Está en la página 1de 2

Cultivar Amarillis

Amarillis, amarilis o amaryllis es como popularmente se conoce a esta planta de la familia


de las Amaryllidaceae y cuyo nombre científico es Hippesastrum.
Procede del centro y del sur de América, así como del Caribe, donde también se pueden
encontrar hermosas variedades. La belleza y el tamaño de sus flores ha despertado el
interés de los especialistas, por lo que hay un gran número de híbridos que producen
flores de muy diversos colores, así como jaspeadas... También hay especies enanas que
llegan a producir cuatro flores por tallo.

La flor de este bulbo es acampanada, con seis pétalos y estambres muy prominentes.
Tiene unas hojas verdes y alargadas que salen tras la floración, aunque en ocasiones
salen a la vez que las flores. En estos meses de invierno es el momento de plantar los
bulbos para que den flores en unas semanas. En las floristerías se pueden encontrar
amarilis en flor, proceden de bulbos que han sido “forzados” para producir una floración
temprana.
¿Cuáles son los pasos a seguir para plantar un amarilis?
En primer lugar elige una maceta que sea sólo un poco más grande que el bulbo, ya que
de esta forma crecen mejor. A continuación, coloca el bulbo en el sustrato, de forma que
queden cubiertas sus dos terceras partes, dejando la parte superior al aire. No olvides
poner una capa de arena para que haya un buen drenaje. Hasta que florezca, se debe
regar alrededor de una vez por semana, después se harán los riegos más abundantes.
¿Cuánto duran las flores?
Depende bastante de los cuidados que le des: temperatura, luz..., pero si las tienes en un
lugar fresco, bien regadas y abonadas, suelen durar de tres a seis semanas.
¿Se puede hacer algo para que las flores salgan más grandes?
Cuanto más grande sea el bulbo, mayores flores dará, pueden llegar a medir hasta20 cm
de diámetro. También, dependiendo de la variedad, las flores tendrán diferente diámetro;
las especies enanas dan flores mucho más pequeñas. La amarilis Belladona, que procede
de África, da flores muy grandes que florecen desde mediados de invierno hasta bien
entrado el verano. Esta variedad se llama también azucena rosa y tiene un bulbo más
globoso y grande que el resto.
¿Es conveniente trasplantar los bulbos?
Sí, los bulbos pueden durar muchos años, por lo que es adecuado trasplantarlo cada tres
o cuatro años, pero recordando siempre que no hay que ponerlo en una maceta que no
sea demasiado grande.
¿Es fácil multiplicar estas plantas?
Sí. Las formas más comunes de hacerlo son dos: o cortando el bulbo en gajos y
plantándolos en diferentes macetas, o separando los pequeños bulbitos que suelen nacer
alrededor del grande y plantando éstos de forma independiente. También se pueden
conseguir amarilis por semillas, la siembra se hace en otoño, pero es un proceso más
lento y complicado.