Está en la página 1de 5

República Bolivariana de Venezuela.

Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria.


Aldea Universitaria Bolivariana Gran Mariscal de Ayacucho.
Cantaura Estado Anzoátegui.
Cta.: 2021 – 2 – Informática T1 – P1
Unidad Curricular: Formación Critica I
Dirección: Inavi II, calle N° 5, casa N° 14
E-mail: mkariennysmail@.com

ANÁLISIS TEMA I

Ley de
Empren
dimient
o en
Venezu
Profesora: Estudiante:
Lisbeth Urbaez Kariennys Moreno
ela
Cedula: V-8497341 Cedula: V-14308147
Correo: lisbethju@hotmail.com
ANALISIS

El emprendimiento es el proceso de diseñar, lanzar y administrar un


nuevo negocio, que generalmente comienza como una pequeña empresa o una
emergente, ofreciendo a la venta un producto, servicio o proceso. Ha sido definido
como la "...capacidad y voluntad de desarrollar y administrar la apertura de un nuevo
negocio, junto con los riesgos que esto implica, con el fin de generar ganancias".

En definitiva, un emprendimiento es cualquier actividad nueva que hace una


persona, que puede tener como finalidad lograr ganancias económicas o no. El
emprendimiento es llevado a cabo por los emprendedores. En la actualidad el
emprendimiento puede operar de forma independiente, tal como se ha dado
tradicionalmente y mayoritariamente a lo largo de la historia de la creación y
administración de empresas, o hacerlo dentro de una modalidad relativamente reciente
llamada ecosistema emprendedor.

Ante la actual problemática de desempleo y exclusión, comienza a vislumbrarse


como una oportunidad el autoempleo y, en consecuencia, el concepto de
emprendimiento cobra mayor relevancia para nuestra sociedad, resultando su estudio
cada vez más interesante y necesario.

Con el emprendimiento y desarrollo local, la sociedad se beneficia con los


emprendedores existentes dentro de la misma comunidad. El emprendimiento comunal
es la capacidad y la motivación de las personas o de la organización comunal a través
de la comisión empresarial para asumir retos y liderar procesos comunitarios solidarios,
autogestionarios, democráticos e innovadores, que luego se expresan en planes de
negocios socioempresariales y después se concretan mediante proyectos productivos o
empresas de carácter solidario de iniciativa comunal.
En conclusión, puede decirse que cuántas mayores actitudes emprendedoras
tengan los actores de una comunidad, más factible será la creación de pequeñas y
medianas empresas. De esta forma nacerán más empresas con estas características,
lo que contribuirá positivamente al desarrollo de la región
.
Es por esta razón, que el gobierno nacional, ha planteado la creación de una Ley
que ampare a los nuevos emprendedores, dotándolos de conocimientos legales, para
que, en el futuro, puedan crecer y desarrollar nuevas y mejores empresas que
contribuyan a la construcción de un nuevo sistema económico.

Es una ley integral diseñada a la medida de todos los emprendedores, sin


importar el tamaño de sus negocios, con la que buscamos brindar un marco regulatorio
moderno que facilite el nacimiento de nuevos emprendimientos y empresas, que los
ayude a crecer y a incentivar la creación de nuevos empleos.

El objeto de la ley es promover el espíritu emprendedor en todos los sentidos,


propendan y trabaje conjuntamente sobre los principios y valores que establecen la
constitución y los establecimientos en la presente Ley. emprendimiento.

La Ley permitirá crear nuevas alternativas de apoyo y acompañamiento al


movimiento emprendedor, así como animar a otros venezolanos a desarrollar sus ideas
de negocio. Para ello, también se debe establecer un proceso formativo del
emprendedor a fin de capacitarlo en todo lo referente al entorno económico que deben
manejar.

La mayoría de los emprendimientos han surgido del conocimiento empírico, otros


han fracasado por falta de formación en torno a la actividad productiva. esta Ley abre el
camino hacia la Venezuela del futuro, que, en su opinión, estará marcada por el
emprendimiento como motor que impulse la economía nacional
De esta manera, el emprendimiento social cuenta en el país con un prolífico
marco jurídico promotor, dentro del cual la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela (CRBV) constituye la base legal preeminente de dicha promoción.

En ella se asume un proyecto de país en donde nuevos actores y procesos


socioeconómicos desarrollan y asumen protagonismo en el ejercicio de su soberanía, a
partir de cuyo seno se origina un nuevo marco institucional, conformado por leyes,
políticas públicas y organismos públicos que impulsan su desarrollo en todo el territorio
nacional y son el sustento de las acciones de los gobiernos nacional, regionales y
locales.

Con esto buscamos acompañar los sueños y aspiraciones de la juventud emprendedora


que ha puesto sus manos en lo que falta por construir, para que seamos capaces de
estar a la altura de los sueños. Proponemos que el emprendimiento sea parte de la
política económica del país con la facilidad y el acceso a las instituciones públicas

La actividad emprendedora en Venezuela ha sido de carácter creciente y


significativo en el devenir de los años. Debido al incremento constante de diversos tipos
de emprendimientos: económicos, empresariales, sociales, educativos, entre otros.  En
Venezuela el emprendimiento es considerado una forma de desarrollo para alcanzar la
independencia y estabilidad económica.

Se puede inferir que en Venezuela ha crecido el índice de emprendedores por la


necesidad de independización de la población, en búsqueda de mayores ingresos,
aunado a las características propias de personalidad que tiene el venezolano. Sin
embargo, emprender en Venezuela es una actividad que requiere de paciencia,
dedicación y empeño para visualizar los objetivos propuestos. 

Ser emprendedor significa ser capaz de crear algo nuevo o de dar un uso
diferente a algo ya existente, y de esa manera generar un impacto en su propia vida y
en la de la comunidad en la que habita. A su vez, a este individuo no sólo le surgen
ideas, sino que también es lo suficientemente flexible como para poder adaptarlas y
posee la creatividad necesaria para transformar cada acontecimiento, sea positivo o
negativo, en una oportunidad.

El emprendedor posee un espíritu especial. Tiene alta autoestima, confía en sí


mismo y posee una gran necesidad de logro. Trabaja duramente, es eficiente y se da la
oportunidad de pensar diferente. Es un individuo positivo, pero no sólo para sí mismo,
sino que genera un ambiente positivo a su alrededor y este entorno le favorece para
alcanzar las metas que se proponga. Este es un punto para destacar, ya que el
emprendedor no piensa su proyecto en forma acotada, sino que siempre tiene visión de
futuro.

También podría gustarte