Está en la página 1de 2

HISTORIA III. DOCENTE ARQ.

MARIA ALEJANDRA CARDOZO

INTEGRANTES:

 LEIDER MORALES
 DAJHAN CORDOBA
 NICOLAS BURBANO
 SEBASTIAN MALLAMA

CATEDRAL SANTA SOFIA DE CONSTANTINOPLA

La iglesia de Santa Sofía es una de las obras cubres del arte bizantino, su significado es divina
sabiduría y está dedicada a la segunda persona de la santísima trinidad, durante casi un siglo fue el
centro espiritual del imperio. Fue construida entre los años 523 y 537dc, durante el mandato de
Justiniano en Constantinopla, la iglesia es de planta cuadra con dimensiones de 79,30m x 69,50 m,
con una gran cúpula central que pide 31 m de diámetro y 55 m de altura. La cúpula de Santa Sofía
es de tan grandiosidad que solo tiene un antecedente en el panteón de roma, tiene un gran anillo
de ventanas y está apoyada en cuatro pechinas, las cuales a su vez pesan sobre cuatro pilares que
al estar al exterior del edifico parece como si la cúpula se sostiene en el aire.

La catedral de Santa Sofía fue un desafío de ingeniera la cual al transcurso de su construcción fue
apareciendo fallas que también se fueron buscando soluciones, debido al peso de la gran
estructura Santa Sofía sufrió varias modificaciones, una de las más drásticas y por su desplome fue
el remplazo de la cúpula central que, aunque disminuía de tamaño el espacio interno y
combinándose con los espacios que las geometrías generaban.

Uno de los grandes avances de la composición espacial bizantina que consistió en cubrir mediante
una cúpula semiesférica en un espacio de planta cuadrada, consiguiendo así una sucesión de
bóvedas cubiertas con cúpulas que a su vez soportaban el peso de la gran cúpula, con esto se
consiguió que santa Sofía contara con grandes espacios sin aumentar apoyos para sostenerla, por
lo que podríamos decir que la catedral cuenta con espacios abiertos.

La intención de los arquitectos con instrucción del emperador era dejar como legado una
edificación que marcara su imperio y esta se consiguió generando un monumental espacio que
geométricamente tenía una intención de ubicar centralmente una cúpula que es el componente
jerárquico que más se destaca, y a donde se dirigen todos los conceptos de diseño y estructurales,
ese espacio generaba en las personas que entraban ahí, una sensación de grandiosidad que era
posible por las espacialidades que eran resultado de la utilización de los arcos y cúpulas sucesivas.

En cuanto a lo plástico de esta gran edificación, se tenía pensado usar grandes pilares de marlos
los cuales eran caros y difíciles de conseguir, gracias a esto se tuvo que modificar un poco la forma
del edificio lo cual lleva a sacar la conclusión de que el templo no solo debía ser un elemento
imponente por sus avances tecnológicos si no tambien debía mostrar la magnificencia del imperio
y su gran devoción hacia el cristianismos, lo cual se representa con grandes áreas cubiertas por oro
que generaban mosaicos simbólicos del cristianismos, esto por el afán de terminar la obra porque
se tenía pensado realizar cuadros detallados.
Esto cambio cuando los otomanos tomaron el templo convirtiendo en una mezquita a la cual le
agregaron grandes torres que hacían alusión al llamado que se realizaba a los creyentes
musulmanes. Estos cambios fueron una gran influencia en su tiempo para las demás mezquitas,
tanto en su construcción como en su estética la cual paso de ser netamente monumental a ser
más simbólica; tan grande fue esta influencia que construyeron una mezquita sur, muy similar a la
original.

La luz en el interior de Santa Sofía proviene de las numerosas ventanas que hay en la base de la
cúpula y que son posibles gracias al sistema de soportes que las dejan libres de peso, y de los
vanos abiertos en las exedras mayores y menores de los muros, que originalmente y en algunos
casos estaban cerrados con escaleras de colores; el techo esta todavía cubierto en gran parte con
mosaicos, los detalles estructurales quedan resaltados por cenefas vegetales y geométricas