Está en la página 1de 3

Reactivos de antiglobulina

Muchos estudios para detección e identificación de anticuerpos incluyen la fase de prueba de


antiglobulina indirecta (PAI). Puede utilizarse tanto un reactivo antiglobulinico monoespecífico
anti-IgG (AGH) como uno poliespecífico,que contiene anti-IgG y anti-complemento.
Este último puede detectar -o hacerlo más fácilmente- anticuerpos que
fijan complemento.
Los anticuerpos anti-A y anti-B son los únicos anticuerpos dirigidos contra
antígenos eritrocitarios que se encuentran naturalmente en el suero o plasma
de un individuo normal. El resto se denominan anticuerpos irregulares.
Existen dos tipos de anticuerpos irregulares: los aloanticuerpos y los autoanticuerpos.
Cuando algún individuo produce un anticuerpo dirigido contra un
antígeno que no posee, éste se denomina aloanticuerpo. En cambio, cuando
produce un anticuerpo dirigido contra un antígeno que posee, éste se denomina
autoanticuerpo.

REACTIVOS
Detección de anticuerpos irregulares Se encuentran disponibles comercialmente
glóbulos rojos de grupo O adecuados para la realización de pruebas de
detección de anticuerpos previos a la transfusión y se ofrecen en viales de dos
o tres frascos de glóbulos rojos de un mismo donante. Los Pooles combinados
(usualmente obtenidos a partir de dos donantes diferentes) sólo pueden usarse
para detectar anticuerpos irregulares en el suero de donantes.
Algunos anticuerpos débilmente reactivos reaccionan sólo con glóbulos rojos
homocigotos para los genes que codifican los antígenos correspondientes; este
fenómeno serológico se conoce cómo "efecto dosis". Los anticuerpos de los sistemas
Rh, MNS, Duffy Y Kidd son los qué muestran este efecto con mayor frecuencia.

Paneles para identificación de anticuerpos


La identificación de un anticuerpo necesita el análisis del comportamiento
del suero frente a un panel de muestras de glóbulos rojos seleccionados (generalmente
entre 8 y 14 muestras) que posean una composición antigénica conocida
para los grupos sanguíneos principales.Usualmente estas muestras se obtienen
de proveedores comerciales, pero las instituciones pueden prepararar sus propios
paneles utilizando glóbulos rojos de fuentes locales. Salvo en circunstancias
especiales, los glóbulos del panel son del grupo 0, lo cual permite que el suero de
cualquier grupo ABO pueda ser evaluado.Cada reactivo del panel pertenece a
un donante diferente. Asimismo, se seleccionan de manera tal que si se toman
en cuenta todos los viales de glóbulos rojos, existirá un patrón característico de
reacciones positivas y negativas para muchos antígenos. Para ser eficaz, el
panel celular debe posibilitar la correcta identificación de aquellos aloanticuerpos
clínicamente significativos más comunes, tales como anti-D, -E, -K, y-PY'. Los
fenotipos de los reactivos de glóbulos rojos deben distribuirse de manera tal
que las especificidades individuales de los aloanticuerpos comunes puedan
identificarse de manera clara y que muchos otros puedan ser excluidos. Idealmente,
los patrones de reactividad de varias especificidades de determinados
aloanticuerpos no deberían superponerse con otros (Ej. Todas las muestras K +
no deberían ser las únicas con E+). Del mismo modo, es importante incluir
glóbulos rojos con expresión homocigota de los antígenos más comunes, a
fin de detectar los anticuerpos que frecuentemente muestran efecto dosis.
Para disminuir la posibilidad azarosa de un patrón distintivo, el panel debe
poseer un número adecuado de glóbulos rojos que expresen o carezcan de la
mayoría de los antígenos enumerados
Los paneles preparados comercialmente son entregados en general cada 2
a 4 semanas. Cada uno se encuentra acompañado de una planilla que enumera
los fenotipos de los reactivos celulares. La combinación de las muestras
varía de lote a lote, por lo tanto, es esencial utilizar la planilla correcta al interpretar
los resultados. Los reactivos para pruebas en tubo se diluyen de 2% a 5%
en una solución conservante, que puede utilizarse directamente del envase.
Generalmente no es necesario lavar los glóbulos rojos antes de su uso a menos
que se sospeche que la solución conservante interfiera con la identificación del
anticuerpo.No deberán utilizarse los glóbulos del panel fuera de la fecha de vencimiento;
sin embargo, dicha restricción no siempre resulta práctica. Muchos utilizan
reactivos no vencidos para una identificación inicial y, si fuese necesario, reactivos
vencidos para excluir o confirmar especificidades. Cada laboratorio deberá
establecer una política para el uso de estos reactivos vencidos y para la validación
de cualquier procedimiento asociado a dicha práctica.

Reactivos
Los primeros reactivos desarrollados para tipificar al antígeno D utilizaban los
anticuerpos sintetizados por las mujeres sensibilizadas por embarazos, o voluntarios
inmunizados. Estos anticuerpos policlonales son primariamente IgG y
reconocen numerosos epitopes del D. Las sustancias aditivas de alto valor
proteico elevan la potencia pero pueden causar la aglutinación de glóbulos rojos
y requieren que se realicen pruebas de control apropiadas (ver "Consideraciones
técnicas para la clasificación deRh").
Los anticuerpos monoclonales, fueron introducidos al mercado en los '80,
liberando a los fabricantes de la dependencia de fuentes de materia prima
humana; sin embargo, los anticuerpos especificos para un epitope D individual
no detectaban todos los glóbulos rojos D positivos.
Consecuentemente, muchos reactivos anti-D aprobados por la FOA
combinan un anticuerpo monoclonal IgM, reactivo a temperatura ambiente,
y uno IgG monoclonal o policlonal, reactivo por PAJ, para la determinación
del D débil. El anti-D para las pruebas de aglutinación en columna es una
excepción y contiene sólo una IgM monoclonal. Tres de los cinco reactivos
con licencia de la FDA contienen clones de IgM únicamente, y éstos pueden
reaccionar de manera diferente con glóbulos rojos que tienen un D débil, D
parcial, o epitopes similares a D (Tabla13-4).
Donantes
El objetivo de tipificar el estatus D en donantes es prevenir la aloinmunización
anti-D en los receptores, lo cual incluye la identificación de unidades con el
antígeno D débil o parcial. Por lo tanto, los Esttindares para los bancos de sangre y
servicios de transfusión de la AABB exigen que se estudie la sangre de los donantes
mediante un método que detecte la expresión débil del D y que se rotule
como "Rh positivo" si la prueba resulta positiva33.(¡i 29). Además, se debe confirmar
una unidad rotulada como Rh negativo (D negativo) antes de la
transfusión (no se exige prueba confirmatoria para D débil), Y se debe informar
sobre discrepancias a la institución qué haya realizado la extracción y resolver1as
antes de habilitar la unidad de sangre para transfusión.33(p33) La mayoría de las
unidades con antígeno D débil o D parcial son detectadas con estos métodos.
Los glóbulos rojos D 1 son no reactivos con el anti D, aún c'on prueba de
antiglobulina indirecta. Aunque los glóbulos rojos con antígeno D débil son
menos inmunogénicos que los glóbulos rojos D positivo," las unidades D muy
débiles y D 1 de donantes han inducido la síntesis de anti D en algunos
receptores D negativo."·" se debe investigar en los componentes rotulados
como Rh negativo que puedan haber estimulado la síntesis de anti-D en los
receptores mediante métodos inmunohematológicos y de biologia molecular
para confirmar el estatus del antígeno D. El estudio del genotipo RHD puede
identificar la presencia de la expresión RhD potencialmente inmunogénica no
detectada por estudios inmunohematológicos.
Pacientes
Cuando se determina el tipo O de un paciente, no es necesaria una prueba de
O débil excepto que se estén evaluando los glóbulos rojos de un lactante cuya
madre esté en riesgo de aloinmunización
por el antígeno D. Históricamente, cuando era ru tinario el uso de reactivos
anti-D IgG policlonales, se realizaba una PA! para detectar el D débil Y así conservar
las reservas de componentes Rh negativo y prevenir la administración
innecesaria de inmunoglobulina anti-D. Actualmente los reactivos monoclonales
clasifican muchas muestras como positivas en pruebas directas que habrían
sido detectadas previamente sólo mediante una PAr, de esta manera se
eliminan algunas de las preocupaciones en cuanto al uso innecesario de la sangre
Rh negativo e inmunoglobulina anti-D. Además, los reactivos IgM monoclonales
aprobados por la FDA están específicamente seleccionados para no reaccionar
en las pruebas directas con los glóbulos rojos D parcial DVI (tabla 13-
4). El DVI es el O parcial más común en individuos de raza blanca, y el anti-D
producido por mujeres con DVI puede producir una EHFN mortal." La realización
de sólo una prueba directa en niñas y mujeres en edad reproductiva
evita el riesgo de sensibilización mediante la tipificación de DVr como D
negativo para transfusión y profilaxis con inmunoglobulina anti-D. Estas
consideraciones, junto con el menor costo por la eliminación de una prueba
antiglobulínica indirecta y la prevención de una potencial mala interpretación
del estatus O cuando los glóbulos rojos están cubiertos con inmunoglobulina
[prueba antiglobulínica directa (PAD) que causa un falso positivo en un D
débil], impulsa a muchos servicios de medicina transfusional a realizar sólo
las pruebas directas para determinar este esta tus en pacientes. Sin embargo,
como se ha señalado anteriormente, la prueba de D débil debe ser realizada
en los glóbulos rojos de un recién nacido cuando se tipifica a madre como
Rh negativo y es candidata a recibir inmunoglobulina anti-D.