Está en la página 1de 10

Técnica 1

Escrita por el Dr. Ernesto Saijas P.

Esta es una técnica de hipnosis que únicamente puede ser usada en personas que ya
han sido hipnotizadas previamente (ojalá muchas veces). Debe evitar realizarse esta
técnica en personas que no han sido hipnotizadas previamente debido a que no dará
resultado. Cuando la persona ya ha sido hipnotizada en ocasiones anteriores (ya ha
vivido la hipnosis), esta técnica le permite llegar a un trance mucho más profundo y
efectivo que con las demás técnicas.

Esta es una técnica que ya he probado, es supremamente fácil y cualquier persona


común puede hacerla, la única condición, como se dijo anteriormente es que el
"paciente" (por llamar de alguna forma a quién será hipnotizado por nosotros) haya
tenido experiencias anteriores con la hipnosis (y como dije, ojalá varias). He probado
esta técnica con personas que nunca habían sido hipnotizados y he fracasado en un
100% de las ocasiones, en cambio y es bastante curioso, cuando he aplicado esta técnica
con personas que ya han sido hipnotizadas alguna vez (sin importar hace cuanto)
siempre consigo un 100% de éxito en las sesiones de hipnosis, además he observado un
estado más rápido y profundo de hipnosis.

Una de las ventajas, como se dijo anteriormente, es que puede ser llevado a cabo por
cualquier persona (aunque este texto se pueda ver algo largo, en realidad leerlo sólo
lleva unos pocos minutos).

Les presentamos entonces esta técnica exclusiva de nuestro sitio web.

Procedimiento

Se debe disponer de un lugar silencioso y sin distracciones, el cual favorezca la


concentración del paciente.

Se le pide al paciente que se siente en un asiento con los brazos extendidos sobre sus
piernas, con la espalda recta (apoyada o no en el espaldar del asiento). Quien realiza la
técnica (llamémoslo a partir de ahora: hipnotizador) se debe sentar cerca de manera que
pueda mirar al paciente (puede estar al lado suyo, sin que el paciente lo vea, pero el
hipnotizador debe poder ver el rostro del paciente y sus reacciones). El hipnotizador
pone su dedo índice frente a los ojos del paciente (a unos 20 cm) y se le dice al paciente
que mire fijamente y siga el movimiento del dedo.

Moveremos el dedo (despacio, que se lo pueda seguir), de izquierda a derecha. En todo


momento deberemos estar pendientes de que el paciente siga el movimiento. Es normal
que a veces se retrase un poco (esto nos indica que debemos hacerlo más despacio). Éste
ejercicio se hace durante 20 segundos (más o menos, igual todo lo que acá se indica se
puede variar al "estilo" del hipnotizador).

Es de aclarar, que no debemos ser tan rígidos con las técnicas de hipnosis, estas se
pueden un poco dependiendo de que resultados observamos. Si el paciente entra
rápidamente en hipnosis (usualmente las personas que han sido hipnotizadas varias
veces), las cosas irán más fácil y podremos omitir uno que otro paso.
Mientras se desplaza el dedo de izquierda a derecha, se le pide al paciente que respire
profundo y despacio, constantemente se le repite que respire profundo y que siga el
movimiento del dedo. Ésta acción de respirar de manera profunda ayuda a que el
paciente se concentre.

En este punto se ha llamado la atención del paciente y se ha fijado en el movimiento del


y en su respiración.

Ahora, se va a profundizar la etapa de concentración de modo que se pueda inducir un


estado de trance hipnótico.

Recuerde que se estaba moviendo el dedo de izquierda a derecha frente a los ojos del
paciente. Se deja entonces de mover el dedo y le ponemos una mano sobre su frente y se
le pide al paciente que cierre sus ojos.

Se le pide también que aspire profundo, que retenga el aire por un momento y que luego
lo expulse (lo debemos guiar: decirle "aspire"..."exhale") comenzamos a contar desde
10 hasta uno, le decimos al paciente que debe concentrarse en nuestra voz y relajarse.
Al pasar de un número a otro, se le pide al paciente que respire y que exhale. Mientras
el paciente aspira y exhala, le decimos que "se siente relajado", que "escuche nuestra
voz", lo hacemos así:

..........."10... aspire.....(el paciente toma aire)... se siente relajado... siente que sus
músculos se relajan... exhale.(el paciente exhala)... escuche mi voz... 9.....8....."

El objetivo de esta etapa es relajar al paciente, se puede variar lo que se le dice, no


tenemos que ser tan estrictos, la idea es que el paciente se sienta relajado y que escuche
nuestra voz. Y así, seguimos contando hasta llegar al numero 1.

En éste momento, el paciente ya está sumamente relajado y concentrado en nuestra voz.

Le pedimos luego al paciente que abra de los ojos (y retiramos nuestra mano de su
frente).

Ahora, le indicamos que se fije en un punto que esté en frente de él (una pared, por
ejemplo o puede ser una ventana, etc.) la idea es pedirle que se enfoque en algo (puede
seguir sentado).

Le diremos que respire profundo (una vez) y que escuche nuestra voz, le diremos que
nuestra voz lo calma y lo hace sentir muy tranquilo. Luego le diremos que el comience a
contar desde el número uno y que lo haga despacio, le diremos que cuando hablemos el
esperará un momento. Cada dos o tres números le diremos que se siente tranquilo y
relajado, de esta manera:

-Uno...(lo dice él) - (cuando termina de decir ese numero le decimos: "Te sientes
calmado" y luego esperamos a que siga contando hasta el tres o el cinco, podemos dejar
varios números sin decirle nada).

Podemos usar frases distintas como: "te relajas... te relajas más y más..."
Luego del numero tres (o si se quiere, se puede empezar desde el uno, muchas veces no
importa), decimos:

-tres (lo dice el) - (Ahora cambiamos el "te sientes calmado", por "sientes sueño",
esperamos a que siga a otro numero y le repetimos "sientes sueño", seguimos así
mientras él sigue contando).

Debemos también variar las frases, que no sea igual siempre, podemos decir aparte de
"sientes sueño", la frase "tus ojos se sienten cansados" o "tus ojos se están cerrando".

En ese momento se presentará un cambio inmediato, realmente comenzará a sentir


sueño, también tendrá los ojos muy cansados y se le irán cerrando.

Hay algo muy curioso que pasa en este punto, a medida que sus ojos se cansan
(notaremos que le comienzan como a molestar, es como si se estuviera durmiendo, sus
ojos se hacen cada vez más cerrados y notamos el esfuerzo que le cuesta tenerlos
abiertos), su voz se hace más lenta y pausada, llegará un punto en el que diga los
números muy lentamente.

Luego de que su voz se pone así de pausada y vemos todas esta reacciones, llegará un
momento en el que sus ojos se cerrarán solos, pero seguirá diciendo los números (muy
lento, es como si tuviera mucho sueño) a pesar de tener los ojos cerrados. En ese
momento le decimos: "duerme", él inmediatamente dejará de decir los números y ya
estará en estado hipnótico.

Así de simple, si leemos todo el texto de nuevo, nos daremos cuenta que todo esto habrá
pasado en menos de 3 minutos. Es una técnica muy rápida y es así de rápida porque se
hace con personas que han sido hipnotizadas previamente, si se hiciera con alguien que
nunca ha estado en hipnosis, no resultaría.

La rapidez con que la persona entra en hipnosis depende de qué hipnosis ha vivido
antes, personas con más de ocho o diez sesiones de hipnosis entran en el sueño
hipnótico rapidísimo!

Con esta técnica en especial ocurre algo muy curioso que no ocurre con ninguna otra
técnica de hipnosis conocida: si el paciente se ha relajado lo suficiente y está muy
adentro en su sueño a veces no recuerda lo que vivió en su sesión de hipnosis.

Este fenómeno se da únicamente con esta técnica que trabajamos acá, ninguna otra
técnica de hipnosis causa que el paciente olvide completamente lo que vivió y sintió ( y
conozco muchas técnicas), pero con ninguna otra técnica se hace que el paciente olvide.

En algunas otras técnicas se olvidan algunas cosas, con la que mostramos acá ocurre
que se olvidan completamente de todo. Esto pasa siempre con personas que como dije
antes han vivido mucho la hipnosis y pueden encontrar un estado bien profundo. No
debe intentar hacerlo que personas que nunca han sido hipnotizadas o que apenas han
tenido un par de sesiones, puesto que generalmente no resulta.

Para ese tipo de personas "nuevas" en la hipnosis, es mejor intentar otro tipo de
técnicas.
Continuando.

Este fenómeno de olvidar lo que vivió, algunas veces es conveniente por ejemplo
cuando se sabe que durante la hipnosis se va a tratar algo que puede ser traumático para
el paciente, como algún recuerdo de su niñez o algo que de pronto pueda hacerlo sentir
nervioso, en ese tipo de casos es muy conveniente usar esta técnica para ayudar a que el
paciente olvide su sesión de hipnosis y no tenga malos recuerdos cuando despierte
(como dije anteriormente, esta técnica es la única que provoca que el paciente olvide lo
que vivió en su hipnosis).

De resto, si queremos que el paciente recuerde lo que ha vivido, simplemente usaremos


cualquier otra técnica de hipnosis (cualquiera de los cientos de técnicas que existen) y el
recordará todo.

Recapitulando: (le recomendaría leer lo que está antes de comenzar a explicar el


fenómeno que ocurre con esta técnica para que recupere el hilo de lo que llevamos).

El paciente en este punto se encuentra en un trance hipnótico, pero hay que aclarar que
en algunos casos no estamos seguros de si él paciente recordará o no lo que viva en su
sesión de hipnosis ( a veces el fenómeno se presenta y a veces no). Pero no hay
problema, saber si el fenómeno se está presentando es muy sencillo.

Simplemente le pediremos al paciente que ponga su cabeza hacia atrás (entonces


quedará mirando hacia el techo) que levante el brazo derecho y que lo ponga
horizontalmente frente a él (esto es muy importante y ya veremos porqué) y recordemos
que él tiene los ojos cerrados.

Le diremos que contaremos de 10 hasta 1 (esta vez nosotros contaremos, él se quedará


callado) y le repetimos: "escucha mi voz, sólo escuchas mi voz... te sientes relajado..."
(se lo decimos de vez en cuando mientras vamos contando, tampoco tiene que ser entre
numero y numero). A medida que vamos acercándonos al numero uno, hablamos más
despacio y con voz más baja (digamos que desde 5 bajamos a voz y le hablamos
únicamente al oído).

La reacción del paciente es muy importante y para ello fue que le pedimos que
extendiera el brazo. Cuando estemos contando, en algún momento, el brazo de él caerá
de repente sobre sus piernas, si eso pasa querrá decir que el paciente no recordará lo que
viva durante ese estado hipnótico en el que ya está.

He observado que la mano cae usualmente desde el numero 5 (precisamente es el


momento en el que bajamos la voz), es algo muy curioso, pero así pasa el 100% de las
veces. Si la mano cae, ya podemos parar de contar y sabremos que el paciente no
recordará nada de nada. Nunca recuerdan y esto es muy efectivo en terapias donde
estamos tratando al paciente por algún trauma, esta técnica es bastante segura y siempre
la recomiendo.

He notado que cuando despiertan de esta técnica de hipnosis, ninguno recuerda lo que
ha vivido en la hipnosis, si se le dijo que caminara al rededor del cuarto o que
escucharía determinado ruido, nunca lo recuerdan. Por eso esta técnica me parece tan
especial, es la única donde se puede lograr esto, en ninguna otra ocurre.
Si en cambio, el brazo no cae, sino que se mantiene igual, entonces recordará todo lo
que habrá vivido y sentido después cuando despierte. Aunque igual, estará en un estado
hipnótico bastante profundo

Recapitulando de nuevo:

En este momento el paciente se encuentra en un estado hipnótico, si el paciente además


dejó caer su brazo quiere decir que no recordará nada de lo que viva durante ese rato en
que esté en hipnosis.

Entonces se procede a trabajar el estado hipnótico. En general las cosas que se pueden
hacer son muchas, se le puede hacer sentir que está volando, que está visitando un país
que no conoce, se puede cambiar su apariencia física... hay muchas opciones. Hace unos
años, en una demostración en un seminario, le pedí a un paciente (hombre) que viera
que ahora tenía pechos (tenía los ojos cerrados), la reacción fue increíble, el los tocaba y
parecían reales, el gesto en su rostro lo decía todo, estaba totalmente sorprendido.
Cuando despertó nos contó que realmente había visto y sentido que tenía pechos. Un
tiempo después, decidí repetir la prueba, pero pidiéndole ahora al paciente que abriera
los ojos (que los abriera, pero que todavía siguiera en la hipnosis) y le volvía a decir lo
mismo "ahora tienes pechos", la reacción fue igual de increíble, el se los miraba, los
tocaba y estaba totalmente sorprendido.

Se pueden tratar muchas cosas, lo importante es que el paciente pase un rato agradable y
divertido.

Qué decirle al paciente para llevar a cabo todas estas experiencias durante la
hipnosis?

Luego que el paciente está en este estado de hipnosis, no es difícil causarle todas esas
experiencias de las que hemos hablado. Si el quiere estar en un parque, por ejemplo, le
diremos que se encuentra en un parque, pero lo importante, e insistiré en ello, es
describirle el sitio y lo que está sintiendo.

Explicaré el ejemplo del parque, pero en general se aplica a cualquier situación.

Le diremos que se encuentra allí, que siente el viento tibio rozando su piel, le diremos
que es un viento agradable, que sienta también la luz del sol sobre él.

Todo esto que le hemos dicho, así sean sólo palabras para nosotros, para él serán en
cambio, cosas reales que estará viendo y sintiendo, eso es la maravilloso de la hipnosis,
tiene un potencial enorme.

No es necesario ser muy descriptivos, tampoco tenemos que decirle que hay un arbol y
que tiene 8 frutos en el, eso no se necesita, puesto que acá lo que juega es la
imaginación del paciente.

También le podemos pedir que camine (en el parque) y que se dirija hacia algún sitio,
por ejemplo le podemos decir:

"... ahora ves una casa blanca de madera, camina hacia ella y toca la puerta"
Entonces, él irá a esa casita y tocará la puerta (aunque nosotros no veremos que el se
mueva de su puesto o que camine, eso no pasa). El paciente sentirá y verá todo lo que le
digamos.

La manera de hablarle, será siempre muy tranquila, le hablaremos como lo hacemos


normalmente, de una manera descomplicada (también es importante que estemos
relajados nosotros, no tenemos porque sentirnos nerviosos, le hablamos normalmente).

Durante la hipnosis no solo se pueden imaginar lugares y caminar por ellos o tocarlos,
también se puede "jugar" con la apariencia del paciente. Esa es de las experiencias más
divertidas, no solo para quienes lo ven, sino y sobretodo, para el paciente pues él lo está
viviendo.

El ejemplo de la aparición de los pechos, es sólo una de las tantas opciones que existen,
también se puede cambiar el traje que usa la persona en ese momento, generalmente se
hace así:

-"...Mira tu vestido ya ahora tienes un vestido de futbolista..."

Y él se verá asi ropa y si se toca se sentirá así, aunque en la realidad se esté tocando su
camisa o su chaqueta, creerá que es lo que tenga puesto.

Y así por el estilo. No importa qué le digamos, el paciente siempre lo verá así, si le
decimos que tiene un vestido de porrista, el paciente se verá con él puesto (y verá la
reacción en su rostro).

Si queremos que abra los ojos, pero que siga en su estado hipnótico, simplemente se lo
pediremos:

"... voy a contar hasta 3, cuando llegue a tres, sin despertar abrirás tus ojos y podrás ver
a tu alrededor, recuerda que no despertarás... uno...dos... tres, abre los ojos"

El con los ojos abiertos puede ver a su alrededor, usualmente tienen los ojos un poco
cerrados (pues se siente todavía con sueño), otras veces no, en realidad no importa. Pero
tendrán la mirada hacia el vacío y estarán pestañeando normalmente.

Con los ojos abiertos se le puede decir que haga otras cosas, por ejemplo mostrarle un
lugar y pedirle que se dirija hacia allí.

También se le puede pedir, por ejemplo que vea a la gente alrededor de él como si
estuvieran vestidos de determinada manera o algo por el estilo y así lo hará, esa
experiencia es de las más divertidas bajo hipnosis porque todo es muy real.

Para hacer esto, se le pediría al paciente:

"... ahora mira a la persona X, verás como está vestido de bombero"

Y efectivamente el volteará a mirar a esa persona y la verá vestida de esa manera,


inclusive si lo toca sentirá lo que le hemos dicho. A veces podemos ayudarle a ubicar a
esa persona o a algún objeto señalándoselo con la mano (puede que el paciente esté algo
desorientado y no sepa donde está alguien o donde dejó algún objeto, pero se lo
indicamos y ya).

Las opciones son muchas y depende de la imaginación del hipnotizador, hay que ser
creativo y practicamente todo es válido, el objetivo es que la persona pase un tiempo
agradable.

Cómo despertar al paciente al terminar la sesión??

Simplemente le decimos:

"... ahora voy a contar hasta 3 y despertarás totalmente, escúchame, vas a despertar:
uno... dos... tres, despierta!!..."

Y ahora está despierto.

Entonces procedemos a preguntarle, qué vio cómo se sintió que le gustó. Si nuestro
paciente es de los que no recordarán nada (ocurre el fenómeno aquel del que ya
hablamos), pues nos dirá que no recuerda nada.

__________________________________

Si vas a realizar la prueba con algún conocido, amigo o familiar, no dudes en hacernos
cualquier pregunta (no importa si eres novato), nos gusta recibir tus dudas y opiniones,
siempre estaremos dispuestos a colaborar.
Técnicas de Hipnosis

En esta sección iremos publicando técnicas de hipnosis probadas por nosotros


previamente, de esta manera brindamos una manera acertada de hacer una sesión de
hipnosis para quien se interese en este apasionante tema.

Es muy importante hacer notar que la sesión de hipnosis es mucho más sencilla si la
persona ha sido hipnotizada previamente (obviamente), por ello hacerlo la primera vez
con alguien es complicado.

Si vas a comenzar y quieres algún consejo, no dudes de contactarte con nosotros,


estaremos gustosos de ayudarte a aprender (y despejar dudas y mitos erróneos) sobre la
hipnosis.

Técnica2: Método de la rigidez del brazo

La persona está sentada... le estiramos el brazo y lo colocamos a la altura del hombro.

Le sugerimos que se encuentra bien y que su brazo cada vez está más rígido.

Le hacemos sentir con ligeras presiones sobre la mano dicha rigidez. Le indicamos que
el brazo comenzará a pesar, que se ha transformado en plomo...

” el brazo en tan pesado que se peso se hace insostenible e irá cayendo. Conforme el
brazo va bajando, notarás como un sueño agradable e intenso te va invadiendo... cuando
el brazo se desplome por completo, dormirás!..."

El sujeto irá bajando el brazo hasta soltarlo por completo; en este momento daremos la
orden ¡duerme!.

__________________________________

Si vas a realizar la prueba con algún conocido, amigo o familiar, no dudes en hacernos
cualquier pregunta (no importa si eres novato), nos gusta recibir tus dudas y opiniones,
siempre estaremos dispuestos a colaborar.
Técnica 3: Método de la catalepsia

Pedimos al sujeto que una con fuerza sus piernas y que apriete los brazos estirados hacia
el cuerpo, que ponga rígidos todos los músculos de su cuerpo, que apriete el abdomen y
en definitiva, que se imagine que una especie de tabla o estatua de bronce.

Acto seguido la imprimiremos un ligero balanceo para que note su rigidez. Una vez
conseguida la rigidez total, podemos con ayuda de otras personas, tumbarle en el suelo,
en un diván o camilla. Inmediatamente le indicaremos que se encuentra muy
concentrado y que dormirá o entrará en un estado profundo y especial a nuestra
indicación.

Podemos dar un pequeño chasquido con los dedos o tocarle ligeramente la frente con
los dedos al mismo tiempo que decimos: ¡duerme! o !Ya está... estas en un estado
profundo y especial!

__________________________________

Si vas a realizar la prueba con algún conocido, amigo o familiar, no dudes en hacernos
cualquier pregunta (no importa si eres novato), nos gusta recibir tus dudas y opiniones,
siempre estaremos dispuestos a colaborar.
Técnica 4: Método de la expectación

Especialmente cuando se hace hipnosis de espectáculo, este método es útil.

Supongamos un auditorio donde se espera al hipnotizador con expectación... por tanto


ya existe un ambiente lo suficientemente sugestivo para inducir con facilidad a
cualquier asistente.

El hipnotizador deberá hablar con cierto misterio y persuasión. Al acercarse a cualquier


espectador que ponga reparos a su proximidad debido al temor de ser hipnotizado, a un
solo toque u orden del inductor, entrará con facilidad en hipnosis.

Algunos hipnotizadores colocan música en el auditorio con el fin de hacer el ambiente


de expectación más fuerte, así la gente creerá que todo está dado para una hipnosis.

Intereses relacionados