Está en la página 1de 55

EL ROSARIO EN IMÁGENES

OBRA NACIONAL DE LA BUENA PRENSA, A.C. México, D.F.

1 a. edición, 1985
14a. edición, junio del 2000

Adaptado por Wifredo Guinea, S.J. y Pedro Aguirre Espinosa. Apéndice: "Del Rosario a la oración
personal", por el P. Alberto Valenzuela, S.J.

Ilustraciones: Instituto Salesiano Arti Graphiche, LDC.

Hecho en México. ISBN: 968-6056-08-4 (Con las debidas licencias).

Derechos © reservados a favor de:


OBRA NACIONAL DE LA BUENA PRENSA, A.C.
Apartado M-2181. 06000 México, D.F.
Orozco y Berra 180. Sta. María la Ribera Tel. 55 46 45 00
Fax 55 35 55 89 - buepre@mail.intemet.com.mx
www.sjsocial.org/Buena_Prensa/default.html
Orizaba 39 bis. Col. Roma Tels. 52 07 74 07, 52 07 80 62
Congreso 8. Tlalpan. 14000 Tels. 55 13 63 87, 55 13 63 88
Monterrey, N.L:
Rayón 720 Sur, entre Padre Mier y Matamoros
64000 Monterrey, N.L.
Tel. (8) 3-43-11-12. Fax (8) 3-43-11-21.
Guadalajara, Jal.
Madero y Pavo
Sector Juárez
Guadalajara. Jal.
Se terminó de imprimir esta 14a. edición el día 29 de junio del 2000, festividad de los santos
Pedro y Pablo, apóstoles, en los talleres de Offset Multicolor, S.A. de C.V., Calz. de la Viga 1332.
México, D.F.

PRESENTACIÓN

"El rosario es mi oración predilecta —dijo Juan Pablo II—. ¡Plegaria maravillosa! Maravillosa en su
sencillez y en su profundidad. En esa plegaria repetimos muchas veces las palabras que la Virgen
oyó del Arcángel y de su prima Isabel. Palabras a las que se asocia la Iglesia entera".

"Se puede decir que el Rosario es en cierto modo un comentario-oración sobre el capítulo final de
la Constitución Luz de las Gentes, del Vaticano II, capítulo que trata de la presencia de la Madre de
Dios en el misterio de Cristo y de la Iglesia".

"En efecto, con el trasfondo de las avemarías, pasan ante los ojos del alma los episodios
principales de la vida de Jesucristo. El rosario en su conjunto consta de Misterios gozosos,
dolorosos y gloriosos, y nos pone en comunión vital con Jesucristo a través —se puede decir— del
Corazón de su Madre".

El objeto de este "Rosario en Imágenes" es precisamente el de ayudar a que, con el trasfondo de


las avemarías, pasen no sólo ante los ojos del alma, sino ante los del cuerpo, los episodios
principales de la vida de Jesucristo.

Rezarlo algunas veces, pasando página por página solos o en familia ayudará mucho a la
imaginación para cuando se rece sin el libro a la vista.

Y será una estupenda instrucción religiosa para los niños.

LOS MISTERIOS QUE SE VAN A CONSIDERAR HOY SON LOS ...

• Misterios gozosos (lunes y jueves) pág. 3

• Misterios dolorosos (martes y viernes) pág. 19

• Misterios gloriosos (miércoles, sábados y domingos) pág. 35


MISTERIOS GOZOSOS
El nacimiento de nuestro Señor Jesucristo, Hijo de Dios, hijo de
ORACIONES INTRODUCTORIAS la santísima Virgen María, es el centro de los misterios
gozosos. Jesús viene a vivir con nosotros y a redimirnos. Que
Por la señal de la santa cruz, de nuestros enemigos líbranos, la profunda alegría de estos misterios nos lleve a acompañar
Señor, Dios nuestro, en el nombre del Padre y del Hijo y del a san José y a la Virgen María en su gozo.
Espíritu Santo. Amén.
1ER. MISTERIO: LA ANUNCIACIÓN DEL ÁNGEL A LA
Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, me pesa de VIRGEN MARÍA.
todo corazón de haber pecado, porque he merecido el infierno
y perdido el cielo, y sobre todo, porque te ofendí a ti, que eres
• Padrenuestro
bondad infinita, a quien amo sobre todas las cosas. Propongo
firmemente, con tu gracia, enmendarme y alejarme de las
ocasiones de pecar, confesarme y cumplir la penitencia.
Confío en que me perdonarás por tu infinita misericordia.
Amén.

Abre, Señor, mis labios, y publicaré tu alabanza.


—Atiende a mí sin tardanza, dame tu auxilio y favor.
Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo.
—Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de
los siglos. Amén.
María, Madre de gracia, Madre de misericordia
—En la vida y en la muerte ampáranos, gran Señora. 1. El ángel Gabriel es enviado por Diosa Nazaret para que
le lleve un mensaje a la Virgen María.
MISTERIOS GOZOSOS
• Avemaría.
"María tuvo a su Hijo primogénito; lo
envolvió en pañales y lo recostó en un
pesebre " (Lc 2, 7).

“No hay ninguna prueba más clara ni más grande del amor de
Dios, como el hecho de que Dios, creador de todas las cosas,
se hiciera una creatura; que nuestro Señor se hiciera hermano
nuestro; que el Hijo de Dios se hiciera Hijo del hombre”. Sto.
Tomás de Aquino, Sobre el Credo.
MISTERIOS GOZOSOS
2. La saluda así: "Alégrate, llena de gracia, el Señor está • Avemaría.
contigo" (Lc 1, 26-28).

• Avemaría.

5. María escuchó atentamente las palabras del ángel


Gabriel, pero no las comprendió. Por eso le preguntó: "¿Cómo
podrá ser esto, puesto que yo permanezco virgen?" (Lc 1, 34).
3. "Al oír estas palabras, María se preocupó mucho y se
preguntaba qué querría decir semejante saludo" (Lc 1, 29). • Avemaría.

• Avemaría.

6. Gabriel respondió: "El Espíritu Santo descenderá sobre ti. El


Santo, que va a nacer de ti, será llamado Hijo de Dios".

4. El ángel Gabriel le dijo entonces: "No temas, María, • Avemaría.


porque has hallado gracia ante Dios. Vas a concebir y a dar a
luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús" (Lc 1, 30-31).
MISTERIOS GOZOSOS

7. Cuando María escuchó estas palabras del ángel, se 9. El ángel Gabriel se retira. Ella, la Madre de Dios,
tranquilizó profundamente. conserva todas estas cosas en su corazón y las medita.

• Avemaría. • Avemaría.

8. Y le contestó: "Yo soy la esclava del Señor; cúmplase en


mí : lo que me has dicho" (Lc 1, 38) 10. María Santísima anhelaba la llegada del Mesías para
que nos salvara.
• Avemaría.
• Avemaría.
MISTERIOS GOZOSOS

2O. MISTERIO: La visita de María santísima a


santa Isabel.

• Padrenuestro

13. Cuando Isabel ve llegar a María, sale rápidamente a su


encuentro, la abraza y la besa.

• Avemaría.

11. María se encaminó presurosa a las montañas de Judea


para Felicitar a su prima Isabel y para ayudarla (Lc 1, 39).

• Avemaría.

14. Isabel exclama: "¡Bendita tú entre las mujeres y


bendito el fruto de tu vientre!" (Lc 1, 42).

• Avemaría.

12. El camino era largo, pero a María Santísima se le hizo


corto. Llevaba a Dios en sus entrañas.

• Avemaría.
MISTERIOS GOZOSOS

17. María se desborda de alegría diciendo: "¡Mi alma


glorifica al Señor y mi espíritu se llena de júbilo!" (Lc 1, 46-
15. Prosigue Isabel: '' ¿Quién soy yo para que la madre de 47).
mi Señor venga a verme?" (Le 1, 43).
• Avemaría.
• Avemaría.

18. "Mi espíritu se llena de* júbilo en Dios mi salvador,


16. Y añade: "Dichosa tú, que has creído, porque se cumplá porque puso sus ojos en la humildad de su esclava" (Lc I, 47-
cuanto te fue anunciado de parte del Señor" (Lc I, 45). 48).

• Avemaría. • Avemaría.
MISTERIOS GOZOSOS
3ER. MISTERIO: EL NACIMIENTO DE NUESTRO
SEÑOR JESUCRISTO .
• Padrenuestro

19. María manifiesta a Isabel el deseo de quedarse con ella


para ayudarla en todo lo que sea necesario. Isabel acepta,
agradecida.

• Avemaría. 21. César Augusto mandó hacer un censo. Los subditos


tenían que empadronarse en su lugar de origen (Lc 2, 1-2).

• Avemaría.

20. María participó en la alegría del nacimiento de Juan, el


Bautista, y volvió a Nazaret.
22. José y María fueron a empadronarse en Belén. A María
• Avemaría. le faltaban unos cuantos días para ser mamá, (Lc 2, 3-5).

• Avemaría.
MISTERIOS GOZOSOS

23. Llegaron a Belén, pero "no hubo lugar para ellos en la 25. "Mientras estaban ahí, le llegó a María el tiempo de dar a
posada” (Lc 2, 7). José estaba angustiado y no sabía a dónde luz y tuvo a su hijo primogénito; lo envolvió en pañales y lo
ir. recostó en un pesebre" (Lc 2, 6-7).

• Avemaría. • Avemaría.

24. Finalmente, José encuentra una cueva, refugio de 26. Entre las pajas de un pesebre está recostado Dios,
pastores y animales, y en ella se instaló, junto con su hecho niño.
Santísima esposa.
• Avemaría.
• Avemaría.
MISTERIOS GOZOSOS

27. Los ángeles cantan un himno: "¡Gloria a Dios en el 29, "Encontrarán al niño envuelto en pañales y recostado
cielo, y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad!" (Lc pesebre''(Lc 2, 10-11).
2, 13-14).
• Avemaría.
• Avemaría.

30. Los pastores fueron corriendo a Belén "y encontraron a


28. Un ángel avisa a unos pastores: "Les traigo una buena María, a José y al niño, recostado en el pesebre" (Lc 2, ¡6-18).
noticia: hoy les ha nacido el Mesías, el Señor".
• Avemaría.
• Avemaría.
MISTERIOS GOZOSOS
4o. misterio: La presentación de Jesús
en el templo.
• Padrenuestro

33. La ley marcaba como ofrenda de los pobres: un par


de tórtolas o dos pichones (Lc 2, 24).

31. Los primogénitos judíos debían ser consagrados al • Avemaría.


Señor. José y María llevan al niño Jesús al templo (Lc 2, 22-
24).

• Avemaría.

34. Había en Jerusalén un hombre justo, llamado Simeón.


Se encontraba en esos momentos en el templo.

• Avemaría.
32. Jesús, maestro y Mesías, no viene a abolir la ley, sino a
darle plenitud (Mt 5, 17). Por eso se sujeta a aquella
prescripción.

• Avemaría.
MISTERIOS GOZOSOS

35. El Espíritu Santo le había revelado que no moriría sin 37. Y añadió: "Este niño ha sido puesto para ruina y
ver primero al Mesías (Lc 2, 25-7). resurrección de muchos en Israel" (Lc 2, 34-35).

• Avemaría. • Avemaría.

36. Tomó en sus brazos al niño y exclamó: "¡Señor, ya puede; 38. Y, dirigiéndose a la santísima Virgen María, le anunció;
dejar morir en paz a tu siervo, porque mis ojos han visto a tu "Y a ti, una espada te atravesará el alma” Lc 2, 35).
salva dor!" (Lc 2, 29-32).
• Avemaría.
• Avemaría.
MISTERIOS GOZOSOS
• Padrenuestro

39. Se presentó también una santa mujer, Ana, que se


había dedicado a servir al Señor.
41. Cuando Jesús cumplió doce años, acompañó a sus
• Avemaría. padres a Jerusalén, para celebrar la fiesta de la Pascua (Lc 2,
41).

• Avemaría.

40. También ella se acercó para ver al niño Jesús y se puso


a dar gracias a Dios públicamente (Le 2, 36-38).
42. En e! templo de Jerusalén la Sagrada Familia se une a
• Avemaría. las plegarias y sacrificios que ofrecen los sacerdotes.

• Avemaría.

5O. MISTERIO: EL NIÑO JESÚS PERDIDO Y


HALLADO EN EL TEMPLO .
MISTERIOS GOZOSOS

43. Jesús niño eleva también su oración al Padre. Mira 45. Jesús, en vez devolver a Nazaret, se quedó en
aquellos sacrificios de animales, incapaces de salvar a los Jerusalén. Fue al templo y se puso a platicar con los doctores
hombres. de la ley (Lc 2, 43, 46).

• Avemaría. • Avemaría.

44. José y María iban camino a Galilea. Pero, al fin de la 46. Al tercer día José y María lo encontraron en el templo,
primera jornada, descubrieron que Jesús no iba con ellos. sentado en medio de los doctores (Lc 2, 46-47).

• Avemaría. • Avemaría.
MISTERIOS GOZOSOS

47. María se acercó a Jesús y le dijo: "Hijo mío, ¿por qué te 49. Ellos no entendieron sus palabras. Y entonces Jesús
has portado así con nosotros?" (Lc 2, 48). volvió con ellos a Nazaret.

• Avemaría. • Avemaría.

48. Jesús le respondió: “¿Por qué me andaban buscando? 50. María guardaba todas estas cosas en su corazón."Jesús
¿No sabían que debo ocuparme en las cosas de mi Padre?” vivió con ellos, como hijo de familia.

• Avemaría. • Avemaría.

ORACIONES FINALES
MISTERIOS GOZOSOS
(Por las intenciones del Papa) Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros los
pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén.
Después de los misterios se reza:
— Dios te salve, María santísima, templo y sagrario de la
• Padrenuestro santísima Trinidad, Virgen concebida sin la culpa original.
Amén.
Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu
nombre, venga a nosotros tu reino y hágase tu voluntad, aquí Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y
en la tierra como en el cielo y danos hoy el pan nuestro de esperanza nuestra, Dios te salve. A ti llamamos los
cada día, y perdónanos señor nuestras ofensas, como también desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos gimiendo y llorando
nosotros perdonamos a los que nos ofenden y no nos dejes en este valle de lágrimas. ¡Ea, pues Señora, abogada nuestra!
caer en tentación, mas líbranos de todo mal, Amén. Vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de
este destierro muéstranos a Jesús fruto bendito de tu vientre.
—Dios te salve, María santísima, Hija de Dios Padre, Virgen ¡Oh, clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen
purísima antes del parto, en tus manos ponemos nuestra fe María! Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que
para que la ilumines, Dios te salve, llena de gracia, el señor es seamos dignos de nuestro Señor Jesucristo. Amén.
contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es
el fruto de tu vientre Jesús. LETANÍA

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros los Todos


pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén. Señor, ten piedad de nosotros Señor, ten piedad de
nosotros.
—Dios te salve,. María santísima, Madre de Dios Hijo, Virgen
Cristo, ten piedad de nosotros Cristo, ten piedad de
purísima en el parto, en tus manos ponemos nuestra
nosotros.
esperanza para que la alientes, Dios te salve, llena de gracia, Señor, ten piedad de nosotros Señor, ten piedad de
el señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres y nosotros.
bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Jesucristo, óyenos Jesucristo, óyenos.
Jesucristo, escúchanos Jesucristo, escúchanos.
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros los
Dios, Padre celestial ten piedad de nosotros.
pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén. Dios Hijo, Redentor del mundo ten piedad de nosotros.
Dios Espíritu Santo ten piedad de nosotros.
— Dios te salve, María santísima, Esposa de Dios Espíritu
Santísima Trinidad que eres un ten piedad de nosotros.
Santo, Virgen purísima después del parto, en tus manos
solo Dios
ponemos nuestra caridad para que la inflames, Dios te salve, Santa María ruega por nosotros.
llena de gracia, el señor es contigo; bendita Tú eres entre Santa Madre de Dios ruega por nosotros.
todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa Virgen de las vírgenes ruega por nosotros.
Madre de Jesucristo ruega por nosotros.
MISTERIOS GOZOSOS
Madre de la Iglesia ruega por nosotros. Reina de los mártires ruega por nosotros.
Madre de la divina gracia ruega por nosotros. Reina de los confesores ruega por nosotros.
Madre purísima ruega por nosotros. Reina de las vírgenes ruega por nosotros.
Madre castísima ruega por nosotros. Reina de todos los santos ruega por nosotros.
Madre virgen ruega por nosotros. Reina concebida sin pecado ruega por nosotros.
Madre sin mancha ruega por nosotros. original
Madre inmaculada ruega por nosotros. Reina llevada al cielo ruega por nosotros.
Madre amable ruega por nosotros. Reina del santísimo Rosario ruega por nosotros.
Madre admirable ruega por nosotros. Reina de la paz ruega por nosotros.
Madre del buen consejo ruega por nosotros. Cordero de Dios, que quitas el perdónanos, Señor.
Madre del Creador ruega por nosotros. pecado del mundo
Madre del Salvador ruega por nosotros. Cordero de Dios, que quitas el óyenos, Señor.
Virgen prudentísima ruega por nosotros. pecado del mundo
Virgen digna de veneración ruega por nosotros. Cordero de Dios, que quitas el ten piedad de nosotros.
Virgen digna de alabanza ruega por nosotros.
pecado del mundo
Virgen poderosa ruega por nosotros.
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos
Virgen clemente ruega por nosotros.
dignos de alcanzar las divinas gracias y promesas de Cristo.
Virgen fiel ruega por nosotros.
Espejo de justicia ruega por nosotros. Oración
Trono de la eterna Sabiduría ruega por nosotros.
Causa de nuestra alegría ruega por nosotros.
Te rogamos, Señor, que infundas tu gracia en nuestros
Vaso espiritual de elección ruega por nosotros.
Vaso precioso de la gracia ruega por nosotros. corazones, para que así como por el anuncio del ángel
Vaso de verdadera devoción ruega por nosotros. conocimos la Encarnación de Jesucristo , tu Hijo, por su pasión
Rosa mística ruega por nosotros. y cruz, seamos llevados a la gloria de su resurreción. Por el
Torre de David ruega por nosotros. mismo Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
Torre de marfil ruega por nosotros.
Casa de oro ruega por nosotros. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Arca de la alianza ruega por nosotros.
Puerta del cielo ruega por nosotros.
Estrella de la mañana ruega por nosotros.
Salud de los enfermos ruega por nosotros.
Refugio de los pecadores ruega por nosotros.
Consoladora de los afligidos ruega por nosotros.
Auxilio de los cristianos ruega por nosotros.
Reina de los ángeles ruega por nosotros.
Reina de los patriarcas ruega por nosotros.
Reina de los profetas ruega por nosotros.
Reina de los apóstoles ruega por nosotros.
MISTERIOS GOZOSOS

Murillo (1616-1682) Nuestra Señora con el Niño.


MISTERIOS DOLOROSOS
por la agonía del espíritu y el desgarramiento del cuerpo. La
ORACIONES INTRODUCTORIAS fe en Cristo no suprime el sufrimiento, pero lo ilumina, lo
eleva, lo purifica, lo sublima, lo vuelve válido para la
Por la señal de la santa cruz, de nuestros enemigos líbranos, eternidad" (Juan Pablo II, alocución del 24 de marzo de 1979).
Señor, Dios nuestro, en el nombre del Padre y del Hijo y del
Espíritu Santo. Amén. Todo el dolor de Jesús y de la santísima Virgen se concentra
en la crucifixión y muerte de nuestro Señor, que nos redime
Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, me pesa de en la forma en que el Padre quiere. Que la meditación de los
todo corazón de haber pecado, porque he merecido el infierno misterios dolorosos nos conduzca a participar íntimamente del
y perdido el cielo, y sobre todo, porque te ofendí a ti, que eres sufrimiento de nuestro Señor y de su Madre santísima.
bondad infinita, a quien amo sobre todas las cosas. Propongo
firmemente, con tu gracia, enmendarme y alejarme de las
ocasiones de pecar, confesarme y cumplir la penitencia.
Confío en que me perdonarás por tu infinita misericordia.
Amén.

Abre, Señor, mis labios, y publicaré tu alabanza.


—Atiende a mí sin tardanza, dame tu auxilio y favor.
Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo.
—Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de
los siglos. Amén.
María, Madre de gracia, Madre de misericordia
—En la vida y en la muerte ampáranos, gran Señora.

MISTERIOS DOLOROSOS

“Cuando llegaron al lugar llamado ‘la


Calavera’, crucificaron allí a Jesús (Lc 23,
33). “Jesús, clamando con voz potente,
dijo: ‘¡Padre, en tus manos encomiendo mi
espíritu!’ Y dicho esto, expiró (Lc 24, 46).

“Nosotros, cristianos, mirando a Jesús crucificado,


encontramos la fuerza para aceptar el misterio del
sufrimiento. El cristiano sabe que Dios mismo ha querido
entrar en nuestro dolor, experimentar nuestra angustia, pasar
MISTERIOS DOLOROSOS
• Avemaría.
1er. misterio:

La oración del huerto .


• Padrenuestro

53. Volvió al lugar donde estaban Pedro, Santiago y Juan,


los encontró dormidos y le dijo a Pedro: "Velen y oren” (Mc
14, 37-38).
51. Al llegar al huerto Jesús dijo a sus discípulos: "Mi alma
está triste hasta la muerte. Quédense aquí y velen conmigo" • Avemaría.
(Mt 26, 37-38).

• Avemaría.

54. Y se retiró para repetir su misma oración al Padre (Mt


52. "¡Padre mío, si es posible, que pase de mí este cáliz; pero 26, 40-42).
que no se haga como yo quiero, sino como quieres tú!" (Mt
26, 39).
• Avemaría.
MISTERIOS DOLOROSOS

55. Los apóstoles seguían dormidos sin caer en la cuenta 57. Jesús, Hijo de Dios, suplica con enternecedora
de lo que pasaba. insistencia, agoniza y suda sangre.

• Avemaría. • Avemaría.

56. "En su angustia mortal, Jesús oraba y comenzó a sudar 58. Fue hacia los discípulos y les dijo: "¡Levántense!
gruesas gotas de sangre, que caían hasta el suelo" (Le 22, ¡Vamos! Ya está aquí el que me va a entregar” (Mt 26, 46).
44).
• Avemaría.
• Avemaría.
MISTERIOS DOLOROSOS
La flagelación de nuestro Señor.
• Padrenuestro

59. Judas se acerca a Jesús para besarlo. Jesús le dice:


"¿Con un beso entregas al Hijo del hombre?" (Le 22, 47-48).
61. Llevaron a Jesús a casa del sumo sacerdote Caifas,
• Avemaría. donde estaban reunidos los judíos (Mt 26, 57).

• Avemaría.

60. Precisamente porque quiere cumplir la voluntad del Padre,


Jesús no quiere que lo defiendan ni sus discípulos ni los 62. El sumo sacerdote pregunta solemnemente a Jesús si él
ángeles. es el Mesías. Jesús le responde: "Sí lo soy" (Mt 26, 64).

• Avemaría. • Avemaría.

2o. misterio:
MISTERIOS DOLOROSOS

63. El sumo sacerdote rasga sus vestiduras y exclama: "¡Ha


65. El consejo de ancianos, con los sacerdotes y escribas
blasfemado! Es reo de muerte" (Mt 26, 66-67).
llevaron a Jesús, atado, ante Pilato (Lc 23, 1).
• Avemaría. • Avemaría.

64. Le escupieron, le dieron de bofetadas y se burlaron de


66. Gritaban los judíos: "Este hombre se opone a que se
él (Mt 26, 65-68).
pague el tributo al César y dice que él es el Mesías rey" (Lc
• Avemaría. 23, 2).

• Avemaría.
MISTERIOS DOLOROSOS

67. Jesús es declarado inocente por Pilato y, sin embargo, 69. El tormento de la flagelación es cruelísimo. La espalda
es condenado a un escarmiento: la flagelación (Lc 23, 22). del Sefior, los brazos y las piernas se desgarran.

• Avemaría. • Avemaría.

68. Jesús, nuestro Dios y Sefior, es golpeado, profanado, 70. "El soportó nuestros sufrimientos y dolores. Por sus
convertido en el objeto de burlas y chistes de cuartel. llagas hemos sido curados" (Isaías 53, 4-5).

• Avemaría. • Avemaría.

3er. misterio:
La coronación de espinas.
MISTERIOS DOLOROSOS
• Padrenuestro

73. Le clavan en la cabeza una corona de espinas. La


71. Los soldados romanos se muestran especialmente sangre le corre por dondequiera.
feroces con aquel judio (Mt 27, 27).
• Avemaría.
• Avemaría.

72. Le ponen un viejo trapo rojo, como si fuera un manto 74. Los soldados romanos se arrodillan ante Jesús y le
real. Una caña en la mano como cetro (Mí 27, 28-29). dicen: "¡Viva el rey de los judíos!" (Mt 27, 29-30).

• Avemaría. • Avemaría.
MISTERIOS DOLOROSOS

75. Sufrimiento, humillaciones, golpes, burlas... Todo esto 77. Todo lo sufrió en silencio. Este es el Cordero de Dios
sufrido por nuestro Señor Jesucristo en completo silencio. que quita el pecado del mundo (Jn 1, 36).

• Avemaría. • Avemaría.

76. Pilato presentó a Jesús ante los judíos. Ellos gritaron; 78. Pilato le dijo a Jesús: "¿No sabes que tengo autoridad
"¡Crucifícalo, crucifícalo!" (Jn 19, 5-6). para soltarte o para crucificarte?" (Jn 19, 10).

• Avemaría. • Avemaría.
MISTERIOS DOLOROSOS
4o. misterio:
Nuestro Señor con la cruz a cuestas.
• Padrenuestro

79. Pilato trataba de liberar a Jesús. Pero los judíos le


gritaron: "¡Si sueltas a ése, no eres amigo del César!" (Jn 19,
7. 12).

• Avemaría. 81. Rodeado por la multitud, todo ensangrentado y


sudoroso, desfigurado su divino rostro, Jesús carga su cruz.

• Avemaría.

80. Pilato se lavó las manos y lo entregó a los judíos. Estos


gritaron: "¡Que su sangre caiga sobre nosotros y sobre
82. ¡Qué pesada aquella cruz, que hace caer al Señor por
nuestros hijos!" (Mt 27, 24-25).
tierra!
• Avemaría. • Avemaría.
MISTERIOS DOLOROSOS

83. Jesús agradece la compasión de las mujeres. Sin 85. Camino del Calvario, nuestro Señor y su Madre
embargo, les dice: "Hijas de Jerusalén, no lloren por mí" (Lc santísima se encuentran en medio de aquella muchedumbre.
23, 28).
• Avemaría.
• Avemaría.

86. María descubre a su Hijo queridísimo detrás de aquel


84, Y prosigue:' 'Lloren más bien por ustedes y por sus hijos, rostro desfigurado. ¡Qué dolor el de aquella Madre!
porque van a venir días en que se dirá: "Dichosas las
estériles" (Lc 23, 28-29). • Avemaría.

• Avemaría.
MISTERIOS DOLOROSOS

87. Jesús es despojado de sus vestiduras, que ya se le 89. Los que lo crucificaron se repartieron los vestidos de
habían pegado al cuerpo sobre las llagas. nuestro Señor, echando suertes (Mt 27, 35).

• Avemaría. • Avemaría.

88. "Le dieron a beber a Jesús vino mezclado con hiél: él lo 90. Ya está todo preparado para el momento más sublime:
probó, pero no lo quiso beber" (Mt 27, 33-34). la crucifixión del Hijo de Dios.

• Avemaría. • Avemaría.

5o. misterio:
Crucifixión y muerte de Jesús.
MISTERIOS DOLOROSOS
• Padrenuestro

93. ¡Benditos pies de nuestro Seflor, ahora cruelmente


traspasados! ¡Cuántos caminos recorrieron para buscar a la
91. Sin ninguna compasión, Jesús es clavado en la cruz. El
oveja perdida!
dolor es agudísimo. Así cumple él la voluntad del Padre.

• Avemaría. • Avemaría.

92. La Santísima Virgen participa de los dolores de su Hijo,


94. Jesús decía desde la cruz: "Padre, perdónalos, porque
como verdadera esclava del Señor.
no saben lo que hacen" (Lv 23, 34).
• Avemaría.
• Avemaría.
MISTERIOS DOLOROSOS

95. Un ladrón rogó: "Señor, cuando llegues a tu Reino, 97. Desde la cruz el Señor dice a María: "Mujer, ahí está tu
acuérdate de mí". Jesús le dijo: "Hoy estarás conmigo en el hijo". Y luego le dice a Juan: "Ahí está tu madre" (Jn 19, 25-
paraíso" (Lc 23, 39-43). 26).

• Avemaría. • Avemaría.

96. Jesús gritó con voz potente: "Dios mío, Dios mío, ¿por 98. Dándose cuenta de que su misión ha terminado, Jesús
qué me has abandonado?" (Mt 15, 34). dice: "Todo está cumplido” (Jn 19, 30).

• Avemaría. • Avemaría.
MISTERIOS DOLOROSOS
(Por las intenciones del Papa)

Después de los misterios se reza:

• Padrenuestro

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu


nombre, venga a nosotros tu reino y hágase tu voluntad, aquí
en la tierra como en el cielo y danos hoy el pan nuestro de
cada día, y perdónanos señor nuestras ofensas, como también
nosotros perdonamos a los que nos ofenden y no nos dejes
99. El sacrificio de Cristo en el Calvario anula los sacrificios caer en tentación, mas líbranos de todo mal, Amén.
del Antiguo Testamento.
—Dios te salve, María santísima, Hija de Dios Padre, Virgen
• Avemaría. purísima antes del parto, en tus manos ponemos nuestra fe
para que la ilumines, Dios te salve, llena de gracia, el señor es
contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es
el fruto de tu vientre Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros los


pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén.

—Dios te salve,. María santísima, Madre de Dios Hijo, Virgen


purísima en el parto, en tus manos ponemos nuestra
esperanza para que la alientes, Dios te salve, llena de gracia,
el señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres y
bendito es el fruto de tu vientre Jesús.
100. Finalmente, nuestro Señor lanzó un grito y diciendo Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros los
"Padre, en tus manos encomiendo mí espíritu", expiró (Lc 23, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén.
46).
— Dios te salve, María santísima, Esposa de Dios Espíritu
• Avemaría. Santo, Virgen purísima después del parto, en tus manos
ponemos nuestra caridad para que la inflames, Dios te salve,
llena de gracia, el señor es contigo; bendita Tú eres entre
todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús.
ORACIONES FINALES
MISTERIOS DOLOROSOS
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros los Madre de Jesucristo ruega por nosotros.
pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén. Madre de la Iglesia ruega por nosotros.
Madre de la divina gracia ruega por nosotros.
— Dios te salve, María santísima, templo y sagrario de la Madre purísima ruega por nosotros.
santísima Trinidad, Virgen concebida sin la culpa original. Madre castísima ruega por nosotros.
Amén. Madre virgen ruega por nosotros.
Madre sin mancha ruega por nosotros.
Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y Madre inmaculada ruega por nosotros.
esperanza nuestra, Dios te salve. A ti llamamos los Madre amable ruega por nosotros.
desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos gimiendo y llorando Madre admirable ruega por nosotros.
en este valle de lágrimas. ¡Ea, pues Señora, abogada nuestra! Madre del buen consejo ruega por nosotros.
Madre del Creador ruega por nosotros.
Vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de
Madre del Salvador ruega por nosotros.
este destierro muéstranos a Jesús fruto bendito de tu vientre.
Virgen prudentísima ruega por nosotros.
¡Oh, clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen Virgen digna de veneración ruega por nosotros.
María! Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que Virgen digna de alabanza ruega por nosotros.
seamos dignos de nuestro Señor Jesucristo. Amén. Virgen poderosa ruega por nosotros.
Virgen clemente ruega por nosotros.
LETANÍA Virgen fiel ruega por nosotros.
Espejo de justicia ruega por nosotros.
Todos Trono de la eterna Sabiduría ruega por nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros Señor, ten piedad de Causa de nuestra alegría ruega por nosotros.
nosotros. Vaso espiritual de elección ruega por nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros Cristo, ten piedad de Vaso precioso de la gracia ruega por nosotros.
nosotros. Vaso de verdadera devoción ruega por nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros Señor, ten piedad de Rosa mística ruega por nosotros.
Torre de David ruega por nosotros.
nosotros.
Torre de marfil ruega por nosotros.
Jesucristo, óyenos Jesucristo, óyenos.
Casa de oro ruega por nosotros.
Jesucristo, escúchanos Jesucristo, escúchanos.
Arca de la alianza ruega por nosotros.
Dios, Padre celestial ten piedad de nosotros.
Puerta del cielo ruega por nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo ten piedad de nosotros.
Estrella de la mañana ruega por nosotros.
Dios Espíritu Santo ten piedad de nosotros.
Salud de los enfermos ruega por nosotros.
Santísima Trinidad que eres un ten piedad de nosotros.
Refugio de los pecadores ruega por nosotros.
solo Dios
Consoladora de los afligidos ruega por nosotros.
Santa María ruega por nosotros.
Auxilio de los cristianos ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios ruega por nosotros.
Reina de los ángeles ruega por nosotros.
Santa Virgen de las vírgenes ruega por nosotros.
Reina de los patriarcas ruega por nosotros.
MISTERIOS DOLOROSOS
Reina de los profetas ruega por nosotros.
Reina de los apóstoles ruega por nosotros.
Reina de los mártires ruega por nosotros.
Reina de los confesores ruega por nosotros.
Reina de las vírgenes ruega por nosotros.
Reina de todos los santos ruega por nosotros.
Reina concebida sin pecado ruega por nosotros.
original
Reina llevada al cielo ruega por nosotros.
Reina del santísimo Rosario ruega por nosotros.
Reina de la paz ruega por nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el perdónanos, Señor.
pecado del mundo
Cordero de Dios, que quitas el óyenos, Señor.
pecado del mundo
Cordero de Dios, que quitas el ten piedad de nosotros.
pecado del mundo
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos
dignos de alcanzar las divinas gracias y promesas de Cristo.

Oración

Te rogamos, Señor, que infundas tu gracia en nuestros


corazones, para que así como por el anuncio del ángel
conocimos la Encarnación de Jesucristo , tu Hijo, por su pasión
y cruz, seamos llevados a la gloria de su resurreción. Por el
mismo Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Botticini Francesco (1445-1497)

La Anunciación (detalle).
MISTERIOS GLORIOSOS
cruz se va a la luz' nos indica que nuestra cruz,
ORACIONES INTRODUCTORIAS cristianamente vivida, florece en una Pascua" (Juan Pablo II).

Por la señal de la santa cruz, de nuestros enemigos líbranos, El esplendor de la gloria de nuestro Señor se manifiesta en su
Señor, Dios nuestro, en el nombre del Padre y del Hijo y del resurrección: estuvo muerto y volvió a la vida. El es la
Espíritu Santo. Amén. primicia. También nosotros resucitaremos junto con él y
compartiremos su gloria. Meditar esto durante los cinco
Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, me pesa de misterios gloriosos es el mayor consuelo de esta vida.
todo corazón de haber pecado, porque he merecido el infierno
y perdido el cielo, y sobre todo, porque te ofendí a ti, que eres
bondad infinita, a quien amo sobre todas las cosas. Propongo
firmemente, con tu gracia, enmendarme y alejarme de las
ocasiones de pecar, confesarme y cumplir la penitencia.
Confío en que me perdonarás por tu infinita misericordia.
Amén.

Abre, Señor, mis labios, y publicaré tu alabanza.


—Atiende a mí sin tardanza, dame tu auxilio y favor.
Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo.
—Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de
los siglos. Amén.
María, Madre de gracia, Madre de misericordia
—En la vida y en la muerte ampáranos, gran Señora.

MISTERIOS GLORIOSOS

"Las mujeres encontraron que la piedra ya


había sido retirada del sepulcro" (Le 24, 2).
"No está aquí Jesús; ha resucitado" (Le 24,
6). "Miren mis manos y mis pies. Soy yo en
persona" (Le 24, 39).

La cruz no significa solamente sufrimiento, sino un sufrimiento


que conduce a la gloria; no quiere decir solamente pasión,
sino pasión que lleva a resucitar. Por eso el proverbio: 'Por la
MISTERIOS GLORIOSOS
1er. misterio:
La resurrección de nuestro Señor Jesucristo.
• Padrenuestro

103. Cuando Pedro llegó al sepulcro entró y vio los lienzos


con que habían envuelto a nuestro Señor. (Jn 20, 6).

• Avemaría.
101. María Magdalena va al sepulcro y, al encontrarlo vacío,
corre a avisar a los discípulos (Jn 20, 1-2).

• Avemaría.

104. María Magdalena se había quedado llorando junto al


sepulcro de Jesús (Jn 20, 11).
102. Pedro y Juan fueron corriendo al sepulcro. Juan llegó
• Avemaría.
primero, pero no entró (Jn 20, 3-5).

• Avemaría.
MISTERIOS GLORIOSOS

105. Se asomó al sepulcro y vio a dos ángeles vestidos de 107. Ella le contestó: "¡Maestro mío!". El Señor le ordenó:
blanco (Jn 20, 12). "Ve a decir a mis hermanos que he resucitado" (Jn 20, 17).

• Avemaría. • Avemaría.

106. María pensó que estaba ahí un jardinero y 108. María Magdalena fue a ver a los discípulos para darles
sorpresivamente oyó la voz de Jesús que le dijo: "¡María!” (Jn el mensaje del Señor (Jn 20, 18).
20, J6).
• Avemaría.
• Avemaría.
MISTERIOS GLORIOSOS
La ascensión de nuestro Señor.
• Padrenuestro

109. Jesús se aparece a sus apóstoles y les dice: "No


teman; soy yo. Miren mis manos y mis pies" (Lc 24, 38-39).
111. El Señor les dijo: "Soy yo en persona". Y les mostró las
• Avemaría. manos y los pies (Lc 24, 39-40).

• Avemaría.

110. "Soy yo en persona. Tóquenme y convénzanse". Y les


112. El Señor les dijo: "¿Tienen aquí algo de comer?". Le
mostró las manos y los pies (Lc 24, 39-40).
ofrecieron un trozo de pescado y él lo tomó (Lc 24, 41-43).
• Avemaría.
• Avemaría.

2o. misterio:
MISTERIOS GLORIOSOS

113. Tomás no creía en la resurrección, porque no había 115. Jesús confía a sus apóstoles el poder de enseñar y
visto al Señor. Jesús lo invita a tocar sus heridas (Jn 20, 26- bautizar a todas las naciones. Y empieza a elevarse hacia el
29). cielo (Mt 28, 18-20).

• Avemaría. • Avemaría.

116. El Señor "se fue elevando a la vista de los discípulos


114. Jesús les explica que lo que había sucedido era en
hasta que una nube lo ocultó a sus ojos" (Hechos 1, 9).
cumplimiento de lo que estaba escrito de él, en Moisés y en
los profetas (Le 22, 44).
• Avemaría.
• Avemaría.
MISTERIOS GLORIOSOS

117. La nube oculta al Señor, que asciende; los discípulos 119. Entonces aparecieron dos ángeles que les dijeron: "Ese
clavan su mirada en la nube. mismo Jesús que ha subido, volverá como se ha ido” (Hechos
1, 11).
• Avemaría.
• Avemaría.

118. María acepta aquella nueva separación repitiendo,


dentro de sí, "hágase la voluntad de Dios". 120. Después de la ascensión de Jesús a los cielos, los
apóstoles regresaron a Jerusalén y permanecieron en oración
• Avemaría. (Lc 24, 52-53).

• Avemaría.
MISTERIOS GLORIOSOS
3er. misterio:
La venida del Espíritu Santo.
• Padrenuestro

123. El día de Pentecostés, escucharon un ruido muy fuerte y


aparecieron lenguas de fuego sobre cada uno de ellos, y se
llenaron del Espíritu Santo (Hechos 2, 1-4).

121. Jesús había prometido enviar al Espíritu Santo. Los • Avemaría.


apóstoles, junto con la santísima Virgen, esperaban orando
(Hechos 1, 14)

• Avemaría.

124. Abriendo las puertas del cenáculo, los apóstoles


comienzan a predicar a los judíos que habían acudido a ver lo
que sucedía (Hechos 2, 6).
122. El Espíritu Santo es enviado por el Padre y el Hijo. Es
un don, el consolador, el maestro de la verdad, el valor y • Avemaría.
fortaleza.
• Avemaría.
MISTERIOS GLORIOSOS

125. Entonces Pedro toma la palabra y les dice; "Ustedes 127. Conmovidos los judíos con las palabras de Pedro,
crucificaron a Jesús de Nazaret" (Hechos 2, 22). preguntaban: "¿Qué debemos hacer?" (Hechos 2, 37).

• Avemaría. • Avemaría.

126. ". . .pero Dios lo resucitó de entre los muertos y nosotros 128. Pedro les contestó: ". . .Arrepiéntanse, bautícense y
somos testigos de ello" (Hechos 3, 15). recibirán al Espíritu Santo" (Hechos 2, 38).

• Avemaría. • Avemaría.
MISTERIOS GLORIOSOS
• Padrenuestro

129. Los bautizados en aquel día fueron tres mil.


Comenzaba la primera comunidad cristiana.
131. Jesús resucitado, no podía olvidar a su santísima
• Avemaría. Madre. Se le aparece radiante de gloria.
• Avemaría.

130. El bautismo nos une a Jesús y nos hace miembros de 132. Los resplandores de esa gloria empiezan a
la Iglesia. Nos hace hijos de Dios y templos del Espíritu Santo. transfigurar el cuerpo inmaculado de María santísima.

• Avemaría. • Avemaría.

4o. misterio:
La asunción de la santísima Virgen María.
MISTERIOS GLORIOSOS

133. El anhelo que abrigaba nuestra Señora de estar con su 135. ¡Qué realidad tan maravillosa el encuentro de aquel
Hijo, se convierte en una realidad. Hijo con aquella Madre! ¡Qué gozo tan indescriptible!

• Avemaría. • Avemaría.

134. El Señor la invita a ir hacia él para cambiar su pena en 136. Jesucristo, rey del universo .asocia a su Madre
alegría. santísima en su obra redentora.

• Avemaría. • Avemaría.
MISTERIOS GLORIOSOS

137. La santísima Virgen María, inmaculada, termina su 139. La fiesta de la Asunción celebra el triunfo definitivo de
permanencia en esta vida y es llevada al cielo en cuerpo y la santísima Virgen, nuestra Señora.
alma.
• Avemaría.
• Avemaría.

140, Ahora tienen perfecto cumplimiento esas palabras de


138. María contempla al Seflor. Las riquezas de Dios María: "Me llamarán dichosa todas las generaciones" (Lc 1,
iluminan maravillosamente sus ojos y su rostro y todo su 48).
cuerpo.
• Avemaría.
• Avemaría.

5o. misterio:
MISTERIOS GLORIOSOS
La coronación de la santísima Virgen
• Padrenuestro

143. "Ustedes serán mis testigos en Jerusalén y hasta los


últimos rincones de la tierra" (Hechos 1, 8).

141. Nuestro Señor constituye a Pedro como piedra • Avemaría.


fundamental de su Reino (Jn 21).
• Avemaría.

144. "Yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del
142. "Cuando el Espíritu Santo descienda sobre ustedes,
mundo" (Mt 28, 20).
los llenará de fortaleza" (Hechos 1, 8).

• Avemaría.
• Avemaría.
MISTERIOS GLORIOSOS

145. "Se fue elevando a la vista de ellos, hasta que una 147. La Santísima Trinidad corona a la Virgen María como
nube lo ocultó a sus ojos" (Hechos 1, 9). reina de cielos y tierra.

• Avemaría. • Avemaría.

146. Los discípulos quedaron extasiados, mirando al cielo. 148. La Iglesia aclama repetidamente a la Virgen María
como Reina.
• Avemaría.
• Avemaría.
MISTERIOS GLORIOSOS
ORACIONES FINALES

(Por las intenciones del Papa)

Después de los misterios se reza:

• Padrenuestro

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu


nombre, venga a nosotros tu reino y hágase tu voluntad, aquí
en la tierra como en el cielo y danos hoy el pan nuestro de
149. Jesús resucitado, el Hijo de María, es el Rey del cada día, y perdónanos señor nuestras ofensas, como también
universo. nosotros perdonamos a los que nos ofenden y no nos dejes
caer en tentación, mas líbranos de todo mal, Amén.
• Avemaría.
—Dios te salve, María santísima, Hija de Dios Padre, Virgen
purísima antes del parto, en tus manos ponemos nuestra fe
para que la ilumines, Dios te salve, llena de gracia, el señor es
contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es
el fruto de tu vientre Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros los


pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén.

—Dios te salve,. María santísima, Madre de Dios Hijo, Virgen


purísima en el parto, en tus manos ponemos nuestra
esperanza para que la alientes, Dios te salve, llena de gracia,
el señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres y
150. Es también Jesús el sumo sacerdote, que intercede por
bendito es el fruto de tu vientre Jesús.
nosotros ante el Padre.
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros los
• Avemaría. pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén.

— Dios te salve, María santísima, Esposa de Dios Espíritu


Santo, Virgen purísima después del parto, en tus manos
ponemos nuestra caridad para que la inflames, Dios te salve,
MISTERIOS GLORIOSOS
llena de gracia, el señor es contigo; bendita Tú eres entre Santa María ruega por nosotros.
todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa Madre de Dios ruega por nosotros.
Santa Virgen de las vírgenes ruega por nosotros.
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros los Madre de Jesucristo ruega por nosotros.
pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén. Madre de la Iglesia ruega por nosotros.
Madre de la divina gracia ruega por nosotros.
— Dios te salve, María santísima, templo y sagrario de la Madre purísima ruega por nosotros.
santísima Trinidad, Virgen concebida sin la culpa original. Madre castísima ruega por nosotros.
Amén. Madre virgen ruega por nosotros.
Madre sin mancha ruega por nosotros.
Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y Madre inmaculada ruega por nosotros.
esperanza nuestra, Dios te salve. A ti llamamos los Madre amable ruega por nosotros.
desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos gimiendo y llorando Madre admirable ruega por nosotros.
en este valle de lágrimas. ¡Ea, pues Señora, abogada nuestra! Madre del buen consejo ruega por nosotros.
Vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de Madre del Creador ruega por nosotros.
Madre del Salvador ruega por nosotros.
este destierro muéstranos a Jesús fruto bendito de tu vientre.
Virgen prudentísima ruega por nosotros.
¡Oh, clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen Virgen digna de veneración ruega por nosotros.
María! Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que Virgen digna de alabanza ruega por nosotros.
seamos dignos de nuestro Señor Jesucristo. Amén. Virgen poderosa ruega por nosotros.
Virgen clemente ruega por nosotros.
LETANÍA Virgen fiel ruega por nosotros.
Espejo de justicia ruega por nosotros.
Todos Trono de la eterna Sabiduría ruega por nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros Señor, ten piedad de Causa de nuestra alegría ruega por nosotros.
nosotros. Vaso espiritual de elección ruega por nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros Cristo, ten piedad de Vaso precioso de la gracia ruega por nosotros.
nosotros. Vaso de verdadera devoción ruega por nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros Señor, ten piedad de Rosa mística ruega por nosotros.
Torre de David ruega por nosotros.
nosotros.
Torre de marfil ruega por nosotros.
Jesucristo, óyenos Jesucristo, óyenos.
Casa de oro ruega por nosotros.
Jesucristo, escúchanos Jesucristo, escúchanos.
Arca de la alianza ruega por nosotros.
Dios, Padre celestial ten piedad de nosotros.
Puerta del cielo ruega por nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo ten piedad de nosotros.
Estrella de la mañana ruega por nosotros.
Dios Espíritu Santo ten piedad de nosotros.
Salud de los enfermos ruega por nosotros.
Santísima Trinidad que eres un ten piedad de nosotros.
Refugio de los pecadores ruega por nosotros.
solo Dios
Consoladora de los afligidos ruega por nosotros.
MISTERIOS GLORIOSOS
Auxilio de los cristianos ruega por nosotros.
Reina de los ángeles ruega por nosotros.
Reina de los patriarcas ruega por nosotros.
Reina de los profetas ruega por nosotros.
Reina de los apóstoles ruega por nosotros.
Reina de los mártires ruega por nosotros.
Reina de los confesores ruega por nosotros.
Reina de las vírgenes ruega por nosotros.
Reina de todos los santos ruega por nosotros.
Reina concebida sin pecado ruega por nosotros.
original
Reina llevada al cielo ruega por nosotros.
Reina del santísimo Rosario ruega por nosotros.
Reina de la paz ruega por nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el perdónanos, Señor.
pecado del mundo
Cordero de Dios, que quitas el óyenos, Señor.
pecado del mundo
Cordero de Dios, que quitas el ten piedad de nosotros.
pecado del mundo
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos
dignos de alcanzar las divinas gracias y promesas de Cristo.

Oración

Te rogamos, Señor, que infundas tu gracia en nuestros


corazones, para que así como por el anuncio del ángel
conocimos la Encarnación de Jesucristo , tu Hijo, por su pasión
y cruz, seamos llevados a la gloria de su resurreción. Por el
mismo Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
El Greco (1541-1614)
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
La Virgen (detalle).
DEL ROSARIO A LA ORACIÓN PERSONAL
DEL ROSARIO A LA ORACIÓN PERSONAL convencional. Ella se convierte fácilmente en un acto
puramente exterior; una cita entre dos ausentes: Dios y el
Locución personal es el habla de persona a persona, con corazón. ¿Y qué diremos de quienes incluso dejan de recordar
palabras que ambas entienden y que conscientemente la cita, se habitúan a olvidarla?". Hoy se da "total o casi total
pronuncian, y por las que consiguen expresar lo que por ausencia de oración en muchísimos... Hay quien afirma que el
dentro tienen. Una conversación así, está pidiendo dos seres hombre moderno es así: sin oración personal..." Y no es cierto,
conscientes. Más aún: dos seres que no están distraídos en el "porque el hombre auténtico, el hombre verdadero, está
momento que hablan o en el momento que escuchan. esencialmente orientado hacia una búsqueda y una relación
Por eso no hay "comunicación personal" en el hecho de con Dios, y por lo mismo anhela y es capaz de oración
escuchar un casete o un disco; ni en las palabras que alguien personal".
dice dormido o distraído y otro escucha. Sí habrá La oración—dardo. A este hombre moderno "necesitado de lo
"comunicación personal" en los ademanes significativos pero sobrenatural y hasta con frecuencia ávido de oración
mudos, con los que yo pretenda hacer conocer algo. personal" exhortaba Pablo VI "a la práctica de algo que es al
La oración llamada mental es una comunicación mía con Dios, menos la expresión mínima de nuestra conversación con
así: personal y consciente con mi Padre Dios, o con otro Dios", "la oración—dardo, la invocación casi explosiva que
personaje celeste. puede brotar del alma. Las personas piadosas la llaman
jaculatoria (iáculum significa dardo, en latín), invocación,
El que rece el Rosario en la manera que indicamos u otra gemido o grito, que puede brotar incluso de un espíritu no
parecida, está ya en el umbral de la ORACIÓN PERSONAL. habituado al diálogo religioso. Este género de oración tiene
una fenomenología interesantísima en la crónica del Reino de
"Pero, ¿por qué quedarse en el umbral -exhortaba Pablo VI-y Dios, empezando por aquella del así llamado Buen Ladrón,
no pasar adelante a entablar un diálogo directo, nuestro, quien con implorar una sola vez, arranca a Cristo crucificado y
sincero, con el Señor?""Está muy bien que conservemos estos moribundo, la propia salvación: ¡Señor, acuérdate de mí
elementales actos religiosos, como toma diaria de conciencia cuando llegues a tu reino!
de nuestro carácter cristiano. Sigamos recitando las oraciones
cotidianas con esa sencillez de niño que quisiéramos adornara (...) hasta el testimonio de André Fossard, todavía vivo, que
y caracterizara nuestra vida". lleva por título: "Dieu existe, je l'ai rencontré" (Payará 1969).

"Pero, ¿son suficientes esas pocas fórmulas siempre iguales, y Pero el mismo dardo puede ser lanzado muchas veces, y no
a menudo vocales más que espirituales, para dar a nuestra se despunta: la misma frase puede ser repetida, a modo de
existencia su profundo significado religioso? ¿Su auténtico y disco rayado. Saber que se puede repetir así, con devoción y
actual tono espiritual? ¿Su personal y original dialogaron el sin cansancio, cincuenta veces, cien y más, equivale a
misterio divino? Quien profesa con sinceridad los propios descubrir un modo fácil de prolongar mi comunicación con
sentimientos religiosos advierte que le falta algo a esa oración Dios. El mismo Evangelio nos pone el modelo de frases que se
DEL ROSARIO A LA ORACIÓN PERSONAL
dijeron muchas veces: "Padre mío, si es posible, pase de mí San Agustín, en el siglo IV, habla de estas oraciones ágiles y
este cáliz; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya" (Mt26, breves: "Dicen que los monjes de Egipto oran con frecuencia
39). Otras se ve que se dijeron tanto, que hasta provocaron la pero con frases brevísimas que lanzan como dardo". Y explica
impaciencia de quienes rodeaban a Jesús, como en el caso de por qué son así: "Para que el espíritu, atento como debe
la mujer cananea: "Ten piedad de mí, Señor, Hijo de David, mantenerlo quien ora, no se distraiga en frases más
porque mi hija es mal atormentada del demonio" (Mí 15, 21), complicadas". Y parece indicar que las emplean en forma
o en el de los ciegos de Jericó: "Señor, ten piedad de nosotros, litánica: "Mientras pueda mantener la atención, no hay por
Hijo de David" (Mt 20, 30). Verosímilmente otras muchas qué cortarla. No, no hay que orar con inútil palabrería: pero no
veces el entusiasmo o la angustia multiplicó los gritos con que hay por qué cesar, si podemos mantener la atención" (Carta a
se aclamaba o se imploraba a Jesús. Apenas hay frase dirigida Bona, en el Breviario, lunes de la semana XXIX).
a él, en el Evangelio, que no pueda ser repetida por nosotros,
en circunstancias análogas: "Señor, sálvanos, que perecemos" Tais, la pecadora de Alejandría convertida, oraba sin cesar:
(Mt 8, 25); "Señor, que yo vea" Me 10, 51); "Señor, si quieres, "Tú que me formaste, ten misericordia de mí". A san Francisco
puedes limpiarme (de la lepra)" (Lc 5, 12). le oyeron estar repitiendo toda una noche: "Mi Dios y mi
todo".
En defensa de la repetición. "En la oración pasa lo que en el
amor -dice Cario Carreto (Cartas del Desierto, pág. 62): al A veces ayuda mucho "contar" las frases que voy diciendo. No
principio abundan las palabras. Las discusiones son de los precisamente para llevar la cuenta, sino para distraerme
primeros tiempos. Después se hace silencio y nos menos, y porque las cuentas dan testimonio del tiempo que
entendemos por monosílabos. En las dificultades es suficiente llevo ya orando. ¡Antes me parecía imposible durar cinco
un gesto, una mirada, una insignificancia: basta amarse. minutos hablando por mi cuenta a Dios! El rosario también me
Viene después el tiempo en que la palabra está de más y la animaba a acabar de pasar sus 50 o sus 100 cuentas, y quizá
meditación es pesada, casi imposible. Es el tiempo de la a repasarlo.
oración de simplicidad, tiempo en el que el alma conversa con Ya se entiende que esta frase que puedo repetir con gusto y
Dios con una simple mirada amorosa, aunque frecuentemente devoción no es una frase cualquiera, sino que es como
ACOMPAÑADA DE ARIDEZ Y SUFRIMIENTO. En este período resumen de algo que a mí me dice mucho, ya desde el
florece la llamada ORACIÓN LITANICA: es decir, REPETICIÓN principio; pero que me va diciendo cada vez más, al repetirla;
HASTA EL INFINITO DE EXPRESIONES IDÉNTICAS, pobres de que me sugerirá otros aspectos de la cosa, de los que pueden
palabras, pero ricas, riquísimas de contenido. Dios te salve resultar nuevas frases, que después utilice; o me pueden
María... Dios te salve María... Señor, ten piedad de mí. Y es hacer abreviar o expresar mejor la cosa, vista más
extraño cómo en esa oración litánica, monótona, sencilla, el confusamente al principio. Impresionado, por ejemplo, al
alma se encuentra a su gusto, como si fuera acunada en los conocer el pecado de un hombre, puedo ya tener rato de
brazos de Dios". estar pidiendo por él, y luego, examinando su caso, modificar
mi petición: "Señor, ten piedad de los que caen y, sin
DEL ROSARIO A LA ORACIÓN PERSONAL
embargo, no querrían caer, como este pobre". Sigo pidiendo, En general, supuesta la gracia de Dios, sin la cual NADA, ni
y luego pienso en el caso de los que francamente sí quieren, y menos algo tan divino como conversar con Dios podemos
ruego por ellos con una frase nueva: "Ten piedad de los que hacer, el que una frase repetida pueda servirnos para orar
no quieren dejar de caer". Las combino, o repito ya una ya depende de que su contenido lo hayamos ya, en realidad,
otra, y al ir repitiéndolas, recuerdo el caso, nada ilusorio de pensado mucho o de que por otra circunstancia, nos haya
los que dicen que no quieren pecar y en realidad nada hacen hecho gran impacto. Pero, recíprocamente, repitiéndola,
para evitar el peligro, y repito otra frase para pedir por estos hemos seguido pensándola y nos hemos penetrado más de su
ilusos. Así pude pasarme hasta una hora repitiendo una frase contenido, y la repetimos con más fervor.
y otra más, sugerida por la primera. Como estoy pensando y
diciendo al Señor aquello que digo, no es el azar el que ha Por esta razón, prácticas muy serias como el ORDINARIO DE
dictado estos cambios ("Caminante, no hay camino: se hace LA MISA, las grandes verdades que se ahondan en los
camino al andar"), sino el deseo de también decir esas otras EJERCICIOS IGNACIANOS, el recorrido del VIACRUCIS, la
cosas a mi Padre. contemplación de los misterios de la VIDA DE CRISTO pueden
beneficiarse del método tan sencillo de estos discos rayados
Otras veces, por una insinuación de la Liturgia, pude repetir: en que una frase, la que por el momento interesa, la
"Señor, yo también atravesé mi Mar Rojo y mi desierto: por ti repitamos y repitamos, diciéndosela a Dios: estamos orando y
se allanaron tantas cosas imposibles". Luego me ocurren los estamos pensando más en aquello: por ejemplo, cuando
nuevos "imposibles" que se me echan encima y pido ser pedimos "un conocimiento profundo de nuestro Señor
librado de ellos; luego llego a esta frase: "Los míos, vivos y Jesucristo, para más amarlo y seguirlo" (petición de la
muertos se topan, o se toparon, con estos imposibles, hazles segunda semana de los Ejercicios). También oraciones que ya
también a otros superarlos". se tornaron rutinarias, pueden ser revitalizadas, si las
desmenuzamos en sus frases, y éstas las repetimos al modo
En otras ocasiones una situación más compleja puede dar litánico.
origen a varias frases, que se repitan una tras otra, por
ejemplo: "¡Señor, los hombres somos malos, pero tan ciegos, Los acontecimientos son de Dios, y su engranaje nos agarra
tan débiles y juntamente tan gravados de penas!" durante todo el día y toda la vida, y nos impresiona a veces
más que un pasaje del Libro Santo o la Liturgia. Pues bien, los
"Señor, pecamos; pero también sufrimos". A veces, hacemos acontecimientos pueden ponernos en el corazón y en la boca
nuestra, ya una ya otra frase de una oración ajena, por lo que podemos decir a Dios. Puedo durar 20 minutos y más
ejemplo de un salmo o del Padrenuestro; o aun creemos orando así: "Gracias, Señor, porque por medios tan sencillos
encontrar un resumen de su contenido en una frase como: puedo durar en tu presencia (hace años no podía aguantar
"Hágase tu voluntad", que "seamos a tu imagen y cinco minutos). Gracias, Señor, porque otros me han dicho
semejanza", "que todo hombre se salve y venga en que también ellos así sí pueden orar'. Otras veces, al ver que
conocimiento de la verdad" (Gn 1, 26; 1 Tim 2, 4). "Y no nos nada podía yo remediar, en algo muy doloroso: "Padre, lo que
dejes caer": en el pecado, en el infierno. yo no puedo, hazlo tú". El 28 de enero de 1979: "Llega el
DEL ROSARIO A LA ORACIÓN PERSONAL
Papa, y besa la tierra. Señor, que se realice todo lo que el el pasado, a tu misericordia,
Papa espera de México y del Continente de la Esperanza. el presente, a tu amor,
Cuídalo, Señor". "Señor, que el petróleo hallado en Tabasco el futuro, a tu providencia.
no nos vuelva otro Medio Oriente. Líbranos del Comunismo y
del Consumismo". El Viernes Santo, repasando las heridas del Crucificado:

Muchas veces, al considerar nuestra insignificancia, Por él, a quien duele todo,
mencionaremos los nombres del Redentor; del Redentor y su y ella, impotente llorar,
Madre santísima; de José, el varón justo, que mereció la yo tampoco puedo nada,
intimidad de ellos. ¡Padre Dios, ya ten piedad!

"¡Por Jesús, María y José, son tuyas, no mías!"(esas almas Por Cristo crucificado
difíciles). y por su pobre Mamá,
a los cuatro mil millones (habitantes del mundo)
"¡Por Jesús, María y José, yo ya no sé ni qué hacer!" (con ellas, ¿no los quieres perdonar?
con esas almas).
En Pascua:
"Somos 4000 millones de hombres (1/4 de chinos), 700
millones de católicos (1/2 casi de latinoamericanos); 70 Por Cristo resucitado
millones de mexicanos. Por la sangre y lágrimas de Cristo y de y su Iglesia celestial (la Virgen, los santos, mis
todos los suyos, ¡que todos se salven!" santos)
¡ya venga el apocalipsis
"Sin sacerdotes, sin madres cristianas, sin familias cristianas, y su victoria final!
sin almas consagradas, ¿qué hacemos? Por Jesús y María,
danos vocaciones". Dos, tres, cuatro líneas así, entendidas, sentidas, podré
repetirlas, hablando con mi Padre Dios. . .
Pensando en personas y cosas que tuvieron relación conmigo:
Ya se entiende que el soplo de Dios henchirá a veces nuestras
¡Gracias, Dios mío, por lo que me has dado! velas y no será necesario que nos fatiguemos remando; pero
¡Gracias, Dios mío, por lo que no me has dado! los arbitrios sencillos que proponemos podrán ayudar a
¡Gracias, Dios mío, por lo que me has quitado! algunos y eso nos basta. ¡Que el rosario y las cuentas del
rosario nos acerquen a Dios!
(Lo que me ha dado, es algo necesario para salvarme; lo que
no me ha dado quizá no lo era tanto; ni lo que me ha quitado
lo era ya).

Sagrado Corazón, en ti confío:


DEL ROSARIO A LA ORACIÓN PERSONAL