Está en la página 1de 20

Índice del portafolio:

 Antecedentes……………….2
 Justificación………………..5
 Objetivo general…………...5
 Objetivo particular………...6
 Desarrollo…………………..6
 Resultados…………………13
 Discusión…………………..18
 Conclusión…………………17
 Bibliografía………………...18

18
Peginterferón alfa-2A como tratamiento
para la Hepatitis C

Antecedentes
En el año 2011 se aprobó la utilización del fármaco llamado peginterferón alfa -2 A
para el tratamiento contra la enfermedad de melanoma. Pero también se ha
encontrado que se puede aplicar a pacientes con la enfermedad de la hepatitis C.
Como en el caso siguiente.

“Se informó de un caso de un paciente coinfectado con virus de la


inmunodeficiencia humana y virus de la hepatitis C que presentó una mejora
significativa de las lesiones causadas por el virus del papiloma humano (VPH)
durante el tratamiento de la hepatitis crónica con peginterferón alfa-2A y ribavirina.
El paciente con un virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y hepatitis C (VHC)
presenta, el virus del papiloma múltiple humano (VPH) con lesiones en los
genitales, las regiones anal, lumbar y cervical, y lesiones sobre la mano izquierda,
la nariz, así como extensas lesiones en el pie derecho como se puede observar en
la Figura 1. No hubo mucha mejora después de numerosas terapias, algunas de
ellas eran: crioterapia con nitrógeno líquido, ácido tricloroacético, ácido nítrico,
etc.“ (M.H.P.Pavan. 2007)

FIGURA
1: Lesiones del paciente infectado con los virus del VIH, VCH y VPH

18
Durante el tratamiento de la infección crónica por el VHC con peginterferón alfa-2A
y ribavirina, el paciente mostró una desaparición completa y rápida de las lesiones
de la cara y las manos, además de una mejora significativa y progresiva de las
lesiones del pie derecho (Figura 2) en comparación de la (Figura 1), a pesar de la
disminución del recuento de CD4 de células que se produjo durante el uso de
interferón.

Figura 2:
Mejorías del paciente con el tratamiento de peginterferon alfa -2a y la
Ribavirina.

Hepatitis c:

Es una enfermedad infectocontagiosa que afecta al hígado, producida por


infección con el virus de la hepatitis C (VHC). La hepatitis produce inflamación
hepática, ocasionando que el hígado deje de funcionar correctamente.

El virus de la hepatitis C se ha clasificado en cinco genotipos; los genotipo tiene


importancia clínica ya que determina la respuesta potencial de la terapia basada
en el interferón y la duración que va a requerir la misma. La preponderancia y
distribución de dichos genotipos varía de modo global. Estos genotipos a su vez
se subdividen

Los genotipos 1 y 4 responden menos a dicho tratamiento que los otros (genotipos
2, 3 y 5). La duración de la terapia estándar basada en el interferón para los
genotipos 1 y 4 es de 48 semanas, mientras que para los genotipos 2 y 3 es solo
de 24 semanas. (Crommelin.D.J.A,D.Robe,SindelarMeibohm. 2008)

18
Interferon:

Son unas proteínas producidas naturalmente por el sistema inmunitario de la


mayoría de los animales como respuesta a agentes patógenos, tales como virus y
células cancerígenas. Reciben su nombre debido a su capacidad para interferir en
la replicación de los virus en las células hospedadoras. Se unen a receptores de
superficie de las células infectadas y se activan, impidiendo la replicación de una
amplia variedad de virus de ARN y ADN.

Polietilenglicol:

Se produce por la interacción de óxido de etileno con agua, etilenglicol u


olígomeros de etilenglicol. La reacción está catalizada por catalizadores ácidos o
básicos. Se prefiere partir de etilenglicol o sus oligómeros que del agua, ya que
esto permite obtener polímeros de baja polidispersión. La longitud de la cadena de
polímero depende de la proporción de reactantes.

HOCH2CH2OH + n(CH2CH2O) → HO(CH2CH2O)n+1H

Peginterferon- 2 A:

Los interferones son sustancias que se producen de forma natural en células del
organismo. Activan las defensas fisiológicas y controlan el crecimiento celular,
atacando a las células infectadas o a las células cancerosas.

En base al lugar de producción en el organismo y a técnicas de identificación, se


han distinguido tres tipos de interferones: alfa, beta y gamma. En terapéutica se
utilizan variantes biosintéticas de interferón que no siempre coinciden con las
naturales.

El peginterferon alfa-2A presenta un mecanismo de acción similar al interferón


alfa-2A. Sin embargo, el peginterferon alfa-2A al estar unido a una molécula de
polietilenglicol, permanece en el organismo durante más tiempo y permite ser
administrado una vez a la semana.

18
Ribavirina:

Es un medicamento anti-viral indicado para la infección grave por VSR ( virus


sincitial respiratorio humano), así como también para la hepatitis C (se utiliza en
combinación con peginterferón alfa-2b o peginterferón alfa-2a) y otros las
infecciones virales. La ribavirina es un profármaco, que se asemeja a cuando se
metaboliz nucleótidos del ARN. La ribavirina es activa contra varios virus de ADN y
ARN. Se trata de un miembro de la de los nucleósidos antimetabolito que interfiere
con la duplicación del material genético viral. La ribavirina es notable como una
pequeña molécula para su amplia gama de actividades, incluidas las actividades
importantes contra las gripes, los flavivirus y los agentes de muchas fiebres
hemorrágicas virales.

Planteamiento del problema:


La hepatitis C se comunica principalmente por el contacto con la sangre de una
persona infectada. Puede transmitirse por medio de:

 Compartir agujas, drogas intravenosas, y los instrumentos asociados


 Usar navaja o aguja para tatuajes o instrumentos contaminados para
hacerse perforaciones en la piel
 Transfusión de sangre, productos sanguíneos, o hemodiálisis
 Trasplante de órgano proveniente de un donante con hepatitis C
 Contacto en el lugar de trabajo con la sangre de una persona infectada
 Contacto sexual sin protección (vaginal, oral, o anal) con una persona
infectada
 Embarazo y/o parto (de madre a bebé)

Hoy en día no existe una vacuna contra la hepatitis C a diferencia de la hepatitis B


que si la tiene. Desafortunadamente, la vacuna contra la HBV (hepatitis B) no

18
ofrece ninguna protección contra HCV (hepatitis C). Además, una previa infección
por HCV no protege contra una futura infección, como es el caso con HBV.

El hecho de que no exista una vacuna o una cura contra la hepatitis C es un


problema muy serio, ya que entre 50-80% de las personas infectadas no pueden
eliminar la infección la cual se propician hacer portadores crónicos. De esos
portadores, 50-70% gradualmente y durante un periodo de 10-40 años se
enferman con hepatitis crónica y tienen un riesgo más alto de sufrir de cirrosis,
falla hepática, y cáncer del hígado.

Justificació n:
Existen estudios con una estimación de la prevalencia del 1,42% (IC: 0,70% -
2,42%) para la hepatitis C. Se traduce en una cifra de entre 1,1 y 3,4 millones de
personas infectadas con VHC. La hepatitis C es una infección que generalmente
presenta una progresión lenta pero que con el tiempo se vuelve crónica, y su
incidencia y prevalencia dentro de la población no estaba todavía completamente
dilucidado pero lamentablemente a ido en aumento. (M.H.P.Pavan; P.E.N.F.Velho;
A.G.Vigani; F.L.Gonçalves Jr.; F.H.Aoki. 2007)
Es importante el tema porque no existe una vacuna para esta grave enfermedad
que tristemente muchas personas la padecen, ya que se ha propagado de
diferentes maneras y muchas personas pueden quedar infectadas sin darse
cuenta, como es el caso de tener algún descuido al inyectarse con una aguja que
ha sido utilizada anteriormente; es por eso, que es de suma importancia conocer
esta terapia con peginterferón alfa 2A, ya que puede ser una opción y una
esperanza de vida para muchas personas que han tratado con diversas formas de
solucionar su problema.

Objetivo general:

18
Informar sobre una buena alternativa de tratamiento con peginterferon alfa – 2A
para la hepatitis C con el fin de contra arrestarla y proporcionar una mayor
esperanza de vida a personas con esta enfermedad.

Objetivos particulares:
• Estimar la eficacia del peginterferón alfa – 2A en pacientes con hepatitis C
por medio de resultados científicos ya obtenidos

• Determinar la efectividad y costo, como factores importantes al usar el


peginterferón alfa – 2A y ribavirina como tratamiento en pacientes con hepatitis C.

Desarrollo:
Los interferones actúan en el sistema inmunitario ayudando a los linfocitos T a
responder a la invasión del virus y uniéndose a los receptores de membrana de las
células infectadas por el virus de la hepatitis C.

Los interferones tienen los inconvenientes de las proteínas que presentan una
rápida degradación enzimática y aclaramiento plasmático, por lo que se requieren
administraciones repetidas y ocasiona fluctuaciones en sus niveles plasmáticos, lo
que limita o disminuye su utilidad clínica.

La unión de polietilenglicol a proteínas es un método ya utilizado con otros


fármacos, para retrasar su eliminación, prolongar su actividad y en consecuencia,
mejorar su eficacia; esto permite una lenta liberación del interferón.

La pegilación del interferón conlleva la unión de la molécula de interferón a una


cadena de polietilenglicol que le confiere una absorción sostenida, mayor vida
media en suero y menor aclaramiento sistémico con lo que se consiguen
concentraciones séricas sostenidas, que permite una presión continua sobre el
virus y una administración más cómoda. Sin mencionar que mejora su eficacia,

18
ya que esto permite una lenta liberación del interferon, obteniéndo asi unos niveles
persistentes y que se mantienen durante una semana.

En el 2003, la Comisión de Farmacia y Terapéutica del Hospital Universitario Son


Dureta indica que el interferón pegilado es una nueva molécula que:

- Inhibe la replicación viral por la inducción de moléculas efectoras antivirales


en las células.

- Aumenta la expresión de proteínas de superficie en los hepatocitos (células


propias del hígado) que ayudan a su reconocimiento por el sistema inmunitario de
los antígenos virales.

- Activa las células que destruyen otras células infectadas por el virus: las
células asesinas naturales.

En las últimas décadas se había estado utilizando interferón alfa como tratamiento
para la hepatitis C, ya que era el único fármaco disponible para tal terapia. De
acuerdo con el Doctor Rafael Esteban Mur, los resultados del tratamiento de
hepatitis C con interferón alfa fueron pobres, de manera que solo entre el 15-20%
de los pacientes tratados durante un año presentaban una respuesta virológica
mantenida (Dr. Rafael Esteban Mur 2012)

De igual forma, de acuerdo con un articulo publicado en la revista de


Gastroenterología y Nutrición Pediátrica en Octubre del 2006, hace tiempo el
interferón alfa se utilizaba en el tratamiento de la hepatitis C crónica, pero los
resultados no eran satisfactorios y era necesario inyectar dosis frecuentemente.
(Schwarz, B.& K.Mohan P. 2006)

En cambio, al utilizar peginterferón alfa 2A combinado con la rinavirina en


pacientes adultos con hepatitis C tratamiento de 48 semanas; se obtuvieron
resultados tan exitosos que hubo casos en el que el tratamiento se suspendia por
el progreso potenido en los pacientes.

18
Es importante recalcar que la ribavirina no tratará la hepatitis C a menos que se
tome junto con otro medicamento. Es así como en los últimos años, la
combinación de interferón y ribavirina ha modificado el tratamiento de la hepatitis
crónica C. “Por lo tanto, el futuro inmediato con el tratamiento combinado de Peg-
interferón y ribavirina es prometedor, ya que en menos de una década se ha
incrementado la respuesta sostenida en los peores enfermos desde el 16% con la
monoterapia con interferón durante 1 año hasta el 54%, por lo resulta más
satisfactorio tratar a los pacientes con hepatitis crónica C”. (Dr. Rafael Esteban
Mur 2012)

Tratamiento:

Al menos durante 6 meses.


Si los resultados son negativos después de seis meses de tratamiento, entonces
este deberá continuarse durante otro periodo de seis meses (esto es, un total de
un año).

Aplicación:

La terapia del peginterferón alfa-2a viene envasado en forma de una solución


(líquido) en un frasco y una jeringa precargada para inyectar en forma subcutánea
(debajo de la piel).

Por lo general se inyecta 1 vez a la semana, el mismo día y alrededor de la


misma hora del día, en compañia de ribavirina en cápsulas, según el peso corporal
del paciente.

Peso Dosis Horas

<65 kg 400 Mg Cada 12 horas


65-85 kg 1000 mg al dia Aplicada 400 mg en la
mañana y 600 mg en la
noche
>85 kg 1200 mg al dia Aplicada Cada 12 horas

18
600 mg en la mañana y
600 mg en la noche.
Tabla 1: dosis de peginterferon inyectable establecida según el peso del paciente
y el horario de la aplicación

Aplicación de la ribavirina
La ribavirina se administra por vía oral diariamente, en los pacientes divididas en
dos tomas con los alimentos ( mañana y noche)

Peso del paciente Dosis diaria de Horario de tomas


(kg) Ribavirina
<65 kg 800 mg Cada capsula de
ribavirina contiene 200
mg, que son 2
capsulas en la mañana
y dos capsulas en la
noche
65-85 kg 1000 mg 2 capsulas en la
mañana y 3 capsulas
por la noche ¨
(tomando en cuenta
que cada capsula
contiene 200mg de
ribavirina)
>85 kg 1200 mg 3 capsulas en la
mañana y 3 en la
noche.
Tabla 2. Dosis correcta de Ribavirina encapsulada para pacientes infectados
según su peso corporal.

Esta farmacocinética favorable permite la administración de Peginterferón una vez


por semana, manteniendo su efecto durante todo este periodo de tiempo.

18
Los efectos secundarios aumentan con la duración del tratamiento, por lo tanto,
las recomendaciones actuales pueden conducir a exceso de tratamiento de
algunos pacientes con infección crónica.

Pruebas de laboratorio antes y durante el tratamiento:

Antes de comenzar la terapia con peginterferones 2A, se recomienda la


realización de pruebas de laboratorio hematológicas y bioquímicas estándar en
todos los pacientes.
Los siguientes valores se pueden considerar como basales para iniciar el
tratamiento:
 Recuento de plaquetas ≥ 90.000/mm3
 Recuento absoluto de neutrófilos (glóbulos blancos de tipo granulocito) ≥
1.500/mm3

 Función tiroidea adecuadamente controlada (TSH hormona estimulante de


la tiroides)

Las pruebas hematológicas se deben repetir a las 2 y a las 4 semanas y las


bioquímicas a las 4 semanas.
Durante la terapia se deben realizar pruebas adicionales periódicamente.
En los ensayos clínicos, el tratamiento con peginterferones 2A se ha asociado
tanto con una disminución del recuento total de leucocitos como del recuento
absoluto de neutrófilos , que generalmente comienza dentro de las 2 primeras
semanas de tratamiento.
Las disminuciones posteriores a la octava semana de tratamiento fueron poco
frecuentes. La disminución de los neutrofilo, fue reversible al reducir la dosis o al
interrumpir la terapia, en la mayoría de los pacientes se alcanzaron valores
normales en la semana octava y todos los pacientes recuperaron los niveles
basales después de la semana 16 aproximadamente.

18
En el 15 % de los pacientes con hepatitis C crónica en ensayos clínicos en
tratamiento combinado de Peginterferones 2A con ribavirina se ha observado la
aparición de anemia.
Es importante saber que el riesgo de desarrollar anemia es más alto en la
población femenina.

Contradicciones:

No llevar acabo el tratamiento si se es un paciente con:

 falla hepática, enfermedad del riñón grave,

 trastorno de la hemoglobina de las células sanguíneas

 paciente embarazada

 Historia de enfermedad cardiaca previa grave, incluida la cardiopatía


inestable o no controlada durante los seis meses previos

Tratamineto especializados para:

Pacientes de edad avanzada:


El tratamiento de pacientes de edad avanzada con Peginterferon no requiere
modificar la posología recomendada de 180 mcg (microgramos) una vez por
semana.

Pacientes con insuficiencia renal:


En pacientes con enfermedad renal terminal, se debe utilizar una dosis inicial de
135 mcg (microgramos) . Con independencia de la dosis inicial o del grado de
insuficiencia renal, estos pacientes deben ser monitorizados y deben llevarse a
cabo reducciones adecuadas de la dosis si en el transcurso del tratamiento
aparecen reacciones adversas.

PRECIOS:

18
El precio del Peginterferón varía desde:

180 mcg (microgramos) sol jeringa precargada caja de 4: PVL: 815.60€


(13056.37$ pesos mexicanos)

135 mcg (microgramos) solución jeringa precargada caja de 4: PVL: 679.68€;


(10879.91$ pesos mexicanos)

PACIENTES Y MÉTODO

Se incluyeron 52 pacientes mayores de 18 años. Todos los pacientes fueron


sometidos a tratamiento con Peginterferon alfa-2a en el período comprendido
entre septiembre del año 2000 y junio de 2009. Todos los casos incluidos
presentaban infección crónica por el Virus de la hepatitis C. El genotipo viral fue
determinado por técnica de reacción en cadena de la polimerasa (PCR), seguido
por polimorfismo del tamaño de los fragmentos de restricción descrita por Thiers y
cols Thiers V, Jeffredo F, Tuveri R, Chodan N, Bréchot C 1997.

Los pacientes con genotipo 1 y 5 recibieron tratamiento con Peginterferon alfa-2a


180 mcg/semana (microgramos/semana) subcutáneo y Ribavirina 1.000
mg/día vía oral si su peso era < 75 kg o 1.200 mg/día vía oral si su peso era > 75
kg, repartida en dos dosis, durante 48 semanas. Los pacientes con genotipo 2 y 3
fueron tratados durante 24 semanas con Peginterferon alfa-2a 180 mcg/semana
(microgramos/semana) subcutáneo y 800 mcg de Ribavirina al día, repartida en 2
dosis.

Se recopilaron de la ficha clínica de cada paciente los antecedentes demográficos


(edad y género), genotipo viral, carga viral basal (si el ARN-VHC fue < 400.000
UI/mL( mili-Unidad Internacional por mililitro) se consideró una carga viral baja, y
alta si era > 400.000 UI/mL) e histología hepática.

Siguiendo los criterios establecidos, se consideró exitoso (RVS) a la ausencia del


ARN-VHC circulante, después de seis meses de finalizado el tratamiento. Para el
análisis de la RVS se incluyeron todos los pacientes, incluyendo aquellos que

18
abandonaron la terapia (intención de tratamiento) y aquellos que completaron su
terapia y el período de seguimiento.

Resultados
Las características generales de los pacientes, tales como sexo, edad y grado de
enfermedad hepática, reflejado en la biopsia hepática, están resumidos en
la Tabla 3. La mayor parte de los 51 pacientes que fueron biopsiados. Como era
de esperarse, el genotipo viral predominante fue el 1, con 42 casos (80,8%) y de
estos la mayoría era subtipo 1b (98%). La carga viral basal fue alta (> 400.000
UI/mL ( mili-Unidad Internacional por mililitro) en la mayoría de los pacientes
(63,5%).

Con respecto al tratamiento, éste fue completado, incluyendo el período de


seguimiento, en 50 pacientes. A un paciente se le suspendió la terapia por efectos
adversos y otro paciente abandonó el tratamiento a los 6 meses. Ambos pacientes
estaban infectados por el genotipo 1 de VHC.

Se obtuvo RVS en 24 de los 52 pacientes (46%) con tratamiento o intención de


tratar. El paciente que abandonó la terapia también alcanzó una RVS, confirmado
incluso en varios exámenes posteriores.

Tabla 3 características de los pacientes con hepatitis crónica C


Edad media en años (rango) 47 pacientes de (20-69)
Genero, hombre/mujer 25/27
Genotipo viral Personas que lo padecían

1. Primer genotipo  42 (80.8%)

2. Segundo genotipo  2(3.8%)

3. Tercer genotipo  6(11.6%)

4. Quinto genotipo  2(3.8%)

Carga viral

18
<400.00 UI/ml 19 (36.5%)

>400.00 UI/ml 33 (63.5%)

 Un solo paciente no fue


analizado por su condición de
Hemofilia

El paciente al que se le suspendió la terapia por efectos adversos, se incluyó en el


grupo de los no respondedores. La respuesta obtenida tras el tratamiento,
desglosada según el genotipo viral, se específica en la Tabla 4.

Tabla 4. Respuesta al tratamiento antiviral con Peginterferon según el genotipo


viral
Genotipo RVS n %
Genotipo 1 18/42 43%
Genotipo 2 2/2 (100%)
Genotipo 3 3/6 (50%)
Genotipo 4 ½( 50%)
total 24/52 (46%)

*incluye un paciente que abandono la


terapia, pero alcanzo RVS y un
paciente al cual se le suspendió la
terapia por anemia severa y que no
respondió al tratamiento.

Los 28 pacientes que no respondieron a la terapia, 23 habían alcanzado una


respuesta virológica temprana, es decir, habían tenido una disminución de la carga
viral a la semana 12 de tratamiento. De éstos, 22 terminaron la terapia, siendo
negativos para el ARN en suero al término de ésta, pero nuevamente se hicieron
positivos a las 24 semanas post término, catalogándose como recaída.

18
En los pacientes no respondedores, tanto hombres como mujeres, tenían genotipo
1 en igual proporción (80 vs 82%), con fibrosis avanzada y cirrosis en 40% de los
hombres y en 30% de las mujeres. La carga viral fue alta en 80% de los hombres
versus en 32% de las mujeres. Es destacable que en este último subgrupo, la
edad promedio fue cuatro años más que la de los hombres no respondedores (48
vs 52 años).

Se reportaron 60 eventos adversos al tratamiento durante el período de


seguimiento. De los eventos adversos psiquiátricos, 5 pacientes (9,6%)
presentaron depresión clínicamente relevante y requirieron el uso de inhibidores
de la receptación de serotonina. Uno de estos pacientes también presentó crisis
de pánico, por lo que realizó controles seriados por psiquiatra. A nivel
hematológico, se pesquisó anemia moderada a severa en 27 pacientes (52%). En
26 de ellos se disminuyó la dosis de Rib en forma transitoria o permanente, lo cual
no influyó significativamente en la RVS. Sólo un caso presentó anemia severa y
persistente, lo que obligó a suspender definitivamente el tratamiento. Se objetivó
neutropenia severa en aproximadamente 6% de los pacientes, requiriendo ajustar
las dosis de peginterferon en forma transitoria.

Discusió n
El estudio evalúa el éxito al tratamiento con peginterferon con ribavirina en una
población de pacientes con hepatitis crónica por VHC.

En el grupo de pacientes, la mayoría correspondió a genotipo 1, factor reconocido


ampliamente como principal predictor de baja respuesta al tratamiento. (Strader
DB, Wright T, Thomas DL, Seeff LB 2004)

En nuestra serie el 42,5% de ellos alcanzó una RVS. Los pacientes con genotipos
2, 3 y 5 representan sólo el 3,8, 11,6 y 3,8%, del total del grupo estudiado,
respectivamente, por lo que no es posible llegar a conclusiones sobre la influencia
del genotipo en la RVS en nuestro estudio.

18
A diferencia de estudios previos, no se observó una mayor tasa de respuesta al
tratamiento en pacientes de género femenino. (Poynard T, McHutchison J,
Goodman Z, Ling MH, Albrecht 2000)

Por el contrario, se consiguió una RVS en 56% de los hombres versus 36% en las
mujeres, que si bien no alcanza significancia estadística, muestra una clara
tendencia.

Recientemente se han identificado factores genéticos fuertemente asociados a la


RVS. Específicamente, los polimorfismos de nucleótido único rs12979860,
rs12980275 y rs8099917 cercanos al gen de IL28B están relacionados con dicha
respuesta, principalmente en pacientes infectados por el genotipo 1 de VHC. Este
hallazgo es de particular importancia si se considera que este genotipo es el más
prevalente (Muñoz G, Venegas M, Velasco M, Brahm J 2008)

Estudios preliminares han demostrado que estos polimorfismos también son


importantes factores predictivos de RVS en los pacientes.  (Venegas M,
Villanueva RA, González K, Vera C, Girardi S, Brahm J 2012 )

En conclusión, nuestra experiencia demuestra que el tratamiento antiviral para la


hepatitis crónica C es posible de realizar en una práctica clínica, alcanzándose
una RVS cercana al 50%. Se esperan resultados de grupos mayores de pacientes
que confirmen esta tendencia. Por otro lado, debería tenerse presente en futuros
estudios la incorporación sistemática de los análisis genéticos dentro de la
evaluación de los factores predictivos de respuesta terapéutica.

Conclusió n
Son muchas las insvestigaciones y pruebas que se han llevado a cabo a lo largo
del tiempo en pacientes con hepatitis C, tanto así que el tratamiento para este
problema ha ido evolucionando; recordemos que al pricipio la terapia era con
interferon alfa, despues se encontro que el peginterferon alfa 2A era mas eficiente

18
y principalmente ayudaba a reducir la dosis de inyecciones, finalmente se encontró
la combinación que haría posible una terapia aparentemente eficaz.

Produce una eliminación a largo plazo del virus obteniéndose una resolución de la
infección hepática y una mejoría clínica de la hepatitis C.

A pesar de los grandes beneficios y exitos obtenidos en diferentes pruebas


clinicas a pacientes sometidos a terapias con peginterferon alfa 2A y ribavirina al
grado de suspender el tratamiento en algunos pacientes, es importante tener en
cuenta que ambos medicamentos (Peginterferon alfa 2A y Ribavirina) son muy
agresivos con el cuerpo y se debe tener especial cuidado en su consumo. Nunca
se debe suministrar la ribavirina sola, ya que las consecuencias puedes ser muy
problematicas, inclusos fatales; y para el peginterferon alfa 2A es importante tener
receta y consultar con un medico la dosis que se debe suministrar. Es decir, el
tratamiento puede ser excelente, pero como todo medicamente se debe tener
disciplina y cuidado para obtener los mejores resultados.

Sin embargo, aunque este tratamiento ofrece una nueva y mayor esperanza de
vida a muchas personas con hepatitis C, desafortunadamente hay quienes no
pueden ser sometidos a este, como son: mujeres embarazadas, personas con
enfermedades cardiacas, personas con problemas en el riñon, personas con
depresion y las anteriores ya mencionadas.

18
Bibliografía:
1. “Peginterferon alfa–2B”(2012) en Clínica Universidad de Navarra, Recuperado el 01
Marzo 2013, Disponible en: http://www.cun.es/area-salud/medicamentos/peginterferon-
alfa-2a
2. M.H.P.Pavan; P.E.N.F.Velho; A.G.Vigani;(2001) F.L.Gonçalves Jr.; F.H.Aoki.
“Treatment of human papillomavirus with peg-interferon alfa-2b and ribavirin”, Scielo.
Recuperado el 1 de marzo 2013, Disponible en: http://www.scielo.br/scielo.php?
script=sci_arttext&pid=S141386702007000300017&lang=p
3. Bruno Cópio FábregasI; Alexandre Sampaio MouraII; Renata Cristiane MarcianoI;
Ricardo Andrade CarmoII; Antônio Lúcio TeixeiraI. (2003). “Clinical management of
a patient with drug dependence who attempted suicide while receiving peginterferon
therapy for chronic hepatitis C” en Scielo recuperado el 2 de marzo de 2013. Disponible
en: http://www.scielo.br/scielo.php?
script=sci_arttext&pid=S141386702009000500015&lang=pt
4. Beatriz Espinosa Franco, Lluvia López, Kisel Gómez.(2012)“Medicamentos aprobados
por FDA”. En scribd.com . recuperado el 2 de marzo de 2013 Disponible en:
http://es.scribd.com/doc/84563153/Lista-de-Medicamentos-Nuevos

18
5. “Hepatitis C” en Medline Plus.(2001) Recuperado el 1 de marzo 2013. Disponible en:
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000284.html
6. “Hepatitis C”. en affection.org (2005) Disponible en:
http://www.affection.org/sante/asvc/www.igc.apc.org/avsc/spanish/diseases/sdhepc.htm
l [2013, Marzo 01]

7. Schwarz, B.& K.Mohan P.(2006), “Safety, Efficacy and Pharmacokinetics of


Peginterferon alfa 2a (40 kd) in Children With Chronic Hepatitis “. Journal of Pediatric
Gastroenterology and Nutrition(44).pp.499-505
8. Neumann. U,Puhl. G, Bahra. Marcus.(2006). “Treatment of Patients with Recurrent
Hepatitis C afterLiver Transplantation with Peginterferon Alfa-2B Plus Ribavirin”.
Transplantation. Volumen 82,pp.43-47.
9. Scragg,Alan(2004). Biotecnología para ingenieros: sistemas biológicos en procesos
tecnológicos. Ed.Limusa.pp.440.
10. Crommelin.D.J.A,D.Robe,SindelarMeibohm.(2008)Pharmaceutica
Biotechonology.USA.INC.New York-10017.Godwin W. Fong.
11. Lam K.S.(1991).HLPC in the Pharmaceutical Indurtry.(Marcel Dekker).Madison
Avenue New York:University of North Carolina.
12. Alvarez,N. y Bague, A. (2012). Tecnología farmacéutica. Asturias: Club Universitario.
13. Aulton, M. (1988). Pharmaceutics. Livistone.
14. Muñoz G, Venegas M, Velasco M, Brahm J. Biología molecular en el diagnóstico y
seguimiento de virus hepatitis C: 15 años de experiencia. Gastr Latinoam 2008; 19:
302-00.
15. Venegas M, Villanueva RA, González K, Vera C, Girardi S, Brahm J. polimorfismos
cercanos al gen IL28B están asociados a la respuesta al tratamiento antiviral con peg
interferón y ribavirina en pacientes con hepatitis crónica por virus C. Gastr Latinoam
2010; 21: 578-9.

18