Está en la página 1de 2

PREFACIO

Abordar un comentario de Ranas de Aristófanes en estos momentos


parece que necesita una explicación, cuando no es precisamente esta obra
aristofánica la que carece de éste u otros estudios parecidos. Sin embargo,
esta magnífica obra, cuya forma y contenido ofrece un atractivo especial
dentro de la producción cómica griega, no ha recibido en nuestro país,
como tantas otras, la atención debida en el aspecto que ahora presentamos;
por ello, creemos, no es difícil justificar entre nosotros este tipo de
trabajos. Pero, además, la elección, por nuestra parte, de esta obra,
durante varios años, para acercar a nuestros alumnos de la Especialidad de
Filología Clásica de la Universidad de Murcia al rico panorama del teatro
griego, debemos decir que sería la razón última que nos animó a empren-
der esta arriesgada empresa, que esperamos pueda también animar a otros
colegas a realizar otros intentos sobre esta u otra obra en el ámbito de
nuestros estudios.
Como es natural, para realizar nuestro trabajo hemos procurado
tener en cuenta el mayor número de publicaciones, principalmente sobre
esta obra, aunque tampoco hemos descuidado la consulta de obras
generales sobre Aristófanes y los distintos aspectos de la cultura griega que
incidían de alguna manera en el contenido y forma de esta comedia
aristofánica. De todos ellos damos cumplida noticia en el Comentario y los
recogemos en la Bibliografia, que ofrecemos al final de la Introducción.
En todo momento hemos procurado señalar las fuentes de las que
somos deudores al redactar este trabajo, citando a los autores que anterior-
mente se han ocupado de los problemas que tratamos. En este sentido
desde estas primeras líneas vaya nuestro explícito reconocimiento a
aquellos estudiosos, cuyos comentarios a Ranas hemos tenido siempre
presentes y hemos utilizado con más frecuencia, sirviéndonos como base
para realizar el nuestro, como son KOCK, VAN LEEUWEN, RADERMA-
CHER, STANFORD y DEL CORNO', así como, en general, a los que,
habiéndonos precedido en el estudio de los distintos problemas, han
facilitado con ello nuestro quehacer, que sólo pretende ser eso, un grano

'cuando este trabajo había sido entregado a la imprenta, nos l e g ó el Libro de


KENNETH DOVER, Arislophanes Frogs, edited with Zntroduction and Commentay by ...,
Oxford, Clarendon Press, 1993.
Digitalizado por InterClassica
http://interclassica.um.es
de arena más en el largo y apasionante camino de la interpretación de los
autores clásicos griegos. Por último, no queremos olvidar en esta momento
la importante labor de comentaristas antiguos, como Dídimo y Símaco, a
los que, a través de sus comentarios, qóhm, a ésta y otras obras, tanto
debemos. En todos los casos, como es natural, hemos procurado contrastar
los datos que nos facilitaban.
Por otra parte, hemos de decir que nuestra intención ha sido ofrecer
un comentario de Ranas que facilite el acercamiento a esta interesante y
divertida comedia así como una mejor comprensión de los problemas que
surgen de su lectura. En la medida que nos ha sido posible, ofrecemos una
puesta al día de las soluciones propuestas a los distintos problemas por
parte de los numerosos estudiosos que de ellos se han ocupado en los
últimos años. Así hemos tratado con especial atención, por ejemplo,
problemas relacionados con los personajes, la composición, el coro de ranas,
la muerte de Sófocles, la n&po60~,el episodio de la Empusa, la ?#xpá$am~,
el segundo prólogo, el &yóvepirremático y el episodio del h ~ 0 ~ . ocitando,
v,
en estos casos y en general, libros y artículos, donde el lector interesado
puede ampliar o confrontar las noticias que le ofrecemos u otras relaciona-
das con la religión, el mito, la música, la historia, etc., en Grecia.
Finalmente indicar que este Comentario a Ranas intenta un acercamiento
a éstos y a otros temas desde los distintos niveles que proporciona un
análisis formal y de contenido de esta obra en sus rasgos fonéticos,
morfológicos, sintácticos, estilísticos, métricos, temáticos y comparativos.
La traducción, que ofrecemos al final de este trabajo, esta aquí como un
apéndice complementario al Comentario, del que surge naturalmente, sin
pretender, en ningún momento, calidad literaria y sí una gran fidelidad al
texto original, conservando, en la medida que nos ha sido posible, la
estructura del mismo, sin hacer nunca una versión poética, para la que no
nos creemos capacitados.
Por último, desde estas primeras líneas, deseamos agradecer a los
Drs. Calderón Dorda y Valverde Sánchez, profesores ambos del Departa-
mento de Filología Clásica de la Universidad de Murcia, y también a la
Prof. Morales Otal, sus valiosas observaciones en distintos puntos de esta
obra. De la misma forma queremos dejar constancia de nuestra gratitud al
Dr. Pérez Molina, profesor igualmente de nuestro Departamento, por su
inestimable ayuda en el procesamiento inforrnático.

José García Mpez Universidad de Murcia

Digitalizado por InterClassica


http://interclassica.um.es

También podría gustarte