Está en la página 1de 11

“Proponemos estrategias para el manejo y situaciones de conflicto

mediante juego de roles”


1.1. Motivación interactiva: (Aprendizaje colaborativo)
Lee, analiza el caso y responde la pregunta.

ACTIVIDAD PROPUESTA 1

El director de una institución educativa tiene un trato diferente con los docentes
nombrados y con los contratados. Por esta razón, los docentes contratados
exigen un trato igualitario porque perciben que existe discriminación hacia ellos.
En un primer momento, el director se mantiene callado, prefiere ignorar y evadir
esa situación y hace como si nada pasara, porque piensa que los profesores
pronto se olvidarán del asunto. Los profesores contratados siguen en su posición
y exigen un mejor trato. El director no está dispuesto a aceptar que los docentes
lo presionen y les contesta recordándoles que él es la máxima autoridad en la
institución educativa. Los docentes contratados amenazan con tomar medidas
de fuerza y el director muy soberbio amenaza con enviarles un memorando de
llamada de atención

¿Existirá en el caso presentado un conflicto o violencia? ¿Por qué?

__________________________________________________________________
__________________________________________________________________
__________________________________________________________________

1.2. Recuperación de saberes previos

Lo que sabes del


tema anterior

Ahora piensa en lo siguiente:

•¿De qué modo o forma se podría resolver el conflicto en el caso


presentado ?
……………………………………………………………………………………………………………………………………..

1.3. Pregunta conflictiva desafiante

Rompiendo esquemas
 ¿Qué tipo de estrategias de solución de conflictos se podría utilizar para
resolver el caso presentado?
DESARROLLO DEL CONTENIDO

2.1. Campos temáticos:

ESTRATEGIAS PARA LA SOLUCIÓN Y MANEJO


CONFLICTOS

Negociación.
Diálogo
Mediación
Deliberación en la EBR

Estrategias para la solución y manejo conflictos

Definición
El Conflicto per se no es una fuerza negativa, es una expresión natural y
diferente de una sociedad en su lucha por la justicia y su propia auto
determinación. Si se lo maneja de una forma no violenta es una fuente positiva
de inmensa creatividad y progreso.
Raymond Aron señala que "El conflicto es una oposición entre grupos e
individuos por la posesión de bienes escasos o la realización de intereses
incompatibles".
Kenneth Boulding indica que: " El conflicto es una forma de conducta
competitiva entre personas compiten por recursos limitados o percibidos como
tales".
Casamayor (2002) señala que un conflicto se produce cuando hay un
enfrentamiento de intereses o de las necesidades de una persona con los de
otra, o con los del grupo o con los de quien detenta la autoridad legítima.

Resolución de conflictos
Manejo de conflictos: involucra un conjunto de estrategias y actividades para
abordarlos, encaminar procesos de discusión y toma de decisiones, entre
otras características.
Resolución de conflictos: es una acción de resolver que también involucra
llevar un proceso y que puede conformar el proceso de manejo. Al tomar en
cuenta la complejidad y el significado de un conflicto podemos mencionar que
existen dos modos o formas de resolverlos.
Formas o Modos de resolver conflictos:
1.- modos formales
2.- modos no formales o alternativos.
Modos formales.
Al hablar de modos formales nos referimos a las vías procesales a través de
las cuales se resuelven conflictos, entre las que podemos encontrar la vía
judicial sea civil, penal o constitucional y la vía administrativa a través de
procedimientos que han sido elaborados, estructurados, reglamentados e
instrumentados por las distintas autoridades e instituciones competentes
gubernamentales.
Los modos formales que se han establecido jurídicamente, están dirigidos a
acoger
demandas y denuncias sobre algún problema, daño o delito que
posteriormente se
sustanciarán en base a un proceso “formal” de litigio, mismo que ha sido
contemplado y normado con anterioridad por nuestra legislación.
Modos no formales o alternativos.
Los modos no formales o también llamados alternativos, son mecanismos en
base a los cuales se trata de resolver conflictos, sin embargo, el hecho de que
se les considere informales no quiere decir que nuestra legislación no los
reconozca, la diferencia es que los procedimientos en estos modos son
flexibles y realzan el papel protagónico de los actores del conflicto.
La negociación.
La negociación supone que el tercero ayude a las partes a abandonar sus
posiciones (negociación posicional) para descubrir cuáles son las necesarias e
intereses que defienden y negociar teniendo en cuenta la satisfacción de estos
(negociación por intereses).
Probablemente la negociación es la forma más antigua para resolver conflictos
que se conoce, por lo que se la puede considerar como una realidad de la vida
cotidiana. Es una forma básica para lograr acuerdos desde las cosas más
sencillas hasta aquellas extremadamente complejas, en base a la existencia
de intereses comunes pero también opuestos de las partes en disputa, en la
cual cada uno de nosotros, como actores involucrados en un conflicto, de una
u otra forma somos negociadores, procesos que se evidencian y visualizan
todos los días a diferentes niveles donde a cada momento debemos negociar
hasta el punto de hacerlo tan comúnmente que no nos damos cuenta que lo
estamos haciendo.
En la negociación las partes aceptan sentarse a la mesa a negociar cómo
resolver su conflicto, sin regulación jurídica directa a la que se sometan. El
proceso puede ser más o menos elaborado y por lo general puede existir un
facilitador que cuente con el reconocimiento de las partes para jugar ese
papel.
Diálogo y negociación.
Comúnmente los procesos de diálogo tienen muchos aspectos en común con
la negociación, ya que en los dos procesos las partes frente a frente exponen
sus ideas y criterios con respecto a un aspecto de interés común. Sin
embargo, hay que mencionar que los procesos de diálogo no siempre se
motivan por la resolución de un conflicto, es decir que sin necesidad de existir
confrontación y controversias sobre los temas a dialogar las partes pueden
participar de este proceso, pero es relevante acotar que las técnicas y
metodologías de la negociación son aplicables en los procesos de diálogo ya
que éstas son conducentes a facilitar procesos brindando a las partes
herramientas que agilicen y sustenten el diálogo.
De forma general podría asumirse a la mesa de diálogo como el espacio
donde los
actores de un conflicto se enfrentan en un proceso de negociación, es decir
que son
complementarios como espacio y técnica.
Dentro de este tema hay que resaltar que el objetivo primordial del diálogo es
generar o propiciar espacios de confianza entre los actores de un conflicto a
través de la
comunicación y el intercambio fluido de información, en el caso de la
negociación, esta herramienta está encaminada a la búsqueda de resultados
expresados en acuerdos que sean aceptados, suscritos y cumplidos por las
partes.
Técnicas de negociación
 Negociación por Principios
La negociación como método alterno de solución de conflictos marca su
característica principal en la participación de las partes o actores, en esta base
se han desarrollado algunas técnicas de negociación, entre las cuales
encontramos la negociación por principios, conocida también como el método
Harvard de Negociación Uno de los principios generales de esta técnica es
que es una negociación mixta (dura y suave, dura con el problema y suave
con las personas) además se enfoca en decidir los problemas según sus
méritos, en lugar de decidirlos mediante el regateo, busca evidenciar y
sustentar las ventajas mutuas, en caso de existencia de conflicto de intereses
el resultado debe darse bajo un criterio justo independiente de las partes.
La negociación por principios establece cuatro aspectos en los cuales basa su
técnica los cuales deben utilizarse con la finalidad de obtener el mayor éxito
posible, además de que deben ser estos tomados en cuenta a lo largo del
proceso.
 Negociación Multipartes.
En una negociación multipartes, los actores que intervienen en el proceso
serán más de dos, para clarificar hay que mencionar que en una negociación
donde interviene otro tipo de autoridades.
Desde el punto de vista práctico la negociación multipartes implica negociar
con cada uno de los actores entre sí, personal e individualmente o negociar
entre los actores en conjunto en una sola mesa de diálogo, todo esto implica el
diseño de un proceso, definir cuándo y dónde serán las reuniones, definir las
reglas del juego, etc.
Una vez involucrados en el proceso las partes deben plantearse qué quieren
conseguir y qué pueden dar a las otras partes, para esto se puede utilizar
perfectamente la negociación por principios, herramienta que se puede aplicar
perfectamente dentro de la negociación multipartes. Finalmente es
recomendable que para llevar estos procesos se los haga dentro de una
mediación multipartes o con el apoyo de un facilitador para la mesa de
diálogo, ya que es necesario una dirección y conducción del proceso con la
finalidad de que este no se estanque y se transforme en productivo y
beneficioso para los actores.
La mediación.
La mediación permite que el tercero facilite la relación entre las partes en
conflicto, pero no toma decisiones ni tiene ningún tipo de relación de jerarquía
ni poder sobre ellas.
Para ser parte de este proceso no existen restricciones, sin embargo, existen
ciertos
requisitos para participar en una mediación.
• Existencia de acuerdo entre las partes para asistir a la mediación o una
solicitud a un centro de mediación autorizado de una de las partes.
• Capacidad para transigir.
• La mediación debe versar sobre materia transigible.
• Voluntad para participar del proceso (no es obligatorio).
Dentro de este proceso alternativo de manejo de conflictos hay que reconocer
la figura y el rol que juega el tercero imparcial llamado mediador dentro de una
negociación asistida o mediación.
Es importante recalcar que como consecuencia directa de que las partes
tomen sus
propias resoluciones frente al conflicto, el mediador no es la persona que
propone
soluciones al conflicto ni decide sobre las mismas, siendo simplemente un
colaborador que encamina un proceso de diálogo, adicionalmente el mediador
equilibra el desbalance de poder de las partes en conflicto, el mediador es
quien encamina y dirige el proceso.
Las características que debe tener un mediador son:
• Habilidad para organizar la información
• Habilidad para comunicarse
• Creatividad
• Imparcialidad
• Neutralidad
• Definición de roles
• Ser ágil y efectivo
• Generador de opciones
• Estratégico

Deliberación
Para Aristóteles la deliberación es el proceso psicológico que conduce a la
decisión para llevar a cabo una acción determinada. Es claro que para
Aristóteles la deliberación culmina en una decisión y en una consecuente
acción, sin embargo, tal como acabamos de señalar, no solamente el éxito en
la acción y la satisfacción del deseo que inició la deliberación es suficiente
para valorar moralmente la deliberación y la decisión. La deliberación es
entonces una actividad que tiene como fin llevar a cabo una acción; pero
solamente quien puede llevar a cabo la acción es quien delibera; así, el hecho
de que sea posible llevar a cabo la acción -pero no la acción misma- es lo que
determina si es posible realizar la respectiva deliberación.

John Dryzek (2000: 76) la deliberación es "una comunicación que induce la


reflexión sobre preferencias, valores e intereses de una manera no-coercitiva".
Esta definición no contiene elementos normativos, pero resulta demasiado
general y abarcativa.
Chambers (2003: 307) deliberaciones centradas en las propiedades de la
discusión o el habla sobre asuntos políticos. Por ejemplo, Michael X. Delli
Carpini et al. (2004: 318-319) denominan "participación discursiva" a las
formas de actividad ciudadana que implican hablar, discutir y debatir sobre
distintos asuntos políticos y sociales, que pueden tener un alcance local,
nacional o internacional, y que pueden realizarse en encuentros cara a cara,
conversaciones telefónicas, intercambios de correos electrónicos o en foros de
Internet.
Definición de Deliberación son deliberativos aquellos intercambios de
razonamientos que se producen en el marco de la necesidad de resolver un
problema colectivo a través de una decisión que resulte vinculante.
Ministerio de educación (2004) en las Rutas de Aprendizaje de las
herramientas pedagógica del docente en el fascículo general de Ciudadanía
en la competencia del ejercicio ciudadano democrático e intercultural plantea
el desarrollo de tres grandes competencias y está relacionada con la
Deliberación y es:

. Convive de manera democrática en cualquier contexto o circunstancia, y con


todas las personas sin distinción.
. Delibera sobre asuntos públicos, a partir de argumentos razonados, que
estimulen la formulación de una posición en pro del bien común.

. Participa democráticamente en espacios públicos para promover el bien


común.

Delibera democráticamente: Delibera sobre asuntos públicos, a partir de


argumentos razonados, que estimulen la formulación de una posición en
pro del bien común

Se refiere al desarrollo de capacidades que se sustentan en la convicción de


que los miembros que integran una comunidad política, mediante un proceso
de argumentación y raciocinio, son capaces de llegar a puntos de encuentro y
acuerdos sobre los temas que competen a todos y todas. La deliberación
entonces se convierte en un medio por el cual se robustece la ciudadanía
(Magendzo 2007).

Se trata de desarrollar una serie de capacidades vinculadas a la deliberación


que sirvan para reforzar la participación de estudiantes, conscientes de su
condición de ciudadanos libres e iguales, en torno a asuntos públicos. Implica
integrar a los individuos alrededor de la preocupación por el bien común.
Incluso algunos afirman que la deliberación democrática se constituye en el
elemento cardinal de un diálogo intercultural propiamente dicho.

Para lograr una verdadera deliberación es fundamental formar estudiantes


críticos, conscientes de la diversidad, pero, a la vez, también de las
condiciones de inequidad y desigualdad que marcan las relaciones
socioculturales en nuestro país; conscientes de las relaciones de poder y
cómo éstas están presentes en todas las relaciones e influyen en el bien
común. Solo a partir de la comprensión de estas complejas relaciones se
logrará apuntar a un verdadero diálogo intercultural. Implica desarrollar
actitudes que lleven a ejercer la ciudadanía sobre la base de pactos inclusivos
para construir consensos que apunten a la defensa de la diversidad (Zavala,
Cuenca y Córdova 2005).
La deliberación debe incluir asuntos públicos relacionados con aspectos
sociales, políticos, económicos, éticos, culturales, medioambientales. Es
preciso partir del entorno inmediato, de la realidad del mundo adolescente, de
la vida escolar, para luego ampliarse a un ámbito regional, nacional o
internacional.

La deliberación empieza con la identificación de los asuntos públicos (se


convierten en tales en tanto afectan el bienestar colectivo) y su consiguiente
problematización (dudar, elaborar y verificar hipótesis, plantear preguntas
relevantes, explorar incertidumbres). Supone la capacidad para formar parte
de un debate público argumentando y optando ante diferentes situaciones
(Audigier 2000).

Por ello, es indispensable desarrollar habilidades de argumentación y de


convencimiento con explicaciones racionales, así como disposiciones para
dejarse convencer. Todo ello a partir del análisis de las normas, políticas
públicas, cuerpos legales, estructura del Estado y principios democráticos
(bien común, equidad, justicia, libertad, reconocimiento del otro como un
legítimo otro, desarrollo sostenible).Finalmente (y quizá sean los aprendizajes
más complejos), es fundamental desarrollar habilidades y actitudes que lleven
a la comprensión de la racionalidad tanto del propio discurso como del
discurso del otro. Es decir, entender las razones que explican el punto de vista
del otro, lo que supone su reconocimiento como un legítimo otro y la toma de
distancia y de perspectiva de los propios discursos, alejándonos de la
autorreferencia permanente (Magendzo 2007).

El desarrollo de esta competencia debe preparar a todos y todas las


estudiantes para participar como ciudadanos políticamente iguales en la
configuración deliberativa de su propio futuro como comunidad y colectivo. En
esa línea, es indispensable la deliberación en torno al uso de los recursos
naturales en vista a crear sociedades sostenibles.