Está en la página 1de 7

1Análisis a medios de comunicación digitales

Politécnico GranColombiano.
Facultad de Sociedad Cultura y Creatividad.
Procesos de comunicación.
Los medios de comunicación masivos han tenido un papel protagónico he indispensable

en el proceso de la globalización. Es imposible desconocer su aporte en el desarrollo del

mundo actual y su impacto en todas las áreas de lo que constituye el modelo de vida

occidental presente.

En el siglo XXI pareciese imposible para la gran mayoría de los seres humanos vivir

“desconectados” o incomunicados sin depender de un teléfono móvil, computadora,

tableta o cualquier dispositivo electrónico que los mantenga conectados. Esto, teniendo

en cuenta por ejemplo a la población que tiene acceso a internet, ya que según la ONU

más de la mitad de la población mundial para el 2015 no tenía acceso a internet. (ONU,

2015).

Si bien, esta carencia se presenta por diversos factores políticos, sociales y económicos,

existe un 50% de la población que sí tiene acceso y prefiere mantenerse conectada y en

ese orden controlada. Ese control se da bajo ese gran organismo que los propios seres

humanos han forjado y elegido, entregándole el poder de lo que ellos mismos consumen

como información o contenidos a diario. Ese organismo representa a los que utilizan los

medios masivos de comunicación para producir contenidos mediáticos, que se

constituyen como estructuras de control de las sociedades en tanto que delimitan,

imponen, influencian y controlan el pensamiento, la toma de decisiones y la opinión de

las audiencias. Es tan fuerte y marcada su presencia en la sociedad que no es posible

sustraerse de los medios, y los que lo hacen, sin importar el motivo deben asumir las

consecuencias de esa exclusión. (Valderrama, 2004 como se citó en Orozco, 2001)


Los medios de comunicación masivos cuentan con la importancia y el poder que se les ha

otorgado, quienes los dirigen construyen y generan esas estructuras de control

manteniendo a la sociedad como zombie, con la cabeza agachada o con los ojos

cuadrados saturándola de todo tipo de información, creando esas realidades ficticias y

esos mensajes de los que se alimenta la sociedad actual y ante lo cual en muchos casos no

reacciona y deja penetrar sin filtro en su cotidianidad.

Ese control está representado puntualmente en la sociedad en ese organismo que plantea

el paradigma empírico analítico, cualquiera ya sea un gobierno, un político, una empresa,

red social o medio de comunicación (prensa, radio, televisión, etc.) sea cual sea, que

busca controlar y generar ese orden y equilibrio valiéndose incluso de la creación de

mensajes falsos o construidos de manera tan “correcta” que influencian, generan

recordación o son olvidados según se requiera en su agenda mediática. Ejemplo claro, lo

que venden los noticieros como información, carente de objetividad y de veracidad en

muchos casos, venden lo que quieren que las personas asuman como realidad al momento

de dar la información de manera que se sepa una parte de la “historia” que ellos eligen.

“Las personas no solo adquieren información objetiva sobre asuntos públicos de los

medios de comunicación, sino que los lectores y espectadores también aprenden la

importancia que se le da a un tema sobre la base del énfasis que se le da en las noticias”

(Mccombs, Maxwell, 2001). Esto se refleja cuando hacen cosas como volcarse a

transmitir dos horas de noticias sobre un acontecimiento específico e incluso extienden la

franja del noticiero para poder darle mayor protagonismo a un tema puntual, en Colombia
se ve esa centralización de contenido por ejemplo en las elecciones, cuando los políticos

favoritos tienen escándalos o caso más reciente, con la pandemia del Covid-19, si bien es

cierto que se debe informar al respecto es crudo exponer a una audiencia a 2 o 3 horas de

noticias trágicas sobre el mismo tema todos los días generando temor y mayor

incertidumbre.

Los contenidos mediáticos que generan estos organismos, cuentan con un poder sin

precedentes. Generan esa predicción y control gracias al mismo poder que las sociedades

les han ido cediendo al volverse en cierta parte dependientes y poco críticas. Al punto de

que logran tener influencia política y económica por medio de los mensajes y contenidos

que producen y los métodos que emplean con ese fin. ¿Cuáles son esos mensajes,

contenidos y métodos? La propaganda, la publicidad, la distracción, la manipulación o la

censura, entre otras. No solo en los medios tradicionales sino incluso mayormente en las

redes sociales generando comportamientos, reacciones o posturas de forma masiva. Así

nos situamos, en dos de las teorías en las cuales también se fundamenta el paradigma

mencionado y la influencia de los medios en las audiencias. La agenda Setting y la teoría

de los usos y gratificaciones. En la primera, identificamos y entendemos que lo que

conocemos del mundo lo conocemos a partir de la información que los medios nos

proporcionan (Lippman Walter,1992 como se citó en Comunicación desde una

perspectiva epistemológica). Y “La comprensión que tiene la gente de la realidad es

modificada por los medios de comunicación”. (Shaw, 1979). y la segunda nos plantea la

toma de decisiones a partir de elecciones y cómo las audiencias consumen los medios
masivos atendiendo a sus necesidades. Necesidades que actualmente son creadas por los

mismos que están detrás de los medios utilizándolos como canal de los millones de

mensajes que reciben las personas con diferentes objetivos a diario.

Es claro el control que ejercen los organismos que utilizan estos medios de comunicación

para su conveniencia y el impacto masivo y provechoso que pueden alcanzar al no

permitirse esa retroalimentación con la audiencia, generando esa comunicación vertical

que a su vez produce la desconexión que necesitan para enviar e implantar mensajes sin

posibilidad de que la audiencia pueda refutar o debatir al respecto de lo que se les está

vendiendo como información, publicidad, noticias o contenido en general.

Es importante recalcar la influencia que tienen, partiendo de la idea de que todas las

sociedades y personas son influenciables y tomando como referencia el texto propuesto

“Reflexiones sobre la crisis”, donde se evidencia el poder que puede llegar a tener un

mensaje dependiendo de la fuente, de lo que las personas dispongan individualmente

como una fuente de información confiable y de cómo generan las personas esos

significados individuales, si solo lo hacen con lo primero que escuchan o si en realidad

buscan entender la realidad desde diferentes perspectivas.

Se puede concluir de todo lo expuesto anteriormente que la finalidad de esos contenidos

mediáticos es generar esas reacciones específicas en las personas, manipular es la palabra

más precisa. Al final, de uno en uno se genera esa colectividad, se generan esas masas de

personas conectadas a través de un pensamiento que fue construido e implantado por esos

organismos con esa comunicación vertical. Dejando al descubierto la vulnerabilidad de


las sociedades al estar expuestas a estos mensajes que se venden como certezas en la

cotidianidad y que generan reacciones que afectan de a poco a la sociedad. Se puede decir

que es un modelo perfecto, crear marionetas que reaccionan naturalmente a estímulos

puntuales como el miedo, la tristeza, la incertidumbre. Generar “eso” que permite que

puedan ser controlables. Un modelo perfecto situado para la sociedad actual. Una

sociedad capitalista, individualista y egoísta que históricamente ha tenido algo en común,

la información que consume y la vulnerabilidad a ser manipulada por mentes estratégicas.

El instrumento en este caso son los medios de comunicación que como bien su nombre lo

indica están allí al servicio de la comunicación, esto para bien o para mal.
Referencias

Centro de noticias ONU, septiembre de 2015. un.org


https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/?s=poblacion+con+acceso+a+internet

OROZCO G., Guillermo, Televisión, audiencias y educación, Bogotá, Norma, 2001.


http://nomadas.ucentral.edu.co/index.php/inicio/28-medios-de-comunicacion-
tecnologias-politica-y-educacion-nomadas-21/393-medios-de-comunicacion-y-
globalizacion-tensiones-de-la-politica-las-identidades-y-la-educacion

Shaw, 1979

Mccombs, Maxwell, The Agenda-Setting Role of the Mass Media in the Shaping of
Public Opinion, 2001.
https://www.researchgate.net/publication/237394610_The_Agenda-
Setting_Role_of_the_Mass_Media_in_the_Shaping_of_Public_Opinion/citation/downloa
d

Claudia Patricia Rincón Rodríguez, Sin fecha, Comunicación desde una perspectiva
epistemológica.