LEYENDO LA ARGUMENTACIÓN, EL ORADOR Y EL AUDITORIO Por: Lizziearrows

El objetivo principal de este texto es describir un poco el capítulo II, del libro El Imperio Retórico. Retórica y argumentación, escrito por Chaïm Perelman. Es un capitulo en el cual el autor comienza diferenciando la argumentación de la demostración formalmente correcta, posteriormente define el auditorio en el que se centra la argumentación y finalmente nos habla sobre las clases de discursos y oratorios. A medida que relato el capítulo, respetaré el orden de éste y al finalizar realizaré un comentario personal, con relación al texto. Es pertinente antes de comenzar, recordar un poco quién es Chaïm Perelman; este autor de origen polaco es reconocido por ser el precursor de la nueva retórica, “tendencia filosófica que se encargó en los años cincuenta, de rehabilitar la retórica clásica, en el sentido original de Platón y Aristóteles, es decir, el arte de persuadir o convencer a un auditorio, no solo con recursos de ornamentación y figuras gramaticales, sino con la voluntad de mostrar la verdad, la belleza y el bien de una posición ante un problema o de una manera de ver un asunto en particular”¹. Perelman nació en 1912, estudió filosofía y derecho en la Universidad de Bruselas, además fue el profesor más joven de esta universidad. Logró un doctorado en 1938, con una tesis sobre la lógica formal de Frege. Publicó cinco libros, el ultimo libro publicado por él fue El Imperio Retórico. Retórica y argumentación, en 1977.

¹ PERELMAN, CHAÏM, El Imperio Retórico. Retórica y Argumentación, Gómez Giraldo, Adolfo
León, Bogotá, Editorial Norma, 1997, solapa, [Primera edición en francés 1977]

es muy delicado colocar en duda alguno de estos fundamentos. debido a que. se pueden considerar como evidentes o verdaderos. Estas demostraciones son muy frecuentes en las ciencias exactas. además en la demostración no se espera que el auditorio acepte o no. escucha la contra parte. por lo tanto. Es importante identificar el tipo de auditorio. el orador y su auditorio. se dirige al hombre completo. la química. es decir. Perelman dice: “el único consejo de orden general que una teoría de la ² Ibíd. puesto que. se debe recurrir a la argumentación. por tal motivo se le llaman ciencias exactas. pero dado el caso de dudar en alguno de estos principios. es más el orador no se dirige a una sola parte del hombre. para ver al final quién tiene la razón. el hombre no se vería incitado a actuar. la argumentación no busca imponer lo que se piensa. Y ¿Qué es entonces la argumentación? La argumentación se desarrolla en una lengua natural. como: las matemáticas. inicia diferenciando la argumentación de la demostración formalmente correcta. podría reconocer. entre otras. es muy difícil que en ellas exista algún margen de error. ya que. capítulo II. mas no dar certeza de que lo que se expone es totalmente cierto.. no busca un efecto intelectual. él dice que en ésta ultima “los signos utilizados deben estar desprovistos de toda ambigüedad y que es una demostración conforme a las reglas que son explicitadas en los sistemas formalizados”². . lo que se expone. permitiendo así un ejercicio de preguntas y respuestas (mas adelante el autor aborda este tema).Perelman en el capítulo: La argumentación. pues es algo que se esta demostrando y carece de toda ambigüedad. busca la conexión entre los espíritus del orador y su auditorio. Se realizan en estas ciencias por que sus fundamentos no están en discusión. es toda una dama. si no se dirigiera a este por completo. la física. es lo que manifiesta Chaim Perelman basándose en los Tópicos de Aristóteles. pues ella espera que le den la razón y si no es así. dado que. pagina 29. no se excluye por anticipado la ambigüedad y jamás se produce en el vacío. no siempre se podrá utilizar el mismo estilo y tipo de argumentos. Por lo tanto la argumentación incita a la acción. no se le puede argumentar a un sacerdote de la misma manera en que le argumentaría a un filósofo.

lo que llevaría mucho tiempo. Si esto llegara a suceder. en lugar de oponer uno a otro. las matemáticas. por lo tanto son aceptados por todos los miembros del auditorio universal. Por otro lado el auditorio en el que se centra la argumentación es “el conjunto de aquellos sobre los cuales el orador quiere influir con su argumentación”4. esto le será de mucha ayuda en el momento de persuadir a su interlocutor. Por lo general un discurso dirigido a un grupo pequeño buscaría persuadir. los cuales en casos muy especiales se someten a discusión. ya que. no se puede hacer arbitrariamente. será complicado preguntarle a cada interlocutor lo que opina o responderle lo que se desea. puede ir desde el mismo orador. si se tiene un auditorio numeroso. es aquel donde sus premisas y argumentos son universales. pero si el interlocutor es el mismo orador.. se debe argumentar. lo conoce mejor. debo tener presente esto. . se entabla un intercambio de ideas. permite al orador conocer a su interlocutor y viceversa. El discurso persuasivo se dirige a la imaginación y a los sentimientos. dado que. capítulo II. Cuando se desarrolla la dinámica de preguntas y respuestas. es recomendable el uso de esta técnica en un grupo pequeño. y crear mi discurso teniendo en cuenta su creencia. como lo subjetivo y lo objetivo. entre otras. Por otra parte Perelman nos habla de dos clases de discursos: el persuasivo y el convincente. hasta el auditorio universal. se esta cuestionando una teoría que se ha admitido por mucho tiempo.”³. se estaría cuestionando la ciencia y si se quiere cuestionar alguna teoría. ya que. 4. esto se debe a que. éste ultimo llevara una gran ventaja. pagina 35. No siempre se puede emplear la técnica de preguntas y respuestas. Ibíd. lo que entiendo con esta afirmación es que si el sacerdote cree en Dios. es el de exigir al orador que se adapte a su auditorio. Es pertinente que el orador desarrolle su argumento. por lo tanto. Este último se caracteriza por hacerle un llamado a la razón. que sólo admiten unas tesis y métodos en especial. dado que. teniendo en cuenta las reacciones de su auditorio. De igual manera no siempre funciona esta práctica. Dicho conjunto es muy versátil. porque existen algunas disciplinas como: la física.la argumentación puede dar en este caso.

porque uno no solo argumenta en una exposición. En el judicial se acusa o defiende para decidir lo justo.En definitiva no importa el numero del auditorio. es cierto que cuando hay un intercambio de ideas. A mi parecer este capítulo es como un abrebocas para todo lo que viene en los próximos capítulos. aunque algo denso. En conclusión fue de mi agrado el texto y recomendaría su lectura. lo que importa es si el orador quiere convencer o persuadir. si no en todo momento. dependiendo la clase de auditorio. Como nos lo había planteado la profesora Angélica no se debe leer en un sillón. pero no lo veía como una técnica. Otra cosa que me pareció interesante fue la técnica de preguntas y respuestas. Perelman afirma que éste último es central. esto me permite conocer a mi interlocutor. Jamás me imaginé que existieran diferentes clases de discursos y oratorios. El autor termina citando tres géneros oratorios que distinguió Aristóteles. algo incomodo para leer. . es decir. estos son: el deliberativo. Y en el epidíctico se alaba o critica y su discurso tiene que ver con lo bello y lo feo. Éste capitulo fue muy interesante. este crea una disposición a la acción y esa es una característica de la argumentación. pero esto no le quita lo interesante. dado que. y que estos temas se aborden desde hace muchos años. el orador se caracteriza porque aconseja o desaconseja y su opinión concluye en lo que parece más útil. aborda temas del diario vivir.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful