Está en la página 1de 10

Ensayo sobre la belleza en el film “The Neon

Demon” (2016)

Ficha técnica

Estados Unidos, 2016. Título original: TheNeonDemon. Director: Nicolas Winding Refn. Guion:
Nicolas Winding Refn, Mary Laws, Polly Stenham. Fotografía: NatashaBraier. Duración: 117
minutos. Productoras: Coproducción USA-Francia-Dinamarca. Música: Cliff Martinez. Montaje:
Matthew Newman. Diseño de vestuario: ErinBenach. Diseño de producción: ElliottHostetter.
Intérpretes: Elle Fanning, KeanuReeves, Christina Hendricks, Jena Malone, Bella Heathcote,
Abbey Lee, Desmond Harrington, Charles Baker, Jamie Clayton, CodyRenee Cameron, Lucas Di
Medio, Karl Glusman, Chris Muto, Collin Lee Ellis. Presentación oficial: Festival de Cannes
2016.
Sinopsis:

La modelo de 16 años Jesse llega a la ciudad de Los Ángeles, desde un pequeño


pueblo, aspirando convertirse en una modelo exitosa. Allí se reúne con Dean un
fotógrafo novato, quien toma fotos de ella para su portfolio y con quien mantiene
encuentros y citas frecuentes. Luego de esta sesión de fotos entra en contacto con Ruby,
una maquilladora que se vincula también en los ámbitos selectos de la moda, y la
introduce en este mundo luego de una fiesta donde conoce a las modelos Gigi y Sarah.
Jesse aplica para audicionar en una importante agencia de modelos y allí es
seleccionada y despierta gran atención por poseer un “algo” que la hace diferente de
otras aspirantes. La agencia le concerta una cita con un famoso y reconocido fotógrafo
del mundo de la moda, Jack. Jesse comienza a atraer rápidamente la atención de la
industria y el comienzo de su carrera se vuelve rápidamente exitoso.
Esto despierta un gran recelo y sentimientos de envidia y competitividad por
parte de sus conocidas Ruby, Gigi y Sarah, las únicas personas con quien se vincula en
su mundo privado además del profesional.
Si bien el éxito de Jesse es creciente y rápido aún su situación económica es
precaria y por ello acepta, luego de varias situaciones invasivas y peligrosas en el motel
en el que se aloja, ir a vivir a la mansión que Ruby se encuentra cuidando.
A partir de este momento la trama da un giro trágico el cual nos adentra en una
serie de escenas y secuencias inesperadas que se analizarán a continuación.

Descripción del análisis metodológico a aplicar.

Para el análisis de la película he elegido basarme en un tipo de análisis vinculado


al propuesto por Francesco Casetti y Federico Di Chio en “Cómo analizar un film”.
Creo que es interesante un abordaje de esta orientación dado que el film
propuesto posee escenas donde podemos presenciar imágenes y diálogos de gran poder
simbólico y significativo que nos acercan muchos indicios o pistas en su representación
como claves de interpretación. Según Casetti y Di Chio estos son elementos que pueden
ser codificados y leídos en “el film como objeto de lenguaje, como lugar de
representación, como momento de narración y como unidad comunicativa: en una
palabra, del film como “texto”. Hablaremos por lo tanto…del análisis textual del film”.
(Casetti y Di Chio, 1990)
Esta metodología propone una forma de análisis que permite un acercamiento a
los elementos que componen el texto del film, a través de la descomposición de los
mismos y de la captación de cómo llegamos a comprenderlos. En “The Neon Demon”
los códigos de la transcripción y de la composición icónica y los códigos iconográficos
nos sitúan ante determinado universo y situaciones que damos por supuestos. La
descripción de estos elementos interpretativos es de interés e importancia debido a que
en su claridad descriptiva inmediata reside su engaño y es frente a este
desenmascaramiento al que podemos asistir a medida que transcurre el desarrollo de la
película.
Es interesante como el método de análisis propuesto se organiza en varios
niveles interpretativos lo que permite una organización del gran número de datos,
referencias, cuestiones simbólicas, alegóricas, icónicas que presenta en su superficie el
film. Podríamos decir que la representación se encuentra desbordada de referencias
significativas y que por ello se vuelve necesario un análisis en torno a cierta
categorización para poder acercarnos al funcionamiento de estas claves interpretativas
en el film.
En esta práctica analítica se describen dos procesos, la descripción y la
interpretación, y creo que es interesante destacar lo mencionado en cuanto a que en
ambos procedimientos se conjugan la orientación del observador con la necesidad de
reconocimiento objetivo del texto, cuestión imprescindible y de legitimación, “de
hecho, recorrer lo existente significa ya aplicarle un punto de vista: decidir detenerse
aquí y no allá, retener esto y no aquello, subdividir de un modo y no de otro…” (Casetti
y Di Chio, 1990). Me interesa esta afirmación dado que quisiera generar una
interpretación en base a un recorrido por determinadas escenas, pero sin perder cierta
objetividad en este proceso de análisis.
También Casetti y Di Chio destacan como este análisis es guiado por una
hipótesis de índole explorativa y su resultado dependerá de cómo se articulan los tres
niveles principales de la imagen fílmica: “El nivel de la puesta en escena, que nace de
una labor de setting y que se refiere a los contenidos de la imagen. El nivel de la puesta
en cuadro, que nace de la filmación fotográfica y que se refiere a la modalidad de
asunción y presentación de los contenidos y el nivel de la puesta en serie, que hunde sus
raíces en el trabajo de montaje y que se refiere a las relaciones y los nexos que cada
imagen establece con la que la precede o con la que le sigue” (Casetti y Di Chio, 1990),
el análisis de estos niveles hace posible el análisis de la representación en el cine.
Sobre estos niveles articularé el análisis del film “The Neon Demon” del director
Winding Refn y a partir de ellos me adentraré con mayor detalle en la representación
fílmica.

Análisis según los niveles representativos.

- La puesta en escena:

En un primer acercamiento los elementos que pertenecen a la categoría de


informantes se vinculan al mundo de la moda pero nuestra vinculación con este
universo está constituida por el tipo de “puerta de entrada” que nos ofrece el film. La
sesión de fotografía de la primera escena y el aspecto joven del fotógrafo nos hablan de
una sesión de fotografía amateur que quedará luego confirmada por el diálogo que
establece la maquilladora con Jesse, donde ella le pregunta si es una modelo. Aquí
tenemos el primer acercamiento de que la protagonista es una inexperta en el mundo de
la moda de Los Ángeles lo cual queda confirmado cuando ella comenta que se aloja en
un motel en Pasadena, una ciudad del suburbio de Los Ángeles, lo cual nos adentra en
la situación económica precaria del personaje principal y evidencia que se trata de una
joven, ingenua y desprotegida.
En cuanto a los indicios podemos situar el sonido, el cual genera una atmosfera
inquietante, de extrañeza desde la primera escena, donde actúa como presagio de lo que
ocurrirá posteriormente. En esta primera escena otro indicio está constituido por cómo
luego de varias tomas la imagen de Jesse desaparece como si los flashes la hubiesen
consumido, y esto es solo visto por el fotógrafo, quien retira la cámara para ver el set de
fotografía vacío. Este es un indicio del trágico final de Jesse.
En la segunda escena tenemos otro indicio, allí en los primeros segundos vemos
a Jesse frente a un espejo pero no la vemos reflejada lo que es un indicio de que ella no
sabe aún quién es, y que llegará a saberlo siguiendo el camino que le indicará Ruby.
Este despliegue de indicios se continúa hacia la mitad del film. Estos indicios se
encuentran contextualizados en situaciones estereotipadas y predecibles que lo que
genera en nosotros es que los ignoremos y que tan solo reconozcamos su carácter de
indicio a medida que el film va progresando.
Uno de los indicios claves aparece en el diálogo que Jesse mantiene con Ruby,
Gigi y Sarah cuando acepta asistir a una fiesta con ellas. Esta conversación es
predecible, insustancial y ahonda en estereotipos del mundo superficial de la moda. Allí
Ruby le pregunta a Jesse si “es comida o sexo” (“Are you food or sex?”) refiriéndose a
la preferencia por los nombres de labiales. Pero esta pregunta en su contexto (el cual
hace referencia a los nombres de los labiales) nos aleja de entenderla en su literalidad y
solo podemos leerla como un indicio en torno al cual se articula la trama a medida que
avanza el film y podemos ver cómo las situaciones se articulan en relación al sexo y
luego al canibalismo.
Además la contraposición con la escena siguiente, que trata del show que se
ofrece en la fiesta, nos lleva hacia una abstracción, el espacio físico se diluye y el
cuerpo del protagonista del show se ofrece en su literalidad completa como sexo o
comida. Como fuente de bacanal o como banquete. Otro indicio del destino del cuerpo
de Jesse.

- Temas y motivos.

- Temas:

La unidad de contenido temática gira en torno a la belleza, la frivolidad y la


necesidad de reconocimiento, la competitividad sin límites, que se presenta en el
universo de la moda y que a nivel general puede leerse en el universo del sistema
capitalista contemporáneo. Otro tema es la llegada de un extranjero a una gran ciudad
en busca de éxito y cómo en ese proceso el personaje experimenta extrañeza frente a lo
desconocido y supera las distintas pruebas que se le presentan en pos de alcanzar su
objetivo. Otro tema es el canibalismo como ritual y medio para adquirir las cualidades
deseadas de otra persona.
Estos temas se apoyan en el espíritu ingenuo y puro de Jesse el cual se ve
corrompido por fuerzas externas, en este caso el demonio de neón que es Hollywood,
que es también el mundo de las apariencias y del espectáculo.
Esta corrupción lleva a Jesse por un camino de autoconocimiento que se
manifiesta en la escena de la piscina (1: 32: 15) como mímesis, es decir ella es
consciente en ese momento de que encarna una belleza ideal y luego como catarsis en la
posterior persecución. En el diálogo que Jesse mantiene con Ruby frente a la piscina
vacía, parada al borde del trampolín ella le dice que “es peligrosa, porque sabe como
luce” y que “las mujeres matarían por lucir como ella”, pero solo lograrían ser como
“una segunda versión de ella”.

- Motivos:

Un motivo recurrente es el reflejo. El reflejo de los personajes en los espejos, el


reflejo inexistente en la piscina vacía (1: 32: 15) y en la piscina desbordada de agua en
la escena de la última sesión de fotografías (1: 45: 32).
La ausencia del reflejo es un síntoma de que los personajes ya son poseedores de
la belleza ideal por lo tanto no es necesaria su representación en un reflejo. Por ejemplo
la ausencia de reflejo en la piscina vacía, nos habla de que ya no hay necesidad de
devolución de la imagen, porque Jesse es consciente de la gracia y belleza que encarna.
También en la escena de la última sesión de fotografía, vemos la piscina desbordada de
agua, la cual separa al fotógrafo de sus modelos. Tampoco hay reflejos, porque ahora es
Sarah quien es poseedora de la gracia de Jesse y el desborde del agua se traslada al
malestar de Gigi, la cual debe disculparse de la sesión, para vomitar el ojo de Jesse.
A su vez el motivo del reflejo se vuelve concepto en los comentarios y opiniones
sobre el físico de Jesse en la escena del baño (0: 10: 21), el reflejo es la opinión de los
demás y la necesidad de aprobación.
Otro motivo es la belleza clásica como ideal manifestado en la escultura,
presente en las imágenes donde la protagonista adquiere una solemnidad, soberbia y
serenidad que se asemeja a una escultura griega clásica como por ejemplo cuando se
encuentra al borde del trampolín en la piscina vacía.
También otra referencia a este motivo es la escultura neoclásica de “Diana la
Cazadora” de Jean Antoine Houdon (1793) (1:25:16) que nos advierte de la escena
persecución que vamos a presentar. Esta estatuilla de Diana no lleva una flecha, sólo el
arco, clave que nos indica que la caza y persecución de la presa se consumará sin armas,
en este caso con el empujón de Ruby para que Jesse caiga en la piscina vacía.
Un primer acercamiento a este ideal escultórico como motivo, se nos muestra
por primera vez al comienzo del film en la escena del baño (0: 8: 40), pero solo a través
de la camisa que viste Jesse, la cual posee una textura de símil mármol así como
parecen serlo las paredes de la habitación. Es un primer indicio que ignoramos y
subestimamos por lo superficial de su contexto.
Esto es una muestra de que Jesse aún no lleva en sí la conciencia de poseer la
belleza especial que la define, al momento para ella su belleza es solo representación,
dado que le es recordada, le es representada, gracias a los comentarios y observaciones
de Ruby, Gigi y Sarah en el diálogo mantenido en el baño (0: 8: 40). La mímesis de su
belleza se produce por tanto en la escena del trampolín (1: 32: 15) y se nos manifiesta
al mostrarnos a Jesse con la serenidad y perfección y ethos de una escultura griega
clásica, cuyo pedestal es un trampolín que la sostiene precariamente.
La aparición del ojo de Jesse hacia el final del film (1: 48: 56) nos habla del
motivo de la mirada, el mundo de las apariencias, lo que parece ser de un modo en un
nivel superficial y lo que en verdad se encuentra oculto detrás de ese mundo que es
apariencia, pura representación que percibimos como mímesis.
Las imágenes abstractas compuestas en neón constituyen otro motivo recurrente.
Estas se asemejan a un Ruby, el cual también es el nombre de la maquilladora.

- La puesta en cuadro:

La modalidad de la puesta en cuadro es dependiente de los contenidos. Solo a


excepción de algunas intervenciones como por ejemplo en la escena del desfile (1: 00:
45) donde la escena alcanza tal grado de abstracción al punto que “…la imagen
subrayará el acto de asunción de los contenidos…” (Casetti y Di Chio, 1990). Esto
también sucede entre la contraposición de planos blancos y negros de la sesión de
fotografía (35:55) y en el show que se ofrece en la fiesta al comienzo de la película
(13:35).
La modalidad de los contenidos se presenta como estable, es decir que “…la
presentación de los contenidos se define de una vez por todas y luego se mantiene
constantemente…” (Casetti y Di Chio, 1990).

- La puesta en serie es compacta, fluida y homogénea, el universo se nos


presenta como compacto y reconocible.

- El espacio cinematográfico.

El espacio fílmico se organiza y está presente en el interior de los bordes del


cuadro, por otro lado el sonido, es decir la música electrónica, se nos presenta como
fuera del cuadro, (off), no podemos ver su fuente y aporta una atmosfera de extrañeza
en determinadas secuencias. Por lo tanto desempeña un papel importante en las escenas
en generarnos la sospecha de que lo que vemos y que se nos muestra como reconocible
o confiable, puede no serlo.El espacio es también conexo y unitario, se trata de un
espacio orgánico.
En relación al movimiento el espacio es dinámico descriptivo en términos
generales, es decir que los movimientos de la cámara se encuentran en relación al de los
personajes y se encarga de representar sus movimientos. En algunas escenas el espacio
se vuelve dinámico expresivo como cuando algunos personajes se nos muestran en el
reflejo de un espejo (0: 10:44), también en la escena del motel(0:20:11) donde la cámara
ingresa en la escena a través del reflejo del espejo, se acerca hasta el personaje hasta que
los bordes del espejo quedan fuera de campo y siguiendo este movimiento pasa al
siguiente plano protagonizado por el rostro de Dean. También durante la escena de la
entrevista para la agencia de modas, la cámara encuadra una imagen imprevista que es
el del reflejo en la mesa de la imagen de Jesse (0: 17:22).

- Colocación y devenir.
El tiempo transcurre en un devenir como un progreso o flujo y el tiempo
histórico presentado es actual. El tiempo es lineal vectorial progresivo, sigue un orden
que es continuo y homogéneo. La duración es anormal dado que la extensión temporal
no coincide con la representación de la duración “supuestamente real” de los
acontecimientos. El tiempo se encuentra contraído por recapitulación ordinaria y
podemos detectar la existencia de elipsis, por ejemplo en la escena de la piscina (1: 36:
53 - 1: 37: 10) donde, luego de la visión borrosa de Jesse donde se nos muestra a Ruby
acercándose junto a Sarah y Gigi, pasamos directamente al primer plano de Ruby en la
bañera ensangrentada. Se nos omite en el relato la acción de canibalismo sobre el
cuerpo de Jesse. Por otra parte la frecuencia de los acontecimientos es simple.

Para cerrar este análisis podemos decir que la representación en el film se


presenta como una analogía construida ya que “si se sitúa con una cierta distancia
respecto de la realidad, es solo para volver finalmente a ella…para construir un sentido
de la realidad y para dar lugar a otra realidad”(Casetti y Di Chio, 1990).
Conclusiones.

El método de análisis propuesto por Casetti y Di Chio me permitió adentrarme en la


trama espesa de elementos simbólicos y claves que presenta la película “The Neon Demon”.
La posibilidad de organización de estos elementos propuestos por este método dio lugar a
un análisis de mayor exhaustividad el cual fue una guía para desenmascarar el primer nivel
de interpretación propuesto por el film. Gracias a ello se hizo evidente como el
funcionamiento de los elementos de la puesta en cuadro y puesta en serie y de los elementos
de la puesta en escena se articulaban y estaban organizados.

En relación a ello podemos afirmar que los elementos de la puesta en cuadro y de la


puesta en serie apuntan a un lenguaje de representación claro, que nos resulta familiar y
comprensible. Por otra parte los elementos de la puesta en escena, sus temas y motivos,
poseen un bagaje interpretativo de mayor complejidad el cual pasa desapercibido en un
primer acercamiento gracias a la familiaridad los procesos de representación.

Solo podemos señalar algunas escenas que nos llevan a una situación de extrañeza,
que son aquellas que alcanzan la abstracción al punto de que la imagen asume su carácter
representativo para luego devolvernos al mundo real que nos propone el film. Estas
situaciones son las que se nos presentan como indicios de que existen determinadas fuerzas
oscuras que se esconden detrás de este mundo de neón y luces.

El proceso descriptivo que el método propone se vuelve un ejercicio orientado a


detectar aquellas claves de interpretación e indicios que permiten adentrarnos en el film. La
puesta en relación de los temas y motivos con el análisis del modo en que son mostrados los
elementos, movilizan las relaciones sobre las que se articulan los niveles de la imagen
fílmica para construir un “sentido de la realidad” y dar lugar a la creación e ilusión de que
este sistema de representación es un mundo en sí mismo.
Bibliografía.

CASETTI, Francesco y DI CHIO, Federico (1990) Cómo analizar un film.


Barcelona, Paidós.

También podría gustarte