esto?
Después de un cuarto de hora volví a la oficina del doctor aunque
todavía me sentía mareado. “Ya me estoy mejorando”, le dije al doctor.
Pero en realidad las cosas no mejoraron.
Cuando era chico siempre me privaba cuando me tenían que poner una
inyección. Ese era el procedimiento corriente conmigo. Ahora noté que
el sólo ver inyectar a un gato o a un perro tenía el mismo efecto sobre
mí. Tenía que sostener los animales pero sin mirar la jeringa, pues de
otra manera me daba vueltas la cabeza. El sólo ver la aguja me ponía
débil. Antes de finalizar el día también descubrí que era alérgico a los
gatos, y les tenía miedo. Me escurría la nariz estornudaba y mis ojos me
picaban y lagrimeaban. ¡Qué día más miserable pasé!.
Afortunadamente, logré terminar ese primer día sin perder el
conocimiento y sin vomitar, aunque estuve cerca de ello varias veces. Al
finalizar el día estaba muy descorazonado porque quería trabajar pero
me daba cuenta de que no podía continuar a causa de mis alergias y de
mi débil estómago. Sin embargo, esa noche tuve un sueño.
NUNCA AFLOJES
Soñé que estaba en una pequeña embarcación, solo y en la mitad del
océano. No había tierra a la vista. De repente comenzó una terrible
tormenta. Me abatía la lluvia, el fuerte ventarrón ma alzaba y parecía
echarme fuera del bote. Me agarré fuertemente al mástil del bote y me
sostuve con todas mis fuerzas mientras el barco se mecía entre las olas.
Cada vez era más fuerte el viento y era más difícil sostenerme.
Parecía que los elementos querían hacerme saltar del palo delm mástil.
Llegó al punto de que casi me suelto. La presión era terrible y pensé que
jamás cesaría.
Pero me sostuve y luego en mi sueño, me desperté y estaba en la
cubierta del barco y la tormenta había cesado. El cielo estaba azul claro
y el mar estaba perfectamente en calma. Me había sostenido durante
toda la tormenta y había sobrevivido.
Cuando desperté me di cuenta inmediatamente que eses sueño había
sido como una señal de que debía seguir en la clínica de animales. Seguí
trabajando allí a pesar de mi alergia y débil estómago. Algunas veces fue
tan terrible como mi sueño de la tormenta. ¡Afortunadamente persistí y
me sobrepuse a la verdadera tormenta! Todos los días después de clase y
durante las vacaciones trabajé allí durante los siguientes dos años.
Desaparecieron mis alergias. Manejé cirugías como limpiar y suturar un
absceso o sacarle una muela a un perro y anu tomar solo muestras de
sangre. Ya no me desvanezco cuando me ponen una inyección.
Todo consiste en persistir, Cuando estés en una situación difícil
¡aguántatela!, jamás aflojes.
Imagínate que estás en una barquita y la tormenta trata de arrojarte. No
aflojes, salvo que la tormenta destruya tu barco y comience a hundirse.
Sólo entonces puedes saltar para evitar hundirse junto con el barco.
Salvo en ese caso. ¡siempre debes persistir!
CAPITULO VI
Cómo ser Rinoceronte en todos los Aspectos de tu Vida
¿Sabes cómo puedes hacer un “float” de rinoceronte? Una gaseosa, una
cucharada de helado y una cucharada de rinoceronte.
Recuerda siempre este graciosísimo cuento porque te recordará meter al
rinoceronte en todo cuanto hagas. El Éxito proviene de ser a toda hora
un rinoceronte. No pretendas ser un rinoceronte en el momento en que
estás trabajando en un proyecto importante y luego vuelvas a ser vaca
tan pronto terminas el proyecto.
Esto es una ocupación de tiempo completo.
Debes pensar rinoceronte cada minuto en que estés despierto. Por eso
es que son tan importantes las fotos de rinocerontes. En el mismo
instante en que olvides que eres rinoceronte perderás todas las valiosas
virtudes rinocerontes.
La oportunidad se te puede desvanecer en cuestión de pocos segundos.
¡Un torpedo ye puede arrojar de espaldas aun antes de darte cuenta de
qué fue lo que te pegó! Piensa rinoceronte cada minuto del día y esto
jamás te sucederá. Mantén un pedrusco dentro de tu zapato para
recordarlo, si es que eso es lo que necesitas para estar
CONSTANTEMENTE pensando a lo rinoceronte!
Hay seis áreas principales si te conviertes en rinoceronte. Estos son:
financiera, laboral, familia, salud física, social y espiritual. El Éxito
puede obtenerse en cada una de estas facetas de nuestra vida si nos
convertimos en rinos de tiempo completo.
Miremos cada una de ellas. La primera es el aspecto financiero.
CAPITULO VII
FINANZAS
¿Cómo te va financieramente? ¿Tienes suficiente dinero? No dejes que
nadie te diga que el dinero no es importante. ¡El dinero sí es importante!
¡El dinero es esencia! Sin dinero todas las otras facetas de tu vida
sufrirán. ¡Tepuedes morir de hambre si no tienes dinero!
El dinero tiene mala reputación porque la mayoría de los animales no lo
tienen en cantidad suficiente. Para justificar esa falta, oirás que dicen:
“El dinero es la raíz de todos los males” o “El dinero no compra la
felicidad”. Ambas ideas están completamente erradas. Esto se dice para
justificar la falla de no tener dinero.
El dinero no es la raíz de los males. El demasiado AMOR por la plata el
es mal. Puedes gustar del dinero en extremo pero que jamás se convierta
en tu dios. Respeta el dinero por todo lo bueno que se puede hacer con
él. Haz buenos planes con tu dinero. Disfruta del dinero y desea tener
dinero pero nunca vivas solamente por el dinero. El dinero es una
herramienta.
Úsala con propiedad y construirás una vida feliz llena de satisfacciones.
Usa mal tu dinero y tendrás una vida miserable. No lo uses y lo
perderás. La buena vida rino no tendrá siquiera la oportunidad de
comenzar.
HAZ DINERO FELIZ
El dinero SI puede comprar felicidad. Por eso es que es tan valioso el
dinero. ¿Qué más quisieras comprar con él? ¿La infelicidad? No impòrta
si tienes poco o mucho dinero; siempre puedes comprar felicidad; ya sea
el pagar de contado una casa de 12 cuartos en la playa de Hawai, o
pagar el alquiler de un pequeño departamento para que no te
desahucien. Si no puede comprar felicidad con dinero, ¿por qué es que
todo el mundo lo persigue? La pobreza no puede comprar felicidad.
Evítala de todas maneras.
¿Y qué hay de esos animales con tanto dinero que no alcanzaron a
gastarlo y sin embargo son infelices? Esas personas son las que han
convertido al dinero en su dios. El dinero si puede comprar la felicidad
pero no es buen “salvador”. Considera los archimillonarios que se quitan
sus propias vidas. Ten cuidado de no ir a enredarte en ese camino. La
mejor manera de hacer dinero feliz es convertir el dinero en tu
pasatiempo y no en tu dios.
HACER DINERO COMO UN PASATIEMPO
Ahora tienes un nuevo pasatiempo...¡hacer dinero!¡Es evidente que éste
es el pasatiempo más lucrativo que existe!¡A los rinocerontes les gusta
mucho hacer dinero! Les encanta la excitación, el reto y las recompensas
de hacer una fortuna.
El hacer dinero es mucho mejor pasatiempo que coleccionar estampillas
o botellasviejas. ¡Si te vuelves experto en ese pasatiempo a lo mejor te
vuelves rico! Pero que hacer dinero sea tu pasatiempo, no tu tarea. ¿No
te gustaría pasar el día con tu pasatiempo en lugar de tener que ir a
trabajar? Los pasatiempos son divertidos, entretienen y son
estimulantes. Este pasatiempo te sacará de tu cama muy temprano
todas las mañanas. A lo mejor no vas a dormir muy bien porque estarás
muy emocionado con la idea de levantarte por la mañana. ¿Te acuerdas
de la noche de Navidad cuando eras niño?
¡Así de emocionado estarás con la idea de levantarte todos los días! El
pasatiempo de hacer dinero será un bello complemento para cualquier
otro pasatiempo que ya tengas. Si te divierte hacer dinero y además
pilotear, a lo mejor podrá hacer un turbo Bonanza en tu vida; también
hacer dinero y coleccionar estampillas puede significar un crucero
alrededor del mundo para visitar los países cuyas estampillas
coleccionas.
Si te gusta hacer dinero y esquiar, algún día podrás tal vez ser dueño de
una pista deesqui.
¿Puedes pensar en un pasatiempo más emocionante que el de hacer
dinero? ¡Comienza hoy mismo a hacer tu colección!
ENSAYA LOS DIEZMOS
Siempre recuerda sin embargo que esto es sólo un pasatiempo. Que no
se convierta en tu amo. Nunca temas el perder todo lo que hayas
ganado. No te enamores del dinero a tal punto de que se convierta en
una carga. Si te vas a preocupar por la posibilidad de perderlo, o de de
que lo van a robar o que lo vas a gastar, se ha convertido en una piedra
de molino alrededor de tu cuello. En ese sentido el dinero no puede
comprar la felicidad. En ese punto, el dinero sí se ha convertido en tu
dios. A fin de evitar caer en esta trampa, recomiendo el sistema de los
diezmos. Devuelve a Dios el diez por ciento de todo lo que ganes. Al fin y
al cabo El es tu Socio, y merece por lo menos el 10% de lo que cojas, ¿no
es verdad? Si El no es tu Socio, ¡haz que sea tu Socio lo más pronto
posible! ¿Dónde más podrás encontrar esa clase de ayuda y a ese precio?
Dios ni siquiera tiene en cuenta la inflación para su salario. El ha estado
al mismo 10% por miles de años. ¡El es el mejor negocio que se ve en
estos alrededores hoy en día! a Dios a la institución religiosa de tu
agrado. Si tu comunidad religiosa no inspira a esto, busca una que sí te
inspire.
El sistema de diezmos se ajusta exactamente a nuestro sistema de la
libre empresa: tienes que dar si quieres recibir. Su versión dice así: “Si
das también te darán a ti” (Lucas, 6:39).
Muchos de nuestros millonarios han señalado a los diezmos como la
clave que les otorgó sus fortunas. Algunos incluyen a Heinz, Colgate y la
familias Kraft y Rockefeller. El rey Salomón, uno de los hombres más
ricos que haya vivido, dijo: “ Honra a tu Señor dándole la primera parte
de tus ingresos y él llenará tu graneros con trigo y cebada e inundará tus
toneles con los vinos más finos” (Provervios, 3:9,10)
PUEDES ESCOGER
Yo comencé a dar diezmos hace dos años, Cuando tenía 21 años. Había
ampliado mi negocio muy rápidamente y había gastado mucho
dineroalquilando espacio para oficinas y empleando gente. Cuando me
di cuenta de que estaba debiendo dos mil dólares pagaderos ese mes y
no podría pagar sino la mitad de esas deudas, me sentí desvanecer y
tuve que recostarme unos minutos. En ese punto decidí que necesitaba
ayuda. Solté el timón y se lo entregué al Señor. Comencé a pagarle el
10% de todo el dinero que me entraba. Para pagar el primer 10% tuve
realmente que conseguir más dinero que me iba a hundir más.
Mis toneles de vino no rebosaban pero sí logré salirme de ese hueco que
tan profundo parecía. Continué dando diezmos por tres razones.
Una: Me ayuda a mantener una adecuada perspectiva del dinero. Jamás
quiero ser tacaño. El dar es la parte más divertida de tener dinero.
Dos: Creo que si quieres una buena persona como empleado, debes
pagarle bien. Recuerda, tienes que dar para poder recibir.
Tres: Casi no puedo esperar hasta que mis graneros estén llenos de trigo
y cebada.
Todo depende de ti. Hay muchos rinocerontes ricos que no dan diezmos.
Todo depende de lo que quieras de la vida y lo que tú creas. ¡Yo sólo
presento los hechos y doy mi opinión! ¡Enfáticamente lo recomiendo para
vivir una vida rinoceronte más plena y rica!
SIEMPRE PÁGATE A TI MISMO
Sin tener en cuenta si das o no diezmos tienes de todas maneras que
ahorrar el 10% de lo que ganas para ti. Esto es absolutamente esencial.
¡Aquí no puedes escoger! No puedo dejar de enfatizar esta ley con
insistencia. Hay un excelente libro que se intitula “El hombre más rico
de Babilonia”, por George S. Clason, que debe ser lectura imprescindible
para todo rinoceronte. Lánzate a tu librería y consigue un ejemplar.
Aprende a pagarte a ti mismo en primer término. Antes de depositar tu
dinero en el banco escribe un cheque para ti mismo por el equivalente al
10% de lo que hayas ganado y luego deposita el dinero de inversiones
rinocerontes. Comienza a ahorrar para tu próxima oportunidad.
CAPÍTULO VIII
TRABAJO
En íntima relación con tu posición financiera está tu ambiente de
trabajo. Si sufres económicamente, es muy probable que sufras en tu
trabajo. Nadie debería trabajar. El trabajo significa monotonía y
sacrificio. El trabajo es aburrido molesto, desagradable y carece de
inspiración.
¿Quién quiere eso? Tú no, seguramente, ¡un rinoceronte! Eso suena
como la ocupación perfecta para una vaca, pero no para ti.
Clava tus cuernos en algo que verdaderamente te guste. Disfruta de todo
lo que hagas o si no eso será trabajo y uno no es feliz trabajando en algo
que quiere abandonar. No vas a salir a la carga de tu cama por la
mañana si lo tienes que hacer es trabajar.
Para hacer dinero es necesario hacer algo que se disfrute, algo que sea
interesante; algo que te inspire. Unicamente tú puedes saber qué es eso
cuando halles esa cosa y comiences con ella, el dinero tellegará
automáticamente.
PLANEA TU ESCAPE
Si le temes a cada día debido a tu trabajo, ¡SAL DE EL RAPIDO! Planea
tu escape, haz planes de iniciarte en algo que verdaderamente quieras
hacer. No esperes permiso de nadie.
Nunca te lo van a dar. Especialmente no le preguntes a nadie qué piensa
esa persona sobre lo que tú debes hacer. ¿Cómo lo van a saber?
¡Nadie querrá ver que tú te le adelantas! Te diré ahora mismo qué te van
a decir. Te dirán algo por este estilo: “ Si renuncias eres un estúpido”.
Cuando las vacas te llamen estúpido o tonto y las ovejas te digan que te
vas a arrepentir de algo, entonces sabrás que vas por el buen camino.
¡Mantente a la carga! Si el león te dice que eres estupido, entonces sí
anda con cautela. Si un rinoceronte te dice que eres estúpido entonces
sí que lo eres. Un verdadero rinoceronte jamás diría eso, de tal manera
que no esperes permiso de nadie. Debes ser un rinoceronte audaz y
darle sobreaviso de dos semanas a la cabeza de la vacada. Tus instinttos
rinocerontes te llevarán hacia la jungla de la aventura y los logros.
Si estás trabajando en una tarea que te agrada, entonces demúestralo.
Aún puedes ser un rinoceronte efectivo. A los patrones le encanta tener
rinocerontes cargantes en su nómina de empleados. Son quizás los
únicos a los que vale la pena pagar. Por lo tanto, son los que progresan
rápidamente dentro de la empresa y reciben aumentos y promociones
con frecuencia.
Demuéstrale a tu jefe que eres un rinoceronte. Que tu trabajo sea tu
reto. Mira a ver qué tanto más puedes producir. Mira a ver qué ideas se
te pueden ocurrir que sean de valor para tu compañía. Tienes el sistema
de la libre empresa trabajando a favor tuyo... dar y recibir. Da más de ti
mismo y recibirás mucho más. No le sacas calor a un fogón hasta no
meterle la leña. Pon tu leña dentro. Recibirás y merecerás el sueldo más
alto y las mejores condiciones porque das más de ti. Tú vas a la carga
cuando los demás gatean. Tú ayudas en vez de entorpecer e inspiras a
otros a que den más de sí.
NO SEAS COMO LOS MUERTOS VIVIENTES
Sé feliz en tu trabajo. ¿Alguna vez ha entrado a un edificio de una
entidad pública y te has fijado en los empleados? Son los muertos
vivientes. Ayer fui al centro de la ciudad para tramitar unos papeles
oficiales y casi no puedo creer lo que vi de las vacas en las ventanillas.
Todas actuaban como si tuvieran un puñal clavado en la espalda.
Hablaban monótonamente sin mostrar emoción alguna. Era congelante.
Pensé que me había adentrado en la zona crepuscular.
Se rinoceronte y muestra tu personalidad. Sonríe y actúa como si
estuvieses vivo. Pon agilidad en tu andar y calor en tus saludos. Pon
algún sentimiento en tus palagras y muéstrate ansioso de ayudar. No
sólo te vas a gustar más a ti mismo, sino que crearás alrededor tuyo un
ambiente de trabajo más cálido y amistoso y todos te van a querer más,
especialmente el jefe.
Si quieres sacarle más a tu empleo, preséntate mañana como un
rinoceronte de tiempo completo, No te importen los rumores de que
hasestado bebiendo o que te caíste de cabeza de la cama. Recuerda tu
cuero de dos pulgadas de espesor y tu audacia. Las vacas detestan
trabajar con los rinocerontes porque se ven mal junto a ellos. Las vacas
son perezosas e improductivas. Tratarán de hacerte bajar al nivel de
ellas. No te dejes. ¡Hay un rinoceronte suelto aquí! ¡Cuidado! ¡Nadie sabe
qué puede suceder!! Un solo rinoceronte en realidad puede despertar
cualquier lugar. Decídete a ser eses rinoceronte y fíjate cómo van a
comenzar a sucederte cosas.
LOS RINOCERONTES SON ANIMALES VENDEDORES DE ÉXITO
Hay más rinocerontes en el campo de las ventas que en cualquier otro
sitio. La naturaleza de la venta requiere rinocerontes. Una vaca que trate
de ganar dinero vendiendo sentirá un infierno en la tierra, pero un
rinoceronte puede ganar millones vendiendo. Ya hemos hablado de
ventas pero quiero expresar mi reconocimiento a los rinocerontes que
están en el mundo de las ventas. Ustedes son una extraña raza de rinos.
Son una especie más grande y más agresiva, más veloz, más audaz y su
cuero es como de seis pulgadas de espesor. Nadie te dispara torpedos, te
envían ejércitos. No hay nada que ataje a un cargante rinoceronte
vendedor. Eres un poderoso animal. ¡Mantente a la carga!
CAPITULO IX
LA FAMILIA
Tu familia te puede hacer o desahacer. Lo que hagas en esta área, afecta
tu estado financiero y tu ambiente de trabajo, como también éstos
afectan al ambiente en general de la familia. En realidad, lo que sucede
es que esas seis áreas principales de tu vida se afectan entre sí hasta
cierto punto. Por este motivo, hay que conservar un buen balance. No
te vas a sumir en tu trabajo hasta el extremo de olvidarte de que tienes
familia. Ella también es tu responsabilidad. Los rinocerontes se
destacan en TODAS las áreas de la vida. Esto ayuda a conducirnos
hacia la felicidad. Al fin y al cabo eso es lo que todos perseguimos, ¿no
es verdad?
Ten una feliz vida familiar. Para lograr esto, debes ser tú mismo, ser
rinoceronte. A veces es difícil para el rino mantener a la familia unida y
feliz. Siempre habrá ocasiones en que las cosas no salen del todo bien.
No abandones el barco a la primera señal de mar agitado. Eso es lo que
hacen las vacas. Aguanta la tormenta.
Nada bueno llega fácilmente.
Un matrimonio es como un bello jardín, hay que cuidarlo
constantemente, hay que nutrirlo y apreciarlo. Cuídate de la malezas y
arráncalas de raíz. Mantén las plagas y los roedores fuera.
Ese es tu deber con el jardín. Descuídalo una semana y te podrá costar
meses repararlo. Un matrimonio feliz requiere tiempo y esfuerzo. No
malgastes el tiempo tratando de buscar uno que no cueste lo dicho.
En cuanto a los hijos, no sé qué pueda decir. Como aún no tengo niños,
únicamente puedo ofrecer el siguiente consejo... Eres un rinoceronte.
¡Averígualo tú mismo!
TRABAJEN JUNTOS
Compromete a toda tu familia en tus planes.
¡Hagan una fortuna juntos! Enseña a los muchachos desde un principio
para que no sean vacas. Los rinos que juegan juntos permanecen
juntos.
Cuando tengas a toda tu familia tras de ti, irás más fuerte a la carga y
disfrutarás mejor.
Llévate toda la pandilla al baño de lodo por lo menos dos veces al año.
Ayúdale a los muchachos con la nueva matemática...¡o por lo menos
inténtalo! Cómprale a tu esposa un regalito por lo menos cada semana.
¡Di que lo cargaste!
EL RINOCERONTE SOLTERO
Si eres un rinoceronte bien desarrollado, sin compromiso y quieres
permanecer así, debes estar alerta. Tienes gran demanda. Eres un
pedazo de oro de 14 quilates andando por las calles. Todos los animales
de la selva te están mirando. Cuando alguien por fin te agarre,
asegúrate que es otra rinoceronte. Entonces si se pueden lanzar a la
carga juntos.
CAPÍTULO X
EL FÍSICO
No seas un rinoceronte fuera de forma. Asegúrate de que estás en
excelentes condiciones físicas. Se requiere un cuerpo muy sano para
vivir una vida rinoceronte. No querrás bolsas fofas moviéndose bajo tus
brazos cuando sales a la carga. Asegúrate de que no estás un par de
miles de libras por encima del peso normal.
¿Cómo te sientes físicamente? Un verdadero rinoceronte es un magnífico
animal. Los kilos de exceso descalifican en esta categoría. Tu cuero es
el que debe ser de dos pulgadas de espesor, no tus gordos. Si tienes algo
que te sobre, descárgalo. El estar físicamente bien te hará sentir un
rinoceronte de seis millones de dólares. Puedes hacer cualquier cosa.
Puedes saltar sobre los obstáculos de un solo impulso y serás más
rápido que un torpedo veloz. Puedes cargar hacia tu Éxito.
Por otra parte, si constantemente estás enfermo, si estás gordo y
deforme, no podrás producir al estilo rinoceronte. Si no puedes subir
unas escaleras sin perder la respiración, no tienes la menor oportunidad
de poder salir bien al ir a la carga por la jungla, perseguido por los
torpedos. Tus posibilidades de Éxito se disminuirán considerablemente.
Inicia un programa de ejercicios físicos y ponte en forma. ¡Entrénate
como un rinoceronte!. ¡Echalo todo! ¡Carga masivamente! No hagas una
flexión y cinco minutos de trote. ¡Has 5.000 flexiones y luego inicia un
trote de 100 millas!
Mientras estás trotando piensa a lo rinoceronte. A medida que la sangre
bombee por tu cabeza, dile a todas tus células que eres un rinoceronte y
que pasen la voz. Mientras la sangre regresa a tu cabeza, cada célula de
tu cuerpo se dará cuenta de que eres un rinoceronte. Tus células
gritarán ¡¡VE POR ELLO!! Saldrán contigo de la cama todas las mañanas
y te sentirás radiante al sentir todas tus células ansiosas de lanzarse
contigo ¡a la carga!
CAPITULO XI
ASPECTO SOCIAL
Al comienzo de este libro hablé de lo importante que es el relacionarse
con los animales adecuados.
Ahora te voy a dar un golpe con esa misma idea para que la entiendas.
Aquí hay unas frases dichas por diversas personas en forma mejor de lo
que yo lo pudiera decir:
Aquel que ande con sabios será sabio. Proverbios 13:20
Si siempre vives con un cojo, también aprenderás a cojear. Proverbio
latino. Cuando una paloma comienza a compartir con los cuervos, sus
plumas permanecen blancas, pero su corazón se pone negro. Proverbio
alemán.
Dime con quién andas y te diré quién eres. Cervantes.
Finalmente, la casualidad nos da nuestros padres, pero nosotros mismos
escogemos nuestros amigos. Delille.
Asegúrate de escoger buenos amigos. Tenemos la tendencia a
comportarnos de igual manera que se comportan las personas con quien
nos relacionamos, y supongo que no quieres comenzar a quejarte como
las vacas, o tener la pereza del mico dormilón o las preocupaciones de la
oveja, Relaciónate con el mayor número de personas que puedas pero
relaciónate con aquellos que te den ánimos. Recuerda que tienes que
dar para recibir. Jamás progresarás socialmente si te olvidas de esto.
Para conseguir amigos tenemos que ser amistosos.
Aquí no vas a tener el menor problema. Como rino, eres uno de los
animales más amistosos de la selva, siempre y cuando no se te
atraviesealguien cuando vas a la carga. Tú disfrutas el departir con los
ganadores y vivir la buena vida rinoceronte.
CAPÍTULO XII
EN LO ESPIRITUAL
Sólo tú mismo sabes cómo andas espiritualmente. La religión para la
mayoría de los animales es cosa muy personal. Con la sola mensión del
tema a muchos animales se les crispa el pelo. Si tú sientes de esa forma,
lo único que te puedo decir es que creas lo que quieras creer pero SI
debes creer en algo.
Finalmente, hermanos míos, lo que sea verdadero, lo que sea honorable,
lo que sea recto, lo que sea puro, lo que sea hermoso, lo que sea bueno,
lo que goce de buena reputación, y si en ello hay alguna excelencia o
hay algo digno de loa, deja que tu mente albergue esas cosas. Filipenses
4:8.
Cree en esto aunque no creas en nada más. Y si puedes creer, ¿por qué
no creer en Dios? El hecho de creer no significa que vas a recibir otra
cuenta mensual junto con la de la luz o la del teléfono. ¡El crecer es
gratis! No hay necesidad de comenzar a ir a la iglesia todos los domingos.
No hay obligación alguna. ¡No te va a visitar ningún vendedor! No tienes
que leer la biblia y ni siquiera comprar una. No hay que comprar nada.
No tendrás que firmar ningún contrato. Si no estás absolutamente
satisfecho dentro de diez dias diez sencillamente dejas de creer. Nadie va
a llamarte para indagar por qué cancelaste. ¡Nada pierdes por el hecho
de creer, pero sí puedes ganar mucho!
Si tienes tan sólo la fe del tamaño de un grano de mostaza, podrás
decirle a la montaña “muévete” y nada será imposible. Mateo 17:20.
Los rinocerontes no permiten que oportunidades como esta se escapen! A
no ser que te ofrezcan un mejor negocio, debes tener una fe de
rinoceronte en Dios. ¡El es la mejor oportunidad de estos tiempos!
CAPÍTULO XIII
DIVERSIONES RINOCERONTES
Cuando estés paseando en tu auto, fíjate en los otros automovilistas.
¿Cómo se ven? ¿Están sonriendo? ¿Se ven entusiasmados?
Pronto descubrirás que por nuestros caminos y carreteras transita una
manada de “zombies” (como sonámbulos). La mayor parte de los
conductores mantiene una expresión fija, vidriosa mientras transita.
El contacto visual con los demás se evita a toda costa. La sonrisa no
existe.
La única indicación de vida es que los carros se están moviendo. Alguien
tiene que estar oprimiendo al acelerador, deben ser ellos.
Cuando lleguen a la próxima luz del tránsito, acércate al “zombie” más
próximo y comienza a mirarlo o mirarla fijamente. Estudia su cara sin
expresión alguna. ¿En qué estará pensando?
Parece que va para un entierro... ¡el suyo! Continúa tu observación. Es
curioso, pero no importa lo sumido que esté en su trance, una vez que
comiences a mirarle fijamente, sentirá el efecto y te comenzará a mirar
para ver qué estás mirando tú. Tu tendencia será apartar la vista
apenas él te mire. Pero esta vez evítalo, y en lugar de eso, sonriéte y
saluda. Esto lo descontrolará definitivamente. Observa qué hace en
seguida. La mayoría de los conductores te lanzarán una rápida sonrisa
nerviosa, luego mirarán al frente ansiando que la luz se cambie a verde.
¿No les parece un juego divertido? Si la simple mirada no despierta al
“zombie”, toca la bocina para sacarlo de su coma. Luego, cuando él o
ellas se volteen a mirarte, sonríe de la manera más amplia y hazle señas
con la mano como si fuesen viejos amigos que no se han visto en mucho
tiempo. El puntaje del juego es así: dos puntos si devuelve la sonrisa y el
saludo. Un punto si únicamente lo sacas del estado de coma y puntos
de menos en caso de que ocurra algún accidente. ¡Diviértete!
DIVIERTETE DANDO PROPINAS
Otra diversión rinoceronte es el dar propinas. Sé muy bien que el dar
propinas no es nada especial. Las vacas y las ovejas también dan
propinas. Pero ellas siempre dan propinas a los mismos animales.
Generalmente, meseros y meseras, porteros y peluqueros. Todos estos
reciben propinas. Búscate otros animales para darles propina. Si un
vendedor en un almacén te atiende especialmente bien, dale una
propina.
Dale propina a un cajero amistoso. No tiene que ser una gran propina.
Una propina de un dólar puede ser una buena sorpresa para alguien que
jamás había recibido propinas. Dale una propina de un dólar a un
mesero y seguramente te mira feo.
Es divertido dar propina a personas que no esperaban propina.
Naturalmente, no le des propina a quien no la merezca. Si le das
propina al muchacho que te empaca mal la compra en la tienda, te vas a
sentir como un asno, no como un rinoceronte.
SIEMPRE LLEVA $ 100 (DÓLARES)
Lleva siempre contigo siquiera un billete $ 100. Ni lo exhibas ni lo
gastes. Simplemente llévalo. El dinero es poder y por el solo hecho de
llevarlo contigo te recordará tu potencia rinoceronte. No te preocupes en
perder los $100 ni en ser atracado o que te los roben. Si te preocupas,
eres un “preocupón” y debes deshacerte de ese vicio antes de que crezca.
¡Eres un rinoceronte audaz!
TEN UNA NUEVA EXPERIENCIA
Todos los fines de semana las vacas y las ovejas salen a comer y al cine.
Debes ser rinoceronte y ensayar algo diferente. Experimenta algo que
jamás hayas hecho antes. Por lo menos una vez por semana haz algo
que sea totalmente nuevo para ti, ya sea en cometa, patinar o ir a la
ópera, a un concierto de rock, a bailar disco o a visitar un museo de arte.
¡Prueba unpoquito de todo! ¡Amplía tus horizaontes! No seas una inerte
masa sentada en un sofá mirando televisión como una vaca. Recuerda,
¡Una vida rinoceronte es una aventura!
BUSCA AL RINO
En cualquier parte donde estés busca a otros rinos. No hay muchos de
ellos. De cada cien animales tal vez habrá cinco rinos. Cuando localices
un animal que sospeches puede ser rinoceronte acércate a él o a ella y te
presentas como un colega rinoceronte. A los rinocerontes les encanta
relacionarse con otros rinocerontes.
No seas tímido. Sé valiente. Oye, eres un rinoceronte. Tienes cuero de
dos pulgadas.
Explícale que estás practicando tu audacia, dale gracias por haberte
atendido e intercambia tarjetas rinoceronte. Trata de conocer a tantos
rinocerontes como te sea posible. Aun los rinocerontes de vez en cuando
necesitan la ayuda de alguien.
CAPITULO XIV
PREPÁRATE PARA LOS PROBLEMAS RINOCERONTES
Los rinocerontes siempre stán preparados para los problemas. No
importa cuánto dinero tengas.
Aun así tendrás problemas no importa si eres un rinoceronte, un mico,
un elefante o aun una vaca. Siempre tendrás problemas. No importa si
no terminaste bachillerato o si te graduaste de una universidad con los
máximos honores.
Siempre tendrás problemas. Los problemas no tienen alianza con nadie.
Son comunes a todos. No importa el sexo, credo, raza o color, siempre
tendrás problemas. Anadie se le ha concedido inmunidad contra
problemas. Siempre han estado presentes; hoy están aquí y mañana
también estarán.
La diferencia que hay con los rinocerontes es en la manera de manejar
esos problemas. Los rinocerontes no son buena pareja para los
problemas. Como primera medida, el problema que paralizaría a una
oveja no tendría efecto alguno en un rinoceronte. Los problemitas ni
siquiera te molestan. Sabes que existen pero ni piensas en ellos. Son
tan insignificantes como los mosquitos que zumban ante tus ojos.
Mientras tu andes a la carga, ellos desaparecen.
Pero aminora tu velocidad y párate y nuevamente están zumbando
alrededor de tus ojos. Mantente a la carga y los pequeños problemas no
te importarán. Siempre desaparecerán.
Con los problemas grandes es que tendremos que trabajar. Estos son los
problemas que pueden aturdir a un elefante. Son los problemas tamaño
rinoceronte. A ti no te afectan las preocupaciones de vacas u ovejas. A ti
te llegan los grandes y gordos problemas rinocerontes. Son parte de tu
trabajo. Por fortuna tú sabes cómo se manejan. Eso también es parte
del trabajo.
LOS PROBLEMAS SON BUENA SEÑAL
Ante todo, debes entender que los problemas son buena señal. Los
problemas significan que se progresa, que las ruedas giran y que
avanzas hacia tus metas. Ten cuidado cuando no haya problemas. ¡Ese
sí es un verdadero problema! La ausencia de problemas es un síntoma de
inactividad. La carencia de problemas quiere decir que nada se está
haciendo. La carencia de acción significa que vas loma abajo
deslizándote. Si no tienes problemas rectifica hacia qué dirección te
diriges. ¡Puedes estar yendo hacia la nada!
Los rinocerontes siempre están avanzando. Los problemas son las
señales camineras del progreso. Pasa sobre suficientes problemas y
habrás llegado a tu destino. Espera los problemas y en esa forma no te
van a caer de sorpresa. Luego, comienza a solucionarlos como un
rinoceronte.
A LA CARGA CONTRA TUS PROBLEMAS
El primer paso para los problemas es identificarlos. ¿Sábes exactamente
cuál es tu problema? Escríbelo. Pon por escrito tu problema como si lo
estuvieras explicando a un amigo.
Esto te ayudará a identificar en tu mente la naturaleza exacta del
asunto. Cuando conozcas la verdadera esencia del problema, te
preguntarás a ti mismo: “¿Qué necesito hacer para resolver este
problema? Escribe la o las respuestas. Hay una solución para cada
problema. ¡Usa tu imaginación rinoceronte! Cuando sepas qué es lo que
debe hacerse, engránate en alta. Enciende tus quemadores.
Si se requiere carga, ¡pues a la carga como un rinoceronte! Si se requiere
audacia, ¡usa tu audacia rinoceronte! Todo lo que sea necesario para
deshacerte totalmente de ese problema hazlo hasta erradicar el tal
problema! ¡Ese problema es tu enemigo! Si permites que persista, te va a
causar muchos más problemas. Baja la cabeza, dirige tus cuernos hacia
el problema, y ¡a la carga a todo vapor! ¡Vúelvelo pedazos!¡Sin
misericordia! Saca toda tu agresividad contra ese problema que te impide
lograr tu meta. ¡Mata! ¡Tritura! ¡Destruye! Los problemas tienen
salvación contra un rinoceronte. ¡Marca otre victoria a tu favor!
PREPÁRATE PARA LAS PENAS
Hay problemas que tú no puedes subsanar.
Estos están en la categoría de las penas. Los fallecimientos en la familia
y otras tragedias son parte de la vida también. No hay manera alguna en
que se pueda evitar una ocasional desgracia o un hecho desafortunado,
salvo si te encierras a vivir en una alacena.
Nuevamente aquí tengo que destacar la importancia de tener una fe
rinoceronte en Dios.
Aunque somos muy grandes, los rinocerontes no creamos el mundo. Ni
sabemos todas las respuestas. Cuando nos llegan los tiempos de
grandes penas es satisfactorio saber que no estamos en la cima de todo.
Más allá está nuestro Hacedor esperándonos y el más alla es un sitio
mucho mejor que el que tenemos aquí.
“No ha visto el ojo, ni ha escuchado el oído, ni ha entrado al corazón de
los hombres, todas las cosas que Dios ha preparado para los que lo
aman.” I. Corintios 2:9.
Salvo que creas que puedes luchar solo, salvo que creas que somos los
animales superiores de todo el universo, y salvo que creas que la muerte
es el final absoluto, cree en Dios y ámalo.
CAPÍTULO XV
CONVIÉRTETE EN RINOCERONTE HOY
Este es el último capítulo. Si en este punto no has decidido aún
conviértete en rinoceronte, esta es mi última oportunidad para
suplicártelo.
Debes entender que no es para beneficio mío el que tú te conviertas en
rinoceronte. Tú ya compraste el libro. Yo no vendo ni unturas ni
medicamentos para que te conviertas en rinoceronte, aunque esto parece
buena idea y podré investigarlo en el futuro. Pero en este mismo
momento, el único que se beneficiaría si se decide a ser rinoceronte eres
tú mismo.
Todo lo que te pido es que decidas a ser rinoceronte y te comprometas de
manera total. No hay nada peor que un rinoceronte a medias. No des
mala imagen a los demás rinocerontes. ¡Eres o no eres! Me da pena ser
un poco brusco contigo, pero tenemos que cuidar nuestra imagen.
Entonces. ¿quú vamos a hacer?
DEJA LAS INDECISIONES TRAS DE TI
Ojalá no estés sufriendo de indecisión. Esta enfermedad es común en la
ovejas. Si crees que puede ser, pero no estás seguro, la mejor, manera
de deshacerte de ello es convirtiéndote en rinoceronte. Los rinocerontes
jamás sufren de indecisión.
El vivir en la selva de aventuras es una vida de decisiones y los
rinocerontes no tienen problema alguno en tomar decisiones y cumplirlas
pues saben que las cosas siempre salen bien. Si sufres de indecisión
decídete ahora mismo a convertirte en rinoceronte.
¡No esperes hasta mañana para la mañana!
DEJA EL HÁBITO DE LA PREOCUPACIÓN
A lo mejor estás preocupado. La preocupación es una enfermedad que se
encuentra en todos los animales, exceptuando, naturalmente a los
rinocerontes. La preocupación es dolorosa y a veces aniquilante hasta el
final. Si piensas que alguna preocupación te vence, NO DEBES dejar de
convertirte en rinoceronte inmediatamente.- Los rinocerontes no se
deben preocupar. Somos más grandes que cualquiera, excepto que los
elefantes, que son buenos amigos nuestros y esas pequeñas cosas no nos
molestan. Recuerda nuestro cuero de dos pulgadas. Se rinoceronte y
líbrate de preocupaciones. Estarás tan ocupado cargando que no
tendrás tiempo de preocuparte.
Otra de las enfermedades relacionadas con la preocupación es la sobre-
precaución. Si padeces esta enfermedad, nunca tendrás nada.
Nunca llegarás a tu potencial completo. Combate esa sobre-precaución
con la audacia de un rinoceronte.
¿Será que tú no crees? ¿Estarás bajo la agonía de la duda? Tal vez dudas
de tus propias habilidades y estás definitivamente enfermo. Por favor,
¡conviértete en un rinoceronte antes de que sea demasiado tarde!
NO SEAS FRÍO
Talvez ni te importe. Tal vez sufres de indiferencia y no te has dado
cuenta. Esta enfermedad es común en las vacas. Los síntomas son falta
de ambición y una cierta frialdad. La peor condición en que uno puede
estar es la frialdad. Los animales muertos son fríos. Esta buena vida
rino se te escapará si no dejas de ser frío. ¡CALIENTÁTE! Muestra alguna
emoción. Veamos si realmente estás vivo. Es muy difícil salir de esta
enfermedad a no ser que te conviertas en rinoceronte inmediatamente.
Tengamos la esperanza de que el pesimismo no te haya abatido. Esta
horrorosa enfermedad siempre trae quejas y siempre está buscando lo
peor y finalmente, consigue lo peor.
Si te quedan sesos, vuélvete rinoceronte ahora mismo. Serás más feliz y
los demás también serán felices. El mundo ama al rino optimista.
Entonces, ¿ya te decidiste? ¿Te convertirás en un rinoceronte? Ahora te
puedes proclamar como rinoceronte completo y así te has asegurado una
feliz, larga, próspera y exitosa vida rinoceronte. ¡A LA CARGA!
VE, RINOCERONTE, VE
Sabes que el secreto del Éxito es ser rinoceronte. El secreto del Éxito es
sobreponerse a la inercia. El secreto del Éxito es CARGAR.
El secreto del Éxito es activarse. Siente muy adentro de ti ese deseo
ardiente que te hará correr. Nada va a suceder hasta que no lo hagas.
Piensa como rinoceronte y actúa como tal. No hay otra manera. El
pensar positivamente no te conseguirá nada si no lo combinas con ¡¡A LA
CARGA!!
Escribir metas no significa nada si no cargas contra ellas. Hablar es sólo
un ejercicio oral si no ACTÚAS sobre lo que hablas. Los sueños son
apenas sueños si no eres un rinoceronte y cargas contra ellos